lunes, 12 de agosto de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, LUNES 12-08-2019

MARÍA CORINA MACHADO: LA COALICIÓN LIBERADORA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 8 minutos
Si alguien ha entendido la relatividad del tiempo, somos los venezolanos; hemos constatado cómo transcurren semanas donde todo parece estancado, y el tiempo no pasa, y de repente, en un instante, el tiempo se acelera vertiginosamente. Esto lo vivimos esta semana, cuando se produjo el anuncio de la nueva Orden Ejecutiva del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, para asegurar los activos de Venezuela en EEUU y bloquear el financiamiento criminal de la tiranía que utiliza la plataforma financiera de este país. El impacto de esta decisión es amplio y profundo. En primer lugar... más »



HÉCTOR SCHAMIS: TARDE DE PERROS, TEORÍA ALTERNATIVA SOBRE LA TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA EN VENEZUELA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 20 minutos
El estudio de las transiciones se popularizó a partir de los 70 con la "tercera ola". Desde entonces, una premisa fundamental en esta agenda ha sido que el paso de la autocracia a la democracia exhibe rasgos de naturaleza similar a través del tiempo y el espacio. Ello a pesar de evidentes contrastes entre regiones y países disímiles, y no obstante sus diferentes puntos de partida. De esta manera, una verdadera avalancha de estudios de casos y comparaciones generó una sistematización de dicho programa de investigación alrededor de diversos "modos" y "tipos" de transición, tal ha sid... más »

SADIO GARAVINI DI TURNO: ESTADO FORAJIDO Y FRACASADO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 43 minutos
El filósofo político norteamericano John Rawls acuñó el término de Estado forajido (outlaw state) refiriéndose a aquellos Estados con regímenes autoritarios que violan los derechos humanos, incumplen leyes y convenios internacionales, así como las decisiones de los organismos internacionales que tienen como finalidad preservar el orden y la paz mundial, fomentan el terrorismo y amenazan la paz, tratando de expandir su poder e influencia en el exterior. Un Estado fracasado o fallido se tipifica, en cambio, por la pérdida de control físico del territorio o del monopolio del uso legít... más »

GONZALO VILLAMIZAR A.: LUCHA NO LLANTO POR VENEZUELA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 52 minutos
El mundo asiste a un espectáculo infrecuente, de un país moderado en kilometraje y población, sin ambiciones que trasciendan sus fronteras, con existencia adecuada a los modos del habitual manejo de la economía y la relación social e internacional. De pronto hay atención mundial y preocupación ante la irrupción de signos y síntomas reveladores de un peligroso mal que ha invadido a esta nación latinoamericana; es contagioso y amenaza con propagarse a vecindades y a lejanías. Para lo cual por doquier se manejan situaciones que mantienen en continuo movimiento a la ONU, OEA, UNION EUR...más »

CARLOS VILCHEZ NAVAMUEL: GRUPO DE LIMA, RETÓRICA PURA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
No sé lo que los lectores piensen acerca del titular de este comentario, quizás no sea el más apropiado, pero a veces hay que decir las cosas como son, para nosotros, el Grupo de Lima se quedó en pura retórica diplomática, refleja además la hipocresía y el complejo que tienen muchos políticos latinoamericanos. Es de todos conocido que la mayoría de todos estos políticos que asisten a esas reuniones representan a gobiernos y partidos que están ligados de alguna manera con las ideas socialistas y no quieren verse firmando acuerdos con “el imperio” para que sus opositores no se lo r... más »

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: EL PRÍNCIPE MERMADO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Todo el que se interese o quiera actuar en la política internacional debe tener claras las dos leyes de hierro que la rigen, inexorables como la gravedad y que nadie, en ninguna circunstancia, debería descuidar. La primera es que las sanciones económicas o embargos fortalecen las autocracias al hacer miserable y débil a la ciudadanía, postrarla ante la dádiva, como teorizaba con sabiduría el ministro Jorge Giordani. Y la segunda no recuerdo bien cuál es. Se ha dicho incansablemente: durante la segunda mitad del siglo XX hubo 25 países embargados o sancionados por las potencias y e... más »

MARÍA CORINA MACHADO: LA COALICIÓN LIBERADORA

Si alguien ha entendido la relatividad del tiempo, somos los venezolanos; hemos constatado cómo transcurren semanas donde todo parece estancado, y el tiempo no pasa, y de repente, en un instante, el tiempo se acelera vertiginosamente.

Esto lo vivimos esta semana, cuando se produjo el anuncio de la nueva Orden Ejecutiva del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, para asegurar los activos de Venezuela en EEUU y bloquear el financiamiento criminal de la tiranía que utiliza la plataforma financiera de este país.

El impacto de esta decisión es amplio y profundo. En primer lugar, como dijo el propio Embajador Bolton, Secretario de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, hacía 30 años que no se adoptaba una acción similar en este hemisferio. Es una demostración inequívoca de que los Estados Unidos está decidido a avanzar en la ruta de la fuerza y el coraje para la liberación de Venezuela.

El momento escogido para hacer el anuncio es un mensaje en sí mismo: pocas horas antes de la Conferencia Internacional sobre Venezuela en Lima. Frente a países europeos y latinoamericanos que siguen insistiendo en mantener una interminable e inefectiva dinámica de “diálogos” con la tiranía; el Embajador Bolton lo dijo: “No son serios. El tiempo del diálogo se acabó”. Horas después, el Presidente de Colombia, Iván Duque, lo ratificó: “Yo veo el camino del diálogo inviable; es una estrategia dilatoria del dictador”.

La decisión de los Estados Unidos evidencia muchas cosas. La primera, la alineación estratégica entre los países aliados más afectados por la tragedia venezolana: Colombia, Brasil y Estados Unidos. A partir de este evento, ya no es posible justificar mantener conversaciones en Barbados alegando una exigencia de éstos. Quienes realmente entienden la naturaleza criminal del régimen de Maduro saben que mantener abierto los fulanos diálogos le da una excusa a los cómplices internacionales del régimen, que intentan detener las acciones que sí son efectivas para el desmontaje y desalojo del régimen del poder. La Orden Ejecutiva del Presidente Trump envía un mensaje claro a estos actores internacionales: ni los venezolanos, ni las principales naciones de la región, vamos a permitir “soluciones” externas ficticias que puedan resultar favorables para quienes, a miles de kilómetros de distancia, siguen llamando dictadura a una “corporación” criminal que amenaza la seguridad nacional de los países americanos.

 En segundo lugar, mantener la farsa del ”diálogo” genera confusión en la población venezolana en cuanto a la determinación del gobierno interino de avanzar por la ruta del 233, que fue el compromiso asumido en enero. Esto se traduce en desmoralización y desmovilización y, en consecuencia, incrementa la emigración de muchos venezolanos.

Por lo tanto, esta última Orden Ejecutiva de la Casa Blanca es correcta, es oportuna, y tiene el apoyo mayoritario de los venezolanos. Es correcta, porque contribuye a la construcción de la amenaza creíble, real e inminente, indispensable para que los criminales acepten los términos de su salida. Es oportuna, porque al demostrar que la farsa de diálogo no tiene el respaldo de nuestros principales aliados contribuye a enterrar esa farsa. Y cuenta con el respaldo de la gente, porque en medio de la necesidad más extrema, todos sabemos que la única manera de parar tanto dolor, es con la salida de la tiranía.

 Por eso, la importancia del mensaje que esta última acción del gobierno de los Estados Unidos le envía al pueblo de Venezuela, en cuanto a su compromiso con nuestra lucha por la democracia y la Libertad; ratificando así el planteamiento que hizo el presidente Donald Trump, el 18 de febrero de 2019 en la Universidad Internacional de Florida, de erradicar el crimen, la corrupción y el socialismo de nuestro hemisferio. El camino a seguir está claro. Tenemos que avanzar en la conformación de la Coalición Internacional Liberadora en cuyo núcleo están los países aliados más afectados por la situación venezolana, Colombia, Brasil y los Estados Unidos, quienes, junto a los venezolanos, estamos muy claros de que la única sanción intolerable es la permanencia del régimen de Maduro en el poder.

María Corina Machado
@MariaCorinaYA
http://www.2001.com.ve/en-la-agenda/212218/maria-corina-machado--la-coalicion-liberadora.html

HÉCTOR SCHAMIS: TARDE DE PERROS, TEORÍA ALTERNATIVA SOBRE LA TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA EN VENEZUELA

El estudio de las transiciones se popularizó a partir de los 70 con la "tercera ola". Desde entonces, una premisa fundamental en esta agenda ha sido que el paso de la autocracia a la democracia exhibe rasgos de naturaleza similar a través del tiempo y el espacio. Ello a pesar de evidentes contrastes entre regiones y países disímiles, y no obstante sus diferentes puntos de partida.

De esta manera, una verdadera avalancha de estudios de casos y comparaciones generó una sistematización de dicho programa de investigación alrededor de diversos "modos" y "tipos" de transición, tal ha sido el lenguaje predominante. Es decir, se produjo una clasificación basada en las diferentes trayectorias de cambio.

Así, y de manera muy resumida y general, la transición puede ocurrir "desde arriba", por medio de negociaciones entre elites (como los pactos de la Moncloa) o impuesta (por instituciones existentes, por ejemplo, como la Constitución de Pinochet). O bien puede ocurrir "desde abajo", cuando la movilización propicia una transformación pacífica del sistema (como con las grandes movilizaciones de la sociedad civil en Europa central) o cuando una revuelta popular eventualmente lleva a un quiebre del régimen (como en Sudáfrica).

Desde luego la transición en el mundo real comprende una mezcla de todos estos ingredientes, pero la simplificación permite estilizar recorridos útiles para el análisis comparativo. Es seguramente por ello que muchos de los que estudian la profunda y extensa crisis política venezolana han utilizado este enfoque en sus hipótesis sobre las perspectivas de democratización de dicho país. Lo cual presenta al menos dos inconvenientes.

El primero, empírico, es que al cabo de dos décadas de chavismo todas esas estrategias se han intentado en innumerables ocasiones, por separado y en combinación, fracasando una y otra vez. Recuérdense las múltiples instancias de diálogo, las constantes invocaciones a la Constitución de Chávez que el propio chavismo vulnera, la larga lista de marchas pacíficas, incluidas aquellas por el referéndum revocatorio, tanto como las movilizaciones para forzar la salida del régimen, ya sea a Miraflores o la del 30 de abril pasado.

El segundo inconveniente es de carácter analítico: el peculiar carácter del régimen, lo cual a su vez explica los reiterados fracasos anteriores. Lo que asemeja al franquismo, la dictadura de Pinochet, el régimen comunista y el Apartheid, entre otras autocracias de la historia, es que todos ellos fueron entidades político-ideológicas. Como tales, tuvieron en común comprender qué tuvieron que hacer cuando les llegó la hora: negociar, ceder y ejecutar su salida del poder. Es decir, hicieron política hasta el final.

En contraste, el régimen chavista no es una entidad política, más allá de que haya llegado al poder a través de la política. En el tiempo, el chavismo se ha transformado en un conglomerado de organizaciones criminales que ejercen control del aparato del Estado, el cual es inevitablemente parcial y fragmentado precisamente por tratarse de un conglomerado con competencia interna.

Como bien lo ilustra el episodio de la cota 905 donde se enfrentaron una banda criminal y el FAES, escuadrón de la muerte del régimen. El enfrentamiento concluyó con la retirada del FAES siguiendo órdenes de Maduro. Es decir, si el Jefe de Estado toma partido por el hampa—por una facción a expensas de otra, esto es—el Estado ya no existe.

De ahí que utilizar categorías analíticas de la literatura sobre transiciones oscurece el objeto de estudio. Pero, además, dicho vocabulario le ha sido extremadamente útil al régimen para normalizarse como actor político y ocultar su verdadera naturaleza. Todo ello mientras simula negociar una solución política, o sea, una "transición". Así ha sido durante años.

Nótese, sin embargo: si la respuesta del régimen a la expansión de las sanciones de Estados Unidos ha sido abandonar la mesa del diálogo en Barbados, queda claro cuál es, o era, su objetivo: convertir a la dirigencia "opositora" en lobista del levantamiento de dichas sanciones. Dicha dirigencia tiene algunos puntos que aclarar al respecto pero, al igual que el chavismo, parece sentirse cómoda con el hermetismo noruego.

Y con dejar a la comunidad internacional, que la apoya, y a los venezolanos, que representan, en la incertidumbre. Pues ocurre que la partida voluntaria no está en la carta astral del chavismo. Dejar el poder es abandonar los negocios, son las diferentes empresas—criminales—de este conglomerado quienes vetan esa decisión. Por ello el país hace las veces de aguantadero, los venezolanos son los rehenes, el poder es condición necesaria para los ilícitos. La negociación del régimen es ad infinitum, así transcurre al menos desde 2014.

Así llegamos a "Tarde de perros", que no es teoría sino metáfora. Una clásica película de robo de bancos con toma de rehenes y con Al Pacino como protagonista, acompañado por otro grande, John Cazale. Es una buena analogía del chavismo: por momentos drama, por momentos comedia del absurdo. El robo lo llevan adelante dos amateurs que llegan tarde y encuentran la bóveda casi vacía. Sonny Wortzik (Pacino) se convierte en celebridad repentina, en tanto negocia con la policía en la vereda y la televisión lo entrevista en vivo. Es un buen demagogo, arroja billetes al gentío detrás de las vallas policiales.

La empatia crece entre los atracadores y los rehenes, clásico síndrome de Estocolmo, mientras la presión aumenta cuando el FBI reemplaza a la policía de la ciudad y se hace cargo de la negociación. El cerco se endurece y no es justamente diplomático. El final se aproxima, los bandidos exigen un avión para viajar a Argelia. Van con los rehenes hasta la pista, pero el conductor del vehículo tiene un arma escondida. Es casi quirúrgico: un disparo en la frente y la alocada aventura de dos aficionados concluye. Se basó en una historia real.

Todo esto porque, insisto, no hay partida voluntaria, ni diálogo franco, ni negociación genuina. Y si al final ello incluye el uso de la fuerza por parte de Estados Unidos, lo cual ni siquiera es probable, quienes siempre encuentran conspiraciones del imperio, como Maduro y compañía, deben saber que ya no será cuestión de la CIA como era antaño. En la Venezuela chavista, si ello llega a ocurrir será cosa de la DEA.

Héctor Schamis
@hectorschamis
https://www.infobae.com/opinion/2019/08/11/tarde-de-perros-teoria-alternativa-sobre-la-transicion-democratica-en-venezuela/

SADIO GARAVINI DI TURNO: ESTADO FORAJIDO Y FRACASADO

El filósofo político norteamericano John Rawls acuñó el término de Estado forajido (outlaw state) refiriéndose a aquellos Estados con regímenes autoritarios que violan los derechos humanos, incumplen leyes y convenios internacionales, así como las decisiones de los organismos internacionales que tienen como finalidad preservar el orden y la paz mundial, fomentan el terrorismo y amenazan la paz, tratando de expandir su poder e influencia en el exterior.

Un Estado fracasado o fallido se tipifica, en cambio, por la pérdida de control físico del territorio o del monopolio del uso legítimo de la fuerza, erosión de la autoridad legítima en la toma de decisiones y colapso de los servicios básicos. Un Estado fallido se caracteriza por un fracaso social, político y económico, su gobierno es tan débil o ineficaz que tiene poco control sobre vastas regiones de su territorio, no provee ni puede proveer servicios básicos y presenta altos niveles de corrupción y de criminalidad.

En los casos más extremos el desastre socioeconómico y el desmoronamiento de las instituciones del Estado provocan la ruptura de la “ley y el orden”, la descomposición total de los servicios básicos como el agua y la electricidad, brotes de epidemia y la propagación de enfermedades. En estos casos, en mayor o menor medida, sobrevienen la anarquía, el caos y la guerra civil entre clanes, facciones, “señores de la guerra” y hasta la desintegración de la unidad territorial.

Ejemplos actuales de Estados fracasados extremos son Somalia, Yemen y Congo. En el pasado, los Estados demasiado poderosos eran vistos como peligrosos para la estabilidad del sistema internacional, hoy en día son los Estados fallidos que constituyen la mayor amenaza a la paz mundial, porque se convierten en centro de operaciones de los grupos terroristas y de la criminalidad organizada.

El régimen venezolano puede evidentemente calificarse como un Estado forajido, después de haber denunciado la Convención Americana de Derechos Humanos, irrespetado prácticamente todas las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, las decisiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y los informes del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU, particularmente el más reciente, redactado por la expresidenta socialista de Chile Michelle Bachelet.

También su claro apoyo a los grupos terroristas colombianos las Farc y el ELN es una prueba adicional al respecto.

Venezuela también tiene actualmente muchas de las características de un Estado fracasado. Podríamos afirmar que se trata de un Estado “semifallido”. Buena parte del territorio al sur del Orinoco está bajo el control de las mafias del oro y del coltán, del narcotráfico y del ELN. Pero también zonas de c|iudades como Maracay y la misma Caracas están básicamente controladas por la criminalidad organizada.

¿No les parece que el régimen venezolano también calificaría como un Estado depredador?

Finalmente ¿no les parece que el régimen venezolano también calificaría como un Estado depredador? Id est: Un Estado donde sus gobernantes se dedican a preservar sus intereses particulares mediante el pillaje, el saqueo impositivo, la devastación de las instituciones y la carencia de una sana división de poderes, imponiendo su poder omnímodo con la sumisión de la justicia.

Sadio Garavini di Turno 
@sadiocaracas

GONZALO VILLAMIZAR A.: LUCHA NO LLANTO POR VENEZUELA

El mundo asiste a un espectáculo infrecuente, de un país moderado en kilometraje y población, sin ambiciones que trasciendan sus fronteras, con existencia adecuada a los modos del habitual manejo de la economía y la relación social e internacional. De pronto hay atención mundial y preocupación ante la irrupción de signos y síntomas reveladores de un peligroso mal que ha invadido a esta nación latinoamericana; es contagioso y amenaza con propagarse a vecindades y a lejanías. Para lo cual por doquier se manejan situaciones que mantienen en continuo movimiento a la ONU, OEA, UNION EUROPEA y el resto de instituciones de operatividad internacional. Es que Venezuela acumula una historia y un presente de excepción que debe revelarse para  reconocer  ideas y sentimientos.  

           Curiosidad en las cosas de la historia venezolana: cuando Cristóbal Colón llegó a estas costas-primera vez que arribaba al nuevo Continente- impresionado por belleza de paisajes, aspecto personal  y comportamiento de los indígenas,  sorprendido  expresó “es Tierra de Gracia”. En los más de 300 años de administración colonial España manejó a nuestro país como humilde y olvidada provincia, consecuencia de no haber hallado en cuantía las riquezas en cuya búsqueda vino a este Continente.

          Colocados a continuación, sucedieron los hechos que maduraron las mentes de aquellas generaciones que nacieron terminada la Edad Media: Renacimiento, Siglo de la Ilustración con la Enciclopedia, Revolución Francesa. De ahí surgió el pensamiento emancipador que dio sus frutos con la liberación en América, tanto en el lado anglosajón como en el ibérico.

        Aquí se inicia lo sorpresivo: el país de diminuta figuración se convierte  en el estandarte de la liberación latinoamericana, iniciando el Grito de Libertad y llevando a cabo las batallas que la lograron, presididos por el Genio de América, el Libertador Simón Bolívar, nacido en esta “Tierra de Gracia”, bajo la promoción de Dios, que  seleccionó los genes y los combinó con la naturaleza venezolana para que naciera ese niño excepcional. Una mirada hacia esta tierra despierta  sentimiento de apoyo ante la gravedad política, económica, social, moral, de crisis total que vive el pueblo  venezolano desde hace veinte años, una bofetada a este país de historia grande, mancillado por una banda que gobierna desde Miraflores en forma arbitraria, ilegal, destruyendo nuestro país y ofendiendo al mundo.

                Vasto es el cartel de acusaciones contra un régimen que ha desnaturalizado la democracia que brilló por cuarenta años ante el mundo, con rica historia sobre Derechos Humanos, para lo cual, entre millares, citamos un caso que revela el corazón y mente de los venezolanos. En plena Guerra Mundial, las huestes de Hitler azotan en todo lugar, se acercan a las costas de América dos barcos europeos cargados de judíos que escaparon del crimen nazi, desde el Caribe y Suramérica los puertos los rechazan porque tienen miedo a los submarinos alemanes; pero el gobierno venezolano del General Eleazar López Contreras los acoge pese a los peligros; los migrantes, agradecidos, serán compatriotas por generaciones. Este es un país de los más ricos de la Tierra por el subsuelo cargado de petróleo, oro, plata, otros valores. Con todo eso hay hambre atroz que lleva a millares de muertos diariamente porque tampoco hay medicinas; sufrimos la inflación más alta del mundo, un régimen que todo lo expropió, siguiendo instrucciones del Foro de  Sau Paulo, grupo encargado de mantener el comunismo luego de la caída de la Unión Soviética. Desaparecieron la Soberanía Alimentaria, destruyeron a PDVSA que alimenta a Venezuela, en las dos décadas ha habido el constante saqueo del tesoro nacional, con millares de testaferros y bancos piratas esparcidos por doquier; comandan el tráfico mundial de drogas; violación total de la Constitución Nacional, eliminaron la moral individual y colectiva.

Gonzalo Villamizar A. 
@GonzaloVillami2  
Desde Caracas
Asociación de Médicos Escritores FMV             

CARLOS VILCHEZ NAVAMUEL: GRUPO DE LIMA, RETÓRICA PURA

No sé lo que los lectores piensen acerca del titular de este comentario, quizás no sea el más apropiado, pero a veces hay que decir las cosas como son, para nosotros, el Grupo de Lima se quedó en pura retórica diplomática, refleja además la hipocresía y el complejo que tienen muchos políticos latinoamericanos.  

Es de todos conocido que la mayoría de todos estos políticos que asisten a esas reuniones representan a gobiernos y partidos que están ligados de alguna manera con las ideas socialistas y no quieren verse firmando acuerdos con “el imperio” para que sus opositores no se lo reclamen. El mejor ejemplo es el representante de Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela ante el Grupo de Lima, señor Julio Borges, uno de los fundadores del Partido Primero Justicia, con una ideología algo confusa, pues en Wikipedia aparece la información como un partido con la siguiente ideología: Humanismo, Progresismo,  Socialismo democrático, Conservadurismo liberal, de Posición, centro  Centroizquierda. ¿Alguien entendió? 

La famosa enciclopedia nos explica además que “El Grupo de Lima (GL), es una instancia multilateral que se estableció tras la denominada Declaración de Lima, el 8 de agosto de 2017 en la capital homónima, donde se reunieron representantes de 14 países con el objetivo de dar seguimiento y buscar una salida pacífica a la crisis en Venezuela. Entre otras cosas, exige la liberación de los presos políticos, pide elecciones libres, ofrece ayuda humanitaria y critica la ruptura del orden institucional en el país sudamericano”. 

La misma fuente nos dice que “en un principio suscribieron la declaración doce países americanos: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú, uniéndose posteriormente Guyana y Santa Lucía. Siendo avalado también por Barbados, Estados Unidos, Granada, y Jamaica que asistieron al encuentro, así mismo, organismos como la Organización de los Estados Americanos y la Unión Europea, además de la oposición venezolana, han dado su respaldo a dicho documento.  En febrero de 2019 se incorporó a Venezuela, más precisamente al gobierno interino de Juan Guaidó”. Ver la declaración completa en el siguiente enlace: 
https://es.wikipedia.org/wiki/Grupo_de_Lima

La declaración del Grupo de Lima en mayo pasado confirmó la retórica repetitiva de este grupo, lo que necesitan los venezolanos en esta coyuntura en que viven son acciones concretas, no más retórica. Para aquellas personas que quieran ver un ejemplo de estas declaraciones, aquí les dejamos el siguiente enlace. 
https://cnnespanol.cnn.com/2019/05/03/la-declaracion-completa-del-grupo-de-lima-sobre-la-crisis-en-venezuela/

Pero la diferencia la marcó EEUU en la última "Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela", convocada por el Grupo de Lima, hace solo unos días donde se dio lugar a varias horas de debates entre países que apoyan a Juan Guaidó. El asesor de Seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, cuestionó los diálogos en Barbados y dijo entre otras cosas que "la única intención del presidente en disputa, Nicolás Maduro, en participar en las negociaciones es ganar tiempo. “El tiempo del diálogo terminó”. Claro y sin retórica. 
https://www.voanoticias.com/a/posturas-encontras-sobre-dialogo-maduro-conferencia-venezuela-lima/5031689.html

La diplomacia y la retórica detienen las acciones, entendemos que hay tiempos para todo, en el caso de Venezuela, los tiempos se terminaron, llegó la hora de tomar acciones, el Grupo de Lima conoce muy bien la tragedia de Venezuela porque precisamente la tragedia les está llegando a sus países. ¿Acaso quieren otros cuatro millones de venezolanos repartidos en sus países?

Esto se detiene solo con acciones enérgicas, concretas y contundentes, no más diálogos, no más tiempo para Maduro y sus secuaces, es hora de ponerse de acuerdo con Guaidó y tomar las decisiones que se necesitan.

Carlos Vilchez Navamuel
@carlosvilchezn 

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: EL PRÍNCIPE MERMADO

Todo el que se interese o quiera actuar en la política internacional debe tener claras las dos leyes de hierro que la rigen, inexorables como la gravedad y que nadie, en ninguna circunstancia, debería descuidar. La primera es que las sanciones económicas o embargos fortalecen las autocracias al hacer miserable y débil a la ciudadanía, postrarla ante la dádiva, como teorizaba con sabiduría el ministro Jorge Giordani. Y la segunda no recuerdo bien cuál es. 

Se ha dicho incansablemente: durante la segunda mitad del siglo XX hubo 25 países embargados o sancionados por las potencias y en ninguno de ellos, en ninguno, se logró lo que llaman cambio de régimen. Al contrario las tiranías se entronizan y la gente muere de hambre y enfermedades curables, principalmente niños y ancianos. Esas medidas se conciben con fines loables, derrocar tiranías que violan los Derechos Humanos, pero producen lo que Maquiavelo llamó efectos perversos.

Resultados contrarios a los objetivos. El Príncipe de intelecto mermado que se lanza en pos de un objetivo y lo hace tan burdamente que sus actos alejan el fin buscado. Hay toneladas de obras que analizan eso desde variadas perspectivas. Dos fundamentales de Samuel Huntington y Crane Brinton explican en profundidad que la pobreza genera conformismo y que los cambios políticos ocurren en sociedades en expansión económica, nunca en el entorno de la starvation. 

El médico asesino

Para que no haya confusiones: a países averiados porque tuvieron la desgracia de vivir revoluciones socialistas, luego los liquidó el desmañamiento de los liberadores, que quisieron apagar el fuego con nitroglicerina. Afectados por la terrible enfermedad, caen en manos del médico asesino. La historia actual de sanciones inútiles y efectos perversos comenzó en 1950 contra el régimen de Kim Il Sum y lleva ya tres generaciones de sicópatas norcoreanos en el poder. 

El abuelo, el hijo, y el nieto que hoy se da el lujo de tomarle el pelo a la comunidad internacional. Después fue Fidel Castro el sancionado y embargado desde 1959 y consiguió el argumento propagandístico ideal para convertirse en el Capitán América tercermundista, ejercer su tiranía sanguinaria hasta la muerte y dejar heredero. En 1979 se produjo la revolución islámica en Irán, dirigida por una excresencia medieval, el Ayatola Rujollah Khomeini y este año se cumplen cuarenta de sanciones económicas. 

No deja de tener hunor porque el número de sancionados pasa de cincuenta mil (pero como el mal absoluto dicen que no existe, mientras Rohani trasiega el brollo de las sanciones, se ocupa menos de fastidiar a las mujeres que ya comienzan a enseñar sus cuerpos y rostros). En 1990 comenzaron las penalizaciones contra Irak y se levantaron en 2010, cuando ya el país estaba destruido. Lo mismo ocurre con Yugoslavia en 1991 y ni las sanciones ni la intervención extranjera pudieron impedir que el país se despedazara. 

En 1997 le toca a Birmania, en 2002 a Zimbabue y en 2004 a Bielorusia, 2006 Congo, 2007 Sudán, 2010 Somalia (potencial atracción turística por ser el país más perfectamente miserable del mundo). En Libia entre sanciones e intervención extranjera lograron despachar de este valle de lágrimas a Gadafi, a cambio de que el país dejara de existir, un éxito muy dudoso. Y así Ucrania, Yemén, Sudán, Siria y hasta Rusia. En 2014 comienzan en Venezuela. 

Entendimiento bífido

A quienes cuestionan la perversa ineficacia de sanciones que provocan resultados exactamente antagónicos, los defensores generalmente fuera del país o aquí con buen respaldo esgrimen dos primorosos argumentos. Uno es la legendaria apelación a la excepcionalidad venezolana. Cuando alguien menciona alguno de los casos señalados, la respuesta es “Venezuela no es Cuba” o “no es Somalia” o “no es Irán o Irak” y en definitiva, tienen razón: el ser solo es idéntico a sí mismo. 

Por fortuna Kant dedicó un par de capítulos de su CRP a explicar que la razón sigue dos caminos. Por uno se descubre que esa vaca y un hombre se parecen en que son mamíferos, vivíparos, vertebrados, que no es poco. Y otro que explica en qué son diferentes una vaca y un hombre, que no es poco. La unidad y la diversidad, y el conocimiento es la concatenación de ambos, la mente científica contrasta sus hipótesis con la experiencia, lo general con lo particular. 

El otro argumento es asombroso. Las sanciones se aplican para impedir la exportación petrolera, única fuente de divisas y paralizar el comercio exterior de un país que todo lo importa. Pero para el interlocutor en el diálogo de Esperando a Godot, éstas no tienen que ver nada con el deterioro de la situación. El embargo reduce la producción petrolera de Irán de millón y medio de b/d a 250 mil y lo poco que vende es por vericuetos. Si los ingresos caen en 80%... ¿cómo es que no tiene que ver? 

¿Entonces para qué son? ¿Para favorecer al régimen? Un gobierno de los más ineptos de la historia latinoamericana convirtió la economía en escombros, así como la sociedad, la cultura y la calidad de vida, con el agravante de que la vocación caótica de toda revolución se agrava en este caso porque lo han enfrentado fuerzas desorientadas, disolventes y por lo que ocurre, dispuestas a usar todo tipo de medios para sus particulares fines, que no son necesariamente los del resto del país. 

Carlos Raúl Hernández
@CarlosRaulHer