lunes, 25 de febrero de 2019

ACTUALIZACIÓN, DE "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, DEL LUNES 25-02-2019,

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ, LA MUERTE TE QUEDA BIEN

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 9 minutos
El socialismo del siglo XXI muere como tenía que morir, trágicamente. Fue un nuevo error de la historia y de los pueblos que parecen tener por costumbre equivocarse con demasiada frecuencia, hacer constantes ironías que no se entienden y dar lecciones que nadie consigue aprender, como pudiera pasar ahora en México. ¿Cómo pudo caber en la cabeza colectiva de alguien volver a tropezar con la misma eterna piedra, después de lo ocurrido en los cuarenta y tres años desde la denuncia de Kruschev en 1956 hasta la Perestroika de 1989, y cuando ya la NASA estudiaba cómo desviar un meteorito... más »

JOSÉ FÉLIX DÍAZ BERMÚDEZ, AQUELLA TRANSICIÓN

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 21 minutos
El Gobierno Provisorio de 1958 constituye un precedente significativo de alto valor político que debe ser apreciado en esta hora de cambios esenciales que la nación mayoritariamente demanda, que la Comunidad Internacional respalda, que la historia exige ante la necesidad de rescatar la República y la democracia. Un gobierno de unidad nacional se hace indispensable, así se asumió en el pasado como forma de entendimiento, compromiso e integración política para afirmar la democracia -y más ahora- ante la tarea de lograr una profunda reconstrucción nacional en condiciones mucho más dif... más »



EDUARDO FERNÁNDEZ, DIEZ PUNTOS

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 26 minutos
*Primero:* cambiar al gobierno. El país necesita un nuevo gobierno. Maduro no puede resolver la crisis venezolana. Al contrario, mientras más tiempo permanezca en Miraflores más grave será el sufrimiento de los venezolanos. *Segundo:* el cambio de gobierno debe ser lo más pronto posible y lo menos traumático posible. Hay compatriotas que piensan que la violencia es inevitable. Hay otros que piensan que la violencia es conveniente y aconsejable. Yo sigo abogando por un cambio de gobierno lo más pronto posible y lo más pacífico posible. *Tercero:* los venezolanos tenemos que acceder ... más »

OMAR ÁVILA, MILITARES CONSTITUCIONALES

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 33 minutos
Mientras llevamos 15 meses en hiperinflación, el salario mínimo no llega a 6 dólares y la Canasta Alimentaria pasa largo los 360 mil bolívares “soberanos”, el sueldo del 90% de los venezolanos apenas alcanza para cubrir el 5% de la Cesta Básica Alimentaria. Con lo indudable e inocultable de la crisis que hoy estamos viviendo la mayoría de los venezolanos en el país, no puede haber ayudas buenas y ayudas malas. Sea Rusia, China, EEUU, Colombia o de cualquier país, bienvenida sea. En un país arruinado, sin producir y con una hiperinflación galopante, en medio de su circo sin pan, lo... más »

LUIS FUENMAYOR TORO, ESTUPEFACTO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 42 minutos
En los años sesenta, ante la insurgencia del PCV y del MIR contra el gobierno represivo de Rómulo Betancourt, el Congreso de la República fue allanado y los diputados de esos partidos encarcelados sin cumplir con las normas constitucionales. Hubo también terrorismo de Estado aplicado por organizaciones paramilitares como la “Cobra Negra” contra líderes estudiantiles, políticos y sociales. Los insurgentes, por s parte, efectuaron atentados terroristas, como el asesinato de policías, bombas de bajo poder en sitios públicos y secuestros; adicionalmente asaltos a bancos para proveerse ... más »

JOSÉ LUÍS MÉNDEZ LA FUENTE, LA TORPEZA DE MADURO Y EL FINAL DEL “CHAVISMO”

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 51 minutos
Si le damos una ojeada a lo que han sido estas dos décadas de “chavismo”, en el cual tenemos forzosamente que incluir el gobierno de Maduro, por más que los denominados “chavistas puros u originarios” se esfuercen por sacarlo, tratando de hacer una separación similar a la de la nata de la leche, una característica que llama la atención es la de la duplicidad institucional o paralelismo del estado. Un tema al cual ya hemos dedicado algún artículo, como aquel, por ejemplo, del año 2008 titulado “El Estado Paralelo”. Pero en esta ocasión no es poner de manifiesto la motivación, ni la... más »

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ, LA MUERTE TE QUEDA BIEN


El socialismo del siglo XXI muere como tenía que morir, trágicamente. Fue un nuevo error de la historia y de los pueblos que parecen tener por costumbre equivocarse con demasiada frecuencia, hacer constantes ironías que no se entienden y dar lecciones que nadie consigue aprender, como pudiera pasar ahora en México. ¿Cómo pudo caber en la cabeza colectiva de alguien volver a tropezar con la misma eterna piedra, después de lo ocurrido en los cuarenta y tres años desde la denuncia de Kruschev en 1956 hasta la Perestroika de 1989, y cuando ya la NASA estudiaba cómo desviar un meteorito y evitar que choque con la Tierra, tal según podría ocurrir en 2022?

De aquella frase escrita por Rafael Correa con caracteres góticos aunque en la arena, “Latinoamérica vive un cambio de era”, Unasur, Mercosur, Alba, Celac y demás pamplinas antinorteamericanas, quedan hoy unos precarios gobiernos acorralados en Caracas y Managua ¡Cuánto cambió el mundo! López Obrador no deja de ser una amenaza pero debe haber visto en los espejos trizados del camino los mil rostros del fracaso del siglo XXI y del siglo XX. La historia regional repite hasta las arcadas el eterno retorno. Un caudillo astuto, con habilidad de pandillero, carismático, demagógico y cabeza hueca seduce a las elites para que le abran todas las puertas.

Y por la venerable costumbre de meter sinvergüenzas en el Poder Judicial, -vigente hasta la fecha- también le dan las llaves. A pesar de eso el eje rojo o rosado que cruzaba el continente en los 2000 se reduce ahora a unos manchones de color indeterminado, porque nadie podrá decir que Ortega o Morales impusieron modelos económicos comunistas en sus países. Son dictaduras bastante depravadas como suelen serlo ellas, pero también mercados en funcionamiento. Serán locos pero no tontos.

El mar de la conciliación

La extravagancia absurda del esquema económico venezolano, salió de los retortijones mentales de un oficial de precaria formación, un comediante que se presentó, para seguir con los lugares comunes, de una vez directamente como comedia. Aquellos oropeles retóricos de la primera década del siglo, solo dejaron malos recuerdos y un país despanzurrado. Muchos de los que convencieron a la gente para arrojarse al mar de la felicidad, hoy piden con razón que no se hable de eso y los que decían que no teníamos democracia sino un “sistema de conciliación de elites” desean intensamente y con justicia que haya conciliación.

Se acabó de nuevo la promesa de una nueva sociedad, una nueva civilización, la democracia protagónica, los gobiernos de cumbre en cumbre y los pueblos de abismo en abismo, el maldito puntofijismo. Resalta que el intento revolucionario volvió a fracasar porque no sirve para nada, nunca sirvió, y siempre tuvo el corazón podrido. Por mucho tiempo la pobreza extrema, la hambruna o sus prolegómenos en las revoluciones socialistas se atribuían al “cerco occidental” contra la URSS o China y al “bloqueo norteamericano” de que hablaban los Castro.

Hoy llegaron a balbucear una supuesta guerra económica y sobre un tal bloqueo, cuando lo cierto es que Venezuela recibió la increíble, abrumadora monumental suma de dos billones de dólares, principalmente de Estados Unidos, con lo que debería ser hoy un país plenamente desarrollado. Cuando termine el ciclo de destrucción será preciso conquistar una estabilidad suficiente para iniciar la regeneración de la democracia e implantar un bloque de reformas económicas estructurales y coyunturales para recuperar el crecimiento y el camino de la civilidad.

Primero lunes, luego martes

Las posibilidades de recuperar del país serán muy altas una vez se neutralice el sarcoma que corroe sus estructuras y muchos países se levantaron de situaciones parecidas. La experiencia indica que hubo éxito donde grupos dirigentes pudieron resolver por sí mismos, con sus propias fuerzas, el problema interno y demostraron que tenían capacidad endógena suficiente para responder al compromiso y recuperar sus países. Así ocurrió con gran parte de Latinoamérica, particularmente Chile, Perú, Argentina, Ecuador, Brasil, Salvador, Guatemala. En el caso de México los factores de poder lo lograron después de 19 años de guerra y millón y medio de cadáveres.

Muchas naciones en las que los grupos dirigentes no pueden conquistar la democracia por sí mismos y requieren prótesis sine qua non, arrastran demasiadas dificultades para la reconstrucción y tienden a perderse en piélagos de inestabilidad crónica (Bolivia tuvo 20 gobiernos de facto en 20 años). Otros terminan como estados fallidos y entre ellos son muy recientes Libia, Irak, Siria en los que la incapacidad interna para conseguir acuerdos de gobernabilidad se tradujo en imposibilidad para la sobrevivencia.

Hay boxeadores que entran al ring buscando el golpe para obtener knockout, lo que requiere una aplastante superioridad y suerte. Pero la mayoría de los combates se gana por votación dividida de los jueces. La actitud de la UE y también la que menos claramente se percibe detrás de las palabras fuertes de algunos factores de la política norteamericana, parecen producto de haber evaluado los riesgos de que malas salidas a las crisis pueden ser tan indeseables como las no salidas, caldo de cultivo para recaer.

Carlos Raúl Hernández
@CarlosRaulHer

JOSÉ FÉLIX DÍAZ BERMÚDEZ, AQUELLA TRANSICIÓN


El Gobierno Provisorio de 1958 constituye un precedente significativo de alto valor político que debe ser apreciado en esta hora de cambios esenciales que la nación mayoritariamente demanda, que la Comunidad Internacional respalda, que la historia exige ante la necesidad de rescatar la República y la democracia.

Un gobierno de unidad nacional se hace indispensable, así se asumió en el pasado como forma de entendimiento, compromiso e integración política para afirmar la democracia -y más ahora- ante la tarea de lograr una profunda reconstrucción nacional en condiciones mucho más difíciles que entonces.

La defensa de la constitucionalidad y el derecho a gobernar a fin de alcanzar la viabilidad política del país, fue uno de los elementos principales del Gobierno Provisorio, asimilando la experiencia de las divisiones y ambiciones que comprometieron al incipiente proceso democrático.

Se restableció la legalidad de la democracia, “mantener el orden jurídico vigente”, “con suma discreción, de sus facultades legislativas”, en contraste con el autoritarismo dictatorial, ello sin omitir medidas que permitieron resarcir los daños y perjuicios a la nación en virtud de los graves delitos cometidos por el régimen. Se creó un Estado Democrático de Derecho que condujo: “en el más breve lapso” a un: “proceso electoral libérrimo” según René De Sola.

En este momento, el retorno a la institucionalidad se hace indispensable en virtud del deterioro y de-sarticulación del Estado, la pérdida de separación, autonomía e independencia de los poderes, la falta de reconocidos y efectivos contrapesos democráticos.

La defensa de la democracia; el respeto a las libertades y derechos; el aseguramiento de personas y bienes; la normalización de las relaciones internacionales; el rechazo moral a: “la herencia recibida…: adulación, represión y corrupción”, como dijo Numa Quevedo, es parte de los objetivos de la transición para bien de Venezuela.

José Félix Díaz Bermúdez
@articulistasred

EDUARDO FERNÁNDEZ, DIEZ PUNTOS


Primero: cambiar al gobierno. El país necesita un nuevo gobierno. Maduro no puede resolver la crisis venezolana. Al contrario, mientras más tiempo permanezca en Miraflores más grave será el sufrimiento de los venezolanos.

Segundo: el cambio de gobierno debe ser lo más pronto posible y lo menos traumático posible. Hay compatriotas que piensan que la violencia es inevitable. Hay otros que piensan que la violencia es conveniente y aconsejable. Yo sigo abogando por un cambio de gobierno lo más pronto posible y lo más pacífico posible.

Tercero: los venezolanos tenemos que acceder más temprano que tarde a unas elecciones libres y transparentes, con plenas garantías para todos los que participen y con un Consejo Electoral que merezca la confianza y el acatamiento de todos los ciudadanos.

Cuarto: Es indispensable que Venezuela y los venezolanos podamos recibir la ayuda humanitaria que la comunidad internacional está dispuesta a hacernos llegar. Ojalá esa ayuda pudiera ser canalizada por las Naciones Unidas o por la Cruz Roja Internacional, o por Caritas.

Quinto: La Asamblea Nacional es la institución más legítima y más representativa con la que cuenta la democracia venezolana. Ojala esa Asamblea Nacional sea respetada y acatada por todos los venezolanos.

Sexto. Es obligatorio proceder de inmediato a la liberación de todos los presos políticos. Es incompatible con un estado de derecho y con un sistema democrático la existencia de centenares de venezolanos presos por razones políticas. Hay que ponerlos en libertad ya!

Séptimo: Hay que lograr la reinserción de Venezuela en la comunidad internacional. Está muy bien que tengamos buenas relaciones con países como Rusia, China, la India y Turquía. Pero los intereses geopolíticos de Venezuela están en América Latina, particularmente Colombia, Brasil y el Caribe y con Estados Unidos y Europa occidental. La medida contra los eurodiputados que nos visitaban es peor que un crimen, una estupidez.

Octavo: Es indispensable rescatar el carácter profesional, apolítico y no deliberante de la Fuerza Armada Nacional. Como lo dice el artículo 328 Constitucional, la institución armada “está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna”.

Noveno: Rehabilitación de los Partidos Políticos. Es una arbitrariedad contraria a la existencia misma de la democracia que existan Partidos Políticos inhabilitados.

Décimo: Es urgente el rescate de los valores éticos y de los principios morales. La corrupción ha alcanzado niveles intolerables. Hay que castigar ejemplarmente a los corruptos y levantar una conciencia ética que proteja a la Nación.

Seguiremos conversando.

Eduardo Fernández
@EFernandezVE

OMAR ÁVILA, MILITARES CONSTITUCIONALES


Mientras llevamos 15 meses en hiperinflación, el salario mínimo no llega a 6 dólares y la Canasta Alimentaria pasa largo los 360 mil bolívares “soberanos”, el sueldo del 90% de los venezolanos apenas alcanza para cubrir el 5% de la Cesta Básica Alimentaria.

Con lo indudable e inocultable de la crisis que hoy estamos viviendo la mayoría de los venezolanos en el país, no puede haber ayudas buenas y ayudas malas. Sea Rusia, China, EEUU, Colombia o de cualquier país, bienvenida sea.

En un país arruinado, sin producir y con una hiperinflación galopante, en medio de su circo sin pan, lo único que se le ocurre a Nicolás es decretar días libres, - alargando el “carnaval”-, y dar un bono que no alcanza ni para comprar un kilo de queso y un pollo.

Ahora veremos que tanta coherencia existe y cuántos van a tomarse estas vacaciones, a “disfrutar” de dicho bono, cuando la mayoría dice que no reconoce a Maduro.

Circo además que quiso completar el gobierno con un concierto copiándose de AidLive, pero que terminó siendo más que un desconcierto para los altos jerarcas del régimen, un verdadero desierto, en fin, hoy le seguimos marcando la agenda al gobierno y ellos solo reaccionando irracionalmente, y aunque lo cierto es que este régimen está colapsado, su élite continúa en desbandada.

Además es importante resaltar que en esta nueva etapa, Nicolás y su combo habían evitado la represión general y la violencia. Este 23F decidieron retomar ese camino con las distintas fuerzas policiales y de choque, con lo que a nuestro juicio, perdieron mucho en esta batalla. Desde esta tribuna, nos solidarizamos con el pueblo Pemón, con el voluntariado y familiares de todos aquellos valientes que lamentablemente cayeron en esta cruzada en manos de la represión de unos cuantos descerebrados que se niegan a la ayuda humanitaria.

¿Por qué es una derrota? Si el 22F lo derrotamos comunicacionalmente ante el mundo, el 23F sufrieron una derrota no solo política, sino incluso militar. Quedó demostrado no solo su perfil violento, sino también su debilidad en los mandos de las FAN, quienes conscientemente decidieron plegarse a la Constitución.

Por otro lado, a los que esperaban o deseaban en medio de su emoción e irresponsabilidad que ocurriera una intervención extranjera, desde Unidad Visión Venezuela les pedimos que no vayan a caer en una nueva campaña diciendo que esta nueva etapa de lucha ha fracasado.

Igualmente debo decirle que una acción militar en este momento, solo le serviría al régimen que ya no tiene nada que perder, pero que si lo victimizaría y además, haría que muchos países de los que nos vienen apoyando, nos retiraran su respaldo. Hay que dejar que se sigan hundiendo en sus errores. Que sigan mostrando su talante tiránico; como dice el dicho: “Cuando el enemigo está cavando su propia tumba, no hay que quitarle la pala”.

Quiero además dejar claro, que por ahora, los Convenios de Ginebra no son aplicables a la situación que estamos viviendo en Venezuela. Nuestro país todavía está en una categoría que el derecho internacional califica como “disturbios internos”. Sin embargo la quema de la ayuda humanitaria si puede considerarse un crimen de lesa humanidad.

Y a pesar de que nos bloqueen todas las comunicaciones, porque se creen dueños y poderosos, desde Unidad Visión Venezuela también les decimos que nunca podrán bloquear nuestra conciencia.

En un Venezuela Aidlive, que permanecerá no solo en nuestra memoria, sino también en nuestros corazones, como un evento donde el reencuentro, la solidaridad y la esperanza, nos conectó con el amor por nuestro país, y con la certeza de que si es posible su restauración, por ello no bajaremos la guardia y seguiremos en la lucha hasta lograr ese cambio que la mayoría queremos y anhelamos. Porque ese sentimiento de que todos somos uno, nos debe motivar a permanecer unidos y así poder ver más temprano que tarde a una Venezuela libre, renovada y en paz. Tengan confianza, porque ¡vamos bien!

Finalizo haciéndoles un llamado a los que no están de acuerdo con lo que se está haciendo desde la Asamblea Nacional, a que no solo muestren su inconformidad, sino que propongan alternativas realistas.
     
Omar A. Ávila H.
@OmarAvilaVzla

LUIS FUENMAYOR TORO, ESTUPEFACTO


En los años sesenta, ante la insurgencia del PCV y del MIR contra el gobierno represivo de Rómulo Betancourt, el Congreso de la República fue allanado y los diputados de esos partidos encarcelados sin cumplir con las normas constitucionales. Hubo también terrorismo de Estado aplicado por organizaciones paramilitares como la “Cobra Negra” contra líderes estudiantiles, políticos y sociales. Los insurgentes, por s parte, efectuaron atentados terroristas, como el asesinato de policías, bombas de bajo poder en sitios públicos y secuestros; adicionalmente asaltos a bancos para proveerse del financiamiento necesario.

Las acciones gubernamentales incluyeron la creación de los “Teatros de Operaciones”, sitios militares donde se detenía a los enemigos del gobierno y se violaban gravemente los derechos humanos: secuestro, incomunicación, maltratos, torturas y asesinatos. Sin juicios, sin asistencia médica, sin testigos. Hubo además los enfrentamientos gobierno-guerrilla, con un saldo mayor de muertes y heridos del lado de los insurgentes, que no llegaron a constituir peligro para la democracia representativa naciente. Allanamientos de las universidades, hostigamiento permanente, modificaciones de la Ley de Universidades y un saldo de estudiantes muertos, heridos y detenidos.

Se efectuaban además allanamientos nocturnos en barrios populares, con detenciones ilegales y robo de pertenencias. Luchas en varias ciudades entre manifestantes y encapuchados con la policía, detenciones, uso de piedras y bombas Molotov por los manifestantes y disparos de perdigones y armas de fuego, gases lacrimógenos y agua coloreada a presión, por el gobierno. Estos incidentes se extendieron mucho más allá del fin de la lucha guerrillera, que se produjo con la pacificación de Caldera.

La primera gran sorpresa con el gobierno “bolivariano” fue ver como sus funcionarios, víctimas directas de atropellos y violaciones de los gobiernos adecocopeyanos, han repetido con total naturalidad las mismas conductas denunciadas y enfrentadas: detenciones arbitrarias, allanamientos ilegales, uso de funcionarios enmascarados, confinamientos, secuestros, maltratos y torturas, juicios militares a civiles y sin permitir el legítimo derecho a la defensa. Pero además con mayor ensañamiento. Chávez y sus insurrectos sufrieron prisión por dos años; el general Baduel lleva cerca de una década. Es una desfachatez.

Defensores de los DDHH en el pasado hoy justifican este tipo de conducta. ¡Insólito! Pero que la lucha política actual les haya nublado el entendimiento a muchos venezolanos es increíble. Quienes hoy se creen ya en el poder se preparan para la limpieza ideológico política del país, del cual eliminarán, asesinándolos supongo, a todo quien sea sospechoso de haber tenido alguna simpatía con Chávez o con Maduro. Profesores, profesionales, periodistas y otros del campo opositor extremista, no tienen empacho en decir que la libertad de información, expresión u opinión, tiene que estar sujeta a una racionalidad; que no se puede caer en esas “veleidades” que permiten que cualquiera diga lo que le parece.

Cuando lo leí recordé la lucha del gobierno por imponer la información veraz, la cual terminó siendo la del gobierno y le permitió criminalizar cualquier otra diferente. Pues bien, sus sucesores se aprestan a hacer lo mismo y mejorarlo. Los cierres de emisoras de radio, programas de opinión, televisoras, lejos de desaparecer se profundizarán, repitiendo una conducta que han condenado todos estos años. ¡Inaudito! Pero real. Esto como que no se acaba pronto; aún si hay un cambio de gobierno, si quienes vienen lo hacen con estas intenciones, los enfrentamientos continuarán. Lamentable, pero será así.

Luis Fuenmayor Toro
@LFuenmayorToro

JOSÉ LUÍS MÉNDEZ LA FUENTE, LA TORPEZA DE MADURO Y EL FINAL DEL “CHAVISMO”

Si le damos una ojeada a lo que han sido estas dos décadas de “chavismo”, en el cual tenemos forzosamente que incluir el gobierno de Maduro, por más que los denominados “chavistas puros u originarios” se esfuercen por sacarlo, tratando de hacer una separación similar a la de la nata de la leche, una característica que llama la atención es la de la duplicidad institucional o paralelismo del estado. Un tema al cual ya hemos dedicado algún artículo, como aquel, por ejemplo, del año 2008  titulado “El Estado Paralelo”.

Pero en esta ocasión no es poner de manifiesto la motivación, ni la finalidad, escondidas detrás de las decisiones que dieron lugar a ese desdoblamiento del Estado en todos estos años, como tampoco su arbitrariedad e ilegalidad manifiestas, lo que nos anima a volver, una vez más, sobre el asunto. 

Después del anuncio de la muerte de Chávez el 5 de marzo del 2013, fueron muchas la opiniones y conjeturas que se dieron con relación al futuro del “chavismo” como movimiento político, tanto en el   ámbito  nacional como en el internacional. La mayor `parte de las mismas hacían depender sus conclusiones, bien alargando  o bien  recortando la vida del “chavismo”, del éxito, primero, de las elecciones presidenciales que se realizarían el 14 de Abril próximo y, derivado de lo anterior, en segundo lugar, del acierto con el cual Maduro condujese el nuevo gobierno. De modo que el futuro del “chavismo”, su legado político, dependía básicamente del desempeño de Maduro, como nuevo líder del movimiento, mas aún, cuando se proclamaba “hijo de Chávez”.

Para algunos otros, los menos, fallecido Chávez, lo mejor que le podía ocurrir al “chavismo” era su consolidación internacional, para lo cual se hacia necesario una coagulación de todas las interpretaciones y tendencias que habían surgido hasta el momento. En pocas palabras, que desaparecido Chávez, nadie debería intentar ocupar su lugar, correspondiendo consolidar su pensamiento y acción en una doctrina que trascendiera lo nacional, como lo había hecho el propio Chávez. Solo de esta manera, aseguraban, se podría preservar sus ideas y garantizar su existencia política futura, a largo plazo. Aunque las elecciones eran un asunto de inmediata atención, decían, una cosa era buscar ganarlas con la memoria de Chávez como estandarte y otra muy distinta, intentar gobernar con las ideas del comandante supremo, sin serlo. De hecho, esto último podía convertirse en un serio problema.

Debemos recordar que fue desde el mismo nacimiento de la Asamblea Nacional Constituyente de 1999, que las instituciones políticas, sociales y económicas empezaron a sufrir una especie de clonación, consecuencia seguramente, del impulso instintivo que tenia el propio Chávez de incumplir e irrespetar la ley y el orden, no importa si había sido el mismo quien los había establecido inicialmente.  Ya en aquel entonces, la constituyente se encargó de legislar no obstante existir un Congreso de la República que contaba con nuevos miembros recién electos en diciembre de 1998. Finalizada la labor de  la constituyente dando a luz a la Constitución de 1999, se instaló el denominado Congresillo, creado sin base legal alguna por aquella, que continuo legislando como si nada, a pesar de que la nueva constitución acababa de ser promulgada y exigía un poder legislativo electo por sufragio.

Posteriormente, vendría el uso de PDVSA como caja chica del gobierno primero, luego como tesorería y después como principal proveedor de divisas, sin pasar por el Banco Central;la convirtiéndola  en un ente de provisión de fondos y apalancamiento de operaciones clandestinas nacionales e internacionales, paralelo,  al Ministerio de Finanzas y al propio Banco Central.  Con sentido similar  fueron  creadas estructuras paralelas tales como el Gobierno del Distrito Capital,  la Autoridad Única del Área de Valencia, o el curioso “protectorado del Estado Miranda”, no contempladas en la legislación venezolana, así como las Corporaciones Regionales, con ingentes recursos económicos, y competencias que solapan o chocan con las de los alcaldes o gobernadores de la oposición, electos por el pueblo, en los territoriales abarcadas por dichas entidades.

Por su parte, los Consejos Comunales aparecieron regulados ya en el 2002, mientras que  las juntas comunales, Concejos Comunales y demás, surgen en los años siguientes, a pesar de que tanto la Constitución Bolivariana, como la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, no las contemplan en sus respectivos textos, pues establecen la figura de las Juntas Parroquiales y Concejos Municipales. Y asi pudiéramos continuar.

Con Maduro, se abusó el uso de estos paralelismos, llegándose al punto de elegir, espuriamente, una Asamblea Nacional Constituyente sin seguir los pasos establecidos en la Constitución, con el solo propósito de  tener un cuerpo legislativo ordinario, cuando esa no es su actividad primaria, que anulase la función del parlamento existente, en manos de la oposición. 

Pero quien le hubiera dicho a Maduro o al mismísimo Chavez, si estuviese vivo, que una  estructura  legítima como la actual Asamblea Nacional, convertida en paralela, al igual que el TSJ o  la fiscalía, gracias a la torpeza de Maduro, se constituiría en la punta de lanza de la oposición en su lucha política contra el chavismo y que, de ahí, iba a salir un presidente que convertiría la suya, la de Maduro, en una presidencia paralela.

Vistos los últimos acontecimientos donde incluso, han sido derribadas algunas estatuas de Chávez, pareciera haber algo de razón en quienes prevenían sobre el peligro que suponía una presidencia de Maduro para la supervivencia del “chavismo” y  la memoria de Chávez.

José Luís Méndez La Fuente
@xlmlf