domingo, 8 de septiembre de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, DOMINGO 08-09-2019

GIOCONDA CUNTO DE SAN BLAS: AUTONOMÍAS / GLOSANDO EL ARTÍCULO 109

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 6 minutos
Los constituyentes de 1999 fueron generosos al incluir el artículo 109 en la Constitución de Venezuela, que eleva a rango constitucional la autonomía universitaria, con una plenitud como nunca antes. En dicho artículo, (1)“el Estado reconocerá la autonomía universitaria como principio y jerarquía que permite a los profesores, estudiantes y egresados de su comunidad dedicarse a la búsqueda del conocimiento a través de la investigación científica, humanística y tecnológica […], (2) “se consagra la autonomía universitaria para planificar, organizar, elaborar y actualizar los programas ... más »

EDUARDO FERNÁNDEZ: PARTIDOS POLÍTICOS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 14 minutos
La reconstrucción institucional de la República supone la existencia de partidos políticos serios y representativos. Un partido político es, en primer lugar, una visión, una propuesta, una interpretación de la realidad, una doctrina, un programa, un proyecto de país. Lo primero y más importante para la existencia de un partido político es su mensaje, su posicionamiento ante la opinión pública. Además del mensaje, un partido político supone una organización. Cuando Rómulo Betancourt se decidió a crear el partido Acción Democrática comenzó por redactar un mensaje. Se reunió con su am... más »

ROMÁN IBARRA: ESEQUIBO A LA CARTA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 21 minutos
Para el régimen comunista de Venezuela; depredador, y corrompido hasta los huesos, cualquier recurso es bueno si ello sirve para atacar al adversario y sembrar en la población duda en torno a su postura frente a cualquier tema delicado. En esta ocasión se ha retomado el tema de El Esequibo, tan doloroso para los venezolanos, para atacar al Presidente Juan Guaidó, por estar ¨incurso¨ en el delito de traición a la patria por pretender ¨vender a potencia extranjera¨ el territorio en reclamación. Nada más falso, estúpido y ruin que ese argumento baladí en boca de los verdaderos traido... más »

GABRIEL BORAGINA: LO RACIONAL Y LO IRRACIONAL, EL LIBRE ALBEDRÍO.

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 29 minutos
Los pensamientos y sus consecuencias (las acciones) pueden ser racionales o irracionales. Queda por determinar, entonces, que es un pensamiento y acción racional y como distinguirlo de otro irracional. En el "Glosario de conceptos filosóficos" leemos: RACIONAL (lat. rationalis): Lo que se refiere a la razón o lo que la constituye. RAZÓN (lat. ratio): Facultad distintiva del hombre (animal racional) que le permite llegar a la esencia o verdad de las cosas a partir de la intelección y por medios discursivos. Dícese también razón a la prueba o demostración de algo. De donde debe... más »

LEANDRO RODRÍGUEZ LINÁREZ: ESCENARIOS (DIZQUE) ELECTORALES

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 42 minutos
Paradójicamente, hoy lo electoral no debe ser abordado desde lo político, mucho menos desde la ceguera partidista, debe ser afrontado desde la venezolanidad. Aseverado esto, debemos ponderar la conveniencia de cualquier proceso electoral inmerso en una crisis estructural sin precedentes, donde para nadie es un secreto todos los organismos públicos parecen sedes del partido del gobierno. Asimismo, con casi 5 millones de venezolanos fuera del país debe ser prioritario agotar todos los esfuerzos para que ellos ejerzan su derecho al sufragio antes de cualquier elección, su participació... más »

BRIAN FINCHELTUB: LOS QUE ENTREGARON EL ESEQUIBO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 50 minutos
“Nos ha llegado la información de que están negociando el Esequibo a cambio de apoyo político” denunció esta semana el usurpador de Miraflores, Nicolás Maduro, en referencia al gobierno de transición. Es cierto que el dictador no merece ni una respuesta, pero frente a tanta desvergüenza un ejercicio de refrescamiento de memoria es necesario. Si alguien sabe de negociados y pactos contra la república es precisamente Maduro, quien antes de usurpar el poder fue canciller del régimen chavista durante seis años. No queda dudas que cuando pronunciaba esas palabras no hacía más que descri... más »


GIOCONDA CUNTO DE SAN BLAS: AUTONOMÍAS / GLOSANDO EL ARTÍCULO 109

Los constituyentes de 1999 fueron generosos al incluir el artículo 109 en la Constitución de Venezuela, que eleva a rango constitucional la autonomía universitaria, con una plenitud como nunca antes. En dicho artículo, (1)“el Estado reconocerá la autonomía universitaria como principio y jerarquía que permite a los profesores, estudiantes y egresados de su comunidad dedicarse a la búsqueda del conocimiento a través de la investigación científica, humanística y tecnológica […], (2) “se consagra la autonomía universitaria para planificar, organizar, elaborar y actualizar los programas de investigación, docencia y extensión” […], y (3) se faculta a las universidades autónomas a darse “sus normas de gobierno, funcionamiento y la administración eficiente de su patrimonio”.

Hablamos entonces de una norma que no puede ser cambiada a capricho del legislador, por cuanto cualquier reforma a la Constitución precisa de pasos que ni siquiera la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (SC), torciendo el derecho, puede saltarlos. Pero hete aquí que esa sala acaba de emitir la sentencia No. 324 del 27/02/2019, que da al traste con la autonomía universitaria como la define el artículo 109 antes descrito.

Ya circulan documentos jurídicos que analizan en detalle esta aberrante decisión (Allan Brewer Carías, constitucionalista; Academias Nacionales, por citar solo dos). Al leerlos, uno confirma de nuevo que la arbitrariedad se ha enseñoreado como norma de justicia en nuestro país.

En resumen: un grupo de 10 rectores universitarios solicita en 2009 la suspensión de una norma electoral de la entonces flamante Ley Orgánica de Educación (LOE, art. 34.3) por contravenir la Ley de Universidades (LU) en lo relativo a las elecciones de autoridades rectorales de las universidades autónomas; 10 años después, en la sentencia 324 ya mencionada, la SC suspende la vigencia de los artículos 31, 32 y 65 de la LU, no de la LOE como fue solicitado; en una maniobra inconstitucional, cambia la composición de la comunidad universitaria descrita en la Constitución (profesores, estudiantes y egresados) para agregar los sectores obrero y administrativo, modificando así la naturaleza académica del derecho a elegir autoridades universitarias, en un acto que contraviene su propia sentencia 898 de 2002, en la cual la SC estableció que la elección de autoridades universitarias se fundamenta en un derecho académico, mientras que la de los comicios para escoger alcaldes, gobernadores o presidente de la República se basa en un derecho político.

Ignorando la autonomía de las universidades para darse sus propias normas de gobierno, la sentencia obliga a realizar elecciones universitarias antes del 27/02/2020 bajo esas premisas inconstitucionales, so pena de declarar la vacante absoluta de dichos cargos, en cuyo caso el régimen procederá a usurpar la autonomía y designar a las autoridades que a bien tenga, sin participación alguna de la comunidad universitaria, último propósito de la arbitraria sentencia. Como globo de ensayo, ya impusieron a juro al actual vicerrector académico de la USB.

Mientras tanto, en otra institución académica como es el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), instituto autónomo adscrito al Ministerio de Ciencia y Tecnología, por encima del criterio académico se ha impuesto desde hace años el juicio político de consulta general para la selección de sus autoridades académicas, en un estilo similar al que hoy pretende imponerse a las universidades, para luego designar a quienes gozan de las simpatías del régimen, ganadores o no en la consulta. Pero a decir verdad, ya poco les importa: el actual director lleva dos años y medio excedido en sus funciones, sin que asome en el horizonte la preparación de una jornada electoral para renovar las autoridades que al fin y al cabo serán las que se escojan en los círculos del poder.

No nos engañemos, al enfrentar a la sociedad del conocimiento del siglo XXI, el régimen no se detendrá en sus esfuerzos por convertir a las universidades nacionales e institutos de investigación en “liceos” formadores de cuadros políticos sumisos, como ya lo son esos establecimientos mal llamados universidades, fundados a la carrera, restringidos en su libertad de pensamiento y cátedra, con autoridades impuestas desde arriba, al margen de esa “democracia participativa y protagónica” de la que tanto se jactan.

Estará en nosotros impedir esos intentos de desnaturalizar la esencia universitaria, a los fines de que podamos contribuir a la formación de ciudadanos libres y profesionales capacitados, en favor del bienestar del país y sus ciudadanos.

Gioconda Cunto De San Blas
@davinci1412 

EDUARDO FERNÁNDEZ: PARTIDOS POLÍTICOS

La reconstrucción institucional de la República supone la existencia de partidos políticos serios y representativos. Un partido político es, en primer lugar, una visión, una propuesta, una interpretación de la realidad, una doctrina, un programa, un proyecto de país. Lo primero y más importante para la existencia de un partido político es su mensaje, su posicionamiento ante la opinión pública.

Además del mensaje, un partido político supone una organización. Cuando Rómulo Betancourt se decidió a crear el partido Acción Democrática comenzó por redactar un mensaje. Se reunió con su amigo Raúl Leoni que vivía exiliado en Barranquilla y allí elaboraron un modesto documento que llamaron el Plan de Barranquilla.

Allí estaban los lineamientos fundamentales de la interpretación de Venezuela y de la propuesta de cambio que asumían: sufragio universal directo y secreto. Tierra para el que la trabaja. Incremento de la participación de la nación en la riqueza petrolera y un largo etcétera.

Pero en seguida se dedicaron a la organización. Se recuerda la frase según la cual no debía existir ni un estado, ni un municipio, ni una parroquia, ni una aldea en la que no funcionara una casita de Acción Democrática. 

Hoy, la organización de un partido moderno y eficiente supone otras exigencias. Basta que sirva para la divulgación del mensaje y para la defensa de los votos cuando se presenten las coyunturas electorales.

Además del mensaje y de la organización, un partido político supone una estrategia inteligente llevada adelante con coherencia y disciplina. En la realidad actual de Venezuela la definición estratégica gira en torno a dos palabras: votos o balas. Yo, desde luego, recomiendo la opción de los votos.

Finalmente, un partido político supone la presencia de líderes comprometidos con la causa. Líderes preparados e identificados con las esperanzas y los sufrimientos de los ciudadanos.

Líderes que entiendan que la política es una actividad muy noble inspirada en el servicio a la gente y en trabajar por el bien común. Un político modélico es aquel que coloca los intereses de la nación por encima de las agendas partidistas. Un político modélico es el que entiende que la política es para servir al prójimo, y no para servirse del prójimo. La reconstrucción institucional de Venezuela requiere partidos serios y representativos.

Euardo Fernandez
@EFernandezVE 
http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/opinion/partidos-politicos-2/

ROMÁN IBARRA: ESEQUIBO A LA CARTA

Para el régimen comunista de Venezuela; depredador, y corrompido hasta los huesos, cualquier recurso es bueno si ello sirve para atacar al adversario y sembrar en la población duda en torno a su postura frente a cualquier tema delicado.

En esta ocasión se ha retomado el tema de El Esequibo, tan doloroso para los venezolanos, para atacar al Presidente Juan Guaidó, por estar ¨incurso¨ en el delito de traición a la patria por pretender ¨vender a potencia extranjera¨ el territorio en reclamación.

Nada más falso, estúpido y ruin que ese argumento baladí en boca de los verdaderos traidores a la patria, ellos los del régimen, quienes llevan casi 21 años ininterrumpidos en el poder destruyendo todo lo positivo y sano que de nuestro país tuvimos, y secuestrando casi todas las instituciones para ponerlas a su servicio, y al servicio de sus verdaderos amos, la dictadura de Cuba, a quienes el cobarde, y estafador eterno –Hugo Chávez- entregó en bandeja de plata en su enamoramiento extraño y sospechoso con Fidel Castro.

Hoy, el saqueo asqueroso que la dictadura de Cuba ha hecho de nuestras riquezas, junto a sus aliados de China; Rusia; Siria, e Irán, han convertido a Venezuela en uno de los países más miserables de la tierra, solo comparable con los peores territorios africanos, como Somalia, o Gambia, así como Haití en nuestro hemisferio.

Del mismo modo, han entregado nuestro territorio para convertirlo en santuario del narcotráfico; la extorsión y el secuestro por parte de sus socios de las Farc, y el ELN, protegidos por el Estado y las FAN venezolanas.

Según los cálculos de organismos internacionales, casi 5 millones de venezolanos han abandonado nuestra tierra para buscar el sustento, y mejor futuro en otras latitudes, (y se espera que aumente la cifra considerablemente) habida cuenta de que nuestro país solo ofrece inseguridad; pobreza; enfermedades; sufrimiento, y muerte.

En su obediencia rastrera de esclavo colonizado por su amo cubano, Chávez llegó a decir en 2004 en visita  oficial a  Guyana: ¨El Gobierno venezolano no será un obstáculo para cualquier proyecto a ser conducido en El Esequibo, y cuyo propósito sea beneficiar a los habitantes del área¨. Luego insistió: ¨El asunto de El Esequibo será eliminado del marco de las relaciones sociales, políticas, y económicas de los dos países¨.

Evidentemente, un cambio radical de la tradicional propuesta venezolana en la zona reclamada a partir del acuerdo de Ginebra de 1966, por órdenes de Fidel Castro quien siempre defendió los intereses de Guyana en contra de Venezuela.

En 2005 creó Petrocaribe con Guyana como miembro. Petrocaribe, no fue otra cosa que la fachada corrupta y antinacional de Chávez para intentar comprar los votos de esos países en los organismos internacionales, en su lucha contra el ¨imperialismo¨. Más traidor, y cobarde que Chávez, y Maduro en esa materia, nadie.

De manera que pretender acusar al jefe de la oposición unitaria, Juan Guaidó de traidor por querer ¨vender¨ El Esequibo a potencia extranjera, no es sino un ardid más de los muchos que a diario utilizan para intentar confundir a la población, y crear una cortina de humo frente a los problemas reales de nuestro país, como la destrucción del aparato productivo privado y público, llenando de pobreza y miseria a todos los venezolanos; convirtiendo al país de las más grandes potencialidades de América Latina en uno de los más miserables de la tierra.

Si se pierde la reclamación de Venezuela sobre El Esequibo, será por la cobardía y la traición de Chávez y Maduro. Hagamos elecciones generales y que el pueblo decida su destino, y el destino de El Esequibo. Comunistas traidores!

Román Ibarra
@romanibarra

GABRIEL BORAGINA: LO RACIONAL Y LO IRRACIONAL, EL LIBRE ALBEDRÍO.

Los pensamientos y sus consecuencias (las acciones) pueden ser racionales o irracionales.

Queda por determinar, entonces, que es un pensamiento y acción racional y como distinguirlo de otro irracional.

En el "Glosario de conceptos filosóficos" leemos: 

RACIONAL (lat. rationalis): Lo que se refiere a la razón o lo que la constituye. 

RAZÓN (lat. ratio): Facultad distintiva del hombre (animal racional) que le permite llegar a la esencia o verdad de las cosas a partir de la intelección y por medios discursivos. Dícese también razón a la prueba o demostración de algo. 

De donde debemos indagar sobre los conceptos de esencia y verdad. Y así, de acuerdo al mismo Glosario: 

ESENCIA (lat. essentia): Lo que una cosa es. Responde a la pregunta ¿qué es? En la teoría lógica de los PREDICABLES (vid.) o formas de atribución de los conceptos, se distingue entre la esencia común con otras especies (género) y la parte privativa de la especie en cuestión (diferencia específica). La esencia se distingue de la EXISTENCIA (vid.), que responde a la pregunta ¿es? o ¿existe 

VERDAD (lat. veritas): En su sentido primario, condición del juicio (o de la proposición) por la cual expresa lo que realmente es (adecuación del pensamiento con la cosa). En sentido ontológico, se dice que la verdad es un TRASCENDENTAL (vid.) puesto que cuanto tiene ser es verdadero al ser manifestable a un entendimiento que rectamente lo conozca (eminentemente al de Dios). Es, en definitiva, la cognoscibilidad de todo cuanto es. A la verdad en el primer sentido se opone el error; a la ontológica, la nada. 

Ahora bien, cabe preguntarse ¿Qué hombre -si es que ha existido o existe alguno- ha llegado "a la esencia o verdad de las cosas”? A ciencia cierta, no lo sabemos. Si sabemos que, algunos, no todos, buscamos la esencia y verdad de las cosas, pero no podemos afirmar rotundamente que hemos "llegado" a ellas. Por lo tanto, procedemos racionalmente cuando buscamos la esencia o verdad de las cosas, pero lo hacemos irracionalmente cuando no actuamos así.

Entonces, entendemos la racionalidad como un proceso tendiente hacia un fin, pero donde la definición dice que "le permite llegar a la esencia o verdad de las cosas" reemplazaríamos la palabra llegar a, por indagar o buscar.

Quizás, en un sentido popperiano, podemos conceder que lograríamos efectivamente llegar "a la esencia o verdad de las cosas" de manera provisoria o temporal, y que ese proceso racional -en realidad- constituye uno de conjeturas y refutaciones, al mejor estilo de Popper. Ese conocimiento de la esencia y verdad de las cosas no sería definitivo, porque carecemos de omnisciencia dada nuestra condición humana y su inherente imperfección. Entonces -en este caso- habrá que decir que conocemos algo de la esencia y verdad de una cosa, o todo, pero imperfectamente.

Pero aquí surge otra dificultad: para poder decir que conozco algo de una cosa debo conocer de ella (previamente) su extensión. Por ejemplo, si la carrera de Derecho estuviera compuesta por -supongamos- un numero de 30 materias tiene sentido decir que conozco algo de ella cuando llevo aprobadas sólo 3 o 4 materias de la misma siendo (al mismo tiempo) consciente que la carrera completa se compone de 30 materias. Pero si yo no supiera que la carrera completa consta de 30 materias puedo suponer perfectamente que esas 3 o 4 materias son toda la carrera, y en este último caso puedo decir que conozco todo el Derecho, lo que objetivamente no es cierto, sino que sólo lo es subjetivamente.

La realidad consiste en que los humanos no podemos saber de antemano que es todo lo cognoscible que aún no conocemos. No obstante, si sabemos que desde el comienzo de los tiempos la humanidad ha venido haciendo descubrimientos continuos y asombrosos sobre cosas de las cuales creíamos ya saber absolutamente todo.

Pero, como expresábamos antes, la razón -tal bien dice la definición arriba transcripta- es una facultad que la persona posee, y como facultad es discrecional para el individuo usarla o no, dado que, como ser dotado de libre albedrio bien podría decidir (y lamentablemente no son pocos los casos donde ello se observa) no ejercer dicha facultad, o sea, abandonar en forma deliberada el uso de la razón. El ser humano no es un autómata, no fue creado de este último modo, posee el libre albedrío necesario que le permite elegir, optar por diversas alternativas y, en el mismo sentido, ese libre albedrio también lo habilita para ejercer y desplegar desarrollando sus facultades intelectivas o bien, en dirección contraria, hacer un completo abandono de estas. Es su opción y su elección la acción o la inacción.

Esto -que a alguno le parecería difícil o imposible- se observa, sin embargo, a diario en el mundo cotidiano, y es notable en campos como en la política donde muchos votantes se abandonan al discurso improvisado (o no) de políticos astutos o ladinos que pretenden "conocer" y poder "decidir" por el votante que es lo mejor para el ciudadano. Y, como decimos, no son pocos los electores que se dejan seducir por el "canto de sirenas" de la clase política y renunciar a su propia capacidad racional para someterse a la de sus dirigentes partidarios, sindicales, etc.

Pero la razón, como cualquier otra facultad humana en germen, debe aprender a usarse, y es aquí donde entra a jugar la educación que recibe el niño primero, el adolescente después y finalmente el hombre a lo largo de toda su vida, ya que la educación es un proceso continuo -según creemos- que no se agota en la escuela y la universidad, sino que continúa luego de finalizada la cursada y se extiende en el campo laboral y el resto de las actividades sociales que cumple la persona en su devenir humano.

Si uno no aprende a razonar por sí mismo habrá otros que razonarán por uno. La peor situación es cuando deliberadamente se renuncia a la facultad de razonar, y todavía peor cuando no les interesa aprender a razonar. No obstante, ese abanico de posibilidades entra dentro del campo del libre albedrio humano que es el que nos permite hacer ese tipo de elecciones.

Gabriel S. Boragina 
gabriel.boragina@gmail.com
@GBoragina 

LEANDRO RODRÍGUEZ LINÁREZ: ESCENARIOS (DIZQUE) ELECTORALES

Paradójicamente, hoy lo electoral no debe ser abordado desde lo político, mucho menos desde la ceguera partidista, debe ser afrontado desde la venezolanidad. Aseverado esto, debemos ponderar la conveniencia de cualquier proceso electoral inmerso en una crisis estructural sin precedentes, donde para nadie es un secreto todos los organismos públicos parecen sedes del partido del gobierno. Asimismo, con casi 5 millones de venezolanos fuera del país debe ser prioritario agotar todos los esfuerzos para que ellos ejerzan su derecho al sufragio antes de cualquier elección, su participación es determinante.  

Por otro lado, es indispensable auditar el registro electoral permanente, así como todos los registros SAIME, despejar todas las dudas que se ciernen sobre éstos. La ingeniería electoral que va desde el marco normativo, circunscripciones y centros de votación exigen misma revisión. Es por todos estos requerimientos, por todas las tinieblas que levantan, que el pueblo venezolano en su amplia mayoría está renuente a votar, pues continuar haciéndolo en este oscurantismo ha llevado a que el voto no premie, no castigue, ni genere cambios. En estas condiciones de severo rechazo a las instituciones públicas, de desesperanza en el voto, forzar procesos electorales produciría estos escenarios:  

Elecciones con nuevo CNE: Este escenario pareciera ser el más trabajado por la dirigencia opositora, presidenciales con nuevo ente rector electoral, sin embargo, sí el chavismo se viera obligado aceptarlas y las perdiera, no debemos olvidar cuál ha sido la suerte de alcaldes, gobernadores opositores electos popularmente y el de la propia Asamblea Nacional, el chavismo institucionalizado, llámese ANC, TSJ y demás poderes públicos psuvizados, les ha castrado competencias, recursos, infringido inhabilitaciones, persecuciones y encarcelamientos. Así, un nuevo presidente opositor muy seguramente correría misma suerte. Por eso, esperar la sola elección de un CNE nuevo e imparcial sea la solución es una forma muy simplista de abordar la problemática real, el pueblo lo sabe y este escenario tampoco aseguraría una participación importante. 

Quienes aluden esta elección sería “vital” para comprobar la ilegitimidad de todo el régimen, les aclaramos que ello no está en discusión desde hace tiempo, en la forma tan flagrantemente ilegal e ilegitima como fue (des)electo Maduro el 20 de mayo de 2018, quedó fehacientemente demostrado, la comunidad internacional determinante e influyente así lo certifica con su no reconocimiento e incontables sanciones ¿llover sobre mojado? Este mismo escenario se aplicaría sí la oposición accediese a las pretensiones del régimen de afrontar por acuerdo un adelanto de parlamentarias.  

Elecciones convocadas por el chavismo: Muy a su usanza, sí unilateralmente el régimen vía ANC-CNE y demás instituciones rojas rojitas decidiese convocar elecciones, por ejemplo, adelanto de las parlamentarias, el resultado sería exactamente el mismo al de los últimos 6 “procesos electorales”, otra abstención histórica, el chavismo sumaría otro poder público ilegal, ilegítimo, no reconocido mundialmente, la crisis del país continuaría su acelerado rumbo de caotización.  

Dos conclusiones, la primera apunta a que el reto para la democracia venezolana (y de la región) no es salir solo de un presidente, sino de toda una usurpación, no olvidemos todo cuanto detenta el chavismo hoy día es ilegal, ilegitimo, sostenido a través de la violencia institucionalizada, salir solo del “presidente” quedando su institucionalidad nada cambiaría. 

En segundo lugar, ya es hora de haber asimilado que los procesos electorales JAMÁS deben ser desarrollados en “condiciones mínimas” pues ello ha deparado la tragedia país que hoy nos desintegra y mata. Los procesos electorales deben ser SIEMPRE consumados en condiciones óptimas, sino es así se convierten en parte del problema. 

Leandro Rodríguez Linárez 
leandrotango@gmail.com
@leandrotango      

BRIAN FINCHELTUB: LOS QUE ENTREGARON EL ESEQUIBO

“Nos ha llegado la información de que están negociando el Esequibo a cambio de apoyo político” denunció esta semana el usurpador de Miraflores, Nicolás Maduro, en referencia al gobierno de transición. Es cierto que el dictador no merece ni una respuesta, pero frente a tanta desvergüenza un ejercicio de refrescamiento de memoria es necesario.

Si alguien sabe de negociados y pactos contra la república es precisamente Maduro, quien antes de usurpar el poder fue canciller del régimen chavista durante seis años. No queda dudas que cuando pronunciaba esas palabras no hacía más que describir lo que él y su régimen han hecho durante más de veinte años: traicionar los intereses del país para mantenerse en el poder. Son como el cuento del delincuente que al robar se mete entre la muchedumbre para escabullirse y grita “allá va el ladrón, allá va el ladrón, atrápen

Si de traidores a la patria se trata, no hay más traidores que ustedes. Al punto que de la llamada “patria” poco queda, porque hasta la libertad nos han hipotecado. Fue precisamente el fallecido Hugo Chávez Frías quien le prometió al Caribe abandonar la reclamación internacional venezolana sobre el Esequibo a cambio de apoyo político en la Organización de Estados Americanos y en la ONU, además de hacerse la vista gorda de las explotaciones autorizadas por Guyana en el territorio en reclamación. Ni durante la democracia ni durante los regímenes militares del comienzo del siglo XX nadie se atrevió a tanto por tan poco, una mano levantada a cambio de 159.000 kilómetros cuadrados ricos en recursos naturales.

En derecho internacional el silencio habla y mucho, sobre todo en el contexto de una disputa territorial, pero aún más las acciones, por más insignificantes que parezcan. Hay que recordar por ejemplo cuando el sátrapa de Miraflores mostró mapas de Venezuela sin el Esequibo, algo que ni en las escuelas antes era permitido. Cuesta creer que a ese nivel hayan ese tipo de “errores”, mucho menos viniendo de quienes viene. El plan de entrega y mutilación de nuestro territorio no es más que la aplicación del proyecto castrista contra Venezuela, un proyecto que, por cierto, nunca ocultó el régimen cubano. Por ejemplo, Fidel Castro siempre tildó a Venezuela de “expansionista” frente a su legítima reclamación del territorio del Esequibo y de eso hay registros públicos en la prensa, no es nada descabellado que una de las primeras cosas que hizo al meter las manos en nuestro país haya sido despojarnos de lo nuestro. 

En las escuelas siempre veíamos nuestro mapa como un gran elefante de pie cuyas dos patas eran el Esequibo y el Amazonas. El madurismo nos ha dejado cojeando de una pata y amenaza gravemente la otra. Quienes ayer entregaron el Esequibo hoy le dan en bandeja de plata el sur de Venezuela a grupos narcoterroristas. Nunca antes nuestra existencia y la de nuestras generaciones estuvo tan amenazada, somos lo más cercano a un ex país que una vez estuvo de pie al norte del sur y que hoy es mutilado, saqueado y arruinado por una mafia delincuencial. Se equivocan quienes piensan que pueden ser simples testigos del derrumbe de Venezuela y sobrevivir, si no actúan rápido terminarán con nosotros debajo de los escombros. Es la hora de actuar. 

Brian Finche
@BrianFincheltub