jueves, 14 de marzo de 2019

ACTUALIZACIÓN, "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, JUEVES 14-03-2019,

GUILLERMO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ, VENEZUELA, OTRO EJEMPLO DE CÓMO EL SOCIALISMO CONDUCE AL COLAPSO DE LA CIVILIZACIÓN

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 9 minutos
La civilización es emergente, de orden espontáneo, resultado de la acción pero no de la voluntad de los hombres. Y está bajo amenaza. El socialismo que se declara el heraldo del futuro nos regresó a la noche de los tiempos. Al socialismo, se le detiene le tiempo o conduce al colapso de la civilización. La civilización es frágil. Es emergente, de orden espontáneo, resultado de la acción pero no de la voluntad de los hombres. Nos adaptamos al orden impersonal civilizado y a sus ventajas materiales y morales sin entenderlo, cooperando con personas a las que ni siquiera llegaremos a c... más »

BEATRIZ DE MAJO, UN TEMA DE CONVENIENCIA.

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 24 minutos
A pesar de que tradicionalmente las inversiones en América Latina han sido consideradas por China como operaciones de alto riesgo, la relación que el gran coloso de Asia desarrolló con Venezuela a través de los años de Revolución fue muy estrecha. Las inversiones y los empréstitos colocados en el país tropical alcanzan varios sectores de actividad desde el petrolero, pasando por la agroindustria, el sector automotriz y hasta el aeroespacial, por solo citar algunas. Son muchos los que afirman que la sintonía ideológica entre Pekín y Caracas, durante los años revolucionarios era tota... más »

ELIDES J. ROJAS L., LA EMERGENCIA ELÉCTRICA ETERNA Y SUPREMA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 35 minutos
Ya se sabe que el chavismo; muy bien asesorado por los estrategas del tornillo del poder, Castro y su G2, cada vez que hay una crisis cierta y profunda creada por el propio régimen chavista recurre a inventar un culpable que cada vez parece más absurdo, más increíble. Así tenemos iguanas, caimanes, papagayos, guerra económica, guerra financiera, guerra contra los billetes, guerra contra Pdvsa, sabotajes, terroristas, ataques misilísticos, magnicidios. Un abanico enorme de cobas rojas. Para varias, la gran crisis eléctrica que le explota en la cara a los incapaces chavistas tampoco ... más »

ARMANDO RIBAS, LIBERALISMO: CAMINO A LA LIBERTAD

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 46 minutos
He estado insistiendo en lo que considero la confusión reinante en el mundo, como consecuencia de la ignorancia prevaleciente respecto a los principios determinantes del mundo en que vivimos. Al respecto reconoció William Bernsein en su The Birth of Plenty que hasta hace unos doscientos años se vivía como vivía Jesucristo. Esa confusión reinante surge como consecuencia de la aparente ignorancia respecto al carácter filosofico político del liberalismo. En gran medida se considera erróneamente que el liberalismo entraña una forma de pensar del ser humano, cuando es el producto de las... más »

HANA FISCHER, EL LÍDER QUE VENEZUELA NECESITA EN ESTE MOMENTO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 55 minutos
Juan Guiadó es un paradigma de la reserva moral que existe en Venezuela. Representa lo valioso que pervive en esa nación, a pesar de lo que la banda delictiva-dictatorial dirigida por Fidel y Raúl Castro, Hugo Chávez, Nicolás Maduro y Diosdado Cabello ha hecho lo imposible por destruirlo. Debilitar mediante el hambre y enfermedades curables, es parte de ese diabólico plan de aniquilar cualquier tipo de resistencia. Guaidó es el símbolo de la luz luchando por disolver la tenebrosa oscuridad, a la peor expresión de la condición humana. Es el bien combatiendo el mal más abyecto. El mund... más »

CARLOS BLANCO, LLEGÓ LA SOMBRA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Gracias a ese joven sabio y omnisciente que es Mickey Google, leo que el 28 de octubre de 1873 “Venezuela conoce la luz eléctrica” y que “El 14 de enero de 1886, se suscribe el primer contrato de suministro de luz eléctrica en América del Sur, entre el Consejo [sic] Municipal de Puerto Cabello y el señor Francisco de Paula Quintero.” Saco la cuenta. Encuentro que Venezuela ha apagado la luz para ese regreso súbito hacia las penumbras de hace 146 años, entonces un país seguramente conmovido por el largo tránsito hacia la República, pero más amable con sus velas y su lumbre. Hoy la... más »

GUILLERMO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ, VENEZUELA, OTRO EJEMPLO DE CÓMO EL SOCIALISMO CONDUCE AL COLAPSO DE LA CIVILIZACIÓN


La civilización es emergente, de orden espontáneo, resultado de la acción pero no de la voluntad de los hombres. Y está bajo amenaza.

El socialismo que se declara el heraldo del futuro nos regresó a la noche de los tiempos.

Al socialismo, se le detiene le tiempo o conduce al colapso de la civilización. La civilización es frágil. Es emergente, de orden espontáneo, resultado de la acción pero no de la voluntad de los hombres. Nos adaptamos al orden impersonal civilizado y a sus ventajas materiales y morales sin entenderlo, cooperando con personas a las que ni siquiera llegaremos a conocer. Pero toda civilización está bajo la amenaza del salvaje que subsiste en cada hombre civilizado, de sus atávicos anhelos de primitivismo tribal, su ignorante confianza en que los frutos de la civilización existirían sin respetar las reglas morales del orden emergente del que surgieron. El salvaje es envidia y resentimiento.

La civilización puede colapsar y ha colapsado en diversos tiempos y lugares. Una gran civilización de la edad del bronce colapsó en el mar Egeo cuando un volcán con la fuerza de varias bombas atómicas hizo erupción en la isla hoy llamada Santorini. Gran parte de la civilización maya colapsó en dos desastres que todavía se discute cuanto tuvieron de climáticos, sobreexplotación de recursos o colapso político y económico. Modestas civilizaciones colapsaron por cambios naturales a los que no pudieron adaptarse. Avanzadas civilizaciones han colapsado principalmente por su rechazo al orden espontáneo del que dependían, como el imperio romano occidental (destruido por el intervencionismo y destrucción de su moneda). El imperio romano oriental con una economía algo más sana, resistió varios siglos más.

Reciente fue el colapso de la totalitaria civilización soviética: una superpotencia global con los pies de barro de una inviable economía socialista. Inolvidable fue el acelerado colapso civilizatorio en la Camboya de Pol Pot. Pero todo socialismo está avocado a negarse a sí mismo –de una u otra forma– o colapsar.

De ello hablaba con mis vecinos, en medio del colapso del sistema eléctrico nacional en el socialismo venezolano. Teníamos ya más tres días sin electricidad, sin teléfonos fijos o móviles, sin agua corriente y sin combustible en las estaciones de servicio. Apenas recibíamos la limitada información que en radios de pilas daban escasas estaciones de radio independientes que transmitían lo poco que sabían. Operaban con plantas de autogeneración y limitado combustible. Sacábamos agua del tanque de nuestro edificio con un balde atado una larga cuerda; tendríamos agua a la luz de las velas. Nos sentíamos a medio camino entre una vieja película post-apocalíptica y otra de la remota antigüedad. Muy atrás, nuestro improvisado pozo que se secaría muy pronto carecía de rudimentario cabrestante. El socialismo que se declara el heraldo del futuro nos regresó a la noche de los tiempos.

La propaganda del socialismo en el poder habla de sabotaje (algo que pocos creen). Casi todos recuerdan que alguna vez atribuyeron apagones a iguanas, que sus ineptitudes las atribuyen a boicots fantasmas. Alguien comentó que los verdaderos saboteadores fueron los millones que hace 20 años votaron por Chávez. Razón no le falta. Otro respondía que no, que los saboteadores eran los que los engañaron, con Chávez a la cabeza. No los engañados. Respondía una joven que creer que el socialismo funciona no es inocencia sino de estupidez. Alguien comentó que el socialismo no llegó con Maduro, ni Chávez. Que estaba aquí, en las empresas del estado, los privilegios y corruptelas de una economía cada vez menos productiva. El mal tiene al menos cinco décadas entre nosotros. Tiempos de inflación, devaluaciones y controles de cambios. De esperar todo del Estado. De mentiras de nuestros intelectuales. El mal se enseñaba en la escuela y la universidad. El chavismo es el totalitarismo surgido del fracaso de aquello entre gentes que no entendían las causas, pero sufrían las consecuencias.

Quienes así razonan no se han librado completamente del socialismo en sentido amplio. Pero algo han aprendido de la desgracia. Un colapso nacional del sistema eléctrico es un síntoma de lo que seguirá fallando en manos de ineptos empeñados en un imposible. Los socialistas se limitan a racionar lo que son incapaces de producir en las cantidades que la civilización exige. Alguien que recordó que hace una década trabajé con un par de grupos interdisciplinarios en estudios sobre la caída de la producción petrolera y el peligro de colapso del sistema eléctrico –se producía petróleo con aparente normalidad y no se habían hecho multimillonarios jóvenes “empresarios” y sus socios en el poder importando con estratosféricos sobreprecios lo que no funcionó– y me pregunta que puede haber pasado realmente.

No soy experto en la materia. Pero escucho a los expertos. Sobre termoeléctricas muy por debajo de su capacidad. Crecientes problemas de generación y distribución. Falta inversión y mantenimiento. De sustitución de la ciencia y la técnica por la consigna y el voluntarismo. Del eventual colapso, del que los irresponsables a cargo tardarían mucho más tiempo del técnicamente necesario en salir a medias.

Temían que cualquier evento difícil de manejar afectara una línea crítica, tras lo que lógicamente las plantas térmicas que medio funcionan se desconectarían automáticamente. Pasó, y las plantas de generación distribuida no funcionaron. O apenas algunas pequeñas que no apoyan al sistema sino exclusivamente a instalaciones críticas. Después se supo que empezó con un incendio de subestación una próxima a grandes hidroeléctricas. Tuvimos electricidad inestable y con picos finalizando el cuarto día de apagón. La falta de mantenimiento acumulado se evidenció al incendiarse una subestación local y varios transformadores. En mi rincón de Caracas, me temo seguiremos en la obscuridad –sea sin energía en absoluto, o con inestable racionamiento eléctrico– cuando usted lea esto con retraso. Luego, regresaremos a una normalidad que no es tal. Al racionamiento de cada vez menos.

El mal es el socialismo, que está haciendo colapsar la civilización en mi país. Una falla eléctrica catastrófica en una economía capitalista es posible. La diferencia con una socialista es la capacidad de recuperar rápidamente el sistema. Tiempo y capital. Viabilidad del propio sistema. Con gran retraso regresaremos a una normalidad que no es tal. El socialismo es un colapso lento, inevitable y cruel.

Guillermo Rodríguez González
@grgdesdevzla

BEATRIZ DE MAJO, UN TEMA DE CONVENIENCIA.


A pesar de que tradicionalmente las inversiones en América Latina han sido consideradas por China como operaciones de alto riesgo, la relación que el gran coloso de Asia desarrolló con Venezuela a través de los años de Revolución fue muy estrecha. Las inversiones y los empréstitos colocados en el país tropical alcanzan varios sectores de actividad desde el petrolero, pasando por la agroindustria, el sector automotriz y hasta el aeroespacial, por solo citar algunas.

Son muchos los que afirman que la sintonía ideológica entre Pekín y Caracas, durante los años revolucionarios era total y que ello se constituía el principal sostén de los riesgos que el coloso de Asia decidió correr en Venezuela. Lejos de allí.

Hace rato ya que los gobiernos chinos se desenvuelven dentro de los parámetros de un marcado capitalismo de Estado, aunque en el manejo político interno del país se comporten dentro del más absoluto totalitarismo. Venezuela, al igual que otros países de América Latina, encajaba dentro de una estrategia política de alto riego, pero, al propio tiempo, de alta rentabilidad.

Lo que si era geopolíticamente determinante, en el caso de la alianza China/Venezuela, era la conveniencia de los asiáticos de tener una punta de lanza bien atornillada en un continente prometedor en lo económico, altamente demandante de sus productos y, a la vez, capaz de proveer materias primas en volúmenes significativos para los más de 1.300 millones de consumidores que moraban dentro de sus fronteras.

Ello justificaba los empréstitos a los gobiernos revolucionarios y, al propio tiempo era el fundamento de sus inversiones directas, por ejemplo, en empresas productoras del sector petrolero. Venezuela recibió, en las últimas dos décadas 60.000 millones dólares en créditos chinos. Para nadie es un secreto que un alto componente de estos préstamos se pagaba en barriles de crudo, dentro de una fórmula de repago que beneficiaba nítidamente al prestamista. Y ello duró mientras la producción petrolera venezolana fue alta y suficiente.

Donde sí hubo un dramático desenfoque de visión de parte de los líderes chinos, era en su ingenua creencia de que podían confiar en la seriedad del manejo económico de los gobiernos de Hugo Chávez primero y de Nicolás Maduro, cuando el primero falleció. La realidad de hoy hace ver, con diáfana claridad, que poniendo a un lado el factor de corrupción y de robo de recursos que cuenta por mucho, los dos gobiernos revolucionarios se caracterizaron por un desastroso manejo de la economía venezolana en sus años de mayores ingresos, lo que derivó en su quiebra y en el lamentable estado de pobreza y de caos que es conocido hoy.

Ahora canta otro gallo. El declive económico del país es indetenible, lo que augura a China muy delgadas posibilidades de recuperación de sus empréstitos y de rentabilización de sus cuantiosas inversiones en Venezuela. Pero si, dentro de la más absoluta sindéresis, en Pekin se hace el esfuerzo de revisión del Plan País presentado por Juan Guaidó para la recuperación del país, el que es el resultado de un esfuerzo compartido de todos los partidos de oposición que lo apoyan, y a la vez, miran de

cerca los aspectos relativos a la recuperación de la industria petrolera que serán puestos en marcha tan pronto el impasse político actual sea superado, en Pekín no vacilarán en la formulación de una política de relación con Venezuela de apoyo al gobierno nuevo que sea cónsona con sus intereses.

La milenaria prudencia china es la que explica que hasta el presente, su posición en torno a la crisis política venezolana, no haya sido la de apoyar a Nicolás Maduro ni la de reconocer a Juan Guaidó. Ha sido la de abstenerse de opinar en torno a los asuntos internos de su gran socio en Suramérica.

Beatriz de Majo
@beatrizdemajo1

ELIDES J. ROJAS L., LA EMERGENCIA ELÉCTRICA ETERNA Y SUPREMA


Ya se sabe que el chavismo; muy bien asesorado por los estrategas del tornillo del poder, Castro y su G2, cada vez que hay una crisis cierta y profunda creada por el propio régimen chavista recurre a inventar un culpable que cada vez parece más absurdo, más increíble.

Así tenemos iguanas, caimanes, papagayos, guerra económica, guerra financiera, guerra contra los billetes, guerra contra Pdvsa, sabotajes, terroristas, ataques misilísticos, magnicidios. Un abanico enorme de cobas rojas. Para varias, la gran crisis eléctrica que le explota en la cara a los incapaces chavistas tampoco escapa en eso de apuntar a un supuesto culpable. Esta vez el señalado es nuevamente el imperio y se trata de un ataque cibernético de una magnitud que ni los marcianos podrían hacerlo mejor. La verdad es otra. Más de 10 años tiene Venezuela sufriendo el problema eléctrico que, como es natural, manejado por el chavismo tenía que avanzar hasta el punto de colapso. Es decir, hasta la quiebra y ruina de todo el país, incluyendo al chavista de lágrima tendida por el comandante muerto y hasta el más duro extremista de la oposición. No se salva nadie.

Veamos unos resúmenes de prensa antiguos a modo de presentación de cómo la cúpula chavista logró llevar a Venezuela al punto de ser el peor país para vivir sobre la tierra.

Comienzo oficial del desastre. Hugo Chávez, el muerto ilustre, decretó emergencia eléctrica en todo el país con el objetivo de responder al problema coyuntural de suministro, atribuido por el oficialismo a la sequía, que ha provocado incluso cortes periódicos.

La iniciativa, firmada mediante decreto por el militar metido a mandatario, “permitirá acelerar la adquisición de equipos para incrementar la producción de electricidad y responder a posibles contingencias”, dijeron en su momento los piratas del proceso revolucionario cuyos voceros apuntan que existen planes para incrementar durante este año y el siguiente la generación termoeléctrica.

Por su parte, el ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez Araque, recientemente fallecido, indicó que los problemas energéticos no se deben a falta de inversión sino a la prolongada sequía de los últimos meses. Así, subrayó que el Ejecutivo actual "ha invertido diez veces más de lo que en otros periodos".

"Hay que declarar el estado de emergencia y avanzar más rápidamente en el plan elaborado", agregó. Con este objetivo se ha creado el Estado Mayor Conjunto Eléctrico que estará liderado por el vicepresidente Elías Jaua.

Rodríguez Araque anticipó que para finales de 2010 el sistema eléctrico contará con 4.000 megavatios más que se reforzarán de forma regular hasta el año 2015 con 15.000 megavatios adicionales.

La fallida fórmula militar. Un trabajo periodístico del portal elestímulo.com precisó que cada vez que ha sido necesario dar respuesta a situaciones puntuales a las deficiencias del sector, el gobierno ha apelado al Estado Mayor Eléctrico como mecanismo coordinador y supervisor de las medidas a tomar en función de la crisis que se maneje en el momento.

El 8 de febrero de 2010 cuando se decretó el estado la emergencia Chávez dio a conocer la conformación de la nueva autoridad, integrada por el vicepresidente Elías Jaua y los ministros para la Energía Eléctrica, Alí Rodríguez Araque; de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani; para las Industrias Básicas, Rodolfo Sanz; y de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez.

Desde entonces, el mecanismo se ha activado para enfrentar contingencias que se han venido produciendo ante la falta de mantenimiento de instalaciones y de inversiones en la generación y distribución de electricidad.

En septiembre de 2012, el Estado Mayor Eléctrico se reunió para tomar las acciones pertinentes que permitieran garantizar el suministro eléctrico y evitar cualquier sabotaje de cara a las elecciones presidenciales del 7 de octubre.

En abril de 2013, previo a la celebración de los comicios presidenciales, se instaló el mecanismo para vigilar las centrales de generación y distribución de energía.

En septiembre de 2013 a propósito de un apagón que dejó sin el servicio a 18 estados del país, el presidente Nicolás Maduro se reunió con el Estado Mayor Eléctrico, después de lo cual anunció la creación de la Unidad de Seguridad e Inteligencia del Sistema Eléctrico, que funcionaría como un órgano de fuerzas especiales, y de la secretaría ejecutiva del Estado Mayor Eléctrico, que será el “motor dinámico de la consolidación de los planes eléctricos”, según destacó en su momento.

La instancia dependerá del Presidente de la República e “iniciará el ejercicio de sus funciones una vez constituido colegiadamente en su primera sesión y tendrá carácter permanente como comisión presidencial”, señala el artículo 9 del decreto 1.920.

Entre sus atribuciones se encuentran conocer y supervisar el estado de la situación eléctrica nacional en tiempo de crisis o emergencia y elevar las propuestas del ministerio para la Energía Eléctrica al presidente de la República.

El artículo 7 faculta al Estado Mayor Eléctrico a ejecutar las medidas necesarias y urgentes para que los órganos y entes de la administración central y descentralizada paguen las deudas que mantienen con las empresas eléctricas del Estado.

Las autoridades que lo integran son: Ministro para la Energía Eléctrica (en función de secretario ejecutivo), el vicepresidente sectorial para la Planificación y el Conocimiento, el vicepresidente sectorial de Desarrollo de Socialismo Territorial, el ministro de Economía y Finanzas, el ministro para la Defensa, el titular de Relaciones Interiores Justicia y Paz, el ministro de Petróleo y Minería, el titular de Indutrias, el comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana y los presidentes de Pdvsa y Corpoelec.

NdR: Ahí tienen a un bojote de culpables sin darle mucha vuelta al asunto, incluyendo al mismísimo Maduro, jefe eterno y supremo de todas las calamidades que sufre el país.

La gran robadera. El periodista Alek Boyd en marzo de 2013, escribe lo siguiente: Derwick Associates, la empresa de energía involucrada en un mega escándalo de corrupción, cobró al Estado venezolano tanto como 2.933 millones de dólares, según estimaciones del experto en energía José Aguilar. En una entrevista con INFODIO, Aguilar sostuvo que Derwick Associates es la " punta del iceberg " de una estafa considerablemente muy grande que podría haber costado a Venezuela más de 23 mil millones de dólares. Aguilar ha mencionado nombres de las empresas internacionales que participan en este programa: la Argentina IMPSA, IBERDROLA de España y Duro Felguera , la francesa Alstom, CMEC de China y Sinohydro, Ferroostaal de Alemania , Tailandia de TSK , así como de América Waller Marine. En cada proyecto han participado las empresas mencionadas y una serie de socios locales aplicando sobreprecios que van desde el 48% hasta un 515 % de acuerdo con Aguilar.

Aguilar ha identificado 40 proyectos. Hace énfasis impactantede la tasa de 0% de cumplimiento de IMPSA en la entrega en Tocoma casi seis años después de que el proyecto debió haberse completado, y el retraso de 24 meses de CMEC en Planta Centro, en Carabobo.

Aguilar utiliza algunas fuentes oficiales (PDVSA , CORPOELEC , los Ministerios de Industrias Básicas y Energía Eléctrica) en sus cálculos. Afirma que el régimen de Chávez implementó una política de confidencialidad, por lo que las estadísticas publicadas o son totalmente no fiables, opacas o simplemente no existen. A modo de ejemplo, Aguilar mencionó que tiene tablas sobre Planta Centro, gracias a las imágenes y documentos filtrados que sus fuentes envían regularmente. Él cree que hay un propósito de esta política, que es evitar la rendición de cuentas de cualquier tipo, o cualquier argumento en contra de que los expertos en energía podrían enfrentar al gobierno. Aguilar llegó a decir que el 2008 fue el último año en el que se podría tener un informe parcial de la situación energética de Venezuela, mientras que el último informe completo se publicó en 2007, por CAVEINEL, una asociación comercial antes independiente que fue asumida por el régimen de Chávez.

Aguilar dijo que IMPSA, en sus estimaciones cobró de Venezuela en más de 7 mil millones de dólares solo en Tocoma, y se las arregló para conseguir también un proyecto en Guri II.

Aguilar duda de que IMPSA tenga la capacidad (conocimiento) y técnica para llevar a cabo dicho trabajo, él dijo "cuestiono que IMPSA tenga la capacidad para ejecutar trabajos como esos que son extraordinariamente complejos, como se requiere en Guri, cuyas características son únicas en el mundo. Otros expertos estuvieron de acuerdo. Porque todas las relaciones públicas benignas en torno al jefe de IMPSA Enrique Pescarmona, fueron razones por las que IMPSA consiguió todos los contratos dada la amistad de Hugo Chávez con Néstor y Cristina Kirchner. Aguilar cree que las manos de Alí Rodríguez Araque están por todas partes en estas estafas.

Lo que es impactante es que habiendo asignado, o gastado, en exceso más 23 mil millones de dólares, la situación de alimentación está distante de resolverse. Mientras que Derwick Associates, IPMSA, y el resto de ellos, básicamente, se les ha permitido saquear a Venezuela, por lo que Aguilar llega a la conclusión de que la situación sólo puede estar empeorando, dada la forma irresponsable en que los contratos han sido adjudicados a punta de dedo, simplemente a empresas incapaces que carecen de los conocimientos requeridos.

Y en los tiempos de estas historias de trampas, corrupción, amiguismos y enorme irresponsabilidad revolucionaria, ni Trump ni Rubio ni Bolton andaban por ahí chequeándole la vida a las muy honestas y rectas conductas del proceso revolucionario más embustero de la historia.

Esto sí es terrorismo. Terrorismo comunista contra Venezuela, contra todos los venezolanos.

Elides Rojas
elidesr@gmail.com
Twitter: @ejrl

ARMANDO RIBAS, LIBERALISMO: CAMINO A LA LIBERTAD


He estado insistiendo en lo que considero la confusión reinante en el mundo, como consecuencia de la ignorancia prevaleciente respecto a los principios determinantes del mundo en que vivimos. Al respecto reconoció William Bernsein en su The Birth of Plenty que hasta hace unos doscientos años se vivía como vivía Jesucristo.

Esa confusión reinante surge como consecuencia de la aparente ignorancia respecto al carácter filosofico político del liberalismo. En gran medida se considera erróneamente que el liberalismo entraña una forma de pensar del ser humano, cuando es el producto de las ideas que dieron la luz al sistema ético, político y jurídico que cambió la historia del mundo.

Esas ideas surgieron en primera instancia del pensamiento de John Locke en Inglaterra que determinó la transformación inglesa a partir de la Glorious Revolution de 1688. Y voy también a insistir en que ella no se debió a la llamada cultura anglosajona, pues como reconoció David Hume: “Los ingleses en aquella era estaban tan sometidos que, como los esclavos de Este, estaban inclinados a admirar aquellos actos de violencia y tiranía que eran ejercidos sobre si mismos y a su propia expensa”.

Podemos ver entonces que de conformidad con la anterior observación, las ideas de Locke partieron del reconocimiento de la naturaleza humana y no de la pretensión de transformarla. En virtud de esa concepción Locke reconoció que los monarcas también son hombres y por tanto se requería la limitación de las prerrogativas del rey. Y al respecto escribió: “ Esto es como si los hombres al abandonar el estado de naturaleza entraran en sociedad y aceptaran que todos ellos menos uno debía estar bajo la restricción de la ley”. O sea estaba en contra del derecho divino de los reyes e igualmente a favor de la libertad religiosa. Y al respecto escribió: “Nadie puede ir al cielo con una religión en la que no cree”.

Por supuesto también estaba a favor de la propiedad privada, que consideraba producto del trabajo del hombre. Voy a insistir entonces en un principio al cual consideraba el fundamento de la libertad. Al respecto escribió en su Un Ensayo Concerniente al Entendimiento Humano. “El derecho del hombre a la búsqueda de la felicidad es el principio fundamental de la libertad”.

Ese principio fue reconocido prácticamente por Adam Smith en su concepción de la mano invisible y así escribió: “En la persecución de su propio interés el frecuentemente promueve el de la sociedad más efectivamente que cuando realmente intenta promoverlo. Yo nunca he visto mucho bien hecho por aquellos que afectan negociar por el bien público” Y a los hechos me remito en la actualidad respecto al realismo de esa observación.

Lamentablemente todavía se habla del liberalismo francés, que considero una falacia de la historia. Como bien dijera Ayn Rand: “La filosofía americana de los derechos del hombre nunca fue totalmente comprendida por los intelectuales europeos”. Y valga la redundancia, recordemos el pensamiento de Rousseau, Kant, Hegel y Marx como el baluarte del totalitarismo como la racionalización del despotismo.

No obstante esa realidad en un libro de Ignacio de Posadas Montero “El Rescate de un Liberalismo Perdido” el autor persiste en el pensamiento de Locke pero ignora el derecho a la búsqueda de la felicidad. Seguidamente se refiere al liberalismo francés y al respecto cita a Condorset en el sentido de que el liberalismo creo un proceso de perfección de la naturaleza humana.

Nada más falaz que ese pensamiento, pues como reconociera David Hume, siguiendo el pensamiento de Locke: “Es imposible el cambiar o corregir algo material en nuestra naturaleza, lo más que podemos hacer es cambiar nuestra circunstancia y situación”. Y en función de esa realidad. Peter Drucker escribió: “Tan difundida y tan falaz como la creencia de que la Ilustración engendró la libertad en el siglo XIX es la creencia de que la Revolución Norteamericana se basó en los mismos principios que la Revolución Francesa y que fuera su precursora”.

Los anteriores principios señalados por Locke, Hume y Adam Smith fueron llevados a sus últimas consecuencias por los Founding Fathers en Estados Unidos a partir de la Constitución de 1787 y el Bill of Rights de 1791. Y perdón pero voy a volver a citar a James Madison que escribio: “¿Pero que es el gobierno mismo sino la mejor reflexión de la naturaleza humana? Si los hombres fueran ángeles, no sería necesario el gobierno. Si los ángeles fueran a gobernar a los hombres, ningún control externo ni interno sería necesario. Al organizar el gobierno que va a ser administrado hombres sobre hombres, la gran dificultad yace en esto: Usted debe primero capacitar al gobierno para controlar a los gobernados; y en segundo lugar, obligarlo a controlarse a si mismo. Una dependencia en el pueblo es sin duda el control primario; pero la experiencia ha enseñado a la humanidad la necesidad de precauciones auxiliares”.

Esas precauciones auxiliares definieron la creacion del llamado Judicial Review, que surgio del caso Marbury vs. Madison en 1793 en el cual el juez Marshall decidió: “Todos aquellos que han organizado una Constitución escrita la consideran la ley fundamental y suprema de la nación y consecuentemente la teoría de todos eso gobiernos debe ser que una ley de la legislatura repugnante a la Constitución es nula…Es enfáticamente el ámbito y el deber del departamento Judicial decir que es la ley”.

Así se creo el sistema llamado el Rule of Law que voy a insistir de acuedo con los Founding Fathers de que no es la democracia. Y por esa razón Thomas Jefferson dijo: “Un despotismo electivo no fue el gobierno por el que luchamos”. Y Hamilton: “Una peligrosa ambicion más a menudo yace bajo la especiosa máscara de los derechos del pueblo” A partir de ese criterio igualmente insisto en que el sistema no es económico sino ético, político y jurídico y la economía es la consecuencia. El llamado libre mercado es la consecuencia del respeto político de los derechos individuales.

Lamentablemente todo parece indicar que el llamado populismo se ha apoderado de la política en Occidente. En un reciente artículo de Foreingn Affairs Freed Zakaria escribió “Populism on the March”. Y el populismo prevalece en Europa a traves de la Social Democracia. El populismo es de izquierda el socialismo y de derecha el nacionalismo. Y llego el nacionalismo a Estados Unidos vía Trump y su proyecto America First. Pero ahora surgió la figura de Bernie Sanders que se reconoce como socialista y pretende la presidencia. Ignora por supuesto que el socialismo entraña la violación de la Constitución americana.

En fin perdón por la secuencia de las citas, pero mi defensa de las ideas liberales no son mías, si fuesen mías viviriamos en la edad media. Y este reconocimiento no es producto de mi modestia, ese defecto yo no lo tengo. Ja ja ja.

Armando Ribas
@aribas3

HANA FISCHER, EL LÍDER QUE VENEZUELA NECESITA EN ESTE MOMENTO

Juan Guiadó es un paradigma de la reserva moral que existe en Venezuela. Representa lo valioso que pervive en esa nación, a pesar de lo que la banda delictiva-dictatorial dirigida por Fidel y Raúl Castro, Hugo Chávez, Nicolás Maduro y Diosdado Cabello ha hecho lo imposible por destruirlo.

Debilitar mediante el hambre y enfermedades curables, es parte de ese diabólico plan de aniquilar cualquier tipo de resistencia.

Guaidó es el símbolo de la luz luchando por disolver la tenebrosa oscuridad, a la peor expresión de la condición humana. Es el bien combatiendo el mal más abyecto. El mundo entero fue testigo de ello al observar en vivo y en directo lo ocurrido este viernes 22 de febrero y principalmente, el sábado 23.

Por un lado, el decidido accionar de Guaidó y el abrumador apoyo que recibió por parte del pueblo venezolano, inspiró al multimillonario británico Richard Branson a financiar el mega concierto “Venezuela Aid Live”. Su objetivo fue recaudar fondos para contribuir a paliar la crisis humanitaria vigente en esa nación caribeña. Eso provocó una reacción en cadena, que impulsó a unos 30 artistas de fama internacional a cantar gratis en el mencionado evento. O sea, salió a relucir lo más puro de la naturaleza humana.

Y por el otro, Maduro, Cabello y sus patrones cubanos, reaccionaron impidiendo la entrada o quemando la ayuda humanitaria y masacrando a civiles desarmados. Como ya no cuentan ni siquiera con la lealtad del ejército venezolano, recurrieron a los paramilitares –los “colectivos” – y a presos. Los más castigados fueron los indígenas que habitan en el Amazonas, cerca de la frontera venezolana-brasilera.

Ramón Flores –presidente del Parlamento Amazónico que está integrado por Brasil, Perú, Ecuador, Bolivia, Colombia, Guayana, Surinam y Venezuela- denunció que 25 pemones fueron acribillados a mansalva por el régimen de Maduro en Santa Elena de Uairén. Los indígenas –que son quienes más sufren la carestía- estaban apoyando el ingreso desde Brasil de alimentos y medicinas donados por la comunidad internacional.

“Contamos más de 60 autobuses y 16 vehículos rústicos desde los cuales se disparaba a las personas que se encontraban en la plaza de Santa Elena, en las cuatro esquinas, obligándonos a huir hacia las montañas. Había un estado de caos y anarquía. Logramos llegar al hospital de Santa Elena, el cual se desbordó por la llegada de heridos y muertos”, expuso el diputado y cacique indígena Romel Guzamana.

Guzamana agregó que descubrieron que quienes atacaban y disparaban eran paramilitares del régimen, prisioneros de las cárceles de Dorado, Vista Hermosa y otros centros penitenciarios, con “uniformes de la Guardia Nacional, la más corrupta de esto”.
Flores señaló que el régimen chavista intenta tergiversar lo ocurrido y están destruyendo pruebas. Pero confían en que se hará justicia; acudirán a organismos internacionales para que Maduro sea juzgado por delitos de lesa humanidad.

Con respecto a los aludidos hechos, Guaidó calificó de sádica la actuación del régimen dictatorial. Afirma que en algún momento Maduro y su banda delictiva pagarán por sus abominables acciones porque hay pruebas. “Ahí está la evidencia en video, en audios, en órdenes, incluso, se vieron los vehículos trasladándose de la cárcel hasta el punto de contención. Ahí está claramente la prueba de cada uno de esos elementos”, manifestó.
Por tanto, no existe duda que Maduro representa y promueve lo más infame del ser humano.

Dado que así son las cosas, los argumentos con los cuales se sigue apoyando –explícita e implícitamente- a esta brutal dictadura, nos dicen mucho acerca del ser íntimo de quienes los esgrimen. Por ejemplo. los del José “Pepe” Mujica –experto en enredar las cosas mediante falacias- y su esposa Lucía Topolansky, senadora y vicepresidenta del Uruguay.
El Pepe declara que la crisis de Venezuela plantea una disyuntiva dramática, “paz o guerra”. Alega que “Estados Unidos está dispuesto a intervenir en Venezuela en el marco de su pulso geopolítico con China y para impedir que el gigante asiático controle el petróleo del país sudamericano”. Exhibiendo sus dotes de sofista, sostiene que “si el gran imperio no va a aceptar de brazos cruzados que el petróleo venezolano quede administrado por China, estamos frente a una eventualidad de guerra”.

Topolansky sigue la línea argumental de su marido. Dice que el problema radica en una lucha por el petróleo venezolano pero se abstiene de mencionar a Cuba. Arguye que “lo principal es la paz. Nosotros hemos visto, desgraciadamente en estos últimos tiempos, qué pasa cuando invaden un país. Las armas han evolucionado a tal punto que mandan un avión no tripulado, bombardean y barren hospitales. ¿Quién muere? ¿Los dirigentes? No, mueren los más débiles. Los más pobres porque los más ricos ya se fueron. Es eso lo que queremos evitar. Para eso Uruguay planteó un mecanismo”.

Guaidó refuta esas falacias. Señala que “hay que tener cuidado con los absolutismos en ese sentido, de poner una dicotomía, o un dilema, o un falso dilema entre guerra o paz. Ese no es un dilema, es un falso dilema […] Es un falso dilema porque todos optamos por la paz, todos optamos por el reencuentro, por la reconciliación de nuestro pueblo. El único que apuesta por la guerra es Maduro”.

La verdad que se pretende oscurecer, es que la disyuntiva es entre opresión y libertad; dictadura o democracia, barbarie o civilización.

Topolansky revela su catadura moral cuando sin ruborizarse afirma que la ayuda humanitaria que Maduro bloqueó, “es casi una propina para los 17 000 000 que son en Venezuela. Hay torpezas de los dos lados porque son iguales, son caribeños. Es tan caribeño y tan estridente Maduro como Guaidó, Guaidó como Maduro”.

Repulsiva es esa posición. Recordemos que Maduro y su esposa bailaron de alegría –literalmente- mientras sus esbirros asesinaban gente indefensa e impedían que los alimentos y las medicinas llegaran a quienes más las necesitaban.

En cambio, Guaidó está demostrando ser la persona adecuada para liderar el espinoso proceso de acabar con la dictadura cubano- chavista, no solo porque fue capaz de vivificar, unificar y brindar esperanza al sufrido pueblo venezolano, sino por su actitud tras el malogrado intento de ingresar la ayuda humanitaria.

En vez de mostrarse abatido, siguió adelante con mayor brío. Un periodista le preguntó si no le frustró lo acontecido. Contestó que “lo único que me molesta de eso es que pudimos haber salvado vidas, porque teníamos medicina y comida para atender y alivianar parte de esta emergencia”.

Asimismo, no se amedrenta frente a las amenazas de muerte del régimen cubano-chavista. Guiadó especifica que “fueron llamadas a familiares. Quieren evitar mi regreso a Caracas, generar confusión, generar miedo y no descartamos también que una de esas opciones sea” ejecutarme, ya sea directamente o mediante los colectivos o presos comunes como hicieron en Santa Elena de Uairén. A pesar de ello, “nosotros vamos a seguir determinadamente trabajando por nuestra gente”.

El periodista le pregunta si no tiene miedo. La respuesta de Guiadó lo retrata de cuerpo entero. “Mi miedo no – afirma – es por mi vida o por mi libertad, yo sé a lo que me estoy enfrentando en Venezuela. Todos los que hacemos política en Venezuela sabemos a lo que nos exponemos. Tenemos miles de presos políticos, exiliados, asilados, desterrados, asesinados como el caso de Fernando Albán. Así que eso no es lo que nos va a detener. Vamos a tomar las previsiones necesarias y vamos a seguir ejerciendo nuestras funciones en Caracas”.

Sin lugar a dudas, Guiadó es el líder que Venezuela necesita en estos momentos.
Hana Fischer
@hana_fischer

CARLOS BLANCO, LLEGÓ LA SOMBRA


Gracias a ese joven sabio y omnisciente que es Mickey Google, leo que el 28 de octubre de 1873 “Venezuela conoce la luz eléctrica”   y que “El 14 de enero de 1886, se suscribe el primer contrato de suministro de luz eléctrica en América del Sur, entre el Consejo [sic] Municipal de Puerto Cabello y el señor Francisco de Paula Quintero.” Saco la cuenta. Encuentro que Venezuela ha apagado la luz para ese regreso súbito hacia las penumbras de hace 146 años, entonces un país seguramente conmovido por el largo tránsito hacia la República, pero más amable con sus velas y su lumbre.

Hoy las velas encendidas no son la antesala del progreso que prometía el ocaso del siglo XIX, sino el capítulo final de la ruina a la que condenó al país una mafia sangrienta que tomó posesión del Estado venezolano. Nada más elocuente que el probable cercano final del régimen de Maduro ocurra en medio de la oscurana de los asaltantes.

Se vive el caos. Nada es previsible. La buena noticia es que los cambios se suceden de manera incesante; la mala noticia es que nadie puede prepararse para ellos. Guaidó fue el producto de una circunstancia inesperada que resultó muy afortunada; la catástrofe eléctrica madurista que asuela al país desde la semana pasada, acontece en inesperada fecha, pero es trágica. Lo más probable es que ocurra lo imprevisto y en esas tinieblas hay que navegar. Recordemos que la mayor parte de los factores políticos arrastraban los pies con la juramentación de Guaidó como Presidente encargado. Lo hizo para sorpresa de propios y muchos ajenos, y allí cambió la historia de modo súbito.

La característica de estos procesos caóticos es que los proyectos, que siempre debe haberlos, funcionan poco. Las intervenciones exactas, estratégicas y profundas en un momento dado, pueden cambiar la historia.

El gobierno de transición vendrá; pero nadie sabe sus rasgos. Por eso, pensar que será un gobierno de Voluntad Popular y Primero Justicia, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo, tal como Guaidó lo diseña hasta la fecha, con su Plan País, es una posibilidad entre varias. Si cuaja finalmente lo que hasta ahora camina, puede ser así. Sin embargo, si aparecen nuevos acontecimientos, tan inesperados como lo ha sido el propio Guaidó, la transición podría tener rostros diferentes. ¿Tendrán los militares algún papel? Es posible. ¿Serán los generales y almirantes chavistas o serán los coroneles y comandantes que no han sido chavistas? No sabemos ¿Participarán los financistas de los “dos lados” conjuntamente con los financiados? Depende. ¿Estarán fuerzas políticas y sociales hoy excluidas de las decisiones del nuevo gobierno? Tal vez. ¿Vendrá apoyo internacional? Puede que sí ¿Militar o civil? Indeterminable hoy.
Las cartas están en el aire.

Carlos Blanco G.
@carlosblancog