lunes, 27 de enero de 2020

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, LUNES 27/01/2020

OFELIA AVELLA: BAJO TIERRA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 4 minutos
En la maravillosa Biografía sobre Juan Pablo II. Testigo de esperanza, escrita por George Weigel, las minas de sal en Wieliczka constituyen para el autor “una metáfora del carácter especial del catolicismo polaco y de su relación con la historia nacional”. Muchos metros bajo tierra hay una famosa capilla construida por mineros de honda piedad, que asemeja “un diamante iluminado por el sol” cuando las velas están encendidas. Por encima, en la superficie, se extiende “la ruta natural de invasión desde este y oeste en que los maleantes causarían estragos durante siglos”. Esta capilla,... más »

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: TUMBAS SIN NOMBRE

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 7 minutos
El papel de Podemos y grupos del PSOE en el gobierno de España, pareciera ser implantar el rencor como doctrina administrativa, no gobernar sino romper la cohesión social, provocar a la sociedad y sembrar el caos. Iglesias actúa de caudillo tercermundista, -su maestro y financista fue Chávez-, reta a la mayoría y crea conflictos. Sus primeros statments ofendieron al Poder Judicial, con respuestas amargas y recias de las instituciones y del sentido común. Anuncia un debate que reabriría las tumbas de la Guerra Civil de 1936 (¿para cobrar facturas a los bisnietos?) La ministra de Edu... más »

EDUARDO FERNÁNDEZ: ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 10 minutos
Es difícil explicar que un gobierno tan malo y que ha causado tanto daño a Venezuela y a los venezolanos haya podido sobrevivir durante tanto tiempo. Una de las razones que explica el fenómeno es que los adversarios a este gobierno no hemos sido capaces, en todos estos años, de construir una verdadera alternativa democrática seria y confiable. Es decir, no hemos sido capaces de dar el salto cualitativo de ser oposición a ser alternativa democrática frente al régimen. Una alternativa democrática es una fuerza capaz de interpretar el anhelo de cambio que existe en la abrumadora mayor... más »

ENRIQUE G. AVOGADRO: CATILINA FUE UN POROTO. CASO ARGENTINA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 12 minutos
"La victoria de los malos es el fruto de la cobardía de los buenos". San Juan Bosco En 2010, José Enrique Miguens escribió un magnífico artículo, "Darse cuenta" (https://tinyurl.com/wkbdufl) referido a la ley de medios, en el que describió el método que utilizó Adolf Hitler, que no tenía la mayoría -había obtenido en las últimas elecciones sólo el 36,8% de los votos-, para hacerse con el poder absoluto. En el Reichstag, su partido presentaba un proyecto de ley; la forma de encararlo caía bien a la izquierda moderada; apoyada por los nazis y los socialistas, obtenía la sanción. Act... más »

OMAR A. ÁVILA H.: RECUENTO NECESARIO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 14 minutos
Hace un año titulé uno de mis artículos de opinión “Negociación o por ahora tres años más con Nicolás. A lo largo del 2019 insistimos en negociación y diálogo, por cambio y paz, que no era momento para los absolutos, que había que unir la protesta política con lo social, que el caos estructural que vivimos en el país demanda una expedita solución política. Insistimos una y mil veces en la necesidad de un proceso de negociación, en el que se logre un gran acuerdo nacional. También hemos dicho que los tiempos de la Comunidad Internacional, no van al ritmo de las necesidades de nuestr... más »

JUAN DE DIOS RIVAS VELÁSQUEZ: SOLO UNIDOS SALVAREMOS A VENEZUELA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 17 minutos
Los políticos debemos reflexionar y abandonar las malas conductas y procederes que han impedido que se posesione en Venezuela una Democracia Participativa y Protagónica ¨que está en la actual Constitución¨ para que empodere al ciudadano ¨pueblo¨ en su COGOBIERNO Y DESARROLLO SOCIAL, para que se acabe con los malos Gobiernos ¨Nacional, Estados y Municipios¨ y todos unidos ¨sin corrupción y sectarismo¨ nos dediquemos a producir, fabricar y trabajar por un Bien Común que recupere y mejore los Servicios Públicos y Humanos para tener un mejor vivir ¨sin pobreza, miserias y necesidades¨... más »

OFELIA AVELLA: BAJO TIERRA

En la maravillosa Biografía sobre Juan Pablo II. Testigo de esperanza, escrita por George Weigel, las minas de sal en Wieliczka constituyen para el autor “una metáfora del carácter especial del catolicismo polaco y de su relación con la historia nacional”. Muchos metros bajo tierra hay una famosa capilla construida por mineros de honda piedad, que asemeja “un diamante iluminado por el sol” cuando las velas están encendidas. Por encima, en la superficie, se extiende “la ruta natural de invasión desde este y oeste en que los maleantes causarían estragos durante siglos”.

Esta capilla, metáfora de Polonia, acoge “el latiente corazón de una gran cultura espiritual, que a menudo careciera de lo que el mundo reconoce como poder”. Así, pues, mientras en lo profundo de la tierra una capilla invitó a muchos hombres a volcarse hacia adentro para rastrear lo que había de eterno en ellos, en la superficie acontecían múltiples sucesos que parecen siempre constituir la única realidad y la única historia.

El artículo que escribió el profesor Elías Pino el domingo pasado, «¿Una iglesia militante?», me ayudó a conectar mis inquietudes con las que voy viendo que tienen otros y como pienso que hay providencia y no casualidad, me atrevo hoy a poner de manifiesto mi convencimiento de que la experiencia polaca puede ayudarnos a comprendernos como nación. Puede, al menos, inspirarnos, al conocer de dónde sacó fuerzas esa nación tan distinta, ciertamente, a nosotros.

Si hago alusión a la metáfora de la capilla de Wieliczka es porque pienso que a las situaciones subyace una dimensión que no presencian nuestros ojos físicos y que, sin embargo, actúa con una fuerza inmensa, pues siempre, en toda nación y en toda circunstancia, la condición para dar fruto es excavar la tierra donde se va a sembrar y allí, en medio de la oscuridad, el espíritu se expande al crecer hacia adentro, alimentado por el sacrificio. Las semillas crecen bajo tierra. Nunca en la superficie. Así en el alma: las crisis obligan a madurar y agudizan la capacidad reflexiva. Por momentos, sin duda, pueden abatir, pero la percepción de que todo tiene una razón de ser impulsa a seguir buscando hasta encontrar la vía que lleva a superar las dificultades.

Pero hablemos de Polonia y de su “Iglesia militante”: se trataba de una comunidad consciente de “la naturaleza efímera de los regímenes políticos”. Esta Iglesia (conformada por pastores, religiosos y laicos) empezó a intuir “que su posición se había visto fortalecida por sus enemigos mortales, Hitler y Stalin. Los sacrificios y el heroísmo de su clero durante la ocupación nazi le habían otorgado enorme credibilidad moral. Stalin, al «desplazar» Polonia hacia el oeste en el mapa de Europa, había creado la Polonia más polaca y católica de la historia nacional”. La Iglesia supo sobrevivir y resistir. Y a Wojtyla, en concreto, como a tantos otros, “el sacerdocio se le antojaría como un modo de vivir en actitud de resistencia ante la degradación de la dignidad humana perpetrada por una ideología brutal”.

Su reflexión giró en torno a la crisis del humanismo, pues tanta destrucción no podía deberse sino a una visión del hombre que no se correspondía con las exigencias de una naturaleza que tendía a ser libre y aspiraba, en el fondo, a la trascendencia. Así, pues, viendo la historia desde arriba, desde los ojos de Dios, Lenin resultó ser uno de los “promotores” de la KUL (Universidad Católica de Lublin), pues permitió al fundador, Idzi Radziszewski, “llevarse de vuelta a Polonia la biblioteca y el equipo de la Academia Polaca de Teología de Petrogrado cuando el sacerdote trataba de poner en marcha la KUL”.

Los comunistas subestimaron el trabajo de pensamiento en la KUL, cuyos filósofos tenían muy claro el objetivo: ahondar en lo que era el hombre, la persona humana creada y dotada de un alma individual y de una libertad que el mismo Dios, contrariamente a los regímenes totalitarios, respeta. Los resultados de la KUL fueron relevantes y de alto impacto en todos los órdenes de la vida, incluyendo el político.

Ante una ideología que diluía al hombre en la masa y pretendía disociarlo de su propia intimidad, los polacos supieron “construir” una visión que promovió el acompañamiento de las personas llevándolas a la comunión con sus semejantes. La tentación era ceder ante un poder que pretendía el dominio moral sobre la nación; y en esto no se podía transigir, porque el ser humano nació para vivir en libertad. Esto quedó en evidencia en la misma dinámica del proceso polaco: las leyes de la historia, esas que afirman que tras la lucha de clases deviene necesariamente la dictadura del proletariado, demostraron, en Polonia, no ser absolutas. Allí hubo resistencia y enfrentamientos, pero no lucha de clases. Por el contrario, la sociedad vio nacer al movimiento Solidaridad que, promovido por esa clase que el marxismo concibe como el proletariado, llevó al país a transitar a la libertad.

Hablemos ahora de nosotros: un día escuché decir al profesor Carrera Damas que la Iglesia, en Venezuela, ha hecho –a su juicio-, el mejor diagnóstico de la naturaleza de nuestros problemas y de las condiciones de nuestra sociedad. Pienso que esta asertividad se debe no a su imparcialidad política manifiesta, sino al hecho de que ella sabe bien qué es el hombre y a qué está llamado. Se espera que la Iglesia esté allí por el hombre y para el hombre. Pienso que su abierta postura de invitarnos a volcarnos hacia adentro y reconocernos como somos, siempre necesitados de salvación y de una más profunda conversión, se traduce en una mayor claridad para comprender e interpretar tantas vidas “atrapadas en una gran obra dramática de pecado y redención”, en palabras de Weigel (como todo lo que está entre comillas). La valentía de nuestros obispos; la toma de conciencia de la gravedad de la situación por parte de la “Iglesia militante” (como dice Elías Pino), así como la prolongada purificación de una fe, de una esperanza y de un amor que se han acrisolado en muchos venezolanos, son signos que sugieren que el camino pasa primordialmente por la reforma interior de cada uno de nosotros.

Pienso que los pueblos, como las personas, viven sus procesos de purificación, sus noches oscuras del alma, que son ocasión para ascender a niveles de vida más elevados a lo largo de este largo camino de la vida. Esa es la lección que podemos aprender de los polacos: ellos supieron luchar, sufrir y orar con profundidad. Propiciaron una renovación cultural y una unidad nacional muy honda, de gran trascendencia. Supieron pensar en sus problemas con tenacidad y morir a sí mismos en sus egos internos. Aprendieron a trabajar juntos, renovándose ante todo cada uno en su intimidad. Fueron espirituales y dieron fruto.

Pensemos: ¿hacia dónde pueden estar llevándonos nuestros Stalin(s) y Hitler(s)? ¿Qué puede estar propiciando nuestro correspondiente Lenin sin imaginarlo? ¿Qué requerimientos nos hacen a cada uno las circunstancias, de modo que podamos servir al país con los talentos que tenemos?

Ofelia Avella
ofeliavella@gmail.com
@ofeliavella
@ElNacionalWeb

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: TUMBAS SIN NOMBRE

El papel de Podemos y grupos del PSOE en el gobierno de España, pareciera ser implantar el rencor como doctrina administrativa, no gobernar sino romper la cohesión social, provocar a la sociedad y sembrar el caos. Iglesias actúa de caudillo tercermundista, -su maestro y financista fue Chávez-, reta a la mayoría y crea conflictos. Sus primeros statments ofendieron al Poder Judicial, con respuestas amargas y recias de las instituciones y del sentido común.

Anuncia un debate que reabriría las tumbas de la Guerra Civil de 1936 (¿para cobrar facturas a los bisnietos?) La ministra de Educación cuestiona la potestad de los padres para educar a sus hijos, el de Comercio se inspira en Fidel Castro y el programa de la directora del Instituto de la Mujer es que todos los hombres se dejen penetrar. Pero a la doble moral le preocupa Vox, no Podemos que está en el poder.

Cubernetos, cibernética es el arte de gobernar los sistemas sociales o naturales, contrarrestar fuerzas entrópicas que lo descomponen (v.g: la medicina contra la enfermedad, la policía contra la delincuencia) Pero los nuevos gobernantes más bien traen entropía agregada, problemas que no existen en un país democrático, con Estado de Derecho, libertad de conciencia y expresión, grandes conquistas sociales, calidad de vida y donde las mujeres escalan en los sistemas de poder.

Las ideas totalitarias de izquierda o derecha, comunista o fascista, se diferencian de los autoritarismos comunes, porque “transforman” la vida privada, ámbito constitucional inviolable consagrado por las Declaraciones de derechos del hombre y el ciudadano. Quieren suprimirla, hacer de la religión, la moral, la educación de los hijos, la cama de las parejas, asuntos de orden público.

Somos holísticos

Hace pocas décadas la “relación contranatura” era delito penal en el estado de Iowa, una sobrevivencia quáquera en medio de la sociedad más libre y ojalá eso haya cambiado. Karl Popper designa ingeniería social totalitaria el plan de construir “la nueva sociedad”, la utopía que forja un “hombre nuevo” con otros valores, desvarío que trajo los mayores horrores del siglo XX.

Nechayev, inolvidable terrorista ruso, aspiraba sujetos tallados para a morir por el comunismo y que no tuvieran individualidad (el individualismo es burgués) ni siquiera nombre propio y menos epitafio. El Che Guevara profesaba lo mismo. Entre los avances más consistentes de la civilización (no hablo de las tiranías musulmanas) destaca la igualación de derechos entre mujeres y hombres, minorías y mayorías, religiones y etnias, no razas, como las llama la ministro Montero.

El Estado debe guardar distancia de las religiones (incluso del marxismo) para que las personas decidan sobre su orientación. Lo contrario es la teocracia islámica, donde el delito se determina por violar una ley religiosa o pertenecer a un credo distinto al dominante. Desde los años 60 raza es un término desterrado y despreciado por las ciencias sociales. Solo existe la raza humana.

Con carencia de estética, brújula, sentido del ridículo, no se salva el idioma al que quieren cambiar sus leyes. Ejemplo lo que pretenden con el participio activo del verbo, que denota acción. Lo que arde es ardiente y no ardienta ni ardiento, lo que ataca no es atacanto ni atacanta. Quien preside es presidente. Quieren ahogarnos en un basurero de términos políticamente correctos, unos de origen normal ahora perdido. Otros, neologismos.

Del idioma al odioma
Género, para designar el sexo, heteropatriarcalismo. Siguen islamofobia, empoderamiento, transversalidad, neoliberalismo, empatía, culturas dominantes, dieferencialismo, invisibilizar, identidades, transversalidad, no binarios, resemantizadas para confundir ingenuos y dar a la vagancia mental impresión de cultura avanzada. La Academia respondió enérgicamente a este intento de convertir la lengua en la estructura del odio. De idioma a odioma.

España merecería que enfrentaran sus problemas, y no artificios de cátedra ideológica. Romper con la mentira profusa de que existe un régimen histórico en el que gobierna el capital, “el capitalismo” que dará paso a uno en el que gobernará la sociedad, “el socialismo”. Las clases medias mantienen una visión del mundo romántica y desfigurada de la Revolución Industrial que viene de películas y plays sobre obras de Dickens, Zola y Víctor Hugo.

Como sabemos hasta sin saberlo, la sociedad abierta mejoró milagrosamente la condición de vida de los seres humanos, a partir de los siglos XVII y XVIII. Antes de la industria la expectativa de vida era de 20 años y un siglo después había subido a 40. Hoy está en 84 y eso debería hacer que los gobiernos salieran de los cafetines universitarios para responder a cómo sostener el Estado de bienestar cuando cada día hay más viejos pensionados y menos jóvenes trabajadores.

Mientras en España cocinan retroceder la reforma laboral que bajó el desempleo, Macron demuestra vocación de estadista y no de muñeco de torta, y se juega el cuello en una reforma que bajaría el gasto fiscal, incrementaría las inversiones, el crecimiento, la ocupación, y colocaría a Francia a la velocidad de Alemania, China y EEUU con una mejor vida para sus ciudadanos menos favorecidos.

Carlos Raul Hernandez
carlosraulhernandez@gmail.com
@CarlosRaulHer
@ElUniversal

EDUARDO FERNÁNDEZ: ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA

Es difícil explicar que un gobierno tan malo y que ha causado tanto daño a Venezuela y a los venezolanos haya podido sobrevivir durante tanto tiempo. Una de las razones que explica el fenómeno es que los adversarios a este gobierno no hemos sido capaces, en todos estos años, de construir una verdadera alternativa democrática seria y confiable.

Es decir, no hemos sido capaces de dar el salto cualitativo de ser oposición a ser alternativa democrática frente al régimen. Una alternativa democrática es una fuerza capaz de interpretar el anhelo de cambio que existe en la abrumadora mayoría de los venezolanos. Para que exista esa alternativa democrática tienen que darse algunas condiciones.

1.- Tiene que haber una dirección política unida y coherente. Hasta ahora hemos tenido algunos esfuerzos para coordinar a las diferentes fuerzas políticas que aspiran a liderizar el cambio. Hemos tenido una federación de pequeños proyectos partidistas, pero no hemos logrado construir una fuerza opositora con una dirección política única.

2.- La alternativa democrática tendría que contar con una narrativa compartida acerca de la situación en la que estamos y el proyecto de país que queremos construir entre todos. Prevalecen los proyectos partidistas y las agendas personales. No hay un proyecto común. Hay que asomar un programa ilusionante que inspire la confianza de los ciudadanos.

3.- Para que exista una alternativa democrática tiene que haber una organización presente en toda la geografía nacional y en todos los sectores sociales que actúan en la vida del país.

4.- La alternativa democrática tendría que contar con una estrategia claramente definida. O son los votos o son las balas. No puede estar cambiando de estrategia en cada coyuntura. Si es la ruta electoral, que es la que yo aconsejo y recomiendo, tenemos que ordenar todos los esfuerzos a lograr el mejor resultado posible y las mejores condiciones en la dirección de aprovechar la ventaja comparativa que tenemos en ese campo.

Eso significa contar con un mensaje atractivo, con una organización eficiente y con una estrategia inteligente. Eso significa no seguir esperando una salida mágica por la vía de un golpe militar o de una invasión extranjera. Eso significa ganarnos la confianza y el respaldo de los ciudadanos. Seguiremos conversando.

Eduardo Fernandez
efernandez@ifedec.com
@EFernandezVE
@UNoticias

ENRIQUE G. AVOGADRO: CATILINA FUE UN POROTO. CASO ARGENTINA

"La victoria de los malos es el fruto de la cobardía de los buenos".  San Juan Bosco

En 2010, José Enrique Miguens escribió un magnífico artículo, "Darse cuenta" (https://tinyurl.com/wkbdufl) referido a la ley de medios, en el que describió el método que utilizó Adolf Hitler, que no tenía la mayoría -había obtenido en las últimas elecciones sólo el 36,8% de los votos-, para hacerse con el poder absoluto. En el Reichstag, su partido presentaba un proyecto de ley; la forma de encararlo caía bien a la izquierda moderada; apoyada por los nazis y los socialistas, obtenía la sanción. Acto seguido, presentaba otro que, esa vez, gustaba a los comunistas que, sumados a los nazis, lo convertía en ley; y así sucesivamente. Cuando la sociedad se dio cuenta, ya fue demasiado tarde; el precio de esa desatención fue cincuenta millones de muertos y la devastación de medio mundo. 

La historia viene a cuento por lo que está sucediendo hoy en la Argentina donde en el Hº Aguantadero, con la descarada complicidad del "lavagnismo" y a lomos de la eterna emergencia económica y una "solidaridad" impuesta por ley, bastante rara porque deja fuera a muchos privilegiados, el peronismo pegoteado delegó en Alberto Fernández casi la suma del poder público. Y ello ante un Poder Judicial que, cobardemente, no reacciona cuando el Presidente y sus ministros cuestionan públicamente fallos, pruebas y detenciones; recordemos que tanto el Presidente cuanto el Gobernador Axel Kiciloff nombraron a algunos procesados como funcionarios, invocando siempre la famosa lawfare. 

Pero ni siquiera esas situaciones expresan el colmo de lo que estamos viviendo. A ese límite se llega al contemplar, muy pasivamente por cierto, el copamiento por Cristina Fernández de todos los resortes que se vinculan con las mayores "cajas" estatales y, sobre todo, de los organismos de control; es natural que haya puesto en ellos el foco, porque serán determinantes para la suerte de las causas por corrupción, lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y traición a la Patria que la afectan y tanto la preocupan. 

No sólo hablo de sus escuderos nombrados en la Oficina Anticorrupción y la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, que actúan en esos procesos como querellantes, y en la Procuración del Tesoro (jefe de todos los abogados del Estado nacional), que ya logró para Carlos Chino Zannini, sino que impulsa a Daniel Rafecas, el mismo Juez que pretendió archivar la denuncia de Alberto Nisman por el memorándum con Irán sin disponer prueba alguna, nada menos que como Procurador General, es decir, jefe de los fiscales federales. Si los acusadores dejan de ejercer ese rol, habrá logrado la tan ansiada impunidad. 

Pero ni con eso quedó conforme: quiere nombrar como cabeza de la Inspección General de Justicia, organismo de control legal de las sociedades, a un abogado -Ricardo Nissen- que fue apoderado de sus hijos Máximo y Florencia en Hotesur S.A., la empresa que resultó instrumento para que Cristóbal López y Lázaro Báez "reintegraran" a la familia Kirchner parte de los sobreprecios que obtenían en las licitaciones amañadas o a través de las facilidades "extraordinarias" que les otorgaba la DGI para devolver los impuestos robados. Y qué decir de la radio y la televisión públicas, puestas en manos de Rosario Lufrano, que ha prometido usarlas para denostar al gobierno anterior. ¡Hola, Joseph Goebbels! 

Mientras tanto, los ministros del Poder Ejecutivo, respaldados expresamente por el Presidente, se dedican a demoler todo aquello de lo poco que la sociedad valoró positivamente del gobierno de Mauricio Macri: desarmaron a la Policía, pretenden ideologizar a las fuerzas armadas, compraron diputados electos por la oposición, terminaron con la movilidad legal automática de las jubilaciones en desmedro de los que trabajaron toda su vida, dinamitaron la economía del conocimiento, redujeron la lucha contra el narcotráfico y pretenden despenalizar el consumo de marihuana, instauraron la tarjeta alimentaria como elemento de control social (¡vamos, Nicolás Maduro!), incrementaron el gasto, expolian a la clase media con impuestazos impagables, volvieron a perseguir al campo y crearon infinidad de cargos en la administración pública que inundaron de  familiares, de militantes sin experiencia ni curriculum, de piqueteros, de terroristas de ERP y Montoneros y de fanáticos dispuestos a expulsar a quienes no resulten afines al partido que se ha quedado con el poder absoluto. La comparación con el proceder del primer peronismo no es mera coincidencia. 

Marco Tulio Cicerón, que fue asesinado por ello (¿le recuerda algo?), sesenta y tres años antes de Cristo le preguntó en el Senado a Lucio Catilina hasta cuándo abusaría de la paciencia de los romanos con sus pretensiones de demoler la república y hoy, más de veinte siglos después, se lo pregunto al kirchnerismo; también se lo pregunto, en sentido inverso, al cuarenta y uno por ciento que no lo votó. Porque, más allá de los malabares verbales, ya está claro que aquél volvió para quedarse y llevarnos al "socialismo del siglo XXI", apoyado por Cuba, por Venezuela y por la probadamente disolvente Rusia de Vladimir Putin. 

La única esperanza de un mejor devenir para nuestro futuro, al menos hasta que se consiga refinanciar la deuda pública, se centra hoy en Donald Trump, por el enorme peso que tienen los Estados Unidos en el FMI. Eso obliga a Alberto Fernández a alinearse con su política exterior, o sea, acompañar el enfrentamiento con los ayatollahs iraníes y con el tirano Nicolás Maduro, y le implica renegar de los alineamientos que tanto promovió Cristina Fernández durante su gestión anterior. En este tema, cuánto durará y qué resultado tendrá el enfrentamiento con su compañera nadie lo sabe, pero seguramente ameritará alquilar balcones.  

Enrique Guillermo Avogadro
E.mail: ega1@avogadro.com.ar
E.mail: ega1avogadro@gmail.com
@egavogadro
Desde Argentina

OMAR A. ÁVILA H.: RECUENTO NECESARIO

Hace un año titulé uno de mis artículos de opinión “Negociación o por ahora tres años más con Nicolás. A lo largo del 2019 insistimos en negociación y diálogo, por cambio y paz, que no era momento para los absolutos, que había que unir la protesta política con lo social, que el caos estructural que vivimos en el país demanda una expedita solución política.

Insistimos una y mil veces en la necesidad de un proceso de negociación, en el que se logre un gran acuerdo nacional. También hemos dicho que los tiempos de la Comunidad Internacional, no van al ritmo de las necesidades de nuestro pueblo, e igualmente hemos insistido en que con persecuciones y amedrentamientos no se van a resolver los problemas del país.

Ya por el mes de mayo 2019, alertábamos que era urgente revisar y ajustar la estrategia, ya el fulano mantra era un hecho que era inviable, al punto que el mismo Juan Guaidó estaba más preocupado y ocupado en poder mantenerse al frente del Parlamento para este año, y no de la esperanza que vendió a los venezolanos ansiosos por un mejor país.

Siempre hemos sido promotores de la unidad, que es nuestra mejor estrategia, los ejemplos más claros de ello aparte del triunfo electoral del 2015, fue el del año 2007. Hoy esa unidad y el acuerdo entre todos los que nos oponemos a este régimen es prioridad. Es imperiosa la necesidad de unirnos. Ante la división más grande que hayamos tenido a lo largo de estos 21 años, pedíamos una negociación puertas adentro, ciertamente para tratar de no tener que llegar al punto en el que nos encontramos hoy en día, en el que hay que estar claro que el problema que tenemos es netamente político y no jurídico.

Alertábamos igualmente que era urgente llegar a un punto intermedio entre el "vete ya" y "la revolución llegó para quedarse". En pocas palabras, que urge salir de los extremos.

Le pedimos durante todo el año a esta dirección política un diálogo abierto e inclusivo entre todos los factores democráticos. Decíamos con la responsabilidad que nos caracteriza, que el informe de la Alta Comisionada de la ONU, Michelle Bachelet, era demoledor, más no suficiente. Así como también hemos mantenido en el tiempo, que solo sanciones no bastan, que debemos movilizarnos y no me refiero precisamente a las marchas y concentraciones.

A mediados de septiembre 2019, ante la negativa de Guaidó a escucharnos en la oposición, y el G4, decidimos convocar a todos los factores a un Encuentro Nacional por la preservación de Venezuela, en la que pudimos reunirlos a todos, desde el más moderado hasta el más radical. La sorpresa fue que el único ausente fue precisamente Juan Guaidó. Tres días después de escuchar a la gente de Claudio Fermín, de Henri Falcón, a personalidades como el Dr. Enrique Colmenares Finol, Pedro Urrieta, el licenciado Simón García, Kiko Bautista, la gente de Timoteo Zambrano y de María Corina Machado, así como a consultores y analistas políticos, como el Prof. José Vicente Carrasquero y Luis Enrique Gil, con lo que pudimos constatar que si es posible lograr puntos de encuentros, y que solo es viable con una plataforma democrática nacional para superar la crisis, eso es lo que hoy la gente sigue reclamando. En fin, Venezuela demanda unión, por ello, desde Unidad Visión Venezuela, cerramos y abrimos el año exigiendo acuerdo político, rectificación y no continuar en un callejón sin salida. Porque reconstruir pasa por reconciliar.

Periodistas y medios que cubren semanalmente nuestras declaraciones, son testigos de nuestra preocupación por el país y la crisis que atraviesa cada uno de los venezolanos; nuestra prioridad siempre ha sido la parte social, antes que la lucha por el poder y de los intereses personales. Insisto en que hay que poner un alto a la emocionalidad y pensar en el país.

Lamentablemente los que hoy se encuentran a la “cabeza” de la oposición, son quienes han hecho caso omiso a nuestra petición, porque pareciera que nos les interesa la unidad verdadera para el beneficio de Venezuela, de una coalición real, sin exclusiones; pero peor aún, es que siguen en total desconexión con los problemas de la gente, situación que quedó recientemente demostrada al no aprobar el crédito de la CAF para atender la emergencia eléctrica.

Desde Unidad Visión Venezuela, proponemos nuevamente la convocatoria de un Congreso de Líderes de la Oposición Venezolana, en el que se renueve el liderazgo y se planteen nuevas estrategias, porque la política de cambio, requiere cambios, pero sobre todo coherencia. Aquí lo que debe cesar es la mezquindad y la arrogancia, esta lucha es con protesta y voto. En resumen, nosotros apostamos a un 2020 en el que podamos organizarnos y desplazar a los extremistas, donde este sea el año de comenzar a hacer política real; no podemos quedarnos callados, cuando lo que se pretende desde esta dirección política, es continuar un año más bajo ese guion de la falsa esperanza.

Omar A. Ávila H.
dip.omaravila@gmail.com
www.unidadvisionvenezuela.com.ve 
@OmarAvilaVzla

JUAN DE DIOS RIVAS VELÁSQUEZ: SOLO UNIDOS SALVAREMOS A VENEZUELA

Los políticos debemos reflexionar y abandonar las malas conductas y procederes  que han impedido que se posesione en Venezuela una Democracia Participativa y Protagónica ¨que está en la actual Constitución¨ para que empodere al ciudadano ¨pueblo¨ en su COGOBIERNO Y DESARROLLO SOCIAL, para que se acabe con los malos Gobiernos ¨Nacional, Estados y Municipios¨ y todos unidos ¨sin corrupción y sectarismo¨ nos dediquemos a producir, fabricar y trabajar por un Bien Común que recupere y mejore los Servicios Públicos y Humanos para tener un mejor vivir ¨sin pobreza, miserias y necesidades¨. El refuerzo del espíritu, voluntad del pueblo, los valores y principios que impulso el 23 de Enero de 1958 debe servir de ejemplo. 

 Esa fue una fecha gloriosa donde recordamos que en el pasado hubo ¨Unidad del pueblo¨ y nos dieron un ejemplo de valor, dignidad y unidad democrática para derrocar una dictadura que nos sumió en daños morales, éticos, democráticos, violación de DD.HH y sufrimientos humanos. El 23 de Enero debe hoy insuflar y fortalecer el espíritu, voluntad y compromiso de entendimiento de todos los opositores, sociedad civil y militares para salvar y liberar a Venezuela de la tentación totalitaria y mal gobierno que hoy nos asfixia  y destruye, bajo el manto de Socialismo del Siglo XXI y su mal Gobierno, que nos ha empobrecido, robado nuestras riquezas, pervertido la política y corrompido la justicia, poderes públicos y la Administración pública, en general. 

   Con motivo de esta celebración histórica del 23 de Enero de 1958, en la plataforma política constituida como Unidad Nacional Alternativa (UNA), consideramos que ha llegado la hora de CAMBIO con elecciones limpias y participación de todos los partidos políticos que han existido en estos últimos veinte 20 años. Además, en UNA consideramos que es el momento de retornar a una democracia real y verdadera, para que sea la percepción y guía moral de la política como oficio y de los políticos como profesionales al servicio de los ciudadanos.  

   Hoy tenemos que hacer un gran esfuerzo unitario de los sectores democráticos y el pueblo, para liberar de pobreza a todos los ciudadanos venezolanos. En este tiempo de grandes crisis y grandes sacrificios, no debe hacerse politiquería y mal uso del gobierno. Y,  se piensa en UNA que sería un buen logro, para que los hermanos venezolanos no siguieran sufriendo y dejándose engañar por bandidos que usan la política solo para ellos enriquecerse indebidamente.   

   Gloria al bravo pueblo del 23 de Enero y Bienvenida la Democracia, pero una democracia decente, honesta y solidaria. En UNA estamos haciendo lo necesario  para SALVAR A VENEZUELA, de una tragedia mayor a la que estamos sufriendo.  Estos planteamientos de los líderes de UNA se fundamentan en la necesidad de reconstruir a Venezuela en el marco de una democracia social, impulsados y hechos por la alquimia de los valores tradicionales de los venezolanos dispuestos a hacer siempre el bien. Esta grave crisis nos da el coraje y la voluntad  para dedicarnos a trabajar por una Venezuela digna, justa y productiva. En las próximas elecciones,  presentaremos candidatos de trayectoria honesta, sinceros, luchadores sociales que contribuyan al surgimiento de un COGOBIERNO DE DESARROLLO SOCIAL, que acabe con la pobreza y malos servicios públicos. Repudiamos la demagogia de caudillajes que solo ponen mentiras en las propagandas y nos dicen que es necesario reinventar una democracia directa de las masas, sin decir cómo.  

Nuestros candidatos serán gente con voluntad y empeño de trabajar a diario con las comunidades y el pueblo; ayudar al ciudadano a emprender, financiarse, estudiar para gerencial, administrar y operar emprendimientos sociales, para que el pueblo tenga acceso a alimentos, medicinas, gas, agua, transporte y servicios públicos de buena calidad a costos solidarios.  

    Este sueño “democrático” consiste en que cada quien lleve su disposición para lograr el bienestar social de la patria. Cada silla de congresista —su curul— que proponemos y elija el elector será un puente para que las comunidades y electores que lo eligieron estén asegurados de que sus ideas, propuestas, emprendimientos, reclamos y proyectos serán presentados en la próxima Asamblea Nacional (AN). Todo debe ser un acto de participación política instantánea y constante, una especie de protagonismo cívico, la voluntad general de todos. Y así, toda Venezuela debe recomponerse, gobernarse para todos y lograr que regresen los hijos, familiares, vecinos y amigos que han tenido que emigrar en busca de recursos para un mejor vivir de su familia. El grito de batalla de esta profecía es simple: ¡la nación es la de quien pueda tener las ganas de encarnarla! 

UD, compatriota, es un valor venezolano y lo necesitamos para SALVAR A VENEZUELA. Hoy más que nunca la UNIDAD es imprescindible para lograr la Democracia, consolidar las instituciones, la libertad, la paz y la Justicia Social. 

Juan de Dios Rivas Velásquez
rvjuandedios@gmail.com
@rvjuandedios