jueves, 26 de noviembre de 2015

CARICATURAS DEL jueves, 26 de Noviembre de 2015 EL REPUBLICANO LIBERAL, DIARIO DE OPINION, RAFAEL RIOS Y/O EDUARDO SANTOS, HUMOR, DEL DÍA, FORMA ESPECIAL DE OPINAR, RECOPILACION, MAS RECIENTES, VENEZUELA,













Rafael Rios
rariga2@gmail.com

Eduardo Santos
eduardosantos211@gmail.com

@rariga

@edsantos211

KELLER: ENTRE VOTANTES SEGUROS, OPOSICIÓN 59% OFICIALISMO 25% (ENCUESTA COMPLETA) FUENTE PATILLAZO


Keller: Entre votantes seguros, Oposición 59% Oficialismo 25% (encuesta completa)

Publicado en: DestacadosNacionalesPatillazos
 578
 25

KellerVotoParlamentarias

La empresa Keller y Asociados acaba de concluir su más reciente estudio de Opinión Pública Nacional correspondiente al 4to Trimestre de 2015. El estudio muy completo, abarca aspectos electorales, económicos, sociales y de gestión gubernamental.
En cuanto a la intención de voto entre los que dijeron que votarían “seguro”, el 59% expresó que lo haría por la “oposición”, el 25% por el “oficialismo”, el 11% por “independientes” y el 6% no contestó.
El estudio de opinión se realizó con cobertura nacional (urbana-rural), por medio de 1.200 entrevistas en hogares, entre mayores de 18 años, de ambos sexos y de todos los estratos socioeconómicos, durante el 5 al 15 de noviembre de 2015, para un error muestral máximo del +/- 2,89% para un nivel del confianza del 95,5%.
Destaca cómo Maduro ha derrumbado la popularidad de Hugo Chávez. El recuerdo positivo de Chávez pierde 18 puntos este año y se ubica en 49%, mientras que la popularidad de Maduro pierde 8 puntos este año y llega al 25%.
Ante la pregunta ¿Qué es lo más probable que ocurrirá en estas elecciones? el 51% cree que la “Oposición gana mayoría de votos y de diputados”
Sobre los problemas que agobian al venezolano, el 88% opinó que la delincuencia ha empeorado, el 82% que la corrupción ha empeorado, el 83% que la economía ha empeorado, el 85% que el costo de la vida ha empeorado.
En la pregunta ¿Ha sentido recientemente la escasez de algún producto de primera necesidad?, el 95% expresó que si.
Ante la pregunta abierta ¿Quién es el principal responsable de la situación de escasez que hay?, el 52% culpó al gobierno, el 26% a los bachaqueros, el 7% a los fabricantes y el 5% a los comerciantes.
Sobre si el cierre de la frontera con Colombia, ¿ha logrado disminuir la escasez, la inflación y la inseguridad; estos problemas se mantienen igual o han empeorado? el 44% expresó igual, el 33% que ha empeorado, el 20% que ha disminuido y el 3% no contestó.
Ante la pregunta abierta ¿A quién hay que culpar por la crisis económica, política y social del país?, el 73% señaló al “oficialismo”, el 23% a la “oposición”, el 4% a “otros” y el 1% no contestó.
El 74% opina que Maduro no está capacitado para resolver la crisis que tiene Venezuela.
Se preguntó ¿Hay que dejar que N. Maduro termine su período dentro de cuatro años en 2019 o es necesario que se vaya antes del poder?, el 69% opinó “que se vaya antes”
Sobre la economía de libre mercado
El estudio indagó las opiniones de las personas sobre la economía de libre mercado y socialismo.
Ante la afirmación que la economía de mercado “Es más eficiente que la economía socialista” el 70% estuvo a favor, el 25% en contra y el 5% no contestó
Ante la afirmación que la economía de mercado “Resuelve la pobreza por sus políticas de responsabilidad social y la generación de empleos con buenos salarios” el 72% estuvo a favor, el 25% en contra y el 3% no contestó
Ante la afirmación que la economía de mercado “Es la que mejor garantiza la producción nacional y el abastecimiento de productos de primera necesidad” el 75% estuvo a favor, el 23% en contra y el 2% no contestó.
Vea a continuación íntegro el estudio de opinión de la empresa Keller y Asociados que se explica por sí mismo

CHARITO ROJAS, SÍ SE PUEDE, CHÉ

“A veces nos paramos tanto tiempo a contemplar una puerta que se cierra que vemos demasiado tarde otra que se abre”. Alexander Graham Bell (1847- 1922), físico, científico, inventor  escocés.

Ciudadanos de otros países ven claramente en la distancia el rotundo fracaso del gobierno venezolano. La semana previa a las elecciones en Argentina se hizo popular una campaña que decía: “Este domingo vos elegís: Macri o Venezuela”.

La clarísima alusión de lo que le podría pasar a Argentina de seguir por el camino del populismo iniciado en Venezuela por Chávez y seguido fielmente por los Kirchner en 12 años de gobierno, con resultados dramáticos como la quiebra del país petrolero más rico de Latinoamérica, fue argumento convincente para más de un millón de argentinos que hicieron la diferencia a favor de una alternativa democrática liberal de centro.

Si bien cada país maneja sus propias realidades, la comparación entre estos dos gobiernos que se asociaron política y comercialmente, saltan al ruedo después de la derrota del kirchnerismo en el poder ejecutivo. A diferencia del conductor de Venezuela, Cristina no amenazó con lanzarse a la calle si perdía, ni con candelas ni burundangas. Tampoco insultó a los vencedores ni los descalificó. Guardó un silencio helado, pero respetuoso de la decisión de su pueblo de cortar la saga Kirchner. El órgano electoral no saboteó la campaña Macri, tampoco retrasó el cierre de las mesas. En un proceso manual donde votaron  32 millones de argentinos, se cerraron los centros y a las 6 de la tarde comenzaron a publicar los escrutinios en tiempo real, con el 3% apenas de los votos. A las 8 de la noche, con más de 80% del escrutinio, el gran favorito oficialista Daniel Scioli, mano derecha de Cristina Kirchner, reconoció su derrota, felicitó al ganador y dijo que estaba a la orden para lo que necesitaran de él. El ganador con mucha alegría, dijo que comenzaba una era de integración, de felicidad y de gobierno para todos los argentinos. Fin de la historia electoral, sin motorizados, sin trampas, sin insultos. Nada de “victorias de m…”.

Ahora el mundo tiene los ojos clavados en Venezuela: nunca unas elecciones parlamentarias levantan tanto interés, pero el gobierno venezolano está bajo la lupa mundial, acusado de violador de derechos humanos, de encarcelar a la oposición, bajo severas sospechas de narcotráfico y con graves evidencias de corrupción.  Reos de ventajismo, usan recursos públicos, amenazan a los votantes con violencia, obligan a los empleados públicos al 1x10, chantajean con las misiones, hasta piden foto del voto, en estúpida demostración de que por lo menos en eso, Tibisay no miente: el voto es secreto.

En el año 2010 aplicaron un cambio en las circunscripciones electorales que perjudicó a la oposición. En el caso de Carabobo, unieron a San Diego con Valencia, donde arrasa la oposición. Aislaron circuitos rojos y les dieron mayor representación, como el Circuito 5. En esta  oportunidad han creado centros electorales en sitios remotos, en barrios recónditos, mayoritariamente de una sola mesa, donde abundan los migrados de otros estados, municipios o circuitos, abstencionistas y extranjeros cedulados.

En Carabobo ya la MUD tiene el ojo puesto en los 62 nuevos centros de votación, de los cuales 39 están en el Circuito 5, el único que elige 3 diputados. En total tienen 32.036 votantes, de los cuales 19.698 están en ese Circuito 5. Los demás votantes son las mesas en la Ciudadela José Martí, en Ciudad Chávez y en los campamentos bolivarianos Valencia 2 y 3. Son miles de votos que pueden hacer la diferencia de un diputado.

La próxima semana analizaremos circuito por circuito cómo podrían ser los resultados en Carabobo. El cambio no lo paran estos vivos. Mucho menos un muerto.

AQUÍ ENTRE NOS

*La Unidad Educativa Crispín Pérez (Anexo), en Tocuyito, es una muestra de cómo funcionan los planteles educativos públicos. No hay profesores de matemáticas, de inglés, de química. Los muchachos no ven esas materias  y el Ministerio de Educación acepta que se las den por vistas, como si las hubieran cursado y aprobado. Cuando los padres protestan, les dicen que no hay presupuesto para pagar profesores. Pero sí hay para repartir a los alumnos morrales tricolor y canaimitas con Chávez en la página de inicio.

*El Festival Suena Caracas 2015, según el crédito aprobado por la Alcaldía de Libertador, cuesta Bs 215.913.491. Por lo menos la mitad de este presupuesto, se va en pagar 36 artistas o agrupaciones extranjeras, con dólares cambiados a 6,30. En 2014 este Festival se realizó en diciembre pero este año fue adelantado, en plena campaña electoral. La entrada reconoce el nivel exacto de inflación que el BCV oculta: el año pasado costaba Bs. 70 y éste Bs. 200. Exactamente  el 186%.  Según caraotadigital.com, ese presupuesto serviría para costear 107.956 becas universitarias o para pagar un mes de sueldo mínimo a 22.379 trabajadores o la pensión a la misma cantidad de abuelitos. Dan circo con el dinero del pan.

*La Conferencia Episcopal Venezolana ha convocado para este domingo 29 de noviembre a una jornada de oración por la paz en Venezuela con motivo de las elecciones. En todos los templos del país se orará por “elecciones claras y transparentes, que no haya violencia y todos respeten los resultados”, expresó el Cardenal Jorge Urosa Savino.

Charito Rojas
Charitorojas2010@hotmail.com
@charitorojas

Carabobo - Venezuela

JOSÉ VICENTE CARRASQUERO A., TIEMPOS PRIMITIVOS

Si me preguntaran el peor daño que esta clase política le hizo al país, no dudaría en afirmar que el lanzarnos al pasado remoto. A etapas que el mundo civilizado hace rato que superó. A momentos en los que era más importante la fuerza bruta que la inteligencia. Período caracterizado por un uso incluso exagerado de los métodos democráticos pero al mismo tiempo de desprecio por los principios de la democracia misma.

No puedo menos que sentir profunda vergüenza mezclada con indignación al oír a quien funge como presidente del país decir que no respetará los resultados electorales. Que si la oposición gana las elecciones el se echará a las calles junto al pueblo y las fuerzas armadas para conformar un gobierno cívico-militar. Por mucho menos que esto fue condenado indebidamente a prisión @leopoldolopez.
La expresión de Maduro tiene efectos similares a la fallida intentona golpista de 1992. Manifiesta el desprecio que esta clase política tiene por la Constitución que ellos mismos elaboraron. Deja en evidencia el nulo compromiso con las reglas de juego establecidas. Desnuda el carácter primitivo y totalitario de una cúpula que se aferra al poder como si en eso se le fuese la vida.
Lo más triste es que demuestra que quienes decimos que la institucionalidad venezolana está secuestrada por el partido de gobierno tenemos toda la razón. No hemos visto ni oído a un solo representante del resto de los poderes público hacer un llamado de atención a Maduro por tan aberrante comportamiento. Se hacen los locos ante los claros llamados a la violencia del mandamás de Miraflores, mientras se afincan contra los opositores por cualquier minucia.
Y es que lo hecho por Maduro con este discurso reviste suma gravedad. Es una promesa de ruptura del hilo constitucional al ser derrotado en las parlamentarias. Es una especie de golpe de estado anunciado. Es el anuncio del desconocimiento de unos resultados que serían una clara expresión de la voluntad popular. Cabe preguntarse: ¿está Maduro consciente de esta escandalosa violación al texto constitucional? Convencido como estoy de su ignorancia, diría que no. Pero eso no excusa su falta. Además, con cuál pueblo se lanzará a la aventura.
Este estilo primitivo, prehistórico y troglodita de hacer política es lo que ha venido hundiendo paulatinamente al chavismo. Creen que el poder lo tienen por derecho divino, porque son los macacos que más gritan o porque creen que pueden hacer lo que les de la gana con el patrimonio del pueblo.
Mientras tanto, el venezolano escruta con cuidado todo el trabajo que está pasando mientras se revela que hay un primitivo candidato a diputado que tiene, según el mismo confiesa, doce escoltas del Sebín. Un troglodita que irrespeta públicamente a una dama llamándola prostituta. Ejemplo del hombre nuevo que el PSUV quiere llevar al parlamento. Una bofetada a un pueblo que sufre día tras día el flagelo del asesinato indiscriminado, del robo de sus pertenencias, del despojo de su dignidad y la expropiación de la tranquilidad a la que tiene derecho.
En esto del discurso troglodita Maduro no está solo. Lo acompaña un atorrante presidente de la Asamblea Nacional que también piensa que el poder lo conquistó después de una cruenta batalla con un pueblo que terminó siendo invadido para ser tratado como esclavo. El discurso de Diosdado se puede ubicar en el siglo diecinueve. En la época de las montoneras. En aquellos aciagos momentos en los cuales no había más ley que la que imponía la boca del cañón de un arma de fuego. Cabello ha contribuido con mucho al desgaste del chavismo. Porque el venezolano no es como él. No es insidioso, mentiroso, irrespetuoso de la ley y de los principios democráticos. Diosdado es un bárbaro que logró viajar del pasado al siglo veintiuno y pretende imponer su ley por la fuerza y con total irrespeto por los venezolanos en general.
En estos discursos primitivos, la presidenta del CNE nos dice con total descaro que la observación internacional es turismo electoral. Acto seguido nos dice que lo que hay es acompañamiento de unos panas del partido de gobierno que no pintan nada porque solo vienen de paseo y no se atreverán a criticar nada. El poder electoral terminó siendo un antro de trampas y manejos interesados de los asuntos comiciales. En su discurso, Lucena deja entrever el placer que le genera burlarse de los venezolanos. Tibisay es miembro del partido de gobierno. Por lo tanto, inadecuada para el manejo de un poder tan importante como el electoral.
Otro discurso antediluviano se le oyó a la fiscal general cuando tuvo que balbucear explicaciones sobre la huida del fiscal Nieves y el efecto que sus declaraciones tenían sobre el injusto juicio que se le siguió a @leopoldolopez. Esta señora terminará siendo la protagonista del peor momento de la justicia en la historia venezolana. No tendrá manera de evitar que los libros la reseñen como miembro del partido de gobierno,  más comprometida con el proceso político que con la Constitución venezolana.
El discurso troglodita, este grado de atraso al que llevaron al país tiene molesto a la inmensa mayoría de los venezolanos. Cansados ya de ver a los miembros de las cúpulas podridas disfrutar de la mieles del poder mientras que ellos deben sufrir las inclemencias de la peor calidad de vida de todas las américas.
El 6D el venezolano pensará en la modernidad. Buscará con su voto darle rumbo al país. Sacarlo del hueco en el que lo metió la casta roja enquistada en el poder.
Jose Vicente Carrasquero A.
botellazo@gmail.com
@botellazo

Miranda - Venezuela

OSWALDO ÁLVAREZ PAZ, EN LA RECTA FINAL

Nos acercamos al final de una campaña electoral rara, muy distinta a todas aquellas de cuanta memoria tenemos. Lo único claro y definitivo, es la voluntad de cambio que se ha apoderado de la inmensa mayoría de los venezolanos. Donde mayormente se siente ese sentimiento es entre los más pobres, entre los desamparados, entre quienes viven al borde de la muerte y la desnutrición. Allí está la mayor decepción, la enorme frustración de esos compatriotas que de buena fe apoyaron a Chávez, se hicieron los locos ante la mayoría de sus desmanes y llegaron hasta a aceptar a Maduro como su sucesor, a pesar de la enorme diferencia entre uno y otro. No son para distinguir entre bueno y malo, entre el mejor y el peor. Ambos resultaron pésimos gobernantes, aunque distintos para la percepción del común.

El próximo 6 de diciembre no se logará cambiar el gobierno. No debemos crear falsas expectativas al respecto. Tampoco se solucionarán, como por arte de magia, los gravísimos problemas de la nación. Pero será un paso largo y definitivo hacia la democratización del país, su reinstitucionalización y el final de esta etapa deplorable de la historia contemporánea.
Ojalá y a eso que llaman el “alto gobierno cívico-militar” de la revolución, no se le ocurra apelar a las artimañas clásicas de los dictadores uniformados o no, cuando los pueblos se pronuncian en su contra mediante el voto. Sería peor para ellos no entender que se acabó la tragicomedia que vivimos. Ya es común ver a ciertos gobernantes, especialmente a sus entornos íntimos, tendiendo puentes y desarrollando acciones para tapar la basura que los acompaña y ponerse a buen resguardo ante lo que pueda venir. La historia de los testaferros  y prevalidos a la hora de las chiquitas, siempre ha sido la traición a quienes deben todo. Algo de eso empieza a suceder.
Nuestro compromiso es con los principios fundamentales de la democracia y el respeto a una Constitución que, a pesar de necesitar reformas urgentes y profundas, consagra esos principios. Desde esta perspectiva invitamos a todos los compatriotas en defensa de la voluntad general del pueblo para iniciar formalmente una transición que ya empezó. El momento es propicio para que ese alto gobierno cívico-militar, empezando por quien ilegítimamente ejerce la presidencia, renuncie en pleno y facilite el proceso de cambio.
El mundo entero los está observando. En Venezuela, somos demócratas. Lo demostraremos con o sin elecciones.
Oswaldo Álvarez Paz
oalvarezpaz@gmail.com
@osalpaz

Desde El Puente Rafael Urdaneta

ORLANDO VIERA-BLANCO, DE LA TIERRA DEL SOL NACIENTE A TIERRA DE GRACIA...

"¿Por qué los japoneses prosperan  y superan las peores calamidades? Porque nacen importándoles los demás más de lo que les importa sí mismos...En Venezuela la única reverencia es al pillaje."

Seguimos en nuestro periplo por Asia.  La siguiente parada: Japón. La cultura comparada siempre es fascinante. Responde siempre a la pregunta por qué, como clave de todo hallazgo. ¿Por qué en Japón se respeta una fila, una señal de tránsito, un horario,  un acuerdo o simplemente, la palabra? ¿Por qué sus ciudades son bien señalizadas, limpias, amigables, desprovistas de toxicidad ambiental o sonora? ¿Por qué la criminalidad es mínima, la natalidad es responsable, la educación es para todos y la salud un deber fundamental? ¿Por qué prosperan  y por qué superan las peores crisis o calamidades? Todas estas preguntas pueden reducirse a una respuesta: porque nacen importándoles los demás, más de lo que les importa a sí mismo.

No quiero detenerme en temas latosos; estadísticas sobre el Estado nipón, índices económicos o tipo de cambio. Todos sabemos que es la tercera economía del mundo y la más desarrollada en términos de tecnología. Quiero detenerme en lo cotidiano. En los pequeños detalles están los más notables méritos.  Al decir de Shakespeare, el ser o no ser... Por ejemplo, cuando Ud. llega o se marcha de un restaurante, es normal que anuncien su llegada o saluden su partida, con un Okaerinasai  (Bienvenido a casa) o ¡Arigato gozaimasu! (Muchas gracias). Es un gesto de respeto y empatía. Acto seguido, una  reverencia y una mirada sonriente a los ojos. Todo un profundo deseo del anfitrión de hacerle sentir a gusto, en casa. Para el nipón (que significa el origen del sol), la aceptación del otro es fundamental. Qué mejor manera de demostrarlo que transmitir alegría, exhibir sumisión (que es humildad), y extender los brazos para señalar el camino, concediendo obediencia y fortuna... En un pequeño establecimiento de comida el mesero se equivocó en el pedido. ¡Perdón! Yo me equivoqué... El camarero da cuenta del error, y no quiero contarles la vergüenza del anfitrión. Al rompe en la cocina se improvisa toda "una junta" para reponer el pedido. Diez minutos más tarde se acerca un ejército de empleados con los dos sencillos platos olvidados.  Todos hacen fila,  se inclinan y se excusan. ¡Lo que provocaba era invitarlos a la mesa!

Esta dimensión humana sobre "la importancia del otro", tiene múltiples desdoblamientos ciudadanos, urbanos, políticos, económicos y obviamente humanos. La gente no ahorra para beneficio propio, sino para contribuir a un sistema financiero sólido donde todos accedan al crédito. Las calles de Tokio van tapizadas de una señalización en relieve para ciegos.  El aseo es fundamental porque ser pulcro es ser eficiente en los procesos productivos. La puntualidad es de honor, porque llegar tarde es como no llegar. Robar es un sacrilegio; una suerte de ofensa religiosa, porque despojar a otro  es hurtarse el propio decoro. Hay sus excepciones. Pero timar al prójimo o al  Estado, no es lo usual... Uno nota con tristeza y frustración, cómo nuestra cultura alberga un continuo de agresividad. Los venezolanos vamos por la vida, desdiciendo de quien ni conocemos. Mejor que no se trate de alguien exitoso, porque de entrada decimos "que lo que tiene, lo hizo robando". Así de liso, así de ligero. Si  un mesero se equivoca no tardaremos en decir que es tonto-sic-. Para nosotros, la corrupción no es necesariamente un antivalor. Es lapidario y ancestral el "pónganme donde haiga". Nuestra seguridad, nuestro bolsillo, nuestra estabilidad, es lo importante. La del otro, no es mi negocio. Si quieren saquear al Estado, qué más da. Pero a mí no me joroben. Poco o nada  tenemos sentido de urbanidad. Las señales de tránsito son una sugerencia. Los fiscales un obstáculo que sabemos "manejar". Las calles un depósito alterno de basura y las aceras no distinguen de peatones o motorizados. La vida en Venezuela es una lotería que ganamos o perdemos en un tiraje, por lo que es una concesión. En Venezuela la única reverencia es al pillaje. Y la única sonrisa, el gozo del dinero mal habido...

¿Por qué tanto desparpajo? Porque el modelo de Estado de inspiración hispana, nos agrede desde que nacemos. Nos hace sentir que somos una carga, un bostezo,  un hastío que hay que mantener.  Somos una capitanía de corsarios que  ha funcionado bajo un imaginario de probrecitismo clientelar, que arrastra a sus ciudadanos, como indigentes mendigando derechos. Esto ha producido una siniestra fractura social donde unos parasitan de la valija con el Estado-gobierno, otros resienten por no comer del bacanal y el resto implora piedad desde sus bordas.  Bajo esta  perversa distensión, la violencia se apodera del alma y de la voluntad (dixit Schopenhauer) y todos quedamos indefensos, maltratados, despojados,  humillados y hasta sin vida. Porque una sociedad donde a nadie le importa el otro, apretar el gatillo por revancha, odio o aberración, ¡es irracionalmente normal!

Venezuela ha quedado al desnudo frente al mundo. Nuestra dignidad ha sido mancillada de forma demasiado brutal y gratuita. Es hora que reflexionemos profundamente nuestra indiferencia, nuestros modales, nuestra permisividad. ¡Y es hora que el sol salga en Venezuela! En Argentina, ya amanece...

Orlando Viera-Blanco
vierablanco@gmail.com
@ovierablanco

Caracas - Venezuela

BERNARD HORANDE, ¿VENEZUELA NECESITA UNA CACHUCHA?

Nos acercamos a uno de los procesos electorales más delicados de la historia contemporánea venezolana.

El chavismo como opción política no está acostumbrado a perder elecciones. A estas está llegando con una clara desventaja, según lo indican las encuestas más serias. El 6 de Diciembre y días sucesivos podrían ser protagonistas de situaciones complicadas. Las cosas se pueden enredar.

Cuando en los países latinoamericanos se presenta la posibilidad de conflictos como este, enseguida la mirada se dirige hacia el estamento militar. ¿Cómo reaccionarían los militares de producirse un enfrentamiento entre dos bandos que se adjudican la victoria? ¿Qué pasaría si uno de ellos claramente gana y el otro decide no reconocer?

Un viejo proverbio chino dice: “Cuidado con lo que pides porque se te puede hacer realidad”.

Antes de llegar Chávez, por varios años escuchamos de muchos venezolanos, algunos muy influyentes, pontificar acerca de la necesidad de que Venezuela tuviera de Presidente un militar. Una cachucha, pues. “Para poner orden y enfilar el país hacia el progreso”, decían. Quizá rememoraban la época de Pérez Jiménez.

Lo cierto es que el gobierno militar llegó. Y lo hizo a través de un carismático oficial retirado que para más, siendo activo, había intentado un golpe de Estado.

Durante los últimos 17 años, los venezolanos hemos “experimentado-padecido-gozado-sufrido” lo que es un gobierno de militares. Son incontables los ministerios y organismos públicos manejados por militares, en todas sus escalas.

Hemos tenido una intoxicación de militares en el poder.

¿Cuál ha sido el resultado? Está a la vista.

El régimen militarista de Chávez, seguido por el de Maduro, son los peores gobiernos que ha tenido Venezuela en toda su historia republicana. Nunca se había visto tanta ineficiencia, ineptitud, corrupción, desorden, falta de transparencia, pésimos servicios públicos, economía destruida, inflación incontrolable, instituciones derrumbadas, pobreza y, probablemente lo más grave, total pérdida de valores.

Hoy en Venezuela, la relación del sector militar con los civiles no vive su mejor momento. El civil no ve con buenos ojos al militar venezolano. El país añora un gobierno de civiles.

Estoy convencido que dentro de los componentes de nuestra Fuerza Armada Nacional, la FAN (la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en ninguna parte habla de FANB) existe una gran mayoría de oficiales con valores y pensamiento democrático . Eso que llaman “institucionales”. Sin embargo, han prevalecido los criterios y acciones de unos pocos para enlodar a todo el sector castrense.

Muchos piensan que los militares deben regresar a los cuarteles. Y mantenerse allí. A realizar las tareas que les son adjudicadas por la Constitución: “La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación…”. 

A defender, pues, la soberanía nacional, que bastante descuidada y maltrecha está.

Los tiempos por venir son una gran oportunidad para la reivindicación de los de verde. Estas mismas elecciones lo son, de hecho, a través de un plan que debería ser eliminado a futuro: el “Plan República”. Porque es a los civiles a quienes nos toca resguardar un proceso netamente civil como son las elecciones democráticas en un país.

De la manera como se conduzca la Fuerza Armada Nacional en estas elecciones puede depender que el país se mantenga en paz y que los vientos democráticos soplen de nuevo para que retomemos el rumbo hacia el progreso y la prosperidad.

O que Venezuela entre en una espiral de violencia cuyas consecuencias nadie quiere imaginar.

Bernard Horande
bhorande@gmail.com
@bhorande
@APlumazoLimpio

Miranda - Venezuela

CARLOS VILCHEZ NAVAMUEL, CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU CONTRA ISIS

NTN24 nos informó ayer que “El Consejo de Seguridad de la ONU se unió este viernes para reclamar al mundo el uso de "todas las medidas necesarias" para acabar con ISIS y la amenaza "sin precedentes" que plantea desde sus posiciones en Siria e Irak. Por unanimidad, los 15 miembros del máximo órgano de decisión de Naciones Unidas adoptaron la resolución 2249, impulsada de urgencia por Francia en respuesta a los atentados del pasado viernes en París”.  http://www.canalntn24informa.com/noticia/onu-aprueba-de-manera-unanime-tomar-todas-las-medidas-necesarias-en-la-lucha-contra-isis-78476

Esta vez los integrantes de ISIS se sacaron la lotería, los asesinatos perpetrados por algunos de ellos en Paris han provocado que las grandes potencias se unan para liquidarlos y así podrán obtener el premio que tanto ansían como lo veremos más adelante.

Un artículo publicado en mil21 escrito por Enrique Montánchez  nos dice que “Por primera vez en 70 años, todas las grandes potencias combaten en el mismo teatro de operaciones, lo que eleva la guerra en Siria a la categoría de “mundial”, según estiman fuentes de inteligencia occidentales”.

La misma fuente explica algo todavía no hemos podido comprobar y que dice que: “La reacción de China de unirse a Rusia en la lucha contra el Estado Islámico es porque el Estado Islámico apoya a los separatistas chinos uigures ha desencadenado la respuesta de Pekín. Ninguna concesión a los yihadistas que quieren trasladar la guerra santa al territorio chino. Con esta premisa, el presidente Xi Jinping y Vladimir Putin han cerrado un pacto militar de carácter estratégico para combatir al Estado Islámico allí donde se vean afectados los intereses de ambas potencias”.

Montánchez señala que “El pacto ruso-chino incluye atacar a los islamistas en los territorios de Siria e Irak que controlan con el fin de debilitarles “en casa” y evitar que el autoproclamado Califato se extienda a zonas bajo influencia de cualquiera de las dos potencias”. http://www.mil21.es/noticia/265/3-guerra-mundial/la-guerra-en-siria-a-punto-de-convertirse-en-mundial-tras-implicarse-china-con-un-portaaviones-y-1.000-infantes-de-marina.html

Y decimos que esta gente se sacó la lotería, porque los integrantes de estos grupos están deseosos de reunirse con Alá para acompañarlo en el paraíso,  según se afirma, una de sus creencias es “morir como mártires en la guerra es entrar en el paraíso, donde por la intercesión de Alá tendrán mujeres vírgenes a disposición”.
http://www.infobae.com/2014/09/13/1594556-el-arma-secreta-del-ejercito-femenino-que-acosa-al-estado-islamico-el-norte-irak

Por nuestra parte, esperamos que todos estos fanáticos alcancen su propósito lo antes posible, entre más cerca estén ellos de Alá, más seguros estaremos nosotros en esta Tierra.

Carlos Vilchez Navamuel
carlosvilcheznavamuel@gmail.com
‏@carlosvilchezn

Costa Rica

ANDRÉS HOYOS COMPLICACIÓN DE MALES (II)

El lío desatado por los recientes ataques del Estado Islámico en París tiene multitud de protagonistas.

Aparte del grupo en sí, están muy activas las potencias occidentales, ahora con mayor vinculación de Europa; están activos los regímenes de mayoría musulmana, casi sin excepción dictatoriales y militaristas, cuando no claramente medievales, como Arabia Saudita; están activos los chiitas de Irán y Hezbolá, también hostiles a la democracia; están activos los kurdos y su archienemigo, el presidente Erdogan de Turquía; está activa Rusia, así como su pérfido aliado, Asad, el dictador de Siria, y está activo Israel. Casi ninguno de los mencionados se alinea del todo con los demás, lo que produce una vorágine cambiante e impredecible.

Sin embargo, hay un protagonista crucial que uno echa uno de menos en la complicada ecuación: el islamismo democrático. Que existe, existe, pero su debilidad es desconcertante. Aunque fue el principal impulsor de la Primavera Árabe y de algunas agitaciones previas en Irán, no ha podido ganar la partida en ningún país, con la posible e inestable excepción de Túnez. Si este eslabón perdido no se consolida, la sangre seguirá corriendo por décadas.

El poeta sirio Adonis es claro al respecto: “No hay ninguna diferencia entre los regímenes árabes, son todos tiránicos. Solo hay pequeñas variaciones, se trata de diferencias de grado, no de naturaleza. Ningún régimen árabe es democrático, en nuestra historia no conocemos la democracia. No hay derechos humanos, las mujeres se encuentran encarceladas dentro de la ley coránica, la Sharia”.

El militante suicida, sin el cual el Estado Islámico sería una amenaza menor, es un recluta extremo. Llevarlo hasta el punto de la autodestrucción es difícil. Tienen razón quienes dicen que para lograr una deshumanización de semejantes proporciones se necesitan santuarios y que, por ende, la lucha contra el terrorismo pasa por hacerlos desaparecer. De ahí que la previsible continuidad de los ataques en las grandes metrópolis desemboque casi con seguridad en una intervención militar convencional, así esta sea peligrosa por definición.

Pero la recurrencia de la violencia es segura a menos que se activen y adquieran mayor protagonismo los musulmanes creyentes que aceptan la democracia y el Estado laico. Estamos, no obstante, ante unas mayorías que declaran su impotencia. “Los vecinos no podemos hacer nada contra los yihadistas”, dice una mujer del barrio Molenbeek de Bruselas, cuando es exactamente al contrario: ellos son los únicos que pueden jubilar a los yihadistas.

Quizá en el doble y en apariencia insoluble problema de los ataques brutales, que ocurren en países como Siria, y de la avalancha de refugiados que desatan haya un embrión de solución. Podría plantearse que los refugiados en edad militar se enlisten y se entrenen en un ejército que regrese a luchar a Siria e Irak, a sabiendas de que sus familiares contarán con garantías de permanencia en Europa y Estados Unidos. Una política como esa resolvería, además, una de las grandes paradojas de la emigración musulmana: que los hijos son más radicales que los padres, pues daría que hacer a muchos jóvenes condenados al desempleo.

  • El Estado Islámico, pese a su reciente euforia triunfalista, tiene un grave problema estratégico: es enemigo de todo el mundo. Por ende, es derrotable, aunque para lograrlo haya que cambiar muchos paradigmas.


Andres Hoyos
andreshoyos@elmalpensante.com
@andrewholes

Colombia

FREDY RINCÓN NORIEGA, ¡CAMBIEMOS!

El sentimiento de cambio se apoderó de la gente y no hay maniobra que lo detenga. Querer modificar a última hora la intención de voto con una raquítica  y demagógica bolsa de comida no tendrá éxito. El cambio se convirtió en un río crecido.  Cada día se suman nuevas voluntades y crece el entusiasmo para acudir a la cita electoral. 

Los decididos a votar saben que una sólida victoria en las elecciones parlamentarias  será un muro de contención para detener el descalabro económico. Una nueva mayoría en el parlamento, sin atadura con los caprichos autocráticos trabajaría para que se tomen medidas adecuadas que controlen la inflación. Un cambio en la correlación de fuerzas  rescatará la autonomía del parlamento y la función contralora como lo ordena la Constitución. Precisamente, es esta responsabilidad la que, con el mayor descaro, han abandonado los diputados oficialistas. Por eso, entre otras razones, ha prosperado la descardara  robadera, el despilfarro, la corrupción generalizada y el grotesco saqueo de los dineros públicos.

Esto ya no se aguanta. Hay que cambiar o nos morimos de hambre, repite la gente en las colas. Maduro nos tiene con el agua al cuello. Si continuamos con  este disparate, nos ahogaremos. Es el comentario frecuente que se oye en todos los rincones del país. Junto a este grito de desesperación y rabia, viene el llamado a votar por encima de ventajismos y abusos electorales. Existe el convencimiento que una votación
 masiva, firme y decidida, sin temores y superando chantajes, acabará con cualquier pretensión de alterar los resultados electorales.
A sabiendas que competimos con  inescrupulosos y marrulleros, acostumbrados a hacer trampas de todo tipo, nuestro deber es reforzar el trabajo con los testigos  electorales. Es fundamental seleccionar a personas con coraje que no se amilanen ante las presiones indebidas de militares inescrupulosos del plan república. Necesitamos a conocedores del proceso de votación que controlen el voto asistido y estén muy alerta  al momento del cierre de las mesas. He allí algunas de las claves para defender el voto y la voluntad popular.
Aprovechemos al máximo las inmensas posibilidades que tenemos. Hoy, como nunca antes, el viento sopla a nuestro favor. El rechazo a Maduro y a su anacrónico  modelo crece todos los días llegando casi al 90%. Por montones, los que hasta ayer lo acompañaban, rompen ataduras para sumarse a la corriente del cambio. En esta nueva realidad ha jugado papel relevante el descontento y la desaprobación a su política económica.
La unidad para cambiar y el abandono de la inútil polarización tomó cuerpo y se está  convirtiendo en una inmensa mayoría convencida de la resonante victoria el 6D.
Marchemos con fe y optimismo a coronar la victoria el #6D
Fredy Rincón Noriega
fredyrinconn@hotmail.com
@ferinconccs

Miranda - Venezuela

IVÁN OLAIZOLA D’ALESSANDRO, EL 6D,:COMUNISMO O DEMOCRACIA

Los huevos del gobierno no se consiguen por ningún lado.

De nuevo se nos presenta una disyuntiva. Este 6D se nos convoca para elegir los diputados que conformarán la nueva AN, el poder público que tiene las funciones de hacer las leyes y controlar al poder legislativo, cosa que esta AN saliente no hizo. De allí la importancia de acudir a votar y votar a conciencia. Además en este evento electoral se nos presenta la gran oportunidad de comenzar un cambio en la política nacional. Sería el primer paso para regresar a la independencia y autonomía de los poderes públicos. Pero mucho más allá de esto, desde mi punto de vista, creo que es una decisión capital para el futuro del país. El 6D tendremos que decidir si el país sigue transitando la ruta hacia el despeñadero que representa el comunismo al estilo de los Castro o comenzamos el proceso de reestablecer el sistema democrático.

De obtener mayoría en la AN el partido de gobierno se le estaría dando luz verde, o mejor luz roja, para que se instale definitivamente en el país con toda su carga de totalitarismo, maldad y destrucción, el sistema de gobierno que más daño le ha hecho a la humanidad comparado solo con lo que hizo en su momento el nazismo. A la vista está que en casi 17 años han destruido una de las democracias más sólidas del continente y llevado a la ruina a uno de los países que mejor apuntaba a salir del subdesarrollo. Eventos que parecían imposible, pero que gracias o por desgracia, de un solo hombre, el teniente coronel felón difunto, pero vivito y colendo y hasta candidato a diputado por 87 circuitos de acuerdo a la engañosa y abusiva propaganda electoral del gobierno, ha sido posible y continuado por su heredero e hijo putativo. 

Pero siendo racionalmente optimista ese evento electoral descrito arriba es el menos probable, se podría decir que imposible sin pecar de triunfalistas. Todas las encuestas, hasta las que el gobierno paga, dan como claros ganadores a los candidatos de la MUD. Las cuentas más conservadoras apuntan a que la oposición democrática obtendría más de 100 diputados. Cantidad suficiente para dar inicio a ese proceso de cambio que toda Venezuela grita. Pero hay que tener cuidado. Comunistas no respetan elecciones. Ya nos están enseñando los dientes. Nos avisan por donde pueden venir los tiros. Y guerra avisada no debe matar soldados. Todo el país democrático debe estar atento, permanecer alertas. Lo primero es evitar la abstención. Tener testigos en todas y cada una de las mesas en toda la geografía nacional. No tener miedo. Ir a votar. Votar abajo y en la esquina izquierda, la tarjeta de la manito. Cuidar ese voto. Permanecer cerca de los centros de votación, alertas, vigilantes. Exigir el cierre de mesas en el tiempo estipulado. No aceptar injerencia de los integrantes del Plan República en aspectos del proceso electoral. La función de ellos es solamente de custodia, vigilancia y seguridad. Los miembros de mesa son la autoridad en ese momento. Y exigir con toda la fuerza que los resultados sean dados a la brevedad. Nada de gallos o media noche. Votar, cuidar y cobrar. La democracia debe, tiene, que vencer al comunismo.        

Iván Olaizola D’Alessandro
Iolaizola@hotmail.com
@iolaizola1

Caracas - Venezuela 

ALBERTO JIMÉNEZ URE, EL «ESTADO TIRÁNICO VENEZOLANO» SERÁ EXTINTO

«Cuando conjugo el verbo tiranizar advierto que no puedo hacerlo en futuro simple: a los déspotas aguarda una ceremonia que no es religiosa, sino de celebración con heroica. El pensamiento bajo sus efectos abate, y más poderosamente que una detonación nuclear»

Antes que los abuelos, padres y vástagos del «Estado Tiránico Venezolano» irrumpiesen en el «Plató de la Política Centro/ Suramericana», menos de aproximados veinte intelectuales de nuestro continente advertíamos no muy lejana la trágica irrupción del «Estado Tiránico Venezolano»: cierto, en la patria que fue «bolivariana». Lo harían para experimentar con nuestras vidas, confiscándolas y sometiéndolas a inmerecidas penurias. Recuerdo el rencor que ciertos cuentistas, poetas, novelistas, ensayistas y profesores que solían discutir en los cafetines y claustros de las universidades autónomas fomentaban hacia autores como: Juan LISCANO, Octavio PAZ, Reinaldo ARENAS, Guillermo CABRERA INFANTE, Ricardo GIL OTAIZA, Camilo José CELA y Jorge Luis BORGES, entre varios, sin excluirme porque en la de Los Andes fui con persistencia hostigado por ellos. Sembraban el odio, la división de la Nación Venezolana y una guerra entre civiles tras los cuales estaban militares insurrectos.
Cuando fui asesor del artista plástico Carlos CONTRAMAESTRE, Director de Publicaciones de la Universidad de Los Andes (1979), con frecuencia recibíamos un panfleto de la «Organización de Liberación de Palestina» (OLP) que cometía ataques terroristas similares a los de «ISIS, «Boko Haram» u otros que en el Año 2015 mantienen en zozobra a los viejos imperios del planeta. Discrepábamos, afables el uno con el otro, sobre las intenciones de esos asesinos de eliminar a Israel. Que unos propugnen eso que se conoce como la «Yihad» o sean menos exterminadores carece, absolutamente, de relevancia: porque son sus irrefrenables propósitos de dominación violenta, degenerada y primitiva lo que debemos repudiar de todos ellos por cuanto comporta provocar el fracaso de «Civilización» y el triunfo de la «Barbarie Doctrinal».
Durante aquellos tiempos, el «terrorista prototipo» no tenía el recurso de las «redes de disociados» (RDD): empero, sus actos  igual impactaban gracias a la difusión de «imágenes vía satélite». Destacaban los secuestros de aviones y personalidades del mundo, las matanzas o ejecuciones callejeras (extrajudiciales) en nombre de la «liberación de los pueblos e independencia». Ese «terrorista prototipo» recibía financiamiento de algún poderoso país petrolero o vendedor de armas de guerra.
Ya yo escribía y publicaba mis «estoraques» (así, en el «Corredor de la Muerte» porque ambos pertenecemos al «Sector de la Edad Tercera», los ha insólitamente calificado mi amigo Teódulo LÓPEZ MELÉNDEZ) contra todos los afamados tiranos de la época, algunos de los cuales todavía están en este mundo y hacen mucho daño. Los todavía no fallecidos son, en estos tiempos nada episcopales, abuelos de quienes conforman el «Estado Tiránico Venezolano»: sostenido mediante formas parasitarias/criminales de actuar y doblegar a pueblos con los cuales experimentan cruelmente.
El abominable, nada supremo y ya difunto padre del «Estado Tiránico Venezolano», sobre cuya memoria suelo esputar, colocó los tubos estructurales de una edificación destinada al funcionamiento de oficinas donde peligrosísimos delincuentes administrarían inmensos recursos de origen imperial norteamericano para destruir nuestra nación y otras. Fueron inoculados con el «Virus de la Brutalidad» y viajan para propagarlo por un continente donde los únicos prescindibles son ellos.
En el curso de mi existencia, he tenido probadas premoniciones: motivo por el cual hoy anuncio que está en ciernes el día cuando inhumaremos al «Estado Tiránico Venezolano» impuesto hace más de tres lustros, para desgracia de quienes nacimos y vivimos en la patria que fue «bolivariana». República convertida en santuario de criminales por la «Casta de Terroristas del Siglo XXI»

Alberto Jimenez Ure
jimenezure@hotmail.com
@jurescritor

Merida - Venezuela