lunes, 5 de agosto de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, LUNES 05-08-2019,

ISABEL PEREIRA PIZANI: LA RESPONSABILIDAD INDIVIDUAL

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 15 minutos
El objetivo de las propuestas de cambio que nos inundan a diario son las cosas, la economía, la sociedad, la política, el derecho. A priori se desecha que para materializar esos cambios el núcleo es el individuo. Históricamente, casi siempre nos hemos equivocado, convencidos de que todo sucede afuera, transformar el Estado dominante, la forma y el objetivo de las instituciones, las políticas públicas. Cambiarnos a nosotros mismos, ni siquiera es insinuado. El pregón es por un mejor país, una sociedad distinta, una tierra de gracia, un país próspero, otros tiempos, y todo lo que cr... más »

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ:TRIVIALIDADES DE LA GUERRA CIVIL

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 35 minutos
La ciencia política habla de Estado fallido aunque en derecho internacional solo existen estados sin calificativos. Dos politólogos norteamericanos, Steven Ratner y Gerald Helman acuñaron el concepto hace casi 30 años. Son naciones en dramática disolución porque la vida es invivible, incapaces de satisfacer necesidades básicas, prestar servicios de salud, electricidad, agua potable o seguridad ciudadana. Grupos irregulares o delictivos arrebatan el monopolio institucional de la fuerza. Robert Rotberg matiza que previos al precipicio hay estados en vías de fallar, fracasar, colapsa... más »

JOSÉ FÉLIX DÍAZ BERMÚDEZ: LIBERTAD IRRENUNCIABLE

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 50 minutos
La libertad es irrenunciable, es un derecho superior y principal; la libertad es un derecho del hombre en cualquier sitio;la libertad es un derecho de los pueblos. La libertad es sagrada y es connatural al ser humano, a los hombres en su conjunto, a los pueblos obligados a reconocerla, defenderla y sostenerla. Contra la libertad ningún poder puede tener legitimidad, ningún Estado, individuo o gobierno puede ejercer contra ella un sistema injusto, ajeno a los derechos políticos, sociales y humanos esenciales para la vida colectiva y la existencia individual. Su origen si bien es ... más »

GABRIEL BORAGINA: LA CRISIS LABORAL DEL LADO DE LA OFERTA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Hay muchos trabajos que explican la crisis laboral analizados desde el aspecto legal y económico, y nosotros mismos hemos escrito bastante sobre ella a partir de esos dos ángulos. Voy a volver sobre el tema, pero ahora comenzando con una perspectiva totalmente distinta. Mi experiencia como selector de personal en el área legal revela los siguientes datos extraídos de los numerosos CV recibidos a diario: En primer lugar, la poca calificación y experiencia laboral efectiva de los/as postulantes. Incluyendo aquellos que declaran haberse graduado hace una considerable cantidad de años.... más »

ENRIQUE CONTRERAS RAMÍREZ: HOSPITALES DEL DOLOR Y LA MUERTE

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
En Venezuela, los enfermos en los centros medico-asistenciales entran por emergencia y salen por la morgue, ante la mirada indiferente de un gobierno que pareciera sentir placer por sus políticas genocidas. Muchas denuncias, han señalado los gremios de la salud, ante las condiciones en las que trabajan en sus respectivos centros asistenciales, el resultado de todo esto es la indiferencia de un gobierno que se dedico a saquear la república y a malversar el erario público, dejando a lo largo de su gestión gubernamental miles de muertos porque en los hospitales en general carecen de m... más »

CARLOS ALBERTO MONTANER: EL FORO DE SAO PAULO Y EL ANTIYANQUISMO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Se confirmó otra vez el axioma: “Los ladrones roban en todas las oportunidades que se presentan, aunque las víctimas sea muy pobres”. La fiesta fue en Caracas del 25 al 27 de julio pasado. Les costó a los anfitriones, en números redondos, 19 millones de dólares, de los cuales, como es habitual, se robaron la mitad. No es poco para una nación en la que el 82% de las personas se muere de hambre. Según Diosdado Cabello acudieron 700 invitados. Según Nelson Bocaranda sólo llegaron 150. El resto era “relleno”. Lo dijo en sus legendarios Runrunes. Probablemente Bocaranda acierta. Está m... más »



ISABEL PEREIRA PIZANI: LA RESPONSABILIDAD INDIVIDUAL

El objetivo  de las propuestas de cambio que nos inundan a diario son las cosas, la economía, la sociedad, la política, el derecho. A priori se desecha que para materializar esos cambios el núcleo es el individuo. Históricamente, casi siempre nos hemos equivocado, convencidos de que todo sucede afuera, transformar el Estado dominante, la forma y el objetivo de las instituciones, las políticas públicas. Cambiarnos a nosotros mismos, ni siquiera es insinuado. El pregón es por un mejor país, una sociedad distinta, una tierra de gracia, un país próspero, otros tiempos, y todo lo que creemos ver afuera. Llega el momento de aspirar a convertirnos en individuos  responsables y ciudadanos.

Es dramática la ausencia de la visión de metamorfosis –Gregorio Samsa novelado por Kafka– de oscurecer el privilegio auténtico de los seres humanos en el universo, superior al cambio de la oruga, la mudanza interna de nosotros mismos, hacia la búsqueda del real sentido de la vida.

En los programas políticos y en las soluciones técnicas no se exalta el ser responsable. Evidencia que abunda por doquier, Jordan Petersen señala que el mercado de la responsabilidad está abierto, es infinito, nadie lo ocupa, es una oferta nunca hecha. Aquí en el trópico nos concentramos en defender derechos. La Constitución aprobada en 1999 es el mejor ejemplo, en cualquier contabilidad que realicemos, los derechos derrotan abrumadoramente a los deberes, en un contaje inicial los derechos ganan  54 contra 3 a los deberes. La responsabilidad individual contiene de suyo un encuentro con el sentido de la vida. ¿Cuál es mi papel en la vida, en qué contribuyo, qué construyo?

Esta disparidad entre derechos y deberes nos lleva a comprender la confesión de quienes ante los avatares y la coyuntura se sienten abatidos, desesperanzados, sin el impulso para levantarse cada día. Una impotencia que nace de la falta de sentido de la vida, del dominio de una narrativa histórica donde lo estratégico y lo que nos representa ha sido ceder nuestra responsabilidad, abandonar ante el Estado dueño de todo, que decide por nosotros, capaz de proclamar: “Nos mantendremos en el poder por las buenas o por las malas”. ¿Si somos responsables con nuestras propias vidas y con la de otros, familia, hijos, vecinos, colegas, amigos, enemigos, podemos aceptar que este torcido imperativo categórico defina nuestro presente y nuestro futuro?

Un muro de lamentos se yergue en ausencia de la responsabilidad como un valor moral.  La responsabilidad que no queremos ver, de la cual nadie habla, la que le da sentido a la vida, la innombrable por los políticos. Como nos dice Víctor Frankl,  luego de su experiencia en los campos de concentración nazi, al constatar que los únicos que sobrevivían eran aquellos para los cuales la vida tenía un sentido. La que nos dibuja Benigni en La vida es bella.

La opción para darle sentido a la vida es mudarnos de la defensa de los derechos como práctica ética- política a decidir ser responsables con nosotros mismos y con los otros. Mientras mayor grado y más dificultad sean las tareas que nos proponemos, más sentido tiene la vida.  Ser responsables conlleva una nueva narrativa, otra mirada y acciones consigo mismo. Nos obliga en ocasiones a negociar con los enemigos. Ejercer la responsabilidad individual confiere el pleno sentido a su vida, vislumbra una vida humana que merece la pena vivir, es imaginar,  pensar y  razonar. Aceptar o rechazar emociones y apegos hacia cosas y personas que están fuera de nosotros mismos, padecer, sentir anhelos, compasión y gratitud. Ser responsables con una concepción del bien, con otros seres humanos,  imaginar la situación de otras personas, respetar nuestra  individualidad, vivir la propia vida, acatar o rechazar con firmeza las decisiones políticas que nos gobiernan, unirnos más allá de nuestros egos.

Responsabilidades que se transmutan en fundamentos de nuestros derechos de ser libres para crear riqueza, trabajar, expresarnos, asociarnos, educarnos, consagrar el derecho a la propiedad privada.

Ser individuos responsables implica afrontar retos, superar y derrotar a cualquier entidad que  oscurezca nuestras responsabilidades gestoras de derechos, contra todas las dificultades. La oportunidad consiste en derrotar la ecuación de Frankl sobre la desesperanza: (D= S-P) Desesperanza sobre la posibilidad de cambiar esta cruel coyuntura es igual a Sufrimiento sin Propósito. El Propósito es contribuir con todas nuestras esperanzas y energías en el cambio que urge hoy para cada uno de nosotros y para todos. Es nuestra legítima responsabilidad individual y el encuentro con un sentido a la vida

Isabel Pereira Pizani
@isapereirap

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ:TRIVIALIDADES DE LA GUERRA CIVIL

La ciencia política habla de Estado fallido aunque en derecho internacional solo existen estados sin calificativos. Dos politólogos norteamericanos, Steven Ratner y Gerald Helman acuñaron el concepto hace casi 30 años. Son naciones en dramática disolución porque la vida es invivible, incapaces de satisfacer necesidades básicas, prestar servicios de salud, electricidad, agua potable o seguridad ciudadana. Grupos irregulares o delictivos arrebatan el monopolio institucional de la fuerza. 

Robert Rotberg matiza que previos al precipicio hay estados en vías de fallar, fracasar, colapsar o desestructurarse. Venezuela va en ese tramo pero acelera con la actual dualidad de poderes que no parece proclive de resolverse porque se creó un statu quo y muchos intereses atravesados. No hubo hasta ahora una guerra civil con cisura territorial, porque las FF.AA no sucumbieron a la prédica de la intervención militar democrática, el quiebre militar. 

No han funcionado coros de sirenas mitad humanos y mitad burros. Según estudiosos, Somalia es la tormenta perfecta, tanto que somalización equivale a Estado fallido, éxodos en masa, hambruna, guerra civil, terrorismo y desintegración territorial. Datos recientes indican que funcionaban apenas siete hospitales, habían robado el cableado eléctrico, todas las escuelas cerraron, no existía ya red de agua potable, ni policía, ni bancos, ni ejército regular. 

Ni sistema de pasaportes, identificación, ministerios, ni aduanas. Cuestiona la idea de Estado fallido Noam Chomsky, uno de los más importantes semiólogos del siglo XX, pero también en sus análisis políticos, reo de estafa continuada y mentira con alevosía. Su disgusto nace de que casi todos los fallidos fueron plazas revolucionarias, satélites soviéticos o chinos. Una vez que se desintegró la URSS, la corriente se lleva a sus criadas e improductivas tiranías en África y Asia. 

Socialismo fallido

Cuba se salva porque cuando queda sin subvención soviética y llamaba al hambre período especial, Chávez la adoptó. En esa morgue o cerca están: Somalia, Uganda, Ruanda, Burundi, República Centroafricana, Zimbabwe, Congo, Sierra Leona, Mozambique, Liberia, Sudán, Chad, Yemen, Irak, Libia, Afganistán, Birmania, Camboya, Kirguistán, Uzbequistán, Turkmenistán, Tayikistán, Siria et.al. El socialismo africano. Pese a las ensoñaciones diurnas las tropas extranjeras cambian cáncer por Sida 

¿Cuántas intervenciones militares extranjeras llevan Haití y Somalia? En esos países el infierno se abrió cuando las guerras civiles dividieron al ejército y el país quedó en manos de bandas. La historia se repite: un bufón megalómano y pueril con cabeza cuajada de tonterías, vino a cambiar el mundo y lo logró, gracias a la trivialidad de las élites. A diferencia de Chomsky, organismos internacionales, de seguridad, y centros académicos, dan a la discusión primera magnitud y carácter de tragedia.

La CIA crea una Fuerza de Tarea en Estados Fallidos (SFTF) y un Comando Africano (AC). La OCDE tiene el Grupo para Estados Frágiles (FSG) Somalia se funda en 1960 con un régimen democrático que muy pronto comienza a ahogarse en la polarización política y el odio entre los grupos dirigentes. La incapacidad para establecer un consenso de convivencia trae la revolución encabezada por Siad Barré en 1969, alfil de la Unión Soviética que nacionaliza la economía e inicia hostilidades con la vecina Etiopía. 

Una tiranía feroz e inepta, aplasta clanes y tribus a nombre del socialismo que abre puertas a la hambruna. El frente opositor derroca la república socialista a comienzos de los 90, pero incapaces de establecer acuerdos, estalla la guerra civil. En medio de la violencia a partir de 1996 cinco regiones se declaran autónomas o independientes. Una coalición de grupos islámicos toma la capital, y ante la anarquía los países vecinos, Burundi, Kenya y Etiopía, invaden Somalia para frenar el drama de millones de refugiados. 

Sanchezcos

Como el ejército quedó destruido, EEUU, Europa y la Unión Africana deciden nueva intervención militar, que dura diez años, para respaldar y estabilizar “la transición”. Solo dieron a mafias, narcotraficantes y piratas argumento para acciones terroristas. Hoy el gobierno apoyado por occidente apenas controla la capital Mogadiscio y los funcionarios no pueden siquiera salir de la ciudad. Sin problemas étnicos ni religiosos, la moderna, petrolera y democrática Venezuela, se hunde y coquetea con disolverse. 

Sus élites “alquilaron habitaciones en el hotel del abismo” diría Lukács. Empujaron y empujan la carreta hacia él durante tres décadas. En alguna religión de India, Leviatán es un espíritu no del mal, sino del caos. Derrocar del proyecto modernizador de Carlos Andrés Pérez instaló el caos en el gobierno y en importantes grupos de poder que luego fueron opositores a la revolución. 

Veinte años atrás, amigos criptochavistas tomaban con sorna sanchezca las advertencias sobre lo que vendría. Hoy criptoradicales, las asumen de la misma manera. Hay tres puntos clave para frenar la locomotora sin frenos. Un acuerdo de conciliación que cierre la brecha, lo que implica seguridades mutuas. Mantener la unidad de la FF.AA; y que nuestros países amigos no apuesten a somalizarnos, a matarnos de hambre. 

Carlos Raúl Hernández 
@CarlosRaulHer

JOSÉ FÉLIX DÍAZ BERMÚDEZ: LIBERTAD IRRENUNCIABLE

La libertad es irrenunciable, es un derecho superior y principal; la libertad es un derecho del hombre en cualquier sitio;la libertad es un derecho de los pueblos. La libertad es sagrada y es connatural al ser humano, a los hombres en su conjunto, a los pueblos obligados a reconocerla, defenderla y sostenerla. 

Contra la libertad ningún poder puede tener legitimidad, ningún Estado, individuo o gobierno puede ejercer contra ella un sistema injusto, ajeno a los derechos políticos, sociales y humanos esenciales para la vida colectiva y la existencia individual. 

Su origen si bien es la ley y el derecho, proviene de un sentido mayor se corresponde con la naturaleza de las cosas, con la naturaleza del hombre tal y como fue creado. Hay pues un sentido de la libertad que transciende las normas y cuando ellas se oponen a lo que ella implica, el derecho deja de serlo por contrariar su auténtica razón que no es otra sino proteger los valores sociales e individuales. 

No hay manifestación de nuestra cultura en la moral, en la religión, en la política, en el derecho, en la filosofía, en la literatura, en el arte y en la civilidad que no exprese y sostenga el bien de la libertad como parte de lo que somos y lo que debemos ser. 

Contra el grotesco abuso, robo, engaño con las que siempre se ha intentado imponer la ilicitud política contra la sociedad, el mismo Cervantes en su célebre: “Don Quijote”, condenaba a los: “fieros ministros”, “codiciosos...”, “ciegos de avaricia” representantes de un sistema de opresión que impedía en su tiempo y aún lo hace en el nuestro: “alcanzar la libertad en esta vida”. 

Si en algo en Venezuela hemos pretendido avalar nuestra justificación histórica es en el hecho de haber propiciado en nuestra historia la libertad y la independencia de otras naciones, apellidándonos con un pueblo de libertadores o herederos de ellos, resaltando que esa empresa fue la superior que acometimos y que nos caracteriza como pueblo, como Nación. 

Por esa libertad luchamos en los campos de batalla y exhibimos en momentos dolorosos lo mejor del pensamiento civil ante dictaduras oprobiosas que nos degradaron y sometieron al capricho de los déspotas. Nuestra vida nacional ha sido un largo y difícil proceso contra el autoritarismo, la opresión y la injusticia, enfrentada y cuestionada cada vez, sosteniendo el derecho legítimo a que Venezuela exista como una nación libre, independiente, justa y democrática. 

Es por ello que la defensa de la libertad venezolana no puede ser vista sino como un derecho y un deber nuestro, como parte de lo que fuimos, de lo que somos, de lo que debemos seguir siendo como país. No es traición a la patria pretender que aspiremos ser libres, traición a la patria es lo contrario. La libertad es irrenunciable... Tampoco la libertad de Venezuela puede ser indiferente para otras naciones comprometidas con los valores de la libertad, la democracia, la justicia y los derechos humanos. 

Venezuela debe recuperar plena y cabalmente sus libertades y derechos; restablecer sus instituciones, enaltecer con hechos cotidianos la dignidad humana, superar el espantoso drama en que se encuentra y alcanzar por vía propia y con el apoyo internacional necesario, legítimo y útil, la convivencia nacional indispensable, la recuperación de la economía, la imposición de la justicia, la recuperación del orden social equilibrado y solidario, todo aquello que hemos perdido en este tiempo desastroso en el cual el delito y la impunidad se expresa de manera alarmante en todos los órdenes como parte de una crisis profunda que al no detenerse y al profundizarse cada día compromete la viabilidad presente y futura de la Nación. 

Seremos libres cuando empecemos a comprender las causas que nos han traído a esta situación y cuando estemos dispuestos a organizar una República verdaderamente soberana, libre, independiente, democrática, justa; una Nación libre de nuestros propios vicios, de nuestros males, de nuestros propios errores, de todo aquello que por ignoracia, fanatismo, irresponsabilidad y codicia ilegítimas nos ha conducido a vivir la peor época de nuestra historia

Jose Felix Diaz Bermudez
jfd599@gmail.com
@jfdiazbermudez
Anzoategui - Venezuela.

GABRIEL BORAGINA: LA CRISIS LABORAL DEL LADO DE LA OFERTA

Hay muchos trabajos que explican la crisis laboral analizados desde el aspecto legal y económico, y nosotros mismos hemos escrito bastante sobre ella a partir de esos dos ángulos. Voy a volver sobre el tema, pero ahora comenzando con una perspectiva totalmente distinta.

Mi experiencia como selector de personal en el área legal revela los siguientes datos extraídos de los numerosos CV recibidos a diario:

En primer lugar, la poca calificación y experiencia laboral efectiva de los/as postulantes. Incluyendo aquellos que declaran haberse graduado hace una considerable cantidad de años.

En segundo término, llama la atención la alta rotación laboral advertida en los CV. Normalmente, los postulantes no superan el año y medio o dos en promedio en cada empleo anterior que tuvieron, y en los casos que estando empleados siguen buscando un nuevo empleo, el tiempo que llevan en su trabajo actual ya está rondando un año o dos de antigüedad, es decir, en la mayoría de los casos (una generalidad muy importante) la inestabilidad laboral de la gente que busca empleo es impresionante.

Otro punto llamativo es que los CV donde se advierte lo anterior son -en su gran parte- de personas del sexo femenino. Lo que lleva a reflexionar sobre los motivos de este fenómeno en dicho sector, sin que implique sentar una regla general a este respecto.

Tanto si esa elevada rotación es por despido como por renuncia -sea en un caso o en el otro- es un dato sumamente preocupante. Si es por despido, es de presumir una baja calificación laboral, y si es por renuncia una prominente inmadurez, falta de compromiso o de vocación laboral por parte del/la empleado/a.

Hemos comprobado personalmente que el sistema de entrevistas no permite predecir cual será -en concreto- el desempeño laboral del postulante al puesto, dado que en la entrevista el/la candidato/a tratan de exhibirse no como son, sino como "creen" que el hipotético empleador desearía que fueran. Adicionalmente, aprovechan las entrevistas para exagerar sus posibles virtudes y minimizar (o directamente ocultar o negar) sus probables debilidades. Todo sumado impide al potencial empleador tener una idea aproximada de cuál es la capacidad, habilidad y entrenamiento real del aleatorio futuro empleado.

En su reemplazo, hemos implementado un periodo de prueba breve pero lo suficientemente amplio como para que nos posibilite tener una idea de si el postulante está en verdaderas condiciones de emprender la tarea y -sobre todas las cosas- cuáles son sus reales motivaciones para ella.

Este periodo de prueba nos ha facultado advertir los siguientes datos una vez concluido el mismo:

1.                        Poca experiencia: la experiencia real del postulante para el trabajo sistemáticamente resulta ser menor a la indicada en su CV y a la declarada en las entrevistas.

2.                        Escasa calificación para la labor: punto este que va estrechamente concatenado con el precedente.

3.                        Inestabilidad laboral inherente al/la trabajador/a: muy a menudo los empleados ofrecen excusas relativas a sus errores en el trabajo atribuyéndoselos a problemas familiares, personales, de salud, afectivos, de distancia, y cuestiones de índole personal ajenas a la ocupación en sí.

4.                        Pretensiones desmedidas del postulante en relación a los puntos 1 y 2: procuran retribuciones de nivel gerencial cuando sus destrezas apenas pueden rozar las de un cadete de oficina pública.

5.                        Espíritu emprendedor cero. Los candidatos no buscan emprender dentro de la organización sus propios proyectos, sino que buscan depender de ella (y en ella) por un corto tiempo para luego probar suerte en otra, y luego en otra y otra, …etc. con lo cual se inicia el circulo vicioso que trae como consecuencia la continua rotación observada aquí.

6.                        Falta de cultura y vocación de trabajo: hemos notado una decidida falta de voluntad anómica laboral. Cuyas causas son supra-laborales y las atribuimos a la deficiente educación recibida por los candidatos en los tres niveles tradicionales: primario, secundario y universitario.

De esta manera, y evaluando esta nuestra experiencia, encuentra cierta explicación la gran inestabilidad laboral que se observa analizando los CV de los candidatos.

La verificada elevada propensión a no permanecer en un mismo empleo más allá del año, año y medio o dos atenta -contrariamente a lo que aparentan creer muchos buscadores de empleo- contra la adquisición de experiencia en una determinada área. Sucede que no hay dos empresas o empleadores donde el mismo trabajo se desempeñe de manera idéntica en una que en otra, y esta realidad figura que se pierde de vista por el aleatorio empleado.

Otro mito del postulante considera ser el de que un nuevo empleo importará -por sí mismo y por el sólo hecho de tal- una mejor remuneración que el que se proyecta dejar, como si ello se adquiriera automáticamente y que no sólo debería suceder, sino que así efectivamente acaecerá, ignorando que el dable empleador evaluará todo lo mencionado antes para determinar cuál será la retribución ofrecida al futuro candidato, el que no estima relacionar su experiencia con la remuneración que le debería corresponder por ella. Generalmente, el candidato espera un estipendio prominente, pese a su experiencia baja o incluso nula.

También parecen ignorar los candidatos a un empleo que la fidelidad del trabajador con quien lo contrata es un dato de suma relevancia para el empleador. Este es un rasgo importante, que en una sociedad donde se vive una crisis de compromiso a nivel general, torna la estabilidad laboral en algo efímero.

A esto, se le suman las barreras institucionales, como las leyes y políticas laborales, que tienden a restringir, dificultar y, finalmente, impedir la contratación en masa de mano de obra.

Entiendo que todos estos elementos (junto a otros que hemos enumerado en otras ocasiones) se agregan a la explicación de la grave crisis laboral que afronta la Argentina.

Es decir, por un lado, la gente no está capacitada para trabajar y, por el otro, las leyes laborales les impiden el ya restringido acceso que pudieran tener a un trabajo donde se podrían empezar a capacitar y -definitivamente- tampoco hay una verdadera voluntad ni vocación por el esfuerzo que implica tanto formarse como por conseguir un empleo estable. Las razones -como siempre decimos- son mucho más de fondo, y radican en la infravaloración de la educación debida -a nuestro juicio- a la constante e inherente intromisión estatal en el área, en todos los niveles educativos (primario, secundario, universitario, municipal, provincial y nacional).

Gabriel Boragina
gabriel.boragina@gmail.com
@GBoragina
Acción Humana
Buenos Aires- Argentina

ENRIQUE CONTRERAS RAMÍREZ: HOSPITALES DEL DOLOR Y LA MUERTE

En Venezuela, los enfermos en los centros medico-asistenciales entran por emergencia y salen por la morgue, ante la mirada indiferente de un gobierno que pareciera sentir placer por sus políticas genocidas.

Muchas denuncias, han señalado los gremios de la salud, ante las condiciones en las que trabajan en sus respectivos centros asistenciales, el resultado de todo esto es la indiferencia de un gobierno que se dedico a saquear la república y a malversar el erario público, dejando a lo largo de su gestión gubernamental miles de muertos porque en los hospitales en general carecen de medicamentos, sólo hay equipos dañados, personal muy mal pagado, de apagones de luz permanentes, de insumos inexistentes para los respectivos laboratorios, de salas de operaciones contaminadas, enfermos hospitalizados que agonizan en medio del dolor de sus familiares y cuyo delito es ser pobres y para completar las morgues repletas de cadáveres que terminan de contaminar todas sus plantas físicas.

El gobierno lo niega todo y genera una política alimentaria para terminar de enfermar y eliminar a los más pobres, a los excluidos de siempre y donde hay que agregar a una clase media ya en términos de proletarización que ahora también reclama el llamado CLAP que trae harinas y de muy mala calidad, de leches contaminadas y de aceites no recomendados para la salud, testigo de éste macabro escenario son las empresas que sectores enchufados en el gobierno de Nicolás Maduro, fueron descubiertas y que contrataban a empresas mexicanas a través de los llamados CLAP y donde: “ Las autoridades mexicanas sancionaron a personas y empresas que vendían al gobierno de Venezuela alimentos de baja calidad y con sobreprecio para la población más pobre del país sudamericano, con un pago de tres millones de dólares que se destinará a la ONU, informó la fiscalía mexicana. Según una investigación de la fiscalía general, desde 2016 «estas personas han obtenido recursos (del gobierno venezolano), desviándolo de sus fines humanitarios, para en cambio adquirir alimentos y especular comercialmente con ellos», dijo en conferencia de prensa Israel Lira de la procuraduría especializada en investigación de delincuencia organizada.

Numerosas denuncias apuntan a que estos productos, sobre todo la leche en polvo, no cumplen con los estándares mínimos de nutrición, mientras investigaciones periodísticas aseguran que detrás de estas despensas se teje una red de corrupción y lavado de dinero entre empresarios cercanos al gobierno venezolano”.

EL CASO ROTONDARO

El proceso de militarización que el gobierno de Nicolás Maduro se ha propuesto con el fin de que estos le garanticen su estadía en el poder, le ha traído al pueblo de Venezuela resultados desastrosos como lo es el caso del General Rotondaro como uno de los tantos ejemplos que se han dado – en este caso- en materia de salud.

Carlos Rotondaro, ex presidente del Instituto Venezolano de Seguro Social (IVSS) quien huyó a Colombia y pidió protección, luego de haber atracado el sistema de salud de la mano de los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, fue acusado por la Asamblea Nacional de Venezuela en el 2018, tras conocerse un desfalco de al menos 100 millones de dólares, que estaban predestinados a la adquisición de insumos médicos, obtenidos a través de testaferros; un ambiente que contribuyó con la actual crisis humanitaria y que ha dejado miles de pacientes fallecidos. Se calcula que unos 5.000 mil pacientes de diálisis habían muerto, por culpa de éste General genocida líder de la revolución bolivariana entre el 2017 y 2019 por falta de insumos de atención, sin contar a los enfermos terminales a quien se les negaba y se les sigue negando los medicamentos. Esta denuncia apenas mostraba la punta del iceberg de la situación sanitaria en Venezuela.

LA DENUNCIA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN INTERNACIONALES

A pesar del gran esfuerzo que ha realizado el gobierno de Nicolás Maduro y sus respectivos cómplices, de querer ocultar la crisis hospitalaria y humanitaria, la verdad ha salido a flote, incluso en medios de comunicación internacionales tal y como lo reseña la revista médica “The Lance” donde en su editorial del 23 de marzo del presente año, que llevó por título: El derecho a la salud de Venezuela se derrumba en medio de la crisis política. En el mismo se denuncia la crisis sanitaria y alimentaria que flagela al país, marcado por el ambiente de crisis política, la falla de insumos y la deplorable situación en los servicios públicos, sobre todo en materia de electricidad y agua potable. En la misma revista se encuentra un estudio, liderado por la doctora Kathleen R. Page, donde comienza indicando: “La crisis económica en Venezuela ha erosionado la infraestructura de salud del país y ha amenazado a la salud pública de su pueblo. La escasez de medicamentos, suministros de salud, interrupciones de los servicios básicos en los centros de salud y la emigración de trabajadores de la salud ha llevado a una disminución progresiva de la capacidad operativa de la atención de salud. El efecto de la crisis en salud pública ha sido difícil de cuantificar desde que el Ministerio de Salud de Venezuela dejó de publicar estadísticas cruciales de salud pública en 2016”.

EL OTRO INFORME

El 4 de abril, la ONG dedicada a la defensa de los derechos humanos, Human Rights Watch (HRW) dio a conocer en rueda de prensa un informe de 73 páginas, titulado La emergencia humanitaria en Venezuela: se requiere una respuesta a gran escala de la ONU para abordar la crisis de salud y alimentaria.

El mencionado informe, elaborado colectivamente con expertos y médicos de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins, evidencia un acrecentamiento de los niveles de mortalidad materna e infantil; brotes de enfermedades que podrían prevenirse con vacunación, tales como el sarampión y la difteria; e incrementos

drásticos en la transmisión de enfermedades infecciosas, como malaria y tuberculosis. Las reseñas y datos estadísticos disponibles revelan altos niveles de inseguridad alimentaria y desnutrición infantil, así como una alta proporción de niños ingresados en hospitales con desnutrición.

Tanto el estudio de la doctora Kathleen R. Page como el HRW concuerdan en muchos datos, hoy negados por las autoridades sanitarias del régimen de Nicolás Maduro. Este ha negado hasta el cansancio la existencia de una crisis humanitaria en Venezuela, la cual se ha exacerbado desde que asumió el poder en 2013.

Esta realidad está sucediendo en el país más rico de América Latina y el Caribe y donde lamentablemente se condena a una inmensa mayoría de venezolanos a una muerte segura. De allí la conclusión de que en Venezuela, los que llegan enfermos a los centros medico-asistenciales, los mismos entran por emergencia pero salen por la morgue, ante la mirada indiferente de un gobierno que pareciera sentir placer por sus políticas genocidas. Un gobierno que lo único democrático que tiene es la muerte, porque nos llega a todos por igual

Enrique Contreras Ramírez
@enriqcontrerasr

CARLOS ALBERTO MONTANER: EL FORO DE SAO PAULO Y EL ANTIYANQUISMO

Se confirmó otra vez el axioma: “Los ladrones roban en todas las oportunidades que se presentan, aunque las víctimas sea muy pobres”. La fiesta fue en Caracas del 25 al 27 de julio pasado. Les costó a los anfitriones, en números redondos, 19 millones de dólares, de los cuales, como es habitual, se robaron la mitad. No es poco para una nación en la que el 82% de las personas se muere de hambre. 

Según Diosdado Cabello acudieron 700 invitados. Según Nelson Bocaranda sólo llegaron 150. El resto era “relleno”. Lo dijo en sus legendarios Runrunes. Probablemente Bocaranda acierta. Está muy bien informado. Maduro y su régimen son malas palabras. Ninguna persona honorable quiere asociarse a esa patulea de indeseables.  

¿Qué hacen en el FSP grupos como el Partido Revolucionario Democrático (PRD) de Panamá, que hoy dirige el político y empresario Laurentino “Nito” Cortizo, quien acaba de ganar las elecciones en su país con un discurso moderado? 

¿Qué hacen tres de los mayores partidos dominicanos: el Partido de la Liberación Dominicana de Danilo Medina y Leonel Fernández (PLD), así como el Partido Revolucionario Dominicano de Miguel Vargas y su desprendimiento, el Partido Revolucionario Moderno, dirigido por Luis Abinader e Hipólito Mejía? 

¿Por qué Lenin Moreno, presidente de Ecuador, no se ha largado con su música a otra parte –a él que le gusta cantar y no lo hace mal—para romper de una vez las fatídicas relaciones entre el Movimiento Alianza País y el FSP, forjadas cuando gobernaba Rafael Correa, hoy prófugo de la justicia por corrupto? 

La lista de partidos afiliados al FSP es un monumento a la irresponsabilidad. ¿Cómo es posible que los socialistas chilenos continúen formando parte de ese engendro tras el informe de Michelle Bachelet, hoy al frente del Departamento de Derechos Humanos de la ONU?  

¿Por qué Tabaré Vázquez permite que el Frente Amplio uruguayo continúe dándole su apoyo a Maduro y a su banda, cuando el expresidente Pepe Mujica admite que “Maduro está loco como una cabra”, y que Luis Almagro, Secretario General de la OEA, no sólo no está al servicio de la CIA, sino que es un abogado realmente comprometido con la ley? 

¿Cómo creerle al mexicano AMLO y a su Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) su supuesto respeto por los Derechos Humanos, cuando su partido baila en la comparsa organizada por Maduro, y lo primero que hizo al llegar a Los Pinos fue sacar a México del Grupo de Lima creado para presionar al régimen chavista? 

Es coherente que ahí figuren los narcoterroristas de las FARC, el Farabundo Martí, el Frente Sandinista de Daniel Ortega, el Movimiento al Socialismo de Evo Morales, el PSUV de Maduro, todos ellos bajo la batuta implacable del cubano Miguel Díaz-Canel, pero ¿qué hacen en el FSP los partidos y movimientos que presumen ser realmente democráticos? Eso no tiene el menor sentido. 

No es cierto que el FSP es un organismo de Guerra Fría. Es una Internacional Antiamericana Post-Guerra Fría. Fidel Castro, con la ayuda de Lula da Silva, lo creó a toda prisa para continuar la Guerra Fría tras el derribo del Muro de Berlín (1989). Y lo creó exactamente para continuar la batalla en el momento en que Moscú tiraba la toalla. La tarea de ese fanático iluminado era recoger los escombros dejados por la URSS en América Latina y continuar luchando “hasta la victoria siempre”. 

¿La victoria contra quién? Para entender el FSP hay que conocer el odio que le tenía Fidel Castro a Estados Unidos y haber leído su carta de 1958 a su amiga y amante Celia Sánchez, cuando todavía era un guerrillero en la Sierra Maestra, en la que declaraba que su destino era pelear eternamente contra lo yanquisc. 

¿De verdad es eso lo que desean los afiliados al FSP? ¿Consumirse en una batalla estéril e inútil contra Estados Unidos? Decía Jean-François Revel que “el antiyanquismo es la ideología de los tontos”. Tenía razón.   

Carlos Alberto Montaner 
montaner.ca@gmail.com
@CarlosAMontaner