domingo, 4 de agosto de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, DOMINGO 04-08-2019,

JUDITHT AULAR: TIEMPO DE DESCANSO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 12 minutos
Los que siguen luchando por alcanzar la toga y el birrete lo hacen con mucho sacrificio, con la esperanza de un cambio que mejore la condición del país. La Universidad del Zulia (LUZ) oficialmente entró en su acostumbrado periodo vacacional. Desde el 1° de agosto, el personal docente, administrativo y obrero que labora en la institución se tomará su debido descanso estipulado por la ley. Sin embargo, algunas facultades y núcleos se mantendrán activos con los acostumbrados Cursos Intensivos de Verano, para el beneficio académico de los estudiantes y pese a todas las dificultades... más »

VLADIMIR VILLEGAS: EL LADO CORRECTO DE LA HISTORIA Y SUS DOS EXTREMOS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 12 minutos
Supongamos que el extremismo tiene razón, y no hay nada de qué hablar entre el gobierno de Nicolás Maduro o el régimen, como algunos gustan llamar a quienes despachan desde los símbolos del poder, y la oposición “golpista, apátrida” como la bautizan sus detractores en el oficialismo. Supongamos, e incluso admitamos, que ir a conversar con el “régimen” no sólo es una demostración de ingenuidad sino un acto de corrupción política y de imperdonable “colaboracionismo”. Supongamos también, ubicándonos en el pensar de la acera roja rojita, que no debe haber ninguna concesión a la oposici... más »

FERNANDO CASTRO AGUAYO: ESCLAVISMO PERVERSO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 29 minutos
Con mucho dolor escuchamos sobre el problema de la trata de personas. El pasado 30 de julio se conmemoró el Día Mundial contra este flagelo. Estamos ante una forma de esclavismo lucrativo y perverso que degrada al ser humano a nivel de mercancía y lo hace descartable, como la basura. Este tema va en contra del posible lucro de unos pocos poderosos y la racionalidad desaparece, la comunicación se calla. Y sabemos que hablar de personas, redes de captación, transporte, de autoridades cómplices con estas mafias, es sencillamente jugarse la vida. Sobre el tema, Francisco ha tenido fr... más »

DANIEL HERNÁNDEZ: A LAS VÍCTIMAS DEL CHAVISMO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 38 minutos
Hemos palpado a través de la historia, cómo la humanidad se ha visto envuelta en trágicos sucesos producto del morbo que impera revoltosamente en la psiquis del hombre, siendo la codicia, el dinamo que enciende la chispa del mal en la mayoría de los casos. Y a pesar que somos “seres racionales”, vendemos al mejor postor la vida eterna, por una breve mano en el macabro juego de la posesión absoluta sobre nuestros semejantes y su entorno, sin importar, las consecuencias que ello pueda traer en el eterno tropiezo con la misma piedra. Así como los judíos tienen un día específico para... más »

ROMÁN IBARRA: ELECCIONES Y PAZ

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 53 minutos
Tal como hemos venido sosteniendo en los últimos años y meses, la opción que más favorece el pueblo venezolano, es la electoral, y pacífica. Según la encuesta publicada recientemente por un diario de amplia circulación, sobre la base de un estudio estadístico del experto César Fleitas, más del 66% de la población valora la negociación como la vía más expedita para encontrar una solución política a la crisis venezolana. Esto significa que las dos terceras partes de la ciudadanía en nuestro país prefiere un desenlace electoral y en paz bajo los mecanismos de la Constitución, a difere... más »

ABELARDO GARCÍA CALDERÓN: EL BUEN PROFESOR

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
No hace muchos días conversábamos con grupos de educadores y analizábamos el cómo poder medir al verdadero educador, a aquel que realmente logra sus objetivos enseñando a sus alumnos. Veíamos el primer caso, el del hombre estudioso que dedicó buena parte de su vida a enriquecer sus conocimientos, a saber a más de las ciencias que tienen que ver con la didáctica y la pedagogía mucho de aquellos conocimientos propios de su asignatura y llegamos a la conclusión que este es el sabio, el gran conocedor, el consultor, pero que aun no daba el salto, que todo aquello no le servía todavía p... más »

JUDITHT AULAR: TIEMPO DE DESCANSO


Los que siguen luchando por alcanzar la toga y el birrete lo hacen con mucho sacrificio, con la esperanza de un cambio que mejore la condición del país.


La Universidad del Zulia (LUZ) oficialmente entró en su acostumbrado periodo vacacional. Desde el 1° de agosto, el personal docente, administrativo y obrero que labora en la institución se tomará su debido descanso estipulado por la ley. 

Sin embargo, algunas facultades y núcleos se mantendrán activos con los acostumbrados Cursos Intensivos de Verano, para el beneficio académico de los estudiantes y pese a todas las dificultades presupuestarias de la universidad. 

Debo decir que este primer semestre del 2019 ha sido difícil para la institución. Varias facultades como es el caso de la Facultad Experimental de Ciencias (FEC), la Facultad Experimental de Arte (FEDA), la Facultad de Ingeniería (FING) y la Facultad de Arquitectura y Diseño (FAD) tienen meses con un grave problema eléctrico que requiere del aporte y la colaboración de todos para solventarlo. 

Se han hecho los trámites correspondientes para tratar de solucionar el problema. De hecho, el pasado 15 de julio se firmó un convenio con la Fundación Comisión de Ingenieros Jóvenes Venezolanos (CIV Joven) para el rescate del Núcleo Técnico (FING y FAD) de la Ciudad Universitaria en Maracaibo. 

Esta iniciativa de los egresados de nuestra institución es una muestra de cariño y sentido de pertenencia por esta casa que les ha dado lo más valioso en sus vidas y que ahora necesita del apoyo de todo para que resurgir nuevamente.

También con preocupación, hemos visto como ha crecido la diáspora del personal docente, administrativo, obrero y por supuesto los estudiantes ante la grave situación política, económica y social que vivimos en el país. Los salarios los carcome una hiperinflación galopante y no alcanzan para adquirir los productos de la llamada “cesta básica”. 

A su vez, los jóvenes se ven en la terrible obligación de abandonar las aulas debido a que no tienen como movilizarse hasta la facultad ante el bajo ingreso familiar, la ausencia de efectivo, los elevados costos del pasaje en el transporte público, la escasez de gasolina, el racionamiento eléctrico y la falta de agua. 

Es difícil ser joven y tener que abandonar un sueño tan grande como es alcanzar un título académico, por las circunstancias del entorno. Muchos jóvenes no tienen como alimentarse bien y el rendimiento académico les ha bajado notablemente. 

Los que siguen luchando por alcanzar la toga y el birrete lo hacen con mucho sacrificio, con la esperanza de un cambio que mejore la condición del país y les permita desempeñarse en un futuro con su profesión. Igual pasa con el personal docente, administrativo y obrero, los pocos que quedan confían en una mejora salarial que les permita tener una condición de vida óptima para ellos y sus familiares. 

En este periodo vacacional se ha activado un operativo especial con los cuerpos de seguridad del estado, para el resguardo del campus universitario. Hay que preservar lo poco que nos queda y que es de nuestro estudiantes. 

Como rectora encargada en estos momentos, hago votos para que este asueto de nuestra comunidad universitaria propicie el descanso, la unión familiar y permita recobrar las energías para seguir adelante, venciendo las dificultades. 

Retornaremos a nuestras actividades el 16 de septiembre, con el fin de seguir trabajando por nuestra alma mater que tanto nos necesita. 

Judith Aular de D.
judith.aular@viceacademico.luz.edu.ve
@JudithAulardD
Vicerrectora Académica de LUZ 

VLADIMIR VILLEGAS: EL LADO CORRECTO DE LA HISTORIA Y SUS DOS EXTREMOS

Supongamos que el extremismo tiene razón, y no hay nada de qué hablar entre el gobierno de Nicolás Maduro o el régimen, como algunos gustan llamar a quienes despachan desde los símbolos del poder, y la oposición “golpista, apátrida” como la bautizan sus detractores en el oficialismo.

Supongamos, e incluso admitamos, que ir a conversar con el “régimen” no sólo es una demostración de ingenuidad sino un acto de corrupción política y de imperdonable “colaboracionismo”. Supongamos también, ubicándonos en el pensar de la acera roja rojita, que no debe haber ninguna concesión a la oposición. Ninguna, como lo dice el hombre del mazo, porque eso sería poner en peligro “el proceso”.

Tomemos como una verdad del tamaño de un templo que todos los que se atraviesan entre los dos ” lados correctos de la historia” solo sirven al propósito de frenar, postergar, impedir o al menos dificultar lo que ya es inevitable, una confrontación en la cual no puede haber términos medios, “guabinas” ni moderados que arruinen el derrame de adrenalina que implicaría la tan esperada llegada de la hora de la chiquitica.

Aceptar como buena la idea de dar rienda suelta a quienes tienen un cortocircuito entre los testículos (o los ovarios) y el cerebro implicaría la renuncia a muchas cosas. Según los promotores del choque de trenes sólo hay que renunciar al miedo e ir al combate.

Lo demás es épica, triunfo total y adversario aniquilado o en fuga. Sobre todo si los muertos los ponen otros, bien sea del bando opuesto o de aliados externos que atiendan al llamado de intervenir militarmente, en cualquiera de sus modalidades, hecho por quienes son partidarios de “acabar esto a plomo limpio”, aunque se encuentren a buen resguardo, a miles de kilómetros de distancia, cómodamente instalados frente a sus valientes teclados, o aquí pero protegidos por una extraña impunidad.

Estos “kamikazes” tienen su equivalente en el chavismo gobernante que no sabe de debate político sino de órdenes operativas, represión salvaje, obediencia y lealtad perrunas y otros “valores” en los cuales pasta el autoritarismo “de izquierda”.

Unos y otros hablan el mismo lenguaje y por eso se entienden. Ambos quieren aniquilar al adversario y desechan la idea de un proyecto de nación en el cualtodos puedan caber.

Fíjense que coinciden en dos puntos: el primero, la crítica despiadada al Informe de Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, sobre la situación venezolana. Y el segundo, son alérgicos a la negociación, al diálogo, a la búsqueda de acuerdos o entendimientos sobre cómo superar el drama venezolano de hoy.

A los efectos concretos, las posturas de ambos terminan derivando en lo mismo: en la imposibilidad de un cambio para mejor, para reconstruir al país sobre la base de una democracia al menos como la que está dibujada en la vituperada, violada y casi olvidada Carta Magna de 1999.

Esos que desde el gobierno hablan de que la oposición no llegará al poder ni por las malas ni por las buenas encajan perfectamente en el discurso que desde el otro extremo pregona que la solución tiene que ser “de fuerza”.

Ambos terminan siendo colaboracionistas del caos, de la ingobernabilidad, de la violencia, de la inestabilidad eterna, porque si se impone cualquiera de las dos fórmulas estaremos condenamos al conflicto, a la ausencia de instituciones, a la arbitrariedad como forma principal de la política, y a que las esperanzas de un futuro mejor descansen en el uso de las armas, en la destrucción del otro, es decir en una ilusión que terminará inevitablemente en mayor dolor, desesperanza, frustración, miedo, más pobreza, incluso peor de la que ya estamos viendo, y deseo de venganza.

Todavía hay sociedades que viven en carne propia escenarios de guerra civil, de intolerancia racial, social y están lejos de encontrar una ruta hacia la  paz con justicia. 

No estamos bien, estamos muy mal como país. Pero siempre puede ser peor, si miramos al mundo. No lo digo como consuelo de tontos sino como advertencia para los que basan sus promesas en soluciones de fuerza, no importa  en cual de los “lados correctos de la historia” se ubican.

Mantenerse por la fuerza en el poder, impedir,  torpedear o burlar cualquier posibilidad de salida democrática, pacífica, constitucional y electoral es una cara de la moneda que no nos sirve porque nos devalúa como país y como seres humanos.

La otra cara es la que representa la apuesta a soluciones de fuerza. Ambas nos conducen al lado sangriento de la historia. Y ya sabemos quién paga la cuenta en ese lugar.

Apostar a una solución negociada es ir en la dirección de impulsar el cambio que el país reclama, en medio de estabilidad, de garantías para las partes que están sentadas en la mesa, tanto las que detentan el poder como las que aspiran a detentarlo.

Es ponerse en sintonía con la aspiración mayoritaria de los venezolanos, harta del actual estado de cosas, y deseosa de un nuevo amanecer, con democracia, con instituciones autónomas, sin impunidad pero sin venganza, con autoridad pero sin arbitrariedad, donde se haga cumplir la voluntad de la mayoría y se respeten los derechos y garantías de las minorías.

La peor traición que puede haber hoy no es a un jefe o a un caudillo, del lado que sea, sino al deseo y a las urgencias de la población.

Vladimir Villegas
@Vladi_VillegasP
Tiempos de Cambio

14 de Julio de 2019
http://vladimirvillegas.com/el-lado-correcto-de-la-historia-y-sus-dos-extremos/

FERNANDO CASTRO AGUAYO: ESCLAVISMO PERVERSO

Con mucho dolor escuchamos sobre el problema de la trata de personas. El pasado 30 de julio se conmemoró el Día Mundial contra este flagelo. Estamos ante una forma de esclavismo lucrativo y perverso que degrada al ser humano a nivel de mercancía y lo hace descartable, como la basura. 

Este tema va en contra del posible lucro de unos pocos poderosos y la racionalidad desaparece, la comunicación se calla. Y sabemos que hablar de personas, redes de captación, transporte, de autoridades cómplices con estas mafias, es sencillamente jugarse la vida. 

Sobre el tema, Francisco ha tenido frases tremendas: “egoísmos sin escrúpulos”; “redes criminales”; “poca voluntad de entender el alcance del problema”, etc. “es un problema escabroso y provoca vergüenza”. Otros “…se encuentran implicados directamente en las organizaciones criminales que obtienen grandes beneficios de la trata”. Aquí probablemente hay una mezcla de otros vicios, redes, que en ciertos ambientes hacen vulnerables a las personas especialmente a los niños y jóvenes. Ambientes familiares no estructurados donde puede entrar fácilmente el licor, la promiscuidad, la droga, el dinero fácil: todo esto crea personas débiles para resistir a las promesas de la “trata”, del fondo oscuro de esclavitud que lleva a convertir a las personas en mercancías. 

El esfuerzo por crear condiciones dignas pasa por la “Cultura del encuentro” que se da en primer lugar en el entorno familiar. Un joven acogido por sus padres es menos probable que caiga en esclavitudes. Nuestra imaginación en la caridad, nos debe llevar a entender y actuar para evitar la miseria económica y social que ha creado seres para la “supervivencia”. La “trata” es una respuesta pésima al abismo social y familiar que crea la ausencia de Dios que pide fidelidad y compromiso en hombre y mujer para la familia. Este tema requiere mucha reflexión y determinación. 

Fernando Castro Aguayo 
fcastroa@gmail.com
@monscastro

DANIEL HERNÁNDEZ: A LAS VÍCTIMAS DEL CHAVISMO

Hemos palpado a través de la historia, cómo la humanidad se ha visto envuelta en trágicos sucesos producto del morbo que impera revoltosamente en la psiquis del hombre, siendo la codicia, el dinamo que enciende la chispa del mal en la mayoría de los casos.

Y a pesar que somos “seres racionales”, vendemos al mejor postor la vida eterna, por una breve mano en el macabro juego de la posesión absoluta sobre nuestros semejantes y su entorno, sin importar, las consecuencias que ello pueda traer en el eterno tropiezo con la misma piedra.  

Así como los judíos tienen un día específico para conmemorar y nunca olvidar a los millones de miembros de su comunidad que perecieron en el holocausto, los venezolanos también tenemos razones de sobra como para tener un día que sirva para recordar a las víctimas ejecutadas por el régimen dictatorial nacional.

Torturas, imágenes, gritos, desolación y muertes, serán un recuerdo constante que agitará los sueños de muchos, provocando un cambio drástico en la forma de ver y entender el entorno, haciendo reinar la confusión histriónica que en oportunidades dará paso a la demencia en su victoria rumbo al ocaso.

Debemos prohibir a nivel mundial, cualquier intento de ejecución del luctuoso libreto escrito por comunistas retrógrados que sólo instan a la barbarie. Su sistema obsoleto lleva a la ruindad general, casi que de manera inmediata, teniendo un efecto multiplicador abismal, sobre todo en quienes apoyan a ciegas ese camino regentado por la mediocridad absoluta.

Esperemos pues, la extracción total del cáncer más agresivo registrado en la historia de nuestro país, conocido como Socialismo del Siglo XXI, el cual, derivó de una extraña mutación del escatológico comunismo, para solicitar al futuro Congreso “extinta Asamblea Nacional”, aprobar en sesión la propuesta de conmemorar la memoria de nuestros héroes caídos en una fecha específica del año. 

Asimismo, exijamos sea levantado un monumento con el nombre de tan relevantes figuras, las cuales perdieron su vida en la lucha por la libertad y las causas justas.

¡Quien olvida su historia está condenado a repetirla! Por eso, como sociedad, aprendamos de estos hechos tan dolorosos e infames, propiciados por seres dementes y de muy baja autoestima. 

Daniel Hernández Luengo
dahlpahg@gmail.com
@danielovtsk

ROMÁN IBARRA: ELECCIONES Y PAZ

Tal como hemos venido sosteniendo en los últimos años y meses, la opción que más favorece el pueblo venezolano, es la electoral, y pacífica.

Según la encuesta publicada recientemente por un diario de amplia circulación, sobre la base de un estudio estadístico del experto César Fleitas, más del 66% de la población valora la negociación como la vía más expedita para encontrar una solución política a la crisis venezolana.

Esto significa que las dos terceras partes de la ciudadanía en nuestro país prefiere un desenlace electoral y en paz bajo los mecanismos de la Constitución, a diferencia de la minoría (extremista) que auspicia una coalición de fuerzas militares internacionales para resolver la crisis, cosa que buena parte de la propia comunidad internacional rechaza.

Quiere decir que no deberíamos perder tiempo en discutir una salida, cuya realización es de muy baja probabilidad, o casi inviable.

No obstante, el extremismo antipolítico (en Venezuela, y parte del exterior) sigue en sus quehaceres deletéreos invocando escenarios violentos que solo conducen a la disolución, y –voluntaria o involuntariamente- le hacen el juego a quienes quieren permanecer en el poder, aunque sea al precio de la destrucción total de la vida de los venezolanos.

En ese cuadro de insensateces solo ganan Chinos, Rusos, Iraníes, Sirios y Cubanos, es decir, los padrinos de la locura, pero perdemos los venezolanos porque el deterioro social y económico marcha a un ritmo de vértigo que afecta a la gente común; la que está en Venezuela intentando sobrevivir sin ninguna posibilidad. La gente que día a día ve morir sus posibilidades de encontrar el progreso familiar y personal. 

Quienes de manera terca e insensata continúan promoviendo el camino de la violencia y la guerra, parecen no recordar las guerras civiles ocurridas en distintos lugares del mundo, con su saldo trágico en la pérdida de vidas, y las secuelas del odio y la venganza.

Vale la pena insistir en la necesidad del diálogo, en el entendido de que toda negociación comporta mutuas y recíprocas concesiones para alcanzar acuerdos, en lugar de continuar en la idea de aniquilar por completo al adversario, cosa que ha sido imposible en estas dos largas décadas de conflicto.

Es harto elocuente que ellos (el oficialismo) con su fuerza militar, el secuestro institucional, el dinero de la corrupción, y los apoyos internacionales del comunismo, no hayan podido destruir a la oposición que se mantiene luchando siempre a pesar de las dificultades, ni la oposición con su creciente apoyo popular y alianzas democráticas internacionales, haya encontrado el camino para derrotar al comunismo militarista imperante.

Eso debería ser argumento suficiente para aferrarse a los mecanismos de negociación, habida cuenta de que el deterioro social y económico de nuestro país, y nuestra gente, apuntan irreversiblemente hacia la disolución total, hacia el Estado fallido, pero parece que esas consecuencias a nadie le importan.

Por ese camino, la gente seguirá intentando sobrevivir en medio del caos con el agravamiento de la crisis de los servicios; el crecimiento exponencial de la violencia y la inseguridad; la prostitución; el paramilitarismo; el tráfico de drogas; la desnutrición; el hambre, la desesperanza, la tristeza, y la muerte.

Los esfuerzos del gobierno de Noruega, apoyados por una gran cantidad de países para lograr un entendimiento y salidas políticas a la crisis venezolana, deben ser apoyados con responsabilidad y de manera decidida.

Estamos a tiempo de producir los acuerdos necesarios que eviten la disolución; seamos sensibles con el sufrimiento de la mayoría de la población y atendamos de manera prioritaria a las soluciones.
Por el amor de Dios, no cometamos más errores. La gente quiere contar votos, y no muertos!!  

Román Ibarra
@romanibarra

ABELARDO GARCÍA CALDERÓN: EL BUEN PROFESOR

No hace muchos días conversábamos con grupos de educadores y analizábamos el cómo poder medir al verdadero educador, a aquel que realmente logra sus objetivos enseñando a sus alumnos.

Veíamos el primer caso, el del hombre estudioso que dedicó buena parte de su vida a enriquecer sus conocimientos, a saber a más de las ciencias que tienen que ver con la didáctica y la pedagogía mucho de aquellos conocimientos propios de su asignatura y llegamos a la conclusión que este es el sabio, el gran conocedor, el consultor, pero que aun no daba el salto, que todo aquello no le servía todavía para ser buen educador.

El segundo caso era el del espléndido expositor, es decir de aquel que a más de conocer encantaba a su auditorio porque era capaz de sostener su atención y expresar con relativa facilidad, su versatilidad, su conocimiento, sus propias destrezas y características. Sus clases sin duda resultaban maravillosas pero aun todo aquello no le ratificaba como buen educador, demostraba tan solo tener conocimiento, dominarlo y saber expresarlo, pero le faltaba algo más, algo que sí podía aportar el tercero.

Este último, acaso menos sabio, dominando la explicación, llevando su lenguaje a los niveles del alumno no detenía ahí su atención sino buscaba la comprensión real en ellos de lo expresado; a este, al buen educador, le interesa cuánto su alumno aprendió, no cuán hermosa fue su clase o cuán amplio fue su conocimiento, sabe que su medida está dada por la respuesta de sus alumnos, sabe que su calificación no puede ser otra que aquella que obtengamos del conocimiento interiorizado en cada una de las mentes que constituyen su auditorio. Este sin duda es el que logra proyectar a su estudiantado hacia el dominio del conocimiento, el que puede hacer que ese grupo de niños y jóvenes trabajen con este, porque lo han hecho suyo, porque lo manejan, porque saben de lo que están hablando.

Sin duda todos a lo largo de nuestras vidas hemos tenido de los tres tipos de educadores, el que mucho sabe, el de las clases lindas, y el que se entregó hasta hacernos comprender, hasta estar seguro de que dominábamos el tema, de que podía estar tranquilo porque el conocimiento había saltado desde su inteligencia o desde los textos adonde debía estar, a nuestras capacidades, a nuestra mente, para desde ahí poder ser la herramienta práctica y fructífera en nuestro crecimiento personal y en nuestro desarrollo.

La pregunta final sería, estamos formando este tipo de educadores?, nos estamos conformando con los sabios eruditos a los que en ocasiones llamamos maestros y autoridades por todo lo que saben?, nos estamos conformando con aquellos que hablan lindo, que expresan con grande erudición temas tras temas con los que pomposamente pavonean su saber frente a su estudiantado? o estamos en los normales, perdón, institutos pedagógicos, y en nuestras facultades de filosofía letras y ciencias de la educación, haciendo lo posible porque surjan estos artistas y artesanos del conocimiento.

Abelardo García Calderón
IPAC
@IPAC_edu
https://independent.typepad.com/elindependent/2019/08/el-buen-profesor.html