sábado, 29 de diciembre de 2018

ACTUALIZACIÓN, SÁBADO 29-12-2018, EL REPUBLICANO LIBERAL

ANTONIO ECARRI BOLÍVAR, ALCANCES DEL PLAN DE PAIS

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 2 horas
El vicepresidente nacional de AD, Antonio Ecarri Bolívar explica el alcance que tendrá el Plan de país que la oposición democrática está redactando para, entre muchos aspectos, promover un marco jurídico que genere confianza y estimule la producción. El pasado 19 de diciembre fue presentado, por la alternativa democrática, la materialización de un reclamo nacional e internacional que hacía mucha falta: la presentación de un primer “Plan para el país” o, más bien, para la nación que soñamos los demócratas de Venezuela, hoy esparcidos involuntariamente por todo el mundo. Este evento ... más »

LUIS FUENMAYOR TORO, LAS NUEVAS QUIMERAS DE LA OPOSICIÓN FRACASADA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 2 horas
Desde sus inicios, la oposición venezolana, mayoritaria por lo menos hasta hace poco, decidió sus rumbos políticos y electorales basada en sus deseos y no en las condiciones reales existentes para la consecución de estos. El voluntarismo y el inmediatismo han caracterizado la conducta de esta oposición en estos largos 20 años. Su inatención a la elección de la Asamblea Nacional Constituyente de 1999, el paro general de 2001, el golpe de Estado de 2002, el sabotaje petrolero de 2002-2003, la abstención electoral de 2005, estuvieron entre sus primeros gravísimos errores. Lejos de ded... más »

GLORIA CUENCA, UNIDAD Y VICTORIA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 2 horas
Gloria Cuenca.- Esa fue una consigna utilizada muchas veces en la historia reciente de Venezuela. (Siglo XX). Nuestro Libertador en su lecho de muerte: “Sí con mi muerte desaparecen los partidos y se contribuye a la unión yo bajaré tranquilo al sepulcro”. (Siglo XIX) Quiero significar que cuesta mucho. a nosotros venezolanos, mantenernos unidos. Definitivamente, se nos olvida aquello de “Todos somos uno”, en “la unión está la fuerza” y el bello trozo de nuestro himno nacional: “unidos con lazos que el cielo forjó, la América toda existe en Nación”. Estas referencias las hago con ... más »

JOSÉ LOMBARDI, ¡MEA CULPA!

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 2 horas
“Antes de hacer Republica debemos hacernos nosotros, porque todavía no somos” Alberto Adriani Para Miguel Angel Campos Que mejor época que la navidad para reconocer nuestros errores, aceptarlos y pedir perdón, tenemos mas de doscientos años intentando construir una Republica que no logramos terminar, obra inconclusa y tarea pendiente para todos los venezolanos, tratar de entender en que hemos fallado nos obliga a revisar nuestra historia, más allá de gloriosos pasajes, mitos y grandes héroes, entre ellos el gran Libertador Bolivar “Padre de la Patria y America” hemos obviado lo m... más »




REINALDO J. AGUILERA, ¡FELIZ AÑO!

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 2 horas
Nos encontramos en la recta final de un año desastroso para muchos, a estas fechas parece que en definitiva llegamos a un callejón sin salida y el régimen mientras tanto sigue implementando sus políticas piratas de ensayo y error para ver si sale del hueco dónde metió al país. Las noticias diarias no tienen nada de positivas, por dónde se miren son en un 99% negativas para todos, lo que incluye sin dudas hasta a los más fervientes seguidores del gobierno, ya es una costumbre observar cómo los “Chavistas/Maduristas” se quejan directamente con el presidente en las llamadas redes soci... más »

ROMÁN IBARRA, CHAO 18, BIENVENIDO 2019

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 2 horas
Para cualquier venezolano normal como nosotros, este ha sido –sin dudas- el peor año, el más terrible de toda nuestra historia por donde se le mire. El año 2018 cierra con una hiperinflación desproporcionada, nunca antes vista en nuestro país, que imposibilita cualquier desarrollo y progreso para nuestra gente; incapacidad de los trabajadores, y emprendedores para cubrir los costos de la cesta alimentaria; los gastos de educación; vestido; calzado; salud, y mucho menos el disfrute del tiempo libre. Nuestra gente hace ¨milagros¨ literalmente para poder llevar a su mesa un poco de co... más »

ANTONIO ECARRI BOLÍVAR, ALCANCES DEL PLAN DE PAIS


El vicepresidente nacional de AD, Antonio Ecarri Bolívar explica el alcance que tendrá el Plan de país que la oposición democrática está redactando para, entre muchos aspectos, promover un marco jurídico que genere confianza y estimule la producción.

El pasado 19 de diciembre fue presentado, por la alternativa democrática, la materialización de un reclamo nacional e internacional que hacía mucha falta: la presentación de un primer “Plan para el país” o, más bien, para la nación que soñamos los demócratas de Venezuela, hoy esparcidos involuntariamente por todo el mundo. Este evento fue celebrado, a casa llena, en el Teatro Chacao. Es una especie de “Plan de Barranquilla,” aggiornado, de cara al siglo XXI que aún no comienza, porque su propósito fundamental es reconstruir Venezuela al salir de esta distopía, tal como lo soñaron los padres de la democracia poco antes de la muerte del dictador Juan Vicente Gómez.

Inició el acto Gerardo Blyde, con un discurso brillante y unitario, en representación del Frente Amplio Venezuela Libre en el cual dejó claro que este es un primer papel de trabajo, para luego seguir amalgamando al resto de la alternativa democrática. Leyó los principales acuerdos Marianella Herrera (del CENDES), los que fueron comentados por dos mujeres jóvenes y talentosas, con sensibilidad social, como Manuela Bolívar y Lustai Franco.

Tuvieron una brillante participación los destacados economistas José Guerra, Alejandro Grisanti y Juan Andrés Mejías, con la estupenda moderación de la presidenta de Consecomercio María Carolina Uzcátegui; en el área Energética intervinieron Yon Goicochea con su prestancia conocida y José Toro Hardy, con la elocuencia y conocimientos en la materia, que nadie duda. Mientras Stalin González, uno de los líderes fundamentales del partido Un Nuevo Tiempo, anunció todo el tema legislativo que está por venir. Ah, y para cerrar con broche de oro, la bella líder de la juventud Sairam Rivas leyó el “Credo de la Democracia” que va a renacer en Venezuela.

En ese acto, antes de la intervención de Stalin, hice algunas consideraciones sobre los acuerdos que, en apretada síntesis, les quiero referir a mis lectores. Allí dije: (…) “es vital, para lograr un proceso de cambio hacia una Venezuela libre, celebrar acuerdos en materia de políticas tendentes a empoderar a los ciudadanos; pero es necesario adecuar nuestra legislación para alcanzar esos objetivos.

Desde la Asamblea Nacional, a pesar del saboteo continuado del régimen a la labor legislativa, se ha logrado ir desmontando toda una legislación paralela, inconstitucional, promovida desde el Ejecutivo Nacional y la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente; sin embargo, estamos conscientes de que esa labor nuestra, aunque desconocida por el gobierno, formará parte del Derecho Positivo venezolano cuando salgamos de este gobierno.

Se está promoviendo un marco jurídico que genere confianza y estimule la producción, a la par que proteja efectivamente los derechos de los trabajadores, su capacitación y la libertad sindical que han sido vulnerados por este régimen que ha acabado con la contratación colectiva y la progresividad de los derechos de los trabajadores. También vamos a reformar la “Ley de Consejos Comunales” para poner esos entes al servicio de las comunidades y no de ninguna parcialidad política para chantajear a nuestro pueblo.

Pensando en la dolorosa diáspora de compatriotas que han tenido que irse de su patria a aventurar a otras tierras, la fracción de la unidad democrática ha presentado a la Asamblea Nacional el “Proyecto de Ley de migración del retorno” a través del diputado William Dávila. Es una Ley de transición que va a favorecer a nuestros compatriotas para regular y promover el retorno de todos ellos, sobre todo para que sepan nuestros muchachos y contemporáneos que el día de mañana, cuando vivamos en democracia, no se sientan desarraigados y garantizarles, entonces, la reinserción a su patria con toda dignidad.

Son muchas las leyes que habrá que derogar y otras promulgar. No planteamos aún una nueva Constitución, porque la vigente se hizo de todos los venezolanos cuando el presidente Hugo Chávez la quiso reformar para hacerla involucionar y el pueblo se opuso a ello, provocando la primera gran derrota del régimen en una consulta electoral.

Ya llegará el día de tener un gobierno que respete el Estado de Derecho y será, entonces, cuando podamos emular al gran constitucionalista que fue Andrés Eloy Blanco quien dijo, al promulgar la primera Constitución democrática de Venezuela, en 1947, palabras muy actuales, como las siguientes:

“La democracia está de pie en la encrucijada de las más trágicas codicias. Por eso, como las hermosas mujeres, tiene sus dientes y sus uñas para los sátiros de la voluntad de dominio. Pero ella sola no lo es todo. Cuando una Asamblea hace una Constitución, hace el espejo de un pueblo. Cuando se hace el espejo de un pueblo, tiene que haber un buen pueblo para mirarse en él. Cuando se hace una Constitución, se hace un código de moral, pero no se hace una moral; cuando se hace una Constitución se hace una norma de conducta; cuando se hace una Constitución, se hace una ley de buen gobierno, pero no se hace un buen gobierno. Es el uso de ella, es el empleo de las facultades que ella confiere, es el timón bien llevado, es la proa siempre puesta a la justicia, lo que de ella va a infundir la grave responsabilidad en la conducta de los gobernantes. Ella es la Constitución”.

Vamos a salir de esta pesadilla para no tener que repetir la triste admonición del mismo Andrés Eloy, ahora como poeta del pueblo, cuando decía que nuestra patria estaba “más poblada en la gloria que en la tierra, la que algo tiene y nadie sabe dónde, si en la leche, en la sangre o en la placenta, que el hijo vil se le eterniza adentro y el hijo grande se le muere afuera”.

Finalmente recordé lo que decía el filósofo español Julián Marías, discípulo del famoso Maestro José Ortega y Gasset, a la muerte de Franco y el renacer de la libertad en la Madre Patria: “con la llegada de la democracia se le ha devuelto España a los españoles”. Parodiándolo, digamos hoy al mundo que este Frente Amplio Venezuela Libre, cada vez más amplio e inclusivo, muy pronto le va a devolver Venezuela a los venezolanos”.

Y vamos a continuar discutiendo, en lo que resta de diciembre y enero, con los demás sectores democráticos para seguir sumando y pedirles que contribuyan a enriquecer este plan, porque allí, en esa gran Venezuela libre que está por llegar, cabemos todos.

aecarrib@gmail.com
@EcarriB

LUIS FUENMAYOR TORO, LAS NUEVAS QUIMERAS DE LA OPOSICIÓN FRACASADA

Desde sus inicios, la oposición venezolana, mayoritaria por lo menos hasta hace poco, decidió sus rumbos políticos y electorales basada en sus deseos y no en las condiciones reales existentes para la consecución de estos. El voluntarismo y el inmediatismo han caracterizado la conducta de esta oposición en estos largos 20 años. Su inatención a la elección de la Asamblea Nacional Constituyente de 1999, el paro general de 2001, el golpe de Estado de 2002, el sabotaje petrolero de 2002-2003, la abstención electoral de 2005, estuvieron entre sus primeros gravísimos errores.

Lejos de dedicarse a crear las condiciones para derrotar electoralmente al gobierno, en unos momentos en que eso era mucho más fácil que hoy, siempre buscó atajos que demostraron ser contraproducentes para sus políticas de recuperar el poder. Políticos supuestamente experimentados, como los de Acción Democrática, Bandera Roja, Causa R, COPEI, se comportaron como gente inmadura en el análisis de las situaciones existentes, siempre tratando de forzar acontecimientos que nunca fueron exitosos.

Y parece que poco o nada ha cambiado en este aspecto luego de todos estos años. En este momento, esa oposición se debate en una discusión sobre unas fantasías, que para cualquier persona medio pensante son totalmente absurdas. Han puesto sus esperanzas en una serie de acontecimientos, que supuestamente pueden desprenderse del inicio del nuevo período de sesiones de la Asamblea Nacional, el 5 de enero venidero, y de la toma de posesión del presidente Maduro cinco días después. En ambos casos, sus decisiones están muy amarradas a todo lo que han hecho interna y externamente hasta hoy.

Se dedicaron, como centro de su política, a deslegitimar las elecciones de alcaldes, concejos municipales y, sobre todo, las presidenciales de mayo pasado. Impulsaron el desconocimiento de lo que llaman la “comunidad internacional” de todos esos procesos, por lo que ahora tienen que seguir esa línea, so pena de ser el hazmerreír del mundo entero y de terminar de perder la

poca credibilidad que tienen en el ámbito internacional. Esta absurda posición conduce además a dificultar en grado sumo la unidad opositora, pues otra parte de la oposición rechazó aquellos argumentos y el llamado a abstención efectuado. ¿Cómo hace Henri Falcón, por ejemplo, para no reconocer al Presidente electo en mayo si se midió con él en esas elecciones?

Desconocer la elección de Nicolás Maduro equivale a retroceder tres años en la política y volvernos a situar en enero de 2016, cuando se trazó como hoja de ruta la salida de Maduro de la Presidencia en el lapso de 6 meses. Pareciera que no se ha recorrido un camino tortuoso, trágico y lleno de errores en este sentido, como para volver a colocar el norte de la acción en sueños y ficciones. Desconocer a Maduro no significa nada si no se tiene el poder para ejecutar esta decisión. Y ese poder no se tiene ni interna ni externamente. Es repetir lo mismo que se hizo, sin ningún efecto, cuando se dijo que Maduro no era Presidente porque tenía doble nacionalidad, cuando se declaró el abandono de cargo del Presidente y cuando finalmente se lo destituyó. Ninguna de esas decisiones pudo ejecutarse. ¿Cómo ahora se pretende repetir lo mismo? ¡Increíble!

Algunos, sin embargo, pudieran tener una agenda oculta, para la cual el desconocimiento de la existencia de Presidente pudiera tener sentido. No olvidemos la denuncia efectuada por Maduro, sobre el entrenamiento de unos 700 combatientes en una base colombiana cercana a la frontera con Amazonas. Esta fuerza, preparada y armada por el gobierno del vecino país, pudiera ser utilizada para acciones militares en nuestro territorio, que en algún momento podrían generar una desestabilización interna importante, con el consiguiente pronunciamiento militar contrario a la permanencia de Maduro en el poder. Otro desenlace pudiera ser que en los combates y las persecuciones, se produzcan enfrentamientos con el ejército colombiano que obliguen a la necesidad de que una fuerza de paz o algo similar intervenga en nuestro territorio.

Esta última nos conduciría a una situación peor que todas las existentes hasta ahora y debería ser rechazada vehementemente por los sectores patriotas. La oposición democrática en la Asamblea Nacional debería aislar al extremismo violento intervencionista. Así mismo, debería asumir su función política de ser el centro del debate y las deliberaciones y reconquistar su autonomía y sus funciones mediante una negociación audaz con el Ejecutivo Nacional. Ese es el camino, no otro.

Luis Fuenmayor Toro
@LFuenmayorToro

GLORIA CUENCA, UNIDAD Y VICTORIA


Gloria Cuenca.- Esa fue una consigna utilizada muchas veces en la historia reciente de Venezuela. (Siglo XX). Nuestro Libertador en su lecho de muerte: “Sí con mi muerte desaparecen los partidos y se contribuye a la unión yo bajaré tranquilo al sepulcro”. (Siglo XIX) Quiero significar que  cuesta mucho. a nosotros venezolanos, mantenernos unidos. 

Definitivamente, se nos olvida aquello de “Todos somos uno”, en “la unión está la fuerza” y el bello trozo de nuestro himno nacional: “unidos con lazos que el cielo forjó, la América toda existe en Nación”. Estas referencias las hago con la esperanza y la confianza de que, la serenidad, la sensatez y  la cordura regresen a quienes en la disidencia al gobierno tienen la responsabilidad histórica de no permitir que este plan macabro de  destrucción, entrega y usurpación de nuestro país siga en marcha hasta que  no quede nada. 

¿Qué más hay que esperar para que este horror termine? 

A mis contradictorios lectores les tengo que decir,  no tengo ninguna expectativa positiva sobre este régimen. Quienes me han leído desde el año 1992, saben de mi repulsa a los golpes de estado,de cómo me di cuenta de la pasión que sentían por el régimen castrista; lo que era notorio, según mi criterio y de que, insistentemente, me opuse desde siempre a Chávez y a su seguidor Maduro. 

¿Qué puede esperarse de un régimen neo comunista, militarista, fascistoide? 

Nada. No espero absolutamente nada. Todo es malo. Mientras de la oposición: ¡Ilusa! 

Pensarán ustedes contradictorios lectores, espero inteligencia, modestia, experiencia y por qué no, amor a la patria, compasión por el sufrimiento de nuestros conciudadanos, entrega en la labor de servicio, coherencia entre lo que dicen, piensan y hacen; y por encima de todo, honestidad, rectitud, dignidad e integralidad.

¿Es mucho pedir? No lo creo para nada.  Nuestro amado país se merece de quienes somos sus hijos una actitud como la descrita. Venezuela es una madre amorosa, generosa, magnánima y llena de virtudes y maravillas naturales.¿Será que no lo entendemos todavía? 

Sin lugar a dudas estamos en manos de Dios y de la Virgen, ellos- y nosotros- esperan conductas diferentes: unión para lograr la victoria, amor, para ser capaces de perdonar. Control de los egos para entender que hay un lugar para cada uno y que, dependerá de su comportamiento, que se alcance o no esa victoria final con la que soñamos. 

¿Es tan difícil de entender?

Gloria Cuenca
@EditorialGloria

JOSÉ LOMBARDI, ¡MEA CULPA!


“Antes de hacer Republica debemos hacernos nosotros, porque todavía no somos” 
Alberto Adriani

Para Miguel Angel Campos

Que mejor época que la navidad para reconocer nuestros errores, aceptarlos y pedir perdón, tenemos mas de doscientos años intentando construir una Republica que no logramos terminar, obra inconclusa y tarea pendiente para todos los venezolanos, tratar de entender en que hemos fallado nos obliga a revisar nuestra historia, más allá de gloriosos pasajes, mitos y grandes héroes, entre ellos el gran Libertador Bolivar “Padre de la Patria y America” hemos obviado lo más importante e irónicamente más perjudicial, con complicidad o sin ella hemos pisoteado, ultrajado, violentado la “cosa pública” que no es otra cosa que la Republica, aquí nace nuestra desgracia.

Pretender construir una Republica sin entender su significado es como sembrar una planta sin semilla, la “cosa pública” es  algo sagrado, tiene que ver con las cosas comunes, las que son de todos y administrarlas requieren un cuidado especial, de allí la famosa frase: “mis derechos terminan donde empiezan los derechos de los demás” es lamentable que en el recorrido histórico venezolano, nuestras elites hayan confundido recurrentemente la “cosa pública” con “el interés privado”, creando una distorsión social que hoy penetra a todas las capas sociales, dando como resultado la vergonzosa cultura y nefasto gentilicio de la “viveza criolla”

La lucha del poder en Venezuela no ha sido para construir la Republica, esta se ha centrado en la “cosa pública” como botín, el poder para el aprovechamiento personal, la experiencia hoy nos indica que la mayoría de nuestra elite ha sido incapaz con deliberadas intenciones o sin ellas de romper el esquema de la “viveza criolla” o el aprovechamiento de lo público.

Nos vanagloriamos de una modernidad democrática falsa, un país pobre que no supo ser rico, lo tuvimos todo pero terminamos construyendo grandes obras materiales gracias la inesperada riqueza petrolera que arrebato nuestra conciencia a cambio de lujos y una vida que no estábamos preparados para manejarla, se nos olvidó que antes de las grandes obras debíamos educar ciudadanos, sin ciudadanos no hay sociedad y sin sociedad no hay Estado, mucho menos habrá Republica, de tal manera que, sin pena o vergüenza, debemos admitir que hemos fracasado, mea culpa colectivo que nos obligue a reaccionar y tomar en serio la construcción de una nación.

Los hombres públicos deben ser quienes brillen por sus virtudes y no por consenso como aquellos que erradamente hemos elegidos o no los han impuestos, la sociedad no puede seguir siendo sonámbula, debe despertar con la conciencia clara del deber ciudadano y su responsabilidad en la construcción de la Republica, delimitar la línea de lo público y lo privado es una de las tareas de los venezolanos del siglo 21.

La figura del “caudillismo” es ese personaje “todopoderoso y salvador” que decide con su dedo mágico todo lo que tiene que ocurrir, debe ser borrado de nuestra memoria, no hay nada más dañino que el culto a la personalidad, pretender que una sociedad sea guiada por un hombre iluminado es una de las estupideces más grande de nuestros tiempos y una condena segura al fracaso, una sociedad está compuesta por miles de hombres y mujeres que en la medida que se involucran honestamente en el cuidado de la “cosa pública” van generando una sociedad de bienestar.

Construir ciudadanía es el reto del siglo 21 para los venezolanos, antídoto para derrotar y liberarnos de tantos males acumulados, garantía de acceso a la civilización moderna y primer escalón para aspirar una Republica Democrática. Definir ciudadanía pasa por internalizar la vida comunitaria, la cual es compleja y difícil de soportar porque quizás no haya algo tan complicado como las relaciones humanas, sin embargo, será la tolerancia la clave del éxito, Eleazar Lopez Contreras con su “calma y cordura” la practico con maravillosos resultados. Finalmente, el ciudadano es aquel que entiende que lo público es sagrado, para él es inaceptable aprovecharse de el con fines personales.

Jose Lombardi
jjlombardiboscan@gmail.com
@lombardijose

REINALDO J. AGUILERA, ¡FELIZ AÑO!


Nos encontramos en la recta final de un año desastroso para muchos, a estas fechas parece que en definitiva llegamos a un callejón sin salida y el régimen mientras tanto sigue implementando sus políticas piratas de ensayo y error para ver si sale del hueco dónde metió al país.

Las noticias diarias no tienen nada de positivas, por dónde se miren son en un 99% negativas para todos, lo que incluye sin dudas hasta a los más fervientes seguidores del gobierno, ya es una costumbre observar cómo los “Chavistas/Maduristas” se quejan directamente con el presidente en las llamadas redes sociales, acerca de lo mal que la están pasando, se quejan de los constantes engaños y el gobierno simplemente sigue en su estrategia de destrucción a todo nivel.

La crisis es a todo nivel, en unos días tan importantes para los venezolanos muchos se encuentran sencillamente atrapados por no poder ir a estar con sus seres queridos; no hay transporte y el costo de los pocos que se consiguen no pueden ser costeados por la mayoría, esa es la realidad de hoy.

Con una verdad tan grande como el Sol, el mal gobierno sigue pretendiendo cada día hacer creer a los venezolanos que somos un país “Potencia” y que si las cosas no funcionan son motivado a los ataques de los Estados Unidos que lidera una “Guerra Económica” contra Venezuela y el viaje de mentiras ya poco creíbles, por otro lado se sigue viendo a los jerarcas del régimen junto a sus familiares lejos de la “Venezuela Bonita” paseando justamente por territorio norteamericano y hasta en la Gran Muralla China, definitivamente cosas que cuesta entender.

Las cosas parecen estar en dimensiones distintas; por un lado los ciudadanos pasando penurias de todo tipo y por el otro el mal gobierno que fabrica enemigos, gasta dinero y energías efectuando operativos que no funcionan y tratan de aparentar normalidad como los del famoso “Pernil”, cuando no han podido con la economía, con los pranes, con los bachaqueros, con los piratas de carretera, los delincuentes, el problema de las medicinas y un largo etcétera.

Por el momento nos toca intentar buscar un punto medio y ver lo positivo que tan amarga experiencia nos pueda dejar, también sacar algún aprendizaje de todo lo que estamos viviendo, así de simple y sencillo.

Aprovecho el momento para dar las gracias a “TODOS” quienes hacen posible que continuemos escribiendo, a mis fieles lectores que saben quiénes son y de manera especial a los que tan amablemente publican las cosas que escribo semanalmente, mi efecto y agradecimiento siempre. ¡Feliz Año en Familia!!!!

Reinaldo J Aguilera R
@raguilera68/@AnalisisPE

ROMÁN IBARRA, CHAO 18, BIENVENIDO 2019


Para cualquier venezolano normal como nosotros, este ha sido –sin dudas- el peor año, el más terrible de toda nuestra historia por donde se le mire.

El año 2018 cierra con una hiperinflación desproporcionada, nunca antes vista en nuestro país, que imposibilita cualquier desarrollo y progreso para nuestra gente; incapacidad de los trabajadores, y emprendedores para cubrir los costos de la cesta alimentaria; los gastos de educación; vestido; calzado; salud, y mucho menos el disfrute del tiempo libre.

Nuestra gente hace ¨milagros¨ literalmente para poder llevar a su mesa un poco de comida
para los hijos, aunque siempre insuficiente para el crecimiento y desarrollo de nuestros niños, y adolescentes; adultos, y ancianos. Constatación fácil de observar en el peso y talla de los ciudadanos de hoy.

Sorprende, pero sobre todo produce rabia e impotencia, el hecho de que el discurso oficial
intente justificar estas insuficiencias en un supuesto saboteo de factores externos y de una
¨guerra económica¨ auspiciada por la oposición y sus aliados internacionales, precisamente en tiempos en que ellos, los comunistas y militares que tienen secuestrado el poder en nuestro país en los últimos 20 años, ejercen el control total de instituciones, y de lo que alguna vez fue el aparato productivo que ellos se empeñaron en destruir para perseguir y humillar al sector privado de la economía.

El secuestro y la asfixia con las cuales someten a los medios de comunicación para la censura y la autocensura, con la idea de impedir el acceso a la información, es otra de las verrugas que exhibe nuestro país en cuanto a la violación de derechos humanos.

La persecución y encarcelamiento de diputados mediante el atropello de su inmunidad, así
como de los dirigentes sindicales violentándoles el derecho a la sindicalización y la protesta; la persecución y exilio de dirigentes políticos, son claras muestras del signo dictatorial del régimen de Maduro, todo lo cual, comporta condiciones de vida calamitosas para el conjunto de los ciudadanos.

No obstante, lo más peligroso es que con la llegada de 2019 estos problemas, lejos de resolverse, se profundizan y a ello se le agrega el drama político que supone la asunción
fraudulenta del nuevo régimen de Maduro el 10 de Enero, y la conducta que vaya a asumir la AN en el cumplimiento de sus obligaciones constitucionales.

No importa lo que haga la AN, siempre será acusada por el régimen de Maduro como saboteadora por no cumplir sumisamente sus mandatos dictatoriales, y por la estridencia opositora por no hacer lo que ellos fueron incapaces de lograr desde su inflexibilidad irracional.

En nuestra opinión de lo que se trata es lograr la reconstrucción de la oposición unida como
fuerza para presionar, nacional e internacionalmente, una salida democrática para Venezuela. 

El juego está más, o menos trancado porque sin acuerdo y autorización de la AN, el gobierno no puede acceder a acuerdos internacionales que permitan salir de la crisis. 

Si se lograra la unidad que proponemos, debería forzarse una negociación con garantes internacionales que viabilicen unas elecciones generales de todos los poderes: Ejecutivo, y Legislativo nacional, regional, y municipal; elección de un CNE paritario, y un nuevo TSJ, así como la designación del poder ciudadano con nuevos Fiscal y Contralor de la República.

Sería aterrador para los venezolanos que de no lograrse avances significativos en estas áreas, terminemos diciendo el próximo diciembre, que el 2019 ha sido peor que el anterior. 

Hay que detener esta locura, por insoportable para nuestra gente y un problema serio para
toda la región. Nuestra unidad y la ayuda internacional deben ser un mismo esfuerzo coherente.

Román Ibarra
@romanibarra