lunes, 23 de diciembre de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, LUNES 23/12/2019

MARYCLEN STELLING: ¿EL FIN DE LA CERTIDUMBRE?

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 4 minutos
La exploración realizada en nuestro anterior escrito, “Dolorosa cartografía”, permitió, en un contexto de crisis multidimensional, la aproximación a un mapa de sensaciones y emociones. A partir de tal cartografía emocional, se generó una interesante dinámica con lectores y lectoras, quienes compartieron sentimientos y sensaciones que emanan de sus experiencias socio afectivas. Ello nos facilitó aproximarnos a las principales fuentes de incertidumbre que imperan en el momento actual. El presente es vivido con angustia, desasosiego, miedo, falta de certeza y se denuncia una crecient... más »

CARLOS ALBERTO MONTANER: LA EDAD DE VOTAR Y LA NEUROLOGÍA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 7 minutos
La diputada Camila Vallejo, joven comunista chilena, cree que los jóvenes de 16 años deben votar en su país. No sé por qué no los de 14 o a los de 13, como sucede con la Bar Mitzvá judía. La tendencia es ésa. Los comunistas de “Podemos” plantean lo mismo en España. Y no está sola Camila en esa disparatada petición. (Enseguida explico lo de “disparatada”). La acompañan, entre otros, los diputados Raúl Soto de la Democracia Cristiana y Juan Santana del Partido Socialista. Me imagino que la conjetura posee cierto interés: si los jóvenes chilenos tienen edad para romper vidrieras y... más »

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: LA MENTIRA DE LA SERPIENTE

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 10 minutos
Un feligrés preguntó a San Agustín de qué se ocupaba el Todopoderoso antes de crear el mundo, y contrariado, respondió que seguramente construía el infierno para quienes preguntaban estupideces, aunque la pregunta no lo es necesariamente. Siempre queremos conocer los comienzos, cómo nacen las cosas y ésta es una de las pasiones del conocimiento, porque la evolución de algo revela sus secretos. Las religiones ni la ciencia pueden contestar satisfactoriamente la interrogante del feligrés. No hay respuesta racional comprensible. Un comienzo del ser es inimaginable, porque la mente no... más »

LUIS FUENMAYOR TORO: ILEGALIDADES E INCONSTITUCIONALIDADES

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 14 minutos
En Venezuela se perdió completamente eso que conocimos en el pasado como “legalidad” y “constitucionalidad”. No es mi intención en este momento saber exactamente cuándo comenzó a perderse ni quien fue el principal responsable. Quizás pueda dedicar algún artículo posterior a este tema, aunque pienso que no nos ayudará a tratar de resolver el problema de la ausencia de Estado constitucional de derecho y de justicia. Lo que sí quiero enfatizar es que, en el presente, la comisión de hechos inconstitucionales e ilegales está muy bien repartida entre el gobierno de Maduro, o el rrrrégime... más »

ENRIQUE CONTRERAS RAMÍREZ: CONCIENTIZAMOS EL PROBLEMA O DESAPARECEMOS COMO NACIONES

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 16 minutos
La brecha entre pobres y ricos se ha hecho más patetica y detestable, la soberania ha desaparecido a causa de convenios y tratados indignos, la política se ha convertido en un torneo inmundo y asqueroso de mercaderes sin escrupulos y el desarrollo globalizador es un espejismo que convierte a unos en idiotas encantados y a otros en excluidos sociales. En Venezuela, al igual que en todos los pueblos de América latina, se nos ha sometido a mecanismos internacionales de dominación y opresión, control que ejerce el llamado Estado profundo, representado por los grandes conglomerados, con... más »

FREDDY CARQUEZ: PAN Y CIRCO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 22 minutos
Hemos llegado al cierre del año 2019, Nicolás y aún no existe una política de Estado destinada a la recuperación sostenida y coherente de nuestra economía, aún no existe una auténtica autocrítica en torno a los graves errores cometidos en los diversos aspectos de la administración pública durante tu gobierno, faltas que hicieron posible la catástrofe social y política de la implosión productiva, con sus dramáticos efectos de empobrecimiento, represión y migración masiva de nuestros ciudadanos. Hasta el presente, ninguna de las medidas económicas organizadas y practicadas por tu gob... más »


MARYCLEN STELLING: ¿EL FIN DE LA CERTIDUMBRE?

La exploración realizada en nuestro anterior escrito, “Dolorosa cartografía”, permitió, en un contexto de crisis multidimensional, la aproximación a un mapa de sensaciones y emociones.

A partir de tal cartografía emocional, se generó una interesante dinámica con lectores y lectoras, quienes compartieron sentimientos y sensaciones que emanan de sus experiencias socio afectivas. Ello nos facilitó aproximarnos a las principales fuentes de incertidumbre que imperan en el momento actual.

El presente es vivido con angustia, desasosiego, miedo, falta de certeza y se denuncia una creciente pérdida de control sobre las emociones. Ante los “importantes frentes que permanecen abiertos”, el futuro se percibe con desconfianza e inseguridad. En consecuencia, se exige un sólido marco de seguridad, certeza, confianza, solidez y evidencia. Se demanda certidumbre que se construye a partir de datos objetivos y de percepciones subjetivas.

Con miras a derrotar las incertidumbres, se coincide en la urgencia de que “la política” se aboque a resolver los problemas de la gente. Con vehemencia se exige que la “política proteja” a la ciudadanía y le garantice seguridad económica, social, institucional, jurídica, electoral, psicológica e integridad física. Destacan las incertidumbres institucionales por cuanto son las llamadas a generar certeza, seguridad y legitimidad. Dado el papel político que desempeñan los medios, se presta especial atención a la opacidad e incertidumbre informativa. Se denuncia que -atendiendo a intereses políticos- se informa de manera sesgada, se minimiza o simplemente se desprecian las amenazas reales o potenciales. En razón a la relevancia del tema electoral, el costo de la confrontación Gobierno-oposición y la propia contienda electoral, surgen como importantes fuentes de incertidumbre. Especial atención merece la incertidumbre económica, calificada como la suma de inseguridades y desprotecciones a las que se enfrenta la ciudadanía diariamente. Suerte de escenario de perplejidad que impide planificar o programar la cotidianidad.

La mayoría coincide en la necesidad de derrota inminente de la “política de la incertidumbre”. Se espera y aspira a que el liderazgo político cumpla con sus “obligaciones, compromisos y promesas”.

La certidumbre política se posiciona entonces como el bien más preciado por la ciudadanía.

Maryclen Stelling
@maryclens
Para leer más
http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/opinion/

CARLOS ALBERTO MONTANER: LA EDAD DE VOTAR Y LA NEUROLOGÍA


La diputada Camila Vallejo, joven comunista chilena, cree que los jóvenes de 16 años deben votar en su país. No sé por qué no los de 14 o a los de 13, como sucede con la Bar Mitzvá judía. La tendencia es ésa. Los comunistas de “Podemos” plantean lo mismo en España. Y no está sola Camila en esa disparatada petición. (Enseguida explico lo de “disparatada”). La acompañan, entre otros, los diputados Raúl Soto de la Democracia Cristiana y Juan Santana del Partido Socialista.  


Me imagino que la conjetura posee cierto interés: si los jóvenes chilenos tienen edad para romper vidrieras y enfrentarse a los carabineros, si tienen edad para quemar las estaciones de trenes y autobuses, deben poder elegir y ser elegidos al congreso o a la presidencia del país. Al fin y al cabo, los vecinos argentinos pueden votar a los 16 años. También los austriacos, los nicaragüenses, los ecuatorianos, los alemanes de ciertas regiones, los escoceses y varias de las naciones que formaban parte de Yugoslavia y hoy son independientes: Serbia, Croacia, Bosnia y Eslovenia. Por ahí van los tiros. 

Ha sido un crescendo. En el mundo moderno surgido de la revolución americana (1776-1781), primero solo votaban los propietarios capaces de leer y escribir. Luego sufragaron todos los varones blancos, independientemente de sus propiedades o de sus conocimientos. Más tarde, tras la Guerra Civil (1861-1865) se incorporaron los negros. En su momento (1920), lo hicieron las mujeres. En ese mismo año el Congreso aprobó la Ley Seca por pura demagogia. Era un obsequio a las sufragistas. En 1933, con el rabo entre las piernas, los legisladores americanos tuvieron que revocar la ley. 

¿Cuál sería la edad ideal para que las personas elijan o sean electas? ¿16, 18 o 21? Ninguna de ellas. Por lo que sabemos hoy día como consecuencia de los estudios neurológicos, la edad adecuada es en torno a los 25 años. Es en ese momento, mes más o mes menos, cuando el cerebro madura debido al desarrollo de la corteza prefrontal, una zona del cerebro que regula las emociones, controla los impulsos, juzga los riesgos certeramente y permite hacer planes a largo plazo. 

Nada de esto se conocía hace cierto tiempo. (Lo que sí se sabe es que los jóvenes suelen optar por las formaciones radicales). Los políticos y los jefes militares habían detectado correctamente que a los 18 años abunda la “carne de cañón” y se aprovecharon de ella. No sabían por qué la audacia suicida está más presente en la adolescencia, y no se les ocurrió que creerse invulnerables o eternos es una deficiencia biológica que se corrige cuando surgen las conexiones neuronales adecuadas.

No hay nada que me parezca más obsceno que las escenas filmadas de Adolfo Hitler pasando revista a unas tropas adolescentes mientras se escuchan los cañones de los Aliados muy cerca de su madriguera. Los muchachos miran arrobados al Führer por el que están a punto de perder la vida. A Hitler no le importa nada el sacrificio. Es la quintaesencia del narcisista incapaz de sentir la menor empatía.

Lo mismo me ocurre con las imágenes de los niñatos destruyendo impunemente las ciudades en Chile, en Ecuador o en Bolivia. Pero la forma de enfrentarse a ese fenómeno no es reduciendo la edad de asistir a las urnas, sino todo lo contrario: aumentándola. Sé que es nadar contra la corriente, pero siempre es preferible actuar de acuerdo con la ciencia y la conciencia. A la postre, a Camila Vallejo le importa un rábano que los chilenos voten en elecciones plurales y transparentes. Lo suyo es la revolución cubana o el chavismo venezolano, no la democracia o la libertad.  

Carlos Alberto Montaner 
montaner.ca@gmail.com>
@CarlosAMontaner. 

El último libro de CAM es Sin ir más lejos (Memorias). La obra fue publicada por Debate, un sello de Penguin-Random House. Se puede obtener por medio de Amazon Books.  

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: LA MENTIRA DE LA SERPIENTE

Un feligrés preguntó a San Agustín de qué se ocupaba el Todopoderoso antes de crear el mundo, y contrariado, respondió que seguramente construía el infierno para quienes preguntaban estupideces, aunque la pregunta no lo es necesariamente. Siempre queremos conocer los comienzos, cómo nacen las cosas y ésta es una de las pasiones del conocimiento, porque la evolución de algo revela sus secretos. Las religiones ni la ciencia pueden contestar satisfactoriamente la interrogante del feligrés. 

No hay respuesta racional comprensible. Un comienzo del ser es inimaginable, porque la mente no puede concebir la nada que estaría antes de tal comienzo. Siempre algo había allí, el universo no pudo estar nunca vacío. Es mejor entonces, como hace el Génesis, ocuparse de la creación de la naturaleza y del hombre, pero complica las cosas que el mismo texto registra dos orígenes distintos. 

Uno en el que Dios crea macho y hembra al mismo tiempo, y otro que seguramente el feminismo mandará a suprimir, en el que Eva es inicialmente una chuleta de su futuro marido, ribs para saciar su apetito. También tendrá que expurgarse por machista la parte en la que es ella precisamente quien entra en relación con la serpiente que la induce a la fatalidad. La convence de que si comían del árbol del conocimiento del bien y el mal “seréis como dioses”, y la mujer arrastra a su marido.

Pero una feminista sensata más bien lo vería como el enorme influjo que ejercen las mujeres sobre los varones. Aunque posteriormente se dice que la serpiente es el Demonio, no puede ser cierto porque entonces él aun no existía y se trataba de un reptil sin más. La insurrección celestial, ocurre porque los Ángeles sienten celos de los hombres y se levantan contra su Creador. Pero luego de ella los caídos desaparecen hasta el poema de John Milton muchos siglos después.

Un pobre diablo

En el Antiguo Testamento la primera aparición de una especie de demonio es un intrigante mandadero de Dios, que le soplaba cosas al oído, un correvedile servil que usa para mortificar inexplicablemente a Job. Nunca un Príncipe del Mal, como el que desafía a Jesús en el desierto. Una potencia tal que puede tentar con rumbosas bacanales, mujeres exuberantes, al Dios penitente que pasaba hambre, sed y frío en el desierto.

Adán y Eva, criaturas inmortales sentenciadas a perder esa condición, y cargan otras maldiciones: el trabajo, la reproducción y la muerte, “ganarás el pan…”, “parirás con dolor”, “polvo eres y en polvo te convertirás”. Pese a la fuerza poética desbordada e inigualable del Antiguo Testamento, no se queda atrás Quevedo, cuando describe en su inmortal endecasílabo un amor cuya fuerza trasciende las dificultades e incluso la muerte: 

“Venas que humor a tanto fuego han dado/ médulas que han gloriosamente ardido/ su cuerpo dejará, no su cuidado/ serán ceniza, más tendrá sentido/ polvo serán más polvo enamorado”. Neruda compite sobre el mismo tema con evidente influencia del maestro: “por sentirte en mis venas como Dios en los ríos/ y adorarte en los tristes huesos de polvo y cal… amarte, amarte como nadie supo jamás/ morir y todavía amarte más/ y más y más”. 

En otra ocasión, también influido por Quevedo, evoca el acto amoroso “machacando pedazos de médula y ternura”. El primer pecado es una subversión del orden universal y con la segunda gran falta, el asesinato de Abel por envidia del hermano, Yhavée decide la destrucción de su criatura con el diluvio. La Ira Divina vuelve a estallar porque los vecinos de Sodoma intentan violar a unos Ángeles enviados a negociar con Lot, quien se oponía a la destrucción de la ciudad.

Inocencia perdida

Pero la causa de Adán y Eva era perfectamente defendible por un abogado mediano, ni siquiera brillante. Fueron expulsados por la pérdida de la inocencia que reinaba en el Paraíso, al tomar conciencia del mal. Podían comer de todos los árboles, menos de uno, el de la fruta prohibida, pero al advertirles, al solo poder distinguir ese de los otros, ya estaban enterados de que el mal existía y habían dejado de ser inocentes.

Es una norma que contiene en si misma el estímulo de su transgresión. “No veas hacia acá”, gritaban unas muchachas que se bañaban desnudas en un río a un joven que pasaba y ni siquiera se había dado cuenta de que estaban ahí. En otro sentido, Dios le da al hombre la opción de la libertad, de cumplir la disposición o no hacerlo. Hegel cuestiona de raíz la narración del Génesis y al propio Edén al que considera “un corral para animales” en el que priva la obediencia vacuna, la ignorancia y una vida inútil.

Y la transgresión, el comienzo de la humanidad en marcha por una cadena de triunfos. Nace el conocimiento “que cierra la herida que el mismo abre” pero que también, diríamos hoy, abre la herida que el mismo cierra. Esa que no cicatriza, que sistemáticamente se lastima, en su cura imposible creó la civilización. El hombre aprende la importancia del riesgo y el balance necesario entre éste, la seguridad, la libertad y la felicidad.

El Edén le dispensaba la seguridad plena, la tranquilidad, no tenía que pensar ni resolver y podía andar todo el día entre los demás animales sin sobresaltos. Tiempo después, al ver la prosperidad que había alcanzado, Dios comentó “Adán se ha hecho como uno de nosotros”. La serpiente no mintió ¡Feliz Navidad! 

Carlos Raúl Hernández
carlosraulhernandez@hotmail.com
@CarlosRaulHer

LUIS FUENMAYOR TORO: ILEGALIDADES E INCONSTITUCIONALIDADES

En Venezuela se perdió completamente eso que conocimos en el pasado como “legalidad” y “constitucionalidad”. No es mi intención en este momento saber exactamente cuándo comenzó a perderse ni quien fue el principal responsable. Quizás pueda dedicar algún artículo posterior a este tema, aunque pienso que no nos ayudará a tratar de resolver el problema de la ausencia de Estado constitucional de derecho y de justicia. Lo que sí quiero enfatizar es que, en el presente, la comisión de hechos inconstitucionales e ilegales está muy bien repartida entre el gobierno de Maduro, o el rrrrégimen como les gusta a los locos e ignorantes llamarlo, y la oposición guaidoista de la Asamblea Nacional, a la que los otros locos e ignorantes la llaman de distintas formas. Y es eso lo que quiero dejar sentado, pues hay todavía quienes pretenden refugiarse en las leyes y la Constitución, para excusar sus inexcusables acciones y perversiones. 

Ilegal e inconstitucional fue dar por suspendido un referendo revocatorio presidencial, mediante unas sentencias burdas de 6 tribunales penales de control, totalmente incompetentes para pronunciarse contra un acto dictado por un Poder Nacional: el Poder Electoral. Este abominable hecho no tiene justificación posible ninguna, por más esfuerzos que algunos quieran hacer. Fue simplemente una sinvergüenzura. Ilegal e inconstitucional fue también que Juan Guaidó se haya auto juramentado como Presidente de la República en una plaza pública y no ante la Asamblea Nacional. Y peor que, luego de auto designarse, se le siga considerando Presidente del Poder Legislativo. Esta dualidad no solo viola la Constitución, sino que va contra la esencia misma de la República, pues violenta la división de poderes. Que diputados opositores de la Asamblea hayan apoyado este exabrupto o se hayan hecho los locos, da una idea de la gravedad de estas violaciones en el país.  

No existen golpes de Estado que sean legales ni constitucionales, por lo que el llamado permanente de los opositores extremistas, a que la FANB derroque a Maduro, tiene características delictivas. Fueron delitos entonces el golpe del 11 de abril de 2002 y el también de abril pero de 2019, pese a no ir más allá de ser una ridiculez mayúscula. Y así mismo, fue un delito el golpe de Chávez de febrero de 1992, que ha querido ser convertido, por la fantasía de los pseudo revolucionarios, en un movimiento insurreccional cívico militar, el cual conmemoran anualmente como fecha patria desde 1999, cuando en realidad lo que están haciendo es una exaltación a delinquir. Exaltación que sirve de excusas a quienes organizan golpes de Estado contra Maduro.  

Fue claramente ilegal e inconstitucional la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, pues no se consultaron sus bases al pueblo soberano y la elección se hizo corporativamente y no como manda la Constitución vigente. Es también inconstitucional darle a semejante esperpento poderes supra constitucionales, cuando es claro que nada puede estar por encima de la Constitución vigente y ésta sólo deja de tener vigencia cuando el pueblo aprueba una nueva Carta Magna. Y afirmar, como algunos enloquecidos hacen, que la ANC es plenipotenciaria ya alcanza los niveles del ridículo político. Pero así mismo fue ilegal, inconstitucional, torpe y ridículo, hacer que la AN electa en diciembre de 2015 declarara el abandono del cargo de Maduro, cuando era más que obvio que lo que había era todo lo contrario: la presencia omnímoda de Maduro en todo el acontecer nacional. Realmente, era un exceso en el desempeño del cargo.  

Se llegó a situaciones tan absurdas que se declara el abandono del cargo y luego se destituye del cargo a quien ya lo había abandonado. Cómo se ve, la pérdida no es sólo de la constitucionalidad y la legalidad, sino también del sentido común. 

Nota al margen: Reciban todos mis lectores y los medios físicos y electrónicos de comunicación que publican mis artículos, mie mejores deseos para estas navidades y para el próximo año.  

Luis Fuenmayor Toro
lft3003@yahoo.com
lft3003@gmail.com
@LFuenmayorToro

ENRIQUE CONTRERAS RAMÍREZ: CONCIENTIZAMOS EL PROBLEMA O DESAPARECEMOS COMO NACIONES

La brecha entre pobres y ricos se ha hecho más patetica y detestable, la soberania ha desaparecido a causa de convenios y tratados indignos, la política se ha convertido en un torneo inmundo y asqueroso de mercaderes sin escrupulos y el desarrollo globalizador es un espejismo que convierte a unos en idiotas encantados y a otros en excluidos sociales.

En Venezuela, al igual que en todos los pueblos de América latina, se nos ha sometido a mecanismos internacionales de dominación y opresión, control que ejerce el llamado Estado profundo, representado por los grandes conglomerados, constructores del Estado Mundo.

Éste escenario nos tiene viviendo una serie de crisis sucesivas, crónicas, eternas, insoportables, en lo que fue nuestra tierra de amor y gracia antes de que llegaran los invasores a traernos lo que ellos llamaron y siguen llamando “civilización”. Lo que la historia oficial llama LA CONQUISTA, no fue sino una gran empresa etnocidas y genocida que aplasto nuestra cultura y modo de vida y los símbolos y valores de las diferentes culturas autóctonas, ahora – para continuar esas crisis sucesivas- campea la destrucción ambiental, material y espiritual, la delincuencia organizada desde los mismos gobiernos, la pobreza critica, la corrupción, el asesinato por encargo de lideres populares, el desempleo, el narcotráfico, la tortura y persecución, el desalojo de campesinos e indígenas de sus territorios ancestrales, todo en función de que las clases dominantes conserven el poder y para favorecer a ese imperio del gran capital en la diversidad de renglones de nuestras economías y que están convirtiendo nuestros suelos en grandes desiertos que truncan el futuro de nuestras generaciones venideras.

Para ese capital nuestra tierra es simplemente una mercancía, no les importa, ni les interesa el daño que ocasionan, primero esta la ganancia, el dinero y su bienestar, no importándoles someter a nuestros pueblos al sacrificio y la muerte y donde la esperanza de un mundo mejor se quiere borrar de nuestras memorias y hasta el Papa Juan Pablo II en su encíclica “El redentor del Hombre” se vio obligado, ante tanta voracidad a fijar posición indicándonos que “ Parece que somos cada vez más conscientes del hecho de que la explotación de la tierra, del planeta sobre el cual vivimos, exige una planificación racional y honesta. Al mismo tiempo, tal explotación para fines no solamente industriales, sino también militares, el desarrollo de la técnica no controlado ni encuadrado en un plan a radio universal y auténticamente humanístico, llevan muchas veces consigo la amenaza del ambiente natural del hombre, lo enajena en sus relaciones con la naturaleza y lo apartan de ella. El hombre parece, a veces, no percibir otros significados de su ambiente natural, sino solamente aquellos que sirven a los fines de un uso inmediato y consumo. En cambio era voluntad del creador que el hombre se pusiera en contacto con la naturaleza como “dueño” y “custodio” inteligente y noble, y no como “explotador y “destructor” sin ningún reparo. (Juan Pablo II. “El redentor del hombre” (1979). Ediciones Paulinas. Caracas. PP. 47).

LA GLOBALIZACIÓN, NUESTRO ENEMIGO PRINCIPAL

Entiendo, que en nuestro continente la ignorancia y la desinformación, han jugado un importantísimo papel en una inmensa mayoría de la población latinoamericana, esa ignorancia y esa desinformación ha servido para que nuestros gobiernos entreguen los recursos naturales, en nombre del desarrollo, la integración y la democracia y pretenden hacer ver que la globalización, como nuevo paradigma de la economía busca mejorar las condiciones de vida de nuestros pueblos, dejando que los grandes conglomerados que conforman ese Estado Profundo, siga saqueando nuestros recursos naturales y donde los gobiernos se comportan como simples celestinos arrodillados frente al imperio del gran capital.

Ese paradigma globalizador, en su doctrina militar siembra en nuestras naciones el drama psicológico del miedo, el pánico, el odio entre los pueblos, la guerra y la destrucción masiva a través del hambre y el permanente chantaje totalitario de declarar como enemigo a quienes no se rinden a sus designios de dominación mundial absoluta.

Es por ello, que la contradicción principal que vive el mundo de hoy y particularmente América Latina es entre la globalización y la emancipación, globalización que se viene acelerando con el objetivo de recolonizar nuestras naciones, lo cual implica la imposición de todas las recetas del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la Organización Mundial del Comercio para desregularizar y hacer más débiles las economías nacionales, así como el establecimiento de un esquema de dominación política único, representado –si hacemos memoria- en la llamada Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos y que los partidos políticos y los gobiernos, tanto de la llamada derecha o la izquierda invocan, cuando consideran que su poder formal se encuentra en peligro por los procesos insurreccionales de la población.

LA ALTERNATIVA

La única alternativa para enfrentar esta nueva y basta ofensiva del gran capital sobre Latinoamérica, es trazar un plan con una nueva concepción de la lucha en todos los niveles, cuya base fundamental es la confrontación de nuestros valores contra la imposición del pensamiento único, es lo que hemos denominado desde el Tercer Camino, la lucha de valores contra valores de ese mundo angloamericano y eurocentrista, entendiendo que es una lucha prolongada, de grandes sacrificios y grandes dificultades y para tales fines es necesario comprender que sólo la unión de nuestros pueblos Latinoamericanos y de sus comunidades organizadas y siguiendo el ejemplo de Bolívar reavivaremos la fuerte tradición mestiza de confrontar a quienes nos quieren seguir esclavizando, confrontación alentada por esa hermosa experiencia de profundo hálito por la libertad, independencia y soberanía.

Es por eso que la polemología, tendrá que revisar de aquí en adelante el presente escenario en el marco de otras categorías que se incorporan en los análisis que vendrán y que comienzan a colocar el fenómeno en otras dimensiones, sin dejar de lado las tradicionales categorías históricas: hombre, espacio y tiempo.

Ha llegado el tiempo de pensar, “inventamos o erramos”, ahora nos corresponde repensar para inventar, construir nuestros propios caminos, diseñar nuestras propias metas, para darle paso a la utopía creadora a la utopía criolla, para construir la patria criolla y unir la Patria Grande.

De aquí en adelante, hay que convertir el verbo en energía inteligente y subversiva, que pueda derribar las murallas de la manipulación, la ignorancia, la desinformación para poder impulsar la insurgencia popular y emancipadora de un pueblo que en los actuales momentos se encuentra muy confundido, producto de la demagogia, el engaño del discurso falaz de los que sustentan el poder y que se esta devorando los sueños y las esperanzas que han nacido al calor del combate. Sueños y esperanzas que están representados y son la expresión en significados que denotan las palabras como dignidad, igualdad, democracia, justicia y libertad.

Llegó la hora de convertir la palabra –sobre todo en mi país Venezuela- en una unidad de la totalidad táctica, de pronunciamiento intranquilo, de irreverencia, de conocimiento, diálogo, para ganar la simpatía y la militancia de un pueblo, que en lo estratégico avance y que en lo táctico se pueda convertir en una gran barricada, para detener ese populismo maligno que acostumbran a poner en práctica tanto la llamada derecha como la izquierda, cuyas diferencias están dadas en la forma de tener y poseer el poder, pero en el fondo son la expresión ideológica, política y económica del paradigma globalizador.

Son tiempos de crisis, de definiciones, iniciativas para inventar para poder darle paso al pensamiento emancipador, a la unidad de los pueblos en lucha, al rearme político-filosófico de los enajenados, confundidos, excluidos y desposeídos, a la disidencia constructiva, a la critica y autocritica creadora y a los acuerdos entre los que queremos construir la patria buena al lado de la patria grande con la que permanentemente hemos soñado y que a lo largo de nuestra historia, muchos compatriotas y hermanos latinoamericanos, le han ofrendado su vida en búsqueda de la ansiada libertad y emancipación definitiva de nuestros pueblos.

Sólo nos queda decir: concientizamos el problema o desaparecemos como naciones.

Enrique Contreras Ramírez
unasimpleopinion7@gmail.com 
@enriqcontrerasr

FREDDY CARQUEZ: PAN Y CIRCO

Hemos llegado al cierre del año 2019, Nicolás y aún no existe una política de Estado destinada a la recuperación sostenida y coherente de nuestra economía, aún no existe una auténtica autocrítica en torno a los graves errores cometidos en los diversos aspectos de la administración pública durante tu gobierno, faltas que hicieron posible la catástrofe social y política de la implosión productiva, con sus dramáticos efectos de empobrecimiento, represión y migración masiva de nuestros ciudadanos.

Hasta el presente, ninguna de las medidas económicas organizadas y practicadas por tu gobierno ha resuelto  los trágicos problemas del desempleo masivo existente y de los salarios miserables que reciben los venezolanos, porque las soluciones no se encuentran en las regalías indicadoras de la generosidad del presidente, que como un San Nicolás de medio pelo tercermundista reparte bondadosamente de sus bolsillos regalos a su familia, no porque los recursos que el gobierno distribuye son de la nación y a ellos tienen derecho absoluto nuestros compatriotas, pero además ese no es el camino para resolver nuestra pobreza.

El efectivo abordaje a nuestro atraso económico, social y político demanda la superación de la ignorancia, exige de los dirigentes civiles y militares presentes hoy en la dirección del Estado claros y efectivos conocimientos sobre nuestra realidad, porque ni con el corazón, los testículos, los ovarios o las bayonetas, se puede dirigir una comunidad, una sociedad o un país, solo mediante la conducción racional y real de los instrumentos económicos es posible producir más y mejor para todos los habitantes de la nación.

No podemos, ni debemos continuar disfrazando la ignorancia de las élites dirigentes de la Venezuela de las últimas décadas, cuya conducta aventurera los ha llevado a la hipoteca y ruina de la nación que asumieron como cuerpo conductor, extraordinaria y perversa limitación escondida en la complicidad colectiva del establecimiento y en el atraso cultural de nuestra comunidad, comportamiento enmascarado en la maltratada ideologización de las diversas organizaciones participantes del asalto al patrimonio nacional.


Tanto liberales, como socialistas y también cristianos han sido partícipes y siguen siéndolo del segundo pecado capital venezolano la corrupción, factor que explica el asombroso proceso de involución que ha vivido la República de los últimos 40 años, fenómeno identificado con unos cuantos años de anterioridad, ya para la década de los setenta el doctor Juan Pablo Pérez Alfonzo lo señalaba.

Y  además nuestro investigador y hombre público advertía con mucha convicción sobre sus orígenes petroleros, porque sobraba conque seducir y corromper, aspecto en el cual tampoco funciona la “ideología”, es solo un disfraz para engañar porque los dólares carecen de ideología y de frontera, son un extraordinario instrumento del capitalismo a escala universal, permiten hacer negocios o darse la gran vida en cualquier parte del planeta.

Así que estimados lectores, el abordaje de las soluciones es más sencillo de lo que pareciera, pero demanda comprender la naturaleza del conflicto, porque solo entendiendo el porqué del pleito podemos intentar abordarlo con soluciones posibles y efectivas, de utilidad para todos, tanto para el capital como para el trabajo y los conocimientos.

Avanzando sobre la tercera década del segundo milenio en Iberoamérica, las demandas de crecimiento económico sustentable son cada dia mayores y exigentes, han sido muy claras las manifestaciones que se han producido recientemente, acompañadas por igual de una mayor demanda de democracia política efectiva, en la cual se advierte el rechazo a las pretensiones hegemónicas, continuistas y clientelares.

Vivir mejor en sociedades en las cuales el ciudadano tenga mayor poder de decisión, descansando en economías sustentables y prósperas, son aspectos novedosos de la vida iberoamericana; las soluciones autoritarias que durante años descansaron en las instituciones militares han perdido espacio político en la comunidad e incluso en universo económico empresarial y terrateniente, que durante décadas los utilizó para imponer sus aspiraciones de riqueza.

Las soluciones económico-políticas inspiradas en el castrismo o el pinochetismo no solo son cosas del pasado, sino que han demostrado sus profundas limitaciones, además de estancarse en las exigencias productivas, sus países se convirtieron en una auténtica regresión en las condiciones de vida de sus pueblos, paz en el silencio y la miseria

Por lo que hoy la exigencia es armonizar la propiedad privada con el interés social, la creación individual con la utilidad pública, bajo la conducción de un Estado que acuerde los intereses del capital con los del  trabajo y el conocimiento

@FreddyCarquez
@ElNacionalWeb
https://www.elnacional.com/opinion/