sábado, 29 de febrero de 2020

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, SÁBADO 29/02/2020,

GABRIELA CALDERÓN DE BURGOS: LA DESCENTRALIZACIÓN COMO ALTERNATIVA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 14 minutos
Para la creciente polarización política en democracias alrededor del mundo, que deriva en una parálisis de los sistemas políticos nacionales, se puede realizar importantes reformas a nivel local. La polarización en EE.UU. se ha agudizado de cara a las elecciones de noviembre de 2020. Bernie Sanders, el más radical de los candidatos presidenciales del Partido Demócrata, lidera cómodamente las encuestas nacionales para obtener la candidatura de dicho partido. Por el lado de los Republicanos, la nominación la obtendrá Donald Trump, quien ha logrado mantener la popularidad con la que l... más »

ALFREDO M. CEPERO: LA PERVERSIÓN DE LA DEMOCRACIA AMERICANA. LA NUEVA NACION

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 21 minutos
Las conductas aberrantes de Bernie Sanders y de Mike Bloomberg constituyen una perversión de la democracia americana que la pone en peligro de extinción. Siempre he dicho que la democracia no es una medicina que cure todos los males de la convivencia civilizada. Pero la democracia es el único antídoto contra la arrogancia y la avaricia de políticos que se consideran providenciales y se perpetúan en el poder por medio de la tiranía. En esto tengo la gran tranquilidad de encontrarme en la ilustre compañía de Winston Churchill y de James Madison. Con su característica ironía, Church... más »

RICARDO VALENZUELA: CENA DE APACHES CON PEYOTE. REFLEXIONES LIBERTARIAS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 30 minutos
La nueva década del siglo ha iniciado con una fisonomía muy diferente a lo que alertaran infinidad de predicadores afirmando Trump era un animal carnívoro que se ha tratado de hacerlo herbívoro y, bajo su presidencia, el mundo se acabaría envuelto en guerras, explosiones financieras, económicas y climáticas. No ha estallado la tercera guerra mundial, no se han derretido los polos y, por el contrario, Trump proclama que EU vive la mejor época de su historia y lo mejor está por llegar, mientras los demócratas se horrorizan ante la posibilidad que sea cierto. Así caminamos hacia un ... más »

RAFAEL GARCÍA MARVEZ: MUERA EL SOCIALISMO, VIVA EL CAPITALISMO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 39 minutos
El capitalismo es el sistema económico y social triunfante en el mundo entero basado en la propiedad privada; generador de riqueza a través del mecanismo del mercado. El socialismo, por el contrario; es hambre, miseria y corrupción donde quiera que haya estado. Muera el socialismo, viva el capitalismo y la democracia. RGM. Poner orden en el caos debe ser el punto de partida para todo análisis, así como para lograr superar los escollos que surgen dentro de cualquier plan o proyecto que, por ser de orden político, en este caso, siempre es más enredado, que lo común. Todo se hace má... más »

ALFREDO MICHELENA: EL GRUPO DE LIMA Y MÁS ALLÁ

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 47 minutos
La reunión del Grupo de Lima en Ottawa (Gatineau), Canadá, mostró que se sigue avanzando en una estrategia internacional coordinada. Tres puntos destacan de esta reunión. Primero, la incorporación de Bolivia, Haití y República Dominicana -esta última como observadora- y la no retirada de Argentina. Uruguay fue fundador del grupo y seguramente tendrá un papel más activo con el nuevo gobierno de Lacalle, que asume en marzo. Segundo, se dejó claro que la solución no pasa por las elecciones parlamentarias, previstas en la Constitución, sino por unas “elecciones presidenciales libres... más »

ANTONIO JOSÉ MONAGAS: ¿UNIVERSIDADES SIN UNIVERSITARIOS?

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 53 minutos
Cada tiempo, tiene sus problemas. Estos están por doquier. Aunque el problema no está en atenderlos, tanto como si en entenderlos. Justamente, con miras a dominarlo para así superarlo. Aunque luego habrá que enfrentarse a otro. Y así, sucesivamente. Sin embargo en el fragor de tal sucesión, no siempre se halla la solución del problema más inmediato o mediato a la situación en cuestión. Pero de no comprenderse que la vida se pasea por parajes así cundidos de dificultades, está concibiendo más problemas aún. O dándole forma a otro de mayor magnitud. Tanto es así que, Charles Chaplin,... más »


GABRIELA CALDERÓN DE BURGOS: LA DESCENTRALIZACIÓN COMO ALTERNATIVA

Para la creciente polarización política en democracias alrededor del mundo, que deriva en una parálisis de los sistemas políticos nacionales, se puede realizar importantes reformas a nivel local.

La polarización en EE.UU. se ha agudizado de cara a las elecciones de noviembre de 2020. Bernie Sanders, el más radical de los candidatos presidenciales del Partido Demócrata, lidera cómodamente las encuestas nacionales para obtener la candidatura de dicho partido. Por el lado de los Republicanos, la nominación la obtendrá Donald Trump, quien ha logrado mantener la popularidad con la que llegó a la presidencia vendiendo un relato mítico popular. En esto, según el columnista David Brooks, Sanders y Trump tienen algo en común: ambos venden mitos a través de los cuales la gente interpreta lo que ocurre y quiénes son los héroes y los villanos.

Esta polarización presente en el sistema político de una de las democracias más longevas del mundo también se percibe en otras democracias de primer mundo, como Reino Unido, Italia, España, entre otras.

La democracia liberal está bajo ataque cuando el sistema político está paralizado o amenazado por la polarización. ¿Puede sobrevivir el pluralismo?¿Todavía se pueden lograr consensos?

El ex-alcalde de Chicago Rahm Emanuel considera que las naciones-estado “no reflejan el futuro. De hecho, están en un estado de atrofia y declive”. Él considera que por esta razón hoy los gobiernos de las ciudades ofrecen mayores oportunidades para realizar reformas y ensayar nuevas políticas públicas. Y no solo a nivel local, múltiples municipios pueden organizarse y coincidir en impulsar determinada política hasta que esta llegue a ser prácticamente de aplicación nacional. Esto podría permitir que haya puntos de acuerdo entre distintos partidos políticos, al menos en propuestas de reformas a nivel local, donde los consensos son más fáciles de lograr.

Ya se perciben varios candidatos a la presidencia de nuestro país con la típica retórica de nosotros contra ellos o de “yo puedo hacerlo”. Todos venden su propuesta de cómo van a resolver los problemas del país. Una narrativa alternativa sería que van a permitirle a cada localidad ensayar las soluciones que consideren más convenientes a sus particulares problemas. Y así, algún día, quizás puedan co-existir en Ecuador de manera pacífica líderes como Jaime Vargas que le impongan a los habitantes de su comunidad todos los impuestos que consideren necesarios para financiar los subsidios que deseen, y otros que decidan reducir los impuestos y los subsidios para atraer mayores inversiones. Los ciudadanos serían libres de elegir a cuál de ellos prefiere soportar y financiar con sus impuestos.

No necesitamos estar de acuerdo con las propuestas concretas de Emanuel, Brooks o Vargas, con quienes discrepo en muchas cuestiones, simplemente que cada localidad tenga la libertad para elegir el mix de regulaciones e impuestos que considere convenientes e, igual de importante, que sufra las consecuencias de sus decisiones.

Los avances tecnológicos han eliminado los justificativos técnicos para un sinnúmero de otrora monopolios naturales en los servicios públicos. No hay razón por la que la cada vez mayor especialización y división del trabajo en los mercados no sea llevada también al mercado de la política, con los mismos resultados positivos para los consumidores/clientes de los servicios públicos y gobiernos.

La parálisis a nivel nacional no debería impedir que se realicen importantes reformas a nivel local que derivan en una mejora significativa de la calidad de vida de la gente.

Gabriela Calderón de Burgos  
gcalderon@cato.org
@gabricalderon
@InstitutoCato
Desde Ecuador
Este artículo fue publicado originalmente en El Universo (Ecuador) el 28 de febrero de 2020.

ALFREDO M. CEPERO: LA PERVERSIÓN DE LA DEMOCRACIA AMERICANA. LA NUEVA NACION

Las conductas aberrantes de Bernie Sanders y de Mike Bloomberg constituyen una perversión de la democracia americana que la pone en peligro de extinción.

Siempre he dicho que la democracia no es una medicina que cure todos los males de la convivencia civilizada. Pero la democracia es el único antídoto contra la arrogancia y la avaricia de políticos que se consideran providenciales y se perpetúan en el poder por medio de la tiranía. 

En esto tengo la gran tranquilidad de encontrarme en la ilustre compañía de Winston Churchill y de James Madison. Con su característica ironía, Churchill manifestó: "La democracia es el peor de todos los sistemas políticos, con excepción de todos los sistemas políticos restantes." Y el 6 de febrero de 1788, en el número 51 de El Federalista, James Madison escribió una frase memorable: “Si los hombres fueran ángeles, el Estado no sería necesario. Si los ángeles gobernaran a los hombres, ningún control al Estado, externo o interno, sería necesario.”

Las conductas aberrantes de Bernie Sanders y de Mike Bloomberg constituyen una perversión de la democracia americana que la pone en peligro de extinción. Baso mi argumento en el hecho de que Sanders está utilizando la libertad de expresión y las instituciones políticas de la democracia para preparar las condiciones que le permitan establecer un estado totalitario como los de sus admirados regímenes en Rusia, China, Cuba y Venezuela. Su admiración es tal que Bernie escogió a Rusia como destino para pasar su luna de miel. Además, ha declarado que los sistemas de salud y de educación de la tiranía castrista son los más justos y eficientes del mundo.

Bloomberg, por su parte, ha decidido pasar por encima de los procedimientos fastidiosos de postulación, primarias y debates de las campañas políticas democráticas en su aspiración a la presidencia de los Estados Unidos. Su arrogancia le dice que con un capital 17 veces el de Donald Trump puede permitirse el lujo de comprar los votos de las primarias presidenciales. Y más importante todavía, comprar a los funcionarios que determinan las reglas para la postulación presidencial dentro del Partido Demócrata. Y prueba al canto, Tom Perez, Presidente del Comité Nacional Demócrata, se negó a cambiar las reglas que permitieran a Cory Booker y Julián Castro participar en los debates, pero las cambió ahora para que Bloomberg participara en el último debate de los candidatos demócratas a la presidencia en el estado de Nevada.

En el momento de escribir estas líneas quedan en pie seis aspirantes a la postulación presidencial por el Partido Demócrata: Bernie Sanders, Mike Bloomberg, Pete Buttigieg, Amy Klobuchar, Joe Biden y Elizabeth Warren. Pero a todos los efectos prácticos, estoy convencido de que los únicos con probabilidades de ser postulados por el partido son Sanders y Bloomberg. El primero porque dispone de una sólida base política y el segundo porque tiene una gigantesca cuenta bancaria y está dispuesto a gastarla. Los cuatro restantes, sin base política y sin dinero para una larga contienda, serán ahogados por el tsunami de Bloomberg o tragados por el terremoto de Sanders.

Hablemos primero de Bermie Sanders. Este parásito es una genuina criatura del pantano porque jamás se ha ganado la vida sirviendo a sus conciudadanos sino sirviéndose a sí mismo. Antes de ser elegido Senador en 2006 fue durante 16 años miembros de la Cámara de Representantes. Fue reelecto al Senado en 2012 y 2018 para un período que terminará en 2024.

Un  total de 34 años viviendo del cuento y sin patrocinar ley alguna que beneficie a sus conciudadanos. Su miserable récord son dos leyes anodinas nombrando estaciones de correo. Eso sí, Bernie ha tenido el buen cuidado de promover los intereses de Bernie. Ha publicado media docena de libelos que le han acarreado una fortuna de dos millones y medio de dólares. Un millonario que se lamenta de la miseria de los demás pero no comparte su riqueza con nadie. Otro parecido más con sus ídolos rusos, cubanos y venezolanos.

¿Cómo es posible entonces que Sanders cuente con tantos seguidores incondicionales?  Muy simple. Porque promete un ficticio paraíso donde el gobierno regala beneficios a cambio de controlar la conducta de los ciudadanos. Sanders es una especie de flautista de Hamelín seguido por jóvenes ignorantes formados en universidades controladas por diletantes de izquierda. Jóvenes que no sufrieron  la "guerra fría" ni fueron testigos del derrumbamiento del edificio carcomido de la Unión Soviética. Gente que no tiene el menor reparo en cambiar libertad por seguridad y terminan sin libertad y sin seguridad.

Su descabellado programa de gobierno promete, entre otras cosas, seguro de salud gratuito, educación gratuita y perdón de la deuda a los estudiantes ya graduados. Estipula asimismo como prioridad de su gobierno la confiscación de las armas de fuego, el aumento de impuestos y la implementación de fronteras abiertas. Y promete implantar un indefinido Nuevo Trato Verde que acabaría con los aviones, los automóviles y hasta con las vacas.

Un giro de 180 grados que echaría por el suelo los progresos logrados durante el gobierno de Donald Trump. Esta alucinación costaría, según el Centro de Política Fiscal, (Tax Policy Center) la galáctica suma de 19 Millones de Millones ($19 trillion). Pero, ¿quien ha visto que los fanáticos se dejen intimidar por las cifras, los hechos y las estadísticas? Y Sanders es un fanático seguido por centenares de millares de fanáticos que han llegado incluso a amenazar con recurrir a la violencia si la convención niega la postulación a su candidato tal como lo hizo en 2016 instigada por Hillary Clinton.

Veamos ahora las razones de Mike Bloomberg para someterse al maltrato que sufrió durante el último debate demócrata. La primera es el desconcierto, la incertidumbre y la mediocridad de los actuales candidatos demócratas  a la presidencia. La segunda es que el actual residente de la Casa Blanca sea un multimillonario que nunca había participado anteriormente en política. "Si Donald Trump lo hizo yo también puedo hacerlo", se debe de haber dicho a sí mismo Mike Bloomberg. Pero, si lo hizo, se equivocó de medio a medio.
El error de Bloomberg es querer duplicar la hazaña del presidente. Donald Trump es presidente por sus capacidades histriónicas y su seguridad en sí mismo, no por su dinero. Trump no compró la presidencia, se la gano a base de trabajo, olfato político y carisma. Cualidades que no tiene Mike Bloomberg.

La prueba de lo que digo la tenemos a la vista. Hillary Clinton dilapidó 1,200 millones y no ganó, mientras Trump la derrotó gastando solamente 600 millones. Bloomberg, mientras tanto, ha gastado 500 millones en publicidad sin siquiera haber sido postulado. Ante su falta de atributos políticos, Bloomberg ha decidido comprar la presidencia de los Estados Unidos. Y, si llegara a lograrlo, habría cometido una deplorable perversión de la democracia americana.

Bloomberg tiene por otra parte una crisis de identidad y otra de credibilidad que ha tratado de superar pidiendo perdón por sus supuestos errores. En el curso de su vida política Bloomberg ha sido lo que los cubanos llamamos un "cambia casaca". Ha sido republicano, independiente y finalmente demócrata. Lo que en realidad demuestra que, para Bloomberg, el único partido al que profesa fidelidad es el Partido de Bloomberg. La conducta típica de un billonario con una vanidad reventona y un sentido inflado de su utilidad al mundo.

Pero lo peor que ha hecho Bloomberg es pedir perdón por la política más exitosa de sus tiempos como alcalde de Nueva York. Cuando Bloomberg sucedió a Rudy Giuliani en la alcaldía, decidió continuar una política de lucha contra el crimen conocida como "stop-and-frisk" ( detener, cuestionar y registrar). La política fue tan exitosa que los 2000 asesinatos cometidos en 1990 se redujeron a menos de 500 veinte años después. Pero cuando los negros y los hispanos se quejaron de que el procedimiento era racista porque se aplicaba principalmente a ellos, Bloomberg decidió pedirles perdón.

Este camaleón también se las ha arreglado para insultar al mismo tiempo a los agricultores que viven en los estados centrales del país y a las mujeres de los suburbios urbanos que protagonizaron la victoria demócrata en las parciales de 2018. De los agricultores dijo en la Universidad de Oxford, en Inglaterra, que no se necesitaba mucha "materia gris" en el cerebro para cultivar la tierra. Y en cuanto a las mujeres, tapó las bocas de quienes lo acusaban de acoso sexual con dinero y acuerdos de privacidad. Estos dos errores podrían ser tan perjudiciales a su campaña como la afirmación de Hillary Clinton de que los seguidores de Trump eran gente "deplorable".

La confrontación de estos dos personajes ha dejado al Partido Demócrata sin una opción viable para recuperar la Casa Blanca. Tiene que optar entre el burro famélico de Sanders y el burro errático de Bloomberg. Ambos podrían ser rechazados por una ciudadanía cansada de la retórica del apocalipsis demócrata.

La Nueva Nacion 
alfredocepero@bellsouth.net 
@AlfredoCepero
Desde Estados Unidos

RICARDO VALENZUELA: CENA DE APACHES CON PEYOTE. REFLEXIONES LIBERTARIAS

La nueva década del siglo ha iniciado con una fisonomía muy diferente a lo que alertaran infinidad de predicadores afirmando Trump era un animal carnívoro que se ha tratado de hacerlo herbívoro y, bajo su presidencia, el mundo se acabaría envuelto en guerras, explosiones financieras, económicas y climáticas. No ha estallado la tercera guerra mundial, no se han derretido los polos y, por el contrario, Trump proclama que EU vive la mejor época de su historia y lo mejor está por llegar, mientras los demócratas se horrorizan ante la posibilidad que sea cierto.  

Así caminamos hacia un verano que se perfila más caliente que el infernal desierto del valle de la muerte. Y es que, después su saboteo permanente, las fuerzas ocultas no han podido eliminar a su gran enemigo, Donald Trump, y parece que, ante su desesperación, tendrán que enfrentarlo en la elección este mes de noviembre. Su desesperación se ha convertido en pánico cuando la partida de aspirantes demócratas, en un proceso semejante a una cena de apaches intoxicados con peyote, se destruyen ellos mismos ante una sociedad histérica cuando, al debatir, su único objetivo es elegir al candidato que represente el polo más extremo del nuevo socialismo marxista de su partido. 

Desde que Trump anunciara su ruta hacia la presidencia, se iniciaba un cataclismo mundial que transitaba desde los chistes hasta convertirse pánico alrededor del mundo. Y aquel verano del 2015 explotaba una grave epidemia que ahora se conoce como, TDS, (Trump Derangement Syndrome) y abrazara de forma especial a México y luego al resto del mundo. Esto ha sido para mí una experiencia enriquecedora cuando, al haber decidido apoyarlo, me ha llevado a vivir situaciones que jamás hubiera imaginado. Dese la pérdida de amigos hasta el cierre de muchas puertas que siempre habían permanecido abiertas. Una actitud que alguien la ligara con la estrategia de los demócratas: “una rebelión invitando a la gente para abandonar el boom económico más grande de su historia”.  

Sin embargo, en mi azarosa vida he enfrentado situaciones que me han dado las armas para sortearlas. Pero, aun así, no logro entender los extremos a los que este síndrome ha llevado a gente que, antes de establecer posiciones, no aplican en sus análisis la lógica, la razón. No siguen el consejo que alguien me diera hace años: “Cuando te invada la cólera cuenta hasta tres, si la cólera es muy grande, hecha un madrazo y permite que te invada la cordura para que te des a la tarea de, con inteligencia, resolver lo que te provoca esa conducta”. Ello me ha permitido olvidarme del boxeo y de ser un hombre tan impopular en mi tierra. 

Practicando lo aconsejado, decidí acudir a un Walmart en el sur de Tucson—área 90% mexicanos—vistiendo mi gorra “Make América Great Again”. La gente primero me fusilaba con la mirada, después escuché un grupo comentando, “pinche gringo hijo de la chingada, ¿por qué no lo sacamos a jodazos?”. Ante su sorpresa intervengo en español preguntando ¿Por qué me van a sacar si no he cometido ninguna falta? Me rodean, empezamos a discutir y, para mi sorpresa, cuando les expusiera mis bases para ser Trumpista, el nivel más bajo del desempleo de hispanos y todas las impresionantes cifras económicas, bajaban su tono e iniciábamos un interesante intercambio. Al final me dicen; “ah qué chingados, nosotros no estábamos enterados de todo eso”, y continuaban haciéndome preguntas inteligentes. Terminamos ese intercambio dándonos la mano y yo con una invitación para reunirme de nuevo con ellos. 

Me retiré pensando, si esta gente, a los que uno de los traidores del FBI y enemigo de Trump, definía como los apestosos de Walmart entendían y abrían sus mentes. ¿Por qué los perfumados de barrios de clase alta permanecen con sus mentes cerradas? Yo mismo me respondía, tal vez esos sabios al no haberse cumplido sus predicciones y un subconsciente refregándoles que se equivocaron, su frustración les provoca cada día ser más feroces. No estalló la tercera guerra mundial, el mercado en Wall Street ha doblado su valor, la “guerra comercial” con China fue ganada por Trump, se han creado 8 millones de empleos etc. Pero cuando a los perfumados les presentan esas cifras, en lugar de alegrarse, montan en rabia como, si el éxito de las políticas de Trump, fueran para ellos lo que la kriptonita para supermán. 

Sin embargo, hay un evento que me ha preocupado de forma especial. Y es porque su protagonista es un hombre que porta un doctorado en economía de Chicago, supuestamente liberal, alguien que llegué a admirar, un hombre decente, exitoso, de familia y al que yo consideraba mi amigo. Hace unos meses recibí un mensaje suyo acompañado de insultos exigiéndome que lo borrara de mi lista de envíos por considerarme un “abominable Trumpista”. Le respondí que yo le pedía lo mismo pues me daba cuenta había adquirido el TDS, me revira ya con un ramillete de insultos y una declaratoria de guerra. Pensé, debe haber estado en un mal momento y cuando analice los números económicos se dará cuenta que Trump no destruyó el mundo. Decidí olvidarme del asunto. 

Hace unos días me hacen llegar el último artículo de este hombre. Inicié su lectura y no lo podía creer. No se ha movido un solo milímetro de su posición y, expirando un odio enfermizo contra el presidente, afirma que, “a pesar de estar destruyendo el país”, era posible que se reeligiera y esto sería el fin del mundo. Entonces, yo pregunto ¿estos son los liberales mexicanos, los mismos que en sus reuniones durante 8 años jamás expresaran una crítica de un marxista como Obama? Para consolidar mis inquietudes hace un par de días me llega un mensaje del líder de una de las organizaciones empresariales más importantes de México, comparando a Trump con Lopez Obrador y calificando a los dos como payasos. Si los grandes economistas y los líderes de la empresa privada portan esas ideas; ahora más que nunca entiendo por qué México fue condenado a la eterna mediocridad por Milton Friedman (fundador de Alianza Álamos). 

Los reyes en la oscuridad sí tienen razones para odiar a Trump y desean desaparezca. Pero no entiendo a los perfumados porque, por más que busco, no encuentro los motivos que provocan su furia infernal. Esos reyes oscuros acaban de gritar su odio a través de una de la herramienta de los Rothschild, “The Economist” de Londres, donde elevan su queja de cómo Trump está destruyendo su proyecto; “The New World Order” y, si no lo asesinan como lo hicieran con Kennedy, es una batalla que pueden perder pues Trump no recula. 

Ellos tienen su candidato entre el ramillete de camaradas del politburó demócrata, pero saben bien que no lo pueden derrotar. Ni siquiera el mafioso que los representa, George Soros, con sus parvadas de rugientes talibanes ha podido detenerlo. Pero lo que verdaderamente los priva del sueño es que, si se reelige, ya libre de las trampas de la Pelosi y su pandilla de rufianes, va a iniciar una purga de traidores aun en la administración y, finalmente, exhibir al equipo Clinton ante el mundo y pueden perder algo más que su NWO y eso les provoca pánico.                     
Los grandes hombres son como las águilas. Construyen sus nidos en una majestuosa Soledad. Porque un alto grado de intelecto tiende a convertir al hombre en un ser antisocial..  Arthur Schopenhauer

Ricardo Valenzuela
chero@refugioliberal.net
chero.itesm@live.com
chero@reflexioneslibertarias.com
@elchero
Desde Mexico

RAFAEL GARCÍA MARVEZ: MUERA EL SOCIALISMO, VIVA EL CAPITALISMO

El capitalismo es el sistema económico y social triunfante en el mundo entero basado en la propiedad privada; generador de riqueza a través del mecanismo del mercado. El socialismo, por el contrario; es hambre, miseria y corrupción donde quiera que haya estado. Muera el socialismo, viva el capitalismo y la democracia. RGM. 

Poner orden en el caos debe ser el punto de partida para todo análisis, así como para lograr superar los escollos que surgen dentro de cualquier plan o proyecto que, por ser de orden político, en este caso, siempre es más enredado, que lo común.  Todo se hace más engorroso porque entra en juego el poder del Estado. Es decir, de las facultades para mandar y atribuciones para hacerse obedecer; este poder va más allá y se sobrepone frente a la autoridad económica. Tanto así, que hoy vemos diversos países dirigidos por personajes inmensamente adinerados. Aparte, el expresidente Samper agregaba que el poder político era afrodisíaco.   

De allí una de las razones de donde derivan tantos inconvenientes para ponerse de acuerdo a pesar de que el fin y el objetivo son los mismos. Todas estas situaciones son comunes a pesar del apuro que impera en la mayoría de nuestros compatriotas por salir de este asunto satánico. Por tanto, hay que armar este rompecabezas; angustiante reto que, intempestivamente, se entrelaza sin saber por dónde empezar, mientras el reloj camina sin pausa. 

Sin embargo, las piezas más importantes, digámoslo así, están puestas. Hoy nadie discute ni dentro ni fuera del país que Juan Guaidó es el paladín indiscutible de este movimiento. Tenemos otra pieza fundamental para cualquier proyecto político de grandes dimensiones: el respaldo mayoritario de los venezolanos que en ningún caso baja de 80 %. El apoyo internacional, donde se encuentran alineados los países más poderosos del planeta es de primera importancia. De la misma manera, el hecho geopolítico de que los dos países limítrofes —Colombia y Brasil— que están encuadrados dentro de la causa democrática, es un asunto básico. 

Como han visto, un poco a la carrera, son muchos los factores que juegan en contra del régimen socialista que se hacen invisibles si no escudriñamos para conocer  sus pormenores. Es necesario para avanzar hacia el capitalismo con mayor velocidad en la construcción de este enredo de piezas, insistir no tanto como conseguir la unidad de todas las fuerzas de oposición, ojalá fuera factible esta necesidad, sino conformar más bien un mecanismo que logre que circunstancialmente se agrupen todas ellas alrededor del liderazgo de Juan Guaidó, hasta que el país logre su estabilización política post Maduro. Algo similar al Pacto de Punto Fijo que nació a raíz de la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez, que por cierto copió España  en 1975 tras la muerte del también dictador Francisco Franco, Pacto de la Moncloa. 

Por último, insisto, este es el mejor momento que está viviendo este grupo de la resistencia venezolana opuesto al régimen comunista-socialista de Nicolás Maduro. Ahora, entiéndase bien, el éxito está supeditado a lo que hagamos cada uno de nosotros, y la comunidad internacional porque  “nosotros solos no podemos”: frase debe quedar escrita sobre acero bruñido. Algo más, debe hacerse una selección rigurosa de la higiene ética de los colaboradores y futuros candidatos corruptos o que se sospeche de serlo, deben ser detestados. 

La marcha convocada para el 10 de marzo hacia la sede de la AN, por ejemplo,  es un reto, y como reto es una situación delicada; sus resultados dependerán exclusivamente de todos los compatriotas. El objetivo final que tenemos por delante es la toma del poder, lo demás se producirá de manera progresiva para salir de este marasmo donde nos ha llevado este socialismo de moscardones.

Rafael García Marvez
garciamarvez@gmail.com
@RGarciaMarvez

ALFREDO MICHELENA: EL GRUPO DE LIMA Y MÁS ALLÁ

La reunión del Grupo de Lima en Ottawa (Gatineau), Canadá, mostró que se sigue avanzando en una estrategia internacional coordinada.  Tres puntos destacan de esta reunión.

Primero, la incorporación de Bolivia, Haití y República Dominicana -esta última como observadora- y la no retirada de Argentina. Uruguay fue fundador del grupo y seguramente tendrá un papel más activo con el nuevo gobierno de Lacalle, que asume en marzo.

Segundo, se dejó claro que la solución no pasa por las elecciones parlamentarias, previstas en la Constitución, sino por unas  “elecciones presidenciales libres, justas y creíbles”, con un Consejo Nacional Electoral (CNE) y un Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) imparcial, así como con observación internacional, libertad de prensa y la participación política de todos los venezolanos.

Tercero, el grupo abre un “período intensivo de gestiones internacionales y consulta con todos los países interesados ​​en la restauración de la democracia en Venezuela”.

En síntesis, el Grupo de Lima se dispone a embarcarse en gestiones y consultas con los gobiernos interesados  para que se den este año unas elecciones presidenciales con condiciones aceptadas internacionalmente y entre ellas cambios en el Consejo Nacional Electoral (CNE) y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Las cartas están sobre la mesa.

Por otro lado, EE.UU. lleva el tema a lo geoestratégico al no sólo afrontar a Cuba sino también a Rusia (sanciones a Rosneft), además de que acaban de anunciar que ya están en conversaciones con India y China.

En este sentido, el presidente (i) Juan Guaidó anuncia que se van a establecer comisiones para hablar con Rusia y China, y desde la reunión en Ottawa se sabe que al menos Canadá está en conversaciones con Cuba.

En lo regional, la situación está llegando a un clímax; pues los efectos de la crisis, producida por un régimen delincuencial que no está dispuesto a rectificar,  ya está afectando significativamente a los países vecinos,  todos ellos  miembros del Grupo de Lima.

Ya pasó el momento de la solidaridad -una solidaridad bien concebida que hay que agradecer- pero ahora, con cientos de miles de venezolanos en sus territorios, el asunto  se ha tornado  en un tema de seguridad y estabilidad política e incluso económica y social en cada uno de los países que reciben refugiados venezolanos.

Da la impresión, y así esperamos que sea apreciado, que no basta con palear los efectos de la crisis vistos en la migración. Hay que ir a solventar el origen de ella. No es suficiente con contener al régimen venezolano, pues el castrochavismo está jugando y jugando duro a desestabilizar a los vecinos. Y esto ya ha sido denunciado por los países que han sufrido movilizaciones antigubernamentales aupadas por los servicios de inteligencia y contrainteligencia venezolanos, cubanos y rusos a través de, entre otras cosas, sus “ejércitos de trolls”, sus “fake news” y sus cuadros de agitación.

El comunicado del Grupo de Lima termina diciendo: “Creemos que es hora de enviar un mensaje claro e inequívoco a los venezolanos de que el momento de poner fin a esta crisis es ahora y que la comunidad internacional está lista para apoyar tal proceso”. En realidad nos hubiera gustado que el mensaje se lo hubieran enviado directamente al régimen o pranato madurista y a sus sostenes estratégicos.  Pero en diplomacia como en política, a veces se envía un mensaje a uno, para que lo entienda otro

Alfredo Michelena
alfredomichelena@gmail.com
@Amichelena 
@enpaiszeta 

ANTONIO JOSÉ MONAGAS: ¿UNIVERSIDADES SIN UNIVERSITARIOS?

Cada tiempo, tiene sus problemas. Estos están por doquier. Aunque el problema no está en atenderlos, tanto como si en entenderlos. Justamente, con miras a dominarlo para así superarlo. Aunque luego habrá que enfrentarse a otro. Y así, sucesivamente. Sin embargo en el fragor de tal sucesión, no siempre se halla la solución del problema más inmediato o mediato a la situación en cuestión. Pero de no comprenderse que la vida se pasea por parajes así cundidos de dificultades, está concibiendo más problemas aún. O dándole forma a otro de mayor magnitud. Tanto es así que, Charles Chaplin, celebrado comediante del cine mudo, decía que “Nada es permanente en este mundo, ni siquiera nuestros problemas”. 

Así se desarrolla la vida. Pero no sólo la vida personal. También, la de instituciones y organizaciones de todo tenor. Especialmente, de aquellas cuya configuración funcional se basa en el manejo del pensamiento cuyas cuotas de sensibilidad y emotividad se hallan profundamente apegadas a las capacidades y potencialidades del ser humano. Vale decir, la Universidad.  

Desde su creación, la universidad se afianzó en la espiritualidad de quienes hacían de ella su pasión para convertirla en la fortaleza que mejor sirviera de escudo contra la opresión y represión que blandían desde aquellos espacios que pudieran sentir amenazados sus fueros de intemperancia, arrogancia y poder. O como dice el himno de la Universidad Central de Venezuela, “la Casa que vence las sombras(…)” 

El autoritarismo, valiéndose del tapujo que le ha permitido actuar desde la dictadura y la tiranía, ha sido, entre otros estamentos de la política, al factor que más ha urdido complicidades, intrigas y ataques contra la libertad de ideas. Incluso, con la libertad de conciencia. Libertades éstas que se pregonan en todo recinto universitario que se precie de la autonomía para criticar cualquier modelo o esquema de gestión que pretenda reducir y agredir la naturaleza del hombre en términos de su condición biopsicosocial en el plano de su contribución al crecimiento de las naciones y desarrollo de la vida.  

Cuando la universidad venezolana ha sobrevivido más de dos largos siglos, entre problemas de distinta índole, los mismos se repiten. No siempre, obviamente, con las mismas excusas. Pero si, por las mismas razones. O sea, de evitar que las verdades encontradas en las investigaciones procuradas, o en la conciencia moldeada por la docencia universitaria en quienes egresan con el compromiso de servir a las libertades, se tornen en factor de incomodidad a los procesos fraguados a fuerza de refinación y enquistamiento del poder político y de sus correspondientes enredos encubiertos, taimados y socarrones.  

La imperiosa necesidad de conjurar cualquier acción de violencia mampuesta o solapada, con el fin de transformar la universidad en bastión de pillerías y tramposerías para entonces justificar las felonías que requiere el régimen autoritario venezolano para engrosar su dominio, además soportado en el uso inconveniente de las armas de la República, es la razón para ordenar a su justicia amañada y subordinada, confinar la autonomía universitaria mediante imposición a la fuerza, vía decreto judicializado.  

Independientemente del procedimiento formalizado en el decreto 0324, emitido el pasado Agosto (2019) por el tribunal supremo de justicia, el régimen usurpador busca lo que por elecciones libres y democráticas le resulta imposible conseguir. O sea, ganar en buena lid cargos de autoridades rectorales y decanales de las universidades nacionales autónomas venezolanas. De esa manera, el régimen oprobioso no sería molestado por universitarios formados para actuar con capacidad crítica del análisis. Por universitarios preparados para trabajar con la curiosidad irrespetuosa de dogmas, necedades o credos absurdos. Por universitarios moldeados para proceder con el sentido de razonamiento lógico frente a las adversidades incitadas por el resentimiento y el odio de funcionarios envalentonados y advenedizos. El régimen injurioso no sería importunado por universitarios dispuestos a conducirse con la visión de conjunto ante el panorama del saber o de la producción de conocimientos.  

En fin, el régimen se ha empeñado en desembarazarse de universitarios formados para ejercer sus profesiones con el sentimiento necesario para valorar las más elevadas realizaciones del espíritu humano. Por eso, la Ley de Universidades define a la Universidad como “(…) comunidades de intereses espirituales que reúne a profesores y estudiantes en la tarea de buscar la verdad y afianzar los valores trascendentales del hombre” (Artículo 1°) 

Y que un régimen autoritario, dada su pretensión de dominio sobre todo (aunque capacidad de destrozar igualmente todo) admita tan significativo e íntegro cuerpo de realizaciones y compromisos, no es probable. Mucho menos, creíble y realizable. La historia universal, lo corrobora. Igual, la historia nacional.  

Cabría preguntarse ¿cómo hacer que quienes buscan valerse de la prepotencia que el régimen se arroga por el poder que ha secuestrado, comprendan que el problema que busca generar su absurda pretensión consignada bajo el número 0324, lo único que puede causar es más horror y decadencia que la que hasta ahora ha resistido Venezuela? Y que de lograrse semejante barbaridad, además atentatoria de las libertades que necesita la academia universitaria para cumplir su misión Rectora en la educación, la ciencia y la cultura, inspirada en el espíritu de la justicia social, la solidaridad humana y la dignidad que pauta el desarrollo del hombre, sería atrasar más todavía el crecimiento y progreso del país tal como lo merece por antonomasia y derecho de vida nacional y regional.  

No hay pues razón alguna, ni excusa válida, para aceptar que el régimen pretenda arrebatarle al tiempo, circunstancias que si bien pueden configurar un problema determinado, no es tampoco la vía expedita ni propia para presumir de resolverlo. Menos, por la vía de la violencia judicial y política. O acaso, Venezuela podría estar en medio de la desvergonzada situación de exhibir, luego de la fecha establecida por la arbitraria e importunada sentencia 0324 ¿universidades sin universitarios?

Antonio José Monagas
antoniomonagas@gmail.com
@ajmonagas