jueves, 9 de abril de 2020

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, JUEVES 09/04/2020

BEATRIZ DE MAJO, ¿QUIÉN NOS SACA LAS CASTAÑAS DEL FUEGO? , SOBREDOSIS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 11 minutos
Aun la mayor parte de los países del planeta no han comenzado a enfrentar la escalada del virus y les cuesta imaginarse el género de acciones que deberán emprender, gobiernos y gobernados, para sobrevivir la espantosa pandemia. Venezuela es uno. A quienes nos tocó ser espectadores de primera fila del desarrollo de esta crisis que día tras día se fue tragando vidas inmisericordemente deberíamos poder transmitir a quienes aún comienzan a experimentar el pánico de la pendiente de la contaminación, cuanta cordura hace falta para la toma de decisiones que afectan a miles y como la pol... más »

RAFAEL GARCÍA MARVEZ, GOBIERNO DE EMERGENCIA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 21 minutos
«Un gobierno de emergencia nacional tiene que salvar a Venezuela del coronavirus, pero también del socialismo», afirmó Dignora Rojas, diputada a la Asamblea Nacional por Vente Venezuela, el domingo cinco de abril por el diario El Nacional. Es esta una valoración correcta que hace la parlamentaria. No se trata de salvarnos de la pandemia mundial, que ya es bastante pedir, no. Cuestión más grave aún para los venezolanos librarnos del régimen socialista que ha devastado nuestro país, y ha extendido sus males más allá de nuestros límites geográficos. Si ciertamente el coronavirus ha te... más »

OMAR A. ÁVILA H., REFLEXIONES EN CUARENTENA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 28 minutos
Esta semana hemos visto que desde distintos sectores del país han surgido -a pesar de las diferencias ideológicas e incluso personales entre distintos actores de la vida política nacional- propuestas en aras de “unir esfuerzos para superar la pandemia en Venezuela”, tal cual titula el primer comunicado suscrito por diversas tendencias políticas, culturales y sociales, en el cual se exhorta firmemente a las partes del conflicto político venezolano, a construir los acuerdos que estén a la altura de la emergencia que se avecina. De acuerdo a las investigaciones adelantadas por distin... más »

ENRIQUE PRIETO SILVA, LOS FILOTIRANICOS Y LA PAZ DE VENEZUELA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 32 minutos
Hemos tomado intencionalmente a la letra el título del artículo de un fragmento de “Nomenclatura de Guerra”, todo con la intención de asomar un poco de política desfasada en cuarentena, pero que bien viene al pelo de la crítica para algunos líderes, que no han entendido la situación que vive el país en involuntaria calma por la crisis y por la pandemia. A la letra repetimos, que existen intelectuales que son críticos fervientes de los errores y excesos de las democracias, pero eluden y obvian los métodos terroristas extremistas de la opresión dictatorial, que solapan sobre las medi... más »

LEANDRO RODRIGUEZ L., ¡SIN DEMOCRACIA NO HAY PARAÍSO!

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 40 minutos
La crítica coyuntura en Venezuela no obedece propiamente al coronavirus, lo que nos ata a una sobrevivencia indigna e injusta viene desde hace muchísimo tiempo. A ver, sí el coronavirus no hubiese existido ¿Se imaginan el maremágnum país que tuviéramos hoy sin gasolina? Un hervidero de pronóstico reservado. Incluso, el covid-19 sirve para ocultar los estragos de una pandemia mucho peor: La cepa comunistoide. Sí en lugar de destruir el sistema productivo privado como parte del proyecto cubanizador y se hubiese apoyado a nuestros productores/trabajadores, sí en lugar de hacer de la... más »

JUAN DE DIOS RIVAS VELÁSQUEZ , COMO SALVAMOS A VENEZUELA, LOGÏCAS Y ÜTOPIAS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 44 minutos
El daño mayor que nos ha causado ´el mal gobierno´ en estos 22 años es haber pervertido la Gerencia, Administración y Operación de los servicios públicos y administración pública con una voraz y sistemática corrupción… la cual ha posicionado a mafias de bandidos ´Testaferros, Clanes de Familiares de los Gobernantes, Cuadros Politiqueros y Enchufados sin capacidad y ética para actuar bien¨. Es una aberrante conducta que se ha reproducido desde Miraflores y en Ministerios, Empresas del Estado, Tribunales, Registros, Notarias, Gobernaciones, Alcaldías, Diputados, Concejales y Cuadros ... más »


BEATRIZ DE MAJO, ¿QUIÉN NOS SACA LAS CASTAÑAS DEL FUEGO? , SOBREDOSIS

Aun la mayor parte de los países del planeta no han comenzado a enfrentar la escalada del virus y les cuesta imaginarse el género de acciones que deberán emprender, gobiernos y gobernados, para sobrevivir la espantosa pandemia. Venezuela es uno.  

A quienes nos tocó ser espectadores de primera fila del desarrollo de esta crisis que día tras día se fue tragando vidas inmisericordemente deberíamos poder transmitir a quienes aún comienzan a experimentar el pánico de la pendiente de la contaminación, cuanta cordura hace falta para la toma de decisiones que afectan a miles y como la política no puede llenar los espacios de actuación de los gobiernos.  

En España, el segundo país que fue devastado después de Italia del mal que nació en China, hemos podido ver cómo, dentro de su mejor intención y esfuerzo, el gobierno nacional y los regionales se han equivocado y como han corregido sobre la marcha en el proceso de  la búsqueda de una salida eficiente. A esta hora ya lo están logrando.  

Pero esto nos lleva a pensar cual debe ser la línea de abordaje de este tema por parte de nuestro país, al margen de la filiación política que tenga aquel que debe de tomar las decisiones para el colectivo, cuánto pueden aprender del camino ya transitado por otros, con cual actitud deben aproximarse a darle atención prioritaria a la amenaza, cuando aún no se manifiesta tan erosivamente y de quiénes echar mano para apoyarse de manera de hacerle frente al apocalipsis que nos acecha.  

Huelga señalar lo que es obvio y es que esta crisis nos encuentra en extremo debilitados en lo económico, en lo social, en la disponibilidad de una infraestructura idónea para prestar servicios de todo tipo, es decir, en la capacidad de reaccionar para salvaguardar a los nuestros. 

 Pero es que tampoco contamos con otros factores presentes en los países que han estado sorteando la crisis a través de la contención de la contaminación. Ellos son la disciplina de la población, la inclinación a la observancia de la autoridad, tecnologías para el rastreo de los infectados, óptimas condiciones de telecomunicaciones accesibles a toda la ciudadanía,  cadenas de suministro robustas, auto sostenibilidad en alimentos y en carburantes para el transporte de todo incluyendo medicinas, la disponibilidad in situ de un numeroso contingente de equipos médicos y paramédicos y una infraestructura hospitalaria suficiente y capaz de adaptarse a las necesidades de atención en cuidados intensivos. Y al lado de ello, es preciso contar con otro elemento esencial: disponer de algún buen nivel de holgura de recursos, disponibilidad de ahorros o capacidad de endeudamiento para el gasto excedentario que estas crisis reclaman.    

Podría seguir con la lista larga de carencias nuestras para solo terminar concluyendo que estamos en el peor de los mundos. De nada sirve en esta hora y punto de nuestra adversidad endosarle la culpa de ello al régimen que actúa desde Miraflores. Lo que necesitamos es una vía expedita y eficiente para que el tsunami de la epidemia no nos arrastre a todos. La salida rápida habría podido ser una cooperación comprometida y ágil de China o de Rusia, los únicos regímenes que le vienen quedando como aliados políticos al Madurismo. Pero no solo la distancia de estos dos jugadores no ayuda, sino su disposición a jugarse el pellejo dentro de un país con todas falencias del nuestro, con el nivel de depauperación y de marginalidad del que adolecemos y en el que, para postre, casi todas sus autoridades tienen abiertos procesos por la fiscalía norteamericana  por narcotráfico y por terrorismo. Así pues por ese lado y con ese cuadro de realidades, evidentemente hay solución posible   

Lo que nos lleva a la única salida para resolver el monumental problema venezolano de salud y el humanitario – el que aún no se ha manifiesta de manera severa- que es contar con la ayuda externa norteamericana para ello.  

Esto pareciera una afirmación atolondrada e insensata de mi parte; impracticable, inimaginable y con visos de absurdo; imposible de considerar siquiera para quien se encuentre dentro de zapatos revolucionarios. Pero no lo es tanto. La única salida que le queda al régimen de Nicolás Maduro, es la de aceptar de inmediato la propuesta norteamericana de retorno a la Democracia por la vía que ya se ha hecho pública. La que vendrá acompañada de toda una operación de soporte humanitario capaz de enfrentar la pandemia en puertas.  

La ayuda norteamericana, junto con la de otros países amigos, se encuentra a la distancia de un chinazo en el propio mar Caribe. No es insensato pensar que una movilización de la envergadura de la actual debe disponer con las herramientas para desarrollar operaciones de sostén sanitario y provisión de gasolina para iniciar una colaboración útil y decisiva.    

Es de esta única manera que lo debe ver el madurismo y las fuerzas militares que lo siguen acompañando por voluntad propia o por fuerza.  Lo contrario es condenar a la población del país al peor de los cataclismos, al más inhumano, doloroso y macabro.  

Beatriz de Majo
beatriz@demajo.net.ve
@beatrizdemajo1

RAFAEL GARCÍA MARVEZ, GOBIERNO DE EMERGENCIA

«Un gobierno de emergencia nacional tiene que salvar a Venezuela del coronavirus, pero también del socialismo», afirmó Dignora Rojas, diputada a la Asamblea Nacional por Vente Venezuela, el domingo cinco de abril por el diario El Nacional. Es esta una valoración correcta que hace la parlamentaria. No se trata de salvarnos de la pandemia mundial, que ya es bastante pedir, no. Cuestión más grave aún para los venezolanos librarnos del régimen socialista que ha devastado nuestro país, y ha extendido sus males más allá de nuestros límites geográficos.

Si ciertamente el coronavirus ha tenido conmiseración con nosotros, “un país que, como se sabe universalmente, que no dispone de hospitales”, ni de clínicas privadas suficientes para atender de manera eficaz un grueso número de infectados; es fácil, entonces, presagiar sus fatales consecuencias si se sueltan las amarras. La Providencia debe estar al corriente de  que en Venezuela desde hace muchos años escasean medicinas, agua, electricidad, gas; y de varias semanas para acá tampoco se consigue gasolina; a duras penas alcanza para algunos vehículos oficiales. 

Es natural que esta dantesca amenaza haya tocado el corazón de otros países, que parten de la idea de que la solución sería un gobierno de emergencia, que frente a esta contingencia pueda encarar la pandemia. Ahora, realmente este no es el centro de esta angustia de nuestros amigos extranjeros, no. Más allá está lograr encaminar de una vez por todas a esta nación hacia la prosperidad a través del establecimiento de un gobierno democrático, o un gobierno de emergencia; es  esta la auténtica idea. Cabe, entonces, preguntarse lo siguiente: ¿a qué se debe esta línea dura, determinante, que ha logrado el respaldo de países que a pesar de apoyar a los sectores democráticos fueron reticentes a una salida de fuerza? En primer lugar, tiene mucho que ver con el gravísimo error del régimen, que es la génesis de este conflicto, el plan de desplazar por la fuerza, comprando diputados de oposición, lo que se conoció en la jerga política como Oeración Aacrán, para echarle mano a la Asamblea Nacional. En segundo lugar, la más amarga, la ejercida por el Fiscal General de Estados Unidos, William Barr, quien anunció la presentación de cargos criminales por narcotráfico y terrorismo en contra de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Maikel Moreno, entre otros. La medida supone la  profundización de la presión de Washington para forzar la salida del poder de Maduro, a quien califica como gobernante ilegítimo y dictador. Ofrece recompensas por estos y otros altos funcionarios que van desde quince millones de dólares hasta diez millones como en el viejo Oeste norteamericano, a quien de información que lleven a sus capturas. 

Para concluir, el Gobierno de Emergencia (GE) ha sido apoyado por los partidos políticos de oposición que conforman el G4 a través de un acuerdo surgido de la Asamblea Nacional; pero no han efectuado el mismo gesto cuando actúan como organizaciones individualmente. Es decir, estas organizaciones partidistas han sido excesivamente reflexivas; tanto,  que han sostenido un profundo mutismo, pocas veces se refieren al GE, lo ignoran olímpicamente. Estos partidos han perdido mucha fuerza, dejaron de ser imprescindibles en razón del  apoyo naval que está o estará anclado en las aguas del Mar Caribe. Para rematar, Nicolás Maduro aún tiene entre sus manos las probabilidades de escoger entre lo cruento y lo incruento… 
rtículo de esta semana. Saludos.

Rafael García Marvez
garciamarvez@gmail.com
@RGarciaMarvez 

OMAR A. ÁVILA H., REFLEXIONES EN CUARENTENA

Esta semana hemos visto que desde distintos sectores del país han surgido -a pesar de las diferencias ideológicas e incluso personales entre distintos actores de la vida política nacional- propuestas en aras de “unir esfuerzos para superar la pandemia en Venezuela”, tal cual titula el primer comunicado suscrito por diversas tendencias políticas, culturales y sociales, en el cual se exhorta firmemente a las partes del conflicto político venezolano, a construir los acuerdos que estén a la altura de la emergencia que se avecina. 

De acuerdo a las investigaciones adelantadas por distintos organismos sobre el virus, el 15 de abril sería la fecha de referencia para que estemos en la cresta epidemiológica. Además, es conveniente recordar que en el informe anual de la Junta de Preparación Mundial para las Emergencias Sanitarias, adscrita a la Organización Mundial de la Salud (OMS), de septiembre de 2019, ya se alertaba sobre el riesgo de una pandemia. 

Lamentablemente, es cuando ocurren las cosas que se libera la información y los Estados comienzan a gestionar las políticas para enfrentar los problemas.  Sin embargo, aspiramos a que los organismos de salud estén acatando las conclusiones del referido informe y se pueda abordar con los mejores criterios esta situación. 

Igualmente esperamos que en futuras oportunidades no se deje pasar tanto tiempo para actuar, y que le quede claro a las distintas autoridades la importancia de la planificación para preservar la vida en los países, porque es evidente que después de esta pandemia puede venir otra.  En tal sentido, desde Unidad Visión Venezuela estamos convencidos de que es necesario inculcar en la cultura venezolana criterios sólidos para el manejo adecuado de los desastres en general, tanto a nivel individual, como colectivo.

Por otro lado, sabemos que hay amenazas geológicas y climáticas, solo que por bendición de Dios aún a los venezolanos no nos ha tocado enfrentar. Sin embargo, no todo es negativo, ya que el encierro forzado y profiláctico ha generado consecuencias favorables en el medio ambiente y en la unidad familiar. Nos preguntamos cómo muchas otras personas: ¿No será el hombre el verdadero virus?

Vamos a seguir insistiendo en la unidad nacional frente a los problemas existenciales como República; por lo tanto, celebramos y apoyamos las iniciativas, que desde distintos sectores de la vida pública nacional vayan en esta dirección.  

Debido a que practicamos con hechos y no palabras, hemos suscrito algunos documentos, ente ellos el más reciente: “Voces de la sociedad venezolana demandan un mecanismo urgente de concertación social y política para responder a la pandemia del COVID-19”. Igualmente, desde la Asamblea Nacional hemos propuesto unas bases constitucionales y legales para poder llevar a feliz término el Acuerdo Humanitario, en el que destaca un amplio Plan de Atención Social, porque nuestra mirada debe seguir puesta en la gente.

En la misma línea de acciones, desde Unidad Visión Venezuela, presentamos“10 Propuestas para sobrellevar la Pandemia”, las cuales serán ampliadas en los próximos días estaremos a través de un decálogo de medidas para combatir el virus.

Para finalizar, quiero hacer un llamado de atención, para que desde el gobierno nacional se habiliten vuelos, para traer de vuelta a los venezolanos que hoy se encuentran en otras tierras a la deriva. La mayoría de los países lo han hecho, y no es posible que por el conflicto existente, continúen siendo una vez más los perjudicados, precisamente los más vulnerables, es decir, los ciudadanos “de a pie”, esos que precisamente tuvieron que abandonar nuestra tierra por la única y absoluta responsabilidad del peor gobierno que hayamos tenido en la historia contemporánea de Venezuela. 

Omar A. Ávila H.
dip.omaravila@gmail.com
@OmarAvilaVzla

ENRIQUE PRIETO SILVA, LOS FILOTIRANICOS Y LA PAZ DE VENEZUELA

Hemos tomado intencionalmente a la letra el título del artículo de un fragmento de “Nomenclatura de Guerra”, todo con la intención de asomar un poco de política desfasada en cuarentena, pero que bien viene al pelo de la crítica para algunos líderes, que no han entendido la situación que vive el país en involuntaria calma por la crisis y por la pandemia.

A la letra repetimos, que existen intelectuales que son críticos fervientes de los errores y excesos de las democracias, pero eluden y obvian los métodos terroristas extremistas de la opresión dictatorial, que solapan sobre las medidas que han de tomar para atacar la virosis, pero que aprovechando la coyuntura para eludir sanciones y castigos disfrazados de bondadosa detente anti dictatorial.

La necesidad de la ayuda humanitaria es insoslayable y real, obviamente nadie duda de ello y procura dar su aporte benefactor, pero queriendo o sin querer, le hace un gracioso juego al tirano, que quiere sobrevivir con el virus, sonando fanfarrias por supuestos logros que habría que evaluar para decidir la “coronación” del gobernante y sus acólitos, que no han querido abrirse a la ayuda humanitaria.

Sin dudas, damos a estos políticos el calificativo de “filotiránicos”, porque en teoría podemos describirlos como “…aquellos filósofos o estudiosos de la evolución del pensamiento, que se dedican a opinar y favorecer el pensamiento de personas que internamente mantienen una tendencia a gobernar en forma personal, con muy poco o ningún apego a las leyes y a los criterios adversos, y a otros que tienden a un resaltar Estados que evoluciona en un sistema de democracia, sin que en ellos se cumplan los reales postulados de este sistema de gobierno…”.

Sin que dudemos de algunas medidas necesarias que ha tomado el régimen venezolano, no podemos tolerar que existan personas, que por interés personal o por mediocridad de criterio, se transforman en “…pensadores influyentes que sucumben a la fascinación del poder totalitario, de sus líderes carismáticos o a sus mesiánicas ideologías…”, no por convicción, sino por intereses nimios, que en lugar de ayudar en progreso a las acciones de la ayuda del exterior, nos obligan a orientarlos o al menos alumbrar sus ideas para que las vean con claridad, antes de que la crisis nos arrope y no nos regrese a la adoración del “farsante”.

Resaltamos del escrito base, “…los torcidos caminos que tomaron algunas de las mentes filosóficas más notables del siglo XX y una grave profecía sobre los peligros que acechan al siglo XXI, si los intelectuales renuncian a pensar con honestidad, y a actuar con responsabilidad, en el tortuoso pero irrenunciable ámbito de la política…”; que, como dice un heredero de la tradición del pensamiento liberal, “una rara avis en el confuso panorama intelectual contemporáneo”, “un heredero de los enciclopedistas franceses”, “la Ilustración inglesa y el humanismo alemán”, extremistamente versado en las tres culturas, pero formado en la Universidad de Harvard; expresión de un intelectual inmerso en el estrecho mundo de los especialistas académicos, que todavía cree en la necesaria vinculación entre la filosofía y la vida pública, y a quien se le considera un pensador inmune al encendido mundo del posmodernismo, que busca en los temas políticos la verdad objetiva, y el liberal clásico militante en contra el relativismo moral, que reivindica el lugar de las instituciones democráticas, donde prive el papel de la tolerancia, la necesidad del Estado de derecho y las libertades cívicas.

En su obra: "La seducción de Siracusa" dejando a salvo a Karl Jaspers, que mantuvo con firmeza inalterada sus convicciones humanistas en medio de la barbarie nazi y rompió de manera tajante con su amigo Martin Heidegger, en "cuya mente se había deslizado un

demonio", se involucró "irresponsablemente" en el vértigo político de su tiempo. Según Lilla, todos los que siguieron la corriente, se caracterizaron por una falta de autoconocimiento y humildad, exponiendo que la seducción de la tiranía se explica menos por la acción del seductor que por la recepción del seducido.

Para él, hay un tirano agazapado en todos nosotros, un tirano que se embriaga con el eros de su yo proyectado hacia el mundo y que sueña con cambiar a éste de raíz.

Si en un ejercicio riguroso de autoconocimiento, el intelectual identifica en sí mismo esa fuerza, si la dirige y controla, el impulso puede guiarlo hacia el bien y otros fines superiores, de lo contrario, esa pasión puede llegar a dominarlo.

Explica que el propio Sócrates advirtió que una de las raíces de la tiranía es la soberbia a la que son susceptibles algunos filósofos, considerando que son ellos quienes orientan las mentes de los jóvenes y los conducen a un frenesí político que degrada la democracia, en cuyo estado, la única alternativa frente a esa intoxicación política es la humildad, fruto del autoconocimiento.

Por desgracia, -según explica Lilla- muchos intelectuales del siglo XX tomaron caminos distintos e integran lo que llama el "coro filotiránico", donde incluye a autores ingleses como Herbert George Wells, quien admiró a Stalin; estadounidenses como Ezra Pound, que sirvió a Mussolini, o algún bardo de los dictadores de derecha o izquierda, como ha habido tantos en Latinoamérica.

Hay mucho más que analizar de esta teoría, pero al caso nos preguntamos: ¿Está prosperando el filotiranismo en la lucha de partidos en Venezuela? ¿Qué nos quedará cuando pase la pandemia?, ¿Lograremos el cese de la usurpación, o tendremos que soportar la tiranía hasta que cese el filotiranismo? 

Enrique Prieto Silva 
enriqueprietosilva@yahoo.com
@Enriqueprietos

LEANDRO RODRIGUEZ L., ¡SIN DEMOCRACIA NO HAY PARAÍSO!

La crítica coyuntura en Venezuela no obedece propiamente al coronavirus, lo que nos ata a una sobrevivencia indigna e injusta viene desde hace muchísimo tiempo. A ver, sí el coronavirus no hubiese existido ¿Se imaginan el maremágnum país que tuviéramos hoy sin gasolina? Un hervidero de pronóstico reservado. Incluso, el covid-19 sirve para ocultar los estragos de una pandemia mucho peor: La cepa comunistoide.  

Sí en lugar de destruir el sistema productivo privado como parte del proyecto cubanizador y se hubiese apoyado a nuestros productores/trabajadores, sí en lugar de hacer de las instituciones del Estado antros partidistas y hoy estuvieran conformadas por profesionales apegados a la ley, sí en lugar haber minado de corrupción y desidia las empresas públicas y se hubiese considerado la meritocracia, hoy la vida de los venezolanos no estuviera amenazada por la ausencia de gasolina, electricidad, agua, gas, escasez de alimentos y medicinas, más que por el propio covid-19.  

La democracia con todos sus defectos es por mucho el mejor sistema de gobierno, Cicerón (106 AC-43 AC), filósofo romano, sostuvo "La libertad sólo reside en los Estados en los que el pueblo tiene el poder supremo". Así, la economía de mercado es el único sistema económico que, respetando la economía como ciencia, es el único capaz de ofrecer calidad de vida. Ambas metodologías de subsistencia humanas (de gobierno y de producción e intercambio) tienen una única condición; La institucionalidad, es decir, la supremacía de la ley, el respeto irrestricto a la voluntad de los votantes.  

Mucho ha hablado el chavismo del “poder popular”, paradójicamente, en todo este tiempo jamás se le había arrebatado tanto el poder de decisión a los venezolanos, tan es así, que desde que Chávez perdió el apoyo popular (por allá en 2007) el garrote se hizo ley, la reforma constitucional rechazada por los ciudadanos igual fue impuesta por una desinstitucionalización que, como hoy, solo rinde culto y favores a la élite gubernamental. Desde ese momento Venezuela comenzó un lento descenso que se ha venido acelerando en la medida que los petrodólares se hicieron insuficientes por corrupción y destrucción de Pdvsa.  

El venezolano desde 2007 ya no decide, le impusieron un contenido constitucional rechazado, a los gobernadores y alcaldes electos, distintos al partido del régimen, si no los destituyen, apresan o inhabitan, le arrebatan competencias, facultades, recursos e imponen un poder paralelo bajo el eufemismo burlón de “Protector”. La demostración más clara fue la anulación de la Asamblea Nacional electa en 2015, el poder público más votado de nuestra historia, inicialmente se le restó inconstitucionalmente 3 diputados para evitar la mayoría absoluta opositora, le anularon todos sus actos para finalmente infringirle un desacato tan inexistente como ilegal. Ni hablemos de una presunta “constituyente” a la que nunca se preguntó a los venezolanos sí la querían, amén de imponerla sobre un gran charco de sangre.  

Pero el drama es aún peor, los gobernadores y alcaldes del chavismo también niegan participación real a los venezolanos, todo viene prefabricado por línea partidista, en las distintas asambleas de ciudadanos no se discuten las necesidades/fortalezas de las comunidades sino “lo que el presidente ordenó”. El chavismo ha significado la antítesis más depurada de la democracia.  

Por tal motivo, el país de hoy, tercermundista, una covacha comunistoide del que todo el mundo desea emigrar… duélale a quién le duela, la realidad es esa. Por tal motivo, mientras la dirección del Estado esté en manos de quienes propiciaron esta desgracia ¡Nada será distinto! La democracia nos llama, la constitucionalidad nos pide a gritos, Venezuela implora ser conducida, no por héroes ni mesías (que no existen) sino por hombres y mujeres de carne y huesos que entiendan que sobre la ley y la democracia solo puede estar la voluntad de los ciudadanos, jamás autoengrandecidos comandantes supremos, eternos, fachos líderes incuestionables… eso es lo que nos condujo a esta desgracia. 

Leandro Rodríguez Linárez 
leandrotango@gmail.com
@leandrotango   

JUAN DE DIOS RIVAS VELÁSQUEZ , COMO SALVAMOS A VENEZUELA, LOGÏCAS Y ÜTOPIAS

El daño mayor que nos ha causado ´el mal gobierno´ en estos 22 años es haber pervertido la Gerencia, Administración y Operación de los servicios públicos y administración pública con una voraz y sistemática corrupción… la cual ha posicionado a mafias de bandidos ´Testaferros, Clanes de Familiares de los Gobernantes, Cuadros Politiqueros y Enchufados sin capacidad y ética para actuar bien¨. Es una aberrante conducta que se ha reproducido desde Miraflores y en Ministerios, Empresas del Estado, Tribunales, Registros, Notarias, Gobernaciones, Alcaldías, Diputados, Concejales y Cuadros de inmorales Políticos. El Mal Gobierno Socialista/Comunista ha comprado a Opositores ¨sin moral, ética y valores¨, los cuales han adoptado sus corrompidos procedimientos y tráfico de perversiones.

El infame resultado es una pobreza total y malos servicios públicos que permite ´Muerte, Angustias, Estrés y Sufrimientos¨ en los Adultos Mayores, Desempleados y Empleados con sueldos muy malos. Hoy no sirva la Electricidad, Acueductos, Vías Publicas, no le entregan el Gas a la gente, ningún hospital público y del IVSS sirve {hay malos servicios, fuga de médicos y personal de salud, se roban los insumos, medicinas y alimentos {, y en la educación todo es igual y para más daño a las familias… las Instituciones Educativas Privadas están cobrando fortunas para los que quieren estudiar en sus instalaciones. Ya nuestros niños y jóvenes de clase media y pobres no podrán tener Moral y Luces.

Los nuevos tiempos y los malos resultados del Socialismo del Siglo XXI exigen cambios profundos, evolutivos, democráticos, participativos, planificación de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba. Que logre en cinco (5) años “Soluciones Coherentes y Estables” con un crecimiento económico, empresarial (acentuado con emprendimiento social local), empleos productivos y bien remunerados, fin de la pobreza y tener bienestar con Seguridad Social Integral.

Las comunidades, urbanizaciones, barrios, condominios, caseríos y parroquias necesitan orden, organización y participación activa para poder tener Proveedurías, Fondos de Capitalización y Desarrollo Social ´FCDS CA´ (Donde los habitantes sean los accionistas), geriátricos, módulos de salud y sinergia de emprendimientos productivos e eficientes (sin bachaqueros, especuladores, gente corrompida y con sesgos politiqueros); hay que lograr servicios buenos y económicos, donde sea las comunidades los propietarios, gerentes, administradores, fiscalizadores y operadores autogestionarios de sus soluciones para el buen vivir con mejores bienes comunes. El pueblo unido por su bienestar.

Esto se logra con un COGOBIERNO Y DESARROLLO SOCIAL que posibilite y estimule la “AUTO SOLUCIÓN DE SERVICIOS PUBLICO Y BIENESTAR SOCIAL” en el pueblo, comunidades, caseríos, barrios, urbanizaciones, etc. Es urgente que la gente “ciudadanos y habitantes” se saquen de la cabeza y vida el NEFASTO POPULISMO y entiendan “se eduquen y activen” en soluciones “autogestionarias para el BIEN COMUN”. En las cuales pueden participar los habitantes, empresarios, comerciantes, etc., que están en esas localidades, municipios, parroquias, barrios, sectores y comunidades.

Si en un lógico entendimiento Político para SALVAR A VENEZUELA con un GOBIERNO DE TRANSICIÓN. Es imperioso y Constitucional cumplir con UNA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA Y PROTAGONICA, para ello la lógica nos indica que se debe integrar COGOBIERNOS SOCIALES en todas las instancias de gobierno y las localidades de habitación y residencia de la gente y permitirles a ellos que actúen en el gobierno, gerencia, administración y operación de su bien común en cada localidad. Para ello deben hacer asambleas por sectores y localidades para que participe todos los ciudadanos ¨pueblo´ y Fundaciones, ONG, etc. Lo fundamental es lograr integrar a los pobladores en las soluciones para salir de la pobreza, mal gobierno y lograr un desarrollo para el bien común y poder salir de la pobreza y mal vivir. SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO.

Solo con un COGOBIERNO Y DESARROLLO SOCIAL se podrá salir de la Pobreza y los corrompidos malos gobernantes de hoy. SALVEMOS A VENEZUELA.

Juan de Dios Rivas Velásquez
rvjuandedios@gmail.com
@rvjuandedios