domingo, 24 de noviembre de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, DOMINGO 24/11/2019

MERCEDES MALAVÉ: EL ENCUADRE

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 7 minutos
El surgimiento del arte abstracto, luego conceptual, se asocia a la invención de la cámara fotográfica y al desarrollo de la filmografía. Máquinas desplazan la habilidad humana de copiar, calcar o retratar la realidad. El retrato no se equipara a una foto o a un fotograma en términos de captación minuciosa y exacta. Pero hay algo que la cámara no puede traspasar y son precisamente esas cuatro líneas que la demarcan; ese encuadre, marco o frame que encierra la realidad en cuatro bordes. En cambio, el arte abstracto supera las fronteras del encuadre fotográfico, pese a que su superfi... más »

CARLOS ALBERTO MONTANER: VÁNDALOS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 34 minutos
Ahora le tocó el turno a Colombia. Antes había ocurrido en México y en Chile. Los vándalos han destruido una buena parte de Santiago de Chile. Se ensañaron con el sistema de transporte público. Más de dos docenas de estaciones fueron carbonizadas. Esas acciones afectan directamente a los trabajadores más pobres y a las empresas en las que laboran. No pueden llegar a tiempo a sus trabajos. Es verdad que los Estados suelen recoger rápidamente los escombros, pero la indignación contra los vándalos tarda mucho tiempo en disiparse. Mucho más que la humareda de los incendios. Indirecta... más »

CARLOS BLANCO: MAYORÍAS QUE VAN Y VIENEN CASO VENEZUELA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 53 minutos
1. Nadie duda que la mayoría del país procura la salida del régimen encabezado por Maduro. Por supuesto, la condición de minoría de los partidarios de la Banda Presidencial es irrefutable. Así ha sido muchas veces. En la época de Chávez fue un carrusel de mayorías y minorías fluidas, lo que dependía del grado de hastío ciudadano, de un lado, y también de las ofertas que hicieran los próceres rojos, del otro. 2. Sin embargo, con Maduro en Miraflores no ha habido esa oscilación: perdió las elecciones, se las robó y la oposición “no cobró”, y nunca ha sido mayoría. De allí... más »

ENRIQUE GUILLERMO AVOGADRO: CARETAS Y ESPEJOS. CASO ARGENTINA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
"La mistificación es un fenómeno frágil". Laurence Debray Con impredecible velocidad, las caretas que diferenciaban a Alberto Fernández y la viuda de Kirchner, ya algo desteñidas por una afirmación del primero ("Cristina y yo somos lo mismo") y, sobre todo, aquéllas que pretendían otorgar al Presidente electo una independencia inédita frente a quien lo había elegido a dedo y llevado al triunfo, cayeron con estrépito. Y no me refiero sólo a la radicalización de sus posiciones internacionales y pseudo-jurídicas, al relevante cargo reservado a Eduardo Wado de Pedro en el entorno de l... más »

CARLOS VILCHEZ NAVAMUEL: ¿DEBE LATINOAMÉRICA SANCIONAR O ROMPER RELACIONES CON CUBA? DESDE COSTA RICA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Entendemos por diplomacia aquella actividad cuyo objetivo es representar y velar por los intereses de una nación con relación a otra o con relación a un organismo internacional. Según la RAE, la diplomacia es la ciencia o conocimiento de los intereses y relaciones de unas naciones con otras. También comprendemos que esta profesión cumple un papel preponderante cuando dos o varios Estados están en conflicto, específicamente cuando sus gobiernos y sus culturas son diferentes entre sí. Tener relaciones diplomáticas entre gobiernos dictatoriales (o totalitarios) y democráticos es posi... más »

LUIS FUENMAYOR TORO: ¿DÓNDE ESTAMOS Y HACIA DÓNDE VAMOS? CASO VENEZUELA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Ha transcurrido casi un año desde que la oposición de la Asamblea Nacional presentó a los venezolanos la ruta del cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Para ello se llamó a manifestaciones públicas de calle, se organizaron acciones puntuales de grupos violentos (guarimbas) y actividades golpistas y se trabajó en función de lograr apoyo internacional, principalmente de EEUU y sus gobiernos adláteres en la región y de la comunidad europea. Hubo inicialmente nutridas marchas en todo el país, que sin embargo nunca fueron como las ocurridas en 2001 y 2002. T... más »

MERCEDES MALAVÉ: EL ENCUADRE

El surgimiento del arte abstracto, luego conceptual, se asocia a la invención de la cámara fotográfica y al desarrollo de la filmografía. Máquinas desplazan la habilidad humana de copiar, calcar o retratar la realidad. El retrato no se equipara a una foto o a un fotograma en términos de captación minuciosa y exacta. Pero hay algo que la cámara no puede traspasar y son precisamente esas cuatro líneas que la demarcan; ese encuadre, marco o frame que encierra la realidad en cuatro bordes.

En cambio, el arte abstracto supera las fronteras del encuadre fotográfico, pese a que su superficie sea un lienzo o una pared. El artista desafía los límites cuando emplea su creatividad en la expresión de realidades trascendentes; puede plasmar lo espiritual, lo inmaterial, lo universal, lo infinito y lo trascendente sin tocar siquiera los límites materiales de su obra. Kandinsky es capaz de escribir De lo espiritual en el arte, ensayo cargado de ideas maravillosas sobre las posibilidades expresivas de las artes plásticas.

Encuadre y periodismo

La teoría del encuadre y la agenda setting se conoce en el periodismo desde los años 80. Los medios de comunicación social actúan como la cámara fotográfica: captan de la realidad aquello que les conviene. Fijan su agenda y lanzan a sus periodistas a retratar con mejor o peor enfoque la realidad que se va a comunicar. Corren los noticieros, la prensa, la radio, los programas de opinión. Veinticuatro horas de información veraz y objetiva; realidad encuadrada por los dueños de las cámaras.

El fin de semana del 16N es emblemático al respecto. Desde el paro petrolero la agenda setting venezolana viene funcionando a las mil maravillas. ¿La razón? Un poderoso establishment político que hace que supuestos contrincantes se fijen en lo mismo, retraten lo mismo, digan lo mismo, opinen lo mismo… hasta con las mismas palabras. Lo cierto es que desde el 15N el gobierno dual (Maduro-Guaidó) desplegó su agenda fundada en el alarmismo, el golpe de estado, la invasión, la caída, el no retorno y el juicio final. Si a alguien se le ocurría decir que después del 16 vendría la serie fotográfica del 17, 19, 21 y así sucesivamente, sería tildado de colaboracionista infame. El frame era la calle, los militares, los estudiantes, la ciudadanía inerme.

Resistencia

Lo cierto es que el 16N no pasó nada, y el 17N Maduro anunció la dolarización y el bono de los trabajadores. La agenda del gobierno era la siguiente: Crear expectativas sobre la mega marcha y la alarma anaranjada; desarrollo de las marchas sin percances ni grandes alteraciones y, el día después, dar un buena noticia económica asociada a la libertad de comprar regalos y comida en navidad, para demostrar que las cosas no solo están normales sino mejores.

El lunes pasado, Luis Vicente León decía en el programa de Varnagy que la batalla política la estaba ganando el gobierno. Es claro: nadie puede competir en retratar la realidad con el que tiene la máquina comunicacional en sus manos. La oposición sigue sin agenda propia, sin creatividad, sin mensaje. Frente a un pueblo que se las ingenia para sobrevivir y para ser libre, la agenda de Guaidó luce hoy como una propuesta enclenque que envejeció prematuramente.

La lucha democrática debe reinventarse a partir de la toma de conciencia de a qué nos estamos enfrentando. Se habla mucho de la naturaleza del régimen, pero se acepta poco la tarea de resistir dando la pelea en el terreno de los derechos políticos: organización, estructura electoral, respeto al debate plural, trabajo de hormigas, preservación de espacios democráticos. En definitiva: ¡Poco ruido y muchas nueces!

Mercedes Malavé
@mercedesmalave

CARLOS ALBERTO MONTANER: VÁNDALOS

Ahora le tocó el turno a Colombia. Antes había ocurrido en México y en Chile. Los vándalos han destruido una buena parte de Santiago de Chile. Se ensañaron con el sistema de transporte público. Más de dos docenas de estaciones fueron carbonizadas. Esas acciones afectan directamente a los trabajadores más pobres y a las empresas en las que laboran. No pueden llegar a tiempo a sus trabajos. Es verdad que los Estados suelen recoger rápidamente los escombros, pero la indignación contra los vándalos tarda mucho tiempo en disiparse. Mucho más que la humareda de los incendios.  

Indirectamente, los vándalos perjudican a toda la sociedad. Los daños infligidos al sector público significan menos servicios de los ya pautados en los presupuestos. Menos comedores escolares. Menos salud y educación. Menos recursos para los pensionados. Menos parques y recreos. Menos inversión. Menos puestos de trabajo. Menos crecimiento. Tal vez, más impuestos para paliar los destrozos. No hay un solo aspecto positivo en el vandalismo, dado que la sociedad suele tomar en cuenta estas actitudes a la hora de las elecciones. Les suelen cobrar en las urnas tanto a las izquierdas suicidas que auspician los desmanes –los Petro de este mundo—como a los gobernantes que no afrontan con firmeza a los vándalos. 

Curiosamente, los vándalos originales fueron parte de unas tribus germánicas que entraron en Iberia a principios del siglo V y dejaron su huella genética en Galicia y Andalucía. Los españoles altos, rubios y bien plantados, de ojos azules o verdes, provienen de ese tronco remoto. La fama de destructores es muy posterior. Proviene del saqueo a Roma del año 455, pero no fue hasta el siglo XIII que los escritos eclesiásticos acuñaron la siniestra equivalencia entre los saqueadores y los vándalos. Sin embargo, aquellos vándalos, los originales, actuaban fuera de su territorio. No se les ocurría destruir el entorno propio. 

¿Por qué lo hacen estos nuevos vándalos? Evidentemente, porque les gusta quemar y destruir lo que no les pertenece. Hay algo hipnótico y atrayente en el fuego. Por eso la piromanía es un fenómeno universal. El origen puede ser político, pero la mano de obra que se dedica a ello suele estar compuesta por jóvenes que disfrutan el golpe de adrenalina que les recorre el organismo. Son esclavos de los neurotransmisores que controlan nuestra conducta, como estableció muy bien el antropólogo español José Antonio Jáuregui. Especialmente cuando sabemos que el cerebro no madura hasta, aproximadamente, los 25 años de edad.    

¿Cómo enfrentarse a estos destructivos ciudadanos? A mi juicio, con mano dura y justa. Tal vez modificando los códigos penales. No basta con solicitarles a las abuelas que castiguen a sus nietos vándalos, como pedía Andrés Manuel López Obrador (AMLO), presidente de México. La sociedad, representada por el Estado, debe hacerlo. ¿Cómo? Acaso responsabilizando a los culpables ante tribunales severos. Si son menores de edad, haciendo que las familias abonen los gastos de la destrucción efectuada por estos canallitas. Creo que algunos pueblos asiáticos tienen medidas de ese tipo que deben imitarse.  

Recuerdo el caso de un empresario español, molesto por el grafiti dejado en la fachada de su negocio por un “artista” callejero, averiguó donde vivía el sujeto, fue a su casa y la pintarrajeó con botes de pintura indeleble. El grafitero aprendió la lección y nunca más perjudicó los predios del vengador en cuestión. De paso, la familia, muy disgustada, tuvo que abonar cientos de euros por el costo de repintar su vivienda.

Es muy importante que esas reformas de las penas y castigos se lleven a cabo. Así se evitaría, entre otras anomalías, el ruido de sables que suele terminar muy mal. O las reformas penales las hacen los políticos sensatos, o se las hacen a la fuerza los generales con el beneplácito inicial de las sociedades. Después llega el momento de llorar, pero el origen está en los vándalos y en la pasividad de los gobiernos que los toleran. 

Carlos Alberto Montaner 
montaner.ca@gmail.com
@CarlosAMontaner 

CARLOS BLANCO: MAYORÍAS QUE VAN Y VIENEN CASO VENEZUELA

1.       Nadie duda que la mayoría del país procura la salida del régimen encabezado por Maduro. Por supuesto, la condición de minoría de los partidarios de la Banda Presidencial es irrefutable. Así ha sido muchas veces. En la época de Chávez fue un carrusel de mayorías y minorías fluidas, lo que dependía del grado de hastío ciudadano, de un lado, y también de las ofertas que hicieran los próceres rojos, del otro.

2.       Sin embargo, con Maduro en Miraflores no ha habido esa oscilación: perdió las elecciones, se las robó y la oposición “no cobró”, y nunca ha sido mayoría. De allí lo inoficioso del alegato según el cual hay que “construir mayoría”, como suele decir Guaidó. Ya existe en forma abrumadora.

3.       El asunto es que ya Maduro y sus secuaces no le dan la menor importancia. Asumieron que no tienen al país de su lado y que nunca serán mayoría. Al admitir esa realidad, abandonaron toda idea de conseguir apoyo popular y en su lugar optaron por brigadas de choque organizadas a lo largo y ancho del país.

4.       Cuando ellos convocan contramarchas y manifestaciones, en realidad no esperan gente; movilizan unas decenas o centenas de autobuses, pero esos asistentes son la cobertura de una operación militar que consiste en sacar los colectivos armados a la calle. Funcionan como un señuelo para que se diga que sus convocatorias fracasan, mientras la estructura militar que hay por debajo se entrena en la toma de los espacios ciudadanos.

5.       No se trata de que al régimen no les importen las fotos. Por eso tienen un aparato comunicacional poderoso que, sin pudor, hace Photoshop y videos adulterados o de momentos distintos. Sin embargo, su interés principal no está en mostrar que son mayoría sino en mostrar que ejercen el poder y que no están dispuestos a soltarlo ante aquella mayoría.

6.       En este sentido, la disputa de las fuerzas democráticas no debería ser por ganar el mayor porcentaje de la población que ya tiene sino por convertirlo en fuerza imbatible. Hoy las fuerzas de calle del régimen, sus brigadas de choque y sus unidades militares y policiales antimotines, constituidas por unas centenas o pocos miles, le ganan la pelea en la calle a millones que no tienen cómo defenderse.

7.       Obviamente, lo anterior no se resuelve mediante la creación de un ejército opositor, pues no hay cómo ni con qué. En los estudios sobre guerras híbridas (formas más complejas que las asimétricas) se observa que las fuerzas más débiles ganan a las más fuertes cuando libran ataques indirectos. Me detengo aquí para dejar volar la imaginación mía y de mis amables lectores.

8.       El régimen se ha quebrado en muchos aspectos y con tal debacle ha arrastrado al país entero. En lo único que no se ha quebrado es en la voluntad de poder que el grueso de la oposición no ha tenido ni tiene.

Carlos Blanco
@carlosblancog

ENRIQUE GUILLERMO AVOGADRO: CARETAS Y ESPEJOS. CASO ARGENTINA

"La mistificación es un fenómeno frágil". Laurence Debray

Con impredecible velocidad, las caretas que diferenciaban a Alberto Fernández y la viuda de Kirchner, ya algo desteñidas por una afirmación del primero ("Cristina y yo somos lo mismo") y, sobre todo, aquéllas que pretendían otorgar al Presidente electo una independencia inédita frente a quien lo había elegido a dedo y llevado al triunfo, cayeron con estrépito. 

Y no me refiero sólo a la radicalización de sus posiciones internacionales y pseudo-jurídicas, al relevante cargo reservado a Eduardo Wado de Pedro en el entorno de la Casa de Gobierno y, tampoco, al veto definitivo a Florencio Randazzo para ocupar el Ministerio de Transportes. 

La imagen de las reiteradas visitas del futuro mandatario a los domicilios político y personal de la segunda, que no pueden ser imputadas a un mero gesto caballeresco, ya venía dando una pauta de subordinación inconstitucional; pero el lunes, esa actitud llegó al paroxismo cuando, al salir de la casa de Cristina, luego del recargado regreso de Cuba de ésta, Alberto declaró sin empacho que la elección de los integrantes del futuro gabinete ministerial estaba casi terminada. 

Lo más llamativo, aunque no sorprendente dados sus antecedentes en la materia, fue que lo hizo pocos días después de asegurar que ella no tendría injerencia en la designación de los ministros. Sin embargo, al transcender algunos movimientos en las autoridades de los bloques del Frente para Todos en el Hº Aguantadero, quedó clarísima la decisión de Cristina. 

Para lograr para su hijo Máximo la jefatura de ese rejuntado en la Cámara baja, por ejemplo, Agustín Rossi, que pretendía lo mismo, fue elegido como futuro Ministro de Defensa, pese a sus nefastos antecedentes en ese cargo (por ejemplo, el "extravío" de un misil y toneladas de municiones) por los cuales se encuentra bajo investigación judicial. Y escoger a José Mayans -una de las primeras espadas del impresentable y eterno Gobernador de Formosa, Gildo Insfrán- para ocupar idéntica función en la Cámara alta, seguramente requerirá ofrecer también a Carlos Caserio, alfil del Gobernador Juan Schiaretti, el caramelo de otra silla en el gabinete 

Esas actividades de la Vicepresidente electa tienen tres objetivos: abortar la gestación de un "albertismo" competidor e independiente, posicionar a su vástago para reemplazarla como candidato en 2023, y evitar intranquilidades en el ámbito de la Justicia. Las maniobras que, seguramente, realizará Cristina para lograr la impunidad de su hija Florencia ameritarán el alquiler de balcones, pero eso es algo que nunca le preocupó 

Carlos Pagni, el jueves, en una nota absolutamente imperdible, (https://tinyurl.com/rodr2g9), describió algunos de los intereses contrapuestos que afectarán, en la gestión y en la Justicia, a los integrantes de la fórmula triunfadora. 

Cómo funcionará entonces esta conducción bicéfala -por ser optimista- que se prevé para la Argentina a partir del 10 de diciembre es, obviamente, aún una incógnita, pero todos los antecedentes han sido nefastos y terminaron con graves hechos institucionales y hasta de sangre; Héctor Cámpora, ese ex Presidente a quien debe su nombre el núcleo de los jóvenes -ya no tanto- kirchneristas, podría atestiguarlo. 

Aunque es probable que esa contienda, que en los primeros 70's se zanjó a tiros y bombas, ahora se resuelva en transacciones "comerciales", ya que los aliados y socios regionales de Cristina disponen de ingentes fondos non sanctos que le permitirían comprar al más pintado de los gobernadores y legisladores, por muy díscolos que sean. 

En todos los escenarios conflictivos que se han suscitado en los últimos meses en América del Sur, aparecieron grupos terroristas dispuestos a destruir e incendiar ciudades para intentar derrocar a las autoridades (Ecuador, Colombia, Perú y Chile) o para reponer en el poder a mandatarios exiliados o presos (Ecuador, Perú, Brasil y Bolivia); lo curioso es que el  posicionamiento de los vándalos refleja exactamente la actitud contemporizadora o frontalmente enemiga de cada gobierno frente al narcotráfico 

La irrupción del comercio de estupefacientes como actor político resulta fundamental, tanto como el gigantesco desarrollo de las comunicaciones, para entender por qué las protestas legítimas contra el real deterioro de la situación económica de grandes proporciones de las sociedades a partir de la caída en el precio de las commodities -sus enormes alzas permitieron la instalación de los regímenes clepto-populistas aliados del "socialismo del siglo XXI" chavista- han adquirido tamaña virulencia. 

Existen muchas denuncias y suficientes pruebas sobre las actividades de Cuba y del "Cártel de los Soles", esa terrible organización que encabeza Diosdado Cabello e integran los más de dos mil generales venezolanos (más que los de Estados Unidos), tendientes a desestabilizar a los países que no tranzan con el narcotráfico; la enorme masa de dinero que maneja ese negocio, incrementada con el contrabando de combustibles y oro, le permite financiar sin medida a los violentos, a los cuales entrenan y arman. Además, al hacer participar a los mandos militares del reparto del cuantioso botín le ha servido a Nicolás Maduro para asegurarse su lealtad y perpetuarse en el poder, a pesar de la catástrofe humanitaria en la que ha sumido a su país.

Bs.As., 23 Nov 19

Enrique Guillermo Avogadro
E.mail: ega1@avogadro.com.ar
Twitter: @egavogadro

CARLOS VILCHEZ NAVAMUEL: ¿DEBE LATINOAMÉRICA SANCIONAR O ROMPER RELACIONES CON CUBA? DESDE COSTA RICA

Entendemos por diplomacia aquella actividad cuyo objetivo es representar y velar por los intereses de una nación con relación a otra o con relación a un organismo internacional. Según la RAE, la diplomacia es la ciencia o conocimiento de los intereses y relaciones de unas naciones con otras. También comprendemos que esta profesión cumple un papel preponderante cuando dos o varios Estados están en conflicto, específicamente cuando sus gobiernos y sus culturas son diferentes entre sí. 

Tener relaciones diplomáticas entre gobiernos dictatoriales (o totalitarios) y democráticos es posible siempre y cuando exista respeto entre los Estados; sin embargo, cuando la interferencia de un Estado es dañina para el otro o no encuentra ningún beneficio, las relaciones deberían suspenderse. El caso de Cuba podría ser un ejemplo.

Durante más de 60 años Cuba ha sido “consentida” por la mayoría de los gobiernos de países latinoamericanos. Desde nuestro país pudimos darnos cuenta cómo en los inicios de los sesenta del siglo pasado se violaron los derechos humanos en la Isla, desde que los hermanos Castro llegaron al poder. Con excepción de los Estado Unidos, poco se hizo por los cubanos en general que padecieron todo tipo de injusticias. Algunos países rompieron relaciones temporalmente, pero luego los políticos de “diferentes frentes socialistas” volvían a establecerlas, especialmente los vestidos de socialdemócratas que siempre quisieron tomarse la foto con el barbudo de Fidel, a quién le guiñaron el ojo, lo adularon y lo alcahuetearon.

La Cuba de los hermanos Castro han sido un foco de desestabilización en toda la región, los intentos de introducir la guerrilla se dieron en diferentes frentes y fechas, el mejor ejemplo fue el respaldo cubano a la guerrilla colombiana, guerrilla que se mantuvo con el narcotráfico y el respaldo directo cubano que los acogía y llevaba a cabo todo tipo de negocios con ellos.

Luego de la caída de la URSS, a Fidel Castro se le ocurrió continuar con su idea imperialista, quería dirigir toda Latinoamérica, y esta vez, lo haría a través de las elecciones, se fue a Brasil y junto con Luiz Inácio Lula da Silva formaron el famoso Foro de Sau Paulo donde se delinearon todas las estrategias y objetivos para controlar toda la región y convertir a Latinoamérica en hormiguero rojo.

Una de estas estrategias era primero firmar acuerdos con los diferentes gobiernos en educación y salud, de esta manera entraban a los países disfrazados de ovejitas y con ciudadanos de estos países afines a sus propósitos iban introduciendo en los ministerios sus objetivos, la organización de grupos subversivos es uno de sus objetivos.

Cuando Chávez llegó al poder, este se fue a Cuba y enseguida a Brasil, Castro y Lula se frotaron las manos, Chávez financiaría al Foro de Sau Paulo en toda Latinoamérica.

Los cubanos empezaron a entrar a Venezuela por miles con la inteligencia disfrazada con médicos y enfermeras, lo mismo hicieron en el Brasil de Lula, en la Argentina de los Kirchner, en la Nicaragua de Ortega, así como en el Ecuador de Correa y por supuesto en la Bolivia de Morales, sin olvidarnos de los países centroamericanos y del Caribe, y lo peor es que lo continúan haciendo en colaboración con traidores a la patria de diferentes países del área. 

La nueva ola de una región más a la derecha y democrática y el desplome de Venezuela, el país que los patrocinaba alertó a los imperialistas rojos, sin embargo, se sabe que con el dinero del narcotráfico procedente del narco gobierno venezolano todavía pueden cumplir ciertos objetivos que fueron bien diseñados, uno de ellos era el cómo llevar a cabo una campaña de desestabilización en toda la región, tal y como lo estamos viendo desde hace algunos meses. 

Por todo lo anterior, pensamos que el gobierno cubano debería ser sancionado de alguna manera, aquí proponemos que los países democráticos rompan los acuerdos alcanzados en materia de educación y salud, y le exijan al gobierno cubano el retiro de todos los cubanos enviados por su gobierno a nuestra región. De no cumplir lo exigido, los gobiernos deberían romper relaciones diplomáticas con Cuba por un período no menor a 10 años. Quizás con estas medidas se logre contener toda esta inestabilidad que algunos cubanos junto con otros venezolanos han generado en toda el área del hemisferio sur americano. 

Carlos Vilchez Navamuel
carlosvilcheznavamuel@gmail.com
@carlosvilchezn 
http://www.carlosvilcheznavamuel.com/
Costa Rica

LUIS FUENMAYOR TORO: ¿DÓNDE ESTAMOS Y HACIA DÓNDE VAMOS? CASO VENEZUELA

Ha transcurrido casi un año desde que la oposición de la Asamblea Nacional presentó a los venezolanos la ruta del cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Para ello se llamó a manifestaciones públicas de calle, se organizaron acciones puntuales de grupos violentos (guarimbas) y actividades golpistas y se trabajó en función de lograr apoyo internacional, principalmente de EEUU y sus gobiernos adláteres en la región y de la comunidad europea. Hubo inicialmente nutridas marchas en todo el país, que sin embargo nunca fueron como las ocurridas en 2001 y 2002. También se produjo la violencia de baja intensidad ejercida por grupos juveniles  dirigidos por mercenarios, pero lo que avanzó mucho más fue la acción internacional, con el reconocimiento a Juan Guaidó como Presidente de la República de más de 50 países, la creación del grupo injerencista de Lima y sobre todo la imposición de sanciones económicas por parte de EEUU. 

El gobierno respondió convocando a las calles a sus partidarios, para lo cual utilizó su control de la administración pública y los recursos del Estado; reprimiendo fuertemente las acciones violentas de calle e interfiriendo y limitando también las protestas pacíficas, militarizando las principales ciudades, judicializando la represión contra sus adversarios y desatando una costosa acción propagandística digna de mejores causas. Adicionalmente, fue tomando medidas de liberación del mercado, que lo han llevado al extremo de permitir y defender una dolarización anárquica de la economía y un mercado prácticamente sin ningún control estatal. Ha reducido la emisión de circulante y ha tratado, con muchas dificultades, de mantener algunos programas sociales, principalmente los de ayuda alimentaria a la población, para los cuales está muy lejos de tener las divisas que tuvo, y ha manejado intensamente sus relaciones internacionales. 

Luego de casi un año de lucha los adversarios no han podido acumular suficientes fuerzas para derrotar al contrario. Las marchas opositoras se han venido reduciendo, lo cual también le ha pasado a las movilizaciones gubernamentales, situación que indica un resquebrajamiento de los apoyos y de la obediencia. El golpe de Estado no se ha producido, a pesar del insistente trabajo interno y externo efectuado para seducir a la FANB, y la anunciada invasión militar extranjera tampoco y está hoy aparentemente más lejos que nunca. Hay que responsablemente señalar que esa política está hoy totalmente fracasada. El gobierno, por su parte, tampoco ha sido exitoso. Su respaldo popular sigue muy disminuido, no ha podido conjurar la crisis ni ha logrado derrotar a la oposición extremista, hecho más que evidente si vemos la libertad total con la que se mueve Juan Guaidó en todo el territorio nacional. 

Hay un empate técnico entre estas fuerzas polarizadas y la única derrotada ha sido la nación venezolana, arruinada por ambos sectores y sin futuro claro a la vista, con excepción de la valiente iniciativa tomada por cinco partidos de la oposición democrática, que asumieron la constitución de una mesa de diálogo nacional con el Ejecutivo. Ésta, a pesar de la lentitud gubernamental en la toma de sus decisiones, ha ido avanzando positivamente en forma constante y, guste o no guste, quiérase o no, tiene resultados cualitativamente mayores que los diálogos de Santo Domingo y de Barbados. “No terminarán en nada”, dicen algunos iluminados. Puede ser. Está dentro de lo posible. Pero prefiero trabajar para que termine con la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral más equilibrado, el establecimiento de la representación proporcional constitucional y la realización de las elecciones venideras dentro de un marco de equidad, participación total y transparencia.   

Luis Fuenmayor 
lft3003@yahoo.com
@LFuenmayorToro