martes, 9 de abril de 2019

ACTUALIZACIÓN, "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, MARTES 09-04-2019

ZOÉ VALDÉS, SEÑORA GRANDES, CUÁN PEQUEÑA ES USTED

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 9 minutos
He leído, como muchos de ustedes, la columna de Almudena Grandes en El País. Almudena Grandes lleva más de cuatro décadas publicando en uno de los periódicos más leídos de España. Si mal no recuerdo lo viene haciendo desde que ganó un concurso literario con su novela Las edades de Lulú. He leído la columna, reitero, porque un amigo venezolano me sugirió que lo hiciera, de lo contrario no lo habría hecho. Jamás leo las columnas de Almudena Grandes y hace mucho que dejé de leer sus libros sobre el tema de siempre, ya adivinarán cuál, no hace falta que yo haga hincapié. Pero por encim... más »


PEDRO ELÍAS HERNÁNDEZ, ¿Y QUÉ QUEDA?

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 16 minutos
-Charlie, yo no te quiero por tu carro, por tu dinero, por tu casa en la playa, por tus habilidades como amante. -¿Ah no? Y sin nada de eso ¿qué queda? Sin apoyo militar interno y sin la amenaza creíble de la intervención extranjera, le ocurre a la estrategia opositora lo mismo que relata el citado diálogo de la genial comedia de situaciones estadounidense “Two and a Half Mem”. Sin esos encantos, sin esas gratificaciones materiales, no queda nada. Tal cosa fue, tal vez, la falla matriz que engendró la fatal arrogancia derivada del diseño ejecutado desde que empezó el interinato p... más »

REINALDO J. AGUILERA R., EL DÍA QUE BRADLEY COOPER ATACO GURI

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 16 minutos
Ante lo sucedido en el país con los daños causados por los apagones muchos tienen explicaciones, unas técnicas y otras que definitivamente no lo son, desde el cuento aquel de la iguana hasta pasar por monos y rabipelados come cables, los voceros del régimen han dicho infinidad de cosas, pero la más increíble sin lugar a dudas ha sido la última. Vamos por el principio para que algunos entiendan la magnitud de lo ocurrido en la cadena de radio y televisión que explicó el ataque al complejo hidroeléctrico de El Guri; resulta que Bradley Charles Cooper es un actor, director y cantante ... más »

JORGE V. ORDENES-LAVADENZ, EMPRESAS SALEN DEL REINO UNIDO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 49 minutos
Desde 1990: banca internacional, firmas de comercio de todo tipo, fondos de inversión, etc., se instalaban en Londres convirtiéndolo en un importante centro financiero que ahora se encuentra afectado por “brexit” o la salida del Reino Unido (RU) de la Unión Europea (UE). Así, mientras los políticos ingleses, sobre todo conservadores, enredaban las discusiones en el Parlamento inglés con votaciones obstructivas que más ofuscaron a la Primer Ministro (PM), Theresa May, muchas empresas con asiento en el RU no esperan y comienzan a emigrar causando anomalía microeconómica con repercusio... más »

JOSÉ LUIS ZAMBRANO PADAUY, UNA ACCIÓN QUIRÚRGICA POR LA LIBERTAD

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Estamos hambrientos por un resultado definitivo. Nos perturban las malas nuevas que llegan a diario como peñascos. Nos atosiga que aquel vocero se desmienta o si otro habla desde las vísceras, con una perorata interminable sin precisiones ni fechas exclusivas. Nos hallamos tan atormentados por nuestra propia realidad apocalíptica, que no sabemos si enarbolar con justicia por lo constitucional o simplemente afirmar que esa carta magna no sirve para nada. Realmente no debemos permitir que extingan nuestro fuelle por la libertad. Soy de quienes confía -con una irremediable fe en los a... más »

CARLOS ALBERTO MONTANER, ¿SOCIALISMO EN ESTADOS UNIDOS?

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Donald Trump asegura que Estados Unidos jamás será socialista. No define a qué llama socialista. La mayor parte de los jóvenes entre 18 y 29 años prefieren el socialismo al capitalismo. Estas preferencias se invierten en la medida en que se hacen mayores. Tampoco los jóvenes definen ambos términos. Parece que piensan en las naciones del norte de Europa: Dinamarca, Suecia, Noruega, Holanda y Alemania. No se refieren a Venezuela o Cuba. Saben que son países desastrosos y en los que no existe la menor esperanza de progreso. La palabra “socialismo” sirve para esconder o demostrar lo q... más »

ZOÉ VALDÉS, SEÑORA GRANDES, CUÁN PEQUEÑA ES USTED


He leído, como muchos de ustedes, la columna de Almudena Grandes en El País. Almudena Grandes lleva más de cuatro décadas publicando en uno de los periódicos más leídos de España. Si mal no recuerdo lo viene haciendo desde que ganó un concurso literario con su novela Las edades de Lulú.

He leído la columna, reitero, porque un amigo venezolano me sugirió que lo hiciera, de lo contrario no lo habría hecho. Jamás leo las columnas de Almudena Grandes y hace mucho que dejé de leer sus libros sobre el tema de siempre, ya adivinarán cuál, no hace falta que yo haga hincapié. Pero por encima de ese insoportable amodorramiento individual, dejé de leer a Almudena Grandes porque la he visto comportarse frente a la tiranía que hace más de 60 años destroza mi país y las vidas de los cubanos de manera baja y egoísta. Su posición, invariablemente, ha sido desagradable unas veces, silenciosa otras, o sea, en una palabra: colaboradora.

Por supuesto que Almudena Grandes está en su derecho de colaborar con los asesinos de su gusto y elección, como mismo hizo Federica Mogherini, esa italiana comunista (comunismo = +1 00 millones de víctimas) de la Unión Europea, cuando declaró que Cuba era un ejemplo de democracia de Partido único, y se quedó tan pancha ella.

Es lo que tienen las democracias occidentales, que se van como achantando, como olvidando, como tirando a un solo lado, del carro arrollador de la supremacía ideológica de la izquiermierda, hasta que las bestias, que son las que tiran, las que hacen el trabajo, las que pagan con su esfuerzo, rompen a cabalgar hacia el lado ultra contrario. Es entonces cuando las y los Almudenas Grandes de extrema izquierda de Europa se asombran y hasta se enrabietan, cuando la extrema derecha se les va por encima con carromato y todo, y los aplasta con sus cascos trepidantes dejándolos como un plátano chatino.

Si Almudena Grandes desconoce lo que sucede en Venezuela es porque le da la gana, y digámoslo ya, porque no le interesa

Lo vergonzoso de que Almudena Grandes haya escrito y publicado este artículo en El País y que el periódico lo haya dado a conocer sin modificar una coma -o quién sabe si lo hicieron, precisamente modificándola, lo que sería mucho peor-, no es solamente que esta escritora se haga la graciosa o la irónica (le falta mucho) fingiendo ignorancia en relación con los sucesos que se vienen repitiendo desde hace 20 años en Venezuela, sino que le falte el respeto a sus lectores y a la profesión del periodismo al confesar sin que se le estruje una pestaña y sin investigar como debió de haber hecho (vamos, para darle un chance) que ella desconoce la situación real que en la actualidad impera en Venezuela, y además, que desconfía, que ahí está el centro de su propuesta, de lo que otros periodistas, políticos, de distintos bandos ideológicos, vienen demostrando: el horror, el espanto inhumano exportado desde Cuba, y que se ha implantado en Venezuela con ayuda de nombres relevantes de la represión castrista, como los mismos Castro I y II, Ramiro Valdés, Miguel Díaz-Canel, entre otros esbirros criminales de aquella tiranía.

Es curioso cómo Almudena Grandes desconfía, ignora… Y, sin embargo, se muestra sumamente confiada cuando la invitan a Cuba, mi país, a donde muchos escritores y artistas cubanos se nos impide regresar, vivir y trabajar, y ella va allí con todos los gastos pagos y las comodidades que ya conocemos, en compañía de su marido, Luis García Montero. Es curioso la maña que tiene este tipo de gente, que desde el poder que les confiere ser un sello relevante de un periódico importante se atrevan y hasta se den el lujo de confiar en tiranías y, por otra parte, desconfíen de los demócratas que denuncian esas tiranías.

Si Almudena Grandes desconoce lo que realmente sucede en Venezuela, lo que no podrá decir jamás acerca de lo que sucede en Cuba, porque muchos de nosotros nos hemos encargado de comunicárselo y de refrescárselo, es porque le da la gana, y digámoslo ya, porque no sólo no le interesa lo que está ocurriendo en ese maltratado país, además porque ha decidido ponerse de parte de su dictador de turno, y de los tiranos castristas que reprimen, a la manera castrista, subrayo, a ese gran país rico que fue Venezuela y que los amigos de Almudena Grandes en Cuba han conseguido transformar en una provincia pobre y desdichada de la isla maldecida.

Después de haber leído la columna, por cierto cada vez más breve de Grandes, en El País, iba a optar por callarme una vez más, respetando a la escritora. Pero esta señora ya no merece el respeto de nadie. No. Entonces me acordé, que en una ocasión, en la que me invitaron al Hay Festival en Colombia me tocó ser presentada junto a Almudena Grandes por el escritor y periodista, también de El País, Juan Cruz.

Los amigos de Almudena Grandes en Cuba han conseguido transformar Venezuela en una provincia pobre de la isla

Antes de entrevistarme a mí, públicamente, Cruz se dirigió a Grandes, ella no cesó de hacerse autopropaganda y de hablar de la Guerra Civil española y del franquismo. Cuando me tocó hablar a mí, las preguntas políticas fueron evitadas, o eso me pareció, y aunque Cruz es de los que deja hablar (era la segunda vez que me presentaba, de la primera hacía muchos años en la Librería Crisol de Madrid), se notaba la tensión cuando yo respondía acerca de la situación que los cubanos viven desde hace seis décadas. O sea, como si lo que estaba ocurriendo en la actualidad en aquel momento, todos esos horrores, no tuvieran por qué tener el mismo nivel de atención de lo que según Grandes había ocurrido en España en el pasado, un pasado superado por la democracia y las libertades pos franquistas.

Hoy, varios amigos venezolanos me han preguntado qué pienso de ese artículo. Tengo que decirlo tal cual. Me da un profundo asco, no puedo responder de otro modo. Me da la misma repulsión que le he notado en la mirada a Grandes cuando nos hemos cruzado, aunque ella se empeñe en ser amable y no se vea más que deslucidamente hipócrita.

No, perdón, yo siento todavía mayor repulsión, y me siento en el deber de hacerlo notar. De indicar que por culpa del vedettismo de estos personajes de la gauche caviar como Almudena Grandes, que creen que desde el pedestal confortable de El País pueden opinar semejantes barbaridades y escudarse inclusive detrás de la ignorancia y de la duda, cual rancia señorona detrás de una cortina de pesado tejido voluntarista y totalitario, es que nos han hundido a los cubanos en el olvido, nos han pisoteado y humillado, y es lo que esta gente quiere que suceda también con los venezolanos. Subrayo: siento un desprecio profundo por Grandes y su pequeñez.

Zoé Valdés
@zoevaldes

PEDRO ELÍAS HERNÁNDEZ, ¿Y QUÉ QUEDA?


-Charlie, yo no te quiero por tu carro, por tu dinero, por tu casa en la playa, por tus habilidades como amante.
-¿Ah no? Y sin nada de eso ¿qué queda?

Sin apoyo militar interno y sin la amenaza creíble de la intervención extranjera, le ocurre a la estrategia opositora lo mismo que relata el citado diálogo de la genial comedia de situaciones estadounidense  “Two and a Half Mem”. Sin esos encantos, sin esas gratificaciones materiales, no queda nada. Tal cosa fue, tal vez, la falla matriz que engendró la  fatal arrogancia derivada del diseño ejecutado desde que empezó el interinato presidencial.

Como decía Sun Tzu : “Las guerras son torneos morales que se ganan antes en los templos”. Esa es la razón por la cual, a la luz de este enfoque milenario, la superioridad moral del contrincante y su  manejo de esa ventaja en el terreno de la opinión y la propaganda, constituyen armas vitales y letales en los escenarios de confrontación.  De forma insólita la oposición renunció a su principal ventaja comparativa: la grandeza de la causa que defiende. Por eso, una vez que la gente descubrió que detrás de la invocación al conjuro del “cese a la usurpación” y del voluntarista latiguillo del “sí o sí” no había sino palabras, cesaron lógicamente las motivaciones que alentaron las elevadas expectativas iniciales sobre  el uso de la fuerza militar, interna y externa para despachar rápido la crisis venezolana. Lo más prudente y con mayor eficacia política, pensando en el mediano plazo, era articular un mensaje inspirador fundado en incentivos morales, voluntad de lucha y acumulación de fuerzas en el tiempo, en vez de  encarar la pelea contra el proyecto autoritario prometiendo desenlaces relámpagos y medios de  fuerza de los que en verdad no se disponían. El fracaso de la operación montada con el ingreso de la ayuda humanitaria el pasado 23F, no fue un episodio menor.

Sin duda esta batalla está perdida, y todas las otras que vendrán también, si una y otra vez se siguen apelando a las mismas pócimas milagrosas de “Chávez vete ya”, la salida I y II,  ,”Sí o Sí” , 187.11 y “jaque mate a Maduro”, y si una y otra vez se sigue creyendo en tales desvaríos. Se insiste en no entender que hay que crear y organizar partidos políticos con programas políticos en vez de activar ocasionalmente maniobras temerarias. La guerra es de posiciones, no de movimientos. A la izquierda gramsciana hay que enfrentarla con las mismas fórmulas gramscianas, no con las paleomarxistas de Lenin. Para sorpresa de muchos, los opositores en Venezuela salieron discípulos poco aventajados de las tácticas de lucha leninistas o de los consejos del estratega Curzio Malaparte. El resultado es que del impresionante caudal de apoyo popular que  había en enero pasado, ahora el calado de las convocatorias políticas se vuelve a reducir a los espacios y públicos tradicionales de la oposición.

“Hasta ahora el gobierno siempre ha ganado en estrategia". Así lo afirma el respetado analista y amigo John Magdaleno. La pregunta es. ¿Por qué un régimen que no debió durar más de tres años ha durado 20? Y la respuesta hay que buscarla en el tipo de oposición o en el tipo de adversario que ha tenido enfrente hasta hoy. A mi juicio una aproximación es identificar en el gobierno a un grupo autoritario de inescrupulosas malvados. Esta caracterización es incorrecta, no por simplista, sino por otra razón. Olvidan algo básico. No se está enfrentando a un gobierno o a un régimen, se está enfrentando a una revolución en el poder. Y lo que se deriva de  tal cosa y que define su  naturaleza es que las revoluciones y los revolucionarios creen estar del lado correcto de la historia, una idea muy viciosa y deformante, lo cual los hace muy peligrosos. No existe tal cosa como el lado correcto de la historia, existen ideas o causas moralmente correctas, que es otra cosa muy diferente, ya que lo primero nos remite a lo peor del determinismo historicista marxista, que tiende a cumplir a cualquier precio el mandato de sus profecías sociales.

El influyente filósofo liberal francés Bernard Henri Lévy, expone en su más reciente libro “El imperio y los 5 Reyes” sobre el inicio de una era post occidental dominada por regímenes denominados iliberales. Habla de la decadencia de Europa y de la tendencia aislacionista de EEUU a partir de la llegada de Donald Trump al poder. China, Rusia, Turquía, Irán y el islamismo sunita serían los líderes de un nuevo orden mundial que sustituiría a la prevalencia de nuestra civilización basada en los principios a los que Bertrand Russell llamó “la sabiduría de occidente”. Ya ahora sabemos por qué Chávez designó con su dedo a Nicolás Maduro como su reemplazo en el ocaso de la vida, el hombre que tejió por años, desde la Cancillería venezolana, las relaciones internacionales de la revolución socialista bolivariana.

Está tomando cuerpo la idea de replantear la estrategia opositora frente al gobierno. La hipótesis del desenlace relámpago con el llamado al cese a la usurpación, demostró su inviabilidad. El rediseño apunta a una negociación para realizar unas elecciones para este año 2019. Sin embargo, sigo pensando que sin partidos políticos democráticos no habrá victoria consistente sobre el autoritarismo. La antipolítica, la forma en que  los poderes fácticos le arrebatan al ciudadano su influencia sobre los asuntos públicos, destruyó a los partidos. Ahora toca recuperarlos o crear otros nuevos. Las intervenciones extranjeras, los líderes providenciales, constituyen formas ilusas de llenar ese vacío.

Para quienes confían que las sanciones internacionales y el colapso económico podrán eyectar del poder al chavismo, les recuerdo las sabias palabras del economista afroamericano Thomas Sowell: “Nunca pongas tu bienestar en manos de alguien que jamás pagará por sus equivocaciones".

Pedro Elías Hernández
@pedroeliashb 

REINALDO J. AGUILERA R., EL DÍA QUE BRADLEY COOPER ATACO GURI


Ante lo sucedido en el país con los daños causados por los apagones muchos tienen explicaciones, unas técnicas y otras que definitivamente no lo son, desde el cuento aquel de la iguana hasta pasar por monos y rabipelados come cables, los voceros del régimen han dicho infinidad de cosas, pero la más increíble sin lugar a dudas ha sido la última.

Vamos por el principio para que algunos entiendan la magnitud de lo ocurrido en la cadena de radio y televisión que explicó el ataque al complejo hidroeléctrico de El Guri; resulta que Bradley Charles Cooper es un actor, director y cantante estadounidense de 44 años de edad, nacido en la ciudad de Filadelfia en el estado de Pensilvania, ha sido muy famoso por protagonizar múltiples películas en Hollywood, entre algunas están por ejemplo: “The Hangover” o ¿Qué pasó ayer? en sus tres entregas y muchas más.

El asunto es que quizás una de las películas que hizo más famoso a Cooper es  “American Sniper” o “El Francotirador”, dicho film está basado en un caso de la vida real, en ella interpreta a Chris Kyle un Navy Seal reconocido por ser el francotirador más letal de la historia militar estadounidense, todo está basado en la autobiografía del libro American Sniper: The Autobiography of the Most Lethal Sniper in U.S. Military History escrita por el propio Kyle antes de ser asesinado por un ex militar perturbado a quien quiso ayudar en su depresión postguerra.

Pues bien y aquí viene lo increíble de todo esto, en una de las explicaciones que el régimen sale a dar cuando no tiene cómo explicar lo racionalmente inexplicable o cuando busca engañar a los que aún creen en sus falacias, el Ministro de Comunicaciones del régimen Madurista muy serio explicó el ataque que sufrió uno de los patios de distribución de energía eléctrica en la represa del Guri y para ello ofreció imágenes “exclusivas” del mismo, pues no fueron otras que partes editadas de “El Francotirador” con el propio Bradley Cooper apuntando al Guri, éstas cosas hacen que hasta el más creyente se quede mudo, ni más ni menos.

Cuando un “gobierno” llega a éstos extremos ya uno termina de entender la extensión de todo lo que como país ocurre en Venezuela, utilizar el sistema nacional de radio y televisión para cosas de ese tipo ya aclara el panorama definitivamente, lo observado echa por tierra cualquier cosa referida en los libros de García Márquez y su realismo mágico.

Quizás ya nos venían anunciando que por allí iba la cosa, cuando en VTV salieron con que uno de los apagones era producto de la aplicación de una escena de la película “Duro de Matar 3” con Bruce Willis de protagonista, en el largometraje el detective John McClane brinca y salta tratando de evitar justamente un ataque loco a la ciudad de Nueva York, el asunto es que no lo creímos posible, bueno hasta que apareció “El Francotirador” en Guri y de allí en adelante créanlo o no cualquier cosa dirán para tapar sus ineficiencias y sobretodo la dilapidación de los dineros públicos.

El caso es que la falta de seriedad ya es constante de parte de “esta” gente, no hay ya ni un poco de vergüenza para lo que hacen y eso es algo que habrá que rescatar en al futuro al salir de la locura actual, superar las mentiras y entrar en una etapa de verdad real; hay que ir con suma urgencia al rescate e implementación de una nueva cultura ciudadana, aquella encargada de fomentar los valores éticos, morales, de cooperación y de corresponsabilidad para fortalecer una paz sincera y la convivencia social, de lo contrario será muy cuesta arriba salir de esto.

Mucho habrá que trabajar para reconstruir el entramado social gravemente comprometido en unos casos y en otros destruido, empezando por la educación desde la infancia por medio de un programa de formación para la ciudadanía de niños por ejemplo, no hay que olvidar que 20 años devastando y pretendiendo cambiar incluso la historia misma es muy difícil de recomponer con rapidez, pero se logrará.

Luego de organizar la etapa básica deberemos sentar las bases en el nivel de los adolescentes y luego en los adultos, quizás suena trillado pero ante una realidad tan abrumadora como la de que hayan pretendido convencernos de un ataque al sistema eléctrico con un extracto de una película de Hollywood, créanme es necesario depurar y reeducar urgentemente a la población, no hay otra manera.

“La mentira y la política suelen caminar juntas, son compañeras de viaje y no se estorban, hay que mentir bien y conseguir que haya siempre un punto de verdad que esconda la mentira”, dice Jonathan Swift, tal vez sea cierto, pero llegar a lo que estamos presenciando es algo que desde mi punto de vista va mucho más allá, lo digo en el aspecto de que la  mentira política vive en todos los sistemas y en todos los países, el político sea del lado que sea miente como podemos mentir todos, la gran diferencia es que la mentira política en nuestro caso particular tiene efectos más devastadores, porque se miente a toda una sociedad.

Finalmente les digo que por momentos sentimos que no salimos, en mi caso y sé que en el caso de millones no existe sensación de fracaso, quizás de cansancio pero no de fracaso pues estamos haciendo todo lo posible y más por salir del desastre, también de algo estamos seguros, tal vez hasta Bradley Cooper sea el protagonista de alguna película que narre una etapa de los 20 años nefastos en la historia contemporánea de Venezuela, eso lo veremos en la gran pantalla, en HBO y hasta en Netflix pero lo veremos, así de simple y sencillo.

@raguilera68/@AnalisisPE

JORGE V. ORDENES-LAVADENZ, EMPRESAS SALEN DEL REINO UNIDO


Desde 1990: banca internacional, firmas de comercio de todo tipo, fondos de inversión, etc., se instalaban en Londres convirtiéndolo en un importante centro financiero que ahora se encuentra afectado por “brexit” o la salida del Reino Unido (RU) de la Unión Europea (UE). Así, mientras los políticos ingleses, sobre todo conservadores, enredaban las discusiones en el Parlamento inglés con votaciones obstructivas que más ofuscaron a la Primer Ministro (PM), Theresa May, muchas empresas con asiento en el RU no esperan y comienzan a emigrar causando anomalía microeconómica con repercusiones internacionales que afectan al Commonwealth y a otros, aunque la “unión del reino” todavía no llega a la convalecencia de un malestar generado por el brexit. La “sartén sin mango” radica sobre todo en la imposibilidad de llegar a un arreglo con Irlanda del Norte, que es jurisdicción inglesa, y la República de Irlanda que es miembro de la UE y no acepta dejar de serlo porque su crecimiento económico real es notable.

Ante semejante disyuntiva más la oposición de parlamentarios conservadores, la PM pensó en pedir otro plazo a la UE, sería el cuarto,  para esta vez jugárselas todas recurriendo al parlamentario laborista inglés J. Corbyn, siendo ella del partido conservador (que ha quedado molesto), a fin de repensar un plan y evitar una salida desordenada y perjudicial al RU. Brotaron dos razones a favor de este curso de acción: Theresa May tuvo que erradicar su persistente intransigencia para intentar conseguir un brexit menos drástico que le permitiese negociar con los laboristas del Parlamento… y que por solo tres votos no fue aprobada por los conservadores la semana pasada. Además respetaría la reglamentación de un mercado integrado con la UE. 

Por otro lado el negociador principal de la UE advirtió a los británicos que extraerse de la UE sin un arreglo concertado resultaría en caos que, como iban las cosas, parecía probable. Pero he ahí que, tarde el 4 de marzo, el Parlamento bloquea por un voto el ímpetu de los pro brexit favoreciendo una salida negociada con la UE que los laboristas pueden respaldar. De todas maneras, según Bloomberg News, no hay nada seguro por lo que la PM ha escrito a la UE pidiendo el 30 de junio como nueva fecha del brexit aunque se sabe que la UE prefiere dar el plazo de un año… a fin de que la PM tenga tiempo suficiente para viabilizar las cosas. El Laborismo busca mantener una unión aduanera con la UE, pero la PM se opone ya que impediría al RU negociar acuerdos comerciales con otros países fuera de la UE. 

P. Goodman del NYT comenta: nadie puede hoy predecir cómo terminará “el teatro del absurdo” del brexit. “Pero para el mundo de los negocios… éste es un hecho.” Numerosas empresas se preparan para lo peor en caso de que el RU tenga que salir de la UE sin un acuerdo. El escabroso brexit ha ralentizado la economía del RU, disminuido la inversion y dañado su reputación. Bancos y otras instituciones financieras han trasladado miles de puestos de trabajo y más de 1000.000.000.000 de euros en activos al continente asegurándose de que también puedan servir al RU. Fábricas japonesas de automóviles dejan de invertir en el RU temerosos de que no poder vender en Europa continental. La opinión generalizada internacionalmente es que el RU dejó de ser el que era por ceñirse a creencias nacionalistas. El WP opina que “brexit ha convertido la política inglesa en una película de horror zombi.”

Jorge V. Ordenes-Lavadenz
@Jvordenes

JOSÉ LUIS ZAMBRANO PADAUY, UNA ACCIÓN QUIRÚRGICA POR LA LIBERTAD


Estamos hambrientos por un resultado definitivo. Nos perturban las malas nuevas que llegan a diario como peñascos. Nos atosiga que aquel vocero se desmienta o si otro habla desde las vísceras, con una perorata interminable sin precisiones ni fechas exclusivas.

Nos hallamos tan atormentados por nuestra propia realidad apocalíptica, que no sabemos si enarbolar con justicia por lo constitucional o simplemente afirmar que esa carta magna no sirve para nada.

Realmente no debemos permitir que extingan nuestro fuelle por la libertad. Soy de quienes confía -con una irremediable fe en los acontecimientos venideros-, que cualquier irrupción castrense internacional no será anunciada. Sería darle las bitácoras detalladas al enemigo.

Es como si el boxeador le dijese al contrincante, que le va a propinar un puñetazo certero en el rostro. Sin lugar a duda, dejaría de ser eficaz y el otro se protegería. Por ahora los Estados Unidos se limita a aporrear al régimen en el hígado, para mermarlo y, tal vez, podría caer a la lona en su propia desesperación por el dolor. 

La semana pasada el Departamento del Tesoro norteamericano tomó medidas determinantes contra buques y entidades que transportan petróleo venezolano, por considerarlos como salvavidas del gobierno venezolano. Principalmente, estas sanciones van dirigidas a aquellos que lo hacen hacia Cuba, pues la directriz es mermarle las risotadas de burla a los mentores de Maduro y sus secuaces.

 Mientras, la producción petrolera venezolana sigue en caída libre. Apenas se produjeron 740 mil barriles diarios en el mes de marzo y, aunado al cerco financiero internacional y a la presión política, los augurios para los facinerosos de Miraflores no son nada alentadores.

Por supuesto, el ciudadano común sigue padeciendo de las malas intenciones y el pillaje de los usurpadores. Es duro vivir en penumbras y que te lo impongan para hacerlo cotidiano. También el carecer de alimentos, medicamentos y tranquilidad para emprender cada jornada diaria. Cómo se puede exigir paciencia ante la catástrofe.

Pero las fichas están en juego. Debemos entender que los tiempos de reticencias, desganos y sueños inconclusos se acabaron. Hay una resolución por acabar con estos actos inhumanos de una vez por todas. Cuesta entenderlo, por hallarnos atragantados de impaciencia. Es normal este desasosiego por 20 años de amargos desencuentros y engaños primorosos.

No veo a los voceros norteamericanos proclamando a diario la salida de Maduro, por tiempos extensos. Se convertiría en una fatigosa cháchara que perdería la fogosidad política en poco tiempo. Sería contraproducente para la credibilidad de los yanquis.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, advirtió con una solemnidad perfecta, que Maduro debería de abstenerse de poner a prueba la determinación del gobierno norteamericano, instándolo a irse, mientras hablaba de las sanciones a los 34 buques propiedad u operados por Pdvsa y que transportan crudo a la isla de Cuba. También refirió que hablaría esta semana la sobre crisis humanitaria venezolana en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Sabemos que estos padecimientos no son figuraciones. El mundo ya lo ha comprendido y hasta se estremece por nuestros desconciertos y la falta de calidad de vida. Estamos inmersos en un sueño tangible por la independencia. No podemos torcerle el rumbo a los acontecimientos con languidez, desconfianza y falta de fe.

Claro en su meta, Guaidó continúa con su irreprimible decisión de lograr el rescate nacional. La Operación Libertad no es un remoquete de palabras bonitas. Lleva el riesgo de su propia vida en juego y hasta de una oportunidad que podría ser la última. Tenemos mucho qué ganar en apoyar tal iniciativa.

Esta operación lleva la acción quirúrgica de trasplantar nuestra desdicha por una sonrisa esplendida, esbozada ante miles de soles resplandecientes, frente a un futuro promisorio. Los pasos son los adecuados para lograr ese cometido. Cambiemos el estupor por energía convencida, que pronto alzaremos el grito de libertad compartida para todos los venezolanos.

José Luis Zambrano Padauy
zambranopadauy@hotmail.com

CARLOS ALBERTO MONTANER, ¿SOCIALISMO EN ESTADOS UNIDOS?


Donald Trump asegura que Estados Unidos jamás será socialista. No define a qué llama socialista. La mayor parte de los jóvenes entre 18 y 29 años prefieren el socialismo al capitalismo. Estas preferencias se invierten en la medida en que se hacen mayores. Tampoco los jóvenes definen ambos términos. Parece que piensan en las naciones del norte de Europa: Dinamarca, Suecia, Noruega, Holanda y Alemania. No se refieren a Venezuela o Cuba. Saben que son países desastrosos y en los que no existe la menor esperanza de progreso. 

La palabra “socialismo” sirve para esconder o demostrar lo que le da la gana a quien la utiliza. En general tiene una carga positiva de “buenismo”. Los regímenes de Cuba o Venezuela la usan para designar sus incompetentes satrapías. El “capitalismo”, en cambio, padece una tara semántica negativa. Se asocia con actitudes codiciosas y crueles. 

En realidad, los países europeos son tan capitalistas como Estados Unidos. Por eso les va razonablemente bien. Forman parte de las “democracias liberales” (otra palabra equívoca). En ellos prevalece la propiedad privada de los medios de producción, la economía se guía por el mercado y no por la planificación centralizada, hay elecciones periódicas multipartidistas y transparentes por las que se renuevan las élites dirigentes, existe y es efectiva la separación de poderes, y se respetan los derechos humanos y “the rule of law”. Incluso, a los países excomunistas que pidieron integrarse en la Unión Europea les exigieron adoptar “los criterios de Copenhague” que encapsulan los rasgos descritos en este párrafo. 

¿En qué se diferencian “derechas e izquierdas” dentro de las “democracias liberales”, en Estados Unidos y Europa? Sencillo: en el monto y destino de los impuestos. Pero ni siquiera hay grandes diferencias. En Estados Unidos, más o menos, los ciudadanos abonan un 40% del PIB a la caja general, mientras en Europa llegan o sobrepasan el 50%. Las facturas de impuestos de estas naciones tienen una estructura parecida. La mayor parte se dedica a pensiones, cuidados de salud y educación. (USA gasta en “Defensa” el 4% de su PIB: 650,000 millones). 

En Estados Unidos parece inevitable la adopción de un sistema de salud universal como el que existe en Francia o España. La clara mayoría lo prefiere según las últimas mediciones. Los estadounidenses pagan 19 centavos de cada dólar que generan en cuidados de salud (el doble del promedio de los países desarrollados) y tienen que abonar hasta tres veces el valor de las medicinas. Eso es intolerable. 

Con la mala experiencia de los “Hospitales de Veteranos”, la solución menos mala acaso sea el modelo suizo. En ese país el Estado obliga a todos los ciudadanos a tener una póliza de seguro de salud desde que nacen hasta que mueren. De alguna manera esa obligatoriedad contradice los principios liberales, pero hay otras instancias en las que el Estado “obliga” a los ciudadanos. Lo hace cuando demanda impuestos, cuando inscribe a los jóvenes en el servicio militar obligatorio o cuando exige una licencia para conducir.  

Para el pequeño mercado suizo hay docenas de compañías que compiten en precio y calidad y les corresponde a las personas elegir la empresa que les ofrece más garantías. La ley suiza define los cuidados que debe cubrir esa póliza. Como en toda sociedad, hay personas que carecen de recursos para pagar el seguro médico, pero en ese punto interviene la Comuna y paga la cuenta. No es la Confederación Helvética la que se hace cargo. Son los vecinos, los verdaderos prójimos, los que afrontan esos gastos. Eso reduce los abusos considerablemente. 

El costo de la educación universitaria es más dudoso. Mientras que lo pagado por la salud va a fondo perdido, la factura de la educación universitaria es una inversión en el propio destino de la persona y acaso sea inmoral obligar a otros a mejorar el desempeño económico de unos adultos que disfrutarán ventajas comparativas. 

Mi nieta Gabriela, por ejemplo, saldrá de la facultad de Derecho de una gran universidad con una deuda de $250,000 dólares, pero probablemente tendrá la oferta de un buen bufete dispuesto a pagarle $150,000 el primer año. Sería injusto que el conjunto de la sociedad corriera con sus gastos de estudio. Simultáneamente, me consta que no pierde un minuto y estudia intensamente, como todos sus compañeros. Si no acabara la carrera la deuda seguiría gravitando sobre ella. Donde y cuando la educación cuesta, los estudiantes son más juiciosos y exigentes. Elemental, doctor Watson.

Carlos A. Montaner
@CarlosAMontaner