domingo, 29 de septiembre de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, DOMINGO 29/09/2019

SOLEDAD MORILLO BELLOSO: INTENTEMOS EXPLICAR LA JUGAÍTA DE "CHUCUTISMO POLÍTICO"

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 7 minutos
El meollo de todo este asunto de la movida en Casa Amarilla es el deseo de estos "individuos" (oportunistas de oficio) de romper con la polarización para apropiarse (a juro) de un espacio que haga que una tercera vía (minoritaria) los haga poderosos, por necesitados por cualquiera de los bandos. Y en medio de su estado de precariedad/fortaleza, a Maduro y Cía, no les viene mal. Es la vieja conseja del "divide y vencerás". Y lograron "pirarse" del mecanismo de Oslo. Estos "individuos" se socorren por supuesto del trillado (tan aburrido, tan almidonado, tan con olor a naftalina) conc... más »

OSCAR ARNAL: CONTRA LA HEGEMONÍA A DEFENDER LA AUTONOMÍA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 13 minutos
La sentencia número 324 del TSJ, del 27 de agosto de 2019, viola la autonomía universitaria e impone parámetros electorales ajenos al espíritu de nuestras casas de estudio, constituyendo además un atentado a la tradición académica latinoamericana. La Constitución de 1999 en su artículo 109, estableció la autonomía, que implica el derecho de las universidades a la autodeterminación, que si bien puede regular el legislador para garantizar la calidad, no puede anular su esencia. La autonomía es inherente a la naturaleza de la universidad para que la comunidad universitaria no pueda ... más »

RUBÉN CONTRERAS: MARGARITA, UNA PERLA EN PENUMBRAS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 18 minutos
Como casi todos los años, dentro de nuestra programación familiar, viajo con mi señora esposa a la isla de Margarita, la cual en otrora fue conocida como la perla del Caribe, a rendirle culto y veneración a la Virgen del Valle y aprovechamos también para visitar el santuario del Cristo del Buen Viaje en Pampatar, dos iconos de la cristiandad venezolana, instaurados dentro del calendario de fiestas eclesiásticas en Venezuela, que posiblemente se inició a partir de 1536 con la virgen del valle y desde 1748 el Cristo de Pampatar. Hay otras iglesias que destacan dentro de la isla como ... más »

CARLOS ALBERTO MONTANER: ¿ELIZABETH WARREN A LA CASA BLANCA?

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 27 minutos
Wall Street tiembla. La senadora Elizabeth Warren encabeza las encuestas del Partido Demócrata. Quizás Wall Street exagera. Según Quinniapac University, Warren ya le saca dos puntos de ventaja a Joe Biden, ex vicepresidente durante los mandatos de Barack Obama, y hasta ahora el front runner. Los mismos dos puntos con que la senadora de Massachusetts ganaría el caucus de Iowa. Se trata de una encuesta realizada antes de que Nancy Pelosi, la Preidenta de la Cámara de Representantes, procediera con su investigación sobre (y contra) Donald Trump. Ese es un dato importante. En la próxi... más »

ALFREDO M. CEPERO: ¿ES TRUMP UN PACIFISTA O UN APACIGUADOR?

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 34 minutos
Tener sumo cuidado de que su pacifismo no caiga en el abismo del apaciguamiento. El mismo que fue preámbulo a la masacre de 60 millones de seres humanos desatada por aquel infame y desquiciado que se llamó Adolfo Hitler. Desde el inicio de su campaña electoral Donald Trump se declaró enemigo de los conflictos internacionales. Con su característica transparencia dijo que no sería el presidente del mundo sino el Presidente de los Estados Unidos de América. Estas declaraciones lo definen como un genuino promotor del pacifismo. Un término que, según el Diccionario de la Lengua Española... más »

GABRIEL BORAGINA: LA ESCUELA AUSTRÍACA DE ECONOMÍA (6° PARTE)

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 2 horas
"Proposición 7: La competitividad en el mercado es un proceso de descubrimiento empresarial. Muchos economistas consideran la competencia como un estado de cosas (state of affairs). Sin embargo, el término “competencia” evoca una actividad. Si la competencia fuera un estado de cosas, el empresario no tendría ningún papel que jugar. Pero, puesto que la competencia es una actividad, el empresario tiene un gran rol que ocupar. En efecto, el empresario es el agente de cambio que empuja y arrastra los mercados hacia nuevas direcciones."[1] Que haya economistas que consideren a la compet... más »

SOLEDAD MORILLO BELLOSO: INTENTEMOS EXPLICAR LA JUGAÍTA DE "CHUCUTISMO POLÍTICO"

El meollo de todo este asunto de la movida en Casa Amarilla es el deseo de estos "individuos" (oportunistas de oficio) de romper con la polarización para apropiarse (a juro) de un espacio que haga que una tercera vía (minoritaria) los haga poderosos, por necesitados por cualquiera de los bandos. Y en medio de su estado de precariedad/fortaleza, a Maduro y Cía, no les viene mal. Es la vieja conseja del "divide y vencerás". Y lograron "pirarse" del mecanismo de Oslo.

Estos "individuos" se socorren por supuesto del trillado (tan aburrido, tan almidonado, tan con olor a naftalina) concepto del "fiel de la balanza", cuando en realidad lo que promueven no es sino el imperio de la mediocridad. Es conseguir que unas minorías manden en los hechos aunque en los números no tengan cómo. Pura aritmética.

Entendamos bien (que no es fácil). Si aquí hay unas elecciones parlamentarias sin hacer todos los cambios indispensables y apenas haciendo algunos remiendos, pues estos "individuos" acabarán sacando suficientes diputados como para convertirse en esa minoría necesaria para aprobaciones de asuntos gordos; tendrán unos votos que se moverán para dónde les convenga. Si no se hacen los cambios profundos que son imperativos, de nada servirá que en teoría la oposición tenga el favor de millones de electores, si en la práctica millones no pueden votar. Si , por ejemplo, los millones de venezolanos que han migrado y se encuentran hoy en un abanico de países - muchos de ellos en condición migratoria irregular - no pueden votar, porque no se instrumente un moderno sistema que haga que votar sea pelar mandarinas, pues entonces solo votarán los que puedan. Y eso es dejar por fuera a las mayorías , asegurando así que prive el deseo de las minorías. De allí que ahora Maduro y Cía por un lado y los individuos filibusteros por otro, cacareen tanto lo de las minorías. No por buenos, sino por oportunismo. Es la viveza en acción.

Hay que ver no solo la foto de hoy sino la película del mañana. Pinto una secuencia:

Los revolucionarios se incorporan a la AN. Porque la propuesta del "oficialismo" es intragable, no llegan a un acuerdo sobre el CNE y el TSJ nombra nuevos rectores, 2 o 3, a lo sumo, no los 5. Y eso sin tener usar la ANC. Ese nuevo CNE hace algunos remiendos chimbos y maquilla con estatutos y reglamentos chucutos. Inventan un sistema para que los migrantes puedan votar, pero en realidad es el Niágara en bicicleta. Convocan elecciones parlamentarias, ni siquiera para corto plazo. La oposición se debate en el dilema de ir o no ir. Discutidera terrible. Si no va, pierde todos los escaños que tiene. Si va y hace una campaña muy seductora que supere los ánimos abstencionistas, consigue un montón de votos, sí, pero como los migrantes no pueden votar todos (como debería ser), no logran los suficientes escaños para mayoría calificada. La revolución mantiene su número actual de diputados o menos (pocos menos o muchos menos, da igual). La tercera fracción (facción, más bien), la de estos individuos, consigue la suficiente cantidad de diputados para ejercer su "jálenme". ¿Así o más claro?

Mosca. Cuidado. No sé si a estos individuos les engrasaron las manos para montar este bodrio. Ni siquiera creo que lo que buscan es un beneficio en metálico transitorio, una compensación pecuniaria para financiar estos últimos años de su vida. Es mucho peor. Esto es más bien piratería política . Hacerse indispensables para cualquier aprobación. Convertirse en el dedo que decide. El poder, el placer adictivo.

La jugaíta de "chucutismo político" no les salió tan bien como ellos creen pero no tan mal como algunos equivocadamente piensan. El filibusterismo es peligroso. La democracia, para ponerlo en palabras poco académicas pero comprensibles para las gentes de a pie, es el gobierno de las mayorías con respeto a las minorías, no las minorías poniéndole la pata encima a las mayorías. A partir de la pérdida del favor popular, el régimen dejó de ser oclocrático, término muy rimbombante que define el gobierno de la muchedumbre, que era lo de Chávez. Maduro es tremendamente impopular y no le importa. Es un "ocupa" de la Poltrona de Miraflores. Está ahí por cuatrerismo. No le interesa tener mayoría en una elección. Quiere conservar el poder y control de las instituciones del estado. Y picar la AN en tres toletes le garantiza eso. De allí su contentura con ese merequetén que montaron en Casa Amarilla. Estos individuos, estos caimanes sin dientes, quieren apostarse en la boca del caño para morder lo que pase. No buscan tener el poder. Eso supondría responsabilidad y trabajo, dos cosas que ni hablar del peluquín. Buscan estar en el poder, hacerse necesarios para los "hunos" y los otros. Y lo hacen vendiendo el patético concepto de "lo perfecto es enemigo de lo bueno". Es decir, la mediocridad en pasta.

Hace unos días, Felipe Mújica dijo que la AN ideal es una en la que un pedazo esté en manos de lo que hoy es gobierno, otro pedazo en manos de lo que hoy es oposición y un tercer pedazo "libre de ataduras" en manos de "gente como nosotros". Lo escuché y recordé a Teodoro diciéndome que Mujica era un desprestigio para la especie humana.

Si los individuos de la confabulación de Casa Amarilla triunfan en su estrategia, el resultado está de anteojito. Será un "que todo cambie para que todo siga igual". Igual es seguir en el desastre, en la pelazón. Mientras los miembros del clan Casa Amarilla campaneaban güisquicitos en un restaurante (bajo la excusa de celebrar el día del periodista, como si los periodistas tuviésemos algo que celebrar), 6.1% de venezolanos reportaban que solo comen una vez al día y 65.2% apenas dos. Los filibusteros de Casa Amarilla garantizan que eso siga igual o vaya pa' peor.

Soledad Morillo Belloso
soledadmorillobelloso@gmail.com
@solmorillob

OSCAR ARNAL: CONTRA LA HEGEMONÍA A DEFENDER LA AUTONOMÍA

La sentencia número 324 del TSJ, del 27 de agosto de 2019, viola la autonomía universitaria e impone parámetros electorales ajenos al espíritu de nuestras casas de estudio, constituyendo además un atentado a la tradición académica latinoamericana.  

La Constitución de 1999 en su artículo 109, estableció la autonomía, que implica el derecho de las universidades a la autodeterminación, que si bien puede regular el legislador para garantizar la calidad, no puede anular su esencia. La autonomía es inherente a la naturaleza de la universidad para que la comunidad universitaria no pueda ser intervenida en función de la búsqueda de la verdad. La consagración constitucional de la autonomía fue consecuente con el pensamiento del Libertador. La autonomía entendida en su sentido de garantía del ejercicio libre del pensamiento, de la enseñanza y de la cátedra, es la mejor protección de la libertad y la democracia, como se ha demostrado frente a gobiernos autocráticos que pretenden poner al servicio de una  ideología o de una persona la  institución universitaria. Por ello, los gobiernos autoritarios, oclócratas o autocráticos, desconfían de la autonomía. En efecto, la autonomía es el mejor medio de protección de las libertades educacionales en las universidades, puesto  que consiste en su capacidad de autorregulación y de autodeterminación administrativa y de funcionamiento de la respectiva  persona jurídica que presta el  servicio público de la educación  universitaria.  

 La sentencia acaba con la función del claustro, que tenía la responsabilidad de la elección del rector y de las autoridades universitarias. Entendiéndose que a los profesores de carácter permanente es a los que más les duele la universidad. También se amenaza a nuestra máxima casa de estudios, al señalarse que si no se eligen nuevas autoridades bajo los nuevos parámetros designarán a dedo al rector dentro de seis meses. La cuenta regresiva entró en funcionamiento y la rectora abrió una amplia consulta con los sectores afectados e interesados.  

 El día 4 de Octubre se ha convocado una marcha que saldrá de la UCV y todos debemos acompañarla para defender nuestros derechos. Deberíamos ir también a elecciones en “las universidades” oficialistas creadas por el régimen. Hoy el futuro del país se juega en la defensa de nuestras universidades.  

Oscar Arnal
@OscarArnal 

RUBÉN CONTRERAS: MARGARITA, UNA PERLA EN PENUMBRAS

Como casi todos los años, dentro de nuestra programación familiar, viajo con mi señora esposa a la isla de Margarita, la cual en otrora fue conocida como la perla del Caribe, a rendirle culto y veneración a la Virgen del Valle y aprovechamos también para visitar el santuario del Cristo del Buen Viaje en Pampatar, dos iconos de la cristiandad venezolana, instaurados dentro del calendario de fiestas eclesiásticas en Venezuela, que posiblemente se inició a partir de 1536 con la virgen del valle y desde 1748 el Cristo de Pampatar.

Hay otras iglesias que destacan dentro de la isla como la de Los Robles, en la cual se le rinde culto a la Virgen del Pilar y, también de origen colonial y muy bella como la de Antolín del Campo. Y podemos decir que este 8 de septiembre, como casi todos los años, la feligresía católica, a pesar de los problemas que aquejan a la mayoría de los venezolanos, por la mala situación que se confronta en cuanto a calidad de vida y poder adquisitivo, así como al deficiente servicio de transporte que presta el estado venezolano con sus lineas aéreas y de transporte marítimo con la destrucción de la nueva Conferry, hizo todos los esfuerzos por hacerse presente en las festividades religiosas preparadas para tal celebración por la Diócesis de Margarita y así, renovar su fe y esperanza en su creencia religiosa.

Conversando con algunos de los feligreses acerca de la importancia de la fe en la Virgen del Valle y sus plegarias a la misma, podemos destacar la coincidencia de muchos de ellos en cuanto que dichas invocaciones a la madre del señor estaban dirigidas a un cambio de la situación que confronta el país, la mayoría clamaba e imploraba la virgen que se dé un cambio gobierno y podamos tener buenos gobernantes que actúen en función de solucionar los problemas que confronta el país y que no se interese solamente por ideologizar a los niños y habitantes en general y que sus políticas le permitan al ciudadano común mejorar su condición de vida y salir de la depresión y ruindad en que los ha sumido este régimen a partir de 1999.

También nos explicaban algunos margariteños como les ha cambiado la vida las decisiones tomadas por el gobierno en cuanto a la aplicación del régimen cambiario que debería tener el puerto libre o la zona franca de Margarita, en virtud que la negativa de otorgar los dólares a los comerciantes, muchas de las tiendas y comercios de la isla, han tenido que cerrar y recorriendo los bulevares Gómez y Guevara, así como las célebres avenidas Santiago Mariño y 4 de Mayo se observan cientos de santamarías que tienen algún tiempo que no se abren y algunas de las pocas abiertas han cambiado los rubros y es común ver que tiendas de ropa y perfúmenes, ahora venden verduras y granos y el famoso mercado de Conejeros, pujante en otros tiempos, tantos las ventas de ropas y mercerías, así como sus restaurantes, muchos solitarios añorando la presencia de visitantes, como en otros tiempos.

Algo que observamos y pareciese ser común en la isla, es el deterioro de los servicios, es normal ver a personas de todas las edades, a cualquier hora del día, con cuñetes y bidones buscando agua y en las mañanas en los alrededores del mercado de los cocos, de la guardia o en Laguna de Raya buscando sardinas para su alimentación, y en relación a los espacios públicos, es deprimente, mucha basura, aguas negras, falta de alumbrado público y la vialidad similar a la de todo el país, en las cuales quienes manejamos debemos sortear los huecos para no caer en ellos y conversando con algunas personas, estas me indicaban que el actual alcalde de Porlamar no se ocupa de sus competencias y al gobernador, el gobierno nacional lo tiene asfixiado, pero esta ha logrado un acuerdo con lo queda del sector empresarial para facilitar algunos programas de emprendimiento y mutualidad en cuanto a desarrollar algunos planes de mejoramiento de la isla y de sus ciudadanos.

Conversando con el Dr. Oswaldo Enrique Martínez quien fue presidente del Concejo Municipal del Municipio Maneiro, nos comentó que a raíz de la celebración de la Cumbre del Movimiento de los Países No Alineados que se celebró hace cosa de cuatro años en la isla, le dirigió comunicaciones al presidente de la república, al ministro de la cultura, al gobernador Mata Figueroa, a PDVSA y a otros entes, planteándoles que a raíz de dicha celebración sería menester restaurar la obra cinética del Maestro Jesús Soto, ubicada en la vía hacia Pampatar conocida como la Perla del Caribe y los visitantes apreciaran la belleza y majestuosidad de la misma y hasta ahora, todavía siguen esperando en dicho Concejo Municipal la respuesta de dichos funcionarios, lo que nos indica el amor, apego de interés de quienes gobiernan este país por su infraestructura y sus obras de arte y como nos ven quienes vienen de afuera.

Salir de noche en La Asunción, Porlamar y Pampatar es tétrico, Juan Griego y Punta de Piedras son pueblos desolados, los Cochenses claman porque los servicios de energía eléctrica, agua y el ferry no sean intermitentes, calles sin alumbrado, el hospital Luis Ortega presenta un progresivo deterioro en sus instalaciones y sus alrededores llenos de basura, lo que deja entrever la ruindad en que está sumida, al igual que en todo el país y posiblemente como en similares condiciones a las del estado Vargas se encuentra la perla del Caribe. La diferencia con Vargas es que su gobernador, el general trisoleado es un megalómano narciso que se ocupa de explotar unas canteras y construir obras ornamentales que le dejan buenos dividendos a su familia, sin mejorar los servicios públicos y el gobernador de Margarita está atado por un Consejo Legisltativo eunuco que solo atiende las directrices del psuv sin atender las necesidades de quienes habitan en la isla.

Es lamentable la situación de la isla que atraviesa la isla, la cual fue en su momento considerada un destino turístico de primer órden, y haciendo un símil de la situación

pudiéramos decir que es incomprensible como este régimen delincuencial que se instauró en el poder a partir de 1999, asola y destruye a Venezuela en todos sus niveles.

Rubén Contreras
@RubenContreras  

CARLOS ALBERTO MONTANER: ¿ELIZABETH WARREN A LA CASA BLANCA?

Wall Street tiembla. La senadora Elizabeth Warren encabeza las encuestas del Partido Demócrata. Quizás Wall Street exagera. Según Quinniapac University, Warren ya le saca dos puntos de ventaja a Joe Biden, ex vicepresidente durante los mandatos de Barack Obama, y hasta ahora el front runner. Los mismos dos puntos con que la senadora de Massachusetts ganaría el caucus de Iowa. 

Se trata de una encuesta realizada antes de que Nancy Pelosi, la Preidenta de la Cámara de Representantes, procediera con su investigación sobre (y contra) Donald Trump. Ese es un dato importante. En la próxima encuesta la distancia entre Warren y Biden será mayor. Los electores norteamericanos suelen castigar el nepotismo y se supone que Biden favoreció a su hijo Hunter. 

Aparentemente, el presidente de Estados Unidos intentaba reclutar al jefe de estado ucraniano para que buscara pruebas de la corrupción de Hunter Biden, el hijo de Joe, un abogado norteamericano situado en la dirección de una compañía ucraniana exportadora de gas, pese a no tener idea alguna del negocio. Joe, su padre, quedaba como una persona capaz de intervenir ilegítimamente por su hijo.  

Si en una república que se respete todas las personas son iguales ante la ley, incluido el presidente republicano Trump, como recordó acertadamente la señora Pelosi, el sayo también le sirve al candidato demócrata Biden. Mira por dónde, sin comerlo ni beberlo, la senadora Elizabeth Warren ha resultado beneficiada del conflicto. 

Los operadores de Wall Street, en fin, le tienen pavor a la senadora Warren. La llaman “socialista” y temen que suba los impuestos. Ella jura y perjura que sólo lo hará con el 1% más rico de los contribuyentes, y exhibe la optimista matemática con que respalda sus proyectos: “Medicare para todos”, estudios universitarios sin costo para muchos estudiantes, más viviendas públicas y educación preescolar por cuenta del Estado, a lo que agrega un holgado etcétera.

Es decir, la señora Warren es una socialdemócrata en toda la extensión de la palabra. Quiere aumentar el gasto público. Fue republicana y conservadora, pero ya no lo es. (Tampoco lo son los republicanos que no dejan de incrementar el gasto público). Cree en el mercado, pero, como Adam Smith, piensa que hay que estar muy atentos a la tendencia al atropello y al monopolio de los empresarios. Por eso, piensa, hay que regularlos.  

Para empezar, la senadora Warren y su marido forman parte de ese 1% de ricos del país. Son millonarios. Entre ella, catedrática de leyes y experta en cuestiones comerciales, y su esposo, Bruce Hann, profesor de la facultad de Derecho de Harvard, tienen unos ocho millones de dólares, pero probablemente esa cifra se incrementará notablemente, como les sucedió a los Clinton y a los Obama. Ya el matrimonio Warren-Hann, gana millón y medio de dólares anuales, y su notoriedad se reflejará en la venta de sus libros y en el caché de las conferencias.  

Por otra parte, la senadora Warren no integra, como Bernie Sanders o Bill de Blasio, el pelotón de “idiotas útiles” que apoyó al estalinismo cubano o nicaragüense cuando ya resultaba evidente el horror de esos sistemas. (Sanders, incluso, pasó su luna de miel en la URSS). Warren es una señora metodista que, cuando era joven y tenía tiempo, todos los domingos daba clases gratis a los niños de pocos ingresos. Es una buena mujer. 

Es una lástima que a sus 70 años no haya aprendido que el “redistribucionismo” afecta negativamente a los más pobres, o que no advierta que el aumento del gasto público y, en consecuencia, del perímetro del Estado, incrementa la corrupción y la ineficiencia. Para el sector público se suele trabajar poco y mal, dado que no le duele directamente a nadie en su bolsillo y los políticos prefieren ceder ante los sindicatos que reclaman sin tener en cuenta la productividad. ¿Para qué enfrentar un problema laboral si se dispara con pólvora del rey?  

En todo caso, como las elecciones son entre personas de carne y hueso, con sus luces y sombras, si ella fuera la candidata demócrata, los electores tendrán que escoger entre una mala persona, un fanfarrón carente de empatía, pero con algunas nociones económicas correctas, y una buena mujer, muy inteligente, pero parcialmente equivocada en el terreno económico. Afortunadamente, si Elizabeth Warren llegara a gobernar, el complejo mecanismo de contrapesos que existe en el país no la dejaría equivocarse demasiado. Eso espero. 

Carlos Alberto Montaner 
montaner.ca@gmail.com
@CarlosAMontaner 

ALFREDO M. CEPERO: ¿ES TRUMP UN PACIFISTA O UN APACIGUADOR?

Tener sumo cuidado de que su pacifismo no caiga en el abismo del apaciguamiento. El mismo que fue preámbulo a la masacre de 60 millones de seres humanos desatada por aquel infame y desquiciado que se llamó Adolfo Hitler.

Desde el inicio de su campaña electoral Donald Trump se declaró enemigo de los conflictos internacionales. Con su característica transparencia dijo que no sería el presidente del mundo sino el Presidente de los Estados Unidos de América. Estas declaraciones lo definen como un genuino promotor del pacifismo. Un término que, según el Diccionario de la Lengua Española, es descrito como :"Conjunto de doctrinas encaminadas a mantener la paz entre las naciones".

Ser pacifista, un hombre de paz, es un hermoso sentimiento y una conducta que, compartida por todos los seres humanos, nos conduciría a un mundo de amor, de esperanza, de compasión y de tolerancia. Desgraciadamente, ese mundo idílico existe solamente en la mente y en el corazón de una minoría de seres humanos. El mundo real es muy diferente. La avaricia y la ambición de poder llevan a la mayoría de hombres y naciones a conflictos y confrontaciones resultantes en la destrucción del adversario.

Ese es el mundo hostil que confrontan actualmente los Estados Unidos. De hecho, lo han confrontado siempre porque el destino de los poderosos y de los ricos es ser objeto del ataque de quienes desean despojarlos de sus privilegios. El pacifismo del candidato Donald Trump, con todo su idealismo y sus buenas intenciones, no es capaz de proteger a los Estados Unidos del ataque de sus enemigos jurados.

El más ostensible en estos momentos son los clérigos fanáticos de Irán con su inminente arsenal nuclear. Como dice el refrán:"Una cosa es con guitarra y otra con violín". Aplicado a la política, una cosa es ser candidato y otra muy diferente ser presidente. Por eso Trump tiene que cambiar su mensaje y adaptar su conducta a estas nuevas realidades. Tener sumo cuidado de que su pacifismo no caiga en el abismo del apaciguamiento. El mismo que fue preámbulo a la masacre de 60 millones de seres humanos desatada por aquel infame y desquiciado que se llamó Adolfo Hitler.

El 30 de septiembre de 1938, los primeros ministros de Inglaterra y de Francia, Neville Chamberlain y Edouard Daladier, firmaron un pacto en Munich con Adolfo Hitler por el cual éste último se comprometía a respetar la soberanía y la integridad territorial de sus vecinos europeos. Chamberlain regresó a Londres esgrimiendo una copia del pacto y diciendo que el mismo había garantizado "la paz en nuestro tiempo" . Hitler lo haría muy pronto caer en el ridículo ordenando una invasión de Checoslovaquia. Ya se había anexado a Austria y muy pronto se repartiría a Polonia con la Unión Soviética. Inglaterra y Francia se vieron obligadas a declarar una guerra para la que no se habían preparado con tiempo.

En vez de lograr la paz, los apaciguadores crearon las condiciones para la guerra. Como diría cualquier filósofo de esquina: "lo demás historia" de una masacre de proporciones galácticas que estremeció al mundo. A partir de Munich, el término «política de apaciguamiento» se ha aplicado a la conducta donde un Estado acepta las condiciones de un agresor potencial en vez de oponer resistencia. Se considera que usualmente el estado «apaciguante» sacrifica principios propios para lograr esta meta.

En este siglo 21 estamos asistiendo a un escenario similar por parte de unos clérigos iraníes asfixiados por las medidas punitivas puestas en vigor por el gobierno del Presidente Trump. Con una economía en ruinas y una oposición en espera de la menor oportunidad para rebelarse, los fanáticos de Teherán se aferran al poder desestabilizando al mundo. Lo mismo impiden la navegación de tanqueros por el Estrecho de Ormuz que destruyen instalaciones petroleras de aliados de Estados Unidos como la Arabia Saudita.

En 2018, por el Estrecho de Ormuz pasaron 21 millones de barriles de petróleo diarios, equivalentes al 21 por ciento de ese combustible que se consume en el mundo. Los 17 misiles que fueron lanzados por drones hace una semana contra las instalaciones petroleras sauditas redujeron el suministro global de petróleo en el 5 por ciento.

Por otra parte, en un obvio intento de crear una grieta entre los Estados Unidos y sus aliados europeos, el 19 de julio la Guardia Revolucionaria iraní se apoderó del tanquero británico Stena Impero que navegaba por las rutas tradicionales de transporte de petróleo.Y ya en un acto de provocación directa, el 20 de junio Irán derribó un drone (vehículo aéreo no tripulado) de los Estados Unidos sobre el estrecho de Ormuz que se encuentra entre el Golfo Pérsico y el Mar de Omán. El costo del aparatito nada más que 220 millones de dólares.

Por su parte, el Secretario de Estado Mike Pompeo, uno de los pocos "halcones" que quedan en el círculo cercano al Presidente Trump, calificó el ataque a las instalaciones sauditas como "un acto de guerra". Acto seguido, propuso la creación de una coalición internacional para confrontar las agresiones iraníes. El presidente, sin embargo, pareció más cauteloso cuando dijo que los Estados Unidos estaban preparados para confrontar el reto de Teherán pero no pasó de las palabras a la acción.

Los "apaciguadores" en Washington aplaudieron la conducta cautelosa de Trump. Destacaron que a pesar de las tensiones con Irán, la inestabilidad en Libia y Venezuela, las obstrucciones de los oleoductos rusos y el colapso de la producción en México, el precio de la gasolina se ha mantenido relativamente estable en los Estados Unidos. En conclusión, unos Estados Unidos que han alcanzado la añorada independencia energética no tienen razón alguna para entrar en una guerra al otro lado del mundo para garantizar el suministro de petróleo a otros países.

Como de costumbre, estos mercaderes y oportunistas están ubicados del lado equivocado de la historia. Los viajes, el comercio global y la información contribuyen en gran medida a la riqueza de las naciones y a la estabilidad del sistema internacional posterior a la Guerra Fría. Además los mares, los aires, los espacios y, más recientemente, los espacios cibernéticos desempeñan un papel crítico en la defensa de los estados nacionales y en su habilidad para conducir operaciones militares en todo el mundo. Los Estados Unidos necesitan garantizar esos medios de operación para proteger el territorio de este país y sus intereses alrededor del globo. A mayor poder mayores obligaciones. Sin ellos, los Estados Unidos dejarían de ser la primera potencia del mundo.

Así las cosas, Trump haría muy bien en escuchar las opiniones de expertos en diplomacia internacional y en artes militares como John Bolton y el General Jack Keane , el hombre que, junto al General David Petraeus, ganó la guerra de Iraq. En una entrevista reciente, Bolton afirmó que si Trump hubiese castigado militarmente a los iraníes por el derribo del drone norteamericano, Teherán no se habría atrevido a atacar las instalaciones petroleras de sauditas.

Por su parte, el General Jack Keane, Director del Instituto para el Estudio de la Guerra, fue todavía más categórico. En el curso de una entrevista con la conductora Martha MacCallum, de Fox News, el General Keane dijo: "Tenemos que llevar a cabo una represalia militar contra Irán. Tenemos que entender que esto no es sólo un ataque contra las mayores instalaciones petroleras en el Medio Oriente. Es un egregio acto de guerra porque es un ataque contra la economía mundial". Yo comparto plenamente el análisis y las conclusiones de estos dos expertos y patriotas norteamericanos.

Donald Trump debería de hacer lo mismo si, como ha dicho en múltiples ocasiones, quiere preservar la grandeza de los Estados Unidos. Su conducta, más que sus palabras, nos dirá muy pronto si quiere pasar a la historia norteamericana como un pacifista o un apaciguador.

Alfredo M. Cepero: 
Director de www.lanuevanacion.com
@AlfredoCepero

GABRIEL BORAGINA: LA ESCUELA AUSTRÍACA DE ECONOMÍA (6° PARTE)

"Proposición 7: La competitividad en el mercado es un proceso de descubrimiento empresarial. Muchos economistas consideran la competencia como un estado de cosas (state of affairs). Sin embargo, el término “competencia” evoca una actividad. Si la competencia fuera un estado de cosas, el empresario no tendría ningún papel que jugar. Pero, puesto que la competencia es una actividad, el empresario tiene un gran rol que ocupar. En efecto, el empresario es el agente de cambio que empuja y arrastra los mercados hacia nuevas direcciones."[1]

Que haya economistas que consideren a la competencia como un estado de cosas indica que la imaginan como algo estático y externo a la actividad empresarial, y aun a la economía misma. Sin embargo, esta no es la realidad. La competencia es un proceso de descubrimiento como lo enseña Friedrich A. von Hayek y, necesariamente, ese proceso de descubrimiento ha de ser dinámico, no estático. Caso contrario, no podría darse. Y, adicionalmente, en un mundo dinámico es difícil -sino imposible- pensar las cosas como estáticas, ya que ni siquiera en el campo de las ciencias naturales sucede de dicho modo. Por lo demás, no hay que perder de vista que la competencia es un hecho natural que nace de la escasez. En un mundo de sobreabundancia no habría que competir por nada, porque todo estaría a disposición de todos en las cantidades suficientes. Pero, dado que dicho mundo no existe y las necesidades superan siempre los recursos disponibles la sociedad ha de competir por ellos.

"El empresario se mantiene alerta ante las oportunidades de ganancia mutua no reconocidas. Al reconocer oportunidades, el empresario puede obtener un beneficio. El proceso de mutuo aprendizaje a partir del descubrimiento de las ganancias que surgen del intercambio fomenta que el sistema logre una asignación más eficiente de los recursos."[2]

Entendemos que la palabra "mutua" apunta a la ganancia que las dos partes en la transacción obtienen del intercambio. En realidad, ninguna de las dos partes actúa con el objetivo de darle una ganancia a la otra, sino que -como ya advirtiera Adam Smith en 1776- todos actuamos con la mira puesta en nuestras propias ganancias y no en la de quienes negocian con nosotros. El móvil último de cualquier trato -sea dentro o fuera del mercado- es persistentemente este y no otro, por mucho que los socialistas quieran deformar la realidad e idealizar románticamente las cosas en otro sentido.

"El descubrimiento empresarial asegura que un mercado libre se mueve hacia el uso más eficiente de los recursos. Además, el atractivo por obtener beneficios arrastra a los empresarios a que constantemente busquen las innovaciones que permitan aumentar la capacidad productiva. Para el empresario que reconoce la oportunidad, las imperfecciones de hoy representan las ganancias de mañana [6] "[3]

Es decir, se optimizan los recursos del total de la sociedad. Como expresa F. v. Hayek la competencia es un proceso de descubrimiento. Y el objeto de ese descubrimiento son las diferentes oportunidades que, en el seno del mercado, se les brindan a los empresarios. La condición es -como perenemente se ha señalado- la libertad del mercado, porque de otra manera el mismo estaría condicionado a las oportunidades que agentes extra mercantiles podrían ofrecer y estos perpetuamente son externos al mercado. De hecho, es lo que ocurre en la mayoría de los países del mundo actual, donde las oportunidades que el mercado promete quedan ocultas bajo el manto que el intervencionismo estatal le otorga, encubriendo aquellas y dejando espacio únicamente a las "oportunidades" que pueda otorgar a discreción el poder de turno. O sea, la negación misma del mercado y de la competencia.

"El sistema de precios y la economía de mercado son instrumentos de aprendizaje que guían a los individuos a descubrir ganancias mutuas y a emplear eficientemente los recursos escasos."[4]

En un mundo donde no existe omnisciencia todo proceso es de aprendizaje y eso, desde luego, no podría excluir al sistema de precios y la economía de mercado. Por eso, los sistemas estatistas que pretenden dirigir la economía suponen en ellos la omnisciencia de la cual el mundo carece. Es lo que -nuevamente- el premio Nobel de economía, Friedrich A. von Hayek, denomina la fatal arrogancia, título de su grandioso último libro: la pretensión de los estatistas de saber todo lo necesario para gobernar la economía, lo que -en última instancia- implica regir la vida ajena al uso y conformidad del jerarca estatista. El proceso de mercado no es colectivamente deliberado, por lo que no es apto para ser planificado por una "mente central" desde el momento que dicho cerebro unificador no existe, y no podría existir excepto en el caso de que se quiera reconocer omnisciencia en los estatistas. Por cierto, estos presumen de ella. Basta escuchar sus discursos para percatarse de que ellos "lo saben todo" respecto de lo que "los demás necesitan".

*Macroeconomía*. Proposición 8: El dinero no es neutral. El dinero es definido como el medio de intercambio comúnmente aceptado. Si la política gubernamental distorsiona la unidad monetaria, el intercambio también resulta distorsionado. Minimizar estas distorsiones debería ser el objetivo de toda política monetaria sensata."[5]

Muchos han sido los economistas que ha sostenido (y aun lo hacen) la neutralidad del dinero. Todavía pueden leerse y escucharse declaraciones en dicho sentido. Pero ello, siempre ha sido y sigue siendo una falacia, porque el dinero no es más que una mercancía como cualesquier otra, que se comercia en el mercado (como cualquiera otra mercancía) y que tiene un precio, que oscila de acuerdo a la ley de la oferta y de la demanda. Ni más ni menos que como los demás artículos que se compran en los supermercados y comercios de bienes. Por ese mismo motivo, de idéntica manera que los precios máximos y mínimos distorsionan lo precios de mercado y terminan haciéndolos inoperativos, el control monetario hace que el precio del dinero resulte distorsionando, y esto desconfigure por completo el precio final de los bienes y servicios que se intercambian en el mercado.

[1] Peter J. Boettke. *Hacia una Robusta Antropología de la Economía**La Economía Austriaca en 10 Principios* Instituto Acton Argentina. Trad: Mario Šilar.
[2] Boettke, P. ibidem
[3] Boettke, P. ibidem
[4] Boettke, P. ibidem
[5] Boettke, P. ibidem

Gabriel S. Boragina 
gabriel.boragina@gmail.com 
@GBoragina