sábado, 14 de marzo de 2020

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, SÁBADO 14 /03/2020

BEATRIZ DE MAJO: ATAJAR LA PSICOSIS. SOBREDOSIS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 5 minutos
Ya ha transcurrido tiempo suficiente para que comencemos a extraer algunas enseñanzas – que no conclusiones- de este difícil episodio de agresión colectiva en el que nos ha colocado una nueva, desconocida e incontrolable enfermedad proveniente de China. Hasta ahora, el abordaje oficial de la pandemia es el que marca la pauta de la actitud colectiva frente a ella y, si se analizan de cerca los hechos, los países amenazados o los ya alcanzados por el mal van tomando pasos alineándose en una actuación secuencial que comienza por definir el origen de los focos infecciosos, para luego p... más »

LEANDRO RODRÍGUEZ LINÁREZ ¿GUAIDÓ VS. RAMOS ALLUP?

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 10 minutos
En su periplo internacional, y desde su arribada al país luego de su sorpresiva gira internacional, Guaidó ha sido tajante con relación al tema electoral, ha afirmado no se prestará para ninguna farsa reanimando la agenda que lo lanzó a la fama política: Cesa de la usurpación, gobierno de transición y (finalmente) elecciones libres, en ese vital orden. Sin embargo, en las ultimas semanas las informaciones que se desprenden de otros voceros opositores contradicen la postura de Guaidó. Ahora, el pasado martes 10 de marzo, en la movilización convocada por el “interino” en Caracas, Ram... más »

VÍCTOR ANTONIO BOLÍVAR CASTILLO: ¿LA MILITARIZACIÓN LLEGÓ A LAS CALLES PARA QUEDARSE?

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 13 minutos
Los venezolanos debemos entender que si la militarización llegó a las calles para quedarse, tendremos que enfrentar esa realidad con una estrategia distinta a la que por años hemos estado aferrados, con el resultado de la fatiga que hoy afecta hasta los más entusiastas. Cierto es que durante este régimen, el sesgo castrense -con otros factores- ha constituido su marca de origen. Pero de lo que se trata ahora es que la dictadura se ha hecho sentir con un peso tal que nos recuerda a los soviéticos arrebatando y ocupando cuanto espacio pretendían. La estrategia que hasta ahora se aso... más »

RAFAEL GARCÍA MARVEZ: LOS INCENDIARIOS ELECTORALES

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 17 minutos
En principio pensé titular esta nota con la palabra pirómanos en lugar de incendiarios. Sin embargo, la que mejor se ajusta a los hechos ocurridos el viernes pasado que afectaron los galpones del CNE en el sector Mariche de Caracas, es incendiarios. Porque a diferencia de pirómanos, esta lleva la intención de provocar incendios con premeditación, con ánimo de lucro o simplemente por hacer daño, y no a una tendencia patológica. Este incendio hizo que saliera de su escondite, como del búnker de Hitler se tratara, con la velocidad del rayo, la funestamente celebérrima Tibisay Lucena. ... más »

OMAR ÁVILA: DE LA PATRIA POTENCIA, AL PAÍS DE LA IMPOTENCIA Y LA PRECARIEDAD

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 20 minutos
Esta semana realizamos en Unidad Visión Venezuela, la II Jornada Nacional de Estrategia, donde reafirmamos nuestro compromiso en la búsqueda de la verdad para informar de la manera más consciente a aquellos que nos escuchan y nos acompañan en la reconstrucción de la democracia y la economía venezolana. En nuestro país, continuamos sumergidos en la corrupción y la especulación pero, lo más lamentable es observar la complicidad y el silencio en casos como por ejemplo; el desvío y robo de los fondos para la repotenciación del sistema eléctrico nacional. En este espacio construido par... más »

ANTONIO JOSÉ MONAGAS: ¡DALE QUE NO VIENE CARRO…!

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 23 minutos
La jerga popular acierta casi siempre. Con sólo advertir cualquier desliz que acarree algún peligro o situación-problema, sabe inferir lo que el hecho puede significar a manera de moraleja. Por eso hay aforismos populares sabios. Por aquello de que cuando habla el pueblo, habla su conciencia. Aunque también se dice que es la voz o palabra soportada en la experiencia o acervo acumulado de tanta historia recorrida. O hechos vividos. Vale reconocer que la sapiencia de un pueblo o nación, lo indica la manera de cómo ha interpretado su desarrollo social, político o económico. Y eso lo... más »

BEATRIZ DE MAJO: ATAJAR LA PSICOSIS. SOBREDOSIS

Ya ha transcurrido tiempo suficiente para que comencemos a extraer algunas enseñanzas – que no conclusiones- de este difícil episodio de agresión colectiva en el que nos ha colocado una nueva, desconocida e incontrolable enfermedad proveniente de China.

Hasta ahora, el abordaje oficial de la pandemia es el que marca la pauta de la actitud colectiva frente a ella y, si se analizan de cerca los hechos, los países amenazados o los ya alcanzados por el mal van tomando pasos alineándose en una actuación secuencial que comienza por definir el origen de los focos infecciosos, para luego para proceder a la segunda etapa que es la de su control y una posterior que se define como la contención de la expansión.

En el tratamiento público del contagio y de su proliferación acelerada, los países en Europa, una región de las que han sido más inmediatamente infectadas por el virus Corona, han pasado de las sugerencias a la población, a aplicar políticas restrictivas que aún siguen siendo parcialmente voluntarias de parte de los administrados, a imponer por la vía legal y hasta por la vía conminatoria y sancionatorias, medidas como multas y hasta prisión. En Italia hay dieciséis millones de personas en cuarentena oficial y eso no es poca cosa.

Comienzan a proliferar en todas partes, con mayor o menor agresividad, las normas que impiden o limitan la movilización y concentración de las personas, la convocatoria de reuniones , a regular el transporte público y a aislar e impedir la entrada a los centros de salud públicos y privados en los que se han detectado transmisiones. Se está produciendo el cierre temporal de colegios y centros de enseñanza en lugares con tasas elevadas de infección y todos los organizadores de eventos masivos están revisando su suspensión o mantenimiento. Ya hay misas en las que la separación entre feligreses debe ser superior a un metro.

Los esfuerzos colectivos por contener la diseminación de la enfermedad proliferan y allí intervienen las particularidades, visiones y políticas de cada país y de cada región. Es distinto el cuido en Italia que en España o Alemania o Estados Unidos y lo mismo será en el caso de Colombia y Venezuela o Chile y Argentina. La prensa no está ayudando todo lo que debería y por ello es preciso hacerse de una posición individual para capear el temporal.

¿Cómo interpretar este conjunto de cosas que ocurren todas al mismo tiempo y sobre las cuales la capacidad de discernimiento se vuelve corta? ¿Qué hacer en lo personal si el contagio está tocando a la puerta del sitio de donde se vive o si, aunque encontrándose aún lejos geográficamente, nuestra aprensión involuntaria nos hace la mala pasada de intuir que el peligro se va a colocar a la vuelta de la esquina? Mi mejor consejo es actuar sobre lo que tenemos a la mano y, actuar quiere decir comportarse con prudencia y anticipación en la escala personal y familiar. En dos platos, ser racional.

Nada podemos hacer el común de los mortales en cuanto a la desaceleración económica global ni mucho menos en el terreno de hacer avanzar rápidamente los avances científicos para conseguir la solución al mal.

Evitemos darle paso a la cultura del miedo que lleva implícita una psicosis del colectivo. La clave del asunto está en una combinación entre sentido común y observancia de las alertas oficiales y colectivas y particularmente las científicas. No mucho más que eso. La serenidad y el sosiego deberían ser los estados de ánimo con que abordemos esta crisis al igual que cualquier otra. Hacer oídos sordos a las voces apocalípticas es lo correcto. No tomarse la crisis en plan de humor o de chanza debe ser el norte de todo gobierno o autoridad que se precie de ser serio y ocuparse proactivamente de los suyos.

La clave de todo está en la asepsia, asepsia y más asepsia para no facilitar el contagio propio ni de los relacionados, dentro de una esfera pequeña. Eso se logra con muchísima limpieza personal, con evitar el contacto con infectados o con grupos medianos o grandes susceptibles de ser transmisores involuntarios; pensar dos veces antes de acudir a aglomeraciones; no aislarse pero tampoco exponerse.

La piedra angular de la contención de este drama que amenaza con afectarnos a todos reposa en la responsabilidad personal de cada ciudadano. Tomarse en serio y acatar las recomendaciones es lo propio.

Beatriz de Majo
beatriz@demajo.net.ve
@beatrizdemajo1

LEANDRO RODRÍGUEZ LINÁREZ ¿GUAIDÓ VS. RAMOS ALLUP?

En su periplo internacional, y desde su arribada al país luego de su sorpresiva gira internacional, Guaidó ha sido tajante con relación al tema electoral, ha afirmado no se prestará para ninguna farsa reanimando la agenda que lo lanzó a la fama política: Cesa de la usurpación, gobierno de transición y (finalmente) elecciones libres, en ese vital orden. Sin embargo, en las ultimas semanas las informaciones que se desprenden de otros voceros opositores contradicen la postura de Guaidó.

Ahora, el pasado martes 10 de marzo, en la movilización convocada por el “interino” en Caracas, Ramos Allup señaló “nosotros” estamos preparándonos para participar en las parlamentarias que prevé el régimen, por cuanto asegura no se debe entregar la Asamblea Nacional y porque constitucionalmente corresponden. Dicha declaración contradice radicalmente a quien encabeza la oposición venezolana dentro y fuera de nuestras fronteras. Vele preguntarnos ¿Quiénes son “nosotros”? ¿Acaso desde 2016 ya no ha sido anulada la AN? ¿Por qué apelar a la Constitución si vivimos al margen de ella?

Ese “nosotros” debe ser aclarado ¿Allup se refiere a AD o a toda la oposición retando a lo dicho por Guaidó? pues mientras no exista supremacía de la ley todo proceso electoral será en condiciones mínimas ¡Una farsa! Allup habla de no entregar el parlamento al régimen, pero este poder ha sido anulado desde 2016, sustituido por una ensangrentada e írrita constituyente en 2017 (autoproclamada supraconstitucional) y, finalmente, servida en bandeja de plata al Psuv al permitirse, por petición de Timoteo Zambrano, su reingreso tras haber abandonado sus curules y usurpar cargos “constituyentes”. Hoy la AN ya la tiene el régimen, no por una justificada abstención ciudadana, sino por un accionar sospechosamente errado de dirigentes “opositores”.

No todo está perdido, tras las ilegalidades del régimen, la Asamblea Nacional electa en 2015, poder público más votado en nuestra historia, mantendrá su status legal y legítimo mientras se mantenga la usurpación, fue el último poder reconocido dentro y fuera de nuestra nación a pesar de las adversidades con las que se topó la oposición en aquel entonces, condiciones que hoy son incomparablemente peores, insalvables. Con relación a la sentencia de Allup “las parlamentarias constitucionalmente corresponde este año” cabe destacar que NO HAY CONSTITUCIONALIDAD, la constitución debe prevalecer en todo momento no en unos si y en otros no. La carta magna también indicó era el turno de las presidenciales, regionales y municipales, pero en las formas en que se celebraron (incluyendo la ANC) fueron atentatorias no solo contra todo espíritu de la constitución, sino democrático ¡No señor Allup, no corresponden las parlamentarias, antes corresponden las elecciones que se celebraron inconstitucionalmente, pero primero hay que reindependizar la nación, constitucionalizarla… sino nada tendría sentido! Según su “lógica” las otras elecciones que corresponderían sería el revocatorio a Maduro EN 2 AÑOS ¡Trágico error!

¡Ah! Pero sí Guaidó, quien denunció mundialmente al chavismo como un conglomerado criminal, terrorista, entre otros delitos no menos graves, accede celebrar elecciones “de buena fe” con éste ¿Cómo quedaría su prédica? ¿Cómo es que “democráticamente” se pacta con quienes denunciaste como los peores criminales? En ese escenario, por ahora, todo estaría irreversiblemente perdido, se habrá perdido el último vestigio de legalidad y legitimidad existente en el país, pues los venezolanos no volverán a las urnas mientras exista usurpación, así lo han demostrado en las últimas 5 elecciones. La abstención no es un lineamiento partidista, es una reacción/protesta ciudadana antes instituciones corruptas, partidizadas, focos de caos.

Léase bien: De nada vale continuar votando en “condiciones mínimas”, sin constitucionalidad, mientras el régimen controle las instituciones del Estado termina restándole competencias, facultades, recursos, a toda instancia que pierde, además de imponer un poder paralelo. Sr. Guaidó ¡Aclare! 

Leandro Rodríguez Linárez 
leandrotango@gmail.com
@leandrotango

VÍCTOR ANTONIO BOLÍVAR CASTILLO: ¿LA MILITARIZACIÓN LLEGÓ A LAS CALLES PARA QUEDARSE?

Los venezolanos debemos entender que si la militarización llegó a las calles para quedarse, tendremos que enfrentar esa realidad con una estrategia distinta a la que por años hemos estado aferrados, con el resultado de la fatiga que hoy afecta hasta los más entusiastas. Cierto es que durante este régimen, el sesgo castrense -con otros factores- ha constituido su marca de origen. Pero de lo que  se trata ahora es que la dictadura se ha hecho sentir con un peso tal que nos recuerda a los soviéticos arrebatando y ocupando cuanto espacio pretendían.

La estrategia que hasta ahora se asoma luce tan contradictoria como desalentadora. En un giro se desmarca la oposición de un cacareado cese de la usurpación para preparar un camino expedito a unas elecciones parlamentarias. Su justificación no puede explicarse cuando se manifiesta que esas deben celebrarse porque toca hacerlas conforme a lo establecido en la Constitución. Nos preguntamos si fue falta de previsión cuando fue elaborado el Estatuto para la Transición, con el cese por delante como paso inalterable. O simplemente fue un parapeto para correr la arruga y ahora plantear ese desaguisado evento electoral parlamentario.

Esa misma estrategia es la que en forma contradictoria ejecuta la dirigencia opositora al enviar una comisión a negociar en la AN ocupada por los usurpadores y sus compinches chavistas constituyentes, para integrar con estos el Comité de Postulaciones al CNE. Los recibieron con alfombra roja y tanto Cabello como Maduro hicieron loas del asunto. A esta comisión, que acordó que integren ese comité diputados de la directiva usurpadora y constituyentes, no le sacaron los tanques ni los francotiradores, ni los perdigones, ni las lacrimógenas. Preguntamos,  entonces, por qué se convoca a una marcha para ir a protestar al Palacio Legislativo a la que sí repelen. Qué señal se nos está enviando a quienes hemos puesto la esperanzas en un cambio para Venezuela. ¿El pliego de conflictos prevé todo esto?

La estrategia no puede seguir transitando los caminos de la retórica y del aguaje. No puede utilizarse al venezolano para que compre una polarización, cuando hay quienes se sirven de ella con propósitos personales o grupales. El secretismo y la ambigüedad no pueden confundirse con la discreción y la natural suspicacia en el ámbito político. El presidente Guaidó debería decirle de una vez por todas al pueblo venezolano a qué debe atenerse. Su capital político, logrado a sangre y fuego, dentro y fuera del país, no puede quedar expuesto a la hoguera de la incertidumbre. Que escuche a ese pueblo que mayoritariamente se ha divorciado y se sigue divorciando de la política. Reconcilie a ese venezolano de a pie con verdaderos dirigentes.

Hoy, con otra estrategia, se tiene que escuchar una voz que nos guíe para pasarle por encima a esos tanques y superar la ocupación. Ejemplos hay.

Víctor Antonio Bolívar Castillo 
vabolivar@gmail.com
@vabolivar
@ElNacionalWeb

RAFAEL GARCÍA MARVEZ: LOS INCENDIARIOS ELECTORALES

En principio pensé titular esta nota con la palabra pirómanos en lugar de incendiarios. Sin embargo, la que mejor se ajusta a los hechos ocurridos el viernes pasado que afectaron los galpones del CNE en el sector Mariche de Caracas, es incendiarios. Porque a diferencia de pirómanos, esta lleva la intención de provocar incendios con premeditación, con ánimo de lucro o simplemente por hacer daño, y no a una tendencia patológica.

Este incendio hizo que saliera de su escondite, como del búnker de Hitler se tratara, con la velocidad del rayo, la funestamente celebérrima Tibisay Lucena. Ella, —sin mayores averiguaciones ni previas investigaciones, diagnosticó con la astucia de Sherlock Holmes que el incendió se debió a un acto de sabotaje, sin dejar espacios a la duda—. 

Cabe entonces hacerse las siguientes preguntas a quemarropa: ¿en manos de quiénes están a resguardos ese material electoral, los equipos, el parque de máquinas de votación, las maletas en las que se almacenan y trasladan las máquinas, las baterías que sirven de respaldo para fallas eléctricas y los equipos capta-huellas? Por supuesto que la seguridad, la responsabilidad, debe estar en manos del propio CNE que preside precisamente la señora Lucena. ¿A quiénes no les conviene y se oponen con terquedad a que haya elecciones en este país porque saben de antemano de que van a ser brutalmente revolcados por las fuerzas democráticas venezolanas? ¿Acaso no ha sido Diosdado Cabello, segundo en orden de mando del régimen, quien repetidamente ha dicho: “en este país no va haber elecciones, olvídense de eso”? 

Esta destrucción de los equipos electorales representa un serio inconveniente para llevar a cabo un proceso electoral manual a pesar de lo cuestionadas que han sido las fulanas máquinas electrónicas. Sin muchos rodeos, uno de los inconvenientes que se presenta para la oposición es que el manejo del material electoral, el traslado de las actas de votación estaría a cargo del Plan República; es decir, de la Fuerza Armada que sabemos para quien juega, a quien obedece.  

En las últimas semanas se han presentado varios hechos que llaman poderosamente la atención, que se pueden concatenar de alguna manera con el incendio de los galpones del CNE; aunque pudieran parecer unas semejanzas retorcidas, llevadas a juro o traídas por los cabellos. Me voy a referir en primer lugar sin orden de aparición, al lunes 2 de marzo cuando en horas de la mañana se vieron colgadas de las paredes del Panteón Nacional de Caracas varias pancartas con la figura del exinspector del CICPC Óscar Pérez, quien fuera enérgico adversario del régimen. Es de elemental lógica suponer que ese altar de la patria está custodiado por numerosos y destacados miembros de la Fuerza Armada Nacional. ¿Qué pasó allí? ¿Hubo complicidad de la FAN? ¿Se quedaron dormidos? ¿Están en complicidad con los sectores de oposición? 

No obstante, a lo que voy a referir ahora no tiene el objeto percibido como la de un edificio del CNE, ni a la del Panteón Nacional, pues, aun así, puede sumarse a estos dos sucesos que dejan al desnudo como la obediencia del régimen dejó de ser compacta. Por ejemplo, Freddy Bernal expresó tres semanas atrás, en contravía de lo que debe ser la conducta de  un militante disciplinado, que sería un acto suicida enfrentarse a las tropas del Estado norteamericano; mientras NM, por el contrario, vociferaba por todos los micrófonos que las enfrentaría hasta el último respiro. Semanas después aparecía Bernal, con solemnidad de jefe de Estado, entregándole a Diosdado Cabello la réplica de la espada del Libertador. En esta oportunidad el régimen calló, la oposición no se inmutó… 

Rafael García Marvez
garciamarvez@gmail.com
@RGarciaMarvez

OMAR ÁVILA: DE LA PATRIA POTENCIA, AL PAÍS DE LA IMPOTENCIA Y LA PRECARIEDAD

Esta semana realizamos en Unidad Visión Venezuela, la II Jornada Nacional de Estrategia, donde reafirmamos nuestro compromiso en la búsqueda de la verdad para informar de la manera más consciente a aquellos que nos escuchan y nos acompañan en la reconstrucción de la democracia y la economía venezolana.

En nuestro país, continuamos sumergidos en la corrupción y la especulación pero, lo más lamentable es observar la complicidad y el silencio en casos como por ejemplo; el desvío y robo de los fondos para la repotenciación del sistema eléctrico nacional.

En este espacio construido para buscar y difundir las verdades que pocos se interesan en dar a conocer de manera objetiva, consideramos que la mala e incompetente administración de los recursos naturales para nuestra vida, como lo es el agua, no tiene nada que ver con desastres naturales, sequías o complots; la única verdad con la crisis del agua, es que no se invierte un bolívar en el sistema hídrico nacional desde el año 1998. 

Con indignación y vergüenza, debemos reconocer que un país como Venezuela con 15 de 17 minerales estratégicos para el desarrollo de la economía mundial, además de haber pasado por la mayor bonanza petrolera de su historia; tenga los servicios públicos y de conectividad más precarios del continente americano, es un resultado que debemos asumir con verdadera responsabilidad, para que de ese reconocimiento podamos corregir el penoso camino que estamos transitando. Hoy día, nuestros hermanos haitianos tienen un servicio de internet más eficiente que el nuestro. Del país potencia de los planes revolucionarios pasamos al país de la impotencia y la precariedad.

La región andina, absolutamente desmembrada del gobierno central, sigue languideciendo en largas colas durante días para surtirse de gasolina. Es igualmente inaudito que existan familias y comunidades enteras obligadas a vivir en condiciones de ruralidad; cocinando con leña de manera permanente y cazando animales eventualmente para alimentarse.

Continuaremos haciendo un llamado de atención al discurso de los actores políticos, para que se avoquen a trascender la narrativa de la desgracia y desventura del ciudadano común, porque el país entero ya conoce lo que padece. Necesitamos soluciones para subsanar las malas políticas y estrategias de quienes ostentan el poder en Venezuela, tanto de aquellos que se mantienen por la fuerza, como de aquellos que pretenden representar la vía democrática a través de la agitación virtual.

La medición de la participación política no puede reducirse a grupos de Wahtsapp, cuentas de Twitter, Like en Facebook y corazones en Instragram. Ciertamente, el mundo de las redes sociales dista mucho de la realidad en la cual vive la mayoría de nuestro pueblo.

Es necesario reconocer que liderazgo político de las últimas décadas (de unos y otros), no han estado a la altura de las circunstancias; pues caso contrario, nuestra realidad sería distinta. Las malas estrategias tienen vida corta, y valerse de un discurso negativo para eludir las soluciones, ya pasó de moda. La nación necesita aglutinarse en torno a las propuestas y políticas de unidad nacional.

Nuestro pueblo reclama respuestas a los problemas básicos de subsistencia, y sin una práctica política de altura que demuestre las habilidades para la intermediación, el acuerdo, la negociación, el entendimiento, la tolerancia y el civismo, ninguna vía funcionará.

Por ello, la semana pasada propusimos en el Parlamento Nacional, la conformación de una Comisión para abordar la crisis humanitaria, en la misma presentamos las propuestas elaboradas en las mesas de trabajo, a fin de que las mismas sean evaluadas y dadas a conocer en las instancias competentes.

Desde Unidad Visión Venezuela, comprometemos nuestro capital humano con la restauración y desarrollo del país para brindar a nuestros hijos, nietos y ancianos la dignidad, el orgullo y la prosperidad que unos pocos tienen secuestradas. Por ello y para ello, cada uno de los miembros que conformamos este partido, tenemos un compromiso con el país, de llevar adelante nuestras ideas y propuestas para que de una vez por todas Venezuela se enrumben por el camino de la paz y el progreso.

Omar A. Ávila H.
dip.omaravila@gmail.com
@OmarAvilaVzla
Diputado a la Asamblea Nacional

ANTONIO JOSÉ MONAGAS: ¡DALE QUE NO VIENE CARRO…!

La jerga popular acierta casi siempre. Con sólo advertir cualquier desliz que acarree algún peligro o situación-problema, sabe inferir lo que el hecho puede significar a manera de moraleja. Por eso hay aforismos populares sabios. Por aquello de que cuando habla el pueblo, habla su conciencia. Aunque también se dice que es la voz o palabra soportada en la experiencia o acervo acumulado de tanta historia recorrida. O hechos vividos. 

Vale reconocer que la sapiencia de un pueblo o nación, lo indica la manera de cómo ha interpretado su desarrollo social, político o económico. Y eso lo hace a través de aforismos que, precisamente, recogen ese conocimiento el cual va transmitiéndose de generación en generación. Y de generación en generación, igualmente va siendo recogido, concienciado y reflexionado hasta hacerse parte de la conciencia de cada individuo de pensamiento crítico.  

Aunque muchas veces, hay voces que surgen de alguna coyuntura que ha marcado la vida nacional o regional. Es entonces cuando aparecen frases que se convierten en refranes, dichos o adagios dejando así ver una enseñanza que el idioma o el folklore pudo ajustar y conciliar su moraleja con el costumbrismo propio de cada pueblo. 

Sin embargo, hay circunstancias que provocan la estructuración de algún dicho y que los medios de comunicación o tecnologías de la información, tal como se conocen ahora, hace popular. Bien porque es mimetizada mediante alguna esquema comunicacional. O porque el manejo político actúa como eco virtual que irradia un impacto fónico, audible o perceptible de extraordinario alcance. Por eso, su voz aviva el “ruido” necesario para que se infiltre en el lenguaje popular. Y porque además, es de fácil memorización. Y esa característica, le induce un carácter sentencioso que es complementado por un rápido entendimiento. 

Sólo que este tipo de refranes, sentencias o adagios, en el contexto de la política, prestan un doble sentido. Primero aquel que expone taxativamente su propio significado. Mientras que en un segundo plano, da cuenta de una crítica que mejor sirve para cuestionar o translucir alguna ventaja o desventaja que se tiene ante una cuestionada situación o problema de delicada incidencia.   

En medio de la convulsionada actualidad venezolana, no es lo mismo una frase construida con el sentido que puede imponerle el provecho del régimen, dada las controversias que resultan de la usurpación e ilegitimidad que expone, que una frase elaborada a partir del sentimiento y resistencia que viven los sectores de la oposición democrática nacional. De ahí que hay frases que son punzantes en términos de su interpretación o de su inferencia.  

Decir hoy día ¡Dale que no viene carro…!es una expresión que puede chocar con posturas que defienden situaciones adversas o consideraciones temerarias, dado el peligro que puede haber ante un escenario cruzado por vehículos que deben mostrar algún orden establecido por un sistema de semaforización. O no. Sin embargo, esa misma locución, políticamente interpretada, da cuenta de un marullo del cual hay que salir o superar inmediatamente. Basta con advertir que el paso está franco, para continuar el movimiento que viene emprendiéndose. 

Un país tan acontecido por causa de la indolencia de un régimen perverso, además inconstitucional por usurpador como Venezuela, no debe descansar en cruces que están libres de contingencias. O bastante despejados. Aunque colmados de toda inseguridad posible. Así que vale por derecho, decidir el avance en la ruta que se traía para no demorar el tránsito hacia un nuevo derrotero cuya amplitud favorecerá y permitirá toda movilidad en su más justa consideración.  

De modo que ante tan compungida situación por la cual viene atravesando el vehículo, cuya determinación es movilizar a Venezuela entre parajes de difícil condición, no cabe otra motivación que transitar lo más raudamente posible. Pero fundamentalmente, al llegar a la cruda y embrollada intersección que tiene trazada la ruta. Y que no es otra que la ruta (del cambio).  

Por lo tanto, no hay más que decir sino lo que la jerga popular ha impuesto cuando se trata de ganarle tiempo al tiempo sin que los peligros y mayores inconvenientes retrasen la decisión de avanzar. O sea, advirtiendo que la vía está despejada de estorbos. Razón para actuar según el adagio que, con justa precisión, exclama: ¡Dale que no viene carro…!

Antonio José Monagas
antoniomonagas@gmail.com
@ajmonagas