domingo, 25 de noviembre de 2018

ACTUALIZACIÓN HOY DOMINGO 25-11-2018, EL REPUBLICANO LIBERAL

  ********ACTUALIZACIÓN HOY DOMINGO 25-11-2018 ********             
EL REPUBLICANO LIBERAL 
Promoción  mediante mail list, twitter y Facebook
http://elrepublicanoliberalii.blogspot.com/
Al retwittear  aumentas tu número de lectores
"Hay dos maneras de difundir la luz, ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja”

UN RECONOCIMIENTO MUY ESPECIAL A QUIENES NOS ENVÍAN  SUS DECIDORES ARTÍCULOS, A LOS QUE NOS ESTÁN APOYANDO ECONÓMICAMENTE Y A LOS LECTORES QUE NOS RETWITTEAN
PARA SU APORTE  COMUNICARSE CON carpa.carpa@outlook.es 

LUIS FUENMAYOR TORO, A VACUNARSE CONTRA LOS EXTREMISMOS

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 7 minutos
El intenso enfrentamiento político verbal existente durante dos décadas en Venezuela, a veces acompañado de hechos que han ido más allá y han entrado en el campo de la violencia, con todas sus nefastas consecuencias: persecuciones, exilios, detenciones, maltratos, torturas, heridos, muertos y pérdida de los derechos ciudadanos, ha llevado a la merma de valores fundamentales en toda sociedad y ha enloquecido, de muchas formas, a buena parte de la población. Conceptos como patriotismo, pluralismo, bolivariano, tolerancia, soberanía, revolución, socialismo y democracia, se han resqueb... más »

ADRIANA CANTAURA, LA MUJER VENEZOLANA Y EL FALSO FEMINISMO CHAVOMADURISTA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 32 minutos
Este sistema patriarcal en el que vivimos delega estrictamente en la mujer el cuidado de los hijos, de las personas mayores y el trabajo doméstico, a ello se suma la desigualdad salarial y la discriminación laboral, que impide a las mujeres acceder a los cargos jerárquicos en la misma proporción que los hombres, la violencia de género y otras formas de opresión. En la actual crisis económica y política que vive el país, somos uno de los sectores más vulnerables de la sociedad. Hace aproximadamente un año escribí un artículo en el que compartía mi experiencia cotidiana y constataba ... más »

ALBERTO BARRERA TYSZKA, LOS TEODORISTAS

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
El teodorismo es una manera de admirar a un hombre auténtico, independiente y corajudo. Es de tarde y el sol está rebotando sobre el balcón del pequeño apartamento. Teodoro acaba de abrirnos la puerta, está muy sonreído. Ya no recuerdo por qué Ibsen Martínez y yo estamos ahí, a cuenta de qué hemos ido a verlo. Pero con cierto apremio nos hace pasar, nos dice que nos sentemos y nos muestra unas hojas de papel que tiene en sus manos. Es una tarea de escuela que ha escrito su nieta en París. Está orgullosísimo. Quiere leérnosla. Se sienta también él en un sillón, levanta sus lentes y ... más »

ALBERTO JOSÉ HURTADO B., ¿POR LA EFICIENCIA ECONÓMICA?

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
En el actual contexto de la economía venezolana y a pesar de la ausencia de resultados concretos del programa de recuperación económica, crecimiento y prosperidad, el Gobierno Nacional insiste en identificar, utilizar y presentar al país criterios de acción pública que se sustentan en las funciones que toda autoridad debe desarrollar en una economía: a) asignar determinados bienes y servicios mediante la política presupuestaria, pero nunca todas las mercancías disponibles; b) distribuir la renta petrolera obtenida por la venta en el extranjero del petróleo venezolano, y redistribui... más »


ESTHER PEROZO "EL QUIEBRE DE LA UNIDAD ES UN SUICIDIO"

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Los venezolanos queremos y merecemos vivir en paz, y es que es tan difícil tener un día tranquilo en Venezuela, muchos comenzamos el día y desde muy temprano nos sentimos estresados cuando no podemos llevar a nuestra boca una taza de café, que es algo tan básico y elemental para el venezolano. Cuando comienzas el día sin poder tomarte un café la mañana se pone pesada y las ideas no fluyen no coordinan las palabras con los hechos, te pones incoherente, te da dolor de cabeza, y en muchos casos te quedas mudo. ¿Será eso lo que le ocurre a la oposición venezolana? Que cada día los vemos... más »
EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Reconocer, lo que se dice reconocer, fracasos o errores de fondo, por llamarlos de alguna manera, relativos a los planes estratégicos, programas sociales y de desarrollo,o acciones gubernamentales especificas, es algo que Hugo Chávez nunca hizo en los catorce años que estuvo en el poder. Tampoco su sucesor, Nicolás Maduro, lo había hecho en estos seis que transcurren, hasta hace un unos días. Y es que siempre cabe la posibilidad de qué, ademas de un ¡por ahora!, haya un ¡hasta ahora!. Nos referimos a las, todavía calientes, declaraciones del actual Presidente de Venezuela, tras en... más »

LUIS FUENMAYOR TORO, A VACUNARSE CONTRA LOS EXTREMISMOS


El intenso enfrentamiento político verbal existente durante dos décadas en Venezuela, a veces acompañado de hechos que han ido más allá y han entrado en el campo de la violencia, con todas sus nefastas consecuencias: persecuciones, exilios, detenciones, maltratos, torturas, heridos, muertos y pérdida de los derechos ciudadanos, ha llevado a la merma de valores fundamentales en toda sociedad y ha enloquecido, de muchas formas, a buena parte de la población. Conceptos como patriotismo, pluralismo, bolivariano, tolerancia, soberanía, revolución, socialismo y democracia, se han resquebrajado y distorsionado y han perdido o alterado su verdadero significado. Otro tanto ha ocurrido con palabras como diálogo, negociación, acuerdo, que se son hoy insolencias inaceptables y condenables.

Hace como 15 años o más, el profesor Arnaldo Esté me hizo señalamientos parecidos y añadió irónicamente que los grupos de izquierda tendrían casi que inventar nuevas palabras, para poder actuar en la política venezolana. Esta observación indica que la cuestión viene prácticamente desde los inicios del gobierno de Chávez, y tuvo en él a su principal promotor. En su necesidad de profundizar la polarización que le llevó al triunfo electoral en 1998, de manera de seguir manteniendo una mayoría confortable que le asegurara seguir en el poder, Chávez le dio su propio significado a palabras y conceptos existentes, para adjudicárselos como virtudes revolucionarias y humanas o

para enrostrárselos a quienes se le oponían, como las más pavorosas perversiones que seres humanos o grupos políticos pudieran tener.

El fenómeno ha derivado en una derechización de la política venezolana, que radicalizada pareciera aceptar todo aquello que signifique la terminación de este régimen por cualquier medio, sin importar si sus consecuencias futuras son iguales o peores que lo existente. Pero el extremismo no termina ahí, se trata de erradicar para siempre cualquier esbozo que recuerde de alguna manera las políticas chavecistas. Hay que exterminarlos de la misma forma como debió haber sido hecho con las reminiscencias del pasado adeco copeyano, según afirman los ultraizquierdistas del sector gubernamental. Ninguno de ellos quiere reconciliación nacional, ni pluralismo político, ni salidas electorales, ni nada que signifique la pervivencia del contrario, pues lo menos que desean es una sociedad sin hegemonías.

Algunos extremistas de derecha hoy consideran a Borges, Leopoldo y Capriles, para sólo mencionar tres, más enemigos que Maduro, Diosdado o Jorge Rodríguez. Sus líderes son Marcos Rubio, Uribe, Duque, Bolsonaro y, está por verse, si Trump. Añoran a Pinochet y a Franco y no van más allá simplemente por ignorantes. El Papa Francisco es un depravado castro comunista y quien se haya fotografiado o alguna vez hablado con Gorrín, no porque éste sea corrupto sino por gobiernero, hay que empalarlo en la Plaza Bolívar. Dentro del gobierno existe la contrapartida radical, que encabeza Diosdado y que tiene como exponentes a Mario Silva, la Fosforito y cabeza ´e mango. Dicen que los radicales son el 10 por ciento en el campo opositor y el 4 por ciento en el del gobierno, cifras de las que no puedo dar fe, pero que son extremadamente elevadas.

Si estos son quienes se imponen y van más allá de la simple habladera de pendejadas, cosa que dificulto pues la cobardía es un denominador común en este tipo de seres, vamos hacia una matazón. Como no podemos estar seguros, vale el alerta, así como señalar que sólo las políticas coherentes que impulsen salidas pacíficas, nacionales, constitucionales y electorales, pueden vacunarnos contra esa grave enfermedad. Los comicios del 9 de diciembre son un momento y una forma de comenzar esa necesaria vacunación. Vacúnate contra los extremismos antinacionales el 9 de diciembre próximo.

Luis Fuenmayor Toro
@LFuenmayorToro ‏

ADRIANA CANTAURA, LA MUJER VENEZOLANA Y EL FALSO FEMINISMO CHAVOMADURISTA


Este sistema patriarcal en el que vivimos delega estrictamente en la mujer el cuidado de los hijos, de las personas mayores y el trabajo doméstico, a ello se suma la desigualdad salarial y la discriminación laboral, que impide a las mujeres acceder a los cargos jerárquicos en la misma proporción que los hombres, la violencia de género y otras formas de opresión. En la actual crisis económica y política que vive el país, somos uno de los sectores más vulnerables de la sociedad. Hace aproximadamente un año escribí un artículo en el que compartía mi experiencia cotidiana y constataba el proceso de feminización de la pobreza, el deterioro de condiciones de vida y la agresión sistemática que sufrimos las mujeres venezolanas y que orquesta el Estado contra todas nosotras.

En los últimos 19 años el país ha sido gobernado por el hace cinco años fallecido Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro, a quien en vida ungió el mismísimo Chávez. Ambos mandatarios y el chavismo en general han presumido de dirigir un gobierno de corte feminista, que ha reivindicado a la mujer venezolana y la ha empoderado social, política y económicamente. Nada más lejos de la verdad.

Comencemos por algo tan elemental como la alimentación. La tarea de procurar la alimentación de los niños cae mayoritariamente sobre las mujeres en función de la división patriarcal del trabajo y también porque la mayoría de las cabezas de hogar somos mujeres. A ello se suma la humillación de tener que recurrir a programas clientelares como las Madres del Barrio, el Carnet de la Patria o la distribución de las cajas del CLAP, pues con su salario ninguna mujer puede sostener la alimentación propia y de su familia. Cuando llega el día de comprar la fulana bolsa, debes olvidarte de tu trabajo, de la escuela de tu hijo, de todo… Toma toda la mañana y parte de la tarde realizar esta compra, solo eso es razón suficiente para sentirse indignada. Justo mientras escribía las últimas líneas sentí miedo de perder la bolsa y es el miedo el sentimiento que el Gobierno quiere sembrar. Los CLAP son un instrumento de control social, dirigido principalmente hacia las mujeres, para chantajearnos, intimidarnos y mantenernos con la mirada gacha porque el poder de adquirir o no esos alimentos depende del Gobierno, es una forma de agresión política sin duda alguna.

No se divulgarán mientras siga gobernando el chavismo, cifras oficiales que reflejen las consecuencias que la actual crisis ha generado en la población, pero por fortuna algunas ONG, encuestadoras privadas, ENCOVI e incluso funcionarios públicos como la Ministra de Salud destituida en 2016 justamente por revelar estadísticas de la mortalidad infantil y materna, han proporcionado datos que son, cuando menos, alarmantes. Gracias a estas organizaciones, universidades y funcionarios públicos asqueados, hemos conocido lo que seguramente es solo es la punta del iceberg. Esa minúscula muestra a la que me refiero se ve reflejada, por ejemplo, en los femicidios y en las violaciones de derechos humanos y sexuales.

Respecto a los femicidios, la ONG Centro de Justicia y Paz, del Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres, reseñó que Venezuela está entre los 15 países con más femicidios en el mundo y que el 40% de las mujeres han sido, son o serán víctimas de algún tipo violencia. Datos de la Fiscalía General de la República indican que la segunda causa de muerte violenta en el país es el feminicidio. Por su parte, el Observatorio Venezolano de Violencia declaró que 254 mujeres fueron asesinadas entre enero y agosto del año 2017 y agregan un nuevo ingrediente a la violencia contra la mujer en Venezuela, como lo son los abusos por parte de los funcionarios policiales y militares.

Este "nuevo ingrediente" salió a la luz durante los más de 100 días de protestas que vivió el país en el 2017. Nadie, ninguna mujer debe ser objeto de agresión sexual y es deber del Estado garantizar que así sea. Sin embargo, el Estado venezolano no lo hizo y según Avesa, se encontraron 25 víctimas de violencia sexual en ese contexto, de las cuales el 56% eran mujeres. Al momento de ser detenidas eran obligadas a desnudarse al interior de los centros de detención frente a funcionarios policiales, siendo amenazadas e intimidadas con ofensas sexuales, también hay denuncias de violaciones y otras formas de tortura durante las detenciones. ¡Vaya gobierno feminista y socialista!

Por si fuera poco, las mujeres venezolanas vivimos una tragedia cuando de acceso a los anticonceptivos se trata, pues estos no están disponibles en la red pública hospitalaria, escasean en las farmacias y se venden a elevadísimos costos, ocasionando que solo las personas de mayor poder adquisitivo puedan comprarlos, limitando a un reducido número de personas el derecho a la planificación familiar, en un país cuyo gobierno presume de "socialista" la brecha social se ha profundizado y los privilegiados de siempre son quienes pueden llevar el control de su planificación familiar.

Actualmente Venezuela registra la tasa de fertilidad en adolescentes más alta de la región, igualamos a algunos países africanos y superamos por 20 puntos a Haití. Esto por supuesto representa un problema para la mujer, que debido a su corta edad pasa a engrosar las cifras de deserción escolar y luego su escasa formación académica le impide incorporarse al mercado laboral, convirtiéndose, ella y su hijo, en nuevos marginados sociales. La política pública que el Estado dirige hacia estas madres es la otorgación de un bono mensual de Bs. 700mil (monto que representa unos $22 dólares de la tasa oficial y $3 de la tasa paralela), para ella y la vida por nacer.

Esta medida no solo es económicamente insuficiente, sino que de plano no resuelve nada, pues el Estado venezolano no responde por la falta de anticonceptivos, en primer lugar, y además refuerza el rol obligatorio de madre. Para el Gobierno la mujer solo tiene la función de reproducirse, no hay programas de educación sexual y reproductiva, acceso a anticonceptivos ni derecho al aborto. No se capacita a la joven madre en la adquisición de un oficio que le permita valerse por ella misma ni se le brinda acceso a un verdadero sistema de seguridad social. El gobierno se limita a medidas efectistas y populistas que cubren algunas formas y no solucionan el problema de fondo.

El Estado venezolano tampoco garantiza la salud y la vida de las mujeres embarazadas, la ONG Convite declaró para el diario El Nacional, que la tasa de mortalidad materna se incrementó en 130,70% solo en el año 2016, y estableció que las principales causas de muerte son hipertensión y hemorragia. De ese número de mujeres embarazadas que mueren en el parto o en los siguientes 42 días de postparto, 96% de ellas han muerto en hospitales públicos debido a la falta de insumos y medicinas. No hay bonificación que compense la muerte de estas mujeres, ni discurso idealista que oculte la realidad que vivimos las mujeres venezolanas en los hospitales públicos. El plan de parto humanizado resultó ser una estafa más, pues ni se está aplicando en las salas de parto de nuestros hospitales ni ha vuelto siquiera a ser mencionado, seguimos siendo objeto de violencia obstétrica y a pesar de existir una ley que la penaliza, no se aplica.

La vulneración de nuestro derecho a acceder a anticonceptivos, por cierto consagrado en el artículo 76 de nuestra Constitución, limita el control sobre nuestros derechos reproductivos y sexuales. Mientras el gobierno se hace llamar socialista, humanista y revolucionario, estos pacatos militares tienen sus botas sobre nuestros ovarios y nos condenan a parir en hospitales sin insumos, sin medicinas, sin humanización del parto y sin garantía de salir vivas, nosotras y nuestras crías, y encima se atreven a llamarnos "asesinas" a las que exigimos la despenalización del aborto.

Hoy las mujeres venezolanas estamos viviendo en una sociedad cuyas medidas se asemejan a las de un feudo medieval en el que la libertad personal, el acceso a los anticonceptivos y la planificación familiar son más un anhelo que un derecho. El femicidio, la violencia machista y la posibilidad de encontrar la muerte en el parto es una realidad cotidiana, esa es la verdadera política de estos pacatos militares y religiosos que dirigen el gobierno e insisten en minimizar nuestros derechos con misiones sociales, como madres del barrio que nos impiden incorporarnos al mercado laboral y nos extorsionan políticamente, obligándonos a vivir dependiendo de un bono. Las mujeres morimos de hambre o morimos en el parto, o morimos en abortos clandestinos, o morimos en manos de la violencia machista. En esta nueva conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, debemos hacer énfasis en la necesidad de la organización autónoma del movimiento de mujeres, desenmascarando a este falso feminismo que pregona el chavismo, para poder luchar por cambiar esta terrible realidad y conquistar el respeto a todos nuestros derechos.

Adriana Cantaura

@teixeiraAC

ALBERTO BARRERA TYSZKA, LOS TEODORISTAS


El teodorismo es una manera de admirar a un hombre auténtico, independiente y corajudo.

Es de tarde y el sol está rebotando sobre el balcón del pequeño apartamento. Teodoro acaba de abrirnos la puerta, está muy sonreído. Ya no recuerdo por qué Ibsen Martínez y yo estamos ahí, a cuenta de qué hemos ido a verlo. Pero con cierto apremio nos hace pasar, nos dice que nos sentemos y nos muestra unas hojas de papel que tiene en sus manos. Es una tarea de escuela que ha escrito su nieta en París. Está orgullosísimo. Quiere leérnosla. Se sienta también él en un sillón, levanta sus lentes y nos pregunta si puede leerla en francés. Los dos decimos que mejor nos la traduzca. Teo desliza su mirada hacia las hojas, sonríe y masculla con una mezcla de sorna y de ternura: ¡Cómo se nota que nunca estuvieron en la cárcel!

Ahí donde algunos solo vivían o veían una prisión, Teodoro Petkoff también encontraba una oportunidad para aprender idiomas. Eso lo definía. Nunca estaba en calma. Siempre quería más. Siempre conseguía una nueva pregunta.

Teodoro solo podía entender la existencia desde la pasión, desde el movimiento. Fue un hombre llevado por la inquietud. Jamás huyó de las preguntas. Por el contrario, cada vez que pudo, fue a buscarlas, a desafiarlas. Se dejó interrogar por la realidad y, con honestidad y valentía, siempre fue irreductiblemente leal a esa búsqueda. Y siempre, además, estuvo dispuesto a asumir el gran riesgo de cambiar.

Fue miembro del Partido Comunista pero luego también denunció el totalitarismo soviético. Terminó vetado por la URSS y sin visa de los Estados Unidos. Fue un hombre de acción y de ideas. Protagonizó fugas espectaculares de cárceles militares y escribió libros memorables. Fue guerrillero en la década de los sesenta pero también, después, supo y pudo ser un demócrata radical, candidato a la presidencia, ministro, líder político. Fundó un partido al que renunció para no apoyar a Hugo Chávez. Se reinventó en el periodismo y, desde ese espacio, se convirtió en uno de los más grandes críticos del proyecto autoritario autoproclamado como la “revolución bolivariana”. Su estilo directo, su manera de desnudar al poder, la naturalidad con la que planteaba el debate abierto y el cuestionamiento, su sencillez ante las ceremonias de cualquier élite…Terminaron convirtiéndolo en una referencia de integridad para varias generaciones y de lucidez intolerable para el gobierno. Teodoro Petkoff tenía la épica y la autoridad moral que al chavismo siempre le faltó. Nunca se lo perdonaron. Por eso lo persiguieron y lo acosaron hasta el último momento.

En medio de la anti política y del culto religioso a Chávez, Teodoro logró ser un líder enorme, sin partido y sin iglesia. Sin proponérselo, convocó a su alrededor entusiasmos personales profundos. Ser o no ser teodorista, no implicaba necesariamente estar de acuerdo con todo lo que Teodoro decía o proponía. Más que comprometer algunas líneas concretas de acción o de pensamiento, más que suscribir una línea ideológica particular, representaba apoyar una manera de estar en la vida pública del país; una forma de apostar por el debate abierto, por la transparencia, por decir y defender lo que se piensa, con honestidad, sin concesiones; una manera de seguir buscando siempre otras preguntas, de convertir la incomodidad en una práctica política.

El teodorismo es, también y sobre todo, una forma de afecto, una manera de admirar a un hombre entrañable, de una generosidad maravillosa y de una inteligencia desconcertante; un hombre auténtico, independiente y corajudo. Con quien tanto quisimos y a quien tanto extrañaremos.

Alberto Barrera T


ALBERTO JOSÉ HURTADO B., ¿POR LA EFICIENCIA ECONÓMICA?


En el actual contexto de la economía venezolana y a pesar de la ausencia de resultados concretos del programa de recuperación económica, crecimiento y prosperidad, el Gobierno Nacional insiste en identificar, utilizar y presentar al país criterios de acción pública que se sustentan en las funciones que toda autoridad debe desarrollar en una economía: a) asignar determinados bienes y servicios mediante la política presupuestaria, pero nunca todas las mercancías disponibles; b) distribuir la renta petrolera obtenida por la venta en el extranjero del petróleo venezolano, y redistribuir el ingreso a partir del cobro de impuestos a los sectores con mayor capacidad para contribuir, y c) estabilizar la economía utilizando los instrumentos monetarios, fiscales, políticos y sociales disponibles, pero dejando de usar aquellos cuyo impacto empeore la realidad macroeconómica. De allí se deriva el principio de eficiencia que desde hace un buen tiempo el Ejecutivo Nacional utiliza para respaldar las medidas de intervención con las que intenta corregir la inestabilidad de precios e incentivar la actividad productiva.

En este sentido, una economía eficiente es aquella capaz de permitir la producción óptima de bienes y servicios, y de facilitar la asignación de recursos teniendo en cuenta los factores de producción existentes. El mercado garantiza dicha eficiencia cuando logra una situación en la que no es posible mejorar las condiciones de un miembro de la sociedad sin perjudicar las condiciones de los otros (óptimo de Pareto). Así, la suma del excedente del consumidor (bienestar del comprador) y del excedente del productor (beneficio del vendedor) se maximiza, garantizando de esta manera que los compradores accedan a los productos al precio más bajo posible y que los vendedores reciban los precios más altos por sus bienes.

Pérdida irrecuperable:

Los obstáculos más comunes que tiene una economía para lograr la asignación eficiente de los recursos son: a) el excesivo uso de controles de precio: tanto precio máximo como precio mínimo; b) la presencia de mercados no competitivos: monopolios, oligopolios, competencia monopolística; c) la existencia de bienes públicos, para los cuales no existe precio de mercado y tienen una menor producción debido al problema del free rider, y d) la presencia de externalidades, los costos y beneficios que recaen sobre agentes económicos distintos a quien lleva a cabo una actividad económica. Todos estos factores ocasionan subproducción o sobreproducción de bienes y servicios, es decir, generan una pérdida irrecuperable para la sociedad (que se mide por la disminución del excedente del consumidor y el excedente del productor) como consecuencia de un nivel de producción no eficiente.

Si el gobierno venezolano pretende de nuevo alcanzar la eficiencia económica debe entender que ésta no se decreta; en su lugar, requiere de acciones reales para mejorar el funcionamiento de las instituciones públicas, recuperar los mercados, restablecer la seguridad jurídica, y permitir la participación y surgimiento del sector privado en el país. De igual forma debe tener presente que: 1) las economías de mercado producen resultados eficientes que la acción pública no puede mejorar, y 2) ante la existencia de fallas de mercado en la economía, la intervención regulatoria del sector público para orientar dichas fallas puede beneficiar a todos, siempre y cuando se disponga de un esquema institucional donde sea posible el seguimiento, medición y rendición de cuentas de la gestión y los resultados de las instituciones públicas (democracia), para evitar que las fallas del Estado causen ineficiencia económica.

Alberto Jose Hurtado B
@ajhurtadob

ESTHER PEROZO "EL QUIEBRE DE LA UNIDAD ES UN SUICIDIO"


Los venezolanos queremos y merecemos vivir en paz, y es que es tan difícil tener un día tranquilo en Venezuela, muchos comenzamos el día y desde muy temprano nos sentimos estresados cuando no podemos llevar a nuestra boca una taza de café, que es algo tan básico y elemental para el venezolano.

Cuando comienzas el día sin poder tomarte un café la mañana se pone pesada y las ideas no fluyen no coordinan las palabras con los hechos, te pones incoherente, te da dolor de cabeza, y en muchos casos te quedas mudo. ¿Será eso lo que le ocurre a la oposición venezolana? Que cada día los vemos más alejados de la realidad, sin líneas específicas y lo único que han logrado es que el régimen avance en su propósito.  

Ser político es emprender una lucha con propuestas claras para lograr el bienestar colectivo, no es esconderse, ni llorar detrás de la pantalla de su celular, ser político no es rendirse, es resistir, es luchar y la única forma que pueda ser efectivo ante un gobierno como este; es hacerlo en Unidad. No hay otra opción. 

Desde Unidad Visión Venezuela hacemos el llamado una vez más a toda la dirigencia venezolana a retomar el dialogo pero con nosotros mismo, continuar el enfoque que un día nos unió y con el que obtuvimos grandes logros que nos llevaron a la victoria y mantuvimos a la población esperanzada de lograr una salida a todo este sufrimiento colectivo en el que estamos envuelto, también le recordamos que en Unidad somos una fuerza y sin ella solo somos una opción. 

Necesitamos unirnos y trabajar mancomunadamente para lograr ver una salida a este túnel oscuro en que se ha convertido nuestro país. Sin dejar de recordar eso,  que solo es un túnel y no una cueva. 

Es preocupante para mi como venezolana opositora y mucho más como dirigente de un partido ver como puede ser más fácil sentarse a dialogar con un gobierno con el que tenemos profundas diferencias y no hemos podido encontrar un lugar y un día para sentarnos entre nosotros y ponernos de acuerdo en el punto que debería ser único y necesita de nuestra unidad, ese punto es Venezuela.  

No es que crea que está mal compartir una mesa de dialogo con el gobierno, o una mesa de negociación en la que se discuta solo un punto: la salida del régimen, una salida constitucional y pacífica pero negociada, el resto de los puntos aunque no dejan de ser importante y vulnerable son solo una distracción para llenar  la agenda y ganar  tiempo que lo único que logran es que la oposición salga trasquilada, mientras el gobierno sigue favorecido y el pueblo defraudado.  

Necesitamos activar una política real, con políticos serios, coherente, con ideas frescas y renovadas, con poder de convocatoria y credibilidad, habrán quienes digan no hay. Claro que los hay, este país está lleno de ellos aunque aún no los conozcamos, muchos tendrán miedo por que enfrentarse a un régimen como este no es nada fácil, seria exponer su vida y hasta la vida de sus familias y como prueba de ellos tenemos muchos casos, como por ejemplo, la extraña muerte del concejal Albán, la más reciente agresión de María Corina en el estado Bolívar, la persecución contra el diputado William Dávila, así como la declaración de Nicolás  Maduro en contra del dirigente Andrés Velázquez y el diputado Américo De Grazia, sin embargo el país, la libertad, la paz y el retorno de nuestros hijos, lo merece. 

La unidad como fuerza en Venezuela es vital para restituir el estado de derecho en el país, la falta de café podrá no dejarnos pensar, pero el quiebre de la unidad es un suicidio.

Esther Perozo
vivzla@gmail.com
@stherp1

JOSÉ LUÍS MÉNDEZ LA FUENTE , PDVSA Y LA CONFESIÓN DE MADURO


Reconocer, lo que se dice reconocer, fracasos o errores de fondo, por llamarlos de alguna manera, relativos a los planes estratégicos, programas sociales y de desarrollo,o acciones gubernamentales especificas, es algo que Hugo Chávez nunca hizo en los catorce años que estuvo en el poder. Tampoco su sucesor, Nicolás Maduro, lo había hecho en estos seis que transcurren, hasta hace un unos días. Y es que siempre cabe la posibilidad de qué, ademas de un ¡por ahora!, haya un ¡hasta ahora!.


Nos referimos a las, todavía calientes, declaraciones del actual Presidente de Venezuela, tras ensalzar la figura de Alí Rodríguez, quien era embajador en Cuba y alto funcionario del chavismo, con motivo de sus exequias, después de fallecer como consecuencia de una larga enfermedad que lo venía aquejando. 

De él, dijo Maduro, que fué el conjurador del sabotaje petrolero de comienzos de este siglo y el gran fundador de la nueva PDVSA; la gran obra de Alí que, lamentablemente, una mafia había destrozado en los últimos años. Además, agregó sin mayores detalles, que la Fiscalía General de la República, junto al Poder Judicial, estaban ventilando varias causas contra los responsables de lo que fue “la podredumbre en que cayó la nueva Pdvsa
después que Alí entregó y fue a cumplir otras tareas”.

Se pueden sacar varias lecturas de esas declaraciones. Una, por lo demás obvia, sería la de que el funeral de Alí Rodríguez, un hombre del que se ha resaltado, igualmente, su honestidad, asi como su fidelidad al chavismo, era la circunstancia ideal para ofrecerlas; la esperada, si se quiere, pues permite la coyuntura perfecta para separar la PDVSA refundada por Chávez, con ocasión de la crisis petrolera de finales 2002 y comienzos del 2003, de la otra más posterior; la corrompida por mafias de última hora.En este sentido, se debe recordar que la corrupción no está solo referida al dinero tomado de los erarios públicos para fines propios o de terceros, sino también a la alteración de la forma o estructura de algo mediante usos viciados y practicas abusivas. De ambas, el resultado de lo que es PDVSA hoy en dia, habla por si solo.

El problema para digerir esta versión, lo encontramos en el tiempo que llevan esas mafias o tribus manejando la “nueva” PDVSA y la corrupción campeando a sus anchas, pues no es algo de ahora mismo, ni del año pasado, ni de los seis últimos, sino más bien acuñado desde su mismo renacimiento. Es ese el pecado original de la PDVSA chavista. Y para quien nos replique que en el paraíso socialista, no existen Adán, ni Eva, les recuerdo que aun queda la serpiente.

Otra interpretación mas simple y estereotipada, sería ver en el discurso de Maduro, sobre todo, en la referencia a las acciones emprendidas por la fiscalía ante los tribunales, contra directivos de la estatal petrolera, un mensaje de calma y tranquilidad dirigido a la opinión publica internacional, tratando de frenar la ola de criticas y acusaciones por corrupción, de varios paises, a su gobierno. Esta sería la razòn, igualmente, por la cual estas declaraciones tienen lugar ahora y no se hicieron hace uno o dos años atrás, cuando el propio Maduro asomó a la prensa los nombres y apellidos de algunos altos funcionario de PDVSA que se encontraban detenidos bajo averiguación,

Pero lo que realmente debemos resaltar por ser lo único verdaderamente importante, asi como lo menos fácil de ver, no obstante su trascendencia, es la confesión en si misma, que encierran las palabras de Nicolás Maduro al reconocer, aunque sea solapadamente, bajo la inocente excusa del surgimiento de mafias repentinas que aparecieron en PDVSA de la noche a la mañana, la debacle de la industria petrolera venezolana con todo lo que ello significa. Es la admisión, aunque trate de ocultarse bajo la emoción de un panegírico a Alí Rodriguez, de que después de veinte años gerenciando y manejando la empresa estatal y ,por ende, el monopolio de los hidrocarburos, el chavismo y el socialismo del siglo XXI fracasaron rotundamente. 

Es la aceptación, por otra parte, de que el país como proyecto político, social y económico también se malogró, pues PDVSA, su empresa mas importante, la gallina de los huevos de oro, que generaba mas del noventa por ciento de las divisas, fue saqueada y devastada.

No hace falta, oída esa confidencia como testigo de cargo que es el presidente Maduro, hacer ningún otro comentario sobre el resto de las políticas publicas implementadas a través de diferentes actores, como institutos, ministerios o empresas del estado, bien sea para el suministro eléctrico, la telefonía, transporte o metro, bancos estatales creados con fines populares, las desaparecidas misiones sociales, las escuelas publicas, etc., para ponerle titulo definitivo de cierre a lo que todo el mundo sabe o por lo menos suponía, como lo es el colapso de tales organismos y dependencias por la misma suerte de PDVSA. Tampoco vale ya la pena, seguir recordando casos como el del avión de PDVSA que aterrizó en Argentina, hace ya mas de una década, con Antonini Wilson llevando el maletín de los ochocientos mil dolares para la campaña de Cristina Kirchner, pues ya Maduro lo explicó todo.

La de Maduro es la primera confesión realizada por un alto representante del chavismo; de hecho, desaparecido Chávez, el mas importante de todos. No estamos hablando de unos nombres dados a la prensa para que nos entretengamos con ellos, como otras veces, pues en esta ocasión ni siquiera hacían falta, ya que venían circulando en los medios desde hacia unos días; se trata de la asunción por el régimen, con todo lo que ello implica, del descalabro y derrota que Chávez y su proyecto político, continuado por Maduro, han sufrido.

Como suelen dicen los abogados, a confesión de parte, relevo de pruebas.

José Luís Méndez La Fuente
@xlmlf