domingo, 1 de noviembre de 2015

OVIDIO PÉREZ MORALES, 6D, APERTURA

El 6D será la caída del muro venezolano, que tiene encerrado al país en un proyecto ideológico-político inviable y en un ámbito en que imperan el desabastecimiento, la corrupción, el autoritarismo, la inseguridad y lo narco en diversas formas.

La jornada electoral de diciembre constituirá, por tanto, la apertura nacional a un efectivo y solidario desarrollo económico, a una convivencia política democrático-pluralista, a una auténtica recuperación ético-cultural.
Como un aporte a la actitud con que, de modo positivo y comprometido, hemos de afrontar esa trascendental jornada, expongo a continuación cinco elementos fundamentales.
Primero, oración. Quienes creemos en Dios invoquemos su amorosa y fuerte asistencia, a fin de que los venezolanos nos reencontremos para construir juntos esta patria, que nos ha regalado. Él nos hizo libres y nos ha planteado la historia como tarea, pero no es menos cierto lo que dice el salmo  127: “Si el Señor no construye la casa, en vano se afanan los constructores; si el Señor no guarda la ciudad, en vano vigila la guardia”. Misteriosa paradoja: pidamos lo que debemos hacer. A  la oración individual –a la cual  hemos de unir el ayuno y obras de misericordia- juntemos la comunitaria, también en expresiones ecuménicas e interreligiosas.
Segundo. Voto. Acudamos todos a votar, convencidos de que la alternativa puesta al país es extremadamente grave, dramática. Se trata de escoger entre proyecto totalitario o democracia; desarrollo integral o empobrecimiento global; progreso económico, o parálisis improductiva y hambreadora; estado de derecho o reino de la arbitrariedad;  respeto de la persona y sus derechos fundamentales o masificación deshumanizante;  cultura de calidad  ética y espiritual o dogmatismo y praxis de signo materialista.
Tercero. Entusiasmo. Vivir y difundir júbilo por lo que traerá de positivo y esperanzador esa jornada. Alentar un clima de contagiosa alegría, de confianza en la capacidad de los venezolanos para grandes causas. Que corran aires de compartir, de encuentro colectivo, y resuenen consignas no ya de enfrentamiento, odio y retaliación, sino de reconocimiento fraterno y disposición a un caminar juntos el futuro nacional. La caída del Muro de Berlín  fue fruto de un tsunami festivo, de una multitudinaria alegría.
Cuarto. Fortaleza. Disponernos con lucidez, vigilancia y entereza para que la jornada transcurra y concluya con seriedad, respeto mutuo y estricto cumplimiento de la escogencia libre ciudadana. Participar de modo responsable y eficaz para asegurar una secuencia pacífica, desde la conformación de las mesas de votación hasta la  proclamación de los legítimos resultados. No se trata simplemente de emitir el voto, sino de garantizar su efecto. A la Fuerza Armada le impone la Constitución una estricta coherencia institucional, consciente de que a quien se deben los militares, no es a un partido, una cúpula, un gobierno, sino al soberano, a la República. El proceso ha estado plagado, lamentablemente, de vicios, abusos y corruptelas oficiales, pero eso, antes que debilitar  el espíritu ciudadano tiene que  fortalecerlo.
Quinto. Trabajo. Los venezolanos debemos entender que el 6D es el inicio de un proceso de apertura y no la exhibición del producto acabado. Inaugura un tiempo muy exigente, en el que estamos obligados a echar adelante corresponsablemente el país con sabiduría, constancia, coraje y paciencia. Se requerirá gran generosidad, disponibilidad y espíritu de servicio. Quienes estén al frente de órganos de poder, partidos, organizaciones, asociaciones y comunidades han de entender que la suerte del pueblo, especialmente del más débil y necesitado, les exige una gran dosis  de solidaridad, entrega y sacrificio.
El 6D será la apertura de puertas y ventanas hacia el futuro de Venezuela, “casa común” de y para todos los aquí nacidos o sembrados. Venezuela una y unida, no “a pesar de” nuestras diferencias, sino “precisamente por y con” ellas.  Con sus diversos rostros. Multicolor. Polifónica.
Ovidio Perez Morales
ovidioperezmorales@gmail.com
@OvidioPerezM

Arzobispo-Obispo Emérito de Los Teques

ANTONIO SÁNCHEZ GARCÍA, ELOGIO DE LA EXCELENCIA, ELOGIO DEL LIBERALISMO

Un elemental recuento de las ideas que a lo largo de la historia de la civilización occidental, desde los orígenes del cristianismo hasta nuestros días, lograron imponerse, convertirse en lo que Gramsci llamaba ideas fuerzas –aquellas capaces de poner en movimiento los anhelos y empeños colectivos– y terminaran por arrollar a cualquiera otra que se asomara a competir con ella tiene que concluir necesariamente en que de todas ellas, la que terminó por aplastar cualquier otra, fue la de la igualdad.

No se entiende al cristianismo sin la pulsión existencial hacia la igualdad. Ni ninguno de los grandes movimientos sociales que sacudieran la Edad Media ni las revoluciones agrarias y corporativas de la Edad Moderna sin el trasfondo de la desesperada búsqueda de la igualdad. A cualquier precio. No se hable de aquellas desatadas a partir de la Revolución francesa, que jalonan todo el siglo XIX de convulsiones sociales igualitaristas. Hasta culminar en el socialismo de todo signo: el revolucionario, marxista, bolchevique y todos sus derivados. Y el socialismo apaciguado por el peso de lo real: el de la socialdemocracia.

Esa idea fuerza enhebra como un hilo rojo las convulsiones sociales que han estremecido a la humanidad, por lo menos desde la caída del Imperio Romano y la ascensión del cristianismo en Occidente: la desesperada búsqueda por imponer la igualdad entre los hombres. Por cuya consecución se han derramado los mayores torrentes de sangre, se han librado las más espantosas guerras, se han sacrificado generaciones enteras.

En el otro extremo, y afincada en la realidad misma, lejos del barullo de idealismos y proyecciones utópicas, se ha impuesto una realidad que ha sido, sin embargo y por contradictorio que ello suene, el motor de esa desesperada búsqueda de la igualdad: la libertad. Motor de la historia. Pues abriéndose paso el hombre por los espacios de su libertad conquistada a la sombra de la generación de obras materiales, en la silenciosa y tozuda creación de riqueza, en la erección de monumentales obras de ingeniería y extraordinarias obras de arte, el hombre, no en expresión de su igualdad, de aquello común genéricamente a su especie, sino en su particularidad, en su genio único y exclusivo, en su subjetividad y no en su identidad colectiva, tribal, es quien ha hecho posible lo que hemos llegado a ser. Incluso igualitaristas.

Nada de lo que hoy somos se lo debemos al socialismo, que según sus teóricos debía ser la superación del capitalismo. La sociedad perfecta. Todo lo que somos se lo debemos al capitalismo. Basado primariamente en la libertad, y por derivación lógica, en la igualdad. Y en cuyo sistema ésta viene a ser el producto del esfuerzo individual sobre las potencialidades desatadas por la única igualdad verdaderamente provechosa: la igualdad de oportunidades. No la igualdad impuesta a macha martillo, estatal, policial, dictatorialmente, mediante la nivelación hacia abajo, la liquidación de los esfuerzos individuales y la aniquilación de las diferencias específicas que determinan la existencia del sujeto.

Siendo tan palmario que el motor de la riqueza es la libertad y no la igualdad, ¿por qué el hombre antes que la libertad persigue la igualdad, se nivela hacia abajo y no hacia arriba, detesta las idiosincracias y persigue  la colectivización, desprecia, persigue y hasta segrega y aniquila la excelencia –cultural, religiosa, política– y aprecia la mediocridad, privilegia la igualdad aun al precio de la libertad y es capaz de destruir sus mejores logros tras la ilusión de que la sociedad perfecta es aquella en donde impera el mínimo común múltiplo?

Pocos ejemplos más patéticos de esta pulsión igualitaria autodestructiva y mutiladora nos ha sido servida de manera ejemplar por el socialismo igualitarista de la medianía chavista al asalto de Pdvsa. Mientras se rigió por la meritocracia –el incentivo de la excelencia como premio al esfuerzo individual– fue una de las mejores y más productivas empresas del mundo. Bastó que le cayera encima la peste totalitaria del igualitarismo para arrastrarla a la ruina, aquella miseria en que todos somos iguales: lo mismo un burro que un gran profesor, como bien dice el tango. La invasión y el predominio de muchos, para medrar del producto de unos pocos.

¿No estará llegando la hora de apostar a la libertad de oportunidades, al premio a la excelencia, del respeto a la meritocracia? ¿No habrá llegado la hora de ponerle atajo al asalto igualitario del totalitarismo? ¿No estará sonando la hora del liberalismo?

De la respuesta depende nuestro destino.

Antonio Sanchez Garcia
sanchezgarciacaracas@gmail.com
‏@Sangarccs

Miranda - Venezuela

VICENTE BRITO, EL ACTUAL MODELO ECONÓMICO LLEVA A LA QUIEBRA DEL PAÍS, RED POR LA DEFENSA AL TRABAJO, LA PROPIEDAD Y LA CONSTITUCIÓN.

El actual modelo económico lleva a la quiebra del país. Cuando analizamos el empeño del gobierno en sostener el actual modelo, el cual está conduciendo a la quiebra económica del país. Este se fundamenta en sostener a toda costa un proyecto ideológico-político que consume grandes recursos sin que se observen resultados favorables que justifiquen su sostenimiento y se observa en la situación económica que vive el país con sus efectos en nuestra calidad de vida, lo cual se demuestra en los índices sociales y de desarrollo humano que nos colocan dentro del grupo de países en constante desmejora creciente.

Nuestras razones se basan en la cantidad de recursos públicos que nos han costado y cuestan el sostenimiento de este modelo tanto en dólares como bolívares, para cubrir no solamente programas de inversión para mejoras o ampliaciones de las empresas y proyectos públicos, así como para sostener sus elevadas y crecientes pérdidas operativas y financieras que aumentan mes a mes, con el agravante que las mismas empresas a las cuales se les inyectan estos elevados recursos vienen disminuyendo producción y productividad a la par que aumentan sus necesidades financieras.

Algunos voceros del gobierno, sostienen que este modelo aplicado es el mayor logro de la revolución y que el mismo nos va a convertir en "POTENCIA ECONÓMICA", al sustituir el modelo rentista, que según ellos es la razón de nuestros males, lo cual sucederá una vez que se superen las dificultades coyunturales que no ha permitido su desarrollo y crecimiento, sin entender la gravedad de la crisis y las graves limitaciones de consumo que padecen las familias Venezolanas, a las que nos ha llevado este modelo

Lamentablemente las desmejoras observadas en las instalaciones, maquinarias y equipos de esas empresas públicas, demuestran lo imposible que resulta lograr aumentar los niveles de producción a los que alcanzaron en épocas anteriores, muchos de ellos ya tienen mucho tiempo de uso y desgaste, existiendo en el mercado nuevos equipos con mayores niveles de capacidad y productividad, que nos colocan en desventaja competitiva para lograr mayores metas de producción y competir en los mercados internacionales.

Preocupa que el equipo económico del gobierno, no haya logrado un análisis exhaustivo de las realidades de este modelo ideológico-político que se basa en sostener un complejo empresarial público que ha fracasado en su responsabilidad de producir y cubrir las necesidades básicas de los Venezolanos. Al no elaborarse un diagnóstico, que facilite la urgente toma de decisiones que busque alternativas y soluciones a la problemática que causan las pérdidas económicas y limitada producción de estas empresas públicas. Lo podemos observar en las empresas básicas, cementeras, y cualquier otra que anteriormente lograron niveles de producción que alcanzaron cubrir la demanda nacional y vender a otros países parte de su producción por miles de millones de dólares. Hoy lo que exportamos es materia prima sin valor agregado como ocurre con el hierro y bauxita.

Lo mismo ocurre con otros productos que tenemos que importar y que antes la capacidad productiva de esas empresas permitía cubrir consumo nacional y exportábamos como son entre otros: cemento, arroz, café, pollos, atún, componentes de aluminio, estructuras de acero, cabillas, químicos, etc. Se alcanzaron niveles de exportación no petrolera en la década de los 90 que superaron los 8.000 millones de dólares anuales, casi la misma cantidad que hoy importamos de esos productos, favoreciendo el crecimiento y desarrollo de empresas de otros países en detrimento de nuestro aparato productivo y el empleo.

Se estima en casi un millón de puestos de trabajos adicionales, lo que se lograría crear con una política de sustitución de importaciones, favoreciendo la producción nacional, con lo cual mejoraríamos nuestra situación económica al dejar de importar y poder exportar. Esto significa aumentar entre 3 y 5 veces los niveles actuales de producción existentes actualmente en el país.

Lo triste es que sin recursos públicos para sostener el modelo económico actual, observamos cómo el gobierno lo justifica a plenitud, haciendo énfasis en las "mejoras sociales" para los Venezolanos sin entender que su permanencia en el tiempo, sigue minimizando la producción nacional y nos endeudamos aún más para el sostenimiento de este modelo que solo ha producido desmejora en calidad de vida a los Venezolanos, prueba de ello es la espiral inflacionaria, así como el continuo y creciente desabastecimiento.

Vicente Brito
vicent.brito@gmail.com
redporladefensaaltrabajo@gmail.com
@vicentejbrito
Presidente
Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución
Caracas-Venezuela

FERNANDO OCHOA ANTICH, EL RESCATE DE LA INSTITUCIONALIDAD MILITAR, LA RESPONSABILIDAD COMPARTIDA

Venezuela enfrenta una de las crisis más grave de su historia. En mi anterior artículo señalé, con verdadera angustia, la total ruptura de la moral ciudadana que ha significado el saqueo del erario público por una camarilla de civiles y militares. Esta gran verdad debe ser conocida por los integrantes de la Fuerza Armada Nacional. Justamente, ese es uno de los puntos más trascendentes del artículo: ¿Y los militares qué? publicado por Luis Ugalde, un ciudadano de excepción, que reconoce, con certeza, que sólo “unos centenares de altos oficiales son los que disfrutan de modo privilegiado y escandaloso de la apropiación privada del bien público de todos los venezolanos”. Los mayoritarios cuadros militares, que viven modestamente de su sueldo, deben reflexionar sobre la  causa por la cual pudieron ocurrir esos hechos y, otros de igual gravedad, sin que se tomaran las medidas disciplinarias del caso. No tengo la menor  duda en afirmar que la causa de esos vicios ha sido el debilitamiento institucional  y moral de Venezuela y en particular el de la Fuerza Armada Nacional.

En la constitución de 1999 se amplió, de una manera muy importante, el contenido del capítulo referente a la Fuerza Armada, aunque mantuvo la misma orientación doctrinaria que la constitución de 1961 pautaba en su artículo 132, al establecer “que la Fuerza Armada Nacional constituye una institución profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación  y asegurar la integridad  del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta constitución y la ley . En el cumplimiento de sus funciones está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna. Sus pilares fundamentales son la disciplina, la obediencia y la subordinación.  La Fuerza Armada  Nacional está integrada  por el Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional, que funcionan de manera integral  dentro del marco de su competencia  para el cumplimiento  de su misión”…
He querido transcribir el contenido de este artículo para que mis compañeros de armas puedan evaluar las grandes violaciones a la constitución nacional que se han cometido en las diferentes reformas de la ley orgánica de la Fuerza Armada aprobadas durante estos dieciséis años de gobierno y el permanente irrespeto a sus principios fundamentales  que realizan algunos jefes militares al declarar públicamente su compromiso ideológico con el chavismo y el Partido Socialista Unido de Venezuela, ignorando que el pluralismo político es uno de los principios fundamentales del sistema democrático, como lo establecen los artículos 2 y 6 de nuestra constitución y que la Fuerza Armada está al servicio del Estado y no de un gobierno en particular. Tampoco parecen entender que estas inaceptables declaraciones comprometen seriamente el respeto, la fe y la confianza de los venezolanos  en nuestra  Institución al vincularla con una posición ideológica determinada que la enfrenta con importantes sectores sociales.
El momento crucial que vive nuestra Patria exige de cada uno de los miembros de la Fuerza Armada un claro sentido de sus deberes militares y el necesario espíritu de cohesión interna para  evitar desviarse del cumplimiento de su misión institucional establecida constitucionalmente. Venezuela vive la más grave crisis económica de su historia, sin que el gobierno nacional  haya sido capaz, por temor a las consecuencias políticas, de tomar las  medidas requeridas para enfrentar tan graves circunstancias. Al mismo tiempo que nuestro pueblo enfrenta el inicio de un proceso de hiperinflación, que alcanzará  más de 200% al final de este año, con una caída del PIB de cerca del 10 %., en medio de una situación de absoluta escasez de medicinas y productos de primera necesidad, surge un proceso de violencia y anarquía que se expresa a través de la actuación de bandas criminales, que ideologizadas inicialmente  por el chavismo, ahora delinquen y enfrentan con todo tipo de armas a los cuerpos de seguridad del Estado causando temor y zozobra en la ciudadanía.
Los venezolanos se preguntan, como lo hace con gran tino el padre Ugalde en su artículo. ¿Qué pueden hacer los militares? Mis compañeros de armas deben conocer que esa pregunta no es difícil de responder: atenerse a la orientación democrática de nuestra constitución establecida en su artículo 6 que afirma: “El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y de las entidades políticas que la componen es y será siempre democrático, participativo, electivo, descentralizado alternativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables”  y rechazar con gran fuerza y cohesión interna  su utilización para irrespetar la voluntad popular expresada durante las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre. Los militares deben conocer que es absolutamente falsa la campaña, mantenida ilegalmente por Nicolás Maduro, que busca crear en los venezolanos la imagen de una oposición democrática dedicada a conspirar en contra de los intereses nacionales. La verdad, la única verdad es que son millones de venezolanos los que aspiran una solución pacifica, electoral  y democrática a la inmensa crisis nacional. Así ocurrirá…
Fernando Ochoa Antich
fochoaantich@gmail.com
@FOchoaAntich.

Caracas - Venezuela

ANTONIO JOSÉ GUEVARA Y BRUNILDE PALACIOS, ES IMPROCEDENTE LLAMAR AFRO DESCENDIENTES A LAS PERSONAS DE PIEL OSCURA QUE HABITAN EN AMÉRICA

Existen sobrados elementos que se siguen manejando con demasiada laxitud y tratando de escurrir el bulto sobre lo que ocurrió y que tiene que ver con el trato infamante del que fueron objeto seres humanos sometidos por la brutalidad y crueldad humana o por la codicia y la ambición de algunos actores dominados a imponer esa practicas inhumanas y crueles por las ansias de poder y mando, que conllevó en aquél mundo bizarro, donde todavía se mantiene esa práctica (Véase lo que pasó con Libia, Palestina, Iraq o Afganistán , y al parecer no hemos podido salir de esa pesadilla.
En verdad, no es nada fácil tratar de comprender ciertos asuntos, sus aspectos y las consecuencias de los  conflictos, porque las heridas no se han restañado, quedan abiertas cada vez que se repite la ocasión porque hasta que no haya de verdad un asumir las responsabilidades, y de resarcir los daños a tantos y tantas personas, víctimas de la crueldad humana y permitir que las cosas se puedan componer a futuro. Pero…, por ¿Dónde empezar, cuándo y en qué momento? Esperemos que esta reflexión aporte alguna idea, si fuere el caso, en cuanto algunas precisiones, en el que no es que salieron, porque fueron obligados, pero no fue el 12 de octubre, mucho antes, incluso antes de que  existieran los españoles y los portugueses, pero esa es otra historia más lejana. Los aborígenes llevaron lo suyo, igual que en África los negros,  aquí (en América) también fueron intercambiados por tribus que poseían relaciones hibridas y un sistema religioso demasiado cerrado. Tampoco hubo holocausto, es decir, no fue un sacrificio religioso donde se quemaba a una o varias víctimas, porque el fin no era exterminarlos como grupo por motivos de raza, religión o política o social. Estrictamente hablando tampoco hubo genocidio, el trato atroz al que fueron sometidos, tenía como objetivo utilizarlos como mercancía para obtener ganancias o salir de factores enemigos, claro que no se justifica de ninguna manera, se trató más bien de una depredación, de la cacería de un individuo o grupo de ellos por otros, donde uno es la presa y otro el depredador o cazador. La historia se está reescribiendo y debemos profundizar mucho más…, estudiar y hacer investigación, que nos permitan presentar argumentos irrebatibles a los ojos del mundo, para que se acaben las diferencias entre los seres humanos. No nos queda mucho tiempo a la especie de la que todos hacemos parte, independientemente del continente o la latitud donde nos encontremos ubicados. Aquello y esto tiene un peso específico ante la calamidad que se cierne sobre nuestras cabezas.
Por ello tenemos que reconocer…, que de África salieron negros sin identidad, no salieron como africanos y en contra de su voluntad…, cuya realidad los llevó asumir el nombre y apellido de quienes los compraron en América (Guacarán, Palacios, Blancos, Mayora, Escobar, Izaguirre, Camacho,  etc.), porque salieron sin identidad, sin ciudadanía y tuvieron que echar a un lados sus idiomas originales, para poder relacionarse en una nueva geografía espacial, que no era la originaria. Esta fue una realidad que no es fácil de olvidar y que ha llevado a preguntarnos… ¿Dónde estaban los africanos cuando esto sucedía y porque los negros intercambiados por los propios africanos, no salieron como africanos, sino como negros?
Este 12 de Octubre reflexionamos..., porque los originarios (mal llamados indígenas para discriminarlos y diferenciarlos de los europeos con este diminutivo), conservaron sus idiomas, formas de vestir, creencias religiosas, aspectos culinarios, cosmogonías omnipresencia, etc., y a pesar del holocausto humano cometido contra ellos, conservaron estos estereotipos que hacen parte de su cultura. Nos preguntamos, ¿Por qué los negros no conservaron ningunos de esa potencialidades que caracterizan a los originarios? o ¿será que comprendieron su situación y rechazaron de esta manera..., el trato cruel e inhumano que le dieron los africanos? y por ello se negaron a seguir recreando su cultura original, porque comprendieron que ya no eran africano y que por lo tanto tenían que asumir y hacer suyas, las nuevas culturas que se estaban originando en América, para poder sobrevivir en una realidad distinta que tenían que aceptar, en contra de su voluntad (Cultura de la resistencia). ¿Cómo ahora voy a negar mi herencia negra y asumir la identidad del que me intercambió y me convirtió en pieza de ébano para ahora reconocerme como afro descendiente? si los negros con su actitud y no haber conservados los idiomas africanos, negaron todo lo que nos unía a los africanos.
La verdad  es que improcedente de llamar afro descendientes a las personas de piel oscura  que habitan en América porque son distintos a los africanos…, además que ya no queda ninguna reminiscencia o aporte, porque este se sincretizó y paso a convertirse (junta con la blanca e indígena), en la cultura originaria de los americanos y por ello, son muchas. las formas  como  se explica estas diferencias  de conceptos,  pero con mucho respeto, debe verse con mucha rigurosidad  y además,  no se dirigen  a un hecho fundamental, de contenido  y es el  hecho  que la cultura  nuestra americana, se ha mostrado discriminatoria con esta población…, que por razones  de su constitución en las formaciones económicos sociales de cada una de estas naciones, la discriminación se expresó de distintas  maneras, puesto que el término negro/negra, permitió su visibilización…, por ello, debemos ocuparnos en profundizar los cambios  hacia una sociedad  de iguales y dejemos de trilla estos  elementos.
Enviado a nuestro correos por
Isabel Rivas
ipantonino@gmail.com
Prensa Alternativa y Comunitaria El Negrero

@rengifousa 

OLGA KRNJAJSKY(OLGA K), MIENTRAS TUITEABAS…,

Hago flagrante plagio del título de la película protagonizada por Sandra Bullock, “Mientras dormías”. Y valido el plagio pues me tocó en carne propia la absurdidad de ver en paralelo lo que ocurre mientras unos duermen-literal o figurativamente-, unos tuitean… y la mayoría sólo intenta seguir vivo.

El sábado en la mañana mi esposo, de la nada, comenzó a tener visión doble.

Por pura precaución llamé a su médico y amigo que estaba fuera de Caracas. Su respuesta me puso a correr.

“Olga, es un síntoma importante. Hay que hacerle una tomografía de cráneo urgente, me mantienes informado”.

Y ahí, “mientras tuitebas”, empezó la realidad-pesadilla que ocurre hora a hora, venezolano a venezolano, en el país que tiene un Ministerio para la Felicidad y un gobierno que –literalmente- obliga a morir.

Llegué a la primera clínica y superado el escollo de no tener orden médica en físico para el examen, la doctora de guardia al analizar la tomografía, nos dijo que la emergencia estaba cerrada por remodelaciones y solo recibían casos extremos. Un tiro… un infarto… una pierna desprendida. Sólo había cuatro camas y todas estaban ocupadas. No había manera física de recibir a nadie más.

Vista la tomografía, la doctora indicó que necesitaba que le hicieran ahora una resonancia pero el aparato estaba dañado sin repuestos.

Ante la angustia de si mi esposo estaba sufriendo un ACV en proceso e incrédula de que no lo hospitalizaran, le pregunté qué debía hacer.

Su respuesta me heló la sangre: vaya a la XXX que es la clínica mas cerca. El hincapié sobre la cercanía me indicaba que no podía perder tiempo.

Llegamos a la segunda clínica con el corazón en vilo.

-No se si mi esposo está sufriendo un ACV. Venimos de la clínica XXX, aquí está la tomografía y mi esposo necesita una resonancia.

-¿Qué tiene?

-Está sufriendo visión doble. Su internista le mandó una tomografía, y la doctora que lo vio en emergencia nos dijo que necesitaba una resonancia pero el aparato está dañado.

-Espere un momento…

Pasan un par de minutos.

Llega otro médico.

-Diga señora

Repito lo anterior.

-Espere un momento.

Trae a un tercer médico más senior.

Repito la historia. En mi mente cuento los minutos que van pasando y que ya se convierten en la primera hora sin recibir atención.

El último médico da la respuesta condenatoria:

-El resonador está dañado y no hay técnicos. Le sugiero que vaya a XXX que es la clínica mas cercana.

Me recomienda la misma a la que fui en primera instancia. Descartada por imposible, me dice, vaya entonces a la XXX que también está cerca.

Esa insistencia en enviarme a clínicas “cercanas” siembra una angustia imposible de describir. Los minutos se van acumulando… y sin recibir atención.

El cierre de la autopista por lo del puente de Los Ruices tiene colapsadas todas las vías alternas. Llego a la tercera clínica donde además, estacionar, es absurdamente imposible. De reojo chequeo a mi esposo. Sorteando gentes y dolores, como si se tratara de un laberinto dantesco, llego por fin a un médico y se repite de nuevo la conversación con él y tres médicos diferentes.

Con mas angustia y mas urgencia, repito la misma historia.

Vuelvo a escuchar el “espere un momento”. Cada médico llamando a uno superior para que el último terminara dándome la razón por la cual no podían recibir a mi esposo… y que lo lleve a otra clínica. Cerca.

Ya llevo dos horas y media, he recorrido tres clínicas, repitiendo en cada una la historia a no menos de tres médicos en cada una y recibiendo variaciones de la misma respuesta.

En este caso fue: señora, estamos en el infierno venezolano. Aquí tenemos el resonador pero no aparece el técnico. Vaya a XXX o a XXX, las dos clínicas que ya había visitado.

Insisto para que reciban a mi esposo y el doctor me dice: Mire cómo está esto.

Salgo del túnel de mi personal angustia y veo caras tan angustiadas como la mía, pasillos abarrotados de gente sentada hasta en el piso esperando recibir atención. Médicos que corren. Todo es emergencia. Se oye algún llanto. Alguien abraza a alguien. Se escucha a médicos mas senior dando instrucciones alternativas cuando el mas joven le dice que lo que prescribió, no hay.

Médicos tratando de decidir a quien sí o a quién no.

Me viene a la mente aquella famosa novela “La decisión de Sophie”.

Caos. Confusión. Dolor. Apremio.

En ese momento me sentí embargada y avasallada por la impotencia.

Total. Absoluta. Devastadora.

Ahí estaba yo, corriendo de clínica en clínica. Explicando una y otra vez la situación, recibiendo como respuesta que buscara atención donde pudieran dármela porque la necesitaba, pero allí no podían ofrecérmela.

Lloro hacia adentro. No quiero angustiar a mi esposo.

Me enrumbo a la cuarta clínica sorteando el drama de tráfico generado por el cierre de la autopista que añade colapso a una ciudad que parecería no tener capacidad para mas enervación… pero la tiene.

El panorama es el mismo. Todos olemos al mismo miedo. Todos tenemos pintado en el rostro igual angustia. Pacientes y acompañantes danzamos el baile del disimulo para no preocupar mientras presionamos a un personal que no tiene respuestas y debe por fuerza “vestirse” de inmunidad ante el dolor ajeno.

No hay sillas para tantos. No hay médicos para tantos. No hay medicinas para casi ninguno. No hay aparatos operativos suficientes. Se administra la escasez.

No hay… no hay… no hay.

Finalmente ingresan a mi esposo. Transcurren muchas horas antes de recibir atención, pero estar en la clínica me da tranquilidad.

A su lado una señora de Propatria acompañada por un hijo que no tiene qué comer y lleva 24 horas esperando, un cólico nefrítico al frente, una parejita de motorizados que se estrellaron y a quienes los GN que los “auxiliaron” por el accidente les robaron el celular. Un choque con lesionados. Un atraco con heridos.

Extraña coincidencia de dolores, pesares y heridas.

El neurólogo que atiende a mi esposo nos dice explicando su retraso:

“No quedan especialistas… quedamos pocos… y los que quedamos tenemos que repartir entre clínicas y hospitales”.

Otra escasez que martiriza a un pueblo que pareciera que, como el tráfico, siempre puede con mas.

Me entero que sólo quedan en el país tres especialistas de lo que mi esposo requiere. Los otros se fueron.

Y en las horas que transcurren, respirando el aliento viciado de la miseria con miedo, miro de pasada mi Twitter como si estuviera en otro planeta.

Mientras tuiteamos el país transcurre acumulando indigencia, desolación, mengua.

Mientras en Twitter se dan las batallas verbales, la salud del país se despeña por el barranco del “no hay”. Sea médicos, medicinas o aparatos.

Mientras en termitero “construyen” héroes por librito, médicos, enfermeras , técnicos y auxiliares, son los héroes que hacen lo que los héroes de librito no hacen: salvan vidas sin que nadie se percate de ello por falta de un community manager y una campaña bien engrasada.

Mientras en termitero el gobierno presume logros que no pasan del mundillo cibernético, las vallas inútiles y la auto-propaganda amoral en medio de la inocultable miseria, la realidad golpea, agrede, hiere y mata al país completo sin clemencia y sin distingo.

Mientras tuitean escarneciendo a quien no piensa como tú, muchos llantos rompen la madrugada desgarrando fibras desconocidas.

Mientras tuiteabas tus pasiones, políticas o faranduleras, un auxiliar hace un remedo con gasas y adhesivo para suplir el material médico que no hay.

Mientras tuiteamos, un país imperfecto pero perfectible nos lo hicieron añicos y el único y verdadero milagro en Venezuela es tratar de seguir vivo.

Mientras tuiteamos hay alguien recorriendo bodegas, haciendo colas, buscando asistencia médica, comida o medicinas, hay alguien sometido a una captahuellas que le dice que no puede aunque lo necesite con urgencia… y no hay cerro de billetes que le consiga lo que requiere porque no se puede comprar lo que no hay.

Mientras tuiteamos, hay un país preso. Un país completo.

Prisión y tortura es lo único que no falta.

Maltrato es lo que no escasea.

Degradación e iniquidad hay en abundancia.

No. No me hable nadie de héroes.

Nadie me muestre fotos.

Hablemos del país que está preso.

De eso es de lo que debemos hablar y sobre eso tenemos que actuar.

Lo único que podemos hacer nosotros, todos, los presos comunes de cada día es arrebatarles las llaves de nuestra prisión a nuestros carceleros el #6D.

Porque si te da por ser héroe o te pegan un tiro por un “héroe” no habrá hospital, médico o medicinas para salvarte.

No nos queda otra: tenemos que expulsar a nuestros carceleros.

O lo que viene a ser lo mismo: VOTA.

Quitarles las llaves es apenas el comienzo.

Volver a aprender a ser libres tomará mas tiempo.

Olga Krnjajsky(Olga K)
olgak26@gmail.com
@olgak26
Venezuela
17.- 

MANUEL ISIDRO MOLINA, PASANDO LA HOJA / TELEVEN EN NUEVAS MANOS

La mayoría accionaria de Televen pasó a manos de nuevos dueños. ¡Ni se imaginan!

Informaciones confidenciales nos indican que Omar Camero vino de París, donde reside desde hace años, a cerrar la negociación. Arribó por Maiquetía el domingo 18 de octubre, y se marchó el martes 20. “51 por ciento de las acciones pasaron a manos del grupo El Aissami”, encabezado por el gobernador del estado Aragua y ex ministro de Interior y Justicia, Tarek El Aissami, asesor político principal del presidente Nicolás Maduro, y aspirante presidencial de factores chavistas opuestos a la tendencia de Diosdado Cabello.

Aunque no confirmado todavía este dato concreto, la transacción habría sido por unos 490 millones de dólares, en su mayoría a depositar en el exterior –como casi todo, ahora- y una compra-venta en bolívares secreta de acciones en libros.

Camero, socio y amigo de JVR en negocios de armas, tasaba en 800 millones de dólares el valor de Televen, y quería vender solo el 49 % de las acciones, pero el objetivo de los compradores era “51 por ciento o nada”. Y así fue, luego de muchas presiones.

El articulador principal fue José Vicente Rangel Vale, con su hijo José Vicente Rangel Ávalos en la jugada, quien ya participa de la propiedad de “La Tele”, en manos de Julio Makaren, quien con la ayuda del clan rapiñó judicialmente el “Grupo Imagen” (Vepaco) del escurridizo y fracasado deudor Fernando Fraiz Capote, sito en Miami con una riqueza a base de fraudes en Venezuela. Ahora, “La Tele” es “TVepaco”, y cuenta con todas las autorizaciones de Conatel, parte de los acuerdos para garantizarse los negocios en marcha.

Esta saga no está comenzando, ni termina aquí. Al final del túnel está “Venevisión”, del Grupo Cisneros.

La compra de “TeleAragua” fue el primer escalón del grupo El Aissami, con la operación gerencial de Esteban Trapiello. Luego vino “Meridiano TV”, y le siguió “TVR”, la televisora por cable de mayor cobertura nacional por la inclusión de la programación informativa de las televisoras regionales de Venezuela.

Con Televen, el circuito mediático a favor del gobierno, el Psuv y sus aliados, se consolida. La vasta red de medios impresos, radiales, televisivos y telemáticos (Internet) del Sistema Público de Radio y Televisión Simón Bolívar, que es gerenciado con criterios monopartidistas excluyentes y hasta fanáticos, colmados de ignorancia, improvisación e irresponsabilidad, falta gravemente a la pluralidad prevista en la Constitución, y al buen sentido de equidad informativa, veracidad y ética profesional. Es el centro de una maquinaria incesante y omnipresente de propaganda sectaria.

La compra de medios o neutralización de los contenidos de televisoras, radioemisoras y periódicos, hacen la otra parte. Aspiran que esa asfixiante atmósfera les garantice censura, manipulación y promoción de corrientes de opinión favorables a la permanencia en el poder. ¿Por cuánto tiempo? “Como vaya viniendo, vamos viendo…” Así gobiernan...

Manuel Isidro Molina
@manuelisidro21
@manuelisidroXXI
manuelisidro21@gmail.com
Caracas – Venezuela


http://manuelisidroxxi.blogspot.com/2015/10/pasando-la-hoja-televen-en-nuevas-manos.html

LA COLUMNA DE CARLOS FEDERICO SMITH: NUESTRO ESTADO INCUMPLE CON UNA FUNCIÓN ESENCIAL, ASOJOD, DESDE COSTA RICA

Al menos en el pensamiento liberal clásico -y dejo de lado las visiones anarquistas o cuasi anarquistas-  se considera que el estado debe desempeñar algunas funciones básicas en una sociedad.  Uno de los más destacados pensadores de tal línea de pensamiento, Adam Smith, enfatizó el papel del estado para la protección de los ciudadanos ante la invasión de fuerzas externas (seguridad externa), así como para prevenir del abuso de alguno de sus ciudadanos sobre los otros (justicia o seguridad interna), al igual que debería de proveer ciertos tipos de obras públicas, tales como puentes o muelles, así como contribuir a la educación pública. 

Escribo lo de Smith para señalar que muchos otros pensadores liberales clásicos han propuesto otras cosas que deben ser pertinencia del estado. Por ejemplo, Friedman abogó por un impuesto negativo al ingreso o por un banco central del estado.  Pero lo crucial, lo común en todos ellos, es que todos le dan prioridad a la libertad de las personas, por lo cual el tema de hasta dónde llega la línea del papel del estado en sociedad, siempre estará presente en el debate que se da dentro del pensamiento liberal clásico. Como tantas cosas en la vida, este es un asunto que no está definitivamente determinado, sino que está vivo, en el pensamiento humano en torno a la forma de organización política que debe de disponer el individuo.

A lo que quiero llegar, es que casi todos los pensadores liberales clásicos consideran que el estado tiene un papel esencial, en cuanto a garantizar a todos los individuos su protección ante la acción de algún otro individuo en sociedad, que le causa o amenaza con causarle daño.  Así, hoy entendemos porqué la seguridad pública, la seguridad de los ciudadanos ante el crimen, ante el daño, está a cargo esencialmente del estado, tanto por medio de su fuerza policial, sino por lo que se conoce como su sistema judicial. Aquellos pensadores consideran que las personas le han dado al estado y a las autoridades judiciales el monopolio de la fuerza, pero buscan que tal fuerza monopolística sea la mínima necesaria, teniendo en mente que el estado no abuse de un poder amplio, ilimitado, sino restringido, pues fácilmente podemos comprobar los costos que derivarían de un estado, que abuse más allá de sus poderes claramente definidos.

Por tal razón, es crucial que los ciudadanos estemos muy atentos al movimiento ciudadano que se ha estado forjando en la zona de San Carlos, según lo indica La Nación del 23 de setiembre, en su comentario titulado “Sancarleños se organizan para frenar la delincuencia: Iniciativa de una empresaria.” Así es, dirigido por una exportadora de piña, doña Ángela López, se ha logrado reunir a un grupo de vecinos profundamente preocupados por la ola de delincuencia en la zona, pero, en especial, por la displicencia con que las autoridades han tratado las diversas denuncias que han hecho los ciudadanos.  Por tal razón, señaló doña Ángela a La Nación, es el momento de que los vecinos hagan valer sus derechos y de actuar unidos contra la delincuencia.  En sus palabras, “los sancarleños son atropellados en su seguridad, por lo cual considera que llegó el momento de actuar en conjunto y de hacer valer sus derechos.” Además, explicó que “los vecinos deben dejar el miedo a un lado e emprender acciones inmediatas para que la Policía y las autoridades judiciales le presten atención al asunto.”

Entendamos que, cuando se repite el eslogan político “la justicia es un asunto de todos”, debe interpretarse no en cuanto a que cada cual de nosotros decida que impondrá la justicia y que ejercerá institucionalmente, por medio de un cuerpo policial organizado, la labor de proteger a los ciudadanos de los delincuentes que pretendan violar sus derechos y sus propiedades.  Ese “todos” tiene que entenderse en cuanto a que el monopolio de la fuerza, de la coerción, está en manos del estado (por delegación de “todos” nosotros, los ciudadanos) y que, para que aquél no abuse, tales poderes deberán ser explícitamente definidos y delimitados, usualmente en una constitución o un cuerpo legal similar.

Uno espera que esta situación de San Carlos (y, por extensión, de cualquier lado del país) no llegue a que los ciudadanos tomen la justicia en sus manos, al menos en cuanto al castigo para aquellos que violan sus derechos y que siguen impunes en mucho por la inacción de las autoridades policiales del estado, así como del Poder Judicial.  Si el estado no cumple con una de sus funciones esenciales para las cuales existe, no duden que los ciudadanos tomarán la tarea en sus manos, con el riesgo de que ello pueda terminar en una violación de los derechos de otras personas, que es lo que se pretende evitar cuando se le ha otorgado al estado esa función de monopolio de la fuerza.  El problema es que, si cada grupo o persona en sociedad decide ejercer la ley por sí mismo, conducirá posiblemente a una anarquía y a una violencia insoportable e inconveniente.

Lo anterior es relevante, máxime cuando, tal como lo reporta La Nación del 18 de octubre, en su artículo titulado “Hampa ataca zona norte luego de visita de ministro y fiscal: Dos asaltos a negocios este viernes”, como resultado de la acción de los vecinos para organizarse en su lucha contra el hampa violadora de sus derechos y ante un silencio sorprendente de las autoridades estatales encargadas de la seguridad de las personas y de las propiedades, se habían apersonado a la zona norte el ministro de seguridad, señor Gustavo Mata y el subjefe de la Fiscalía, señor Celso Gamboa, a fin de reunirse con los vecinos en torno al asunto expuesto.  Apenas terminada la reunión, se presentaron una vez más los atracos a personas y el robo de bienes.

Como resultado, “los lugareños están convocando una marcha” para protestar ante los tribunales judiciales.  Si el estado no asume la función que constitucionalmente le obliga, los ciudadanos terminarán tomando la justicia en sus manos y cualquier cosa que se derive de ello será responsabilidad de aquellos que no cumplieron con sus obligaciones. Es increíble que tengamos un estado que se suele meter en cuanta cosa puede de nuestras vidas, pero no lo hace en aquello que, por ley, le corresponde hacer. No se trata de repetir el dicho de “casa de herrero, cuchillo de palo”, sino en enfatizar que se trata del abandono del estado de una de sus funciones esenciales, lo cual le abre espacio para que los individuos, ante tal vacío, decidan ejercer las funciones que el estado deja de hacer y eso nos puede sumir en la anarquía.

Hay que tener presente que la libertad no es ilimitada, sino que la libertad de una persona llega adonde llega la libertad de otra persona. Por ello, “libertad no significa que usted sea libre de robar, amenazar, coaccionar, atacar o asesinar a otro, pues eso violaría la libertad de ellos.” [Eamon Butler, Classical Liberalism: A Premier, Londres, Institute of Economic Affairs, 2015, p. 3 y que puede ser obtenido en http://www.iea.org.uk/sites/default/files/publications/files/Butler-interactive.pdf 

Por ello es que nuestros ancestros consideraron indispensable que, en un orden civilizado, el estado tenga el monopolio de la coerción, pero fuertemente restringido en el ejercicio del poder. No queremos ni el abuso del estado, ni la vigencia de la anarquía.

Asociación De Jóvenes Para El Desarrollo (Asojod), Análisis de Costarica Y el mundo.
Jorge Corrales Quesada
Publicadas por La ASOJOD
@asojod


MALÚ KIKUCH, *”¡AY, CRISTINA!”, DESDE ARGENTINA

El 25 de octubre fue una fiesta. Para algunos. No para el FPV. Como la política no se entiende exclusivamente a través de números, más bien se maneja con impresiones y sensaciones, aunque el FPV ganó por 2,5%, se cree que Macri ganó y Scioli perdió.

Y es cierto, Scioli perdió la provincia de Buenos Aires a manos de María Eugenia Vidal, 42 años, fresca, transparente, sonrisa abierta y oídos dispuestos a escuchar. Ejecutiva y efectiva. Hizo un gran trabajo en CABA como ministra y como vice gobernadora a lo largo de 8 años.

El FPV perdió intendencias ante el avance imparable de los jóvenes de Cambiemos, de los que no se pudieron defender los eternos barones del conurbano. Cayeron las ciudades importantes y la parte rural de la provincia. Al grito de “se puede”, pudieron. Nada es para siempre, con excepción de los Castro en Cuba.

El domingo 25, ansiosa, la sociedad esperaba datos oficiales que aparecerían después de seis horas y 6 minutos (¡6hs, 6´!), hasta ahora inexplicables. Recién se pudieron ver cuando ya estaba subido el 63% de los votos. ¿Querían tapar la mala elección o “corregirla”? En la Argentina K, es fácil ser malpensado.

El fraude, si es que pretendían hacerlo, no fue posible gracias a los maravillosos fiscales de toda la oposición. Estuvieron las horas necesarias, sin desertar de la alta misión confiada: resguardar la voluntad popular. Y lo hicieron. Deben repetirlo el 22/11/2015. De ellos depende la legitimidad del próximo presidente.

Para el 22/11, el problema que enfrenta Scioli es lo que Aníbal Fernández llamó el “fuego amigo”. El jueves 29 la presidente dio una buena muestra de lo que eso significa. En una maratón de discursos que empezaron en el salón de las mujeres de la Casa Rosada y siguió por los sucesivos patios de la misma, la presidente habló, habló, habló. Habló.

Jamás nombró a Scioli, pidió votar “el modelo” (¿?), descolocó a su candidato aclarando que no se puede pagar el 82% móvil a los jubilados, algo que ella vetó en su momento y que Scioli había prometido esa mañana. Nombró a Vidal y a Macri, nunca a Scioli

A Scioli le echó en cara, sin nombrarlo, que ella había sacado el 45% en 2007 y el 55% en 2011, y ahora (con Scioli) había balotaje. No sólo ninguneó al candidato, sino que le dio trato de pobre cosa. Scioli está en un brete, si se separa abiertamente de ella (ahora parece tarde), se queda sin los votos K, que parece ser tienen techo: el 35, 5%.

Si se queda con Cristina, el “fuego amigo” va a acabar con él. Salvo milagro, y estos ocurren cada tanto. No se le ocurrió a Cris pensar que es la madre de la derrota, salvo la parte que le toca a Scioli por haber aceptado que le hiciera todas y cada una de las listas, senadores, diputados, legisladores, ¡hasta el vice!

No se sabe que es eso de ser más Scioli que nunca, promesa del malquerido candidato, pero el jueves se tuvo la versión completa de lo que es ser más Cristina que nunca. Todo su resentimiento salió a borbotones cuando se felicitaba por las banderas socialistas, comunistas y con la cara del Che, que invadían los patios de la Casa Rosada.

Como la *Pasionaria preparándose a partir hacia la ex URSS, allá por 1939, abandonando España, ya perdida la guerra civil, se reía, gritaba, gesticulaba, arengaba, recurría al pasado, se envolvía en un futuro venturoso para su reconocida y finalmente aceptada filiación de extrema izquierda. Asustaba.

Le llevó 8 años reconocer que se reconocía en los “maravillosos muchachos idealistas”, de los que quizás hubiera sido parte de no haberse casado con un “exitoso abogado especializado en la 1050”, esa terrible ley que expoliaba las viviendas de los pobres que no podían pagar la desmedida indexación impuesta por Martínez de Hoz. Política usuraria que fue la base de la fortuna K.

Quizás el jueves 29/10, después del cachetazo de las elecciones, llegó la catarsis. Por fin, después de años de sometimiento al marido, a los cargos ejercidos, a su amor por el dinero y por lo que este compra, a lo que se exige como políticamente correcto, por fin, pudo ser Cristina Elisabet Wilhem Fernández, nacida en Tolosa, suburbio platense. Y fue Cristina. Qué triste final.

“¡Ay, Cristina!”
  
*¡Ay, Carmela”! Canción de la guerra Civil Española, para El Paso del Ebro, del lado republicano, que perdió la guerra en 1939. En 1986 una obra de teatro y en 1990, una muy premiada película, todo con el mismo argumento, rescatan la canción.

*La Pasionaria, Dolores Ibárruru, 1895/1989. Partido Comunista español, famosa por el grito de “no pasarán” durante el sitio de Madrid, plaza que ya estaba perdida. Fue presidenta del PC español desde la URSS y volvió a España en 1977.

Malu Kikuchi
maluki@fibertel.com.ar
@malukikuchi

Argentina

CARLOS E. CUÉ, ARGENTINA IRÁ A SEGUNDA VUELTA TRAS LA MÍNIMA VICTORIA DEL OFICIALISTA SCIOLI, DESDE ESPAÑA

– El peronismo oficial fracasa de forma estrepitosa y pierde la provincia de Buenos Aires

–Macri se convierte ahora, por sorpresa, en el favorito para hacerse con la presidencia de Argentina


Con el 97,06% de los votos escrutados, Mauricio Macri dio una enorme sorpresa que ninguna encuesta pronosticó y se quedó cerca de ganarle a Daniel Scioli, el candidato oficialista apoyado por Cristina Fernández de Kirchner. Scioli lograba el 36,8%, frente al 34,3% de Macri. Casi un empate técnico que supone una enorme derrota para el peronismo oficial, que confiaba en ganar en primera vuelta y ahora ve cómo lo más probable una derrota en segunda vuelta el 22 de noviembre.


Mauricio Macri quedó muy cerca de ganarle a Daniel Scioli, el candidato oficialista apoyado por Cristina Fernández de Kirchner.

Pese a esa victoria por la mínima, el golpe para Scioli y para el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner es durísimo. Macri se convierte ahora, por sorpresa, en el favorito para hacerse con la presidencia de Argentina, lo que supondría un giro radical después de 12 años de kirchnerismo. La victoria de Macri tendría consecuencias regionales muy importantes porque Argentina era un puntal del auge de la izquierda latinoamericana, que construyeron los Kirchner, Lula Da Silva, Hugo Chávez y Evo Morales con incorporaciones posteriores como la del ecuatoriano Rafael Correa.

El peronista opositor Sergio Massa sumó el 21,1% y resistió, lo que es aún más grave para el kirchnerismo porque quiere decir que Macri le robó votos a Scioli y obtuvo todos los votos nuevos que se incorporaron desde las primarias. La participación aumentó un 7%.

El peronismo sufría otra derrota dramática: perdió la provincia de Buenos Aires con un candidato estrella y muy polémico, el jefe de Gabinete de Kirchner, Aníbal Fernández. Le ganó una política desconocida hasta hace unos meses como la macrista María Eugenia Vidal. El kirchnerismo duro pretendía refugiarse en la provincia de Buenos Aires y ahora han perdido el poder también allí. La batalla que se augura ahora dentro del peronismo será durísima. Unos contra Fernández y los kirchneristas, y otros contra Scioli y su estrategia, que no ha tenido éxito. Y otros, los sciolistas, contra la presidenta, que ha marcado la línea en todo momento a Scioli y le ha hecho las listas, además de colocarle como candidato a vicepresidente a su hombre más fiel, Carlos Zannini. Los peronistas solo tienen una posibilidad para conservar el poder y es lograr que casi todos los votos de Massa se vayan con ellos, algo muy difícil.

Pese a esa victoria por la mínima, el golpe para Daniel Scioli y para el Gobierno de Cristina Fernández es durísimo.

Pese a esa victoria por la mínima, el golpe para Daniel Scioli y para
el Gobierno de Cristina Fernández es durísimo.

Las encuestas no valieron nada

La sensación de desolación en el Luna Park, la sede de la noche electoral, era absoluta. “Nos engañaron los encuestadores, los gobernadores, todos. Ahora hay que cambiar la estrategia”, se lamentaba un dirigente en la zona VIP, lleno de los famosos que suelen acompañar a Scioli y que abandonaron la sala en cuanto empezaron los malos datos. “Tenemos que agrupar a todo el peronismo, no puede ser que Macri inaugure una estatua de Perón y nosotros sigamos haciendo actos pequeños para focus group”, criticaba otro la estrategia de Scioli.

La noche electoral fue muy extraña y el Gobierno retrasó la publicación de los datos oficiales durante seis horas, lo que generó todo tipo de especulaciones, incluso pequeñas caceroladas en algunos barrios del centro de Buenos Aires. Cuando los sacó, a medianoche, se entendió por qué los estaba retrasando. Para entonces ya había hablado Scioli en el Luna Park en un discurso extraño que apuntaba ya indirectamente la posibilidad de la segunda vuelta aunque se decía ganador de la noche.

Scioli empezó ya antes de los datos oficiales a atacar a Macri y preparar su campaña para esta segunda vuelta. Dijo que Macri es el “candidato del ajuste”. “Si fuera por Macri no tendríamos asignación universal por hijo, YPF no sería estatal y tampoco Aerolíneas Argentinas”. Es la primera vez que Scioli critica tan abiertamente a su amigo Macri. Scioli prometió que volvería a hablar una hora después, pero nunca volvió a comparecer y el desánimo cundió cuando aparecieron los primeros datos oficiales.

El peronismo ya no arrasa como en 2011, cuando Cristina Kirchner logró el 54% de los votos

“Lo que ha sucedido hoy cambia la política de este país”, dijo un Macri eufórico, que bailó como loco por un triunfo inesperado en la fiesta de Costa Salguero, un centro de congresos. Macri aprovechó para iniciar también su campaña para la segunda vuelta pidiendo a los votantes de todos los candidatos opositores “y hasta a los de Scioli” que se sumen a “la Argentina del cambio”. “Gracias a los laburantes que no tuvieron miedo y se animaron a apostar al futuro”, dijo Macri, que ha logrado una buena parte del voto de las clases medias y bajas que antes apoyaban al peronismo. De hecho, el candidato de Cambiemos elogió “la lucha por la justicia social del peronismo”. A Macri le basta con lograr una parte del 65% del electorado que no ha votado por Scioli para ganar en segunda vuelta, mientras Scioli tendría que hacer un vuelco total para ganar.

Se produce un gran viraje

Argentina ya no es la misma que en 2011, cuando Cristina Kirchner logró su reelección con el 54% de los votos, sin oposición. Esa es una de las grandes novedades de estas elecciones: por primera vez desde que llegó el kirchnerismo al poder, hay una oposición fuerte y el ganador tendrá que hacer acuerdos. El rodillo que ha utilizado en los últimos años el kirchnerismo ya no será posible, al menos según los datos que apuntaban las primeras encuestas.

Desde 2012 en adelante, la economía se ha mantenido estancada e incluso en 2014 una fuerte devaluación del peso derivó en que por primera vez desde que el kirchnerismo está en el poder la inflación, que en la actualidad alcanza el 25%, superó las subidas salariales.

También los casos de corrupción se han multiplicado, y hasta el vicepresidente de Argentina, Amado Boudou, está procesado en dos casos por varios delitos. Los escándalos han afectado incluso a la familia de la presidenta, con el caso Hotesur.

Sin embargo, la jefa de Estado mantiene su popularidad por encima del 40%, sobre todo porque muchos votantes comparan el estado actual de su país con el de la crisis de 2001, antes de que el kirchnerismo llegara al poder, con un 57% de pobreza y un 25% de desempleo.

Esa buena imagen de Cristina Fernández de Kirchner, sumada a una economía que gracias a una gran inyección de liquidez y de gasto público este año no llega a hundirse, llevaba a todos los encuestadores y analistas políticos presumir en las últimas semanas que Scioli lograría ganar en la primera vuelta. Esos mismos análisis señalaban que Macri, aspirante liberal e hijo de uno de los empresarios más ricos del país, tenía un techo de voto que le impedía superar el 30% que necesitaba para forzar una segunda vuelta.

La resistencia de Sergio Massa, el peronista disidente que ha llegado con mucha fuerza hasta el día de las elecciones, hacía pensar que Scioli ganaría en primera vuelta. Sin embargo, los datos oficiales han aplastado esas previsiones y han dejado a las encuestas en muy mal lugar.

Los Pumas perdieron y Cristina también
Scioli, un candidato mucho más de centro que los Kirchner, que en teoría debería cubrir un espacio mayor que ellos, se quedó así lejísimos del resultado esperado.

“Estamos votando en un país normal”, había destacado la presidenta Fernández de Kirchner después emitir su sufragio en Santa Cruz, la provincia donde empezó el kirchnerismo y donde ayer logró conservar el poder con Alicia Kirchner, la hermana de Néstor, como candidata a gobernadora. La victoria de su cuñada y de su hijo, que era el candidato a diputado, es un premio de consolación en un día de malas noticias para la presidenta, que tiene intenciones de refugiarse en el sur.

Efectivamente, a diferencia de las primarias de voto obligatorio de agosto pasado, esta vez prácticamente no hubo denuncias de irregularidades. En aquella oportunidad en algunas escuelas la oposición se quejó del robo de papeletas en las cabinas de votación. Esta vez no ocurrió nada de eso. Las elecciones se habían definido como “las más controladas de la historia”, y los partidos habían desplegado un ejército de interventores para evitar cualquier tipo de fraude.

Era un día de votación especial porque jugaban Los Pumas, la selección de rugby que finalmente perdió frente a Australia, y los dos principales candidatos trataron de apuntarse a esa ola del deporte. Scioli expresó su deseo de que su país fuera reflejo del espíritu de Los Pumas. “Los Pumas son una expresión de lo que debe ser el país. Contagiémonos el espíritu Puma. Yo lo digo como deportista. Yo creo en esos valores. ¿Vieron cuánta expectativa hay por los Pumas? Esa es la garra que tenemos que poner”.

María Eugenia Vidal y Mauricio Macri.


Macri también se sumó a esa idea. “Veo mucha alegría en la calle, hoy puede ser algo histórico. Los argentinos votan por seguir igual o cambiar, esperemos que votemos por el cambio”, dijo Macri para relatar que iba a ver el partido en familia. “Ellos son un ejemplo, es la Argentina que queremos, todos unidos y mirando para adelante”, remató.

Sergio Massa, que logró resistir a las llamadas al voto útil que había lanzado Macri para arrebatarle apoyos, también aparecía eufórico: “Más allá del resultado, más allá de las cuestiones políticas, ojalá que empiece una etapa nueva en la Argentina a partir de la decisión de la gente”.

Más de 32 millones de argentinos estaban convocados a las urnas para elegir al presidente que los gobernará hasta 2019. Votaron el 79%. En este país es obligatorio el voto de los ciudadanos de 18 a 69 años y optativo para los de 16, 17 y mayores de 70. Los argentinos también elegían 45 diputados del Parlamento de Mercosur (Parlasur) y la mitad de la Cámara de Diputados. En ocho provincias se renovaba un tercio del Senado nacional. En once provincias se votaba al gobernador, legisladores provinciales, alcaldes y concejales

Tomado de www.elpais.com
Carlos E. Cué

@carlosecue