lunes, 25 de noviembre de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, LUNES 25/11/2019

BEATRIZ DE MAJO: LA OCASIÓN LA PINTAN CALVA, CASO COLOMBIA,

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 4 minutos
Un muy buen observador y analista de la dinámica política latinoamericana es el periodista colombiano radicado en Paris, Eduardo Mackensie, desde donde publica sus observaciones frente a los hechos que afectan la evolución de nuestro subcontinente. Quien siga sus escritos personales y sus publicaciones digitales que incluyen otros analistas y opinadores, habrá podido darse cuenta como, con mucha anticipación, Mackensie estuvo alertado sobre lo que podía ocurrir en Colombia con motivo de la huelga general convocada para el día 21 de este mes y que culminó con hechos de vandalismo y ... más »

GUSTAVO PETRO, “EL SINDICALISTA”, CASO COLOMBIA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 11 minutos
Sin ninguna autoridad moral, el excandidato Gustavo Petro, el pasado viernes 22 de noviembre tuiteó en contra del presidente de la CGT( Confederación General del Trabajo) Julio Roberto Gómez, porque no seguía sus orientaciones de “huelga general indefinida”, ante eso hay que recordar que Petro proviene del M-19, grupo terrorista marxista que fue uno de los principales predadoras del sindicalismo colombiano, porque no hay que olvidar el asesinato de José Raquel Mercado presidente de la CTC (Confederación de Trabajadores de Colombia) en abril de 1976. Gustavo Petro, no es dirigente n... más »

JESÚS ALEXIS GONZÁLEZ: PROTESTAS POR EXCLUSIÓN SOCIAL O VANDALISMO PLANIFICADO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 17 minutos
El término exclusión social, surgió en los años 70 en Francia y se profundizó a partir de 1989 cuando el Consejo de Ministros de Asuntos Sociales de la entonces Comunidad Europea adoptó una resolución, con la finalidad de combatir la “exclusión social” y de promover la integración y una “Europa solidaria”. La inclusión social, por su parte, tiene varios sentidos y enfoques tal como: el acceso a niveles mínimos de bienestar y protección de acuerdo con el grado de desarrollo de la sociedad (CEPAL); la capacidad real de las personas de desarrollarse en la esfera civil, política y ciu... más »

CARLOS PADILLA: LA VERDAD

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 25 minutos
Fue el mexicano José de Vasconcelos quien pronunció la frase "Con la verdad ni ofendo ni temo" la cual fue trocada por el uruguayo José Gervasio Artigas por “Con libertad, ni ofendo ni temo”. Libertad y verdad bellas y nobles palabras que de hacerse efectivas enlazadas con la solidaridad expresada por la célebre "Amaos los unos a los otros" del cristianismo tiende a generar el buen vivir del género humano. Pero parece ser que la verdad es una y trino al conjeturar "Existe mi verdad, tu verdad y la verdad. Yo me quedo con la última que no es otra que la absoluta verdad la cual es ... más »

LEANDRO RODRIGUEZ: GUAIDÓ INTERNACIONAL VS. GUAIDÓ NACIONAL

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 37 minutos
Guaidó… ¿de héroe a villano? Cuando se habla de él hay que hacerlo en 2 perspectivas, la nacional e internacional, veamos: Lo que ha hecho el presidente interino no ha sido poco a pesar de las duras críticas recibidas producto de un justificado desespero popular. Guaidó a sabido orquestar el rechazo mundial contra el régimen castro-chavista que hoy usurpa y obstruye todas las esferas del poder del país. La comunidad internacional influyente y determinante, incluyendo Estados Unidos, Europa, Brasil, Chile, Argentina y organizaciones como la OEA, reconocen formalmente como presidente ... más »

OMAR ÁVILA: LA LUCHA ES CON PROTESTA Y VOTO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 46 minutos
La política es diálogo, no violencia. O es que acaso el hecho de que la Alta comisionada de la ONU, Michelle Bachelet se reuniera con representantes del régimen -hace algunos meses- evitó que hiciera un informe denunciando las graves violaciones de Derechos Humanos en Venezuela. Por ello me parece un error de Juan Guaidó y de parte de esta dirección política, negar el diálogo. Debe haber diálogo para poder elegir un Consejo Nacional Electoral de consenso, porque si desde la Asamblea Nacional no logramos ese consenso, entonces el Poder Electoral lo elegirá el Tribunal Supremo de Jus... más »

BEATRIZ DE MAJO: LA OCASIÓN LA PINTAN CALVA, CASO COLOMBIA,

Un muy buen observador y analista de la dinámica política latinoamericana es el periodista colombiano radicado en Paris, Eduardo Mackensie, desde donde publica sus observaciones frente a los hechos que afectan la evolución de nuestro subcontinente.

Quien siga sus escritos personales y sus publicaciones digitales que incluyen otros analistas y opinadores, habrá podido darse cuenta como, con mucha anticipación, Mackensie estuvo alertado sobre lo que podía ocurrir en Colombia con motivo de la huelga general convocada para el día 21 de este mes y que culminó con hechos de vandalismo y destrozos en varias ciudades del país vecino.

“El 21 de noviembre, ese país deberá hacerle frente a una serie de “marchas” obrero-estudiantiles, organizadas por sindicatos y grupos de oposición heterogéneos. Casi sin excepción toda la ciudadanía ve esa jornada como el inicio de una dinámica nefasta donde serán aplicadas las técnicas demoledoras de Chile y Ecuador”, escribió el periodista.

Lo que se vio el jueves pasado en toda Colombia, en efecto, fueron marchas que efectuaban reclamos válidos de acuerdo al criterio de los descontentos, numerosos, de diferente origen, variopintos, y hasta difíciles hasta de priorizar. Pero legítimos. Para sus organizadores, representaban una ocasión- mal estructurada, cabe decirlo - de propinarle un castigo a Iván Duque por equivocadas políticas en un sinnúmero de frentes. Todo ello fue reconocido por el Presidente en la alocución donde asumió posición sobre la manera en que una protesta democrática quiso ser convertida por vándalos de dudoso origen en actos de destrozos y saqueos con los cuales generar terror en la población. La fuerza pública y las autoridades a lo largo del país se esforzaron por actuar coordinadamente además de que contaron con una importante movilización de la sociedad civil para respaldarlos, pero la destrucción y el pillaje fueron inmensos.

La ocasión la pintan calva, pensó alguien en el entorno gubernamental de la Habana. Una marcha es un terreno más que fértil para que el terrorismo y los sectores extremistas actúen y para pescar en rio revuelto, incendiando al país en sus calles. Una excelente manera de usar una buena causa para desestabilizar al gobierno de Iván Duque.

Así es, todo lo anterior no es más que una pieza, otra pieza estratégica más, del Gobierno de La Habana por sobrevivir ahora que no cuenta con el respaldo económico del protectorado venezolano. Ya lo decía Fernando Londoño Hoyos, experimentado político de larga data,“ la marcha del próximo jueves 21 es de estirpe comunista, con medios comunistas y finalidades comunistas”. Y calificó a los marchantes de ser una legión de idiotas útiles.

Lo de Colombia este jueves, es otro capítulo más del comunismo hemisférico que no quiere claudicar, sino más bien intimidar a sociedades que lo han desterrado por voluntad ciudadana. Digo “otro más” porque recuerda mucho a los episodios chilenos de las recientes semanas en donde el terrorífico resultado está a la vista y donde consiguieron hacer recular al gobierno. De todo ello, lo que debe particularmente alarmar son las tácticas usadas para obligar a jóvenes inexpertos y a grupos delincuenciales en el interior del país a cometer actos vandálicos actuar acordes con sus propósitos desestabilizadores.

Colombia debe actuar como un solo hombre frente a esta nueva amenaza orquestada desde Cuba que cuenta además con la connivencia de tradicionales fuerzas criminales que los gobiernos colombianos no han logrado hacer desaparecer y que hoy por hoy continúan activos gracias a la ayuda que proviene del otro frente comunista del Continente, el que opera a sus anchas en el palacio de Miraflores.

Beatriz de Majo
@beatrizdemajo1

ARIEL PEÑA: GUSTAVO PETRO, “EL SINDICALISTA”, CASO COLOMBIA

Sin ninguna autoridad moral, el excandidato Gustavo Petro, el pasado viernes 22 de noviembre tuiteó en contra del presidente de la CGT( Confederación General del Trabajo) Julio Roberto Gómez, porque no seguía sus orientaciones de “huelga general indefinida”, ante eso hay que recordar que Petro proviene del M-19, grupo terrorista marxista que fue uno de los principales predadoras del sindicalismo colombiano, porque no hay que olvidar el asesinato de José Raquel Mercado presidente de la CTC (Confederación de Trabajadores de Colombia) en abril de 1976.

Gustavo Petro, no es dirigente ni sindical ni social, para que este orientando las acciones de la protesta ciudadana, ya que para eso existe una dirigencia pluralista de los diferentes sectores que son los que organizan la movilización, o sea que el senador de marras no tiene ni arte ni parte y si quiere colaborar, lo primero que debe hacer es no dividir y no creer que sindicatos y organizaciones sociales son parte de su patrimonio político.

De acuerdo a los acontecimientos que vienen ocurriendo desde el pasado 21 de noviembre, no hay que llamarnos a engaños, porque los vándalos, los encapuchados y los terrorista responden a una estrategia narcomarxista, reiterando que esos delincuentes de acuerdo a los cánones comunistas como lo dijimos en la anterior columna, son: “la chispa que prende la pradera” para

que el país vaya al caos, de ahí que el casquillo que da el señor Petro responde a maniobras mamertas.

De manera oportunista Gustavo Petro aprovechándose de las movilizaciones, pide cambios políticos, pero ¿cuáles? Será para que Colombia caiga en una dictadura igual a Venezuela, Cuba, Nicaragua o Norcorea, ya que a los marxistas no les interesa las reivindicaciones sociales y económicas de la masas, pues lo que les importa es el poder político a cualquier precio y por eso abusivamente utilizan la protesta social que ocurre por estos días en el país.

El terror vivido por la ciudadanía de Cali y Bogotá, especialmente, los días 21 y 22 de noviembre por posibles saqueos a las residencias, responde a una táctica marxista, ya que eso hace parte de los activos del totalitarismo, y hay que recordar que nazismo, fascismo y comunismo son hijos de la misma madre, pues tienen una matriz hegeliana, por eso Hitler decía: “ las masas necesitan de eso, algo que les cause pavor” y ahí están los mamertos en pleno furor, lo que significa que los vándalos igual que en Chile obedecen a la orientación comunista del foro de Sao Pablo, para desestabilizar las instituciones, y lo de Colombia por ahora es un coletazo del socialismo del siglo XXl, ante la pérdida de su influencia como lo estamos viendo últimamente en algunas naciones.

De la misma manera el miedo también es una arma de la estafa comunista del marxismo leninismo o ¿cómo se sostienen las

dictaduras totalitarias? Pues infundiendo miedo, y en Colombia quieren atemorizar a la población para qué el Estado y la sociedad claudiquen, por eso buscan producirle sufrimientos a las personas y así utilizarlas como herramienta para satisfacer los instintos insanos de la élite comunista, a la que no le importa que su teoría sea exageradamente criminal, porque lo que le interesa es que se cumpla en la práctica.

El parásito comunista venezolano, Diosdado Cabello, parece que es el que le da línea a Petro, porque está pidiendo que el pueblo colombiano este una y mil veces en la calle, cuando la camarilla chavista de Caracas debería estar solucionando sus catastróficos problemas con los 6 millones de refugiados que hay en los países vecinos; y aquí hay que hacer un paréntesis para que se le muestre a nuestros jóvenes la situación que están viviendo los refugiados venezolanos en Colombia en donde tienen que pedir limosna para sobrevivir, habiendo muchos profesionales y allá pueden llegar los muchachos de Colombia, si siguen orientaciones políticas equivocadas como las de Petro y la llamada izquierda.

Es un contrasentido que Petro invite a los cacerolazos, porque el origen de esta protesta fue en Chile en contra del gobierno comunista de Salvados Allende, a principios de la década de los setenta, protesta que hacían las señoras por el hambre a la que había condenado el régimen marxista al pueblo chileno, casi igual a lo que sucede actualmente en Venezuela, pero el excandidato presidencial colombiano es admirador de Allende y continua aferrado a la dogmatica marxista.

Como dice el refrán popular “zapatero a tus zapatos”, ya que Gustavo Petro no es ningún sindicalista, entonces no tiene que abrirle los ojos al presidente de la CGT, y la movilización realizada el pasado 21 busca reivindicaciones sociales y económicas para vastos sectores de la población, así que no se puede catalogar como un paro político, porque en el mundo actual los caminos de los movimientos sindicales y sociales no son los caminos de los partidos políticos, por ello hay que respetar la independencia y la democracia sindical, y ahí tenemos el ejemplo de la COB(Central Obrera Boliviana) que no fue apéndice del gobierno de Evo Morales, mostrando su autonomía frente al poder político; sin embargo Petro continua con ese trasnochado esquema leninista, acerca de que los sindicatos son correas de transmisión del partido.

Ariel Peña
@arielpenaG 

JESÚS ALEXIS GONZÁLEZ: PROTESTAS POR EXCLUSIÓN SOCIAL O VANDALISMO PLANIFICADO

El término exclusión social, surgió en los años 70 en Francia y se profundizó a partir de 1989 cuando el Consejo de Ministros de Asuntos Sociales de la entonces Comunidad Europea adoptó una resolución, con la finalidad de combatir la “exclusión social” y de promover la integración y una “Europa solidaria”. 

La inclusión social, por su parte, tiene varios sentidos y enfoques tal como: el acceso a niveles mínimos de bienestar y protección de acuerdo con el grado de desarrollo de la sociedad (CEPAL); la capacidad real de las personas de desarrollarse en la esfera civil, política y ciudadana (Hopenhayn), e igualmente como un proceso que favorece el desarrollo de las capacidades necesarias para que los individuos ejerzan las libertades y elijan sus estilos de vida (Sen). 

 Exclusión social, como vocablo, adolece de un significado único a pesar de ser usualmente utilizado en el ambiente académico, político e institucional, y suele ser confundido con otros fenómenos sociales como la pobreza, la desigualdad y la vulnerabilidad social, entre otros; al punto de que para algunas corrientes de pensamiento es un proceso y no una condición que cambia según el tiempo y lugar, al tiempo de sostener que las carencias materiales son un resultado esperable de la exclusión, con especial significación en materia de educación, salud y empleo. De igual modo, otros autores la definen como el proceso mediante el cual a ciertos individuos y grupos se les impide sistemáticamente el acceso a posiciones que les permitirían una subsistencia autónoma dentro de los niveles sociales; siendo que los excluidos se encuentran al margen de los procesos vinculados con la ciudadanía social, es decir, con aquellos derechos y deberes del ciudadano que tienen que ver con el bienestar de la persona (trabajo, salud, educación, formación, vivienda, calidad de vida……). En fin, la exclusión social subraya la importancia de las políticas públicas y del papel del Estado en la instrumentación de acciones que doten a los excluidos de las capacidades y empoderamiento necesarios para poder participar del desarrollo; siendo un papel estatal que puede complementarse con la participación privada y de la sociedad civil. 

A tenor de lo expresado, vale formular la siguiente interrogante: ¿Las vandálicas protestas de calle que se están desarrollando en varios países de Latinoamérica, responden a una aspiración por impulsar la inclusión social?  Veamos:  

El vandalismo, hace referencia a la actitud o inclinación a cometer acciones destructivas contra la propiedad pública sin consideración alguna hacia los demás, en alusión a los vándalos que eran integrantes de un pueblo bárbaro de origen germánico oriental que quedó signado por la historia como símbolo del salvajismo y de la falta de civilidad; y en razón de ello hoy se utiliza para hacer mención de aquellas personas que cometen acciones propias de la gente salvaje, mediante manifestaciones de calle cargadas, a su entender, de demandas diversificadas relativas a los derechos de los ciudadanos a la salud, la educación, el transporte, la seguridad, entre otros,  hasta convertirse en una conducta destructiva con marcada hostilidad injustificada que no respeta la propiedad ajena y se manifiesta a través de la ¡violencia! asumiendo un individualismo anárquico bajo la figura de un terrorismo urbano que toma las calles para destrozar lo que encuentra a su paso con la finalidad de impulsar el odio, haciendo hincapié en una supuesta lucha contra los preceptos políticos y económicos asociados con el modelo neoliberal, muy especialmente en cuanto a la disminución de la participación del Estado en materia económica (reducir el tamaño del Estado),  a través del recorte del gasto público y la privatización; toda una visión sesgada que en el fondo implica un rechazo al sistema capitalista y a las relaciones entre el Estado y el mercado  Es de acotar, que entre los lugares susceptibles a ser vandalizados se encuentran: transporte público, señales de tráfico, parques, áreas recreativas, mobiliario urbano, vallas publicitarias, patrimonio histórico, sitios religiosos, etc.  

Es de manifiesta obviedad, que la izquierda radical está pretendiendo subvertir (trastornar algo o hacer que deje de tener el orden característico) la institucionalidad y fracturar la democracia en pro de una “igualdad social” (otra hipocresía izquierdista) haciendo uso del caos bajo el supuesto ejercicio del “derecho a la protesta social” al tiempo de despreciar el orden constitucional y legal a la luz de instaurar un modelo político, social y económico que ha fracasado en cada una de las experiencias mundiales, con la intención subyacente de alcanzar el poder para intentar quedarse ¡por siempre!  

Reflexión final: La existencia de un eje trasversal entre la izquierda radical y las vandálicas protestas de calle no admite duda en contrario, al extremo de pretender aprovechándose de manifiestas debilidades de la democracia constituir, inferimos, un Estado Fallido Latinoamericano a la sombra de un “socialismo bolivariano” sustentado en una economía negra (sumergida) de estructura regional, apuntalada con recursos (negros) provenientes de actividades ilegales vinculadas con el tráfico de drogas y armas, lavado de dinero, minería ilegal y un largo etcétera que circularán entre los países mediante transacciones monetarias no declaradas. Tal escenario, es de suponer que Venezuela aspira “liderar” complementando su condición de “financista original”; más aún cuando en el informe “El estado global de la democracia 2019” elaborado por el Instituto para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA) que mide desde el año 1975 el comportamiento de 158 países, ¡Venezuela fue considerado un régimen no democrático! 

Jesús Alexis González 
@jesusalexis_gon

CARLOS PADILLA: LA VERDAD

Fue el mexicano José de Vasconcelos quien pronunció la frase "Con la verdad ni ofendo ni temo" la cual fue trocada por el uruguayo José Gervasio Artigas por “Con libertad, ni ofendo ni temo”. Libertad y verdad bellas y nobles palabras que de hacerse efectivas enlazadas con la solidaridad expresada por la célebre "Amaos los unos a los otros" del cristianismo tiende a generar el buen vivir del género humano.  

Pero parece ser que la verdad es una y trino al conjeturar "Existe mi verdad, tu verdad y la verdad. Yo me quedo con la última que no es otra que la absoluta verdad la cual es aquella que se compadece con los hechos que comprobamos en la realidad. Esta no se adapta a una mera opinión personal que se corresponde con "mi verdad" o con "tu verdad" la cual podrá ser comprobada o no después de chequearla objetivamente con los hechos precedentes o actuales. Mas como nada es permanente "nadie puede bañarse dos veces en el mismo río pues las aguas cambian y el ser también" se puedo tener una verdad hoy y otra mañana siempre y cuando cada una sea comprobada en su debido momento.   

Pero alejémonos un poco de la filosofía, de la reflexión sobre la vida y el mundo, y ensayemos nuestras actuales verdades a la luz de las realidades presentes. Por pésimo que consideremos al actual gobierno oficial, aunque conjeturemos sobre su legalidad y su inmenso no reconocimiento, existe, está allí, controla la vida nacional y no ha podido ser vulnerarlo con las acciones realizadas por la legal Asamblea Nacional Venezolana en sus repetidos ensayos para cumplir con el mantra "Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres". Y como nada es permanente, sobre todo, si no logra   alcanzar sus objetivos ha decidido iniciar el proceso de realización de un proceso electoral, cuyo objetivo aún no está claro, con la tarea de designar un nuevo Consejo Nacional Electoral.  

La Constitución plantea para el 2020 la elección de una nueva Asamblea Nacional, lo cual es verdad, dadas las elecciones anteriores la oposición tiene mayoria para la iniciación de tal proceso, pero este no será posible si previamente mediante convenios entre oposición y gobierno se logran consensos importantes.   

Lo que sí parece cierto es que elecciones parlamentarias habrá por lo que todos los factores políticos deben alistarse para participar en ellas tal como afirma Mercedes Malavé desde Copei "en el terreno de los derechos políticos: organización, estructura electoral, respeto al debate plural, trabajo de hormigas, preservación de espacios democráticos. En definitiva: ¡Poco ruido y muchas nueces!" 

O como hace Acción Democrática, con los liderazgos de Henry Ramos Allup y Bernabé Gutiérrez, alistando pacientemente, a paso de león, su maquinaria electoral y política que ha sido comprobada en variadas oportunidades.  

O como hacen los partidos agrupados recientemente en la Mesa de Negociación Nacional bajo los liderazgos de Claudio Fermín, Henry Falcón, Timoteo Zambrano, Felipe Mujica y otros factores que se irán sumando progresivamente a este nuevo polo de actividad política.

Todos sabemos que el PSUV intenta superar a la oposición en unas elecciones legislativas y se prepara para ello.

Carlos Padilla 
@Carpa1301  

LEANDRO RODRIGUEZ: GUAIDÓ INTERNACIONAL VS. GUAIDÓ NACIONAL

Guaidó… ¿de héroe a villano? Cuando se habla de él hay que hacerlo en 2 perspectivas, la nacional e internacional, veamos: Lo que ha hecho el presidente interino no ha sido poco a pesar de las duras críticas recibidas producto de un justificado desespero popular. Guaidó a sabido orquestar el rechazo mundial contra el régimen castro-chavista que hoy usurpa y obstruye todas las esferas del poder del país. La comunidad internacional influyente y determinante, incluyendo Estados Unidos, Europa, Brasil, Chile, Argentina y organizaciones como la OEA, reconocen formalmente como presidente de Venezuela al también cabeza del parlamento nacional.

Las polémicas sanciones y embargos por igual tienen dos vertientes, la primera es que castigan principalmente a líderes rojos rojitos de manera personalísima, así como a su entorno familiar y de allegados. Éstas buscan castigar a quienes de la noche a la mañana gozan de incuantificables fortunas extranjeras “presuntamente” desprendidas la de corrupción chavista que, según expertos en la materia, es la más grave ocurrida en el planeta luego de la segunda guerra mundial.

Por otro lado, los embargos sobre propiedades del país, advierten quienes los aplican, buscan resguardar activos de la nación, mismos que, ante la quiebra de Pdvsa única surtidora de divisas del país, el régimen ha tenido que ir vendiendo para poder obtener recursos a fin de hacer frente a las innumerables deudas contraídas por la república en manos de los socialistas del siglo xxi y para los inauditables gastos de “gobierno”. En ese sentido, esos embargos evitan nuestra nación continúe perdiendo estos estratégicos bienes necesarios para la reconstrucción de la nación.

Ahora bien, esas sanciones y embargos (algunos de ellos) tienen un efecto colateral, al no ser reconocido el régimen chavista como gobierno se les imposibilita el uso de gran parte del sistema financiero y crediticio internacional, menos para la compra de comida y alimentos. Sin embargo, estos castigos al régimen terminan por afectar a la población en líneas muy generales, pues no olvidemos, en abundancia de recursos y sin sanciones de ningún tipo, el país comenzó a colapsar producto de la referida corrupción roja, desidia y despilfarro, ojo con eso. Asimismo, el régimen continúa echando el guante a las inconmensurables riquezas del país, transando nuestros recursos de manera directa, secreta y furtiva con sus aliados internacionales para la obtención de alimentos, medicinas, insumos, material militar y pare de contar.

En cuanto a lo nacional, Guaidó supo amalgamar una oposición huérfana, a una población sin líderes reales ni objetivos, ello es probablemente es lo más destacable del “efecto Guaidó”, pero no todo lo que brilla es oro, la solidez de un régimen anclado en la violencia institucional e infinidad de recursos ha retrasado lo inevitable. En esta espera, el país continúa su rumbo destructivo, donde lo privado y lo público sucumbe ante los objetivos inamovibles del castrismo venezolano: ¡Retener el poder a todo costo!

En lo geopolítico, en lo internacional Guaidó ha tenido gran éxito, pero mientras su gestión no redunde en el mejoramiento de la calidad de vida del venezolano su protagonismo fronteras adentro decae, sin que ello signifique el régimen aumente su popularidad, al contrario, día a día es más rechazado.

Así las cosas, la desesperanza gana terreno, los 3 objetivos “guaidianos” continúan en stand by mientras la hiperinflación, la agonía de todo el especto público y privado consume la vida de los venezolanos. Solo quienes reciben remesas producto de la dramática diáspora pueden aguantar un poco más, otro sector se ve obligado a sobrevivir indignamente con las miserias populistas del régimen a través de bonos que alcanzan para uno o dos productos de la cesta básica, hay quienes no cuentan con remezas ni con las migajas populistas. Guaidó debe reinventarse fronteras adentro, es un clamor histórico, su tiempo está a punto de expirar. 

Leandro Rodriguez
@leandrotango

OMAR ÁVILA: LA LUCHA ES CON PROTESTA Y VOTO

La política es diálogo, no violencia. O es que acaso el hecho de que la Alta comisionada de la ONU, Michelle Bachelet se reuniera con representantes del régimen -hace algunos meses- evitó que hiciera un informe denunciando las graves violaciones de Derechos Humanos en Venezuela.

Por ello me parece un error de Juan Guaidó y de parte de esta dirección política, negar el diálogo. Debe haber diálogo para poder elegir un Consejo Nacional Electoral de consenso, porque si desde la Asamblea Nacional no logramos ese consenso, entonces el Poder Electoral lo elegirá el Tribunal Supremo de Justicia.

Sin diálogo político, insisto no habrá CNE de consenso. No se puede seguir apostando por trancar el juego. Desde Unidad Visión Venezuela no apoyamos las terquedades y caprichos, ni ningún tipo de política sin fundamento.

Ahora la negociación más importante que debe haber en Venezuela para superar esta tragedia, es la que debemos tener todos los factores –sin excepción- que adversamos a este régimen. Para poder diseñar una estrategia conjunta, sensata y realizable, que sea dependiente de nosotros, y sin mezquindades.

Esto es lo ideal. Ahora el reto está en cómo lograr que depongan sus egos.

Porque a Nicolás Maduro y su combo hay que caerle a votos para sacarlo. Hay que arrasar nuevamente en las Parlamentarias y en cada elección que se presente a partir de ahora. Debemos levantarnos y sacarlos a punta de votos.

Hay que tener claro que no vamos a tener condiciones óptimas, pero o hacemos como los bolivianos y luchamos en el único terreno que tenemos la fuerza y el poder real, o en su defecto continuamos esperando el milagrito de que por obra y gracia del Espíritu Santo, alguien venga a solucionarnos nuestros problemas.

Porque si algo hace un liderazgo responsable, es plantear las luchas en el terreno donde pueden obtenerse victorias. Insistir en que vamos a lograr una transición por la fuerza, convocando a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, las cuales han manifestado su negativa de mil formas, es continuar alargando la agonía de un pueblo que clama unidad real, y con ella poder avanzar para lograr el cambio. ¿Hasta cuándo continuar con la fantasía de “exigirle” a los militares que saquen a Maduro?

Desde Unidad Visión Venezuela siempre hemos apoyado la protesta pacífica y la ruta electoral, porque son nuestros derechos como ciudadanos, y por lo tanto se ejercen. Vamos a seguir acompañando a nuestro pueblo en las manifestaciones con contenido social. Seguiremos rechazando aventuras como las del pasado 30A.

Como bien lo decía en días pasados la doctora Adriana Moran (@NuevaTec47): “Es triste ver como a falta de ideas que logren convocar a las mayorías algunos dirigentes opositores se dedican a descalificar a otros mientras Maduro logra ni lo que él mismo soñó: estabilizarse en medio de una precariedad que le permita seguir gobernando la miseria de todos”.

Nada podrá movilizar a mayor cantidad de venezolanos a las calles en todo el país que el voto. La mayor movilización, protesta y rebelión que podemos tener contra este gobierno régimen es con el voto. Y a nada le teme más el madurismo que al voto, pues se saben minoría. Por ello apuesta a la división entre nosotros. Hay que acabar de una vez por todas con ese mito de que dictadura, no sale con votos.

¿Cuántos jóvenes más debemos despedir en el aeropuerto o en el cementerio? ¿Cuántos enfermos más deben resignarse a morir por falta de medicamentos? ¿Cuántos más deben morir de hambre? ¿Cuanta más sangre debe correr por nuestro país? Por favor, los invito a reflexionar, ponerse las manos en el corazón y pensar realmente en el país.

Para finalizar a Guaidó, María Corina, Capriles, en fin, a todas las fuerzas democráticas les decimos una vez más que urge un Encuentro Nacional de la oposición para definir una ruta política factible para la recuperación de la democracia, para que cese del sectarismo y fomentar la inclusión de todos los sectores dispuestos a sumar para el cambio. Para ello hay que actuar con criterio, madurez, sentido común e independencia, pero sobre todo con total desprendimiento.

Omar Ávila
dip.omaravila@gmail.com
www.unidadvisionvenezuela.com.ve 
@OmarAvilaVzla