lunes, 1 de julio de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, LUNES 01-07-2019

MIBELIS ACEVEDO DONÍS: CALIBÁN ANDA SUELTO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 6 minutos
"¡Que el maligno rocío que barría mi madre con una pluma de cuervo sobre el malsano aguazal os inunde! ¡Que un viento sudoeste sople sobre vosotros y os cubra la piel de úlceras!”. En esos ásperos términos se expresa esta “semilla de bruja”, Calibán, ante el reproche de Próspero, su señor. “¡Me habéis enseñado a hablar, y el provecho que me ha reportado es saber cómo maldecir! ¡Que caiga sobre vos la roja peste por haberme inculcado vuestro lenguaje!”. Para “La tempestad”, Shakespeare echaba mano del anagrama de “Caníbal” a fin de nombrar al feroz y deforme personaje, ese ser prim... más »

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: SOLO LA CUBANIZACIÓN SALVA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 22 minutos
Caminamos sin ruta en la diáspora, la miseria creciente y el autoritarismo... En tanto, como en todas las revoluciones, la nomenclatura va en en aviones privados, deglute exquisiteces y cata vinos... El 23 de junio confluyeron dos noticias. La derrota de Erdogan en Estambul y el fin de la visita de Michelle Bachelet a Venezuela. En las redes le habían insistido que viniera “a ver con sus propios ojos” la violación de DD.HH. Si uno ve algo no tiene que advertir que lo hace con los ojos, cosa implícita y menos, además, que es con los propios y no con ajenos. Su ausencia demostraba co... más »

RICARDO VALENZUELA: ¿POR QUÉ CRECEN LOS GOBIERNOS?

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 32 minutos
“Burocracia es el arte de convertir lo fácil en difícil por medio de lo inútil”. Carlos Castillo Peraza “Burocracia es un cruel mecanismo gigante manejado por pigmeos”. Balzac. Para entender el explosivo crecimiento de los gobiernos basta analizar el proceso que transformó a EU y tendremos la fotografía global. Desde su nacimiento EU tuvo un esquema político en la tradición de Locke, un gobierno fuerte pero limitado que, lejos de sofocar, permitiera a los ciudadanos ser libres, seguros y productivos. Un ambiente conductivo a un rápido crecimiento económico liberando su energía, i... más »

LEANDRO RODRÍGUEZ L. , CASI NADIE OYE NI LEE A POLÍTICOS NI ARTICULISTAS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 41 minutos
Antes un inciso, en el artículo anterior titulado “Ahora ¿Qué luchen los políticos ” culminamos señalando la necesidad de otro Miranda, de otro Bolívar, ahora, no hicimos hincapié a la idea proscrita de un mesías ni nada parecido, al contrario, de alguien o algunos que se sepan parte de un equipo y no insustituibles, supremos o eternos, requerimos un liderazgo que sepa organizar e instrumentar planes/acciones internas como externamente, a eso hacíamos inferencia. Recordemos unos de los pensamientos más distintivos del ideario de Bolívar «Si un hombre fuese necesario para sostener e... más »

LUIS FUENMAYOR TORO: VISITA O INVESTIGACIÓN

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 54 minutos
Quiero aclarar que la presencia de Michelle Bachelet en Venezuela no fue producto de ninguna invitación gubernamental, así el gobierno lo quiera hacer ver de esta manera. Bachelet vino para completar la investigación que inició hace ya cierto tiempo, sobre la supuesta violación de los DDHH en el país por parte del gobierno de Nicolás Maduro. Una comisión de su despacho ya venía trabajando intensamente: visitando cárceles, procesando denuncias, contactando con diversas organizaciones sociales y con funcionarios del Gobierno Nacional. Ya se había elaborado un informe preliminar, que s... más »

OMAR ÁVILA: LO ÚNICO QUE HA DEMOCRATIZADO EL GOBIERNO ES LA CORRUPCIÓN

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
En medio de la diatriba política ya existente, se ha desatado una disputa entre el régimen y un sector de la oposición por la corrupción, solo por mencionar los últimos casos, por un lado Cúcuta y por el otro los dólares incautados en República Dominicana. Pareciera que a estos sectores no le importa la corrupción en sí, sino demostrar que el otro es más ladrón que ellos. Si de verdad se quiere un cambio, entonces debemos actuar de manera diferente ante un gobierno que lo único que ha democratizado es la corrupción. Un claro ejemplo es lo que viene ocurriendo a nivel nacional con... más »



MIBELIS ACEVEDO DONÍS: CALIBÁN ANDA SUELTO

"¡Que el maligno rocío que barría mi madre con una pluma de cuervo sobre el malsano aguazal os inunde! ¡Que un viento sudoeste sople sobre vosotros y os cubra la piel de úlceras!”. En esos ásperos términos se expresa esta “semilla de bruja”, Calibán, ante el reproche de Próspero, su señor. “¡Me habéis enseñado a hablar, y el provecho que me ha reportado es saber cómo maldecir! ¡Que caiga sobre vos la roja peste por haberme inculcado vuestro lenguaje!”. 

Para “La tempestad”, Shakespeare echaba mano del anagrama de “Caníbal” a fin de nombrar al feroz y deforme personaje, ese ser primitivo que de “rey propio” pasó a convertirse en esclavo de recién llegados. Brutal e infantil a un tiempo, casi una punzante demolición del mito del Buen Salvaje rousseauniano, Calibán se presenta como una fuerza indomable, refractario a las sutilezas de la civilización aún tras haber recibido el regalo de la palabra; fiel a la calaña del escorpión, presto a picar a la rana sobre cuyo lomo cruza el encrespado río. 

Abundan las interpretaciones de eruditos del siglo XIX y XX quienes, a tono con el pulso de sus ideologías, retozaron a partir de la ficción del brillante isabelino, de las pistas que arrojó sobre la colonización del Nuevo Mundo y el encuentro entre europeos y caribes; de las luces qal pensamiento de Montaigne y su ensayo “Les cannibales” otorgó a la escritura. Ni hablar de los muchos seducidos por la levantisca figura de Calibán, ora recreada como rebelde encarnación del pueblo, como irrupción de las multitudes en la modernidad, la democracia en pugna con la aristocracia, la descarnada conquista del poder por parte de la demagogia (Ernest Renan); ora vista como epítome de “las masas sufridas” y sometidas por el tirano ilustrado que simbolizaría Próspero y su altanería civilizadora (Aníbal Ponce). Pero más allá de tales forjas nos tienta reconocer en el personaje su íntima pulsión, la psique estrujada por la oscuridad, su rabia sorda, el apetito sin orden ni concierto. 

En sintonía con la polaridad civilidad-barbarie que “La Tempestad” invita a descifrar, identificamos así en el desorbitado Calibán un “Ello” renuente a aceptar traíllas. Habitante originario de ese no-lugar que sólo compartía con su madre y un martirizado Ariel –la isla que también dará casa al forastero que los somete- Calibán es símbolo de ese instinto represado, ajeno al mundo exterior, bregando como puede para desanudar la faja y salir a la superficie. “Esta isla me pertenece por Sycorax, mi madre, y tú me la has robado”, no duda en lanzar a su amo el maldiciente esclavo, blandiendo la navaja que le ha concedido el lenguaje, desafiando a la autoridad que le resulta tan odiosa. Sin duda, la tríada Calibán-Próspero-Ariel es una fascinante pintura de las batallas que libramos en el inconsciente. 

Sí; contra ese caníbal que permanece oculto, el antropófago, la casi-bestia que huye tanto del afán normativo que impone el Superyó como de los trajines de Yo por ajustar los deseos a la realidad, todos luchamos de alguna manera, aunque no siempre estemos al tanto del forcejeo. “Este objeto de las tinieblas lo reconozco yo como mío”: cuando mira a Calibán, el mismo Próspero acepta que algo de aquella repulsiva sombra vive también dentro de sí mismo. Una suerte de piadosa revelación lo interpela tras descubrir que el salvaje que crió ha conspirado en su contra. En tanto todo conocimiento se halla ligado a la conciencia, como advierte Freud, lo inconsciente no puede hacerse conocido si antes no lo traemos a la luz, si no lo hacemos consciente. 

“Hemos tenido el infortunio de vivir bajo el signo de Calibán”, escribía Lewis Mumford en 1954; “odio, miedo, desconfianza, violencia se han vuelto casi endémicos, la anormalidad se está convirtiendo en nuestra norma”… las tempestades hoy son otras, las pulsiones buscan nuevas formas de desbancar a la razón. ¿Cuán conscientes somos de la anomalía presente, cuán abiertos están nuestros ojos respecto al auge de esa primitiva criatura que se agazapa en el vientre de las sociedades? 

No es tan exótico el pesimismo de Mumford cuando nos asomamos a la isla de las redes sociales, por ejemplo. Allí donde la fuerza serena de la civilidad no tiene más remedio que alternar con la eclosión del calibanismo (que igual mastica-traga-regurgita hasta la nausea la reputación de una alta funcionaria de ONU como Bachelet, o preconiza el exterminio del distinto, zahiere sin piedad, siembra sospechas, bautiza al mundo en el agua de sus prejuicios o desmantela el lenguaje común a punta de insolencia, puerilidad y desafuero) la puja luce a veces insostenible. 

Calibán anda suelto. Su presencia lenguaraz parece un síntoma de la “barbarie moderna”, un malestar hecho músculo, sangre, nervio despiadado, siempre dispuesto a ignorar la humana solicitud. A sabiendas de que las crisis de toda índole lo han alimentado con esmero, toca cuidarse de su asalto: ¡Me habéis enseñado a hablar, y el provecho que me ha reportado es saber cómo maldecir! 

Mibelis Acevedo D.
@Mibelis

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: SOLO LA CUBANIZACIÓN SALVA

Caminamos sin ruta en la diáspora, la miseria creciente y el autoritarismo... En tanto, como en todas las revoluciones, la nomenclatura va en en aviones privados, deglute exquisiteces y cata vinos...

El 23 de junio confluyeron dos noticias. La derrota de Erdogan en Estambul y el fin de la visita de Michelle Bachelet a Venezuela. En las redes le habían insistido que viniera “a ver con sus propios ojos” la violación de DD.HH. Si uno ve algo no tiene que advertir que lo hace con los ojos, cosa implícita y menos, además, que es con los propios y no con ajenos. Su ausencia demostraba complicidad con el gobierno. Decidió hacerlo y una lluvia ahora de abajo hacia arriba develó que la complicidad la hizo venir. Karl Popper negaba seriedad científica al marxismo porque el mismo argumento da razón de un fenómeno y su opuesto. 

Hipótesis esencial del materialismo histórico era la inevitable revolución en los países desarrollados, pero con las idénticas razones, retorcidas ad hoc, explica por qué solo ocurrió en un país atrasado, Rusia de 1917. Si viene es cómplice y si no también. Salvo gratas excepciones, demasiado en las redes sobre su visita fue tapa amarilla, mera impericia sobre protocolos de ONU y las multilaterales. Debía “denunciar” al gobierno, como si fuera operadora de un partido o una internacional de partidos y no de Naciones Unidas. A otros irritó el institucionalismo que obliga a un funcionario internacional. 

Realzó a la oposición al indicar el débito de ambos contendores en la solución de la crisis, pero lo tomaron como afrenta. Retardado el despegue del avión de Bachelet por la tormenta de improperios, irrumpe la noticia del bofetón a Erdogan que trajo otro aquelarre. Turquía y Venezuela tienen lo que expertos llaman semidemocracia, semidictadura o autoritarismo competitivo, y abusos electorales parecidos. El 31 de marzo los opositores ganaron en Estambul con ventaja de 1% y el artero organismo electoral lo invalidó.

¡Acompañados tampoco!

Pero no se dedicaron a quejarse, a llamar a Trump, pedir golpes militares o urdir amenazas más ingenuas que creíbles. No lo declararon ilegítimo ni llovieron sobre mojado. No cerraron el camino del voto ni tuvieron la cachaza de fundar un frente abstencionista. Se aprietan faldas y pantalones, concurren a la reposición del proceso el 23 de junio para contarse otra vez y volvieron a ganar, ahora 9% arriba. Aquí corearon: “¡gran cosota!, Turquía es Europa y no hay una Tibisay”, haciéndose los locos frente a la brutal anulación. 

Su conclusión: Lord Erdogan no es un dictador asiático sino un refinado caballero europeo, y Bachelet, no una Presidenta constitucional sino una roja zafia. Por eso nuestros activistas no celebran ni se interesan en aprender de lo ocurrido, sino en autojustificar sus chapuzas. Nuevo mantra higiénico del gato: pasar la página, mantener la división opositora y seguir la hegemonía interna irrepresentativa, torpe y desquiciada. Sin voluntad para absolver y sepultar cristianamente, nos atormentan cadáveres del abstencionismo, la alucinación y suicidas políticos, escondidos en el closet de 2002-03-05-14-16-17-18-19. No pueden a exorcizarlos. 

Esa posesión diabólica sacrificó concejales, gobernadores, consejeros regionales, alcaldes, es decir, los partidos políticos. Celebrar a los turcos revive la gran burrada de 2018 que conectó los cables invertidos para no poder ganarle a nadie, ni con cincuenta países y EEUU que equivalen a cincuenta más. ¡Solos no podemos pero acompañados tampoco! Mientras la epidemia social revolucionaria cómodamente destruye, contamina, descompone, tales demócratas celebran con lógica comunista, que “se agudizan las contradicciones”. De la cubanización nacerá la libertad. 

Noticias de ninguna parte

Mercedes Malavé escribe que “hasta un niño de doce años sabe que abstenerse es claudicar”. La desmadrada abstención abandonó los dirigentes locales al hambre, el desamparo. No bastaba y ahora ponen en jaque la A.N. Meten el casco y el gobierno nos despedaza, ni bien ni mal vamos a ninguna parte, y no habrá salvador acuerdo en Oslo mientras insistan. Desplomados el golpe y la invasión 23F y 30A, veremos nuevas chifladuras y apuestas desmelenadas. Desesperado por Atenea, Hefesto se abalanza para tomarla por la fuerza y aunque la diosa virgen se resiste, no pudo evitar que el apasionado herrero mojara sus piernas. 

Ella se secó con un pedazo de lana y de él nació Erichtonio el primer rey de Atenas. La nueva aberración también es mitológica: la feliz criatura nacerá de la hambruna revolucionaria en ciernes y su acelerador, el embargo económico.

 Caminamos sin ruta en la diáspora, la miseria creciente y el autoritarismo, la cubanización hija de quienes la denuncian y un trapo. En tanto, como en todas las revoluciones, la nomenclatura va en aviones privados, deglute exquisiteces y cata buenos vinos, mientras la población apenas sobrevive. 

Los cubanos aprendieron a hacer carne mechada e infusiones de conchas de plátano para sustituir el café, cuando por ventura coinciden agua y gas o electricidad, como cuenta Jesús Díaz en Dime algo sobre Cuba. En las calles habaneras sestean corroídos automóviles de los 60s cuando el comandante mandó a parar la historia. Bajo paredes cancerosas, cloacas que corren por el canto de la acera medra gente en bermuda, franela y sandalias, descompuestos, deshumanizados por el ocio y la miseria como figuras de Bacon. Al fondo el cínico y tenebroso son de Carlos Puebla: “¡aquí, aquí/esperando la invasión!”.

Carlos Raúl Hernández 
@CarlosRaulHer

RICARDO VALENZUELA: ¿POR QUÉ CRECEN LOS GOBIERNOS?

“Burocracia es el arte de convertir lo fácil en difícil por medio de lo inútil”.
Carlos Castillo Peraza

“Burocracia es un cruel mecanismo gigante manejado por pigmeos”.
Balzac.  

Para entender el explosivo crecimiento de los gobiernos basta analizar el proceso que transformó a EU y tendremos la fotografía global. Desde su nacimiento EU tuvo un esquema político en la tradición de Locke, un gobierno fuerte pero limitado que, lejos de sofocar, permitiera a los ciudadanos ser libres, seguros y productivos. Un ambiente conductivo a un rápido crecimiento económico liberando su energía, inventiva, formación de capital e innovación. La especialización y comercio se incrementaron prodigiosamente y, durante el siglo 19, era ya la nación más rica y libre del mundo.

Sin embargo, durante su segundo silgo de vida, EU sufrió un gran declive de su compromiso para mantener su gobierno limitado y la protección de los derechos de propiedad. Y, durante los últimos 80 años, esa forma de restringir al gobierno se destruyó emergiendo un monstruoso ente que quita y da lo que quiere, a quien quiere, cuando quiere.    

Durante los años 80 la retórica política fue crucial para ocultar gobiernos que, lejos de sacar su mano de nuestras carteras, se hicieron más intrusos que nunca. De cualquier partido político, de cualquier ideología, parecieran no tener límite para continuar su abuso a base de impuestos, regulaciones, irracional gasto, endeudamiento, inflación y sus intervenciones en todas las áreas de nuestras vidas. Por supuesto que nada de esto es predeterminado por más que los políticos quieran la gente lo piense. Solo entendiendo las razones de este desbocado fenómeno tendremos herramientas para detenerlo. 

¡Herramientas de los gobiernos intrusos! 

Grupos de interés. Hay dos formas de ganarse la vida: voluntariamente a través del proceso de mercado, o a través de la coerción en el proceso político. Los intereses especiales que prefieren lo segundo, se amontonan alrededor de los centros de poder político como las moscas en los basureros. Asaltantes que visten elegante, saquean las tesorerías y manipulan el aparato regulador de los gobiernos para su beneficio. Los políticos se convierten en socios incrementando sus fortunas y su poder. Tienen un propósito claro y una estrategia coherente; Dedicar grandes cantidades de dinero en apoyo a sus “esfuerzos”. Una gran dependencia de la intervención del gobierno donde el más pequeño cambio en regulaciones o subsidios se vierte en su éxito o su fracaso. Obtienen grandes beneficios del gobierno mientras ese costo se oculta y se disemina en la economía. Suprema habilidad para cubrir sus depredaciones fingiendo su gran preocupación por el bienestar social. 

En EU el gasto social desde 1980 se ha triplicado blandiendo la bandera compasiva. Pero el flujo aterriza en grupos de interés que pueden cabildear y sobornar, no a los pobres que solo reciben un 7% del total. El dinero grande va hacia los abogados especialistas en pobreza, consultores, contratistas, los medios, otros grupos de interés y, por supuesto, el corte de los burócratas. Los pobres intencionalmente son perpetuados en su pobreza y dependencia, para que esos grupos incrementen sus fortunas a costa de quienes pagan impuestos. Debido a estos programas de bienestar no hay movilidad social de los que ocupan el fondo de la pirámide pues, en nombre de la compasión, se han cortado los peldaños en la parte más baja de esa escalera. La pobreza es un gran negocio para burócratas y grupos especiales. 

Permanencia. Thomas Jefferson pretendía que todo el cuerpo gubernamental fuera cambiado en cada elección, y prevenir que los individuos se atrincheraran para siempre en sus puestos. Sin embargo, debido al desarrollo del concepto de “servicio civil”, la mayoría de los empleados del gobierno se han tornado permanentes. Y, más grave, los políticos han hecho lo mismo puesto que siempre se reelige al 98% de diputados y senadores haciendo su permanencia eterna. El staff de los congresos es igualmente inamovible escogidos en un grupo profesional de ex ayudantes en Capital Hill. Y como Jefferson temía, se convierten en especialistas para saquear a los ciudadanos. 

Burocracia. La burocracia es ineficiente e irresponsable porque no opera sobre bases de pérdidas y ganancias. Sin la presión de economizar recursos, aun los burócratas bien intencionados siempre gastan sin freno. Ellos son motivados solamente por acrecentar su poder, su ingreso, su forma de lucir importante, y lo consiguen incrementando el número de burócratas bajo su mando y gastando sin limitarse. Si ellos no gastan lo suficiente corren el peligro de recortes en su presupuesto. Al final del año fiscal las cuentas deben estar vacías y, de esa forma, su agencia, con la ayuda de sus grupos de intereses especiales afilados, solicitan del secretario, del congreso, o del presidente más dinero. El presidente y el congreso, también enganchados con esos intereses especiales, aprueban un obeso presupuesto para este importante servicio público que no se fondeara lo suficiente el año anterior. 

Crisis. Los gobiernos siempre crecen agresivamente en tiempos de guerra y depresiones. Una crisis es la excusa perfecta para lograr más poder, más dinero y así “resolver” el problema. Un ejemplo clásico fue la caída del mercado de valores en 1987 que les permitió concentrar más poder sobre los mercados, y dio la fuerza y pretexto a la creación del Banco Central Europeo y eventualmente a un Banco Central del Mundo. Robert Higgs en su gran libro “Crisis en Levitan”, demuestra cómo, consecuencia de las emergencias, la gente siempre pierde porque la ensillan con un gobierno aún más grande y nuevas regulaciones. Y como afirmaba Jefferson, “después de cada batalla, al callar los cañones emerge un gobierno agigantado y una sociedad comprimida”. 

La media. La gente cree que la media es antagonista del gobierno, un mito muy conveniente para ambos. La realidad es que son aliados. Ellos siempre promueven la línea del gobierno y, cuando el Grupo quiere algo, la media lo repite como perico haciendo eco de lo ordenado. Si por accidente llega alguien a la presidencia ajeno al grupo de poder, esa media trata de lincharlo con un script en que ridículamente repiten las mismas frases. El gobierno la usa para definir la frontera de la opinión apoyado los intereses especiales que son sus propietarios. Nada podría ser más benéfico para EU y lo peor para el Grupo, que la abolición del FED y del impuesto sobre la renta. Pero esas ideas Jeffersonianas son etiquetadas como extremistas gracias al gobierno-media-intereses especiales combinados.

Intervencionismo. La economía de libre mercado es una intrincada y sabiamente balanceada red de precios y relaciones de intercambio. Cuando el gobierno interviene para “arreglar un problema, real o inventado”, descompone ese balance y se causan las graves explosiones económicas que son la excusa para más intervención. Mises lo bautizaría como la “lógica del intervencionismo”, y por eso la economía mixta es tan destructiva.

Ideas. Al final, la razón principal del crecimiento irracional del gobierno es la falta de entendimiento del mercado libre. Las universidades están dominadas por marxistas con la misión de petrificar el cerebro de la juventud a conveniencia de ellos, pues la de los adultos ya están petrificados. La gente ignora el daño que causan los gobiernos con esas intervenciones y, en su ignorancia, siguen cooperando en la destrucción de los países.   

 "Los grandes hombres son como las águilas. Construyen sus nidos en una majestuosa Soledad. Porque un alto grado de intelecto tiende a convertir al hombre en un ser antisocial". Arthur Schopenhauer

Ricardo Valenzuela: 
http://refugiolibertario.blogspot.com
chero@refugiolibertario.tv
chero@reflexioneslibertarias.com
@elchero

LEANDRO RODRÍGUEZ L. , CASI NADIE OYE NI LEE A POLÍTICOS NI ARTICULISTAS

Antes un inciso, en el artículo anterior titulado “Ahora ¿Qué luchen los políticos ” culminamos señalando la necesidad de otro Miranda, de otro Bolívar, ahora, no hicimos hincapié a la idea proscrita de un mesías ni nada parecido, al contrario, de alguien o algunos que se sepan parte de un equipo y no insustituibles, supremos o eternos, requerimos un liderazgo que sepa organizar e instrumentar planes/acciones internas como externamente, a eso hacíamos inferencia. Recordemos unos de los pensamientos más distintivos del ideario de Bolívar «Si un hombre fuese necesario para sostener el Estado, ese Estado no debería existir; y al fin no existiría»

Al grano, teniendo verdades inobjetables como la ilegalidad e ilegitimidad de Maduro y todo su régimen, con hechos de corrupción los cuales el menor de esta quinta república es muy superior al peor de la denominada cuarta república, con delitos de lesa humanidad a cuestas y presuntas acusaciones por narcotráfico y apoyo a entidades terroristas, la gran pregunta que obligatoriamente debemos hacernos es ¿Cómo es posible el castrismo venezolano aún permanezca en el poder? Hay dos respuestas posibles: la primera es que se anteponen al genuino interés del pueblo venezolano los intereses de grupos gobierneros y aliados “opositores”, nacionales e internacionales, o, tales verdades inobjetables no son tales y son objetablemente falsas.

Otra tesis sería, lo que acontece en Venezuela es de exclusiva preocupación y ocupación de los venezolanos y solo nosotros mismos debemos resolverlo, sí ello es así, aceptemos al castrismo venezolano como definitivo, porque los venezolanos no podemos luchar contra armas e infinitas riquezas apuntadas al corazón y espíritu de quienes se oponen a esta tiranía. Sí hay algo que también debemos recalcar de Miranda y Bolívar es que comprendieron la insustituible necesidad de pedir apoyo externo, supieron que enfrentarse solos a los españoles era un suicidio así como enfrentarnos solos al castrismo venezolano es otro suicidio… ha quedado demostrado.

Venezuela está sumergida en un más de lo mismo consuetudinario, todos los días los precios suben, la delincuencia hace de las suyas, los servicios públicos languidecen, en medio de un discurso gubernamental trillado, desfasado e insultante para propios y extraños, en mitad de un discurso opositor desprestigiado cada vez más desconectado de las exigencias del pueblo, ambas realidades condimentadas por decenas o centeneras de opiniones de analistas políticos que tratan inútilmente de convencer a los lectores porqué el gobierno debe irse, debe quedarse o que “falta poco”. En ese más de lo mismo el país se parece más a un infierno mítico.

El pueblo venezolano se encuentra solo, en mitad de voraces intereses de una cruenta guerra por el poder, entre quienes se aferran mortalmente a él y quienes lo anhelan escudados en la alternabilidad democrática. El pueblo venezolano se encuentra con una patria expropiada, usurpada, desnaturalizada y una comunidad internacional que no los desea producto de una estampida de emigrantes desesperados/empobrecidos obligados a buscar paz, trabajo, vida en otras latitudes con todas las afectaciones que ello implica.

Para salir de ese “más de lo mismo” urge liderazgo a la altura de las circunstancias, que sepan definir estrategias dentro y fuera del país, que las materialice para así recobrar la confianza de los venezolanos y amalgamar los esfuerzos/sacrificios requeridos. Se necesita un liderazgo que des-novelice la política, que no irrespete al pueblo y diga la verdad, que sepa, entienda y comprenda que lo partidista hoy estorba, que antes de anteponer su partido debe haber un país, una democracia dónde pueda hacer vida. Hoy Venezuela no existe, es un principado castrista a merced de una tiranía desalmada, antivenezolana. Venezuela necesita realismo, coraje e inteligencia… hace unos meses exclamaba ¡Guaidó! ahora ¿Guaidó? 

Leandro Rodríguez L
@leandrotango

LUIS FUENMAYOR TORO: VISITA O INVESTIGACIÓN

Quiero aclarar que la presencia de Michelle Bachelet en Venezuela no fue producto de ninguna invitación gubernamental, así el gobierno lo quiera hacer ver de esta manera. Bachelet vino para completar la investigación que inició hace ya cierto tiempo, sobre la supuesta violación de los DDHH en el país por parte del gobierno de Nicolás Maduro. Una comisión de su despacho ya venía trabajando intensamente: visitando cárceles, procesando denuncias, contactando con diversas organizaciones sociales y con funcionarios del Gobierno Nacional. Ya se había elaborado un informe preliminar, que se hizo del conocimiento público y que los opositores extremistas viscerales debieron haber leído, aunque no se refieran a ello. Es muy curioso. Gritaban y exigían la presencia de la ONU en Venezuela, para que detectara las violaciones de la “tiranía” en materia de DDHH, pero cuando se presenta la Alta Comisionada de la ONU a tales fines, despotrican, la descalifican y rechazan sus apreciaciones y declaraciones.

La Sra. Bachelet no vino a reconocer ni a declarar Presidente a Juan Guaidó. Ésta no era su función. No era Almagro quien venía. Era una persona seria, profesional, respetuosa del Derecho Internacional y de sus convenciones, representante de la ONU y por tanto apegada a las posiciones de este organismo. La ONU no ha reconocido a Guaidó como Presidente de Venezuela, para la ONU, gústenos o no, el Presidente de la República es

Nicolás Maduro, pues es quien controla el territorio venezolano y el aparato de Estado. Es una estupidez, por lo tanto, haber pretendido que Bachelet llamara a Juan Guaidó “Presidente encargado”. Lo llamó como tenía que llamarlo: Presidente de la Asamblea Nacional. Además, Michelle Bachelet no vino a Venezuela a facilitar el diálogo entre la oposición de la AN y el Ejecutivo, ni a terciar entre ambos, ni mucho menos a colocarse del lado de nadie. Vino a culminar su investigación sobre el estado de los DDHH en el país, lo cual hizo con gran seriedad y profesionalismo.

Su visita constituyó una presión importante hacia el gobierno, aunque la Alta Comisionada no vino a presionar a nadie. El gobierno fue consultado para que se pudiera realizar la visita, lo cual es lógico y apegado a las normas internacionales. Sólo a un Almagro se le puede ocurrir llegar a la frontera de un país y tratar de penetrar a como dé lugar. Maduro tuvo que acceder a la intervención de Bachelet, no le quedaba otro remedio. Pero la ex Presidente de Chile no sólo se reunió con el gobierno, sino lo hizo con prácticamente todo el mundo, incluso con los familiares de las víctimas de supuestas violaciones de DDHH. Y no se conformó sólo con ello, sino que solicitó y logró la liberación de un cierto número de presos políticos, lo cual ya es un reconocimiento del gobierno a la existencia de los mismos. Además, dejo en el país a dos representantes suyos, como una suerte de supervisores de su oficina, quienes podrán visitar cárceles, recibir denuncias y actuar en función de que se respete el debido proceso y los DDHH.

Sólo gente muy obtusa, muy fanática, puede en este momento decir que la visita no fue importante y que hubiere sido mejor que no se diera. Ahora, pensar que todo está en manos de lo que diga el informe definitivo de la Alta Comisionada es una gran equivocación política. El informe puede ser muy contundente y demostrar la existencia de graves violaciones de DDHH; puede incluso responsabilizar a Nicolás Maduro de estas violaciones. Pero si la oposición sigue en manos de la dirección de la Asamblea Nacional, y ésta sigue poniendo la torta en sus ejecutorias, como lo hizo con la cómica del 30 de abril y como lo acaba de hacer con el golpe por Skype recientemente descubierto, no habrá informe que salve a Venezuela de seguir en la situación en que se encuentra.

Luis Fuenmayor Toro 
@LFuenmayorToro 

OMAR ÁVILA: LO ÚNICO QUE HA DEMOCRATIZADO EL GOBIERNO ES LA CORRUPCIÓN


En medio de la diatriba política ya existente, se ha desatado una disputa entre el régimen y un sector de la oposición por la corrupción, solo por mencionar los últimos casos, por un lado Cúcuta y por el otro los dólares incautados en República Dominicana. Pareciera que a estos sectores no le importa la corrupción en sí, sino demostrar que el otro es más ladrón que ellos.


Si de verdad se quiere un cambio, entonces debemos actuar de manera diferente ante un gobierno que lo único que ha democratizado es la corrupción. Un claro ejemplo es lo que viene ocurriendo a nivel nacional con los Clap. Cuando preguntamos en los distintos sectores sobre el contenido de la caja, se puede constatar que cada vez la cantidad de productos es menor y que a todos no les llega lo mismo.

Se multiplican las quejas por el suministro de las cajas Clap, las denuncias cada vez son mayores de que las estas vienen abiertas porque le sacan productos, que terminan yendo al bachaqueo.

Y es que el tema de la corrupción con los Clap, comienza con la asignación de divisas, compra con sobreprecios, sumado a que muchos de los productos son de pésima calidad, el negocio con el transporte que lo paga el gobierno, y lo cobran a los beneficiario de la caja. En fin, esta cadena de corrupción culmina con la sustracción de productos, que van al bachaqueo de manera descarada y que es pública y notoria.

En fin, cada día son más los escándalos de corrupción, por ahora le echaron como se dice en criollo “tierrita” al caso Odebrecht, por conveniencia tanto del régimen, como de un sector de la oposición, pero desde Unidad Visión Venezuela estamos convencidos de que más temprano que tarde lo van a detonar desde afuera, explosión que será tan fuerte que sufrirá bajas de ambos bandos, con lo que muchos serán bajados de ese altar en el que hoy mantienen a ciertos personajes al creer que son puros y castos.

Estamos convencidos de esto, porque Venezuela no va a ser la excepción, ya que es público y comunicacional como se ha ido destapando esa olla en todos los países que contrató esta empresa Odebrecht.

Ahora que desde el gobierno no tienen la más mínima moral para hablar de corrupción, eso es otra cosa. Ya que son innumerables los casos de malos manejos, de robos, y voy a proceder a mencionar parte de esa larga lista: Plan Bolívar 2000, Fondo de Pensiones Pdvsa, Fondur, Fondo Único Social, Banco Industrial de Venezuela (donde por cierto hay involucrados azules), Foncrei, Bonos permuta, Cadivi, Sitme, Río Guaire, IVSS, Convenio medicinas con Cuba, Copa América, Fonden, Bandes, Derwick y Odebrecht (casos también variopinto), Metro de Guarenas y Maracaibo, segundo puente Río Orinoco (sobreprecio),  Tercer puente sobre el Río Orinoco (sin terminar), Tesorería Nacional, Andorra, Bariven, Pdval, Corpovex, Clap (que el afectado es directamente pueblo), Banco Peravia, Banco Espíritu Santo, las empresas de maletín, boliburgueses, bolichicos y enchufados (nacidos y criados en revolución).

Y la lista pica y se extiende: Plan Ferroviario Nacional, Agropatria, Centrales Azucareras, Plan de reparación y construcción de barcos, invasión de haciendas, actual estado de construcción y remodelación de hospitales. Segundo puente sobre el lago de Maracaibo (Nigale), Parque Eólico en la Guajira.

En fin, una resma de papel creo que no alcanza, son tantos casos de corrupción, arrancando por los sembradíos y conucos verticales.

Las expropiaciones, el arco minero, los innecesarios contratos de deuda con los chinos y rusos, y por supuesto, los regalos a los grandes “patriotas” sudamericanos. Entre todos mataron nuestro patrimonio.

Listado que es imposible que esté completo, en fin, la inmensa corrupción en Venezuela, no es solo económica, política, sino de influencia social, y el mejor ejemplo de ello es precisamente los Clap.

En resumen, no puede ser parte del cambio, quienes aplican las mismas prácticas de los que hoy nos desgobiernan. Por ello, desde Unidad Visión Venezuela exigimos transparencia y que rindan cuentas a los que hoy en día están manejando recursos en Citgo, la Embajada de Washington, Manómeros, y que se desempolven las denuncias de corrupción que existen en la Asamblea Nacional, y se haga justicia, caiga quien caiga, sea del color que sea. En definitiva, la corrupción de esta “revolución socialista del siglo XXI” es infinita.

Omar A. Ávila H.
@OmarAvilaVzla