sábado, 8 de diciembre de 2018

ACTUALIZACIÓN SÁBADO 08-12-2018, EL REPUBLICANO LIBERAL




MIBELIS ACEVEDO DONÍS, LA AGONÍA DEL TRIUNFO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 58 minutos
¡Ah, esposa! Tengo el alma llena de escorpiones” confiesa un desfigurado Macbeth -monstruo por dentro, monstruo por fuera- a la bella “compañera de grandeza” en la que se mira como en un trizado espejo. ¿Dónde la virtud renquea frente a la tentación de lo turbio, en qué esquina las almas comienzan a ceder para fundirse, en hora última, con el mal? ¿En qué preciso instante la oscuridad comienza a ganar la partida; cuándo la sombra es aceptada sin batallas para que arme tienda definitiva? Las brujas han lanzado su manzana envenenada al que, dicen, está destinado a ser Rey; así la pro... más »

CARLOS PADILLA, LA CORRUPCIÓN QUE NO DEBE CONTINUAR

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Si alguna palabra ha signado este devenir venezolano esta ha sido “corrupción” y ella es una mala palabra que afecta al todo lo que la incluye; a individualidades, a oligarquías y a la sociedad toda. La palabreja en cuestión tiene los siguientes sinónimos: perversión, compra, vicio, podredumbre, envilecimiento, peste, desintegración, soborno, inmoralidad, deterioro, cohecho, fermentación, depravación, prostitución, deshonestidad, putrefacción, descomposición y corruptela. Y tan solo dos antónimos: honradez e integridad. En el latín es donde podemos establecer que se encuentra el o... más »

MAOLIS CASTRO,VENEZUELA CUMPLE DOS DÉCADAS DE CHAVISMO BAJO EL YUGO DEL IMPARABLE DECLIVE ECONÓMICO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
El modelo impulsado por el expresidente Hugo Chávez y el deterioro institucional han sumido al país en una crisis sin precedentes Nicolás Maduro se retrata este jueves con mandatarios aliados a un mes de renovar oficialmente su mandato y enfrentarse al rechazo de una importante porción de la comunidad internacional. El encuentro con su homólogo ruso, Vladímir Putin, es la última exhibición de su limitada aceptación y de la búsqueda de cooperación para afrontar la crisis económica en Venezuela. Tras 20 años del chavismo en el poder, el país está en ruinas y el Gobierno carece de ap... más »

JOSÉ LUIS MÉNDEZ LA FUENTE, 40 AÑOS

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Hace ya un tiempo, que la España de este siglo nos viene recordando cada vez más a Venezuela y no lo decimos por todas aquellas cosas que las unen históricamente y que son muchas, sino por otras más recientes de tipo ideológico. Los españoles se encuentra celebrando los cuarenta años de vida de su Constitución. Ratificada en referendum popular realizado un 6 de Diciembre de 1978, entraría en vigor el día 29 de ese mismo mes y año. Razones para ese homenaje varias, siendo la principal haber servido como instrumento jurídico fundamental de integración política, en un momento compli... más »

JESÚS GÁNEM MARTÍNEZ, LA SEDICIOSA TENDENCIA IRREVERSIBLE

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
La jacarandosa comparsa de las llamadas comadres del CNE, ya tienen trazadas las cifras para revelar públicamente la tendencia irreversible del malicioso y sesgado triunfo del oficialismo en las elecciones municipales del próximo domingo 9 de diciembre. Siempre he sido un compulsivo y frenético votante; sin embargo, en esta oportunidad me asedia la incredulidad en relación al proceso comicial municipal, ante la salida del camino electoral de la irremplazable y vital Unidad del sector democrático. Semejante equívoco dará pie a la consabida y cínica parodia, que de manera irritante ... más »

LUIS FUENMAYOR TORO, BUENA SUERTE VENEZUELA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
A pocas horas del proceso electoral del 9 de diciembre, en el que se elegirán los concejales de los 335 municipios del país, no nos queda más que esperar por el buen juicio de los venezolanos, quienes con su participación pueden efectuar una demostración contundente de fuerza y derrotar a un gobierno ventajista, tracalero, cínico, indolente y represivo, y en este momento claramente minoritario en el seno del electorado. Sabemos que es muy difícil para la gente sobreponerse a la desesperanza y el derrotismo existentes, máxime cuando estos han sido cuidadosamente cultivados, desde ha... más »


MIBELIS ACEVEDO DONÍS, LA AGONÍA DEL TRIUNFO


¡Ah, esposa! Tengo el alma llena de escorpiones” confiesa un desfigurado Macbeth -monstruo por dentro, monstruo por fuera- a la bella “compañera de grandeza” en la que se mira como en un trizado espejo. ¿Dónde la virtud renquea frente a la tentación de lo turbio, en qué esquina las almas comienzan a ceder para fundirse, en hora última, con el mal? ¿En qué preciso instante la oscuridad comienza a ganar la partida; cuándo la sombra es aceptada sin batallas para que arme tienda definitiva? Las brujas han lanzado su manzana envenenada al que, dicen, está destinado a ser Rey; así la profecía empieza a recorrer camino hacia su fatídico autocumplimiento. Si había bondad originaria, esta ha comenzado a corromperse. La hýbris planta su bandera, y todo lo que acarrea es caída, abismo, despeñadero.

Nadie se libra de la mordida. Lady Macbeth, inquebrantable cómplice e inescrupulosa estratega, al final sonámbula e infectada de remordimientos -su mal no es tan banal, después de todo- recorre el castillo. “Todavía está aquí la mancha… aún queda olor a sangre”, pregona con desesperación, mientras se frota las manos: todo lo que ha podido hacer para desplomarse lo ha hecho bien. No bastaron los mimos que la fortuna prodigó al señor de Glamis y conde de Cowdor, ni asegurar con crimen brutal la corona de Escocia; el pacto con lo siniestro la lleva a alentar una imprudencia tras otra, a perderse en el cieno de su lujuria, sus desordenados apetitos y contradicciones.

Culpa estructural. Miedo. Repetición de patrones. Melancolía, auto-aniquilación y ruina. Es el sino del carácter de quienes fracasan al triunfar, sentencia Freud; de aquellos enfrentados al cumplimiento de un deseo que antes les resultaba prohibitivo, despojados por tanto de la fantasía largamente alimentada, inhabilitados para el goce cuando la presencia simbólica de la muerte resuelve cerrar el ciclo, la elipsis, la satisfacción inexacta y siempre por verse. “No se goza, todo es pérdida si el deseo se logra, pero no contenta. Siempre es más seguro ser lo que se mata que tras esa muerte vivir una dicha dudosa”, rumia Lady Macbeth, botín precoz de la negrura que se avecina.

Topamos con una paradoja que el psicoanálisis disecciona con bisturí implacable, esa angustia que aparece en los individuos no precisamente cuando algo les ha sido negado, sino lo contrario, cuando ese algo les es concedido. Un examen bajo el lente maquiaveliano, incluso (y asumiendo que Macbeth y su insomne dama han considerado necesario “entrar en el mal”, transitar “un camino de perversidades y delitos” y desconocer todo principio de piedad, fe o humanidad para concretar su afán de poder) nos revela cómo la abrumadora falta de virtù a la hora de tomar decisiones convierte a la pareja, además de objeto de su propio descomedimiento, de su falta de contención, en una víctima de la torpeza para gestionar y preservar sus conquistas. Así, la muerte -en una, por mano propia; en otro, prácticamente urdida por el marrullero vaticinio de las brujas- habría sellado de antemano sus destinos.

Éxito y enfermedad, triunfo y melancolía; he allí el diagnóstico de una estrafalaria relación causal que, llevado a la arena procelosa de la política venezolana, quizás ayude también a entender por qué algunos avances no terminan de amarrar logros sostenibles. A lo mejor no es tan descabellado presumir que en nuestro caso, esa patológica angustia, esa inhibición que surge de avizorar la posibilidad real de alcanzar por fin lo que se buscaba, haya atajado ex-ante ciertos ímpetus; eso mientras en la otra acera, el frenazo es estrujado por un adversario siempre dispuesto a armar banquetes con las sobras.

Luego de todo el esfuerzo que para la oposición democrática significó acumular liderazgo y hacerse de una nítida y útil mayoría política, ¿acaso no es desconcertante ver cómo se ha decidido darle la espalda a ese capital en medio de un juego perverso de nominalización, inanidad, evitación de riesgos, abstención, culpa forjada (la supuesta condena de la comunidad internacional) y evasión anticipada de frustraciones? Tan inesperado abatimiento no guarda ninguna relación con la lucha por el poder (del Estado) que no se tiene y al cual, lógicamente, se debería aspirar; motivación y designio que, como bien señala Max Weber, constituyen la razón de ser de la política.

Pero con nuestros peores enemigos a cuestas -esos escorpiones que invaden el espíritu, que acechan e inoculan su ponzoña, que nos paralizan desde adentro- difícilmente los éxitos podrán ser identificados y valorados como tales. Qué picadura ingrata, sin duda. La más irracional renuncia cunde entre quienes se acomodaron en la incomodidad, los que fracasan al triunfar; figuras apocalípticas que, como Lady Macbeth, truncan la vía del deseo; y retroceden, se entregan a la agonía, se solazan en la debilidad, deliran y caen justo antes de abrazar una dicha que, aparentemente, no son capaces de soportar.

Mibelis Acevedo Donís
@Mibelis

CARLOS PADILLA, LA CORRUPCIÓN QUE NO DEBE CONTINUAR


Si alguna palabra ha signado este devenir venezolano esta ha sido “corrupción” y ella es una mala palabra que afecta al todo lo que la incluye; a individualidades, a oligarquías y a la sociedad toda.

La palabreja en cuestión tiene los siguientes sinónimos: perversión, compra, vicio, podredumbre, envilecimiento, peste, desintegración, soborno, inmoralidad, deterioro, cohecho, fermentación, depravación, prostitución, deshonestidad, putrefacción, descomposición y corruptela. Y tan solo dos antónimos: honradez e integridad.

En el latín es donde podemos establecer que se encuentra el origen etimológico del término corrupción. En concreto, emana del vocablo “corruptio”, que se encuentra conformado por los siguientes elementos: el prefijo “con-“, que es sinónimo de “junto”; el verbo “rumpere”, que puede traducirse como “hacer pedazos”; y finalmente el sufijo “-tio”, que es equivalente a “acción y efecto”.

Tan corrupto es quien abusa de su poder manipulando los medios de un sistema para obtener un beneficio, como aquel que la permite con fines inconfesables, entre ellos el control del corrupto para obligarlo a cometer otros delitos y obtener su obediencia bajo chantaje, todo ello en perjuicio de los ciudadanos pues el sistema fue ideado para servir y beneficiar y no para esclavizar y perjudicar.

Es corrupta la persona real que de forma premeditada maneja las situaciones para beneficiarse ilegalmente y pecuniariamente: pero también es corrupta quien induce, incita y/o coacciona a otra a corromperse e integrarse así al sistema de corrupción pública institucional.

La corrupción política, en términos generales, es el mal uso y abuso público del poder, para conseguir una ventaja ilegítima y un beneficio personal y privado, generalmente secreto y delicado, entendiéndose que este fenómeno no se limita a los funcionarios públicos.

La corrupción afecta a las sociedades, perjudicando a los ciudadanos porque se nutre de dineros públicos que son el objeto de malversación. Es una enfermedad moral asociada a una táctica que tiene como estrategia el mantenerse en el poder. Los casos de corrupción recientemente descubiertos en el exterior nos sorprenden por las descomunales cantidades a las que se hace referencias y a la súbita inmensa riqueza pecuniaria de sus actores fundamentales.

Aquí se ha instalado una oligarquía que, escondida tras un ropaje ideológico, se ha dedicado a corromperse y a corromper como fórmula para mantenerse en el poder y disfrutarlo de una manera enferma sin que en realidad le importe lo que ocurre al resto de la sociedad que se ha vista depauperada tal como ha ocurrido en todos los regímenes arropados en las banderas del comunismo, del socialismo totalitario o del fascismo que en sus procederes vienen a ser la misma cosa; dictaduras, en fin.  Sus “jefes” viven como reyes y los ciudadanos viven como verdaderos lacayos.

El comunismo que ha mutado, utilizado elecciones muchas veces arregladas, mediante el Foro de Sao Paulo, utilizan el populismo, corrompen el lenguaje, fracturan a las instituciones, suman a los hombres de armas politizándoles, e integran una oligarquía de cómplices que se aferra al poder mediante la violencia haciendo a la miseria como la justicia de los pobres y fabricando un enemigo externo como acicate para la masificación de sus adherentes. 

Carlos Padilla
@carpa1301

MAOLIS CASTRO,VENEZUELA CUMPLE DOS DÉCADAS DE CHAVISMO BAJO EL YUGO DEL IMPARABLE DECLIVE ECONÓMICO


El modelo impulsado por el expresidente Hugo Chávez y el deterioro institucional han sumido al país en una crisis sin precedentes

Nicolás Maduro se retrata este jueves con mandatarios aliados a un mes de renovar oficialmente su mandato y enfrentarse al rechazo de una importante porción de la comunidad internacional. El encuentro con su homólogo ruso, Vladímir Putin, es la última exhibición de su limitada aceptación y de la búsqueda de cooperación para afrontar la crisis económica en Venezuela. 

Tras 20 años del chavismo en el poder, el país está en ruinas y el Gobierno carece de apoyo. La popularidad del mandatario ha descendido a los niveles más bajos desde que el teniente Hugo Chávez ganase las elecciones presidenciales, el 6 de diciembre de 1998. Maduro triunfó el 14 de abril de 2013, un mes después de la muerte de su líder, con casi el 51% de los votos frente al 49% del opositor Henrique Capriles. En noviembre, el político apenas alcanzó un 20% de apoyo, según la encuesta Omnibus de la firma Datanálisis. Parte de ese rechazo se atribuye directamente al desplome financiero del país sudamericano, una de las naciones con más recursos petroleros del planeta.

Venezuela está, en cambio, entre las economías con peor desempeño del mundo, con uno de los niveles de miserias más elevados, según una reciente clasificación de Bloomberg. La principal causa es la hiperinflación. Los datos oficiales son ocultados por el Gobierno venezolano, pero la desgracia financiera, acompañada por el deterioro institucional, desborda la realidad. El Fondo Monetario Internacional (FMI), sin ir más lejos, pronostica que los precios crecerán el año que viene a una tasa inimaginable del 10.000.000%.

MÁS INFORMACIÓN
Venezuela cumple dos décadas de chavismo bajo el yugo del imparable declive económico Turquía da un balón de oxígeno a Maduro con inversiones y apoyo político
Venezuela cumple dos décadas de chavismo bajo el yugo del imparable declive económico La asfixiante vida de los venezolanos tras un año de hiperinflación
Yusmery Rivas, administradora, dice que su vida es fiel reflejo de la decadencia del país. “Voté por Chávez. Al principio de su Gobierno, en 2007, pude ahorrar y hasta viajar al extranjero, pero mi salario fue disminuyendo con la inflación y ahora apenas puedo comer dos veces al día. ¿Cómo pudimos llegar a esto?”, se pregunta. Para la socióloga Ana María Carrasquero, investigadora de la asociación Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice), la causa de la desgracia económica está en el modelo instaurado por el chavismo. “Chávez hace campaña electoral con el Plan Socialista de la Nación, donde está contenido que la línea estratégica es la sustitución de la propiedad privada por la social. Ya para ese momento él había anunciado la implantación del socialismo del siglo XXI”, explica.

Entre 2005 y 2011 se produce una ola de expropiaciones ejecutadas por el propio Chávez. “Es como si hubiesen expropiado un territorio tres veces superior a Gales”, agrega Carrasquero. Según el Observatorio de la Propiedad de Cedice, se registraron 1.167 expropiaciones en ese período. Hoy, el Estado tiene en su poder 576 empresas, de las que al menos 441 fueron creadas o adquiridas durante los Gobiernos de Chávez y Maduro por distintas vías, entre ellas la confiscación y la nacionalización, según un informe de la ONG Transparencia Internacional.

Pocos empresarios hallan rentable operar en el país. Muchas multinacionales y una decena de aerolíneas han abandonado Venezuela desde 2005: Cemex, Cargill, Exxon Mobil, Heinz, Kraft, Kellogg’s, Parmalat, Pirelli, Owens Illinois y Mattel, entre otras, ya no están. También los pequeños negocios sufren la vorágine gubernamental.

Más de tres meses del plan de recuperación implementado por Maduro, la economía continúa sin mejorar. Al contrario, Alejandro Grisanti, director de la firma Ecoanalítica, cree que un 20% de los comercios no abrirán sus puertas en enero. “Las secuelas de la hiperinflación se ven en la devastación del aparato productivo. El Gobierno no ofrece cifras para indexar el salario de los venezolanos y eso acentúa la decadencia del poder adquisitivo. [Además], muchas compañías tienen una caída de las demandas de productos. No creo que el panorama cambie, porque se necesita generar credibilidad para traer confianza y este es un Gobierno que hace anuncios y no cumple”, asegura.

Grisanti, junto a otros economistas, califica este proceso de escalada sin fin de los precios como el más dañino de América Latina. “No es un fenómeno eterno, la hiperinflación suele traer un cambio de política económica o el de los políticos que ejercen el poder. La más larga fue la de Nicaragua y duró casi cinco años, aunque en promedio alcanzan los 20 meses”, agrega. Su duración es impredecible, pero lo cierto es que ya se ha convertido en una crisis histórica.

La ruina de Pdvsa
La quiebra de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) es clave en este laberinto de desaciertos. Chávez, asediado por un paro petrolero, despidió a altos cargos de la industria en 2002. Y no todo el nuevo personal destacó por su conocimiento, sino por su lealtad al presidente. Su sucesor al frente de Pdvsa, Manuel Quevedo, un militar sin experiencia en el sector energético, aterrizó como presidente de la petrolera después de que Maduro acusara a la antigua directiva de corrupción, en 2017. Nada ha cambiado a mejor desde entonces.

El petróleo se convirtió en una bandera del chavismo. El Gobierno con su eslogan “ahora Pdvsa es de todos” quiso demostrar que el reparto del crudo rendiría para el país entero y ordenó diversificar las funciones de la industria petrolera que comenzó a encargarse de programas sociales. En 2008, los precios del crudo superaron los 120 dólares por barril, pero el Estado no aprovechó el ingreso de millonario para invertir en la economía y en la propia industria. Francisco Rodríguez, jefe del banco de inversión Torino Capital, opina que la mala gestión generó la peor crisis de la historia del país. “El gran boom de recursos no se utilizó en prácticamente nada, el país lo que hizo fue endeudarse más. Hoy, Venezuela tiene una deuda externa representativa por el orden de 150.000 millones de dólares, aproximadamente”, afirma.

Contrario a lo pensado durante la bonanza, la joya del país cayó en desgracia y con ella la mayoría de venezolanos. En 2014, Maduro descartó una crisis producida por una disminución del costo del barril. “Un gobierno revolucionario con poder económico, como el que yo presido, tiene planes para pasar cualquier situación, así tiren los precios del petróleo adonde los tiren”, dijo en un consejo de ministros. Pero unos meses después culpó a los bajos costos del crudo del desastre económico. Hoy, tras un alza de los precios, tampoco se recupera Venezuela. El daño a Pdvsa es tan inocultable que el déficit en la producción ha obligado al Gobierno a aceptar que se cometieron errores.

Maolis Castro
@Maoliscastro
https://elpais.com/internacional/2018/12/06/america/1544058843_761552.html?prm=ep-app

JOSÉ LUIS MÉNDEZ LA FUENTE, 40 AÑOS


Hace ya un tiempo, que la España de este siglo nos viene recordando cada vez más a Venezuela y no lo decimos por todas aquellas cosas que las unen históricamente y que son muchas, sino por otras más recientes de tipo ideológico.

Los españoles se encuentra celebrando los cuarenta años de vida de su Constitución. Ratificada en referendum popular  realizado un 6 de Diciembre de 1978, entraría en vigor el día 29 de  ese mismo mes y año. Razones para ese homenaje varias, siendo la principal haber servido como instrumento jurídico fundamental de integración política, en un momento complicado, como era el paso a una democracia moderna desde el franquismo. Una dictadura de cuarenta años, los mismos que cumple la Constitución, lapso muy difícil de soslayar y de manejar, pues si bien la muerte del Caudillo significaba su desaparición física, y ponía fin, de hecho, a su largo gobierno, ya en proceso de metamorfosis desde hacia algún tiempo, no acababa en modo alguno con su figura, ni mucho menos con el franquismo, como institución, esto es, como forma de pensar y actuar. 

Para entender mejor ésto, se debe recordad que el fascismo en la década de los 20 y de los 30 del siglo pasado, había hecho explosión en Alemania e Italia con Hitler y Mussolini. Pero a diferencia del de Franco, sus gobiernos fueron mucho mas cortos, una década el del Führer  y dos el del Duce; terminando ambos como consecuencia de la derrota del Eje en la Segunda Guerra Mundial, en la cual  Franco no participó. Una circunstancia en la historia moderna de España, que no se puede dejar de lado. Un punto de inflexión a la hora de entender porque su desarrollo político, social y económico no ocurrió a la par de otros países europeos, como Francia, la Propia Alemania o Italia.

De ahí que ese pacto constitucional de 1978, entre las representaciones políticas de entonces; hoy aun vigente, sea motivo de orgullo para la mayoría de los españoles, pues logró una estabilidad política que, no obstante la muerte de Franco,  no era de fácil de digerir, dadas las fuerzas contenidas y las heridas del pasado que la guerra civil había dejado y que aún hoy en día no están cicatrizadas.

También en Venezuela habían transcurrido prácticamente cuarenta años de vigencia y continuidad constitucional, la mas larga de su historia, cuando la Constitución de 1961, como se le conoce, resultado del acuerdo entre todos los partidos políticos de la época, tanto de derecha como de izquierda, representados en el Congreso Nacional, fue sustituida por la actual de 1999 durante el   primer año de la presidencia de Hugo Chávez.

Las mismas corrientes de aire que ahora recorren España desde que apareció en escena Podemos y que están contagiando al resto de la izquierda española, incluido al PSOE, partido de gobierno, soplaban ya en la Venezuela de finales del siglo pasado. Se acusaba  entonces, a la Constitución del 61, de  no ser el resultado  de todas las fuerzas políticas, sino mas bien del “puntofijismo”, término con el que se resume el pacto político, entre Acción Democrática, COPEI y Unión Republicana Democrática, esta ultima se saldría al poco tiempo, y del que fuera excluido el Partido Comunista. 

El acuerdo conocido como Pacto de Punto Fijo, buscaba darle sostén y equilibrio a la naciente democracia, frente a la amenaza externa latente que, a pocos kilómetros, representaba la alucinadora Revolución Cubana, pero sobre todo, después de tres largas décadas de inestabilidad política interna, caracterizadas por alzamientos, gobiernos y juntas militares, siendo la defenestrada dictadura del general Marcos Pérez Jiménez, el 23 de Enero de 1958, la  última de ellas.  Sin embargo, no fue visto así por Chávez y la izquierda en general, sino como una componenda entre Rómulo Betancourt y Rafael Caldera para alternarse en el poder, del cual quedó excluido el socialismo auténtico. Estas viejas rencillas, que dejaron cicatrices emponzoñadas, se abrieron cuarenta años más tarde.

Pactos de la Moncloa, franquismo y monarquía, Constitución del 78 en España; Pacto de Punto Fijo, AD y COPEI, Constitución del 61 en Venezuela. Al final da igual, basta con cambiar los nombres y algunas circunstancias, pues los argumentos siempre seguirán siendo los mismos para los Chávez  y los Iglesias, cuarenta  años antes o cuarenta años después.


José Luis Méndez La Fuente, 
@xlmlf

JESÚS GÁNEM MARTÍNEZ, LA SEDICIOSA TENDENCIA IRREVERSIBLE


La jacarandosa comparsa de las llamadas comadres del CNE, ya tienen trazadas las cifras  para revelar públicamente la tendencia irreversible del malicioso y sesgado triunfo del oficialismo en las elecciones municipales del próximo domingo 9 de diciembre.

Siempre he sido un compulsivo y frenético votante; sin embargo, en esta oportunidad me asedia la incredulidad en relación al proceso comicial municipal, ante la salida del camino electoral de la irremplazable y vital Unidad del sector democrático. Semejante equívoco dará pie a la consabida y cínica parodia, que de manera irritante ofrecerá en cadena nacional, la arrogante y mofletuda Tibisay Lucena, anunciando unos amañados resultados que den cuenta de una tendencia irreversible a favor del PSUV y sus aliados.

La mayoría de los venezolanos dan por sentado que las elecciones dirigidas por el actual CNE, no ofrece ni asegura garantía de pulcritud e imparcialidad, y mucho menos ahora cuando es sabido que la oposición concurre sin la condición determinante de la Unidad, base y sostén de anteriores conquistas.

Por eso en el actual proceso municipal hay sectores que se niegan a intervenir por existir un clima de incertidumbre, confusión y enfrentamientos indebidos, lo cual permea la excitación y la fogosidad del debate, cada vez más acentuado sobre la base de votar, abstenerse, o todo lo contrario. Raya en lo tragicómico parafrasear semejante dislate, pero es que retrata lo burlesco que es la vía electoral en las actuales circunstancias en donde no cuenta para nada la emoción, el fervor popular, ni siquiera el fanatismo partidista, ante tanta arbitrariedad, inseguridad jurídica, ventajismo y las abruptas y transgresoras decisiones de un órgano electoral que está degradado y al servicio exclusivo del insensible dictadorzuelo.

La antinomia, y las contradicciones suman otro terrible infortunio: el vacío comunicacional que existe en la prensa escrita – con las debidas y respetadas excepciones- por amenazas de clausura, detenciones y la autocensura de los que todavía se dejan ver, quienes por miedo o condescendencia le cierran el paso a la publicidad de los opositores.

Dejo en claro que la cínica parodia que simbolizo, no pretende excluir ni soslayar la aspiración del sector de la oposición que va a participar el 9 de diciembre, están en su derecho y lo respeto, lo que si trato es de alertar sobre una elección municipal cuya convocatoria, pienso es un salto al vacío, un simulacro, un engaño más de Maduro, pues de acuerdo a sólidos argumentos que proceso, auspicia una nueva Constitución que aniquilará  a los Concejos Municipales, Alcaldías y Diputados regionales, sustituyéndoles por el llamado Poder Comunal.

Estemos claros, concurrir a un evento electoral en dictadura, además de desigual e inútil, es francamente una ociosidad. Se puede entonces borrar de la memoria, o echar en saco roto, por ejemplo, la reciente, insólita e ilegal resolución del TSJ ilegítimo en la elección estudiantil de la Universidad de Carabobo? No digo más.

jesus ganem martinez
@chuchoganem

LUIS FUENMAYOR TORO, BUENA SUERTE VENEZUELA


A pocas horas del proceso electoral del 9 de diciembre, en el que se elegirán los concejales de los 335 municipios del país, no nos queda más que esperar por el buen juicio de los venezolanos, quienes con su participación pueden efectuar una demostración contundente de fuerza y derrotar a un gobierno ventajista, tracalero, cínico, indolente y represivo, y en este momento claramente minoritario en el seno del electorado. Sabemos que es muy difícil para la gente sobreponerse a la desesperanza y el derrotismo existentes, máxime cuando estos han sido cuidadosamente cultivados, desde hace 20 años por lo menos, por el modelo político polarizado imperante todavía aunque seriamente resquebrajado. 

En casi el cien por ciento de los municipios se logró alcanzar acuerdos electorales unitarios de la oposición democrática, cuyos candidatos, por lo menos en el caso de los partidos integrantes de la Concertación por el Cambio, surgieron de las regiones y de los municipios y no fueron impuestos por las direcciones partidistas. Y esta afirmación no es un lugar común, siempre presente en los discursos mentirosos de los partidos políticos, sino una realidad que colectivamente se impulsó y que personalmente ayudé a instrumentar a lo largo de ese difícil proceso, pues me tocó, junto con María Verdeal, Vicepresidente del MAS, coordinar el equipo que ayudó y le hizo seguimiento a la conformación de todas las opciones electorales.

Tenemos conocimiento que en por lo menos la mitad de los estados, entre ellos Mérida, Nueva Esparta, Táchira, Anzoátegui, Lara y Miranda, los equipos iniciales de trabajo electoral se han convertido en grupos plurales de muy activos, que han hecho de la unidad de la oposición democrática una expresión concreta, mucho más allá del discurso, y que enfrentan en las calles, barrios y urbanizaciones a las posiciones abstencionistas existentes en la población y al discurso negligente que las aúpa. No sé cuál es el grado de inserción social de estos equipos, pero es de esperar que sus trabajos proselitistas rindan frutos para el futuro de la democracia venezolana y la necesaria acumulación de fuerzas, que se requiere para seguir enfrentando a la mafia gobernante actual.

Sabemos además que las 28 alcaldías en manos de alcaldes opositores, que enfrentaron en su momento la suicida línea de abstención, se encuentran movilizados, en su mayoría junto con la oposición democrática, en función de defender sus municipios y sus cámaras municipales del asalto destructivo del PSUV y sus adláteres. Esto hace prever que en esos municipios el gobierno vuelva a perder las elecciones, tal y como ocurrió hace unos meses, a pesar del llamado abstencionista de los partidos, grupos e individualidades, que han puesto sus esperanzas en intervenciones extranjeras y de quienes son chantajeados por este discurso radicaloide. La Iglesia, a través de Baltasar Porras, ya se pronunció llamando a votar en las elecciones de concejales venideras.

Hacer vaticinios no es fácil y no me gusta. Sin embargo me atreveré a efectuar algunos, aunque mezclados con deseos y exhortaciones. Sería ideal que el número de los votos opositores superara la votación del gobierno, aunque fuera por un voto; demostraría que no es invencible e iniciaría la imprescindible recuperación de la confianza en las elecciones. Esta meta es muy difícil de lograr ante la desesperanza de la gente y el juego perverso abstencionista. Pienso que se puede ganar en los municipios de aquellos estados, que disponen de equipos motivados y coherentes, lo que demostraría las dos conclusiones ya señaladas, pero restringidas a donde la gente salió a votar. En cualquier caso, felicito a quienes no se han dejado llevar por la desazón, ni por la cobardía, ni por el facilismo que significa no hacer nada. 


Luis Fuenmayor Toro
@LFuenmayorToro