jueves, 24 de octubre de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, JUEVES 24/10/2019

AIXA LÓPEZ: LA DICTADURA DE MADURO CONSIGUE PUESTO EN LA ONU

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 9 minutos
El día jueves nos fue anunciada vía twitter por el Embajador Representante del Gobierno de Nicolás Maduro ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada, la ratificación de nuestro país ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con el apoyo de 105 países. El Consejo de Derechos Humanos es un organismo intergubernamental dentro del sistema de las Naciones Unidas integrado por 47 Estados responsables de la promoción y protección de todos los derechos humanos en todo el mundo. Ante esta ratificación de nuestro país al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y conoci... más »

CARLOS BLANCO: SIN LIDERAZGO NO HAY NI PURGATORIO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 18 minutos
1. Venezuela ha reconocido y encumbrado líderes a lo largo de 20 años. Suben con extraordinaria velocidad y descienden con una mayor. En muchos de ellos se deposita tanta esperanza como, luego, desesperanza. Lo cual, por cierto, muestra que la búsqueda de una conducción para salir del desastre criminal del régimen no se abandona ni en las horas más tenebrosas. 2. El liderazgo no es un fluido misterioso que ciertas almas poseen y otras no. No es tampoco el “don gratuito que Dios concede a algunas personas en beneficio de la comunidad” (DRAE). El liderazgo es capacidad de movilizació... más »

ELIDES J. ROJAS L.: ESCENARIOS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 27 minutos
Mucho gusta a los venezolanos este juego. Los escenarios. A cada rato en prensa escrita, en televisión, en radio, en las redes. En cualquier parte es común, en estos tiempos, encontrar a uno o varios analistas exponiendo diferentes posibilidades sobre lo que pudiera ocurrir en Venezuela en los próximos meses. O años. Se escucha de todo y en cualquier tono. Algunos muy calmados y académicos, otros con cara de angustia y muchos a gritos. Al régimen le quedan días, Maduro está en tercera y batea Gleyver Torres. Ya están limpios. Las sanciones los tienen arrinconados. Están quebrados. ... más »

ADRIANA MORAN: NUESTRA DESESPERANZA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 34 minutos
Arden ciudades en un país al sur del continente y en Venezuela, unos le gritan a la derecha mientras otros le gritan a la izquierda con igual ímpetu. En el medio de los dos alaridos, hay una población inerme que ya no quiere escucharlos. Un país que conoce de hogueras porque se ha ido cocinando al fuego lento de las promesas incumplidas, de las expectativas grandiosas, de los repetidos fracasos, de la ambición y la sed de poder de algunos, de la torpeza de otros, de la indolencia de todos. Los dos grupos que dicen actuar en nombre de ese pueblo para gobernarlo acusan con sus destem... más »

FRANCISCO POLEO: BARCELONA, QUITO, SANTIAGO… Y MADURO TAN FELIZ INFORME POLÍTICO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 47 minutos
Maduro disfruta el momento. Tras años de enfrentar duras condenas por la represión a intensas protestas en su contra y un brutal asedio internacional para debilitar su control del poder, el tirano venezolano anima como el más ultra a cualquiera que haga que sus enemigos pasen las de Caín en sus respectivos países. La derecha más conservadora ha acusado al Foro de Sao Paulo de incendiar Latinoamérica para recuperar las posiciones perdidas en los últimos años. Algunos, los más extremistas, rayan en la paranoia al ver la mano del comunismo hasta en la moción de censura que amenaza a T... más »

BELTRÁN HADDAD: CIUDADANÍA NO ES INCLUSIÓN

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 57 minutos
Venezuela acaba de entrar nuevamente al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, organismo que tiene por objeto promover el respeto a los derechos humanos. A raíz de esta elección que favorece a nuestro país, quiero hacerles algunos comentarios sobre los derechos fundamentales y dentro de ellos los derechos humanos y el concepto de ciudadanía. Se dice, entonces, al elaborar la teoría, que “cruzando” la distinción que se da entre los derechos de la personalidad y derechos de ciudadanía que corresponden a todos o sólo a los ciudadanos, con la que se da entre derechos primarios y derech... más »


AIXA LÓPEZ: LA DICTADURA DE MADURO CONSIGUE PUESTO EN LA ONU

El día jueves nos fue anunciada vía twitter por el Embajador Representante del Gobierno de Nicolás Maduro ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada, la ratificación de nuestro país ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con el apoyo de 105 países. El Consejo de Derechos Humanos es un organismo intergubernamental dentro del sistema de las Naciones Unidas integrado por 47 Estados responsables de la promoción y protección de todos los derechos humanos en todo el mundo.

Ante esta ratificación de nuestro país al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y conociendo el objetivo de este Consejo, debemos preguntarnos qué entienden como violación de Derechos Humanos los representantes o países que votaron a favor del ingreso de nuestro país. Los países que apoyaron a Venezuela no leen noticias, no ven televisión, no tienen acceso a internet, ya  que esta instancia internacional es la encargada de velar, promover y proteger todos los derechos humanos, entonces cómo ratifican a este Gobierno que ha violado y viola sistemáticamente los derechos humanos de los venezolanos.

105 países votaron a favor de este Gobierno y contra un pueblo que sufre la política de opresión, represión y persecución de este gobierno, que no permite la entrada de la ayuda humanitaria que tanto necesitamos. Estos 105 países no leyeron el informe de Michelle Bachelet, la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU.

Este informe se presentó en julio de este año y ratificó las graves violaciones de Derechos Humanos cometidas en nuestro país por este gobierno; por eso no se entiende cómo 105 países le concedieron al gobierno de Venezuela un puesto en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Es una elección polémica si consideramos que el informe de Michelle Bachelet reporta 5.287 muertes por “resistencia a la autoridad” en 2018 y 1.569 entre el 1 de enero y el 19 de mayo de 2019. Muchos de esos casos, indica el informe, pueden constituir ejecuciones extrajudiciales. Van 466 presos políticos solo por protestar y los que murieron en las protestas de calles suman 169 personas. Claramente se evidencia el irrespeto a la Alta comisionada Michelle Bachelet.

En otros tiempos, la felicidad desbordaría mi corazón al saber que nuestro país ratifica su puesto ante este organismo internacional; pero ante la constante violación de los Derechos Humanos contra nuestro pueblo cómo vamos a celebrar tal aberración. Es como decir, en argot popular, “zamuro cuidando carne”. No podemos celebrar viendo como cada día en la diáspora se van nuestros hermanos, nuestra familia en busca de un futuro. No podemos celebrar cuando aquí no hay medicinas y se viola  el derecho a la salud. No podemos celebrar cuando se viola el derecho a la alimentación. El salario no alcanza. La inflación no permite que podamos comer y el derecho a la vida es conculcado. Asesinaron al concejal Fernando Albán y  ahora al concejal Pipo. Así no podemos celebrar.

Aixa Lopez
@aixacaracas

CARLOS BLANCO: SIN LIDERAZGO NO HAY NI PURGATORIO

1. Venezuela ha reconocido y encumbrado líderes a lo largo de 20 años. Suben con extraordinaria velocidad y descienden con una mayor. En muchos de ellos se deposita tanta esperanza como, luego, desesperanza. Lo cual, por cierto, muestra que la búsqueda de una conducción para salir del desastre criminal del régimen no se abandona ni en las horas más tenebrosas.

2. El liderazgo no es un fluido misterioso que ciertas almas poseen y otras no. No es tampoco el “don gratuito que Dios concede a algunas personas en beneficio de la comunidad” (DRAE). El liderazgo es capacidad de movilización alrededor de ideas y proyectos que enganchan con demandas de la sociedad o de algunos de sus sectores. No hay líderes por siempre; hay ejercicio de liderazgo que hoy puede existir y mañana no.

3. Chávez fue un líder. Irrumpió con una épica en su sangriento golpe de Estado; enlazó con una insatisfacción social; buscó alianzas con los poderosos de entonces y se lanzó desde su magro 2% hasta alcanzar el gobierno, luego el poder total y totalitario, más adelante en descenso hasta su muerte. Era inteligente sin ser culto; era un audaz sin escrúpulos; enlazó su propia ambición con alianzas impensables y enganchó con un vasto hastío social. Era el trovador de mala muerte que articuló su aventura con la que muchos querían correr.

4. En la oposición ha habido ejercicio de liderazgos. Uno de los más notables fue el de Henrique Capriles. Por distintas razones estuvo en el momento, con abundantes recursos y en la encrucijada en la cual había que definir una conducción electoral. Al margen de sus limitaciones y con un esfuerzo personal reconocido, encabezó una jornada inmensa al enganchar con lo que la mayoría creyó podía ser una solución electoral a la tragedia. Ganó las elecciones, según todos los datos y según sus propias palabras.

5. Por las razones que ha argumentado repetidas veces, Capriles no llamó a “cobrar” su triunfo. Este momento cortó los lazos entre su acción y lo que representaba para la sociedad. Nadie puede decir si los temores que él invocaba se habrían materializado o si era una gesta que no debía eludir. El hecho es que la sociedad lo sancionó gravemente.

6. Así ha ocurrido con otros liderazgos cuando se elevan, y más adelante descuidan las razones por las cuales lo hacen. Siempre es bueno atender aquellos versos sabios que dicen: “No te remontes tan alto/ prenda de tanto valor, que al árbol que más se eleva/ le tira el viento la flor…”.

7. En este trance se encuentra Guaidó. Dirigente joven, sin duda arriesgado, que asumió el compromiso de encabezar la defenestración de Maduro y su régimen, pero que comienza a ver desdibujada su imagen en maniobras, diálogos y tácticas diferentes a las que se comprometió. Su liderazgo está en riesgo. Una rectificación oportuna es imprescindible.

Carlos Blanco
@carlosblancog

ELIDES J. ROJAS L.: ESCENARIOS

Mucho gusta a los venezolanos este juego. Los escenarios. A cada rato en prensa escrita, en televisión, en radio, en las redes. En cualquier parte es común, en estos tiempos, encontrar a uno o varios analistas exponiendo diferentes posibilidades sobre lo que pudiera ocurrir en Venezuela en los próximos meses. O años.

Se escucha de todo y en cualquier tono. Algunos muy calmados y académicos, otros con cara de angustia y muchos a gritos. Al régimen le quedan días, Maduro está en tercera y batea Gleyver Torres. Ya están limpios. Las sanciones los tienen arrinconados. Están quebrados. Es cosa de un empujón. Maduro no ha caído porque no hay quien lo recoja. La economía los está liquidando. Ningún gobierno en el mundo aguanta esta hiperinflación ni esta situación tan complicada para la población. El hambre está ganando la partida. Sin luz no hay gobierno que aguante. El interior del país está muerto sin servicios y hasta la coronilla de necesidades. Hambre e inseguridad son los clavos del cajón del régimen. La comunidad internacional decidió hace rato hacia donde irá el país. La oposición tiene el apoyo de Estados Unidos, más de 50 países, gran parte de la Unión Europea; eso es suficiente para ser optimistas. Nada. La invasión viene. Todas las opciones están sobre la mesa, incluso la variante Panamá. Estados Unidos habló: no dejaremos solo al pueblo de Venezuela. Es un Estado fallido, narcotraficante y terrorista. Eso no lo vamos a permitir.

Hay más. Mucho más. El pueblo está a punto de estallar. Esto no lo aguanta nada. Y el régimen responde con un aumentico de salario que alcanza para dos cartones de huevos. La deuda se los comerá. Deben pagar cerca de 11 mil millones de dólares y no tienen cómo pagar y tampoco cómo renegociar. Están fritos. Una clave: la mayoría de los chavistas, familiares de chavistas y una montaña de enchufados está arrancando para Turquía, Rusia o España. Se están escapando del país y de la justicia. ¿Le vieron la cara a Maduro el domingo en la cadena? Ese es el carómetro. Están caídos. Cuba está cambiando las ventosas rumbo a México. Eso es que ya no tiene de dónde chupar. Se van los cubanos y más atrás se caen los rojos. La última: los militares están listos para saltar la talanquera. Los aguantan algunos negocios grandes en Guayana. Se acaba eso y listo. Junta de transición.

Por otra parte, Rusia y China apoyan al régimen de Maduro. Son dos grandes y un montón de pequeños países pegados a lo que queda de oro, si acaso. Ya arrancaron las protestas en Chile, Ecuador o Argentina. Sobre eso Diosdado Cabello dice: Lo que está pasando en Perú, Chile, Ecuador, Argentina, Honduras es apenas la brisita y viene un huracán bolivariano. Nosotros, no estamos aislados en el mundo. Por el contrario, Venezuela cada día está más consolidada. Cuando habla de Venezuela se refiere al chavismo. Todos sabemos en qué condiciones está la fulana consolidación de Venezuela. Algunos afirman que Estados Unidos nunca actuará más allá de sanciones y palabras, pues le tiene miedo a Cuba y sus apoyos. El chavismo es parte de una cosa llamada Foro de Sao Paulo. Por eso no están solos. Es el bastón de Cuba pegando en los cogotes de toda la región. Esa es la fuerza del chavismo. El pueblo ya protestó todo lo que iba a protestar. Ahora aguanta y vive de remesas. Pronto realizarán elecciones para la Asamblea Nacional y la oposición perderá. No tienen votantes. Más de cinco millones de paisanos se fueron con su inscripción en el CNE, o sin ella, del país y no votarán. El régimen tiene a un buen número de oposición negociando con ellos un sistema de cohabitación que le permita sobrevivir a ambas partes. El chavismo tiene los reales y a los militares. Son muy hábiles, de la mano de los cubanos, en eso de mantener el poder.

Lo cierto es que Maduro sigue en Miraflores, la Asamblea Nacional agota sus cartuchos antes de que el régimen la barra en otras elecciones montadas con factores cercanos, el régimen sigue manejando la caja chica aunque sea con billetes de trapo. Así que si acaso hay alguna hallaca en diciembre, será con Maduro en la silla.

Ahí hay, pues, un montón de escenarios. Usted anótese en el que le gusta. Es lo que hay.

Elides J. Rojas L.
elidesr@gmail.com
Twitter: @ejrl

ADRIANA MORAN: NUESTRA DESESPERANZA

Arden ciudades en un país al sur del continente y en Venezuela, unos le gritan a la derecha mientras otros le gritan a la izquierda con igual ímpetu. En el medio de los dos alaridos, hay una población inerme que ya no quiere escucharlos. Un país que conoce de hogueras porque se ha ido cocinando al fuego lento de las promesas incumplidas, de las expectativas grandiosas, de los repetidos fracasos, de la ambición y la sed de poder de algunos, de la torpeza de otros, de la indolencia de todos.

Los dos grupos que dicen actuar en nombre de ese pueblo para gobernarlo acusan con sus destemplados alaridos de un lado al imperio y del otro al Foro de Sao Paulo, y muestran la misma e idéntica desconexión con esa masa sufriente que no encuentra para donde mirar ni a quien explicarle que sus problemas y angustias no se quitan con esos gritos. Que la desesperanza acumulada no se revierte volviendo ese conflicto que es nuestro en un conflicto del mundo entero, que no necesitamos superhéroes, ni superpotencias, ni escenografías de guerra, sino hombres y mujeres comprometidos con la realidad que nos pertenece y nos asfixia y que estamos obligados a cambiar.

Una mirada a las calles de nuestro desolado país, a esos rostros que fueron tan alegres, a ese gris que puja por imponerse a pesar del intenso sol del trópico que todavía resalta lo que fueron colores vivos, muestra los restos que va dejando ese fuego que desde hace tiempo arde con llama constante entre nosotros y que nos cubre con sus cenizas.

Quienes desde la dirigencia política que en nuestro país tiene tiempo mirando más hacia afuera que hacia adentro, oteando horizontes en lugar de volver la mirada hacia lo nuestro, gritan porque el mundo se incendia, extasiados con las llamas en las que quieren leer presagios que justifiquen sus épicas particulares mientras se distancian cada vez más de esa mayoría que tarde o temprano encontrará quien la escuche, quien tenga una estrategia que la involucre y la contenga y que le de forma a sus sensatas aspiraciones. Lejos del fuego.

Adriana Moran
@NuevaTec47
https://polisfmires.blogspot.com/2019/10/adriana-moran-nuestra-desesperanza.html?spref=tw

FRANCISCO POLEO: BARCELONA, QUITO, SANTIAGO… Y MADURO TAN FELIZ INFORME POLÍTICO

Maduro disfruta el momento. Tras años de enfrentar duras condenas por la represión a intensas protestas en su contra y un brutal asedio internacional para debilitar su control del poder, el tirano venezolano anima como el más ultra a cualquiera que haga que sus enemigos pasen las de Caín en sus respectivos países.

La derecha más conservadora ha acusado al Foro de Sao Paulo de incendiar Latinoamérica para recuperar las posiciones perdidas en los últimos años. Algunos, los más extremistas, rayan en la paranoia al ver la mano del comunismo hasta en la moción de censura que amenaza a Trump con acortar su mandato. Esta alerta ha llegado hasta las cúpulas del poder. El gobierno conservador de Colombia, por ejemplo, no ha dudado en advertir que ellos son los próximos en la estrategia presuntamente coordinada con perfección hollywoodense desde La Habana.

Pero la verdad está en los matices. Lo que sí está haciendo la llamada extrema izquierda es incentivar las protestas sociales originadas por la falta de tacto de los gobernantes de turno, unos de centro y otros de derecha. Hace unas semanas, en estas líneas, hicimos el símil entre el populismo y la adicción a los opioides: tras altas dosis, la resaca es tan brutal que el consumidor busca desesperadamente consumir nuevamente, cuanto antes. Por eso, para curarse de ambas adicciones, al enfermo hay que retirarle la dosis poco a poco, no de un solo golpe.

¿Ni a Lenin Moreno ni a Sebastián Piñera se les ocurrió que el pueblo iba a protestar ante la retirada inmediata de subsidios cruciales para quienes llevan una economía al día? El chileno es de derecha, pero el ecuatoriano es, cuando mucho, socialdemócrata. La falta de tacto no es inherente a la ideología. El comunismo aprovechó ese regalo para hacer lo que mejor sabe: agitar. En este caso, Moreno fue astuto. Al ver que la extrema izquierda subía la parada al exigirle una convocatoria anticipada de elecciones, el presidente ecuatoriano retiró inmediatamente el decreto de la discordia tras pactar con los indígenas y retomar el control del país. Como se ve, los comunistas no estaban detrás de la protesta sino que intentaron aprovecharla.

En Santiago de Chile el desenlace todavía está por verse. Una jornada de protesta destrozó la capital, y ese es justamente el tipo de manifestaciones que no son ni democráticas ni legítimas. Es algo tan elemental que se resume en lo que es casi un dicho popular: tus derechos terminan en donde empiezan los míos. Al momento de escribir este informe, Piñera había decretado el estado de emergencia para tomar control de la situación. Por cierto, ¿qué espera Sánchez para hacer lo mismo en Barcelona?

Las imágenes que llegan desde Santiago son las de una ciudad desolada por la violencia, similares a las de Barcelona. Los primeros protestan por una subida de tarifa en los subsidiados tickets del metro, otros supuestamente por una sentencia contra unos dirigentes políticos que prefirieron violar la ley en vez de intentar sus objetivos dentro del marco constitucional. Como era de esperarse, el régimen de Maduro respaldó a los golpistas catalanes. “Venezuela ve con preocupación el incremento de la violencia en la Comunidad Autónoma de Cataluña, debido a las masivas movilizaciones por la libertad de presos políticos, y hace un llamado a disminuir las tensiones y exhorta a iniciar un proceso de diálogo nacional”. Vamos, lo dicen quienes tienen 466 presos políticos tras las rejas y se niegan a entablar una negociación por unas elecciones libres.

Con el respaldo a los golpistas catalanes, Maduro cumple con incentivar cualquier protesta social que socave a sus enemigos. No le importa si es a favor de unos subsidios desfasados o de una secesión ilegal. No le importa si el gobierno es socialdemócrata (Sánchez y Moreno) o conservador (Piñera). No es precisamente un tipo frío, calculador y consciente de su lugar en el concierto occidental. Es una marioneta de los movimientos anti-occidentales. Sus aliados son Rusia, Irán, Corea del Norte o Bielorrusia. Y los independentistas catalanes, no lo olviden. Ahí está la amistad de Maduro con personajes como Puigdemont y Anna Gabriel. O Monedero e Iglesias, si nos apuran.

Pero Maduro sabe, al igual que Guaidó, que Venezuela es una olla de presión. El líder de la oposición al régimen se prepara para canalizar ese descontento en las calles y, para ello, son fundamentales los dirigentes de las zonas populares. La respuesta del régimen es enviar al FAES, sus escuadrones de la muerte disfrazados de policía, a ajusticiar y calcinar a Edmundo Rada, dirigente del partido de Guaidó. El asesinado era un operador político fundamental en la parroquia caraqueña Petare, la favela más grande de Latinoamérica.

Sí, hablamos del mismo Maduro cuyo régimen acaba de ser admitido en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. ¿Cómo estrenará esa medalla el tirano cuando le estalle en la cara la nueva oleada de protestas populares en su contra? Esas manifestaciones no serán por un subsidio o una secesión ilegal. Serán en contra de la mayor inflación del mundo, de la que va rumbo de ser la mayor crisis migratoria del mundo, de los mayores índices de inseguridad del mundo y de la mayor cantidad de presos políticos en el mundo.

Cuando a Maduro le explote en la cara la olla de presión, ¿liberará a los presos políticos y no violentará los Derechos Humanos con el uso excesivo de la fuerza policial como exige que haga España? ¿Llamará a elecciones libres como exige que se haga en Ecuador?

Francisco Poleo
@FranciscoPoleoR

BELTRÁN HADDAD: CIUDADANÍA NO ES INCLUSIÓN

Venezuela acaba de entrar nuevamente al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, organismo que tiene por objeto promover el respeto a los derechos humanos. A raíz de esta elección que favorece a nuestro país, quiero hacerles algunos comentarios sobre los derechos fundamentales y dentro de ellos los derechos humanos y el concepto de ciudadanía. Se dice, entonces, al elaborar la teoría, que “cruzando” la distinción que se da entre los derechos de la personalidad y derechos de ciudadanía que corresponden a todos o sólo a los ciudadanos, con la que se da entre derechos primarios y derechos secundarios que corresponden a todas o sólo a las personas con capacidad de obrar, obtenemos cuatro categorías de derechos fundamentales: derechos humanos, derechos públicos, derechos civiles y derechos políticos.

Ahora bien, los derechos humanos conciernen indistintamente a todas las personas como, por ejemplo, el derecho a la vida y al respeto a su integridad física, psíquica y moral; la libertad personal; la libertad de conciencia y de expresión del pensamiento; el derecho a la salud; el derecho a la educación y a las garantías penales y procesales.

Después del nacimiento de la ONU, los derechos humanos son derechos fundamentales dentro de los Estados que los consagran en sus constituciones, pero sucede que en la actualidad son derechos de las personas con independencia de sus diversas ciudadanías. Esto quiere decir que la categoría de “ciudadanía” corre el riesgo de prestarse a fundar una idea regresiva e ilusoria de la democracia porque en la crisis de los Estados y de las comunidades nacionales, a finales del siglo pasado y comienzos del siglo XXI, en relación con el fenómeno de las migraciones en busca de subsistencia, los conflictos étnicos, el nuevo racismo y la diferencia cada vez mayor entre países ricos y países pobres, el concepto de “ciudadanía” ya no es un factor de inclusión y de igualdad. ¿Se acuerdan de la “Ley Arizona” en EEUU donde los marginados e indocumentados no tienen la condición o el status de ciudadano? Es un ejemplo.

Esta problemática la viene planteando Ferrajoli en su extensa obra, en la que concluye diciendo que “los derechos fundamentales, como enseña la experiencia, no caen nunca del cielo, sino que llegan a afirmarse cuando se hace irresistible la presión de quienes han quedado excluidos a ellos.

Beltrán Haddad
@beltranhaddad