viernes, 25 de enero de 2019

ACTUALIZACIÓN, DE "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, VIERNES 25-01-2019,

MIBELIS ACEVEDO DONÍS, LO PRIMERO ES HABLAR

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 4 minutos
Asumir la responsabilidad por el error cometido deja quizás una áspera, aunque no menos sustanciosa plusvalía. Sí, hay sufrimiento en ese saber que llega sin haberlo deseado. Pero ser capaz de remontar el peor de los dolores, la puntual decepción, de diseccionar con curtido ojo de cirujano las causas del fallo e identificar las prácticas que en cada circunstancia llevaron a sacrificar posiciones ventajosas, es ganancia que se redimensiona cuando la ocasión abre la puerta a un nuevo comienzo político. Esa “libertad deliciosa de equivocarme” que pregonaba Charles Chaplin, quizás suen... más »

JESÚS SEGUÍAS, 72 HORAS PLAZO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 13 minutos
Ya todo cambió en Venezuela a partir del 23 de enero. Entramos en la fase más dura de la confrontación que ha marcado al país durante 20 años. Las próximas 72 horas serán las más largas de los últimos tiempos en Venezuela. 1. Este 23 de enero, se dio en toda Venezuela la mayor movilización de masas de todos los tiempos. Antes habíamos visto mayores movilizaciones en Caracas más no así en el resto del país. Hoy vimos a un país entero expresándose con indignación. 2. El rechazo al gobierno de Nicolás Maduro hizo posible que chavistas y opositores salieran agarrados de la mano a deci... más »

ORLANDO VIERA-BLANCO, ¡DEJEMOS LA CORREDERA, VAMOS BIEN…!,

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 22 minutos
Han sido tortuosos 20 años del deterioro criminal que jamás experimentó sociedad alguna en Latinoamérica. Hemos tenido etapas más violentas cómo guerras civiles, dictaduras o guerrillas urbanas. Pero nunca la hambruna, el éxodo y la fechoría que alcanzamos hoy ¿Por qué? *Nuestras zonas erróneas* Lo primero es enlistar los errores políticos que nos condujeron a este pandemónium. El primero (1992) cuando se le permitió a Hugo Chávez celebro-debutar con su por ahora en cadena de radio y televisión. Un país minado por la antipolítica y clientelismo pronto convirtió a Hugo Chávez en el... más »

JORGE V. ORDENES-LAVADENZ, EL PALADIO VALE MÁS QUE EL ORO,

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 33 minutos
El paladio, un metal noble que resiste oxidación y corrosión, tiene la peculiaridad a temperatura ambiente de absorber hidrógeno hasta 900 veces su volumen sin cambiar en sí de volumen lo que lo convierte en un insumo óptimo para la producción de catalizadores de tubos de escape de automotores que hoy consume el 80% del paladio producido. Convierte hasta el 90% de gases nocivos (monóxido de carbono, hidrocarbonos y dióxido de nitrógeno) en elementos inofensivos (nitrógeno, dióxido de carbono y vapor de agua). Se trata de un metal raro, blando, dúctil, maleable de color plateado p... más »

ALFREDO M. CEPERO, LA ZANAHORIA Y EL PALO.

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 45 minutos
Según están las cosas, Donald Trump se ha quedado sin otra opción que esgrimir el palo y pegar duro a unos enemigos que no le perdonan haberlos desenmascarado y que han demostrado que no le darán cuartel. Donald Trump multiplicó varias veces la fortuna heredada de su padre utilizando la estrategia ancestral de la Zanahoria y el Palo (The carrot and the stick) como medio de negociación en el mundo de los negocios. Su fascinante libro "The Art of the Deal" contiene la fórmula para triunfar en el mundo de los negocios. Pero los mundos de los negocios y de la política son no sólo tota... más »

ANDRÉS OPPENHEIMER, LAS PRIORIDADES DE JUAN GUAIDÓ: AYUDA HUMANITARIA Y ELECCIONES ANTICIPADAS

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 54 minutos
El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, quien fue reconocido el miércoles 23 por el presidente Donald Trump y los principales líderes de la Unión Europea y de América Latina como presidente interino de Venezuela, me dijo en una entrevista a principios de esta semana que sus primeras prioridades después de proclamarse como presidente interino legítimo serían pedir ayuda humanitaria internacional y convocar elecciones anticipadas. Durante una entrevista telefónica prolongada desde un lugar no revelado el lunes, Guaidó, de 35 años, también dijo que no estaba d... más »


MIBELIS ACEVEDO DONÍS, LO PRIMERO ES HABLAR


Asumir la responsabilidad por el error cometido deja quizás una áspera, aunque no menos sustanciosa plusvalía. Sí, hay sufrimiento en ese saber que llega sin haberlo deseado. Pero ser capaz de remontar el peor de los dolores, la puntual decepción, de diseccionar con curtido ojo de cirujano las causas del fallo e identificar las prácticas que en cada circunstancia llevaron a sacrificar posiciones ventajosas, es ganancia que se redimensiona cuando la ocasión abre la puerta a un nuevo comienzo político. Esa “libertad deliciosa de equivocarme” que pregonaba Charles Chaplin, quizás suene estimulante cuando aplica al ámbito privado; pero la equivocación crónica torpedeando lo colectivo solo puede verse como una odiosa anomalía.

Una lección derivada de la reflexión y el autoconocimiento, en efecto, parece estar obrando interesantes efectos entre nosotros. Las intervenciones en concurridos cabildos abiertos llamando a la contención y la prudencia, hablan de ese giro a favor de mantener al voluntarismo a raya. Algo que no implica, por cierto, desterrar esa “gran pasión” a la que aludía Hegel. “Hemos sido un pueblo, unos electores emocionales”, se escucha a Magaly Bolívar, por ejemplo, abuela y vecina de Maracay con “20 años de lucha”; “ya basta; tenemos que madurar… los errores son para aprender… nada vamos a hacer enfrentando a militares y policías”, corona con llana sapiencia. Nada hacemos enfrentando violentamente a quien, falto de escrúpulos pero no de recursos, puede someternos por la vía de la fuerza, cabría agregar. Penosamente, del viejo dolor algo hemos aprendido.

De ese retorno de caminos que la improvisación hizo intransitables, ahíto de pérdidas y despojado de certezas, al pueblo venezolano -hábil para recomponerse tras la caída, hay que admitirlo- le toca plantarse ante un desafío recurrente: entenderse para hacer política. Y en política “solo triunfa quien pone la vela donde sopla el aire; jamás quien pretende que sople el aire donde pone la vela”, como decía Antonio Machado. A contrapelo del intransigente discurso del extremismo, ni la agitación sin finalidad objetiva ni el desgaste caprichoso parecen ser lo que conviene en este caso, y sí la lectura cabal del momento y sus posibilidades.

De allí que se insista en reivindicar los medios que ofrece la política: el uso de la palabra como arma, como símbolo que alinea criterios, que articula a los distintos en suerte de gramática de lo colectivo, que redimensiona y habilita el espacio entre nos, que aglutina bríos y prefigura lo concreto. Tal como en el ágora griega, “motor de la polis”, eso que ha surgido en los cabildos es, de hecho, la ilustración más elocuente de tales virtudes, y demuestra que en contextos donde el autoritarismo aniquila libertades democráticas es donde más urge construir plazas que permitan derrotar los afanes de la guerra; esto es, vincularnos a través del lenguaje. Y hablar -que es pensar con otro-, hablar y escuchar, para actuar juntos.

Quizás haber subestimado el estratégico poder de la palabra, hablar sin escucharnos o escuchar solo la voz afín, obviando el planteamiento que sacude e interpela (lo cual supone aniquilar ex-ante la existencia plural del otro, condenarlo al no-ser del silencio), explica buena parte de nuestros tropiezos. “Donde acaba el habla, acaba la política”, advierte Hannah Arendt; por contraste, podríamos afirmar que donde comienza el habla, comienza la política.

En ese sentido, y aunque acicateada por la tiranía de la necesidad básica, sorprende ver cómo una sociedad que había sido dramáticamente desmovilizada de pronto se ve impulsada a movilizarse. Es posible que el aglutinante, cauto manejo de un discurso político apelando al símbolo de auctoritas democrática que encarna la Asamblea Nacional -algo que incluso ha logrado neutralizar la narcisista desesperación de los extremos- haya caído como yesca en la reseca hojarasca. Una inesperada lumbre se ha encendido.

Así, una lógica distinta en el abordaje de la situación nos revela la olvidada, elemental, robusta potencialidad de la comunicación que empieza a desplegarse aguas adentro. Recientemente una periodista preguntaba a Juan Guaidó si estaba seguro de que las FAN reaccionarían positivamente al llamado de apoyo a la constitucionalidad. Ajeno al ampuloso estilo de los iluminados, el diputado contestó: “lo primero era hablarles… ¿no?” Simple, pero vital. En efecto, hablar para fundar una realidad que sea comúnmente compartida, aparecer ante los demás, comprometerse con otros para generar un nuevo initium, son rudimentos que jamás debieron salir de la ecuación.

Subsanar la deliberada ausencia de la palabra, su uso fragmentario o inexacto; evitar esgrimirla para la amenaza y la exclusión en lugar de hacerlo para procurar acuerdos, forma parte del paquete de lecciones que este periplo va dejando. En ese proceso andamos. La necesidad de cambio en horas plagadas de amenazas merece toda pequeña, toda gran revisión.

Mibelis Acevedo Donís
@Mibelis

JESÚS SEGUÍAS, 72 HORAS PLAZO


Ya todo cambió en Venezuela a partir del 23 de enero. Entramos en la fase más dura de la confrontación que ha marcado al país durante 20 años. Las próximas 72 horas serán las más largas de los últimos tiempos en Venezuela.

1. Este 23 de enero, se dio en toda Venezuela la mayor movilización de masas de todos los tiempos. Antes habíamos visto mayores movilizaciones en Caracas más no así en el resto del país. Hoy vimos a un país entero expresándose con indignación.

2. El rechazo al gobierno de Nicolás Maduro hizo posible que chavistas y opositores salieran agarrados de la mano a decir “basta ya”. Una consigna central lo resume todo: “No quiero bonos, no quiero (cajas de comida) CLAP, lo que yo quiero es que se vaya Nicolás”. Hasta los policías del Estado Carabobo, dirigida por un chavista, se plegaron a los manifestantes. Igual están haciendo militares que ya no quieren reprimir.

3. Este poder de convocatoria tan gigantesco por sí solo fue la mayor victoria de este 23 de enero, independientemente de la decisión de Juan Guaidó de juramentarse como presidente interino. Fue el primer ensayo masivo de sinergia entre opositores y chavistas de base, lo cual es un golpe político de inmensa envergadura para el gobierno. Es el nuevo mapa político de Venezuela.

4. La jura de Juan Guaidó (la cual llenó de alegría y esperanzas a la mayoría de los venezolanos) sorprendió a casi todos los demás factores de la oposición. Ni Primero Justicia (excepto Borges), ni AD, ni Un Nuevo Tiempo, ni AP, ni muchos otros sabían de este golpe de timón.

5. El acuerdo opositor era seguir unidos y dejar unos días más para continuar presionando y haciendo valer las fortalezas de la oposición (Comunidad Internacional, Asamblea Nacional y ahora el poder de movilización de calle) ante un gobierno muy debilitado y con inmensas fisuras internas.

6. El objetivo era forzar a una salida negociada y evitar la guerra. Pero Guaidó compró la tesis de Maria Corina Machado, López, Borges, Ledezma, Arria y tantos otros. Pero también es la tesis de Estados Unidos y el grupo de Lima. Y esto es mucho decir.

7. Una vez más la oposición unida es sorprendida por “hechos cumplidos” de algunos de sus dirigentes, obligando a todos los demás a plegarse para evitar costos políticos. Hasta ahora todos esos hechos cumplidos han terminado en fracaso. No sabemos si el de hoy tendrá el mismo destino. Pareciera que no. Las condiciones son diferentes. Hay que esperar 72 horas.

8. Antes de la jura de Guaidó, el TSJ que opera en Venezuela decide exhortar a las autoridades competentes a aplicar la ley a los diputados de la AN. Es decir, encarcelarlos. Posiblemente estaban al tanto de la decisión que ya había tomado desde el día anterior Guaidó y decidieron pasar al contra ataque. ¿Tendrán fuerza para hacerlo ?

9. Ya todo cambió en Venezuela a partir de este 23 de enero. Entramos en la fase más dura de la confrontación que ha marcado al país durante 20 años.

10. Ahora el juego queda en manos de los militares venezolanos y/o de los militares extranjeros.

11. Una vez auto juramentado Guaidó, Estados Unidos (en una acción sincronizada previamente) desconoce a Nicolás Maduro como Presidente de la República y reconoce a Guaidó como presidente transitorio.

12. Como respuesta Maduro rompe relaciones con Estados Unidos y da 72 horas para que todo el personal diplomático estadounidense abandone el país.

13. Si el personal diplomático de EE.UU abandona el territorio de Venezuela está reconociendo de hecho el mandato de Maduro.

14. Si en las próximas 72 horas los estadounidenses no abandonan el país (porque el único que lo puede solicitar sería el presidente reconocido por Washington, es decir, Juan Guaidó) se atreverá Nicolás Maduro a expulsarlos por la fuerza o a bloquearlos como hicieron los seguidores de Jomeini contra la embajada de EE.UU en Teherán? Si no lo hacen, estarán demostrando entonces que ya perdieron el poder. Y si lo hacen, entonces Estados Unidos se verá obligado a enviar a sus tropas a Venezuela, lo cual tampoco es una decisión fácil por las implicaciones que conlleva.

15. Sin duda, lo gobiernos de Trump y Maduro están frente a dilemas de alto calibre. Ambos habrán pensado bien las decisiones que acaban de tomar? Más aún, están dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias?

16. Algunas frases disparadas por Diosdado Cabello y Nicolás Maduro revelan mucha inseguridad sobre su futuro. Están conminando a los que vienen detrás que se hagan cargo si algo les pasara. Por algo lo dicen.

17. La gran incógnita: los militares venezolanos de las FANB (porque hay paramilitares también) ¿estarán dispuestos a inmolarse por Nicolás Maduro en una confrontación bélica con la mayor potencia del mundo? Pero además¿tienen poder y organización para operar hoy día con espíritu de cuerpo, inclusive para exigir la renuncia de Maduro? ¿O entrarán en desbandada? ¿Quién se hará cargo de la seguridad interna en el país? Lo dejamos hasta aquí por ahora...

18. Las próximas 72 horas serán las más largas de los últimos tiempos.

Jesús Seguías
@jesusSeguias
www.GerenciaPolitica

ORLANDO VIERA-BLANCO, ¡DEJEMOS LA CORREDERA, VAMOS BIEN…!,


Han sido tortuosos 20 años del deterioro criminal que jamás experimentó sociedad alguna en Latinoamérica. Hemos tenido etapas más violentas cómo guerras civiles, dictaduras o guerrillas urbanas. Pero nunca la hambruna, el éxodo y la fechoría que alcanzamos hoy ¿Por qué?

Nuestras zonas erróneas

Lo primero es enlistar los errores políticos que nos condujeron a este pandemónium. El primero (1992) cuando se le permitió a Hugo Chávez celebro-debutar con su por ahora en cadena de radio y televisión. Un país minado por la antipolítica y clientelismo pronto convirtió a Hugo Chávez en el nuevo mesías. Al segundo otro gran error: La conjura contra Pérez desde los sillones de los notables… El tercer gazapo: el sobreseimiento de Rafael Caldera (1994) a HCHF, lo cual habilitó a Chávez para fuese candidato a la PDR en 1997… Una coalición entre Enrique Salas y el resto de los partidos, catapultó -ayudadito por los medios, intelectuales y empresarios- al “Tenientazo-Coronelote” de Sabaneta. Una historia acicalada por estas calles, el gendarme necesario y la obra de Carlos Rangel, Del buen salvaje al buen revolucionario, ilustró una épica caliche. Simpatías ingenuas y malsanas por doquier. Nacía un aprendiz de sable y caudillo que se autoproclamó bolivariano-revolucionario. ¡Hasta Olavarría le creyó…!

El golpista se hizo Presidente. La otrora CSJ le concedió el llamado a Constituyente (inexistente en la Constitución de 1961). ¿La otra seguidilla de infortunios?: El Kino electoral que eligió la Asamblea Constituyente; llamar a plebiscito [no previsto]; desmantelamiento del Estado; relanzamiento de una macrocomuna a la medida de Chávez; conversión de las FFAA en un brazo político; decreto de “emergencia económica” que habilitó más de 40 leyes ilegítimas; inicio de la cubanización y del apoderamiento del botín: Pdvsa. ¿Más? Llamar a un paro nacional inmolador sin reserva militar y política (2002); el golpe de estado del 11A/2002 donde Carmona se precipita y disuelve los “Poderes Públicos” y la clase política lo deja solo. ¿Común denominador de las pifias?: El síndrome de nuestra cultura política: “la cabra que salta pal’ monte… (Dixit Ruth Capriles). Eso no es conmigo, ese no es mi p…

En 2005 fuimos a un RR tolerando en nuestras narices un andamiaje electoral defraudatorio. Debutaba Smartmatic. “Minutos” más tarde, regalamos la AN… En 2006 Manuel Rosales es “elegido” como candidato presidencial de la oposición. Sólo un 40% de las máquinas se vigilaron [La cabra que salta…]. Era natural: Un candidato impuesto de arriba hacia abajo no contó con la lealtad de la militancia. En 2009-desunidos-Chávez mete de contrabando la reelección presidencial. Y en 2012 -enfermo y terminal- impone a Nicolás Maduro. Todo ocurre, mansamente…

Ganar y no cobrar

Capriles gana las elecciones de Abril 2013. Pero arruga (Confesión de parte). En 2014 Leopoldo López comete otro error: Le cree a Cabello, se entrega y jura que el pueblo le sacará de la cárcel. La salida se convierte en un salto caótico a la anarquía, la confusión y la fragmentación del liderazgo. Se pisa el peine del diálogo con elevadísimas expectativas de un desenlace pacífico, democrático y constitucional. Se desmorona la protesta. Surge la MUD. Emerge el consenso táctico. Gracias a una agenda cohesionada se logran 112 escaños en la AN (2016).

Instalada la nueva AN comienzan los saboteos internos que impiden la eficacia en la toma de decisiones. Nos doblamos y nos partimos. Temprano llegan las sentencias del TSJ de Maduro anulando curules, el poder de censura de la AN y la Ley de Amnistía. Se decreta el abandono de cargo de Maduro y la designación de nuevos Magistrados del TSJ. Es tarde. Estalla la protesta de 2017 reeditando el formato de descoordinación y desconexión con las masas populares 2014. Vamos a un referéndum ciudadano el 16 de Julio 2017 [sin músculo ejecutorio] y de pronto, el bombazo: Una Asamblea Nacional Constituyente agarra a todos fuera de base. La convocatoria electoral nos divide. Nadie sabe cómo tragar ninguno de los dos caminos. Ni papeletas ni 350. Todos a la lona (puff!)…como condoritos…

Unidad, prudencia y outsider

Llegamos a 2019 fracturados, divididos e invadidos de un radicalismo normativo en una oposición que pasa del realpolitic. Expira el término de Maduro. Surge la tesis de la usurpación de poder. Nadie apostaba que un joven político imprevisible, modesto y disciplinado inspirara nuevamente a la gente. Los “tartufos” no se hicieron esperar: ¡Que se juramente y se ponga la banda! Y el muchacho les contestó con humildad: “Ya va, bájale dos, no puedo solo…”. Sencillo. Suave. Suficiente para que reemergiera la luz, la emoción, la confianza.

Los errores cometidos son previsibles: Desagregación, divisionismo, presidencialismo, prepotencia, inmediatismo e improvisación. Es tiempo de unidad, patriotismo, humildad, disciplina y planificación. La justicia se aplicará al restituir la república. No al revés. Los Cabildos Abiertos son maravillosos. Nacionales, locales, no capitalinos. Hay que surfear la ola con el pueblo. Eso es la política. “Defensiva en la ausencia, ofensiva en la abundancia”. La soberbia es mala consejera, y la única forma que la cabra no salte otra vez pal’ monte, es dejando la corredera… Falta poco. ¡Vamos bien!

Orlando Viera-Blanco
@ovierablanco

JORGE V. ORDENES-LAVADENZ, EL PALADIO VALE MÁS QUE EL ORO,


El paladio, un metal noble que resiste oxidación y corrosión, tiene la peculiaridad a temperatura ambiente de absorber hidrógeno hasta 900 veces su volumen sin cambiar en sí de volumen lo que lo convierte en un insumo óptimo para la producción de catalizadores de tubos de escape de automotores que hoy consume el 80% del paladio producido. Convierte hasta el 90% de gases nocivos (monóxido de carbono, hidrocarbonos y dióxido de nitrógeno) en elementos inofensivos (nitrógeno, dióxido de carbono y vapor de agua). 

Se trata de un metal raro, blando, dúctil, maleable de color plateado parecido químicamente al platino y al rodio, posee el número atómico 46 en el grupo 10 de la tabla periódica de elementos. También se usa en la fabricación de teléfonos celulares y joyería, en las industrias electrónica, odontológica, medicinal, en la purificación de hidrógeno,  en otras aplicaciones químicas, en el tratamiento de aguas subterráneas, y es cada vez más cotizado en la fabricación de pilas de combustible que hacen reaccionar el hidrógeno con el oxígeno para producir electricidad, calor y agua. 

El precio del paladio subió en los años 2000 como resultado de las dificultades de conseguirlo en Rusia que lo produce, y la demanda de la fabricación de catalizadores. Hoy su precio sobrepasa el del oro ya que en diciembre, 2018, llegó a $1243,02 la onza en Londres por primera vez en 16 años, según Typhany Hsu del NYT. La demanda de paladio ha aumentado paulatinamente en los últimos 8 años y se calcula que en 2019 alcance un déficit de 1,2 millones de onzas.Se trata de unode los más cotizados metales del momento. Su precio ha subido más del 50% de septiembre a diciembre y en enero escasea. 

Las vetas de paladio son escasas comparadas con otros metales o metaloides. Se encuentran a veces en minas de cobre y níquel por lo que habría que buscarlo en Minera Chuquicamata, Cobresal (El Salvador), Minera Andina, El Teniente y Corocoro aunque estos no figuran como fuentes del metal, hasta ahora. Se lo encuentra sobre todo en la llamada “franja norítica” del Complejo Bushveld Igneous que está en la cuenca Transvaal de Suráfrica. Se trata de una roca ígnea plutónica llamada comúnmente norita. Los elementos asociados al níquel, como el paladio, están a menudo en noritas. Las rocas plutónicas o intrusivas son resultado de un enfriamiento lento, en magma de gran profundidad. 

Otros yacimientos de paladio se encuentran en el Complejo Stillwater, Montana, EEUU; en la cuenca Sudbury y el distrito de Thunder Bay en Ontario, Canadá; y el Complejo Norilsk de Rusia, el que más produce. También se recicla extrayéndolo de catalizadores desechados. Su escasez hace que su búsqueda, como oportunidad de inversión, sea cada vez más atractiva, aunque la demanda de paladio acaso se vea afectada por inversionistas que prefieran el oro en vista de la pausa en el crecimiento de la economía mundial, las pugnas internacionales de comercio sobre todo entre EEUU y China, las dudas del mérito de las reducciones de impuestos en EEUU además los vaivenes de su mercado de valores, y la creciente demanda de vehículos eléctricos. 

El paladio (símbolo químico Pd) fue descubierto por el inglés William H. Wollaston y purificado en julio, 1802. El término paladio (palladium en inglés) viene del nombre del asteroide Pallas que a su vez proviene del griego palladion que denota una imagen de la diosa Pallas o Athene… de la que dependía la protección de Troya.

Jorge V. Ordenes-Lavadenz
jvordenes@yahoo.com
The George Washington University Columbian
@JvordenesV

ALFREDO M. CEPERO, LA ZANAHORIA Y EL PALO.


Según están las cosas, Donald Trump se ha quedado sin otra opción que esgrimir el palo y pegar duro a unos enemigos que no le perdonan haberlos desenmascarado y que han demostrado que no le darán cuartel.

Donald Trump multiplicó varias veces la fortuna heredada de su padre utilizando la estrategia ancestral de la Zanahoria y el Palo (The carrot and the stick) como medio de negociación en el mundo de los negocios. Su fascinante libro "The Art of  the Deal" contiene la fórmula para triunfar en el mundo de los negocios. Pero los mundos de los negocios y de la política son no sólo totalmente distintos sino diametralmente opuestos.
Mientras en los negocios se discuten los intereses económicos de los participantes en la negociación, en la política las élites discuten el poder omnímodo sobre multitudes que no participan en dicha negociación. Mientras en los negocios predomina la razón, en la política se impone la  pasión. Mientras la mayoría de los negociantes tienden a ser  pragmáticos, la mayoría de los políticos tienden a ser fanáticos.

Su éxito en el mundo de los negocios y sus credenciales de experto negociador pusieron a Donald Trump en la Casa Blanca. Una ciudadanía cansada de ser engañada y traicionada por las élites políticas decidió participar en la negociación de elegir presidente. El flamante nuevo presidente estaba convencido de que su estrategia negociadora de la "Zanahoria y el Palo" lo conduciría al éxito en el mundo de la política. Pero los hechos han demostrado que se equivocó de medio a medio.

Sus adversarios en la izquierda vitriólica del Partido Demócrata no quieren la zanahoria parcial que se reparte tradicionalmente en los negocios sino la zanahoria total que se arrebata constantemente en el poder político. Un poder político absoluto que les ha permitido medrar sin necesidad de trabajar. Según están las cosas, Donald Trump se ha quedado sin otra opción que esgrimir el palo y pegar duro a unos enemigos que no le perdonan haberlos desenmascarado y que han demostrado que no le darán cuartel.

La prueba más elocuente y reciente la tenemos en la actitud obstruccionista y vengativa de Nancy Pelosi y una Cámara de Representantes que se niega a darle ni siquiera un dólar para que cumpla su promesa de campaña de construir un muro en la frontera sur. Los demócratas no esperaron siquiera a que el presidente formulara su oferta para expresar su oposición a cualquier  negociación. Pero Trump la hizo de todas maneras como parte de su plan para demostrarle a la opinión pública que el cierre del gobierno no ha sido motivado por él sino por la renuencia de los demócratas a negociar de buena fe.

La oferta del presidente ha sido tan generosa que ha llegado al punto de que la derecha republicana lo haya acusado de estar regalándole una amnistía a quienes violaron las leyes de los Estados Unidos. En su mesurada alocución al país, Trump les concedió a los demócratas peticiones que han hecho y no han logrado materializar durante varios años. Por ejemplo, tres años de garantía a los miembros de DACA (Acción Diferida para Menores no Acompañados) de que no serán deportados y podrán obtener permisos de trabajo y números de seguro social. Tres años de extensión a millares de inmigrantes bajo Estatus de Protección Temporal (TPS) para que legalicen su presencia en el país.

Al mismo tiempo, ofreció 800 millones de dólares para asistencia humanitaria, 805 millones para interdicción de drogas, 2,750 plazas de nuevos agentes fronterizos y 75 nuevos equipos de jueces de inmigración. A cambio de todas estas concesiones, pidió únicamente que le concedieran 5.700 millones de dólares "para el desarrollo estratégico de barreras físicas, o el muro". Y en tono conciliador agregó: "Esto no es una estructura de hormigón de 2.000 millas (unos 3.220 kilómetros) de mar a mar. Son barreras de acero en ubicaciones de alta prioridad".

Los demócratas, por su parte, repiten sus lemas demagógicos, hipócritas y obstruccionistas. Todo esto demuestra que, en este momento, Trump quiere una negociación pero la Pelosi quiere una humillación. Una derrota clara y convincente de un presidente que ella y sus apandillados se proponen sacar de la Casa Blanca en las elecciones de 2020.

Pero Trump no es un adversario fácil de vencer. Ha puesto en marcha una maniobra envolvente para entrar en el Capitolio por la  puerta del Senado, donde los republicanos controlan una mayoría de 53 curules. Los republicanos sólo necesitan 7 votos del partido del burro para lograr los 60 que impedirían un "filibuster" (discurso de obstrucción) por parte de los demócratas. El Presidente del Senado, Mitch McConnell, ha dicho que el próximo jueves dicho cuerpo legislativo considerará  la propuesta del Presidente Trump. Una aprobación por parte del Senado sería una derrota aplastante para la Pelosi y los demócratas de la Cámara de Representantes.

Pero yo no me hago ilusiones de que algún senador demócrata se atreva a contradecir las consignas de su partido. Los republicanos somos individualistas y nos damos el lujo de pensar y actuar con independencia de las consignas del partido. Los demócratas son colectivistas y, como un rebaño de ovejas, siguen las órdenes de sus líderes sin atreverse a actuar por sí mismos. A la hora de mantener su línea y seguir sus consignas, son  lo más parecido que he visto a los comunistas de Cuba y Venezuela. Estoy convencido de que McConnell está perdiendo su tiempo.

Creo, por mi parte, que Donald Trump no tiene otra alternativa que jugarse el todo por el todo. Las elecciones de 2020 serán determinadas por su éxito o su fracaso en esta confrontación. Al igual que durante su campaña por la presidencia, tiene que ignorar las advertencias de los moderados y leguleyos que lo rodean y poner en marcha su amenaza de declarar una emergencia nacional. Según la Ley de Emergencia Nacional aprobada en 1976,  el presidente tiene la autoridad legal para declarar el estado de emergencia.
En este punto, contamos con la opinión favorable de Gene Healy, Vicepresidente del prestigioso Instituto Cato, quién afirma que :"Aún cuando la constitución limita la autoridad del presidente para declarar una emergencia nacional, el Congreso le ha concedido tradicionalmente al primer mandatario amplios poderes para invocarla simplemente con declarar que tal emergencia existe". De hecho, entre 1979 y el momento en que escribo estas líneas, se han producido 58 declaraciones de emergencia nacional en los Estados Unidos.

Por otra parte, es altamente probablemente que cualquier reto al presidente por sus adversarios demócratas termine con un fallo adverso al primer mandatario en los tribunales. Pero una pérdida no sería jamás tan devastadora como una rendición. Habrá caído combatiendo y con la  botas puestas. Con esto, conservaría el respaldo de una base política sin el cual no tendría la menor esperanza de ser reelecto en 2020. Además, Trump sabe mejor que nadie que, en política, la percepción tiene la cualidad de convertirse en realidad.

Alfredo Cepero
lanuevanacion@bellsouth.net
@AlfredoCepero

ANDRÉS OPPENHEIMER, LAS PRIORIDADES DE JUAN GUAIDÓ: AYUDA HUMANITARIA Y ELECCIONES ANTICIPADAS


El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, quien fue reconocido el miércoles 23 por el presidente Donald Trump y los principales líderes de la Unión Europea y de América Latina como presidente interino de Venezuela, me dijo en una entrevista a principios de esta semana que sus primeras prioridades después de proclamarse como presidente interino legítimo serían pedir ayuda humanitaria internacional y convocar elecciones anticipadas.

Durante una entrevista telefónica prolongada desde un lugar no revelado el lunes, Guaidó, de 35 años, también dijo que no estaba dedicando mucho tiempo a preocuparse por si sería arrestado por declarar al dictador Nicolás Maduro como “usurpador” de la presidencia, y por juramentarse como presidente legítimo.

“Esos son los riesgos de ser un político hoy en Venezuela, pero el sacrificio de vivir en democracia y en libertad de nuevo bien lo vale”, me dijo Guaidó. “Ahí están Leopoldo López, Fernando Albán, incluso que fue asesinado por este régimen” y varios otros dirigentes políticos encarcelados o exiliados, agregó.

Cuando le pregunté si buscaría refugio en una embajada extranjera en Caracas para dirigir un gobierno alternativo desde allí, respondió: “No, no, en absoluto”.

Los Estados Unidos, Brasil, Argentina, Colombia, Perú y la mayoría de las democracias latinoamericanas y europeas, excepto México, reconocen a la Asamblea Nacional como la única institución democrática que queda en Venezuela. Fue elegida en 2015, la última vez que el país celebraron elecciones medianamente libres, que la oposición ganó por abrumadora mayoría.

En virtud del artículo 233 de la Constitución venezolana, el presidente de la Asamblea Nacional puede ser juramentado como presidente interino con la tarea de convocar elecciones libres cuando la presidencia del país esté vacante.

La Asamblea Nacional declaró vacante la presidencia el 10 de enero, cuando Maduro comenzó un nuevo período de seis años alegando que había ganado las elecciones de mayo de 2018, que fueron condenadas como fraudulentas por las principales democracias del mundo.

En la entrevista, Guaidó dijo que una de sus primeras prioridades sería buscar ayuda humanitaria de países amigos para ayudar a millones de venezolanos “porque hoy muere gente en Venezuela de hambre”.

Aunque eso sería difícil de lograr sin tener las fuerzas armadas de su lado, Gauido —a menos que el régimen de Maduro lo arreste— podría pedir a Estados Unidos y otros países que envíen toneladas de alimentos y medicamentos a las fronteras de Colombia y Brasil. Eso podría poner a Maduro en una posición políticamente incómoda: hasta ahora, Maduro ha rechazado las solicitudes de la oposición de ayuda humanitaria extranjera, alegando que el país no la necesita.

“Aquí lo importante y las medidas urgentes para atender en Venezuela son, primero, asumir esas competencias para atender la emergencia humanitaria que hoy vive Venezuela, reconocida incluso por la ONU”, y que ha generado “la crisis de migrantes más importante en nuestro hemisferio”, agregó.

Andrés Oppenheimer
@oppenheimera.
Miami