martes, 22 de enero de 2019

ACTUALIZACIÓN, DE "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, MARTES 22-01-2019,

LEONARDO MORALES P., 23E: PRUDENCIA Y BUEN JUICIO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 5 minutos
El 23 de enero es una fecha emblemática para los venezolanos. Al cumplirse 61 años de la salida del poder de Marcos Pérez Jiménez y de instaurado el régimen democrático que se mantuvo durante el resto del siglo XX, nuevamente se conmemora un nuevo año de aquel importante episodio para los demócratas y para la vida política y social de esta nación. En lo que va de siglo XXI los corazones no se observan inflados de democracia, no laten con la intensidad de otros tiempos; las dudas sobre el régimen de gobierno instalado en La Casa de Misia Jacinta, oprimen la certeza respecto a los ob... más »


OMAR ÁVILA, NO ES MOMENTO PARA LOS ABSOLUTOS

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 5 minutos
La Asamblea Nacional Constituyente siempre ha sido tan ilegítima que Nicolás Maduro no se juramentó allí y es lamentable que ese cero a la izquierda haya sido utilizado por una gran parte de la oposición para justificar sus omisiones. El 10E Maduro se juramentó ante el Tribunal Supremo de Justicia después de seis años en el poder y acudió a la ANC para presentar su informe de gestión. Ante la ilegítima instancia y durante la alocución Nicolás no dio explicación alguna sobre la extinción de la producción nacional, el desmantelamiento de los servicios públicos y por qué millones ... más »

LUIS MARIN, FARSA ELECTORAL CASTRISTA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 5 minutos
Ya está lista la maquinaria electoral con la que pretenden imponer la nueva constitución de Cuba, aprobada por la AN el 22 de diciembre, en un acto a escenificarse el 24 de febrero, día en que se conmemoran 23 años del derribo de dos avionetas de Hermanos al Rescate, en que fueron asesinados sus cuatro tripulantes civiles por la fuerza aérea castrista. Alina Balseiro se llama la Tibisay Lucena de Cuba, presidente de la Comisión Electoral Nacional (CEN) que organiza, dirige y valida el referendo constitucional, la exposición y verificación de la lista de electores, como hace cada ci... más »

PEDRO ELÍAS HERNÁNDEZ, NEURÓTICOS Y ESQUIZOFRÉNICOS

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 6 minutos
Si no lo evitamos, Venezuela se encamina hacia una terrible colisión política. La asfixia y la desesperación pueden conducir a que millones de ciudadanos, que desean con mucha razón salir de la actual pesadilla en que se ha convertido vivir en este país, se vean tentados por la prédica inmediatista y maximalista. Dos décadas de polarización y de separación entre los venezolanos siguen gravitando con fuerza sobre el sentir popular. Las soluciones económicas que requiere la nación de forma perentoria no podrán avanzar con la velocidad y en la dirección que se requieren en medio de la... más »

JOSÉ RAFAEL AVENDAÑO TIMAURY, CRÓNICAS IV

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 6 minutos
Finaliza la semana anterior y comienza la actual con profusión de peculiares cabildos y cabildeos aparentemente exitosos… ¡Es la moda! Como la semántica está en boga; se anuncia la celebración de un “cabildo mayor” en Caracas a ser efectuado pasado mañana (23 de enero). Paradójicamente, tanto el gobierno y la oposición celebran al alimón la fecha. Hace apenas sesenta y un años (tal día como hoy) se realizó una huelga general exitosa por 24 horas en todo el país. En la misma participaron empleados y empleadores. Dueños, periodistas y trabajadores de la prensa. Profesores y e... más »

JOSÉ LUIS MÉNDEZ LA FUENTE, ROMA, LA PELÍCULA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 6 minutos
Si lo bueno y lo bello tienen siempre alguma cincidencia, tal como creian los antiguos griegos, entonces, Roma, la pelicula de Alfonso Cuarón, logró encontrar esa coincidencia. Algo con lo que cada vez es más difícil tropezarse cuando escoger una película, un dia de esos de aburrimiento vespertino, entre un caudal de ofertas apabullante, se convierte en una tarea agobiante, en casi un imposible, que pocas veces nos deja satisfechos. Pero si en lo bueno se requiere brevedad y en lo bello simplicidad, también en la Roma de Cuarón hallamos ambas cualidades coexistiendo en un argume... más »

LEONARDO MORALES P., 23E: PRUDENCIA Y BUEN JUICIO


El 23 de enero es una fecha emblemática para los venezolanos. Al cumplirse 61 años de la salida del poder de Marcos Pérez Jiménez y de instaurado el régimen democrático que se mantuvo durante el resto del siglo XX, nuevamente se conmemora un nuevo año de aquel importante episodio para los demócratas y para la vida política y social de esta nación.

En lo que va de siglo XXI los corazones no se observan inflados de democracia, no laten con la intensidad de otros tiempos; las dudas sobre el régimen de gobierno instalado en La Casa de Misia Jacinta, oprimen la certeza respecto a los objetivos civilistas que se habían planteado. Dictadura, autoritarismo, tiranía entre otros calificativos atraviesan las mentes de los venezolanos al confirmarse la distancia existente entre la democracia aspirada, la disfrutada y eso otro que sus procreadores denominan “Socialismo del siglo XXI”.  

Un doble propósito anima la fecha: digamos que, en primera instancia, la de encontrarnos para fortalecer los necesarios nexos entre los que aspiramos seguir profundizando la democracia como la mejor forma de gobierno y, además, dar una nítida demostración del apego, de la mayoría de los que aquí vivimos, a los valores y normas que acompañan los ideales democráticos. Insistir en que el destino de la república debe ser conducido por un orden civil que obtiene su legitimidad de la voluntad popular expresada a través de la institución del voto, son aspectos de primer orden que nunca deben ser soslayados.

Un segundo propósito está atado a las dificultades del presente, esto es, a la presunción de que la democracia venezolana está profundamente agraviada por un gobierno que caricaturiza sus formas. El 23 de enero ha de constituirse como el encuentro de una extraordinaria mayoría que afirme categóricamente su disposición a defender el sistema democrático. 

El esfuerzo iniciado este año en ocasión del nombramiento de la AN y de su nueva directiva encabezada en esta oportunidad por el diputado Juan Guaidó, debe estar despojado de la venta de ilusiones y de promesas que conduzcan a la creencia de soluciones mágicas e inmediatas. Luego de 4 años políticamente desacertados, procurando atajos, estimulando salidas existencialistas y afectando severamente la institución electoral, corresponde al liderazgo democrático actuar responsablemente.

La aparente recuperación de la confianza en la AN y de su liderazgo puede hacer posible una muy buena manifestación el 23 de enero, pero por sí misma no es una condición suficiente para que el régimen de Maduro salga del poder, así como tampoco para que por algún extraño arte se decrete una transición. Ya había dicho Whitehead que las teorías y experiencias democratizadoras chocaban con “cualquier suposición a priori de un solo camino o resultado necesario o, de hecho, de un avance irreversible.”

La política de hitos y solución final se corresponde a una narrativa generadora de lamentables desesperanzas y nuevas frustraciones que debe abandonarse para prepararse para un largo proceso, de mucho forcejeo y de pulso permanente con un gobierno que ha dado muestras de no querer entregar el poder.

La política y sus líderes democráticos no deben ser rehenes del determinismo ni del inmediatismo. Hay experiencias que pueden iluminar la ruta, dar pautas al desarrollo de una fuerza social intimidadora del régimen actual, pero no deben, stricto sensu, considerarse como una cartilla que, cumplida literalmente, nos coloque a las puertas del Edén.

El largo camino a recorrer está minado, lleno de obstáculos, poblado de los viejos adversarios, cosa que sabemos, pero también hay otros, no tan lejanos, más bien cercanos, de los cuales hay que cuidarse y ocuparse. Frente a la envidia, al desespero y a la zancadilla solo el valor de la prudencia y el buen juicio para juzgar las acciones más adecuadas, podrán hacer posible el objetivo común que anhelan todos los venezolanos.

Leonardo Morales P.
@LeoMoralesP

OMAR ÁVILA, NO ES MOMENTO PARA LOS ABSOLUTOS


La Asamblea Nacional Constituyente siempre ha sido tan ilegítima que Nicolás Maduro no se juramentó  allí y es lamentable que ese cero a la izquierda haya sido utilizado por una gran parte de la oposición para justificar sus omisiones. 

El 10E Maduro se juramentó ante el Tribunal Supremo de Justicia después de seis años en el poder y acudió a la ANC para presentar su informe de gestión. Ante la ilegítima  instancia y durante la alocución Nicolás no dio  explicación alguna sobre la extinción de la producción nacional, el desmantelamiento de los servicios públicos y por qué millones de venezolanos migran forzadamente en estampida víctimas de la emergencia humanitaria compleja que asola al país. 

Desde la Asamblea Nacional, una vez más, no se reconoció a Maduro como Presidente, pero la realidad es que la crisis de Venezuela es más política que jurídica. Ningún instrumento legal vigente en el país contempla un escenario como el actual; en consecuencia, la solución no puede ser literalmente ajustada a la norma, sino a la racionalidad política. 

Por ello es que veo con preocupación que un pequeño sector opositor insista en responsabilizar a la AN de que Nicolás continúe ejerciendo la presidencia, como ocurrió con la consulta del 16J, donde exigían “cumplir” con el referendo, cuando nuestra tarea principal tenía que ver con el punto 3 de la consulta que hablaba de nombrar los Poderes Públicos lo que hicimos, aunque parcialmente. Fue así como nombramos 13 magistrados principales y 20 suplentes, (no un TSJ), que fueron perseguidos y luego exiliados. Hoy, las mismas personas, le exigen a la AN nombrar de presidente al colega Juan Guaidó, como si eso fuese la panacea, como si a partir de allí cayera el régimen. 

Lamentablemente, estos personeros aún no entienden contra que luchamos. Estamos es un momento para consensuar, para sumar. Desde Unidad Visión Venezuela respaldamos a la directiva de la AN sin más ni más, lugar donde se debate, se disiente (como debe ser entre demócratas) y se acuerda con verdadero patriotismo y amor por nuestra Venezuela. 

No es momento para los absolutos, para agendas de todo o nada, ni de complacer a las barras que llevaron al descrédito a nuestros políticos después de las frustraciones. Es preferible sacrificar popularidad y ganar en acierto. En el futuro Venezuela y la historia lo agradecerán. 

No podemos permitir que se compre la fantasía de que se ha iniciado un proceso de transición que aún no ha comenzado. Muchos creyeron que la abstención del 20M haría caer al régimen. 

Desde Unidad Visión Venezuela nos preguntamos: ¿Por qué los países del Grupo de Lima que no reconocen al gobierno de Nicolás Maduro, se retractaron ante la Cancillería por lo del Esequibo y no ante la AN? 

Coincidimos con el politólogo John Magdaleno quien señala: “Es un grave error confundir (o asimilar) la esperanza con la ilusión; el realismo con el pesimismo, y la estrategia política con la estrategia de comunicación política. El discurso puede crear realidades, pero "las realidades" no se alimentan sólo ni esencialmente de discursos”. 

A partir del 10E el  problema a resolver no es solo la ausencia de Presidente electo. Es el Estado fallido y criminal, la tiranía constituyente, la emergencia humanitaria compleja y la crisis de migrantes, entre otros tantos males que nos aquejan. Imposible que la AN solucione todo ello con una decisión. 

La ausencia de Presidente electo, con base al artículo 233 de la Constitución, se suple rescatando efectivamente el ejercicio del Poder Ejecutivo, no con nombramientos jurídicos que queden en el papel. La clave está en cómo lograr, en los hechos, ese objetivo. 

En medio de uno de los periodos políticos más complejos que vive Venezuela, ojala que la aspiración de mantener el apego a la realidad y no sobre-alimentar expectativas, sea la pauta que prive en la mayoría de los miembros de la AN. Su rol como única instancia legítima de negociación cobra ahora mayor importancia.

Omar Ávila
dip.omaravila@gmail.com
www.unidadvisionvenezuela.com.ve
@OmarAvilaVzla

LUIS MARIN, FARSA ELECTORAL CASTRISTA


Ya está lista la maquinaria electoral con la que pretenden imponer la nueva constitución de Cuba, aprobada por la AN el 22 de diciembre, en un acto a escenificarse el 24 de febrero, día en que se conmemoran 23 años del derribo de dos avionetas de Hermanos al Rescate, en que fueron asesinados sus cuatro tripulantes civiles por la fuerza aérea castrista.

Alina Balseiro se llama la Tibisay Lucena de Cuba, presidente de la Comisión Electoral Nacional (CEN) que organiza, dirige y valida el referendo constitucional, la exposición y verificación de la lista de electores, como hace cada cinco años en las elecciones ordinarias.

El engaño comienza con la misma palabra “electoral”. Un proceso en el cual el número de candidatos es igual al número de cargos a ocupar, ¿cómo puede llamarse “elección”? ¿Entre quiénes se “elige”?

En verdad, se vota por listas cerradas confeccionadas a través de un sistema piramidal que comienza en las Asambleas de Circunscripción, donde seleccionan los primeros aspirantes, luego van pasando a las Comisiones de Candidaturas Municipal, Provincial y Nacional, cada una supervisada por la respectiva Comisión Electoral.

Las Comisiones Electorales en cada nivel les ordenan a las llamadas Organizaciones de Masas que propongan candidatos a las sucesivas legislaturas “del poder popular” que se van estructurando jerárquicamente, por votación y designación, en partes iguales, hasta llegar a la Asamblea Nacional del Poder Popular,  que está en el vértice de la pirámide.

Las llamadas Organizaciones de Masas, de trabajadores, campesinos, de mujeres, de la juventud, incluso las milicias, son correas de transmisión del Partido Comunista de Cuba, el único legalmente existente y que puede postular y certificar candidatos; cualquiera que no cuente con su aval es excluido, puede ser acusado de contrarrevolucionario, procesado y encarcelado, si fuera el caso.

Los aspirantes, después de pasar por todos estos filtros, si fueran seleccionados, deberán jurar fidelidad a la revolución, a los principios y a la legalidad comunista, de manera que en ningún caso personas no afectas al régimen podrán llegar jamás a ocupar ningún cargo de, si es que todavía se puede llamar así, representación popular.

En Cuba no hay elecciones, porque no se elige a nadie, todos los candidatos son impuestos por el único gran elector que es el PCC; lo que hay son unos actos de votación en los que electores sin alternativas confirman las listas de candidatos que lo son presentados con un currículo de obsecuencia al sistema, pero sin ninguna propuesta propia, ni mucho menos un programa de gobierno u ofertas electorales que los hagan preferibles a otros.

La Asamblea Nacional del Poder Popular designa de entre sus miembros al Consejo de Estado, una especie de Presídium del Soviet Supremo, al Presidente de la República, al Consejo de Ministros y en el futuro, según la nueva constitución, al Primer Ministro.

También designa a los magistrados del Tribunal Supremo Popular quienes deben rendirle cuentas y pueden ser removidos de sus cargos en cualquier momento, por lo que no existe en Cuba, ni siquiera en la letra de la Constitución y las Leyes, el más mínimo asomo de separación, autonomía e independencia de poderes.

Con esta maquinaria es que van a imponer el texto de la nueva Constitución, en un acto que tampoco se puede llamar “referendo” ni “plebiscito”, porque votar “NO” está prohibido y hacer campaña a favor de esta opción se considera como un sabotaje, promovido por mercenarios, lo que presagia detención, procesamiento, cárcel, extrañamiento.

Pero hay algunas pequeñas dificultades: la legislación universal hace tiempo que arribó a los derechos irrenunciables, aquellos de los que las personas no pueden desprenderse ni siquiera que manifiesten su voluntad de hacerlo.

Por ejemplo, los derechos laborales son irrenunciables, de manera que un trabajador, sea médico, entrenador deportivo o lo que sea, así renuncie por contrato a un salario mínimo, horario de trabajo, tener vacaciones, prestaciones sociales, etcétera, el contrato no sería válido en estos puntos y las partes tienen que atenerse al derecho común.

Tanto más es así con los Derechos Humanos que no requieren concesión ni aceptación sino que se poseen por el sólo hecho de ser humano y seguirían vigentes aunque una supuesta constitución dijera lo contrario.

Aunque los comunistas impongan su constitución sería como papel mojado porque no se corresponde con la realidad actual de Cuba, que es plural, diversa y tremendamente controvertida, incluso a nivel espiritual, con distintas manifestaciones religiosas y múltiples expresiones culturales.

Incluso los marxistas clásicos, como Ferdinand Lassalle, consideraban que una constitución es la expresión de la suma de los factores de poder reales en una sociedad concreta históricamente determinada, sino, como diría Barack Hussein Obama II, citándolo sin mencionarlo, es solamente “un pedazo de papel”.

Lo que los comunistas se empeñan en demostrar es que el PCC es realmente en la práctica “la fuerza superior dirigente de la sociedad y del Estado” como luego han puesto en la Constitución, con lo cual están fabricando una realidad ficticia que después pretenden expresar formalmente en la norma. Pero esto es sólo un burdo sofisma para nada dialéctico: la verdad verdadera nos muestra todo lo contrario a la existencia de un partido único.

Federica Mogherini, la dirigente comunista en funciones de Alta Representante de Asuntos Exteriores y Políticas de Seguridad de la UE tendría que demostrar que la democracia de partido único que propone para Cuba es superior al pluralismo político generalmente aceptado en occidente. Si es así, ¿por qué no la tienen en Italia, ni en ningún país europeo?

A menos que ella considere que el pueblo cubano es diferente, de alguna manera que no declara explícitamente, a los llamados “pueblos civilizados” del mundo.

La democracia es liberal o no es democracia, la cuestión es saber cuánto se demorará la realidad para imponerse sobre la quimera.

Luis Marín
@lumarinre

PEDRO ELÍAS HERNÁNDEZ, NEURÓTICOS Y ESQUIZOFRÉNICOS


Si no lo evitamos, Venezuela se encamina hacia una terrible colisión política. La asfixia y la desesperación pueden conducir a que millones de ciudadanos, que desean con mucha razón salir de la actual pesadilla en que se ha convertido vivir en este país, se vean tentados por la prédica inmediatista y maximalista. Dos décadas de polarización y de separación entre los venezolanos siguen gravitando con fuerza sobre el sentir popular. Las soluciones económicas que requiere la nación de forma perentoria no podrán avanzar con la velocidad y en la dirección que se requieren en medio de la crispación que amenaza con apoderarse del país.

Factores en el gobierno y algunos influyentes sectores de la oposición son rehenes del extremismo. Intereses poderosos se inclinan por un desenlace que luce suicida. La polarización política continúa siendo alimentada desde el poder oficial, oficioso y fáctico. Se le niega audiencia y se condena cualquier mensaje distinto a aquel que promueve la negación y a la eliminación del orto. Cautivos del odio engendrado y con siniestro cálculo, atizan como en otras oportunidades un desenlace terminal .Las políticas públicas que urgentemente deben ponerse en marcha para sacar del colapso a nuestra agonizante economía, se verán dilatadas por la colisión de poderes que está en puerta. Las ideas tienen consecuencias y las malas ideas tienen desastrosas consecuencias.

¿Qué dijo Claudio Fermín que no sea cierto? Qué Maduro despacha desde Miraflores, que los mandos militares lo reconocen, que controla los hilos del poder. Creo que hay gente neurótica y esquizofrénica a la vez: construye castillos en el aire y además habita en ellos. 

Alguien en una oportunidad dijo que en las encrucijadas de su vida siempre supo cuál era el camino correcto pero que jamás lo siguió porque el camino correcto era demasiado duro. Las fuerzas democráticas que luchan desde hace dos décadas contra el proyecto autoritario alojado en Miraflores deben en esta oportunidad desecharlos atajos y los espejismos que en el pasado encandilaron a su dirigencia y la llevaron a serios reveses seducidos por el aplauso fácil. Hay que evitar por todos los medios que se desaten las fuerzas que puedan conducir a una disolución de la Asamblea Nacional. Hay factores en el gobierno y la oposición que desean un escenario semejante. Una aplomada e inteligente conducción opositora puede conjurar este peligro sin temerle a la extorsión que ejercen esas agresivas corrientes de opinión, que no representan la opinión pública, sino que simplemente son la opinión publicada. Los que queremos empinarnos sobre la intolerancia y la exclusión política, que proponemos el entendimiento nacional, tenemos un camino duro por delante, pero es el camino correcto. Se impone una agenda que permita explorar espacios para la negociación y el diálogo y para pactar una salida que nos conduzca a buscar la estabilidad y el encuentro que demanda el país.

Pedro Elías Hernández
@pedroeliashb

JOSÉ RAFAEL AVENDAÑO TIMAURY, CRÓNICAS IV


     Finaliza la semana anterior y comienza la actual con profusión de peculiares cabildos y cabildeos aparentemente exitosos… ¡Es la moda! Como la semántica está en boga; se anuncia la celebración de un “cabildo mayor” en Caracas a ser efectuado pasado mañana (23 de enero). 

Paradójicamente, tanto el gobierno y la oposición celebran al alimón la fecha. 

Hace apenas sesenta y un años (tal día como hoy) se realizó una huelga general exitosa por 24 horas en todo el país. En la misma participaron empleados y empleadores. Dueños, periodistas y trabajadores de la prensa. Profesores y estudiantes: ¡La ciudadanía en pleno! Fue un primoroso y esperanzador hecho. Las consecuencias de este contundente paro general permitieron que los militares se manifestaran públicamente. Es decir, alzados en sus cuarteles respectivos. Asumieron con “testosterona” una de sus responsabilidades y atribuciones más conspicuas. Se expresaron en las distintas guarniciones de ciudades donde estaban acantonados los cuerpos más importantes del ejército, la marina, la aviación y la guardia nacional. En Caracas, La Guaira, Puerto Cabello y Maracay  (no en el Perú, como pareciera ser la tendencia actual). Acudieron de madrugada a Miraflores; en concordancia con algunos civiles avispados, procedieron a constituir la Junta de Gobierno. En el ínterin, el obeso dictador y sus más cercanos acólitos tomaron “las de Villadiego”. El mito de la unidad férrea de las FAN se evaporó. ¡Como se desintegran la mayoría de todos los mitos infundados por ser fabulados. En forma rápida, atildada y estruendosa.

     La robolución –como de costumbre- anuncia una marcha de sus correligionarios el mismo día (muy parecido al “cabildo” opositor). ¡Más de lo mismo! Este repetitivo modus operandi ha sido debidamente apuntalado, motivado, sustentado y acicateado por dos declaraciones siniestras del “dúo dinámico”: Maduro y Padrino. El obeso ratifica su decisión de encarcelar a “los guarimberos”. Ser guarimbero, para Maduro y su combo,  significa que todo aquél que haga uso de la facultad de protestar cívicamente en la calle (de acuerdo al uso permisivo, diáfano y preciso de las garantías políticas constitucionales) comete un grave delito a ser sancionado con cárcel. Por su parte el corifeo milico afirma, con su tradicional desparpajo,  que las fuerzas armadas qué él indignamente mangonea están dispuestas a morir por Maduro y su entorno. La frase está impregnada con ribetes grandilocuentes, muy “verborreicos” por lo demás, de todas las tradicionales proclamas épicas. Provenientes de revoluciones serias; pero también de montoneras aventureras.

     Pero detengámonos brevemente allí. Se hace necesario traducir de manera veraz e impecable el falaz dicho para ajustarlo en sus justos y precisos términos. La particularísima y sui géneris jerga del actual e inconfundible milico mayor así lo corrobora. La  jerga o caló de Padrino es contradictoria, chimba, oportunista e hipócrita. Tal cual como lo corrobora y ratifica una vieja fotografía suya, (ratificando aquello de que una imagen vale más que mil palabras) donde aparece arrodillado, (¡rodilla no en tierra! Sino aposentada en mullida alfombra”) en plan de “sigüi” empedernido, obsecuente, sumiso y subalterno. ¡Para nada marcial ni prusiano! … Pero cortesano por excelencia ante el ya decrépito Fidel Castro.

    Establecida la anterior y oportuna digresión; vayamos entonces a desmenuzar el significado real de su lapidario y demagógico aserto. Aquello de “morir por Maduro”. La mente humana suele nutrirse de reminiscencias provenientes de  diversas creaciones literarias: “El otro yo del doctor Merengue”,  la dicotomía extraña del “Dr. Jekyll y Mr. Hyde”. El de  plasmar simples intenciones subyacentes en el inconsciente. Producto de inequívoca bipolaridad o de insanía mental. Creo en definitiva que su aserción siniestra se circunscribe de manera única y objetiva a su mera “intención de matar” a todo aquel opositor que osare testimoniar fehacientemente su oposición al totalitarismo. No se trata de una simple balandronada. Es la reiteración fáctica de la conducta asumida en disímiles ocasiones (de manera perversa y reiterativa por  cotidiana) por parte de la FANB, el SEBIN y los demás cuerpos represivos. Circunstancias donde han sido vilmente asesinados muchos compatriotas. Es decir, todas las víctimas acaecidas por consecuencia de fusiles asesinos. Basta con rememorar solamente dos ejemplos (por razones de espacio) de tan criminal conducta. Se trata de los compatriotas “dados de baja” en las últimas protestas masivas realizadas hace poco tiempo. De igual modo es oportuno recordar el cobarde ajusticiamiento de Oscar Pérez y sus acompañantes. Crimen sin precedentes cometido  a plena luz del día, transmitido en la web de manera pública y con instrucciones expresas por parte de la superioridad (¿Quién lo ordenó específicamente?) hace apenas un año en El Junquito. Estos actos criminales, de lesa humanidad (casi de genocidio) y bochornosos  se conocen dentro del ámbito académico (Para quienes gustan del uso puntual de terminología apropiada y docta) utilizado por abogados, constitucionalistas, politólogos, sociólogos etc., como lo es el eufemismo denominado “Terrorismo de Estado”.

     Decíamos y ratificamos que la disposición de matar a mansalva ha estado, está y estará  presente; de manera amenazante y campante, con plena impunidad (mientras la dictadura perviva) tal como ha sido expresado y asentado mediante la inaudita doctrina y conducta habitual de quienes dirigen la “Robolución del siglo XXI”.

     Aceptada la anterior premisa como cierta; se hace necesario concluir, entonces, que la innegable, inequívoca y confesa disposición de matar está siempre presente. Reiterada por el anuncio del jefe de la FANB y de los demás órganos  represivos de la robolución. El ultimátum es cierto e indudablemente sobrecogedor. Pero el mismo se encuentra a mil “años luz de morir” como lo pavonea. Porque matar y morir son dos cosas distintas. Lo de inmolarse de verdad no es para él una  opción ni se lo ha planteado. Ni siquiera como hipótesis. Consiste sencillamente en amedrentar. Es una  frase de efecto sórdido. Producto de sus  fabulaciones y mentirijillas o muletillas para congraciarse y “continuar apegado al apamate”.… “Del dicho al  hecho gran trecho”.

      El camarada Shakespeare  (To be or not to be) podría agregar en sus conocidos dramas que: “¡Matar es la cuestión. Morir no es opción! Basta, para mayor ilustración, recordar la despavorida y cobarde estampida realizada el pasado agosto. Efectuada por los “gloriosos” cadetes de la Guardia Nacional y el de diversas unidades élite en presencia del comandante en jefe y del alto mando militar y político en el acto aniversario de ese componente. Están prestos y dispuestos a matar a mansalva; ¡pero a morir ni de vaina!

     Estoy consciente de que a algunos no les agrada que se recuerden experiencias pasadas. Sobre todo a quienes predican y practican de manera recurrente la falacia de que en aras de eventuales transiciones acomodaticias es conveniente utilizar el deleznable y anti ético  pragmatismo rupestre. La mayoría de ellos proponen cubrir de manera indecorosa, injusta e ilegal con un manto de perdón y de perniciosa impunidad (moral o legal) todos los crímenes y desafueros cometidos por los dictadores y cómplices de turno.
     
    El único criminal y torturador que pagó con justa cárcel una vez muerto Gómez, (1908-1935) fue un “cabo de presos” llamado Nereo Pacheco. Gracias a la denuncia y acción judicial incoada por víctimas suyas en la cárcel “La Rotunda”. Los asesinos y torturadores de la Seguridad Nacional, (1948-1958) que saldaron sus cuentas con la sociedad fueron apenas los contados “esbirritos”, (al decir de su jefe Pedro Estrada) apresados luego de la toma y saqueo de la tenebrosa sede policial. Tarea de limpieza efectuada por el ejército y el pueblo al alimón en aquella resplandeciente madrugada. Ni Pérez Jiménez, ni sus ministros crápulas, fueron sancionados penalmente. Sólo muy pocos, con Tarugo a la cabeza, fueron castigados administrativamente por causa de los delitos cometidos en contra de la “cosa pública”. Como colofón resultó que  parte de sus bienes adquiridos mediante trapacerías fueron decomisados.

     Este 23 de enero pareciera ser auspicioso para el comienzo del proceso definitivo de desmembramiento progresivo e inducido del totalitarismo… ¡Así será! No como producto de ingenuos deseos o de vanas esperanzas utópicas. Para que cristalice es necesario superar la actual etapa de cabildos. ¡Ya queda poco por cabildear! Se requerirán nuevos hechos y acciones políticas cívicas. Pero contundentes, valientes y aleccionadoras como factor de presión… ¡En la calle!

      La simbología del 23 de enero de 1958 fue plasmada y resumida en  perfecta acción progresiva de veintitrés días. Muy parecida procedimentalmente a “Fuente Ovejuna”. Se estrecharon las manos los habitantes de “La Charneca”, con los del “Country Club”. Por ello la  FAN apoyó resueltamente a la ciudadanía y a la población en general… Entonces renació la democracia.

José Rafael Avendaño Timaury
Cheye36@outlook.com
https://jravendanotimaurycheye.wordpress.com
@CheyeJR 

JOSÉ LUIS MÉNDEZ LA FUENTE, ROMA, LA PELÍCULA


Si lo bueno y lo bello tienen siempre alguma cincidencia, tal como creian los antiguos griegos, entonces, Roma, la pelicula de Alfonso Cuarón,  logró encontrar esa coincidencia. Algo con lo que cada vez es más difícil tropezarse cuando escoger  una película, un dia de esos de aburrimiento  vespertino, entre un caudal de ofertas apabullante, se convierte en una tarea agobiante, en casi un imposible, que  pocas veces nos deja satisfechos.

Pero si en lo bueno se requiere brevedad y en lo bello simplicidad, también en la Roma de Cuarón hallamos ambas cualidades coexistiendo en un argumento sencillo y actual que se parece más  a la  realidad de la vida cotidiana de donde fue tomada, que a cualquier otra imaginada o inventada, lo que  la hace adicionalmente genuina. Un correlato entre el pasado donde se desarrolla la cinta y, en cierta forma, del  presente, si se interpreta  que no ha habido grandes cambios de identidad, en estos cincuenta años transcurridos hasta el México actual.

El filme es la confirmación, de que las superproducciones cinematográficas hechas con una sobredosis de tecnología, donde los  efectos especiales, tanto visuales como sonoros, son lo mas destacable, no garantizan ninguno de aquellos dos ideales y mucho menos su concurrencia. Pero, si además, nos complace, en un mundo que vive en tecnicolor desde el segundo tercio del siglo pasado, apreciar la sobriedad de los contrastes y matices que dejan entrever el blanco y el negro, Roma representa un magnífico y exquisito bocado, donde el propio Cuarón es, en gran parte, responsable directamente de la fotografia. De hecho, Roma es una gran fotografia en blanco y negro de la época; de aquella década de los sesenta que acababa de concluir, pero que  cultural e ideologicamente  se transformaba y daba paso a la de los setenta, en cuyos  comienzos, concretamente, su trama se desarrolla.

Un retrato social y político del México de entonces, donde se subrayan algunas de sus tragedias, como lo fue la de aquel jueves de Corpus Christi, del mes de junio del año 1971, cuando una protesta estudiantil contra el gobierno del presidente Luis Echeverría, fue enfrentada por comandos paramilitares armados, conocidos como los Halcones, causando la desgracia de más de cien jóvenes asesinados, en una masacre que ya tenia precedentes muy recientes en la matanza de Tlatelolco o Plaza de las Tres culturas en el 68 y que ha dejado una marca imborrable en el presente, con la muerte de los cuarenta y tres estudiantes de Ayotnizapa en el 2015. Una especie de atavismo social que persiguirá a los gobiernos mexicanos, cualquiera que sea su raíz política, por los siglos de los siglos.

Pero, al mismo tiempo, una estampa de la sociedad latinoamericana en su conjunto, y muy particularmente de su clase media, que junto a la  figura de la criada, la sirvienta, la mujer de servicio o de la trabajadora doméstica, no importa el nombre o matiz utilizado, está allí magníficamente representada, con sus virtudes y defectos, con sus carencias y sus afectos, emociones e instintos.  Con toda seguridad, aquella Ciudad de México donde creció el director de Roma, pudo muy bien haber sido la Bogotá, la Lima, la Caracas o cualquier otra capital latinoamericana de finales de los sesenta o del comienzo de los setenta, qué más dá.

Está claro que la Roma de  Cuarón no se encuentra en Italia, ni tiene mucho que ver con ella, salvo por el hecho de que de haber sido una película sobre la capital italiana, se hubiese quizás filmado en idioma italiano o inglés, por lo que se  hubiese presentado en los paises de habla hispana doblada al castellano o con subtitulos, algo esto último que absurdamente ha ocurrido, no obstante haberse rodado en México en el idioma de Cervantes y con algunos diálogos en mixteco, lenguaje este último autóctono del hemisferio sur mexicano y extendido por todo el pais de manera oficial, que han sido los únicos autorizados para ser subtitulados en español.

De modo que la polémica también forma parte de Roma, aunque por una circunstancia extraña, que pone de manifiesto  la estulticia que se vive en España, país donde algunos  giros o expresiones  de la cinta, dichas en español, han sido cambiadas por otras de uso mas común en la península, sin importar si se alteraba o no la integridad del mensaje . Una situación similar a que en la tierra de Shakespeare “tradujesen” algunas palabras utilizadas en las películas americanas, por otras mas reconocibles o habituales en el inglés de inglaterra, algo que afortunadamente allí no ha ocurrido.

Con todo y mas allá de si se trata de un filme en lengua castellana  o mexicana, dado el caso de que esta última exista, tal como se presume ya la existencia de otras lenguas españolas además del castellano dentro de España; Roma ha sido postulada por México para que la represente en Hollywood en la ceremonia de premiación de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas dentro del renglón de mejor película extranjera. Y tal como ha venido arrasando en la entrega de galardone previos  a los Oscar, es muy probable que se convierta en la primera película mexicana en lograrlo.  De ser así, se convertiría en  la octava película en lengua española, y la primera en lengua mexicana, esto último claro está, siempre que en la “madre patria” persistan en querer seguirla traduciendo.

 José Luís Méndez La Fuente
@xlmlf