sábado, 21 de marzo de 2020

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, SÁBADO 21/03/2020

TATA LÓPEZ: EL MARKETING EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 6 minutos
Muchos son los cambios que hemos visto en las marcas y en los consumidores en los tiempos de esta pandemia del covid-19, nos ha convertido en seres más cercanos y más especializados en conseguir digitalizar nuestros encuentros, trabajo y en potenciar el crecimiento del uso de la tecnología. Ciertamente cuando entramos en alguna crisis, lo primero que debemos hacer es entender que estamos en ella y que nuestra forma de actuar no debe ser la de la rutina o la planificada para días normales, todo lo contrario, debemos buscar manejarla con acciones diferentes que nos permitan seguir en ... más »

OSCAR ARNAL: CORONAVIRUS EN EL PEOR MOMENTO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 21 minutos
Cuando la pandemia del Coronavirus Covid-19 hace estragos en todo el planeta, a nuestra patria la toma en el peor momento. Con una población desprotegida, un sistema precario de salud y sin reservas de ningún tipo. La monumental destrucción nacional tiene que ver con tres aspectos básicos que el régimen desconoció: gobierno, estado y mercado. El gobierno según el artículo seis de la Constitución es democrático, electivo, plural, alternativo y de mandatos revocables. Resalta el carácter transitorio que la Carta Magna asigna al gobierno, hoy convertido en permanente. La administra... más »

RICHARD CASANOVA: EL MADURO-VIRUS Y LA MILITARIZACIÓN DEL PAÍS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 27 minutos
Que el Corona-virus es una amenaza real no está en discusión, tampoco la necesidad de tomar con absoluta rigurosidad las indispensables medidas preventivas para reducir los riesgos de contagio. Sin embargo, si existen dudas con relación a la implementación de algunas políticas y la intención subyacente en algunos sectores de la política nacional. En los medios y en las redes sociales la dinámica es intensa y tiende a generar cierta paranoia, la cual se incrementa por una campaña subliminal, sustentada en el miedo e impulsada desde el gobierno. Así las cosas, lo primero que debemos... más »

LEANDRO RODRIGUEZ L. :CHAVISMO, OPOSICIÓN Y CORONAVIRUS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Una de las peores políticas de Chávez fue la habitacional, a sabiendas de su debilidad, se inventó la Misión Vivienda Venezuela, convirtiéndola (paradójicamente) en su fortaleza electoral en 2012, claro, afianzado en su control mediático, sin auditorias ni controles reales. Tras haber arruinado el campo venezolano y la producción de alimentos con el propósito de lucrarse de las importaciones, el castrismo venezolano (alias chavismo) creó los Comités Locales de Alimentación Popular (Clap), un control ciudadano indignante desde todo punto de vista, con ellos logró su objetivo, recup... más »

ROMÁN IBARRA: UNIDAD NACIONAL VS CORONAVIRUS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
La pandemia mundial del Coronavirus está causando serios y muy lamentables problemas, no solo en el tema de la salud, de por si dramático, sino en el orden económico y social. En el caso venezolano, cuando finalmente se sepa toda la información escondida por el régimen, las consecuencias serán devastadoras para un país desvencijado en toda la infraestructura hospitalaria, abandonada y destruida a lo largo de 20 años inútiles de ensayo comunista. Luego de haber proferido toda clase de insultos contra el FMI, ahora Maduro en reconocimiento a su incapacidad administrativa, solicita ci... más »

RONNY PADRÓN: EL SOCIALISMO EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
No se trata de mala suerte. Tampoco de casualidad. La nueva desgracia que se proyecta sobre Venezuela es simplemente lógica consecuencia de sostener al socialismo en el poder. A mayor permanencia, mayor será el nivel de destrucción y dolor. Lo certificamos. Así las cosas, nos corresponde internalizar que así como nada positivo cabe esperar del Estado Criminal Socialista en el poder, durante esta pandemia que recién oficializa su aparición en territorio patrio, nada mejor derivará de la oposición, que electorera y mercantilista funge como su mejor aliada. Porque la miseria, el dolor... más »

TATA LÓPEZ: EL MARKETING EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

Muchos son los cambios que hemos visto en las marcas y en los consumidores en los tiempos de esta pandemia del covid-19, nos ha convertido en seres más cercanos y más especializados en conseguir digitalizar nuestros encuentros, trabajo y en potenciar el crecimiento del uso de la tecnología.

Ciertamente cuando entramos en alguna crisis, lo primero que debemos hacer es entender que estamos en ella y que nuestra forma de actuar no debe ser la de la rutina o la planificada para días normales, todo lo contrario, debemos buscar manejarla con acciones diferentes que nos permitan seguir en el mercado. Es importante para las marcas evaluar la situación para prevenir catástrofes a futuro.

Debido a que el epicentro del coronavirus es en China y su secuela inmediata es en gran parte de Europa, específicamente Italia y España, la firma de consultoría McKinsey calcula, con datos al 16 de marzo, que el PIB global podría «deslizarse o reducirse considerablemente» en 2020 en función de las decisiones que tomen los gobiernos y la empresa privada. En el caso de Latinoamérica, la firma calcula que los pronósticos de crecimiento se reducirían en 38%.

Definitivamente, la gran ventaja que tenemos en Venezuela es que hemos aprendido que de las crisis lo que se generan son aprendizajes, es por ello, que las marcas según su propósito y target, se han transformado para comunicar de manera más creativa, por ejemplo, Mercado Libre cambió su logo de apretón de manos a un saludo con los codos en pro de apoyar la campaña del coronavirus; Farmatodo ofrece servicio a domicilio; Excelsior Gamma refuerza su comunicación hacia las compras online con despacho a domicilio, al igual que los productos Underwood.

En estos tiempos debemos entender que la tecnología será nuestro vital punto de apoyo para mostrar que las marcas siguen activas y alineadas a la campaña global de concientización ante el coronavirus, podemos seguir vendiendo nuestros productos a través del e-commerce, que además permite al consumidor sentir un poco de calma y empatía con sus productos de confianza.

Atender al cliente y hacerles sentir que estamos acompañándole en este proceso es de gran importancia, pues ya sabemos por experiencia que en las crisis no podemos descuidar a nuestros clientes, pues generalmente no hay aumento de clientes, todo lo contrario, hay disminución de ellos.

En estos momentos capaz no inventemos la rueda, pero sí podemos reinventar su uso, por ejemplo, para este caso de covid-19 los organismos mundiales de salud recomiendan que no haya contacto físico, entre algunas otras formas de prevención, es por ello que nuestra jugada como estrategas de mercadeo es enfatizar las ventas a través de plataformas digitales y ofrecer servicios a domicilio, crear marketing de contenido, entre otras estrategias.

Para finalizar, es importante que veamos oportunidades en los tiempos de crisis y en caso de que no podamos ejecutarlas de inmediato, las tengamos como tareas pendientes en la empresa, pues pudieran ser el salvoconducto de la próxima crisis. Y es que si algo tenemos claro en este país es que nos toca reinventarnos a diario teniendo como estrategia la resiliencia.

IG: @tata.lopez
@lopezgrillo
@ElNacionalWeb  

OSCAR ARNAL: CORONAVIRUS EN EL PEOR MOMENTO

Cuando la pandemia del Coronavirus Covid-19 hace estragos en todo el planeta, a nuestra patria la toma en el peor momento. Con una población desprotegida, un sistema precario de salud y sin reservas de ningún tipo.  

 La monumental destrucción nacional tiene que ver con tres aspectos básicos que el régimen desconoció: gobierno, estado y mercado. El gobierno según el artículo seis de la Constitución es democrático, electivo, plural, alternativo y de mandatos revocables. Resalta el carácter transitorio que la Carta Magna asigna al gobierno, hoy convertido en permanente. La administración pública se hizo partidista. El ejemplo más patente fue PDVSA que se convirtió después de ser una empresa profesional en “roja rojita”. Lo que trajo su destrucción. Lo mismo sucedió con todos los ministerios, empresas públicas y del estado. En este sentido se han violado de manera reiterada los artículos 145 y 146 de la Constitución.  

 En cualquier manual de derecho Constitucional queda claro que el jefe del Estado es el responsable de la unidad nacional. La división institucional que sufre Venezuela tiene su causa en el sectarismo oficial y en la persecución de la oposición. El atropello permanente a la disidencia y los más de 300 presos políticos. El estado desde el punto de vista de la doctrina tiene un carácter permanente, junto a la administración pública y el gobierno alternativo. Gobierno y oposición, gobernantes y gobernados somos iguales de acuerdo a la ley y tenemos los mismos derechos y deberes.  

 Lo mismo sucede con la Constitución económica. El Banco Central tendría que ser un ente independiente y autónomo. Como responsable de la política monetaria no podía emitir dinero inorgánico, ni financiar déficit público alguno. Haciendo lo contrario que dice la ley caímos en el abismo de la hiperinflación. A colación viene el tema del mercado. Cualquier persona que haya estudiado los principios y las leyes económicas entiende que nada actúa más eficientemente que “la mano invisible” del mercado. Cuando desde un gobierno se perturba la acción del mercado se daña la economía. La actuación tiene que ser para lograr un mercado lo más perfecto y competitivo posible, sin monopolios y oligopolios. Tanto mercado como sea posible y estado como sea necesario. 

Creer que con políticas populistas extremas se podía continuar de manera indefinida en el poder es un gran error. Paso lo que tenía que pasar, el gobierno, estado y la economía colapsaron. El barco se hundió y el rescate está cerca. 

Oscar Arnal 
oscar.arnaln@gmail.com
@OscarArnal 

RICHARD CASANOVA: EL MADURO-VIRUS Y LA MILITARIZACIÓN DEL PAÍS

Que el Corona-virus es una amenaza real no está en discusión, tampoco la necesidad de tomar con absoluta rigurosidad las indispensables medidas preventivas para reducir los riesgos de contagio. Sin embargo, si existen dudas con relación a la implementación de algunas políticas y la intención subyacente en algunos sectores de la política nacional.  En los medios y en las redes sociales la dinámica es intensa y tiende a generar cierta paranoia, la cual se incrementa por una campaña subliminal, sustentada en el miedo e impulsada desde el gobierno. Así las cosas, lo primero que debemos hacer entonces es llamar a la calma.    

El gobierno sabe que toda forma de miedo lo beneficia en tanto que es paralizante e impide pensar con claridad, la ciudadanía centra la atención en sus temores y puede tener cierta condescendencia con este régimen irresponsable que ha devastado el sistema de salud pública, lo cual constituye la principal razón de nuestras angustias.   Quienes ejercen el poder real en Venezuela –los cubanos- son unos verdaderos genios en guerra psicológica y manipulación, lo han demostrado. Así que a nadie sorprenderá que esta amenaza de pandemia sea aprovechada para mantener a la población aterrorizada, en estado catatónico, aislada a sí misma y lógicamente socialmente desmovilizada. No es la primera vez que el gobierno manipula las más sentidas necesidades de nuestro pueblo para incrementar el control social a partir de una mayor dependencia del ciudadano, ahora incluso para salir de su casa.   

El liderazgo democrático tiene que enviar un mensaje claro, no necesariamente confrontando al gobierno pero si diferenciándose de él. Hay que dejar en evidencia la pretensión del régimen de aprovechar la coyuntura para instalar un estado panóptico y por fin militarizar al país, prácticamente con el consenso de diversos sectores que se sienten aterrados por la amenaza.   La oposición debe orientar y promover el estricto cumplimiento de las medidas preventivas pero al mismo tiempo, alertar sobre esta absurda militarización que en nada resuelve el problema.  Hay que denunciar enérgicamente el disparate de designar a Delcy Rodríguez al frente de la Comisión contra el Corona-virus, mientras se margina a la comunidad científica que realmente tienen criterios técnicos para enfrentar la pandemia.   

Los partidos políticos no pueden limitarse a la campaña #QuedateEnTuCasa con tal ingenuidad que deje el campo libre a un régimen indolente, manipulador e inescrupuloso para ganar una inmerecida indulgencia e implantar un modelo totalitario de control.   Nada nuevo, por cierto, si revisamos a autores como Antonin Artaud (El Teatro y la Peste), Albert Camus (La Peste) y Michel Foucault (Vigilar y Castigar).   

Además de reivindicar el rol de la comunidad científica, la oposición democrática está obligada a cuestionar -antes de que sea tarde- el abordaje de esta potencial pandemia desde la visión militarista y más bien, promover soluciones a partir del ejercicio de la ciudadanía, donde todos somos protagonistas.  Es decir, plantear soluciones desde la organización social que nos convierte a todos en actores responsables y no desde el control militar que nos reduce a víctimas y subalternos del régimen.  El liderazgo democrático debe articular con diversas Organizaciones No Gubernamentales y la sociedad en general, en un esfuerzo conjunto para enfrentar al Corona-virus, sin desestimar otra amenaza igualmente real y quizás más mortífera: el Maduro-virus, cuyo saldo en muerte, violencia, hambre y miseria es significativamente mayor al de su colega con corona. Tenemos que elevar al máximo la conciencia colectiva para enfrentar simultáneamente a ambos virus que azotan al país.  ¡Dios bendiga a Venezuela! 

Richard Casanova
richcasanova@gmail.com
@richcasanova

LEANDRO RODRIGUEZ L. :CHAVISMO, OPOSICIÓN Y CORONAVIRUS

Una de las peores políticas de Chávez fue la habitacional, a sabiendas de su debilidad, se inventó la Misión Vivienda Venezuela, convirtiéndola (paradójicamente) en su fortaleza electoral en 2012, claro, afianzado en su control mediático, sin auditorias ni controles reales. 

Tras haber arruinado el campo venezolano y la producción de alimentos con el propósito de lucrarse de las importaciones, el castrismo venezolano (alias chavismo) creó los Comités Locales de Alimentación Popular (Clap), un control ciudadano indignante desde todo punto de vista, con ellos logró su objetivo, recuperó parte de su simpatía entre sus cada día más escasos seguidores. 

Tras perder la AN en 2015 producto de su desmesurado rechazo popular, el régimen comprendió la necesidad de manufacturar presuntos procesos electorales donde pudiera controlar absolutamente todo; candidatos, electores, votos, procesos y todo lo inherente. Luego, a través del secuestro institucional, hizo “lo electoral” su bandera, su punto fuerte, su estandarte (aunque paga consecuencias por semejante estafa). 

A todas estas, el chavismo ha hecho de sus debilidades sus fortalezas, ficticiamente o bajo cualquier forma oscura, pero lo ha hecho, corre los riesgos. Sin embargo, el coronavirus pareciera una prueba difícil de superar, no por la enfermedad como tal, sino porque ha dejado expuesto el país al mundo entero, incluso a los suyos: Una nación petrolera donde el poder contar con agua, con jabones antibacteriales o un simple tapaboca es un lujo. Una nación que, de detentar uno de los mejores sistemas de salud público, hoy solo cuenta con recintos que, más que hospitales, son solo centro de acopio de enfermos sin equipos ni tratamientos, donde los médicos y enfermeras existentes son héroes en medio de semejantes vicisitudes, la salud es solo para los pudientes, los “enchufados”, la élite gubernamental… Ni hablar de la escasez de medicinas y la hiperinflación que la envuelve. 

Cómo puede un país afrontar una cuarentena sí la mayoría de sus habitantes se alimentan de lo que consiguen en el día-día ¡pateando calle! Tras todo esto, el coronavirus debería ser la advertencia final. Los venezolanos debemos ponderar en su justo valor el camino que llevamos. Venezuela ha sido arrastrada al tercermundismo, a un retroceso en su cultura política solamente comparable con sociedades que han sido oprimidas por mucho tiempo. La extirpación de nuestras libertades, de nuestros derechos, la imposición de controles, racionamientos, de un modelo cruento como el cubano, ajeno a nuestra esencia, se evidencia con lo que ocurre con el coronavirus: una nación de élites que no padece ninguna penuria y un pueblo oprimido, padeciendo hasta por lo más mínimo, controlado a través de la ferocidad de una violencia institucionalizada.  

La oposición de Guaidó, “la legal y legítima”, es poco lo que puede hacer en esta coyuntura, a pesar de contar con el reconocimiento internacional no tiene acceso a las instituciones ni recursos dentro del país. La política es el arte de la espera y la ciencia de la oportunidad, muy extrañamente otorga segundas oportunidades, a Guaidó se la otorgó, pero al parecer, tampoco la aprovechó, el inesperado virus cobró su primera víctima: Su segunda oportunidad… ¿Tendrá una tercera?  

¿Qué será de Venezuela después del coronavirus? La gran pregunta… el gobierno dará toda la larga que pueda, así desconecta al ciudadano de los problemas reales. La economía (lo que queda) estará mucho peor, mientras tanto el régimen habrá impuesto su CNE y (probablemente) hasta fecha para sus parlamentarias tendrá. En conclusión, este virus llega especialmente a Venezuela como una oportunidad única e irrepetible para que los venezolanos pensemos, actuemos, cambiemos. 

Leandro Rodríguez Linárez 
leandrotango@gmail.com
@leandrotango   

ROMÁN IBARRA: UNIDAD NACIONAL VS CORONAVIRUS

La pandemia mundial del Coronavirus está causando serios y muy lamentables problemas, no solo en el tema de la salud, de por si dramático, sino en el orden económico y social.

En el caso venezolano, cuando finalmente se sepa toda la información escondida por el régimen, las consecuencias serán devastadoras para un país desvencijado en toda la infraestructura hospitalaria, abandonada y destruida a lo largo de 20 años inútiles de ensayo comunista.

Luego de haber proferido toda clase de insultos contra el FMI, ahora Maduro en reconocimiento a su incapacidad administrativa, solicita cinco mil millones de dólares para combatir el Coronavirus -y le fueron negados- precisamente por su desconocimiento de ese organismo, y porque además una solicitud de esas características debe tener la aprobación de la AN. 

Venezuela, el país de las cosas más insólitas, huérfano de instituciones republicanas; profesionales; de carrera administrativa; autónomas e independientes, tiene dos presidentes; dos Asambleas Nacionales, y dos TSJ (a veces tres). Esto es sencillamente un juego trancado sin solución en el corto plazo, aparentemente.

Pero mientras se buscan las soluciones a esa locura, en medio de todo está la población desguarnecida; indefensa, y a la buena de Dios. Sin recibir la atención debida en los términos constitucionales, y humanitarios que esta hora exige, para resolver la crisis sanitaria, y de empleo, especialmente para la gente que vive del día a día, obligados a guardar cuarentena.

En nuestra opinión, no importa si nos caen encima los extremistas de lado y lado, sugerimos que haya una convocatoria urgente para negociar los términos de la aprobación por parte de la AN legítima, la que preside Guaidó y representa a la mayoría del pueblo venezolano, la solicitud conjunta (Gobierno y Oposición) al FMI la aprobación de los recursos para enfrentar el Coronavirus; a la CAF para resolver la crisis en el sector eléctrico, e hidrológico, y así de manera unitaria impedir el colapso previsible.

Obviamente, dentro de ese acuerdo debe ser obligatorio que la administración de los recursos corra por cuenta de los respectivos organismos otorgantes de los recursos (FMI, CAF, etc) para evitar suspicacias.

Del mismo modo, ese acuerdo debe servir para resolver la designación del CNE, el nuevo REP, la libertad de los presos políticos, y el adelanto de las elecciones presidenciales, con la participación de organismos internacionales de amplia capacidad técnica, y profesional, y con la garantía del voto de la diáspora venezolana. Del mismo modo, debe aceptarse la entrada de la ayuda humanitaria internacional.

Se pueden celebrar de manera conjunta, presidenciales y parlamentarias, y que sea el pueblo quien decida su destino. Ese es el camino más expedito para conjurar la más grave crisis de toda nuestra historia republicana.

Se trata de atender de manera prioritaria un drama humanitario que está viviendo toda la sociedad por la imprevisión y la corrupción tantas veces denunciada, y ya conocida. Pero no es momento de criticar solamente, sino resolver con urgencia esta crisis que afecta a todos, pero significativamente a los más pobres.

De nada vale que nos pongamos a seguir lanzando insultos al régimen,  claro que se los merece, pero nos importa mucho más el destino de la gente nuestra; de los niños; los ancianos y la población en general. Es el momento de actuar responsablemente. No es tiempo de odios, ni venganzas; debemos renunciar a ello en aras de ayudar al prójimo. Es nuestro deber.

Romper la polarización y hacer un esfuerzo sincero de reunir a todos los sectores de la vida nacional: políticos; empresarios; emprendedores; trabajadores y la sociedad toda, tras la búsqueda del bien común.
Hagamos lo correcto, detengamos la muerte!  

Román Ibarra:  
romanibarra@gmail.com
@romanibarra

RONNY PADRÓN: EL SOCIALISMO EN TIEMPOS DE PANDEMIA

No se trata de mala suerte. Tampoco de casualidad. La nueva desgracia que se proyecta sobre Venezuela es simplemente lógica consecuencia de sostener al socialismo en el poder. A mayor permanencia, mayor será el nivel de destrucción y dolor. Lo certificamos.

Así las cosas, nos corresponde internalizar que así como nada positivo cabe esperar del Estado Criminal Socialista en el poder, durante esta pandemia que recién oficializa su aparición en territorio patrio, nada mejor derivará de la oposición, que electorera y mercantilista funge como su mejor aliada. Porque la miseria, el dolor y la muerte constituyen herramientas conocidas del socialismo en acción, habida cuenta su total carencia de compasión para con la humanidad, pues su desiderátum sigue siendo la conquista del poder y su permanencia ad infinitum si se les permite.

Pero igualmente los mercantilistas de la política, esos que se hacen llamar oposición aún bajo tiranías, destacan por su característica de rapiña en cualquier situación. Por muy escabrosa que esta pueda parecer, y una pandemia ciertamente lo es.

De allí que será menester para todos los venezolanos de bien, el cuidarse, no solo de la actual pandemia, -otra prueba a superar en el trance por merecer un mejor país- sino además de los «cantos de sirena» y artilugios afines por parte de la oposición, cualquiera fuere su representación. Tratándose de una guerra de exterminio como esta solo aquellos identificados con quienes resisten y confrontan al opresor podrán contar al menos con el favor de ser escuchados en ruta a sobrevivir tanto a la pandemia como al socialismo y su oposición.

«Cese de la usurpación, gobierno de transición, elecciones libres». Ora y labora.

Ronny Padrón
caballeropercivall@gmail.com
@caballeroperci