jueves, 29 de julio de 2021

ACTUALIZACIÓN DE EL REPUBLICANO LIBERAL II: DIARIO DE OPINIÓN, http://elrepublicanoliberalii.blogspot.com JUEVES 29/07/2021

 





SOLEDAD MORILLO BELLOSO: EL BARRANCO INFINITO

Supongamos que de aquí a unos meses logramos salir de esta pandemia, tarde, pero lo logramos. Será entonces tiempo de enfrentarnos con la cruda realidad.

El nuevo presidente de Fedecámaras, paisano, se estrena. Pasados los momentos de recibir las palmadas en el hombro, y luego de quedarse a solas, imagino que le llegó el momento de angustia. Porque por mucho entusiasmo que sienta, sabe él que el panorama no es nada auspicioso, ni para el empresariado ni para el país. 

Es rigurosamente cierto que el régimen puede hacer cosas para destrabar el juego. Para empezar, puede tomar decisiones menos ideológicas. Hablamos de derribar barreras que el mismo régimen creo y que hoy son su peor enemigo. Claro, muchos en su propio círculo de asesores le advierten que tenga cuidado con cambiar el discurso y la narrativa, pues al hacerlo puede empezar a parecerse a la oposición. Eso no es cierto. 

Vietnam. Luego de una guerra horrorosa, el régimen impuso su ideología. Así fue durante años. Hasta que llegó el momento de entender que así no se lograba nada. Y si bien no renunciaron en ese régimen al diseño político, pues rediseñaron el modelo económico. Hoy Vietnam no es ni parecido a lo que era en tiempos de la posguerra. Y seguramente de aquí a unos años, habrá además una reforma política que permita algo que se parezca más a un sistema democrático que a ese absolutismo de un partido que todavía priva. 

No sabemos qué es primero, si el huevo o la gallina. No voy a decir que Maduro es capaz de conducir el viraje que necesita dar Venezuela. De veras que me parece que le falta lo elemental: conocimientos, destrezas y liderazgo. Pero me pregunto cómo acortar el camino de la reforma que obviamente necesitamos. Si me fijo en los que hablan de esperar un revocatorio o las elecciones presidenciales en la fecha que "tocarían", bueno, entonces tengo que apuntar que de aquí a allá el deterioro del país va a ser mucho peor que el que padecemos. 

Bien. Entonces hay que, o acortar los lapsos, o, lograr que las reformas económicas que son urgentes se produzcan antes que los cambios políticos. 

Maduro no quiere soltar el coroto. Puede ser que los acontecimientos le pinten un escenario muy complicado. No son dos conchas de ajo lo que puede ocurrir en la CPI. Y nadie me va a convencer que en Miraflores y Fuerte Tiuna no están angustiados. Lo están. Pero también saben que eso, un posible proceso en esa instancia judicial, tomará tiempo. No es la escena de una película, es una película larga y de muy compleja producción, con muchos actores.

Bien. ¿Qué hacemos? ¿Nos encerramos en nuestras casas y nos plantamos? Si hacemos eso, pues morimos. De mengua. 

Las elecciones del 21N me dan grima. Son un pichaque. Y no hay un solo candidato que me mueva el piso. Para completar el tedio, el CNE anuncia que habría penalización con cárcel para aquellos ciudadanos que incumplan su "deber" de actuar como miembros de mesa, en caso de haber sido seleccionados para tal función. La torpeza de ese anuncio no hay cómo adjetivarla. Han sumado así una razón más al portafolio de razones para no votar. Porque a juro, nada. Ni votar ni ser miembro de mesa.

Sin embargo, aún sin haber tomado una decisión en firme, es probable que yo el 21N vote. Y espero que de aquí a ese día algo inspire a las organizaciones y los candidatos para que digan algo mínimamente interesante y espero, también, que el CNE deje de hacer amenazas estúpidas y los rectores tengan un discurso menos cursi y relamido.

No sé si habrá negociación en México. Espero que sí. Y espero que esas conversaciones no se vuelvan un torneo de quién grita más o  quién construye la declaración más escatológica. Es bueno que los que están en el poder en el régimen y los que están en posiciones de liderazgo en la oposición (en los varios pedazos que hay) sepan y entiendan que están todavía a tiempo. Que si el país se termina de hundir, pues los arrastrará al hueco. Y ese hueco es un barranco infinito.

Soledad Morillo Belloso
soledadmorillobelloso@gmail.com
@solmorillob 
Venezuela  

CARLOS BLANCO: PROYECTO POLÍTICO EN EL GREMIO EMPRESARIAL

1.- La reunión de Fedecámaras tuvo especial impacto por las aristas políticas que adquirió. La presencia de la representante del régimen pareció la causa del escándalo; pero, si se le ve bien, es apenas la consecuencia de una visión que la cúpula empresarial ha adoptado en los tiempos recientes. Delcy Rodríguez no llegó allí porque la invitaron y ¡oh, sorpresa!, aceptó la invitación. No, llegó allí como parte de un viraje político de la cúpula empresarial que tiene su expresión más acabada en el discurso del saliente presidente, Ricardo Cussano.

2.- El ahora expresidente sostuvo que “debemos asumir un compromiso con el país, sin importar el ataque de los radicales, o si la comunidad internacional no entiende lo que está sucediendo”; también que “tenemos que rescatar el voto como la única vía de solución de diferencias”. Además de una defensa del “diálogo” con el régimen para resolver los problemas. Esta es la agenda de la directiva gremial y, curiosamente, la del régimen también. Como se sabe, “los radicales” es la designación-código para etiquetar a los que procuran el cambio de régimen o lo que se llamó en tiempos idos “el cese de la usurpación”. Se plantea así, sin más, el reconocimiento de Maduro como presidente por parte de la cúpula empresarial, que es la condición que este pone para sentarse a hablar. Concedido.

3.- Argumentan los doctrinarios de esa cúpula que quien levanta el teléfono en Miraflores es Maduro y que ese hecho no se puede desconocer. Aquí introducen una falacia: sí, Maduro está en Miraflores y una cosa es reconocer un hecho de fuerza –Pérez Jiménez y Hitler por unos años respondían también el teléfono– y otra es otorgarle legitimidad. Argumentan que hablan con ellos para relanzar la economía, pero, ¿dónde quedan las miles de empresas cerradas, confiscadas, expropiadas, arruinadas? ¿Dónde está la defensa de los medios de comunicación –empresas también– como Radio Caracas Televisión y El Nacional, los portales censurados para poner solo algunos ejemplos? ¿Dónde queda el compromiso por la libertad, en general, la de los presos, la de los exiliados, la de los arruinados?

4. A veces dicen que lo suyo es la economía, que la política se la dejan a los partidos. Argumento falaz como pocos porque Fedecámaras ha sido un actor político, como le corresponde, desde siempre, porque ha formado parte de la estructura de poder de la sociedad. Ha sido actor político cuando ha asumido la representación de empresariado y ha sido actor político cuando ha confiscado esa representación para defender los intereses parciales de su cúpula; en todos los caso ha sido un actor político. Fue parte de “los radicales” al lado de la CTV y la Iglesia; ahora es parte de la cohabitación.

5.- Por otro lado, en presencia de un personero del régimen, desestimar el compromiso de la comunidad internacional con el rescate de la democracia en el país, es música celestial para los que atienden el teléfono en Miraflores. Si la cúpula empresarial estima que la comunidad internacional no entiende lo que está sucediendo, lo que hace es desechar en una frase lo que ha costado tanto construir y que ha significado muertos, torturados, enjuiciados, exiliados, aprisionados, y perseguidos. Ha sido con su sacrificio que los gobiernos y partidos de muchos países han vuelto sus ojos hacia Venezuela y se han sumado a la causa de la libertad de los venezolanos.

6.- La polvareda levantada llevó a algunos ilusos a afirmar que, bueno, menos mal, Fedecámaras es noticia nacional. La verdad es que el grueso de la opinión pública reaccionó en contra. El nuevo presidente del gremio, Carlos Fernández, hizo un discurso interesante porque intentó rectificar –dada la presión pública de “los radicales”– el mensaje de su predecesor al plantear temas como la vuelta a la democracia. Lo hizo con una arrogancia que no le conocía y con la condescendencia de quien sabe la verdad y se lamenta que los ignorantes no la alcancen con facilidad. Como dice Álvaro Benavides, un buen discurso para una Venezuela que no existe.

7.- Sin embargo, el nuevo presidente de la cúpula empresarial hizo un planteamiento falaz: dialogamos porque no tenemos otra opción; algo así como la muletilla del extinto José Vicente Rangel: “o nos entendemos o nos matamos”. Falacia que supone que la única alternativa a no entendernos es matarnos; traducido en lenguaje actual: o dialogamos o nos matamos. El problema es el diálogo para qué, quién dialoga y cuál es la agenda. ¿Está la libertad y la democracia en la agenda? ¿Cómo se dialoga con un régimen criminal si no hay fuerza y sin procurar construirla? Por cierto, para eso, para tener una porción de esa fuerza sirve también la despreciada comunidad internacional.

8.- Hay diálogos de diálogos. ¿Está ese diálogo encaminado a la liberación de Venezuela o a la articulación ventajosa con el régimen? Se dirá: nuestra responsabilidad es defender a los agremiados, “no hacer política”; muy bien, ¿y cómo se defienden los agremiados si no se defiende la libertad, la propiedad privada y el estado de derecho? ¿Cómo se defiende a los agremiados frente a un régimen que los aplasta?

9.- Hay un tema esencial en todo esto. La representación del empresariado es para defender al sector en su conjunto y lo fundamental, irrenunciable, lo que toca la esencia del ser del empresario es la libertad, el derecho a la propiedad y la vigencia de la institucionalidad, no para defender los intereses parciales de algunos empresarios, su proyecto político de poder o el acomodo circunstancial con el régimen. Este es el asunto y no otro.

Carlos Blanco
carlos.blanco@comcast.net
@carlosblancog
Venezuela – Estados Unidos

CÉSAR RAMOS PARRA: LAS OPCIONES INDEPENDIENTES SON PARA GARANTIZAR TRIUNFOS Y GOBERNABILIDAD CON INCLUSIÓN.

Los supuestos acuerdos del llamado G4, según los cuales, han sido  seleccionados los candidatos opositores del Frente Amplio, en un nuevo reparto del poder, al venidero proceso de noviembre, cierra la posibilidad a las opciones independientes. De concretarse esa conducta, una vez más se actuaría de espaldas a la mayoría que aspiramos un cambio radical en la conducción del país y advierto que, de ser cierta, carecería de eficacia para motivar al 80% de la población que expresa reservas sobre el desempeño de sus líderes políticos.

Decidí aceptar la invitación  que me hicieran algunos líderes de la sociedad civil, en el entendido que las opciones opositoras serían seleccionadas en procesos transparentes, preferiblemente por consenso y como manera de afianzar la unidad, por la ausencia de una conducta estratégica única y donde subyace una gran fortaleza, al ser los independientes la inmensa mayoría nacional que aspiramos un nuevo rumbo y donde se ha expresado su espíritu combativo, elevada resiliencia y voluntad pacífica y  libertaria.

Les advertí que las individualidades independientes, estamos limitadas para competir con las maquinarias de los partidos, si no privan otros criterios donde se antepongan los intereses de las mayoria a los intereses partidistas. No sólo los dirigentes de partidos poseen condiciones políticas  para liderar los destinos públicos. Menos hoy, cuando adicionalmente se requieren líderes que posean formación gerencial, honestidad y capacidad, para la construcción de soluciones a la problemática compleja que a todos nos afecta. En la reconstrucción del país y particularmente del Zulia, tenemos que participar todos; no sólo el sector político; también los académicos, profesionales,  empresarios, trabajadores, gremios y todas las organizaciones de la sociedad civil. No se trata simplemente de derrotar al régimen. Es más importante y necesaria la reconstrucción nacional. El sector político, de gran importancia para la recuperación de la democracia, no puede abrogarse para su exclusividad, el manejo de nuestro destino. Es necesario abolir el paradigma de la partidocracia, tan perjudicial en los últimos años y cuyas desviaciones han sido las causantes fundamentales del caos y la tragedia que vivimos. Tenemos más de veinticinco años de pésima praxis política, agravada dramáticamente, en los últimos años. Por éso, los independientes, queremos participar y asumir liderazgo en la construcción y ejecución de las soluciones, dejando de ser simples observadores y pasar a ser actores.

El dinero no puede ser el condicionante del accionar político. En las decisiones políticas de hoy deben privar otros criterios. Sabemos que el régimen ha usado sistemáticamente los recursos de todos, de manera obcena para comprar la voluntad de los más humildes, a lo cual debemos anteponer criterios éticos para lograr nuestro fines. La Política no es una empresa ni una inversión económica, para quien la ejerce. Es un servicio, es un apostolado al servicio del Bien Común, de la Justicia Social y el bienestar personal. En ella entran en juego EL DESTINO DE TODOS; por éllo, no se le puede dejar su manejo, a la discresionalidad de cualquiera. Ya hemos visto lo que nos ha ocurrido. La contraloria social permanente, ha de ser un derecho efectivo de todos.

Sería un terrible pecado y un irrespeto al pueblo, el uso de recursos en campañas electorales y en demagogia politiquera cuando el pueblo se muere de hambre. Debemos actuar con absoluta austeridad y nadie invertirá dinero en ostentosa maquinaria y campaña política, sin que esos recursos sean de dudosa procedencia o sin la manifiesta intencionalidad de recuperarlos de las arcas públicas, tan arruinadas hoy, producto de la corrupción que todos conocemos. El Poder es para servir y más aún en esta tragedia que nos ha tocado vivir a todos. Para recuperar el país es imprescindible cambiar la vieja forma de hacer política y refundar las organizaciones sobre valores y principios, como forma de recuperar la moralidad y meritocracia en la administración pública; de lo contrario, el país continuará su descalabro con otros actores.

El Frente Amplio debe decidir la forma de seleccionar sus opciones para enfrentarlas al régimen. Es imprescindible reconstruir la unidad opositora. Sólo aquellas opciones surgidas con amplio respaldo, producto de su calificación y méritos para ejercer el gobierno con legitimidad y transparencia, grarantizarán el despertar de la confianza y entusiasmo del pueblo para participar en los procesos electorales, defender sus votos en las mesas y garantizar el éxito de un proceso electoral expresivo de su voluntad,  orientado a sustituir este régimen perverso por un auténtico gobierno que rescate la normalidad  y recupere nuestra libertad.

Es ostensible la desconfianza en los líderes y procesos electorales por parte de la población, lo cual desmotiva al ejercicio del voto. Más aún, si lo que se le ofrece es el reciclaje de líderes del pasado que ya cumplieron su ciclo histórico en la política y que sólo se justificarían, en ausencia de otros actores que puedan cumplir ese rol.

Se impone un nuevo modelo de hacer Política para que Venezuela y el Zulia, se orienten hacia un destino mejor, el cual alcanzaremos con la única ayuda imprescindible: la del SEÑOR!!!

LUZ para todos....

Cesar Ramos Parra
@con_cesarramos
Profesor Universitario.
Candidato Idependinte a la Gobernacion del Zulia por el Movimiento Republicano MR

LEANDRO AREA PEREIRA: EL CULTO NARCISISTA DEL “NOSOTROS”

Mientras el mundo ha ido cambiando de paradigmas conflictivos, de la lucha de clases a la guerra entre civilizaciones y así hasta la problemática actual sobre los géneros, por ejemplo, qué no habremos ensayado los venezolanos desde la Independencia hasta el presente. 

Hiperquinéticos y nebulosos como somos, militares, curas y civiles, con todas sus variantes y productos posibles, hemos insistido en la ambición de inventarnos un “nosotros”, resbaladizo pronombre personal de nuestras cuitas, con el cual concedernos identidad y sentido en común. En ese fangoso dilema, propio de adolescentes, del cual los historiadores y más dan cuenta reiterada, divagamos sostenidamente, hoy también; es el laberinto interminable que la realidad impone que es tan solo uno de los rostros de nuestra crisis de identidad. 

No existe acta, himno, declaración, exhortación pública, comunicado, bandería, invitación al voto, que no se apoye en una supuesta legitimidad de origen asentada en el plural representativo y que no se adjudique a su vez presumida validación sostenida en un fantasma: las grandes mayorías, los abajo firmantes, la ilusión traumática por el plural; el culto narcisista del elusivo por inexistente y cuántas veces más “nosotros”. 

El culto por la figura de Bolívar, por ejemplo, el héroe, ese caudillo originario convertido en filosofía criolla, que tantas veces por criticado de narcisista y ególatra no se hace más que invocarlo, reiterarlo e implorarlo como mito, se acompaña y complementa en fingida contradicción con otro culto ahora por lo plural, el pueblo por ejemplo, que trata de convertirse con relativo éxito en un nuevo mesías; lo propio de las partes trasladado al común y rasante denominador por debajo de la vieja letanía libertaria e igualitaria y fatalmente simplificadora. ¿Fatalmente? 

Y esa construcción del particular “nosotros” como sinónimo de todos, requiere para existir de una debilidad que le dé oxígeno y justificación, territorio, que no es otra que la de una crisis política existencial como expresión de un expediente íntimo colectivo que adjudica o atribuye los males propios defensivamente siempre a otros, presentes o ausentes, sean estos los vecinos, el imperio, la burguesía apátrida, los traidores internos y demás, entre ellos el pasado.

Sobre ese colchón de complejos antes apuntado se momifican las justificaciones, los prejuicios, los miedos, el poder; se valida la construcción social de una identidad interrumpida o postergada por culpa de otros, por lo que no hemos podido llegar a ser por nuestros propios medios lo que íbamos a ser. 

Pretextos, dictaduras, siempre pretextos. Así, y pienso que Venezuela no sea caso único, subsiste la plañidera obsesión por el plural, el mito de la conciencia de lo colectivo, a menos que se evoque la figura almidonada e idolatrada del héroe salvador ausente, que no sería más, así lo venden, que la encarnación del ente, del alma colectiva: los padres civiles y militares de la patria. 

La Venezuela de hoy, que es la de siempre, repartida como en la colonia entre majestades, militares, curas y civiles, no ha alcanzado la madurez suficiente, necesaria y requerida, para construir con arrojo y sentido de siembra histórica un país durable, estable, civil-civilizado y próspero de y para todos .

 "Pasajeros en tránsito” pudiera definirnos. Buscadores de minas, de dioses, de héroes sustitutos, de coraje también. Este discurso tantas veces reiterado vale la pena recordarlo no como reiteración de una visión trágica de lo que hemos sido y vamos a seguir siendo cual interminable gerundio, sino para que nos permita ver en adelante lo que podemos hacer y sin miedo con nuestra responsabilidad individual intransferible, que cada quien posee como tesoro heredado y propio. 

Leandro Area Pereira
leandro.area@gmail.com
@leandroarea
Venezuela

OMAR ÁVILA: RECONCILIARNOS ES UN DEBER

De acuerdo a los últimos sondeos de opinión, pero que además lo ratificamos a diario en los recorridos que realizamos por las distintas comunidades de nuestra Venezuela, al menos 7 de cada 10 venezolanos no se siente identificada, ni mucho menos representada por los extremos que nos han mantenido estancados con excusa, relatando las desgracias que la mayoría conocemos, simplemente porque las padecemos.

Desde Unidad Visión Venezuela tenemos claro que la política es para servir, por ello llevamos adelante nuestro programa social #VisionSolidaria no solo en época electoral, como ahora vemos en muchos personajes que aspiran ser candidatos.

Igualmente tenemos claro que la principal labor de los políticos es encontrar soluciones, por ello no dejamos de plantear -en todos y cada uno de los ámbitos- propuestas viables que le den mejor calidad de vida a nuestra gente. Por ello, saludamos con entusiasmo la presencia de la Vicepresidenta Ejecutiva en la Asamblea de Fedecamaras, y hacemos votos porque ese camino de la reconciliación cuaje, por el bien de la Nación, y por ende de todos los venezolanos. La mayoría de los ciudadanos queremos comenzar a verle el queso a la tostada.

No tenemos la menor duda que la reconciliación es posible, necesaria e imprescindible para la viabilidad del país, de la política y de la economía nacional. Esto no significa aceptación, resignación, claudicación, ni mucho menos “cohabitación” como lo ha querido hacer ver un sector que adversa todo, sin proponer algo.

Demás está decir que esa apuesta a una sana relación, que jamás debió dejar de existir, no es solo con el sector empresarial, es el deber ser con todos y cada uno de los gremios.

Nos alegra que cada día sean más los que retoman la ruta electoral, sin embargo debemos tener claro que queda mucho camino por recorrer, que incluye -entre otras cosas- el reconocimiento de todos los factores. Salir de ese esquema de “verdadera oposición”, de “legítimos”, de hablar de “unidad” pero alrededor de mí, porque con soberbia y terquedad solo se profundiza la división, en la que el gobierno termina siendo el único favorecido.

Entendemos que todas y cada una de las aspiraciones son legítimas, pero hay que entender que para la mayoría de los que quieren ser gobernadores, alcaldes o simplemente llegar a formar parte de los cuerpos deliberantes, no es su momento; no se trata de ser candidato, sino de llegar al poder, recuperar la mayor cantidad de espacios para ponerlos al servicio de la gente, comenzar a organizarnos para lograr salir victorioso en las presidenciales del 2024, o dependiendo del resultado incluso podamos solicitar el próximo 5E el referendo revocatorio que nos permita salir de Nicolás Maduro de manera pacífica, constitucional y democrática.

Para finalizar quiero hacer un llamado serio a la reflexión, porque más allá de los que se niegan a reconocer sus errores, a rectificar en público de manera responsable o a los que son tan simplistas que sólo afirman que “siempre han tenido la razón”, lo que deben preguntarse es por qué no han podido convencer a la mayoría de la gente a que los acompañe. Lo cierto es que el gobierno necesita empresarios produciendo y creando empleos para ir mejorando la situación económica del país.

Omar A. Ávila H.
dip.omaravila4@gmail.com
@OmarAvilaVzla
Diputado a la Asamblea Nacional
Teléfonos: 04125999733 // 04166065484
@OmarAvilaVzla

NOEL ÁLVAREZ: WIN-WIN

Tal como anuncié en mi anterior artículo, hoy concluyo los comentarios sobre el Breviario de campaña electoral, pequeño manual que tuvo su origen en una carta que le dirigió Quinto Tulio Cicerón a su hermano mayor, Marco Tulio, quien en el año 64 a.C presentaba su candidatura al Consulado Romano. Entre las tantas recomendaciones que aparecen en el texto, solo voy a mencionar algunas, tomadas aleatoriamente.

Quinto Tulio le señalaba a su hermano que debía tener especial cuidado con las apariencias, las cuales, según él, siempre debían estar por encima de lo real, ya que, la fugacidad de una campaña electoral obliga al candidato a cuidar milimétricamente sus apariciones en público y, en especial, a mimar su oratoria: “Por mucha fuerza que tengan por sí mismas las cualidades naturales del hombre, en un asunto de tan pocos meses, las apariencias pueden incluso superar esas cualidades. Tendrás que presentarte siempre tan bien preparado para hablar como si en cada una de las causas se fuera a someter a juicio todo tu talento”, señalaba Quinto Tulio.

“De igual manera, querido hermano, debes cuidar del núcleo interno y de tus amigos”. Quinto explicó así a su hermano mayor el “win-win”, “ganar-ganar” que supone la relación entre un candidato y sus colaboradores más cercanos. Es una estrategia de marketing muy recomendable y beneficiosa a todos los efectos y un ideal a buscar, aunque no en todos los casos es posible. Quinto Tulio dijo a su hermano: “Procura que aquellos que te deben algo se den cuenta de que no van a tener más oportunidad que ésta para demostrarte su agradecimiento. Cuentas con muchas personas, haz que conozcan la importancia que les das. Cuando eres candidato, la palabra ‘amigo’ tiene un significado mucho más amplio que en tu vida corriente. Sin embargo, cuanto más íntimo es un amigo, cuesta mucho más esfuerzo conseguir que te aprecie y que desee que alcances el mayor prestigio posible”.

Parece que ya Quinto avizoraba la presencia de algunos personajes, muy comunes en nuestros tiempos, en razón de ello, le advirtió a su hermano: “Cuidado con los apoyos inesperados, ‘serpientes y opositores aliados al Emperador’. Ellos son expertos en dividir y cobrar con la cara de Julio César (hoy sería con verdes). “El agradecimiento puede venir de aquellos que te deben algo y también de aquellos a los que les pueda interesar debértelo”, y concretó - “los apoyos siempre se dan por tres razones: Beneficios, expectativas o simpatía sincera”, aunque ésta última es la menos frecuente. En política no hay duros, todos se doblan cuando ven la cara del Emperador. Por lo tanto, Marco Tulio, no hay individuo imposible de convencer”.

Quinto recomendó a su hermano no dar a ningún votante por perdido. Para conseguir la aceptación de los más contrarios, le aconsejó colocarse cerca del poder: “No existe nadie de quien no puedas lograr apoyo. Si te ganas la amistad de los hombres más importantes, podrás contar fácilmente con la del resto. En especial hermano, no olvides los indecisos. Una vez que convences a un indeciso, pensaba Quinto, éste peleará mucho más por tu causa que cualquier otro. Si consigues que deseen apoyarte los que están indecisos, éstos te apoyarán mucho”. También Quinto le aconsejaba a su
hermano, la especial importancia que cobra la gente joven en una campaña electoral: “Alimenta la esperanza de los más jóvenes. Su edad los empuja fácilmente a la amistad. Es extraordinariamente grande y digno de admiración el celo que ponen estos muchachos a la hora de buscar votos, de salir al encuentro de las gentes, de propagar las noticias y de acompañar al candidato”.

“Es necesario Marco Tulio que te hagas acompañar de la multitud y el séquito. De la afluencia del séquito se podrán deducir los medios y apoyos con los que vas a contar. Considero muy necesario y conveniente que vayas siempre rodeado de una gran multitud”. En un mundo lleno de “engaños, traiciones y perfidia - decía Quinto - existen tres clases de enemigos: “Los que se han visto perjudicados por ti, los que sin motivo alguno no te aprecian y los amigos de tus competidores”.
¿Cómo convencer a un enemigo político? Dado que Quinto no daba a nadie por perdido para apoyar una causa, explicó a Marco cómo convencer incluso a aquellos que le despreciaban o se habían enemistado con él: “Justifícate ante los que has perjudicado y hazles ver que, si te brindan su amistad, podrás ayudarles en el futuro. Ante los que, sin motivo alguno, no te aprecian, dedícate a alejar de ellos ese sentimiento hostil haciéndoles algún favor. Da afecto a los amigos de tus competidores. Incluso si fuera necesario, para ganártelos, da afecto a los propios competidores”.

Destacaba el autor del breviario, la importancia de lograr el fervor del pueblo. “El pueblo desea que el candidato lo conozca por su nombre, lo halague, mantenga un trato asiduo con él, sea generoso, suscite la opinión popular y ofrezca una buena imagen en su actividad pública. Haz que salten a la vista tus esfuerzos por conocer a los ciudadanos. Es necesario simular aquellas cualidades que no posees. Procura ser accesible día y noche. Abre las puertas de tu casa y también las de tu alma”.

El político y militar consideraba la adulación algo negativo en la vida corriente, pero que, dentro de una campaña electoral cobraba una gran relevancia. En plena carrera electoral, apostaba por dominar este arte y transformarlo en votos: “Aunque en la vida corriente constituya un defecto vergonzoso, se hace imprescindible en una candidatura. La adulación es reprobable cuando los halagos corrompen a un hombre, pero cuando lo hacen más amistoso, entonces no tiene por qué ser tan censurada”, pensaba Quinto

Más de dos mil años después, las recomendaciones de Quinto Tulio siguen dotadas de una rabiosa actualidad. A pesar de que en aquel tiempo no existían las redes sociales, los teléfonos inteligentes; la prensa escrita, la televisión y la radio, no tenían la importancia que ahora registran; no se conocían o eran diferentes los chantajes económicos, sociales y políticos, de uso cotidiano en la Venezuela revolucionaria y los organismos electorales, parecían gozar de respeto, lo que se puede deducir de este texto es que el autor ausculta las más recónditas emociones que se anidan en la mente del ser humano.

Noel Álvarez
Noelalvarez10@gmail.com
@alvareznv Noel Álvarez
Noelalvarez10@gmail.com
@alvareznv
Coordinador Nacional del Movimiento Político GENTE
Venezuela

lunes, 26 de julio de 2021

ACTUALIZACIÓN DE EL REPUBLICANO LIBERAL DIARIO DE OPINIÓN, http://elrepublicanoliberalii.blogspot.com/ LUNES 26/07/2021

 





AQUÍ TITULARES DE HOY LUNES 26/07/2021 PULSA SOBRE EL TÍTULO PARA LEER


 

TITULARES DE HOY
26/07/2021

SOLEDAD MORILLO BELLOSO: ROMPER LA CÁPSULA

Hay cosas "pequeñas", por así decirlo sin juicio de valor alguno, que tienen gran repercusión hemisférica y hasta mundial. De "pequenas" pasan a ser muy "importantes". Es el caso, por ejemplo, de lo ocurrido en el edificio Surfside en Miami. En personas afectadas directas serán unos cuantos cientos, pero el suceso originará consecuencias técnicas, legales, legislativas y más en una escala muy superior a los linderos de esa edificación, de la ciudad, del estado, del país. Tiene repercusión al menos en todas las ciudades costeras y seguro ya está en estudio en muchas escuelas de ingeniería del mundo.

Lo que ocurrió en Timor Oriental a finales del siglo pasado y principios de éste fue algo grave y "enorme", pero encapsulado. Un habitante de, por ejemplo, la población de Acarigua en Venezuela no sintió nunca que eso que pasaba a los timorenses le afectaba. Los liderazgos timorenses lograron sin embargo poner en el mapa y la agenda a ese país.

Durante la crisis de los misiles, por allá por los años sesenta, Cuba pasó a ser importantísima no solo para millones de habitantes de Estados Unidos, sino para todo el Hemisferio y más allá. Cientos de millones de seres humanos, poderosos o no, sintieron que su seguridad y su vida guindaba de un hilo o dependía de un botón. El asunto no podía ser encapsulado. Era indiscutiblemente grande.

La población de la ciudad de Prípiat para abril de 1986 era de aproximadamente unas 49.400 personas. La edad promedio de los residentes era 27,2 años. Es decir, una ciudad joven con niños. La superficie total era de 6.587 kilómetros cuadrados; tenía 160 edificios de vivienda, con 13.414 apartamentos. Había caminerías, parques infantiles, escuelas, biblioteca, abastos, centro de salud, espacios deportivos. Las familias tenían perros y gatos. Muchos millones de personas en el mundo no tenían el menor conocimiento sobre Prípiat. Ni sabían dónde estaba esa pequeña ciudad. Aparecía en los mapas. Pero luego se convirtió en nombre en la punta de la lengua, en titular de primera plana. Lo que allí ocurrió hizo que una pequeña población se sintiera afectada pero que una parte importante del mundo sintiera miedo aterrador. Björn, hombre de 34 años, que vivía en una aldea a las afueras de Gotemburgo, de profesión albañil, despertó muy temprano una mañana de abril. Se preparó un té y se aprestaba a prepararse una tostada de pan de granos con crema agria y unos pocos arenques. Encendió el televisor y notó una faz inusualmente angustiada en el locutor del noticiero. Hablaba de un accidente. En una planta nuclear. En Prípiat estaba Chernóbil.
Mientras escribo estas líneas, en el mundo hay activos unos doscientos "conflictos" y unos 1200 sucesos de importancia. Muchos tienen la particularidad de ser "encapsulados". Otros, incluso siendo relativamente pequeños, superan los límites de las cápsulas. Y algunos hoy parece como que no tendrán repercusión más allá de su ámbito, pero quizás desaten el "aleteo de la mariposa", si y solo si se produce una ranura en la cápsula.

Cuba, Venezuela, Nicaragua, Haití, Myanmar, Eritrea y varios otros (demasiados) países padecen gravísimos conflictos. Están en medio de severas crisis. Hambre, calamidades, muertos, desaparecidos, protestas silenciadas a palos, gobiernos usurpadores, violaciones a los derechos humanos, delitos de lesa humanidad. Una terrible situación. Pero están encapsulados. Y al estar así por demasiado tiempo se vuelven parte del paisaje.

Hay voceros que pueden usar su enorme liderazgo para rasgar esas envolturas. Juanes, el muy popular, querido y respetado cantante colombiano dijo sin aspavientos ni ambages lo que tenía que decir sobre la cuestión cubana. Seguramente le supondrá un costo personal y como artista. Pero eso no lo calló. Le puso una bocina a la barbaridad que está ocurriendo en Cuba.

No es cierto que a los seres humanos nos quite el sueño los problemas de otros seres humanos. Si eso fuere así, caray, jamás pegaríamos un ojo. Entre 1991 y 2001, si la memoria no me falla, fui a Europa tres veces. Entre esos años, ocurría la Guerra de los Balcanes, en sus diferentes etapas. Y en Europa, la vida era normal. Como si nada estuviera pasando apenas a unos pocos miles de kilómetros.

Cuando a uno lo han encapsulado, uno tiene que encontrar la forma de rajar la envoltura. En 1999 Xanana Guzmão logró tapizar, por unas horas, las principales estaciones de los metros de las ciudades europeas con un cartel que denunciaba el genocidio en Timor Oriental. Rasgó la burbuja.

El mundo no se ocupa de lo encapsulado. No por falta de corazón, sino porque cada país, cada región, tiene sus problemas, sus metas, sus prioridades, su agenda. Los encapsulados tenemos que poder colarnos en esa agenda de otros, pero no con argumentos tristes o de víctimas (aunque estemos tristes y seamos ciertamente víctimas) sino para convertirnos en importantes. Durante los años de la guerra fría, Venezuela era importante. Nuestro pequeño país no sólo era un seguro suplidor de petróleo, era un país confiable para el mundo democrático.

Hoy no hay una guerra fría, al menos no en los mismos términos del pasado. El cuento ha cambiado. Pero lo que nos viene al mundo, de hecho ya está en proceso, es enfrentar una difícil crisis económica post pandemia. Las agendas han cambiado. Y el mundo no tiene tiempo, ni energías, ni recursos, ni ganas para desperdiciar en aquello que podrían concluir son "conflictos encapsulados".

Así las cosas, los liderazgos y los pueblos de países como Venezuela tenemos que hacernos entender. Y para ello es indispensable una estrategia unitaria y consolidada que se salga del lamento suplicante. La diversidad de vocerías y la multiplicidad de argumentos no ayuda. Una estrategia, una narrativa. Y así poder romper la cápsula.

Soledad Morillo Belloso
soledadmorillobelloso@gmail.com
@solmorillob
Venezuela 

JOSE LOMBARDI: PERSPECTIVAS POLÍTICAS 2021: SENSATEZ Y REALIDAD

Recientemente Félix Seijas, director de la empresa encuestadora Delphos, publico junto al Centro de estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) un interesante estudio sobre la coyuntura nacional a julio de 2021, en el se desprenden datos que anuncian lo que parece ser la nueva corriente política nacional.

La primera parte revela la innegable fuerza política que aun tiene el Gobierno, si bien es cierto que sigue manteniendo un rechazo mayoritario, también es cierto que logra mantener un veinticinco por ciento (25%) de apoyo, que considerando la inestabilidad política nacional, el débil Estado de Derecho que controla a placer, la división a muerte de la Oposición y la crisis mundial por el enfrentamiento de las grandes potencias en el control económico y territorial  sumado al debilitamiento del sistema democrático y la crisis del capitalismo incapaz de resolver la equidad social y la pobreza, dan como resultado que sistemas autoritarios aliados al Gobierno puedan influir a que este sea una minoría difícil de derrotar.

Ante esta realidad y el fracaso de la estrategia ¨Guaido: Cese de la usurpación, Gobierno de transición y elecciones libres”, los actores políticos nacionales e internacionales han entendido que es necesario cambiar la estrategia, reconociendo de este modo al Gobierno como lo que es, Gobierno en su estricto sentido de la palabra y retomando de esta manera la ruta electoral y legal que en años anteriores les brindo buenos frutos.

De acuerdo con el estudio, el cincuenta y dos por cientos (52%) de los encuestados se sienten “esperanzados” versus a un veinte y dos por cientos (22%) de pesimistas y un veinte por ciento (20%) de indiferentes que seguramente ante un escenario de claridad política pasaran a ser esperanzados también, todas las variantes del estudio sobre la solución a la crisis nacional son encabezadas por la opción electoral.

El estudio deja en evidencia el fracaso de los actores políticos nacionales como agentes de solución a la crisis, “intereses propios, división, falta de liderazgo, desconfianza y abstención electoral” son algunas de las causas expresadas por los encuestados con relación a este tema.

En cuanto a las causas del fracaso de la estrategia ¨Guaido: Cese de la usurpación, Gobierno de transición y elecciones libres” aparecen como las más importantes: “políticos vendidos, políticos infiltrados, abandono a Guaido y poder del Gobierno”, retomando el tema electoral, la tendencia central revela que el ochenta por ciento (80%) estaría dispuesto a ir a votar, lo que interpreta en la mayoría de los encuestados un espíritu democrático, pacífico y electoral intacto, que a mi modo de ver explica y  reivindica el trabajo de los  grandes hombres del post-Gomecismo en la construcción de una Venezuela que acaricia y aprecia los valores humanos civilizatorios de la modernidad,  dejando atrás la barbarie y el atraso que caracterizo el siglo XVII, XVIII y XIX.

En las preferencias electorales, el gran triunfador obteniendo la mitad de la torta es la opción “ninguno o no sabe”,  opción esta que deja a nuevos y viejos actores políticos a  luchar por ganar este codiciado pedazo, especialmente para lo que será la joya de la corona que nos es más que las elecciones presidenciales del 2024, el resultado de la otra mitad queda dividida entre el G4/Guaido, PSUV y la “Alianza Falcón/Zambrano”, dato curioso porque en trabajos de investigación anteriores, la Oposición únicamente aparecía nucleada en el G4, hoy queda divida entre este y la “Alianza” en donde ambos suman treinta y cuatro por ciento (34%) superando al PSUV quien sale con diecinueve por ciento (19%), queda entendido que serán los indecisos  los grandes electores a conquistar, en caso de que la Oposición como un todo decida participar en las próximas elecciones regionales de este 2021, tendrán que necesariamente buscar alianzas o puentes entre el “G4” y la “Alianza” a fin de garantizar opciones de triunfo, en este sentido actores políticos de centro y/o moderados como Unión y Progreso liderado por Eduardo Fernández y Mercedes Malavé, Puente de Hiram Gaviria, El partido del Lápiz de Antonio Ecarri y actores políticos con cargos de poder agrupados en la organización política Fuerza Vecinal  junto a otras instituciones en la misma línea como Fedecámaras, Iglesia Católica, Universidades entre otras personalidades de la Sociedad Civil nacional e internacional, pudieran configuran un escenario interesante que convertiría las  próximas elecciones en decisivas para definir el rumbo político nacional de los próximos años, escenario este que el Gobierno conoce muy bien porque lo ha alimentado, tratando con el de aplicar y mantener su estrategia de “divide y vencerás”, sabe que es la única opción democrática que tiene para triunfar y que solo serán derrotados si esta estrategia falla, de tal manera que la Oposición tiene una sola opción: Unidad en la diversidad.

El estudio finalmente evidencia una clara mayoría de encuestados dispuestos a seguir luchando en Venezuela, apenas un once por ciento (11%) manifiesta su deseo de irse del país, tendencia que deja de ser progresivamente importante por la dura experiencia que hoy testimonian los que ya la  vivieron dejando como resultado que más venezolanos se inclinen hoy a quedarse antes de marcharse, entre los deseos y la realidad los encuestados apuestan por el escenario electoral como solución a la crisis pero lo más importante es que queda en evidencia una corriente esperanzadora en la ruta electoral apalancada en la participación ciudadana, dejando atrás las soluciones mágicas de líderes mesiánicos así como aventuras violentas e intervenciones extranjeras fantasiosas o golpes de Estado, no hay duda que al parecer los venezolanos recuperamos la sensatez, dejando claro además que no será con soluciones cortoplacistas sino como en realidad han sido los procesos históricos de la humanidad: progresivos y  lineales en sus propios tiempos o tal como lo expreso el sesenta por ciento (60%) de los propios encuestados “el cambio no puede lograrse rápido pero se puede lograr”

José Lombardi
jjlombardiboscan@gmail.com
@lombardijose
Venezuela

ROMÁN IBARRA: DECISIONES

Mientras el gobierno avanza en su plan de intención hegemónica, algunos sectores como el social, o el económico, buscan formulas para seguir existiendo en medio de la adversidad. Todos, excepto la clase política están tomando decisiones para mejorar, y ofrecer respuestas.

Por una parte, los empresarios venezolanos agremiados en Fedecamaras, celebraron su asamblea para elegir a sus nuevas autoridades, habiendo invitado –como debe ser- a representantes del gobierno y también de la sociedad toda, incluyendo a la representación de los trabajadores.

La reunión de marras produjo todo tipo de interpretaciones en el mundo político. El gobierno por boca de su Vicepresidente, Delcy Rodríguez atacó la carta enviada por el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, con la intención de hacer ver que la iglesia estaba haciendo política de manera inadecuada.

Otra equivocación del gobierno, pues la carta en cuestión lejos de controvertir, hace un llamado cordial al diálogo y al entendimiento de todos los factores para hallar soluciones a nuestros problemas. Es una preocupación genuina de la iglesia católica que encabeza el Papa Francisco; de manera que la carta del Secretario de Estado del Vaticano, es también la palabra de su santidad.

En cuanto a los políticos, lejos de celebrar la existencia misma de la asamblea de la cúpula empresarial como expresión democrática y la renovación pacífica de sus autoridades, algunos ¨dirigentes¨ del fracaso de la oposición se permitieron criticar y hasta repudiar el evento, dando clases de ¨dignidad¨.

Es verdaderamente repugnante ver a pseudo líderes enmendando la plana a otros sectores, cuando ellos han sido incapaces de lograr una vía para enfrentar con éxito al gobierno, y cuando han tenido el respaldo popular, abandonan al electorado con subterfugios cobardes. Siguen llamando a la abstención, pero sus respectivos partidos andan en campaña electoral, y ellos se reúnen en secreto con el gobierno. Hipócritas!

Lo que tienen que hacer es decidir de una vez si van a participar o no, en lugar de mantener en ascuas a la población que cada vez más se aleja por falta de orientación política, pero que sabe que no hay otro camino que el electoral, a pesar del ventajismo del gobierno y su maldad.

Los que siguen autodenominándose diputados sin serlo, o quienes se autoproclaman y se hacen llamar interinos con intenciones de eternidad, no hacen sino el ridículo porque no gobiernan ni en su casa, pero tienen el control de empresas y recursos de la nación por decisión de aliados internacionales, aunque no rinden cuentas, y nadie sabe en que se gastan los reales que le pertenecen a todos los venezolanos.

Y en el medio de semejante despropósito de lado y lado, una población destruida moral, y físicamente por la imposibilidad de acceder a bienes y servicios esenciales, habida cuenta de que el país no los ofrece. Es decir, cada vez se ensancha más la brecha que separa a quienes tienen capacidad económica producto de su trabajo y esfuerzo, y otros que se los proveen a través de los mecanismos de la corrupción gubernamental, de quienes no tienen nada y deben ganarse la vida a diario, en un ambiente hostil por la falta de condiciones; por inseguridad, y finalmente porque la pandemia mal atendida por el gobierno siendo su obligación, está acabando con la vida de los venezolanos; especialmente los más vulnerables.

Es urgente tomar decisiones para saber si salimos de la crisis, o si dejamos que este sombrío panorama persista en nuestra vida cotidiana, y con ello cancelar el destino de nuestros ciudadanos cada vez más destruidos por la pobreza.

Trabajar y desarrollar coherencia y planes reales para reconquistar la democracia y la paz. No permitamos que los destructores y odiadores sigan gobernando. El país merece lo mejor. Seguimos.

Roman Ibarra
romanibarra@gmail.com
@romanibarra
Venezuela

JOISE MORILLO: LOCURA O EL COLMO DEL CINISMO

La insolencia de los líderes del PSUV, parece no tener límites, el más díscolo de los ejemplos, aparte de muchos señalados por su perversidad es el del gobernador de Carabobo, Lacava.

En la historia de la política se han reseñado episodios, de los cuales se ha realizado respectivas críticas e, igualmente, se han dado a conocer al mundo como ejemplo de perversidad y, de sus protagonistas sus frases, a continuación tenemos una máxima del genio político de la Florencia renacentista Nicolás Maquiavelo, capitulo IX de "il Príncipe", cito: 

"Un príncipe sabio debe pensar un modo por el cual sus ciudadanos siempre y en toda circunstancia y tiempo necesiten al Estado y lo necesiten a él; así siempre le serán fieles”

Al leer tal máxima podemos comprender una posición estratégica, no siempre enfocada a la perversidad, sino a un trato recíproco entre el mandatario y el pueblo. Sin embargo el mismo puede dar lugar a motivar o inspirar a zánganos con aguijón como llama Platón a los deseoso de poder o megalómanos para emplear métodos de sometimientos al pueblo mediante acciones viles como: plantea Stalin, secretario general del Soviet supremo de la extinta URSS, a sus acólitos y secretarios de gobierno, cito:

"Si controlas la alimentación del pueblo, controlas al pueblo, luego vendrán a agradecerte por la miseria que le das"

Así es como actúa el gobierno actual de Venezuela, controlando todo, servicio, transporte, alimentación, combustibles, y por supuesto privación de la libertad, de pensamiento, expresión y movilidad.

Ahora bien aclarando lo del principio tenemos el vivo ejemplo de lo que Bolívar fervientemente repudia y quería amputar de la vida del venezolano, aún más del hispano americano, la ignorancia, de política y civismo.

Las afirmaciones de Lacava en su reciente declaración ante el pueblo carabobeño son además de absurdas, el colmo del cinismo y el escarnio en contra del pueblo oprimido y enajenado por la demencia de este actor, propio de las "120 noches de Sodoma" del Márquez de Sade. Cito:

“No veo absolutamente ninguna razón por la cual nuestra hermosa Carabobo tenga que verse fea” (...) “Serán los otros estados que están vueltos ñoña, por eso dicen que el interior es horrible"

Colocándose uno colmillos plásticos emulando al conde Drácula continúa:

(...) "Eso es que no han venido a visitar la hermosura y perfección que es mi Puerto Cabello. Yo le pongo todo mi Dracu-amor a todos los proyectos para hacer mi Carabobo un lugar ideal para todos los venezolanos. Miren acá, pues. Hoy mismo inauguramos un proyecto de una instalación del tipo lumínico y tecnológico a una fuente de vital líquido que estaba averiada. Nuestro gran Dracu-equipo instaló 10 luces LED en los alrededores de esa Dracu-tubería para que los ciudadanos no caigan en el hueco y para brindarle a la calle más felicidad y vida con los hermosos colores que salen de las LED. ¡Ahí está el símbolo de mis esfuerzos y compromisos con mi hermosa Carabobo!”

A Lacava, poco le importó, que no había llegado agua potable al estado en 17 días. En vez de hacer las reparaciones adecuadas y necesarias, hace honor -lindando en lo absurdo y lo ridículo- a su satanismo diabólico, paseando por la ciudad en su limusina Drácula.

El pueblo, iluminado y obnubilado a la vez por tal acción díscola y cínica más un discurso sofista, no piensa en el sadismo morboso del tal nefasto personaje, el conformismo, ha llegado a tal punto, que no se da cuenta que tal solución es una burda burla, un escarnio cínico y sádico, protagonizado por un hombre que goza con la maldad que dispersa ante un pueblo totalmente ignorante de civismo y política, y de lo cual, incluso se ríe y festeja.


Joise Morillo
kaojoise@gmail.com
@kao_joi_lin

Venezuela-EEUU

LUIS FUENMAYOR TORO, LAS CREENCIAS Y LA REALIDAD

La gente tiene pleno derecho de creer lo que quiera y de percibirse como le plazca, lo que no tiene es el derecho a obligar a los demás a tener las mismas creencias ni a percibirlos de esa misma manera, ni a tratarlos con particulares consideraciones por ese motivo, como no sea la del respeto como personas. Y esto no va sólo con creencias o apreciaciones individuales, sino también con dogmas y cuestiones colectivas, que abarcan a grupos muy numerosos de personas en distintas partes del mundo. Un caso que está presente en la vida ordinaria es el de las religiones y los religiosos.

Se puede profesar cualquier religión, pero éstas no pueden imponerse a quienes no son seguidores de esos cultos, bien porque sigan otros o porque no sean en absoluto creyentes. Los católicos tienen todo el derecho de creer en Dios, en Jesucristo y en el Papa como representante de Dios en la Tierra, pero no pueden obligar a que el resto del mundo tenga las mismas creencias, ni a que sus creencias obliguen a que se les dispense un trato especial. La época de los cruzados no existe desde hace siglos y los recuerdos de sus acciones no son hoy agradables ni mucho menos encomiables.

Otro tanto ocurre con los musulmanes, quienes pueden creer en Alá y en su profeta Mahoma, pero no forzar a otros a profesar la misma fe, ni tener un reconocimiento particular por ello. La conducta de dominación del llamado estado islámico fue una clara aberración. Los judíos, por su parte, pueden considerarse el pueblo elegido de Dios y con derecho a la tierra que, según ellos, él les prometió, pero no pueden obligarnos a aceptar esas creencias ni agredir y exterminar a quienes no opinen lo mismo, ni exigir apoyo incondicional a las acciones genocidas de la entidad sionista que llaman Israel.

Tampoco se puede pretender que las racionalizaciones, que no explicaciones, de quienes se sienten de alguna manera diferentes del común de la gente, tengan que ser aceptadas por encima de las verdades científicas e históricas. No se puede tergiversar ni acomodar el conocimiento científico ni los hechos históricos, para adaptarlos a las creencias que se tenga. Y esto es algo muy común actualmente en el mundo occidental, que de paso no es el único mundo existente como muchos occidentales piensan. Existen otras culturas, incluso más viejas y con más gente que la nuestra, que también tienen sus creencias y sus modos de pensar, respetables, pero tampoco universalmente aceptados.

Los seres humanos, como los seres vivos en general, tienen una serie de características iguales o muy similares, que los hacen ser una especie particular bien definida, pero esto no significa en absoluto que sean idénticos ni que tengan las mismas potencialidades, ni similares capacidades de desarrollo, ni aptitudes equivalentes. Estas diferencias pueden haber constituido graves limitaciones sociales en el pasado, pero a medida que el conocimiento avanza las mismas pueden ser superadas tanto en la práctica social, como en la concepción teórica que se venía teniendo de las mismas.

Sólo podemos ser iguales ante la ley y debemos tener los mismos derechos fundamentales. Nuestras diferencias biológicas no deben significar diferencias de nuestra condición social. Pero las diferencias biológicas existen. Hay hombres altos y hombres bajos, los hay más y menos fuertes, más y menos inteligentes, más y menos ágiles. Los hombres y las mujeres son muy diferentes, yo diría afortunadamente. Sus cerebros son distintos. De lo que se trata es que las diferencias no discriminen a unos u otros en relación con el trabajo, la salud, la educación, el voto, entre otros. No se trata de proponerse situaciones imposibles de realizar hoy, como la de hacer altos a los bajos o a la inversa, ni hacer a todos igualmente fuertes o ágiles o igualmente inteligentes.

La igualdad tampoco significa que todos pueden realizar los mismos trabajos, las mismas tareas o iguales estudios, sin tener en cuenta las limitaciones que las diferencias biológicas existentes generan, ni tener en consideración las diferencias en las aptitudes. Todo el mundo puede más o menos cantar, bailar y hasta tocar algún instrumento musical, pero no todo el mundo puede ser músico. Se requiere entre otras cosas tener oído musical: oído tonal, oído rítmico y oído absoluto. Y esto no se aprende. Es innato. Como lo son la altura, la corpulencia, el sexo, las aptitudes. Todos son influidos sí, pero no generados social ni culturalmente.

Luis Fuenmayor Toro
lft3003@gmail.com
@LFuenmayorToro
Venezuela

JUAN D. VILLA ROMERO: VOLVER A LA GRAN SOLUCIÓN FÉRREA PARA CARACAS

El Metro de Caracas es patrimonio de toda la ciudadanía caraqueña; nos debe doler y preocupar a todos sin excepción.

De continuar como vamos en esta involución, el metro de Caracas se puede precipitar hacia el colapso total. Dicho sistema de transporte pasó de ser la gran solución para nuestra ciudad capital a convertirse en una permanente fuente de calamidades para los usuarios que lo frecuentamos diariamente.

A 38 años y medio de la inauguración del Sistema Metro de Caracas, nuestra experiencia como usuario ha degenerado e involucionado a un sistema impuntual, incómodo e inseguro, lo cual implica la violación de nuestros derechos humanos y la vulnerabilidad de un servicio estratégico para la Nación.

La impuntualidad que genera su mal servicio hace que una persona trabajadora tenga dos horas de retraso, en promedio, en llegar a sus labores, y si es un viaje de extremo a extremo, puede alcanzar las tres horas.

Hay estaciones donde la espera asciende los 15 minutos dentro del tren sin que este comience su recorrido, cuando en sus inicios, el servicio no excedía los dos minutos.

Veo con preocupación las constantes fallas en las bombas de achique que se encuentran en Línea 3, lo cual derivó recientemente en la paralización parcial de ese tramo. Como es bien sabido, estas bombas cumplen la función de evitar inundaciones de la vía férrea durante el periodo de lluvias. Hoy, su funcionamiento es deficitario o inexistente.

Es desastroso y deprimente viajar por el Sistema Metro de Caracas; la probabilidad de tener un accidente es alta, el calor es el pan nuestro de cada día dentro sus vagones y estaciones, sumado a la carencia de cultura, higiene y bioseguridad que cada día se hacen más presentes.

La falta de inversión en mantenimiento preventivo y correctivo en el Sistema Metro de Caracas aumentó desde hace una década, producto de la cadena de errores del gobierno nacional, entre los que hay que destacar el haber eliminado la publicidad comercial privada dentro de las instalaciones del sistema subterráneo, espacios donde se anunciaban productos y servicios que aportaban ingresos importantes que ayudaba al mantenimiento de la infraestructura e incluso para el pago de algún incentivo para el personal.

Hoy, lamentablemente, casi todas las escaleras mecánicas se encuentran inoperantes o en muchos casos desaparecieron, lo cual genera aglomeraciones, daños a personas con movilidad reducida y obstruye el derecho a la confortabilidad que merecen nuestros adultos mayores.

Además el subterráneo de Caracas es afectado severamente por las continuas debilidades estructurales que confronta el Sistema Eléctrico Nacional.

Es importante tener claro que en tiempos difíciles es necesario tomar decisiones complejas, pero realistas y que nos aproximen a soluciones viables, sin importar los costos políticos que de ello deriven.
Es decir, medidas impopulares pero que son necesarias, como: incrementar el precio del pasaje. En este punto quiero ser enfático al señalar que se debe aislar ese sustento ortodoxo del populismo fracasado de la mal llamada cuarta república y ahora de la quinta de que “no hay que atropellar al pueblo, mediante el alza de los servicios como el metro”, se requiere sí o sí, elevar dicha tarifa, porque en la actualidad Bs 50.000 no representan ni un céntimo de dólar y la gratuidad del servicio termina, en resumidas cuentas, siendo un fracaso para los usuarios.

Establecer un sistema rígido de seguridad mediante el cual se localice y se exterminen prácticas insanas que inciden en un mal servicio, como por ejemplo: el constante ingreso de carteristas y pedigüeños, así como la ingesta de comida y de bebidas dentro de los vagones, la carencia de bioseguridad y castigar a los irresponsables que ocasionan daños a las instalaciones.

Hacer un proceso de reingeniería, coordinación y reimpulso; para localizar soluciones a todas las deficiencias que inciden negativamente en nuestra calidad de vida como usuarios. Ese proceso debe priorizar el mantenimiento de tipo preventivo y correctivo en las vías férreas, unidades de trenes y escaleras; así como también la puesta en marcha de obras paralizadas como la Línea 5.

En resumen, el metro de Caracas es parte de nuestro gentilicio, debe funcionar correctamente y volver a ser una referencia Latinoamericana. Hagamos que ese sistema avance y se concatene dentro de la vía de las 3E propuesta por nuestro diputado Omar Ávila. Lo podemos lograr, pero con integridad, constancia, disciplina, ética y responsabilidad.

Juan D. Villa Romero
juandiegovillaromero27@gmail.com
http://visionvenezuela.blogspot.com
@jdiegovillave
@visionvenezuela
Venezuela