sábado, 1 de febrero de 2020

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, SÁBADO 01/02/2020

GIOCONDA CUNTO DE SAN BLAS: LA OIT VISITA A VENEZUELA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 6 minutos
“Los venezolanos exigen la liberación de Rubén González, sindicalista condenado por la justicia militar a 5 años y 9 meses de prisión tras reclamar mejoras salariales”. Titulares como este encabezaron las reseñas en los medios de comunicación venezolanos al producirse la noticia a mediados de agosto de 2019. Sin saberlo, en esas pocas palabras los reporteros vaticinaban la esencia de los puntos elaborados en el extenso documento que un mes más tarde publicaría la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre las condiciones laborales en la Venezuela “revolucionaria”, en respue... más »

GABRIEL BORAGINA: MITOS SOCIOPOLÍTICOS, CASO ARGENTINA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 7 minutos
A veces resulta interesante pararse a reflexionar sobre los mitos que anidan en la cabeza de los electores argentinos. Dicho análisis, especialmente cuando se conversa con personas comunes, revela significativamente el porqué de la desgracia de ciertos países como en el caso puntual que tratamos ahora: el de la Argentina. Por eso, me propongo reproducir (lo más textual posible) el diálogo con una persona que intentó controvertir mi análisis de la situación política que vive el país. Todo comenzó cuando expuse que: -En un país como Argentina, no es cuestión de culpar a los políticos... más »

ALFREDO M. CEPERO: CUANDO LA AVARICIA SE ENCUENTRA CON LA IGNOMINIA. CASO DONALD TRUMP

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 10 minutos
"Ésta, que alumbra y mata, es una estrella/Como que riega luz, los pecadores/Huyen de quien la lleva, y en la vida/Cual un monstruo de crímenes cargado/Todo el que lleva luz se queda solo". Poema "Yugo y Estrella" de José Martí. Considero necesario comenzar este trabajo aclarando que no estoy comparando a Donald Trump con José Martí. ¡Dios me libre de tamaña blasfemia! Martí es como la estrella solitaria de nuestra bandera. Brilla con luz propia y nadie puede ser comparado con él. Sobre todo entre nosotros los que cubanos que, privados de patria, nos hemos refugiado en la epopeya ... más »

RICARDO GIL OTAIZA: 2019, A CUENTAGOTAS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 18 minutos
12 de enero. Trato de no pensar, de no hacerme de la idea de todo lo que acontece en Venezuela. En otras palabras: caerme a mentiras, ocultarme, meter la cabeza en la arena, escaparme de la realidad… Como si fuera tan fácil. La crisis está presente en todos los aspectos de nuestras vidas. Es como una epidemia que cunde por doquier. 14 de enero. A veces me siento como un boxeador a quien le han dado un certero puñetazo en el rostro, dejándolo tirado en la lona, sin posibilidad alguna de levantarse. No sé si tenga fuerzas para resistir tanto. La lectura es un buen bálsamo, pero a v... más »

JESÚS GONZÁLEZ BRICEÑO: DESVERGONZADO, APÁTRIDA Y GAMBERRO ¿QUIEN ES EL PERSONAJE?.

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 20 minutos
Adivina, adivinador, es difícil de encontrar un personaje tal que reúna estas condiciones, en nuestro país lo ha habido, pero en la actualidad los hay a montón, los lacayos han existido y los habrá a futuro porque en la viña del señor, se encuentran de toda calaña, es así el género humano, hechos de imperfecciones y virtudes. La desvergüenza, el deshonor y la deslealtad son los atributos de las personas e instituciones que corrompen la esencia del ser humano y de la nación. DESVERGONZADO, maledicente consuetudinario, impúdico en sus alegatos, y sinvergüenza, no quedará impune, por... más »

RONNY PADRÓN: GUAIDÓ, IMPROVISADO, ESCASO Y TARDÍO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 24 minutos
Muy deplorable que sea ese el final de una de las más brillantes oportunidades de restaurar el orden constitucional en Venezuela desde aquel aciago 11 de abril de 2002. Pero más pudo el compromiso non sancta con la Organización Criminal Electoral (oposición oficial) esa que le abrió las puertas de la «fama» que el deber constitucional de encabezar la gesta por la liberación nacional y poner fin al vigente genocidio. Que ahora pretenda remendar el capote huyendo al extranjero amparado en un discurso de rectificación se nos antoja irrelevante y burlesco. Porque el daño causado es inc... más »

GIOCONDA CUNTO DE SAN BLAS: LA OIT VISITA A VENEZUELA

“Los venezolanos exigen la liberación de Rubén González, sindicalista condenado por la justicia militar a 5 años y 9 meses de prisión tras reclamar mejoras salariales”. Titulares como este encabezaron las reseñas en los medios de comunicación venezolanos al producirse la noticia a mediados de agosto de 2019. Sin saberlo, en esas pocas palabras los reporteros vaticinaban la esencia de los puntos elaborados en el extenso documento que un mes más tarde publicaría la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre las condiciones laborales en la Venezuela “revolucionaria”, en respuesta a la queja formulada por Fedecámaras sobre la inobservancia del régimen en relación a métodos para la fijación de salarios mínimos (convenio 26), libertad sindical y protección del derecho de sindicación (convenio 87), y consulta tripartita (convenio 144).

La Comisión designada al efecto por la OIT examinó los asuntos planteados desde la doble perspectiva de las organizaciones de patronos y de trabajadores. Es de resaltar que Venezuela es miembro fundador de la OIT y cuenta con 54 convenios ratificados, resoluciones que a partir del año 2000 han sido irrespetadas por el régimen a través de gravísimas injerencias en los asuntos internos de las organizaciones sindicales.

El reciente documento de la OIT es demoledor. Con abundancia de pruebas, en sus 256 páginas la Comisión denuncia las violaciones a convenios firmados por el Estado; alerta sobre el persistente hostigamiento a Fedecámaras y sus afiliados, y a sindicatos no afines al Gobierno; da fe del favoritismo y la promoción de organizaciones paralelas para suplantar las legítimas; denuncia la impunidad a actos de violencia, amenazas, persecución, estigmatización, intimidación, así como vulneraciones de las libertades civiles, sufridas por sus dirigentes y miembros.

El documento de la OIT da plazo al régimen hasta el 1/9/2020 para cumplir con las exigencias planteadas. Por supuesto, nada de esto parece preocupar al régimen. En cuanto a los reclamos sobre fijación de salario mínimo y comisión tripartita (convenios 26 y 144), el primer incremento de 2020 fue anunciado el 10 de enero de manera unilateral, como también lo han sido los más de 20 aumentos aprobados desde 2014.

Aumentos que, por lo demás, están lejos de cumplir con el artículo 91 de la Constitución vigente: “Todo trabajador tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales… El Estado garantizará a los trabajadores del sector público y del sector privado un salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las referencias el costo de la canasta básica”. Dicha canasta en diciembre de 2019 sumó la cantidad de Bs. 27,3 millones (US$ 546 o 182 salarios mínimos). Pero el salario mínimo aprobado por el Ejecutivo hace pocos días apenas equivale a US$ 3 mensuales, muy por debajo del límite de pobreza extrema, el más bajo de la región, incluso inferior al de Cuba, donde un obrero gana no menos de 16 dólares.

En relación a los reclamos sobre actividad sindical (convenio 87), desde 1999 aproximadamente 150 sindicalistas han sido sometidos a juicios penales, muchos de ellos en la jurisdicción militar, lo que constituye una violación grave de derechos humanos. Algunos han sido juzgados en libertad, pero bajo régimen de presentación periódica por años; otros sujetos a restricciones en la libertad de tránsito por el país, salida al exterior o participación en concentraciones o protestas de cualquier tipo.

El informe de la OIT resalta el caso de Rubén González, secretario general de Sintraferrominera, sobre quien ha recaído la furia gubernamental no solo para inhibir su acción sindical sino como ejemplo disuasorio de la actividad sindical en general.

El odio contra Rubén González ha llegado al punto de negarle asistencia médica oportuna a las graves dolencias de salud que en estos momentos sufre en su injusta prisión. Es esta una forma más de tortura y violación de derechos humanos por un régimen que ya no se preocupa siquiera en guardar las formas.

Este es el gobierno que se precia de “obrerista”, mientras persigue, encarcela, exilia a dirigentes sindicales y patronales, destruye al país y convierte en indigentes a su gente, al punto de provocar el éxodo de más de 4 millones de venezolanos. Ante esto debemos reaccionar.

Gioconda San-Blas 
gsanblas@gmail.com
http://giocondasanblas.blogspot.com 
@daVinci1412

GABRIEL BORAGINA: MITOS SOCIOPOLÍTICOS, CASO ARGENTINA

A veces resulta interesante pararse a reflexionar sobre los mitos que anidan en la cabeza de los electores argentinos. Dicho análisis, especialmente cuando se conversa con personas comunes, revela significativamente el porqué de la desgracia de ciertos países como en el caso puntual que tratamos ahora: el de la Argentina. Por eso, me propongo reproducir (lo más textual posible) el diálogo con una persona que intentó controvertir mi análisis de la situación política que vive el país.

Todo comenzó cuando expuse que:

-En un país como Argentina, no es cuestión de culpar a los políticos exclusivamente ya que, como tantas veces hemos dicho, ellos son parte y resultado de la sociedad de la cual emergen, son un subproducto cultural de la misma-.

En ese punto, alguien del público intentó cuestionar mi afirmación diciendo lo siguiente:

-Es relativo. Los políticos manejan la educación, mantienen bruta a la gente para manipularla, sumirla en la pobreza y lavarle el cerebro para que los vuelvan a votar. Y encima esa gente se reproduce a alta tasa, en pocas décadas, te definen el futuro de un país-

Si bien la crítica estaba bien orientada, sin embargo, no llegaba al fondo del asunto y no resultaba del todo exacta.

Con el propósito de hacerle ver más profundamente el tema y no caer en lo que hubiera sido una conclusión absurda a la que llegaría lo que esa persona acababa de decir, le formulé la siguiente pregunta para observar si por si misma reconocía lo defectuoso de lo que estaba diciendo:

- ¿Y quién manejó la educación de los que después llegaron a ser políticos? -

Pero la persona en materia no captó su propio superficial razonamiento y se quedó encerrada en su inconsistente afirmación, lo que muestra su respuesta a mi pregunta:

-Otros políticos. Por eso, es relativo. -

Traté entonces de ser más explícito en mi intento de ayudarla a que se diera cuenta de lo ligero de lo que estaba diciendo y sobre todo de la manera falaz en la que trataba de razonar y le manifesté:

-Pero si los políticos manejaron la educación de los otros políticos estos nunca podrían haber llegado a ser políticos porque hubieran sido brutos, manipulados, pobres y con el cerebro lavado, es decir, nunca hubieran podido haber llegado a ser políticos, y -además- se hubieran reproducido a altas tasas en pocas décadas y hoy seriamos todos políticos. ...siguiendo tu razonamiento claro. -

Al contestarme reveló otra falacia e ignorancia generalizada de cómo se maneja la educación en la Argentina. Veamos lo que respondió:

-Los políticos no van a escuelas públicas, perdón, me equivoqué. Lo que pasa es que ser político es fácil y cómodo, los que llegan acomodan a sus familiares y se perpetúan en el poder. -

Mas allá de la mezcolanza que hacía semejante respuesta revelaba no sólo una mentalidad al extremo prejuiciosa sino también muy ignorante. Aun así, intenté ayudar a dicha persona a razonar y de paso ilustrarla en ciertos puntos y le dije:

-Soy profesor. Te cuento que los contenidos y programas de las instituciones educativas públicas y privadas tienen que ser aprobados por el ministerio de educación que es del "estado". Así que en el fondo son lo mismo. No todos los políticos *llegan* como decís. La mayoría no llega. Té aclaro: no soy político-

No hubo más respuestas de mi interlocutora.

No consideré necesario abundar en cuanto a que muchos de los políticos (contrariamente a lo que ella sostenía) si habían concurrido a las escuelas "públicas", por lo que decidí hacerle advertir el trasfondo del punto, que era que -en definitiva- toda la educación en Argentina es estatal (mal llamada "pública") porque lo que en aquellas se enseña (y no se enseña) esta digitado por el gobierno a través de los ministerios o secretarías (según el caso) de educación que, en realidad, son de deseducación.

El coloquio, de todos modos, fue significativo por cuanto confirma que los mitos socio-políticos de antaño siguen tan vigentes entre la gente común como nunca, pese a la gran difusión que han tenido quienes procuraron deshacerlos, entre los cuales he tratado de aportar mi pequeño granito de arena.

Y entre esos mitos que revela el intercambio reproducido se encuentra el que sigue creyéndose que hay una educación "pública" a la cual sólo asisten los pobres e ignorantes y no los ricos. Se sigue entendiendo que la educación se limita a la escuela primaria (mi oponente no cuenta como educación ni el colegio secundario ni la universidad, ámbitos donde también el estado-nación extiende sus tentáculos).

Aclaré a mi interlocutora que no soy político porque evidentemente desconocía toda mi obra, y pensaba que mi afirmación quería constituir una defensa a la clase política cuando lejos estaba y estoy de ello.

También el breve intercambio sirvió para poner de manifiesto que el común de la gente se considera víctima de los políticos y a estos sus victimarios. Este pensar podría quizás tener algún justificativo en regímenes dictatoriales, pero no cabe la menor duda que no conserva ninguna validez en lugares donde al menos formalmente (como en la Argentina) cada cuatro o dos años se vota para presidente, gobernadores y legisladores respectivamente.

En todo caso, resulta medio extraño -en el argumento de mi opositora- que las víctimas voten a sus victimarios sin que les quepa ningún grado de culpa en lo que están haciendo. No corresponde sostener, después de cierto tiempo y cierta regularidad votando en las urnas, que la consecuencia de absolutamente todas las elecciones se deba a un estado de ignorancia permanente e irreversible (como daba a sugerir aquella) ya que no es en modo alguno así. Si, en cambio, puede decirse que las secuelas de la gran mayoría de las elecciones políticas en Argentina son fruto de errores y, muchas veces, graves de los votantes, pero no se puede confundir ligeramente error con ignorancia pese a que tengan -en muchos casos- las mismas consecuencias.

La educación sigue siendo la clave del problema, pero no se agota en la educación formal sino también alcanza a la informal. Se parcializa mucho el análisis si -como sucede popularmente- por "educación" se considera exclusivamente la primaria y de las escuelas mal llamadas públicas.[1]

[1] Ver nuestra obra la educación

Gabriel Boragina
gabriel.boragina@gmail.com
@GBoragina
Argentina

ALFREDO M. CEPERO: CUANDO LA AVARICIA SE ENCUENTRA CON LA IGNOMINIA. CASO DONALD TRUMP

"Ésta, que alumbra y mata, es una estrella/Como que riega luz, los pecadores/Huyen de quien la lleva, y en la vida/Cual un monstruo de crímenes cargado/Todo el que lleva luz se queda solo".  Poema "Yugo y Estrella" de José Martí.

Considero necesario comenzar este trabajo aclarando que no estoy comparando a Donald Trump con José Martí. ¡Dios me libre de tamaña blasfemia! Martí es como la estrella solitaria de nuestra bandera. Brilla con luz propia y nadie puede ser comparado con él. Sobre todo entre nosotros los que cubanos que, privados de patria, nos hemos refugiado en la epopeya de su vida para recuperar la libertad perdida. Cito el poema para ilustrar la alucinante comedia en que se ha convertido el juicio político del Presidente Trump en ese teatro de lo absurdo en que los demócratas han convertido al Capitolio de los Estados Unidos.

Ahora, podemos entrar en materia empezando por la avaricia de John Bolton. Durante más de veinte años este hombre ha sido una de las principales voces del movimiento conservador en los Estados Unidos. Yo he sido uno de sus admiradores y no me arrepiento de haberme contado entre ellos. Pero hoy me doy de baja porque sólo los necios persisten en un error cuando éste es puesto al desnudo por los hechos. Y el hecho es que John Bolton ha optado por renunciar a sus principios conservadores para promover un mamotreto que añadirá millones a su cuenta bancaria.

Parte de esa promoción ha consistido en filtrar al New York Times, el libelo que a estas alturas sigue defendiendo a la tiranía castrista, segmentos de su libro sobre su período como asesor de Seguridad Nacional del Presidente Trump. En el libro, Bolton acusa a Trump de condicionar la ayuda militar a Ucrania a la investigación de actos de corrupción por parte de Joe Biden y de su hijo Hunter. Una acusación que me molesta pero que no me asombra porque, como Francisco de Quevedo y Villegas, he comprobado durante mi ya larga vida que :"Poderoso caballero es don dinero".

Para complicar aún más la situación del presidente, Bolton ha manifestado su disposición a comparecer como testigo ante los acusadores de Trump en el Senado. Como era de esperar, los 47 senadores demócratas han dicho estar interesados en que comparezca, pero necesitan 4 senadores republicanos para completar la cantidad requerida de 51 que les permita convocar testigos. Es así como nos encontramos con la ignominia de la posibilidad de cuatro republicanos dispuestos a traicionar al presidente de su propio partido y hacer causa común con sus enemigos demócratas. Sin embargo, el único delito que ha cometido Donald Trump es el de hacer luz en la noche tenebrosa del pantano pestilente de Washington y por esa razón, como el personaje de "Yugo y Estrella", se ha quedado solo.

Los senadores republicanos Lisa Murkowski, Susan Collins, Mitt Romney y Lamar Alexander han mostrado interés en escuchar el testimonio de Bolton. El peligro de abrir las sesiones al testimonio de testigos es que podría prolongar el juicio en el Senado por varios meses. Una despiadada tortura de inquisición política si consideramos que Trump fue investigado y hostigado por más de dos años por Robert Mueller y su cohorte de abogados partidarios de Hillary Clinton sin encontrarle delito alguno.

Ahora bien, ya sabemos que la izquierda es mala perdedora. Cuando Trump fue exonerado de conspirar con Rusia lo acusaron de suspender la ayuda militar a Ucrania si Kiev no investigaba la corrupción de Joe Biden y de su hijo Hunter. Todo esto es una farsa y los demócratas lo saben, pero podría conducir a obstruir  la labor de Trump como presidente y debilitarlo como candidato en las elecciones de noviembre. Precisamente el objetivo de Chuck Shumer, Nancy Pelosi y de la "escuadra" izquierdista encabezada por la fanática Alexandria Ocasio-Cortéz.

Pero lo más condenable en la conducta de estos senadores republicanos son las motivaciones personales de algunos de ellos. Mitt Romney, por ejemplo , ha demostrado ser un mal perdedor. No ha sido capaz de aceptar la derrota frente a Barack Obama en 2012 y no le perdona a Trump su victoria sobre Hillary en 2016. Ahora, como senador por el estado de Utah, está haciendo el ridículo atacando a Donald Trump, un presidente con una larga lista de éxitos en el servicio del  pueblo norteamericano.

Romney, por otra parte, perdió porque no fue capaz de atacar los flancos débiles de Obama. Por ejemplo, cuando la periodista de CNN, Candy Crowley, salió en defensa de Obama durante la comparecencia televisada, Romney no fue capaz de enfrentarla. No tuvo el coraje de hacer lo que hizo Ronald Reagan cuando los moderadores trataron de limitar su tiempo. El entonces candidato les dijo:"yo he pagado por este micrófono y no me callo". Sin dudas, Romney no es Ronald Reagan, por eso se comporta como un mal perdedor.

Por otra parte, el caso de Lisa Murkowski es una muestra de ingratitud ante los beneficios que ha recibido su estado de Alaska del Presidente Trump. En concordancia con su política de independencia energética, el presidente ha declarado abiertos a la exploración de petróleo y gas natural una extensión de  UN MILLÓN, 600 MIL ACRES en ese estado. Con esta decisión la economía de Alaska alcanzará niveles de desarrollo desconocidos hasta el momento. Pero la gratitud de esta mujer no se ve por parte alguna.

Los casos de Susan Collins y de Lamar Alexander obedecen a razones totalmente distintas.  La Collins representa un estado con mayoría demócrata que la obliga a mantener una política centrista que le permita la reelección. De ahí su renuencia a apoyar algunas de las posiciones conservadoras de Trump o de declararse su partidaria incondicional en este juicio político. Lo que demuestra que, para los políticos, es más importante mantener el poder que hacer lo correcto.

Lamar Alexander, senador por el estado de Tennessee, es un hombre de 79 años a punto de retirarse del Senado en el mes de noviembre. Su voto es una interrogante porque siempre ha mantenido posiciones moderadas tanto en el Senado como en el Partido Republicano. Sin dudas está a la izquierda de Donald Trump. La esperanza es que su amistad con el líder del Senado, Mitch. McConnell, lo mantenga junto al presidente en el curso de este juicio político.

De todas maneras, quienes hemos seguido por estos tres años al Presidente Trump estamos seguros de que sabrá salir airoso de este reto a su presidencia. Que en los momentos difíciles que se le avecinan, hará como el personaje de "Yugo y Estrella" y dirá: "Dame el yugo, oh mi madre, de manera/Que puesto en él de pie, luzca en mi frente/Mejor la estrella que ilumina y mata" .

Alfredo M. Cepero
alfredocepero@bellsouth.net
@AlfredoCepero
La Nueva Nación 

RICARDO GIL OTAIZA: 2019, A CUENTAGOTAS

12 de enero. Trato de no pensar, de no hacerme de la idea de todo lo que acontece en Venezuela. En otras palabras: caerme a mentiras, ocultarme, meter la cabeza en la arena, escaparme de la realidad… Como si fuera tan fácil.

La crisis está presente en todos los aspectos de nuestras vidas. Es como una epidemia que cunde por doquier.

14 de enero. A veces me siento como un boxeador a quien le han dado un certero puñetazo en el rostro, dejándolo tirado en la lona, sin posibilidad alguna de levantarse.

No sé si tenga fuerzas para resistir tanto. La lectura es un buen bálsamo, pero a veces ni siquiera puedo leer.

Ya no tengo la paz espiritual; el sosiego de antes.

17 de enero. Avanzo con premura en la lectura del libro El maestro de esgrima de Pérez-Reverte. Me gusta la manera cómo retrata a los personajes: sus descripciones son espléndidas, vigorosas, plenas de vida. Igual con las locaciones y los ambientes. Esta cualidad les da valor agregado a sus narraciones, sumergiéndonos con maestría en mundos de fábula. Una vez comenzada la lectura, es imposible es no seguirle con pasión. Logra el autor atraparnos en sus historias con tal fuerza, que de pronto nos vemos insertos en otras dimensiones que enriquecen nuestras vidas. En este autor se cumple a cabalidad con el fin último de la literatura: complementar las deficiencias de la existencia (Vargas Llosa, dixit).

20 de enero. Quiéralo o no, en cada texto el autor se desnuda. Sea o no de naturaleza autobiográfica, lo que escribimos nos muestra desde adentro; somos lo que plasmamos en el papel o en la página electrónica. Algunos lectores aprecian este hecho, y en sus comentarios nos hacen ver la importancia de mostrarnos sin poses (caretas abajo). Lo que llevamos dentro sin adornos innecesarios suele ser valor agregado en nuestros escritos. En lo personal creo disfrutar más aquellos textos que emergen como una suerte de catarsis, y siento que me libero de pesos sobrevenidos que agregan imposturas al pensamiento.

22 de enero. Hace un par de días terminé de leer El maestro de esgrima y quedé gratamente impactado. Leí con verdadero arrebato las últimas 100 páginas y no pude parar hasta llegar al final. Con esta lectura consolido el criterio que tengo sobre Pérez-Reverte: “una portentosa pluma”. Logra el autor una historia de gran belleza que nos lleva de la mano por una época un tanto oscura (finales del siglo XIX español). Es un libro espléndido, rico en imágenes, escrito con soltura y mucha gracia. Al igual que otros críticos, lo considero un verdadero clásico que, por cierto, fue llevado a la gran pantalla. En estos momentos me encuentro a la caza de otra buena lectura. Por lo pronto comencé a leer Leonora, de la autora mexicana (nacida en París) Elena Poniatowska, que nos cuenta la historia de Leonora Carrington, relevante pintora surrealista cuya vida fue todo un torbellino. Con esta novela ganó la autora el Premio Biblioteca Breve 2011 (de la editorial Seix Barral). El libro no termina de atraparme todavía, aunque con lentitud ya me acerco a ese punto crucial que define el proseguir en una obra, o el regresarla de nuevo al anaquel. Aspiro lo primero, sin duda, ya que necesito a mi mente ocupada para no hundirme en la depresión.

24 de enero.Ya le tomé el pulso a la lectura de Leonora de Elena Poniatowska, y avanzo a buen ritmo. Resulta sorprendente la vida de la protagonista (ficción aparte), por todos esos elementos que la hacen excepcional. La autora alcanza con esta obra una importante cima y un lugar (quizá) imperecedero en las letras hispánicas. Sus libros en general nos retratan grandes personajes (en especial del sexo femenino), y en esto reside su huella y su sello personal.

La crisis nacional avanza a pasos acelerados a un punto de no-retorno.

Ricardo Gil Otaiza 
rigilo99@hotmail.com
@GilOtaiza
@ElUniversal

JESÚS GONZÁLEZ BRICEÑO: DESVERGONZADO, APÁTRIDA Y GAMBERRO ¿QUIEN ES EL PERSONAJE?.

Adivina, adivinador, es difícil de encontrar un personaje tal que reúna estas condiciones, en nuestro país lo ha habido, pero en la actualidad los hay a montón, los lacayos han existido y los habrá a futuro porque en la viña del señor, se encuentran de toda calaña, es así el género humano, hechos de imperfecciones y virtudes. La desvergüenza, el deshonor y la deslealtad son los atributos de las personas e instituciones que corrompen la esencia del ser humano y de la nación. 

DESVERGONZADO, maledicente consuetudinario, impúdico en sus alegatos, y sinvergüenza, no quedará impune, por sus faltas cometidas 

Y el APÁTRIDA, es muy fácil encontrarlo diariamente a nuestro paso, la historia está llena de este tipo de personas, traicionan a su linaje, su comunidad y su nación por un puñado de monedas de oro, plata y níquel.  La traición no tiene precio y la ocasión la pintan calva para sacar provecho personal y de su tribu.  

Hay millones que no quieren ni respetan su gentilicio o el lugar en que habitan, no sienten compasión, misericordia ni respeto por sus habitantes y visitantes, no obstante haber   cientos de millones de inmigrantes, la gran mayoría de ellos, la han amado y servido, y lo seguirán haciendo hasta el fin de sus vidas, correspondiendo a la hospitalidad y bonhomía de sus anfitriones.  

Muchos países han sido construidos por etnias de otras latitudes, los anales históricos   están llenos de numerosos ejemplos de gente foránea, forjadora de progreso, bienestar y soberanía. El nuestro es un caso palpable, pleno ha estado y preñado está de nombres y apellidos de diferentes razas, color, religión, credo y costumbres enriqueciendo su patrimonio histórico. Empero, el Apátrida que lo reniega, entrega sus riquezas y su responsabilidad ciudadana, es vergonzoso, aberrante, repudiable e inepto, al máximo  

Del GAMBERRO O GAMBERRA, por ser pareja y corresponsables, tienen esta definición en nuestra lengua castellana, al renunciar a sus obligaciones cívicas, como persona o magistrado, entregarlas, sin razón de ser, vilmente, a extranjeros, para que, en vez de él, cumplan sus obligaciones, violando los derechos humanos, las normas de conducta, deberes y usurpando los bienes de las arcas nacionales, en contradicción con las normas fundacionales y constitutivas de su nación. 

La calificación de Desvergüenza, Traición a la Patria y Servilismo de un autoproclamado gobernante, es la peor condición atribuible al personaje en cuestión, convirtiéndolo en un adefesio despreciable, cínico, Insolente…  tan solo comparable con la peor traición de la humanidad y al desprecio de sus semejantes. Su inconmensurable castigo aún no escrito en las leyes penales.  

Este personaje se une a otros históricos como la Malinche, traidora del   pueblo azteca; a Marco Bruto, asesino de Julio César; a Efialtes de Tesalia en el mundo griego; a Judas Iscariote con la traición a Jesús de Nazareno; la de Edward Snowden a la inteligencia estadunidense; la sempiterna traición al pueblo martiniano y muchos otros farsantes que vendieron su honor e investidura por un puñado de monedas. Vender su patria- que no la es, al mejor postor, para aferrarse al poder usurpado, es un hecho oprobioso y abominable 

Jesús González Briceño
jesusrafael768@gmail.com
@jesusgonzalezbr  

RONNY PADRÓN: GUAIDÓ, IMPROVISADO, ESCASO Y TARDÍO

Muy deplorable que sea ese el final de una de las más brillantes oportunidades de restaurar el orden constitucional en Venezuela desde aquel aciago 11 de abril de 2002. Pero más pudo el compromiso non sancta con la Organización Criminal Electoral (oposición oficial) esa que le abrió las puertas de la «fama» que el deber constitucional de encabezar la gesta por la liberación nacional y poner fin al vigente genocidio.

Que ahora pretenda remendar el capote huyendo al extranjero amparado en un discurso de rectificación se nos antoja irrelevante y burlesco. Porque el daño causado es inconmensurable tanto como las miles de vidas que se han perdido desde su negligencia criminal al ocupar un cargo de tal importancia, indispuesto como está para ejercerlo a cabalidad, sobremanera en la actualidad empeñado en no cederlo a quien sí pudiere.

Porque el enfrentar al Estado Criminal Socialista implica siempre exponer todo, incluso la propia vida, en especial para la vanguardia. Obviamente quien funja de Presidente Encargado será siempre el más exigido. Pero el prenombrado tenía otros planes. Veamos.

Dedicarse todo un año a cualquier cosa menos a hacer aquello para lo cual fue designado, desoyendo multitud de voces autorizadas que le conminaban a retomar el rumbo, no puede menos que servir de base para desconfiar. E incluso desdeñar cualquier tratativa política de este personaje, sobremanera cuando la ejecución se manifiesta desordenada.

¿Quién en su sano juicio aprobaría una gira presidencial internacional en ausencia de sus embajadores?

¿Cómo apoyar a quien está negado incluso ahora a solicitar públicamente apoyo internacional con fundamento constitucional, dirigido a cesar un genocidio protagonizado por terroristas, traficantes de drogas y/o ladrones?

¿Qué grado de confianza puede inspirar aquel Presidente que solo buscó ayuda internacional cuando perdió su propio despacho, sin que le importare hasta entonces la tragedia humana que pudo evitar desde hacía ya un año?

Un pronto exilio dorado se nos antoja como la mejor aportación de este oportunista, cuando menos para acelerar la aparición de un nuevo liderazgo criollo que destaque ahora por su virtud y no por sus vicios ¡Prohibido Olvidar!

Ronny Padrón
caballeropercivall@gmail.com
@caballeroperci