martes, 31 de marzo de 2020

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, MARTES 31/03/2020

ISABEL PEREIRA PIZANI : ACUERDOS Y TREGUAS NO SON LO MISMO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 9 minutos
La epidemia del coronavirus arrastra un conjunto de circunstancias que pueden cambiar nuestro país y al mundo. La expansión pandémica del virus en el mundo entero obliga que en cada sociedad los gobiernos tomen decisiones, confiar en el poder de sus ciudadanos o fortalecer su control y dominio. Hemos visto cómo el control de este mal puede acelerar de forma asombrosa el desarrollo de sistemas de vigilancia llamados “bajo la piel”. Habrá maneras para detectar, saber y acumular información sobre el estado de la salud de cualquier persona en cualquier punto del planeta y en cualquier ... más »

RAUL AMIEL: VENEZUELA: UN PAÍS HERIDO DE MUERTE. TODOS NOS EQUIVOCAMOS Y ES HORA DE RECTIFICAR

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 15 minutos
La crisis económica y política de Venezuela ha alcanzado un nivel de emergencia internacional. La corrupción política, la escasez crónica de alimentos y medicinas, el cierre de empresas, el desempleo, el deterioro de la productividad, el autoritarismo, las violaciones de los derechos humanos, la mala gestión económica y la alta dependencia del petróleo también han contribuido al empeoramiento de la crisis. Y ahora, para remate, la pandemia del virus chino. En los últimos 5 años vivimos una Pobreza epidémica, los venezolanos han visto deteriorarse su calidad de vida a niveles prev... más »

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: EL REGRESO DE FRANKENSTEIN

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 24 minutos
A Chúo González quien lo sugirió A comienzos del siglo XX, connotados estudiosos anunciaron la perversidad, decadencia y seguro fin de la sociedad abierta. Y ahora en pandemia, varios pensadores líquidos replantean la necia, vieja y falsa antagonía entre técnica y libertad, sociedad y automatización. Pensamiento líquido, porque se amolda al envase, al entorno cultural, categoría del últimamente muy comentado sociólogo Zygmunt Bauman. El marxismo post marxista es el frasco. Parecía que la conseja de -tecnología-contra-la Humanidad, yacía en el cementerio de las futilidades, noveleri... más »

VICENTE BRITO: POLÍTICA, SALUD Y PRODUCCIÓN... ¿ENCRUCIJADA SIN RETORNO?

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 28 minutos
La República se encuentra en medio de confrontaciones políticas muy pocas veces vividas en sus casi 200 años de existencia como una Nación independiente. Igual sucede con la salud, al coronavirus hacer acto de presencia en nuestro pais donde tenemos más de un centenar de contagiados por esta enfermedad; donde no se conoce algo similar desde la llamada gripe española que nos afecto en 1918. Encontrándonos además con unos bajos niveles de producción nacional que comprometen las posibilidades de crecimiento económico para lograr las necesarias mejoras sociales. Que la Nación Venezola... más »

PEDRO ALCALÁ: CORONAVIRUS, LA SOCIEDAD VENEZOLANA Y SU LABERINTO.

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 33 minutos
Como todos ya sabemos, pasó lo inevitable. Lo que desde Enero ya sabíamos que pasaría. Lo que todos temíamos sucedió Guerra avisada no mata soldado. Eso es válido en todo el planeta, excepto en Venezuela, una especie de sucursal de Nunca Jamás. Una provincia de Narnia donde rige una clase política que ejerce la política como una manera de hacer dinero sin trabajar, sin estudiar, pero sobre todo, la ejerce de una manera totalmente irresponsable y en estado de absoluta impunidad. Ante esta tragedia del COVID-19, potenciada por la pre-existente (22 años de chavismo puro, duro, mi... más »

RICHARD CASANOVA: LA POLÍTICA COMO SERVICIO PÚBLICO EN VENEZUELA, DEMOCRACIA SIN POBREZA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 39 minutos
¿Narcotraficantes? No vale, pobrecitos Ante el silencio sepulcral de los siempre escandalosos amigos de la revolución, alguien se preguntaba dónde estarán Evo Morales, Daniel Ortega, Raúl Castro, Cristina Kirchner,..., y la lista seguía hasta Oliver Stone y Danny Glover. Como respuesta solo diré que en ocasiones, también el silencio es una forma de hablar. Hoy, darle la espalda al régimen es lo menos que pueden hacer para no ser arrastrados en este deslave. Lamentablemente, en Venezuela tenemos algunos analistas y presuntos dirigentes de oposición que siguen buscándole 5 patas al... más »

ISABEL PEREIRA PIZANI : ACUERDOS Y TREGUAS NO SON LO MISMO

La epidemia del coronavirus arrastra un conjunto de circunstancias que pueden cambiar nuestro país y al mundo. La expansión pandémica del virus en el mundo entero obliga que en cada sociedad los gobiernos tomen decisiones, confiar en el poder de sus ciudadanos o fortalecer su control y dominio.

Hemos visto cómo el control de este mal puede acelerar de forma asombrosa el desarrollo de sistemas de vigilancia llamados “bajo la piel”. Habrá maneras para detectar, saber y acumular información sobre el estado de la salud de cualquier persona en cualquier punto del planeta y en cualquier momento.

Este avance tecnológico puede generar el mejor sistema de control social que jamás haya existido, incluso medir variables no físicas, como el estado de ánimo, rabia, cólera, placer etc. Yuval Noah Harari* plantea que esta tecnología en manos de Corea del Norte sería el mecanismo completo de dominación, si la gente reacciona con ira ante un discurso de Kim Jong-un y es detectado por el sistema de vigilancia, lo más probable es que pierda el empleo, vaya a la cárcel o sea eliminado.

Es el momento de elegir cuál camino debemos seguir, las medidas más eficientes contra el coronavirus son un llamado a la responsabilidad individual, la gente tiene que cuidarse, al hacerlo cuida los otros y esta es una decisión que implica unidad de todos en el camino a tomar. Si se delega el control de la epidemia en agentes externos, militares, colectivos, es seguro que se desencadenarán episodios de represión, miedo, ignorancia sobre el porqué hacer las cosas. Según la doctora Marianela Castés, la mayor defensa que tenemos una vez que el virus penetra nuestro organismo es nuestro poder inmunológico, el cual se debilita ante el estrés, el miedo y con ello la capacidad de superar el ataque viral.

Para que la responsabilidad individual se plasme como conducta es menester que las personas tomen conciencia, sean informadas acerca de las características del coronavirus. ¿Por qué debo lavarme manos con jabón? ¿Por qué respetar la cuarentena? ¿Qué pasa si no lo hago?

Se trata de responsabilidad individual, información correcta, precisa y acuerdos sociales que favorezcan la adopción masiva de medidas para preservar nuestra salud. Estas son áreas de cuidado de la vida ciudadana que tienen que adelantar los expertos de salud, respaldados por los cuerpos de orden, cuando sea necesario y no al revés.

Se puede optar por fortalecer al ciudadano o dejarlo todo en manos de fuerzas represivas sin límites. Es parte de lo que está en juego en esta crisis mundial.

Un segundo problema en el cual debemos participar e influir es lograr que la unidad sea total. El país vive una crisis sin precedentes, más de 9 millones de personas tienen hambre, casi imposible guardar cuarentena en una casa sin alimentos, sin agua y con poca electricidad. 5 millones de venezolanos escapan del país dejando atrás parte de su grupo familiar que vivió hasta ahora de remesas y ahora confrontan situaciones de desempleo y carestía. Se habla de 1 millón de niños dejados atrás por los que emigraron, solos en compañía de sus abuelos y familiares, que mueren de hambre. El sistema de salud está arruinado, hospitales en la miseria sin capacidad para ejercer su función. La respuesta del régimen ha sido más represión, solicitar apoyo financiero a organismos multilaterales y pedir la eliminación de sanciones económicas, aunque existen pruebas de la violación de derechos humanos, corrupción y dilapidación de recursos.

Es imposible que un régimen que controla el país solo con el respaldo armado pueda solucionar estos problemas. La oposición no puede sola, pero el régimen tampoco.

Si la condición para que el país sea apoyado financieramente involucra un acuerdo entre las partes, aunque el régimen sea 20%, armado, contra la ciudadanía que sufre, 80%, desarmada. ¿Qué hacer?

Negociar o llegar a un acuerdo con el régimen opresor se mira políticamente como una tregua, ¿será esto verdad? Meditemos sobre este asunto. Será una tregua para detener la salida del régimen. Acaso hay una fecha cierta para que esto ocurra o podría prolongarse su permanencia en el poder hasta donde no sabemos y el caos y la muerte se profundizarán.

No podría negociarse un acuerdo supervisado que permita que la ayuda llegue a los que están muriendo, sin demagogia populista de Maduro. La oposición, el presidente Guaidó, la AN puede enfrentar esta difícil coyuntura y lograr una solución que salve a la gente, sin beneficiar políticamente al régimen. Esta es la difícil situación, en la que parece contraponerse la política con el humanismo. Si no podemos acordar continuará la represión y la muerte.

Si esto ocurre, podemos preguntarnos cómo será el país al día siguiente de la desaparición del virus, cuántos morirán, cómo serán vulneradas las instituciones que quedan en pie, cuál será el estado espiritual de un país que asiste a una catástrofe de esta naturaleza. ¿Nos podremos levantar?

Nos perdonaremos ante el desastre, las muertes de inocentes, como dice Yuval Noah  Harari: “La humanidad necesita hacer una elección, viajaremos por la ruta de la desunión o adoptaremos la ruta de la solidaridad global? Si elegimos la desunión, no solo se prolongará la crisis, sino que probablemente tendremos  peores catástrofes en el futuro. Si elegimos la solidaridad global, será una victoria no solo contra el coronavirus sino contra futuras epidemias y crisis que pueden asaltar la humanidad en el siglo XXI”.

La humanidad tiene que elegir, nosotros también.

* Yuval Noah Harari es autor de Sapiens, Homo Deus

Isabel Pereira Pizani  
Isaper@gmail.com.
@isapereirap 
@ElNacionalWeb

RAUL AMIEL: VENEZUELA: UN PAÍS HERIDO DE MUERTE. TODOS NOS EQUIVOCAMOS Y ES HORA DE RECTIFICAR

La crisis económica y política de Venezuela ha alcanzado un nivel de emergencia internacional.

La corrupción política, la escasez crónica de alimentos y medicinas, el cierre de empresas, el desempleo, el deterioro de la productividad, el autoritarismo, las violaciones de los derechos humanos, la mala gestión económica y la alta dependencia del petróleo también han contribuido al empeoramiento de la crisis. 

Y ahora, para remate, la pandemia del virus chino.

En los últimos 5 años vivimos una Pobreza epidémica, los venezolanos han visto deteriorarse su calidad de vida a niveles previamente impensables. En esta nación una vez rica, hoy, casi el 90% de la población vive en pobreza. La causa raíz es un mal manejo de la conducción de gobierno.

¿Por qué toco este tema? Sencillamente porque se ven algunas piedras de diferente tamaño que se presentan en el futuro social, político y económico de Venezuela, para el gobierno y la oposición.

Los resultados de las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015 pudieron haber sido una oportunidad para buscar una solución negociada a la prolongada crisis política de Venezuela. En cambio, el país se encuentra en una espiral de confrontación y caos. Con el tiempo de ejercicio de la Asamblea Nacional a meses de llegar a su termino.

Cada vez se reduce el grupo de venezolanos que defienden la “revolución bonita”. Ya está llegando a un nivel donde solo están  los que de una forma han tenido un beneficio neto estos últimos años, ya sea por su exclusión en gobiernos pasados, como grupo social; porque han accedido a un nivel económico que antes les era imposible alcanzar o porque no han encontrado una propuesta convincente por parte de la oposición.

Los errores se pagan con votos, las mentiras también.

El poder en Venezuela se está escapando de las instituciones estatales y concentrándose en manos de delincuentes, guerrilleros y otros actores no estatales. Cualquier nueva negociación entre el gobierno y la oposición debe considerar cómo eliminar a estos irregulares armados, que de lo contrario podrían llegar a un acuerdo para expandir aun más su influencia y presencia en Venezuela. Tal cual como lo están haciendo en la actualidad.

Los grupos armados están lejos de ser idénticos, pero todos están listos para usar la violencia y el control territorial para promover sus objetivos, y cualquiera podría sabotear un acuerdo que las fuerzas políticas rivales de Venezuela finalmente acepten.

El punto más débil del régimen del oprobio es el modelo socialista, el cual ya se ha comprobado como incapaz de resolver los problemas económicos y sociales.
El punto débil de la oposición es el tiempo. Tienen que escoger sus candidatos lo más pronto posible, este año. Insisto una vez mas, si esto no se prepara bien la derrota de la oposición es totalmente factible. Tarde o temprano habrá que renovar la Asamblea Nacional.

Muchas personas piensan que la diversidad de posibles candidatos es una debilidad de la oposición. Disculpen, respetamos pero no compartimos; es una fortaleza donde hay para escoger. La debilidad surgiría del método de elección. De la fecha de la elección. Además, como en algunas carreras, hay algunos que salen con ventaja. Los punteros desean una carrera corta para aprovechar su puesto de salida, otros temen que una carrera adelantada les impida contar con el tiempo suficiente para alcanzar a los primeros. Unidad de criterio será privativa.
La respuesta es bastante más sencilla que lo imaginable.

Desde enero de 2019, Venezuela ha tenido dos presidencias en competencia y dos puntos de vista completamente diferentes sobre cómo debe resolverse su lucha política. 

De la misma manera ha tenido una víctima cardinal, una población expuesta a una dramática crisis humanitaria. Un año y cuatro meses después, ninguna de las partes ha logrado sus objetivos: el usurpador sigue en el poder, las sanciones paralizantes aún están vigentes y una solución se oculta.

El margen de maniobra del oprobio, tanto político como económico, está severamente restringido por sanciones; es considerado ilegítimo por docenas de países; enfrenta esfuerzos constantes, tanto abiertos como encubiertos, para expulsarlo del poder; e incluso dentro de sus propias filas hay rumores de descontento por su comportamiento cada vez más autoritario. Ha logrado victorias tácticas innegables, pero ha dejado sin resolver el núcleo del problema. 

Recuperar la normalidad política y la estabilidad económica. Su tiempo también esta por acabarse.

A pesar de lo distante que parece ahora por la política amargada y los presagios de la violencia, un acuerdo sigue siendo la única forma segura de evitar que una mayor calamidad caiga sobre ambos lados. Con nosotros en medio.

Lo que necesitamos es un Estado correctamente dimensionado que cuente con:

*          El poder necesario para superar las divergencias internas y lograr una síntesis de las fuerzas y los intereses contrapuestos que desgarran a la sociedad.

*          La capacidad de planificar a largo plazo en función de un futuro positivo para el país, con planes estratégicos coherentes que no resulten tergiversados después a propósito de cada coyuntura electoral.

*          La autoridad moral y el prestigio necesarios para conducir a la Nación construyendo consensos alrededor de objetivos concretos y viables.

La restauración del Estado implica, así, tres grandes metas:

1.         Restaurar las estructuras del Poder político para que las decisiones necesarias se puedan tomar en tiempo y forma; y para que, una vez tomadas, se las pueda hacer cumplir de un modo efectivo y persistente.

2.         Realizar el planeamiento estratégico para establecer un nuevo Proyecto de Nación con metas, objetivos, cronogramas, recursos y responsabilidades.

3.         Poner la ejecución en manos de personas capaces y honestas, cuya personalidad, cuyo comportamiento y cuya idoneidad profesional generen la certidumbre necesaria para recuperar la confianza y la fe en el futuro.

En este orden de premisas consideramos que: El Ideario Republicano y Liberal es el más favorable a la garantía de los derechos individuales, la vida, la libertad, la seguridad, la igualdad, la reputación y la condición domestica; como la protección y el goce efectivo de estos derechos es el gran fin con que se establecen los gobiernos.

La fuerza de la esperanza se mueve. Esfuérzate, anímate y trabaja.

Y recuerda… Ciudadano en Acción. ¡Juntos es Mejor!

Raul Amiel
raulamiel@gmail.com 
@raulamiel
Organizacion del Conversatorio Liberal de Caracas

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: EL REGRESO DE FRANKENSTEIN

A Chúo González quien lo sugirió

A comienzos del siglo XX, connotados estudiosos anunciaron la perversidad, decadencia y seguro fin de la sociedad abierta. Y ahora en pandemia, varios pensadores líquidos replantean la necia, vieja y falsa antagonía entre técnica y libertad, sociedad y automatización. Pensamiento líquido, porque se amolda al envase, al entorno cultural, categoría del últimamente muy comentado sociólogo Zygmunt Bauman. El marxismo post marxista es el frasco.

Parecía que la conseja de -tecnología-contra-la Humanidad, yacía en el cementerio de las futilidades, novelerismo de Hollywood y tema de apasionantes distopías, pero no conocimiento. Desde El gabinete del Dr. Caligari (Wiene:1929), Frankenstein (Whale:1931) y Metrópolis (Lang:1927), hasta 2001 Odisea del espacio (Kubrick: 1968), Terminator (Cameron:1984) y Matrix (Wachonsky: 1999).

El surcoreano-alemán Byung Chul Hal es autor de La sociedad del cansancio (2010), La agonía del eros (2012), La sociedad de la transparencia (2013), textos cuarteados de aporías. Ahora en un artículo rococó, sin entrada ni salida, sugiere que Asia es superior a las democracias frente al coronavirus, por la “herencia autoritaria de Confucio”. Es debatible cuánto lo fue el maestro, pero en todo caso no más que Platón y Aristóteles, y es alegre cargarle semejante peso.

Que “el autoritarismo lo hace mejor” es insostenible. El gobierno chino provocó la pandemia por su manejo politiquero, caótico y secretista del problema, tan malo como el norteamericano, que pese a ser democrático ocultó que la potencia letal del virus superaba a la gripe española de 1918. Así lo revela grabación del senador republicano que lo advirtió hace un mes a sus financistas. Asia es el autoritario Irán, tan bucéfalo ante la epidemia como la democrática Italia.

Totalitarismo de rostro humano

Y las viru-victoriosas Taiwan, Japón y Corea son sociedades libérrimas y prósperas, pese al parasit de cuestionar esta última. Sorprende que considere positivo que el gobierno chino maneje a su antojo la inimaginable, ciclópea, masa de información sobre su gente. No existe capacidad de procesamiento para centralizar la big data, pero en China el Estado usa la que le interese. Los gobiernos democráticos y las empresas apenas pueden picotear la información sobre los ciudadanos, atesorada en discos duros de servidores repartidos por millones y su manejo sometido a draconianos escrutinios.

Hay duras sanciones jurídicas y sociales por su uso ilegal. Facebook, carga una cicatriz por ello en el face, Hillary la derrota y Google una penalidad hoy en Europa. Para tener idea de lo que es la big data que se cuenta en zettabytes, si se imprimiera toda la información producida por la humanidad hasta 2015, podría construirse una torre de libros como el Empire State que llegaría hasta el sol. ¿Qué defiende Hal? Es un enredo insondable.

La llamada teoría crítica marxista, cuestionaba los medios porque imponían unidireccionalmente la ideología dominante que enajenaba a la gente. Hoy Hal fustiga el flujo multidireccional de información en las redes del mundo “neoliberal” (?), porque es tan amplio, biunívoco, continuo, abrumador, que le parece “pornográfico” y ahora el sujeto “se esclaviza a sí mismo”, porque la “transparencia” de las redes estimula el “narcisismo”, las ganas de hacerse ver, moralina más de Testigo de Jehová que de filósofo.

El libre flujo de ideas, opiniones, imágenes, obras, informaciones, dice, es una nueva forma de totalitarismo (esta vez “malo” a diferencia del control estatal chino, que es “bueno”). La vuelta al leninismo con kalé heideggeriano: la libertad de información es burguesa. Nuestro desconcierto aumenta porque a un verdugo de la “globalización neoliberal”, tampoco le gustan los cierres de tránsito y fronteras, que considera nacionalismo, aunque es decisión nada menos que de la OMS.

Tu teorizas, el practica

Eso es vivir y pensar caprichos y manías. Cita dos de sus colegas marxistas post marxistas. Una, Naomi Klein, cuya belleza no la exime de portar sin licencia uno de los cerebros más alocados, conspiranoides e imaginativos desde Lex Luthor y el Jocker. Ella naturalmente ve en el coronavirus el siniestro riesgo de crear un nuevo sistema neoliberal totalitario.

Y a Slavoj Zizeck, de mindset brillante, culto, carismático, agudo, con sentido del humor, hasta con un simpático libro de chistes y anécdotas. En París llenó una sala de 700 personas, pero como filósofo después hablamos. Su conclusión es previsible: la muerte del kapitalismoa. Según García Márquez, cada vez que alguien falla en billar una impelable jugada bola-a-bola, aquí va a pasar algo. Por cierto, cuenta Zizeck que en 2017 lo invitó el gobierno en un grupo de académicos, a visitar China

La attache resultó de una belleza mágica, inteligente y sensual, y él se dedicó a rozarla, hacer chistes sugerentes, halagarla, tomarla del brazo, durante quince días (candidato a las espulgueras de mi too). En la cena de despedida, ella contó que el mes anterior también había guiado al expresidente Clinton por varias ciudades. Ante el interés de los profesores por este personaje, ella comentó: “por cierto, Slavoj, Clinton y tú comparten el interés por el sexo. Solo que él lo hace”.

Carlos Raul Hernandez
carlosraulhernandez@gmail.com
@CarlosRaulHer
@ElUniversal

VICENTE BRITO: POLÍTICA, SALUD Y PRODUCCIÓN... ¿ENCRUCIJADA SIN RETORNO?

La República se encuentra en medio de confrontaciones políticas muy pocas veces vividas en sus casi 200 años de existencia como una Nación independiente. Igual sucede con la salud, al coronavirus hacer acto de presencia en nuestro pais donde tenemos más de un centenar de contagiados por esta enfermedad; donde  no se conoce algo similar desde la llamada gripe española que nos afecto en 1918. Encontrándonos además con unos bajos niveles de producción nacional que comprometen las posibilidades de crecimiento económico para lograr las necesarias mejoras sociales. Que la Nación Venezolana reclama con urgencia.

Trataremos de evaluar cada una de estos tres temas que hoy concentran la atención del País y comprometen nuestro futuro como Nación, de no lograrse soluciones convenientes al interés nacional. De la mejor buena fe y en un muy abierto análisis planteamos nuestras consideraciones de cada aspecto de ellas.

En lo político, nos encontramos con los más elevados niveles de confrontación que podamos recordar en los últimos 50 años; donde cada una de las partes asume posiciones cada vez más radicales y donde los que se encuentran en el ejercicio del poder tienen la mayor responsabilidad en obtener salidas. Así como demostrar la mayor tolerancia como un acto de buena fe y de madures política en procura de soluciones a la grave crisis en la cual estamos sumergidos y, ello, nos obliga a que cada uno de nosotros aporte propuestas para minimizar el estado actual de confrontación en que nos encontramos. Lo que nos puede conducir a mayores consecuencias. El País Nacional pide a gritos soluciones inmediatas a la adversa coyuntura que nos causa angustia y afecta nuestra forma de vida. Como causa de esta confrontación política y a la vez pide lograr soluciones inmediatas que mejore la situación general de factores en los cuales nos encontramos.

En la salud, somos uno de los pocos países del mundo donde el desarrollo del coronavirus no ha logrado una propagación masiva en la población. Aquí observamos como se ha constituido una significativa solidaridad nacional. Donde los múltiples apoyos otorgados por muy mínimo que sean resaltan la nobleza y el gentilicio de los venezolanos. Donde sin importar las diferencias sociales, políticas o económicas todos han demostrado una gran voluntad de acatar la cuarentena y tomar las previsiones del uso de tapabocas y quedarse de manera voluntarias en sus casas. Lo cual, ha contribuido a la no propagación extensiva de esta compleja y agresiva enfermedad. Igualmente se hace necesario que contemos con los equipos y personal suficiente para atender a todos los afectados de presentarse un mayor número de contagiados por el coronavirus.

En la producción, hoy más que nunca se hace necesario aumentar la cantidad de toneladas de alimentos en nuestros campos. Convertir en un desafío el lograr sembrar cientos de miles de hectáreas de: maíz, sorgo, soya, arroz, caña de azúcar, yuca, caraotas, etc. para este ciclo de invierno. Para ello hay que darles el apoyo necesario a nuestros agricultores para alcanzar aunque sea parte de esas metas.  Con ello disminuiríamos de manera significativa la alta dependencia de las importaciones y mejoraría notablemente el consumo nacional de alimentos.

Hoy el País tiene el mayor desafío de su historia contemporánea en la crisis política que nos afecta; en el riesgo de salud y el urgente aumento de la producción nacional.

Nos encontramos en una encrucijada que nos obliga a tomar el retorno institucional correcto.  Y que ello, nos provea de paz, bienestar y progreso. Hoy más necesarios que nunca.

Vicente Brito
vicent.brito@gmail.com
@vicentejbrito
Presidente Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución Vicente Brito
Caracas-Venezuela

PEDRO ALCALÁ: CORONAVIRUS, LA SOCIEDAD VENEZOLANA Y SU LABERINTO.

Como todos ya sabemos, pasó lo inevitable. Lo que desde Enero ya sabíamos que pasaría. Lo que todos temíamos sucedió 

Guerra avisada no mata soldado. Eso es válido en todo el planeta, excepto en Venezuela, una especie de sucursal de Nunca Jamás. Una provincia de Narnia donde rige una clase política que ejerce la política como una manera de  hacer dinero sin trabajar, sin estudiar, pero sobre todo, la ejerce de una manera totalmente irresponsable y en estado de absoluta impunidad.  

Ante esta tragedia del COVID-19, potenciada por la pre-existente  (22 años de chavismo puro, duro, miserable, despiadado, corrupto, ladrón, traidor, lambucio y espeluznantemente podrido) los dos presidentes que sufrimos, suerte de Jano tropical,  finalmente han decidido tomar la urgencia en cuenta y dan la impresión de que han reaccionado ante la epidemia de la siguiente manera. 

Declaraciones de maduro 

https://elpitazo.net/politica/maduro-venezuela-suma-17-casos-confirmados-por-coronavirus-este-15marz/ 

Declaraciones de guaidó 

https://twitter.com/jguaido/status/1239703155266523139 

El presidente que tiene la sartén por el mango solo atina a ordenar el encierro de los ciudadanos en sus casas esperando a ver qué pasa después, y el presidente legal (pero eunuco ejecutivo)  nos informa que ha decidido tomar medidas etéreas, sin ningún efecto real, para atacar la gerencia de esta tragedia StephenKingneana que asesinará a una gran cantidad de conciudadanos.  

Pareciera que esta crisis la manejan monos con ametralladoras que disparan munición de improvisación, ignorancia y populismo. Primates enemigos acérrimos de la prevención, la planificación y las  coordinaciones sociedad-estado. Eternos vendedores de urgentes soluciones mágicas que requieren emergencias para evitar molestos controles burocráticos de control, y posterior  rendimiento de resultados y cuentas de uso de recursos.  

No hay manera que la cuarentena ordenada por Jano (maduro-guaidó) se pueda poner en práctica en un país donde un altísimo porcentaje de la población no tiene reservas de comida ni para un solo día, ni tiene acceso a agua corriente, ni a combustible para cocinar ni a energía eléctrica en más de la mitad del día. Y si eso no fuese poco, los insumos para salir adecuadamente protegidos a la calle, cuestan largos muchos salarios mínimos. Tampoco hay combustible para el transporte de alimentos, medicinas e insumos a los que hipotéticamente podría acceder la población para sobrellevar el encierro.  

Para medio evitar que la epidemia se expanda, el cartel de miraflores, deberá pagar un muy alto precio, porque deberá reprimir de manera feroz y violenta si quiere mantener a la gente en sus casas. Y el cartel de la MUD 3.0, se limitará a dar recomendaciones sobre el tema y a recomendar (no puede imponer nada) a la sociedad que no salgan de sus casas.  

Mientras, para atacar la enfermedad propiamente dicha, el panorama es más sombrío aún. El cartel de miraflores, fiel a su vergonzosa sumisión a la tiranía cubana, expulsa una caravana de Médicos sin Fronteras full de insumos, e importa carniceros cubanos, supuestos médicos, para navegar la tragedia, ignorando la valiosa experiencia de la ciencia médica venezolana que en su momento erradicó enfermedades consideradas imposibles de erradicar. Eso nos da una clara señal de lo que está dispuesto a hacer esa cofradía asesina. Y el cartel de la MUD 3.0 pronuncia un discurso que no es más que un rosario de lugares comunes.   

Del cartel de miraflores sabemos que no podemos esperar absolutamente nada bueno. Son el problema. Pero da estupor escuchar a la MUD 3.0 (coño, que son los buenos, los que tienen un plan país, los expertos y planificadores que sacaran al país de la crisis después del chavismo) decir que las medidas urgentes que decidió tomar son: dotar de 3 mil kits de protección a enfermeras y médicos (Deben desecharse a diario una vez usados. Para cuantos días y para cuantos profesionales de la medicina alcanza eso?), llover sobre mojado con la información sobre prevención (como si ya no se supiera TODO lo que hay que saber sobre eso), retomar lo de la ayuda humanitaria (es que lo había dejado?),  iniciar la procura de ayuda sanitaria (con cuanto retraso?) en manos del renombrado experto en la materia, el Dip. Multifuncional Pizarro y por último, liberar fondos para ONG's expertas en manejo de crisis como estas, que ya están operando en el país, pero que están amarradas de manos por el régimen (o sea, neutralizadas). 

Que sepamos, esas son las medidas con las cuales las dos presidencias venezolanas juran que controlarán la situación. Eso demuestra el nivel de desamparo en el que se encuentra nuestro país. Da un profundo dolor, ver como muy calificados profesionales de múltiples disciplinas, se prestan para permitir esta irresponsabilidad  populista, en vez de usar sus gremios para  levantar sus voces ante la comunidad internacional para denunciar este holocausto anunciado y ya en curso.  

Si en la MUD 3.0 hubiese alguien inteligente con sentido de país podrían aprovechar esta situación, no solo para la mandatoria procura de un efectivo apoyo para superar la crisis sanitaria, sino para también forzar la salida del cartel de miraflores y salvar ellos mismos el pellejo en el proceso. Pero en lugar de eso se suman a la cacofonía irresponsable, incapaz y populista.  J.J. Rendón todavía sigue en el "equipo" de Guaido? En lugar de asumir su papel en esta tragedia, la MUD 3.0 decidió ser corresponsable de una catástrofe que ni siquiera podrá ser comparada con la guerra federal, único referente nacional de catástrofes a gran escala. Dios y la patria se los recordarán a ambos, y se lo demandarán.  

Si son ciertas  las leyendas urbanas sobre la existencia de grupos preparando acciones de fuerza para erradicar la peste roja venezolana, este el momento de poner en práctica sus planes. Después ser muy tarde. 

Debemos prepararnos para el luto nacional.  

Vae victis. 

Pedro Alcalá 
pa2a@hotmail.com 
@Tazzio1956 
Miembro de Vente Canadá. 

RICHARD CASANOVA: LA POLÍTICA COMO SERVICIO PÚBLICO EN VENEZUELA, DEMOCRACIA SIN POBREZA

¿Narcotraficantes? No vale, pobrecitos

Ante el silencio sepulcral de los siempre escandalosos amigos de la revolución, alguien se preguntaba dónde estarán Evo Morales, Daniel Ortega, Raúl Castro, Cristina Kirchner,..., y la lista seguía hasta Oliver Stone y Danny Glover.  Como respuesta solo diré que en ocasiones, también el silencio es una forma de hablar.  Hoy, darle la espalda al régimen es lo menos que pueden hacer para no ser arrastrados en este deslave. Lamentablemente, en Venezuela tenemos algunos analistas y presuntos dirigentes de oposición que siguen buscándole 5 patas al gato. Les cuesta disimular su resentimiento, frustración o intereses facciosos e inconfesables. En medio de esta avalancha de lodo que cae sobre la narcodictadura, hacen "análisis" que arrojan dudas sobre la oposición y le dan al gobierno un margen de maniobra que no tiene. Hasta hace poco sostenían una campaña para que EEUU levante las sanciones al régimen, con el infundado pretexto de que éstas perjudican al pueblo.


Es una actitud reiterada. Sus análisis siempre parten del falso supuesto que el gobierno "se las sabe todas", es un estratega impecable y todo lo que hace está calculado.  Si ven a Maduro con los pantalones mojados, dicen que eso es un trapo rojo o un plan perfectamente diseñado para...bla, bla.  ¡Así es siempre!   Por si fuera poco, constantemente tienen a flor de labio una crítica contra la oposición. Son expertos en identificar sus errores e insinúan que no es tan hábil e inteligente como ellos.  Uno se pregunta ¿Y por qué entonces estos críticos geniales nunca han dirigido nada?  ¿Por qué no han convocado jamás aunque sea a una asamblea en su edificio, ni demostrado respaldo popular alguno?

Nadie los vincula con una lucha real, ni siquiera los vemos en las marchas.  Algunos, a lo sumo, dirigen unos partidos de maletín que inscriben candidatos en todas las elecciones y jamás consiguen la victoria. En fin, tienen un largo historial de fracaso, exhiben una triste soledad y nunca arriesgan el pellejo pero eso si, son guapos y unos deslumbrantes estrategas en Twitter o Whatsapp.  ¡Eso creen! La verdad, hacen análisis tan desenfocados que lucen sospechosos, solo les falta defender a "los más buscados" o decir "¿Narcotraficantes? No vale, no creo, pobrecitos".  ¿Ni siquiera en esta hora difícil, al borde de una calamidad, estos factores supuestamente de oposición van a jugar a la unidad nacional y ponerle el hombro a Guaidó, a la Asamblea Nacional y al liderazgo político que tiene reconocimiento nacional o internacional?  Una reflexión no es mucho pedir....

Nadie pide incondicionalidad sino solidaridad inteligente. ¿Se han cometido errores? Sin duda alguna. ¿Hay cosas que no comparto? Muchas... Pero hay que buscar el escenario para expresarlas y a todo evento, es preferible enfocarse en los aciertos y resultados positivos. Hoy el régimen cubano-militar está contra las cuerdas, no producto del azar o del destino, sino de una política que se ha sostenido con perseverancia y no pocos riesgos. No reconocerlo es una actitud mezquina que habla por sí sola. Como decía aquel Mosaico Criollo del maestro Billo Frómeta, "por más que se tongonee, siempre se le ve el bojote".

Richard Casanova
richcasanova@gmail.com
@richcasanova