jueves, 16 de mayo de 2019

ACTUALIZACIÓN, "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, JUEVES 16-05-2019,

GLADYS SOCORRO, ETAPA FINAL

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 5 minutos
El que entendió, entendió. Falta poquito, muy poquito para el final. La disolución de facto de la Asamblea Nacional que pretenden quienes hoy ocupan Miraflores aceleró el proceso. La desaparición a manos del aparato represor del Estado del parlamentario Edgar Zambrano, segundo hombre más importante del país constitucionalmente hablando, no es cualquier cosa. Esta semana es decisiva para el desenlace del último capítulo de la trágica novela venezolana. El lunes se reunió de emergencia la Organización de Estados Americanos, mientras los cancilleres de la Unión Europea discutían nueva... más »

CLAUDIO FERMÍN, LA DEMOCRACIA GANA TERRENO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 14 minutos
Las heridas están a flor de piel. Son centenares los presos políticos y familias sometidas a persecución, torturas y humillaciones, aunque desde el otro lado afirmen que son solo políticos presos por diversas razones. Ha habido intentos de deponer el gobierno por vías distintas de las establecidas en la Constitución, pero los procesados señalan que también hubo golpe de Estado bajo la truculencia de declarar en desacato a la Asamblea Nacional y que las transgresiones constitucionales ocurren a diario desde el ejercicio del poder. El careo ha sido inclemente. Y los representantes de... más »

JOSÉ LUIS ZAMBRANO PADAUY, A LA ESPERA DE LA LLAMADA CRUCIAL

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 24 minutos
Nos hemos cansado de impugnar y rebatir las acciones controversiales del régimen. Cuando deben bajar sus ofensas por estar en el ojo de la polémica, toman las decisiones más enigmáticas. Abren fuego contra los reglamentos y los estándares lógicos de un país racional. Por supuesto, el mundo entero sabe con conciencia en orden, que en Venezuela se esfumó hace mucho el Estado de Derecho y las normas se vuelven excusas para las fechorías. La aprehensión del vicepresidente de la Asamblea Nacional, Édgar Zambrano, no solo se erige como un acto indigno, ilegal y atroz, sino que deja en cl... más »

JESÚS ELORZA G., 08 DE MAYO “DÍA NACIONAL DEL ENTRENADOR DEPORTIVO” 1975-2019

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 29 minutos
Durante la primera semana del mes de Mayo en 1975, la Huelga de los Entrenadores, marcó un hito en la historia deportiva no solamente nacional sino internacional porque era la primera manifestación, de ese tipo, que se daba en el sector de los trabajadores del deporte a nivel mundial. Además, debemos destacar que la referida acción, en procura de reivindicaciones laborales contó con el apoyo solidario de las distintas organizaciones gremiales y sindicales que hacían vida en la Venezuela de ese momento, así como también la de padres, representantes, atletas y docentes de todo el ter... más »

DANIEL HERNANDEZ, LA CORRUPCIÓN ES SU DIVISA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 56 minutos
Cuando asumió el poder de la República el acomplejado truhan barinés, se posó una especie de anatema sobre nuestro territorio, convirtiendo en desgracia todo a su paso. La corrupción, el odio y el racismo, enfermedades del espíritu, comenzaron a hacer metástasis dentro de las instituciones públicas como en las Fuerzas Armadas. Aquel noble pensamiento de Bolívar, “Moral y luces son nuestras primeras necesidades”, quedó en segundo plano, y la límpida flama de la decencia y educación exhortadas por El Libertador, fueron consumidas por el ejército en un pito de marihuana. El honor de... más »

LUIS FUENMAYOR TORO, GOLPE FALLIDO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Que una acción política, incluida las de naturaleza violenta, fracase en el momento en que se la realiza, no significa que no tenga efectos inmediatos, favorables o no, ni que no los pueda tener a largo plazo. El intento de López y Guaidó del 30 de abril pasado pareció y sigue pareciendo una tentativa bufa, sin real planificación, sin posibilidades de éxito y justificativa de una serie de acciones represivas contra diputados, dirigentes y partidos, que debilitan grandemente a la Asamblea Nacional (AN), organismo ya muy debilitado por el famoso e inconstitucional desacato a que ha s... más »

GLADYS SOCORRO, ETAPA FINAL

El que entendió, entendió. Falta poquito, muy poquito para el final. La disolución de facto de la Asamblea Nacional que pretenden quienes hoy ocupan Miraflores aceleró el proceso. La desaparición a manos del aparato represor del Estado del parlamentario Edgar Zambrano, segundo hombre más importante del país constitucionalmente hablando, no es cualquier cosa.

Esta semana es decisiva para el desenlace del último capítulo de la trágica novela venezolana. El lunes se reunió de emergencia la Organización de Estados Americanos, mientras los cancilleres de la Unión Europea discutían nuevamente la crisis nacional. Además, ayer martes se reunió el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, con el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

La decisión está tomada dentro y fuera de nuestras fronteras. Nicolás Maduro y su grupito deben irse. Y no es capricho, es una condición innegociable para preservar la seguridad del continente. Así lo aseguraron los gringos a mediados de la semana pasada y el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, lo ratificó. En la concentración del sábado instruyó a su embajador en Estados Unidos a reunirse inmediatamente con el Comando Sur para definir acciones. Se manejan todos los escenarios, pero siempre se privilegiará la opción de negociar una salida que minimice el costo político, social y económico para los involucrados.

Lo cierto es que la solicitud de cooperación internacional ya se activó. Desde el sábado se abrió formalmente la puerta a la entrada de los gringos al país para lograr la salida de Maduro. Lo que nadie puede saber es cómo ni cuándo se hará, en caso de que las últimas conversaciones de altísimo nivel mundial fracasen. Los militares venezolanos siguen teniendo un papel protagónico en esta historia pero, como asegura Juan Carlos Zapata en su libro El suicidio del poder, "en Venezuela hay suficiente experiencia en ubicarse a tiempo al lado del poder para evitar la aplanadora".

Estamos en la etapa final, de eso no tenga dudas. No es tiempo de la desesperanza, de las estridencias, egos ni personalismos, y mucho menos de seguir jugando a la antipolítica como estrategia para tener rating. Ya vendrá el tiempo de las candidaturas, pero para eso se deben concretar primero el cese de la usurpación y la depuración del organismo electoral. Le guste o no, hoy debemos cerrar filas en torno a Guaidó, quien, en definitiva, ha sido el único político que ha llevado el proceso de liberación con paso firme; es el único interlocutor válido con el mundo y es el único que ha podido mantener a raya la depredación partidista desatada por los intereses individuales de quienes intentan defender parcelas y parecen no darse cuenta de que mientras no se recupere la democracia todos los esfuerzos serán en vano.

La desaparición forzosa del primer vicepresidente de la Asamblea Nacional debería obligar a más de uno a poner sus barbas en remojo. O trabajamos juntos en la recuperación de la democracia o todos seremos blanco de la violencia oficial. O seguimos en las calles exigiendo nuestros derechos fundamentales o nos exterminan como ciudadanos.

Aunque la responsabilidad última en la toma de decisiones recae sobre Guaidó, todos tenemos responsabilidad en este proceso. Nos debemos un mejor país. A todos nos calzan las palabras que en uno de sus momentos más álgidos pronunciara el ex presidente Carlos Andrés Pérez: "La historia es la que absuelve o condena. Le pertenezco a la historia, no a las encuestas, no a los políticos insensatos ni a los aventureros. Por ello repito: manos a la obra".

Gladys Socorro
@gladyssocorro
gsocorro.wordpress.com

CLAUDIO FERMÍN, LA DEMOCRACIA GANA TERRENO

Las heridas están a flor de piel. Son centenares los presos políticos y familias sometidas a persecución, torturas y humillaciones, aunque desde el otro lado afirmen que son solo políticos presos por diversas razones. Ha habido intentos de deponer el gobierno por vías distintas de las establecidas en la Constitución, pero los procesados señalan que también hubo golpe de Estado bajo la truculencia de declarar en desacato a la Asamblea Nacional y que las transgresiones constitucionales ocurren a diario desde el ejercicio del poder.

El careo ha sido inclemente. Y los representantes de cada extremo sienten la necesidad de equipararse y responder con urgencia a la última ofensa. Así, de agresión en agresión, el conflicto ha escalado y a algunos de sus promotores les parece un acto de debilidad detenerse. Otros entienden cualquier apaciguamiento como capitulación.

Por ese camino de la confrontación creciente anda la política en Venezuela.

El énfasis discursivo no apunta al desmontaje de esa maraña de desentendimientos. Los traumatismos y ultrajes convocan a la venganza y al exterminio del adversario.

Los grupos en guerra construyen el expediente del enemigo desde el pasado. Los argumentos son un memorial de agravios: ayer hiciste esto; el año anterior faltaste en aquello; hace tres años rompiste un acuerdo; desde hace seis años los muertos y torturados se han incrementado; no han dejado ustedes de promover invasiones y poner obstáculos externos para el desmontaje de la crisis.

Parecieran no estar para nada interesados en ver el futuro. No quieren buscar soluciones y toda su concentración está en el enjuiciamiento y exterminio del contrario.

En ese contexto la política adquiere ribetes de moralismo a la medida y la polarización extrema se sostiene en la tesis según la cual con esa gente que hizo tal o cual cosa no se puede dialogar. Eso sería faltar a la ética. Realmente sería delinquir andar con delincuentes, dicen unos, mientras los otros advierten que el país no puede aceptar que aquellos anden sueltos sin que nadie los detenga y encarcele.

Estos grupos trabajan por la disolución de la nación venezolana. Según ellos sólo procede una operación de limpieza política que nos libre para siempre de la plaga que ha destruido al país, es decir, de los otros.

En ese enrarecido contexto hemos sostenido que los venezolanos estamos obligados a dialogar y a encontrar maneras de recomponer las relaciones políticas y dar un giro valiente que salve a Venezuela, que cambie las políticas económicas que han desmantelado el aparato productivo, que rehabilite los servicios públicos, que cambie el gobierno en paz y por métodos democráticos, que recupere las instituciones hoy maltrechas y alcance la deseada convivencia nacional y la reconciliación. ¿O es que calidad de vida es otra cosa?

Sin embargo, cándido sería creer que quienes embisten unos contra otros, de manera ciega pero resuelta, buscando la aniquilación del contrario, serían tolerantes con nuestra propuesta de diálogo, entendimiento y negociación política para alcanzar un mínimo de estabilidad política y gobernabilidad que permita hablar con los pies sobre la tierra de recuperación de la economía y del bienestar nacional.

Han emprendido algunos de esos sectores extremistas una incisiva campaña para acusar a los promotores del diálogo y del entendimiento, es decir, de la Democracia, de corrompidos, de vendidos, de colaboracionistas, de sinvergüenzas, en fin, apelando al viejo esquema terrorista y a los más gruesos epítetos exponen al escarnio a quien ose contrariar sus tesis de exterminio del contrario y el talante autoritario de su conducción política.

Descalifican cualquier propuesta que no emane de sus cogollos. Condenan a priori, sin someterla a debate nacional, cualquier idea que no haya pasado por su filtro. Llaman electorero el reclamo que hacemos de consultar a la población para desatar estos nudos políticos que ahogan al país. Creemos en elecciones, en darle la palabra a todos los ciudadanos. Pero a eso lo llaman darle tiempo al gobierno. Creemos en la distensión política para que Venezuela retome el camino democrático, pero los tenidos por duros en el oficialismo eso lo toman por debilidad.

Nosotros seguiremos planteando diálogo, negociación y entendimiento mientras otros seguirán en la guerra y en la venganza. No desmayaremos en buscar aliados para estas tesis. Conocemos de muchos movimientos y referentes que constituyen esa reserva para relanzar al país por sendas de convivencia y progreso.

Unos trabajan por hacer respetar la Constitución. Otros recogen firmas rechazando injerencia militar extranjera y pidiendo elecciones. Desde otros partidos y grupos se plantea un referendo consultivo para promover elecciones generales para el cambio. Son presentaciones distintas, pero todas en el marco de la Democracia y el cambio en paz. Todos defensores de las elecciones y del derecho del común a resolver nuestros problemas.

Sigamos adelante. Por Venezuela.

Claudio Fermín
claudioefm@gmail.com
@claudioefermin

JOSÉ LUIS ZAMBRANO PADAUY, A LA ESPERA DE LA LLAMADA CRUCIAL

Nos hemos cansado de impugnar y rebatir las acciones controversiales del régimen. Cuando deben bajar sus ofensas por estar en el ojo de la polémica, toman las decisiones más enigmáticas. Abren fuego contra los reglamentos y los estándares lógicos de un país racional. Por supuesto, el mundo entero sabe con conciencia en orden, que en Venezuela se esfumó hace mucho el Estado de Derecho y las normas se vuelven excusas para las fechorías.

La aprehensión del vicepresidente de la Asamblea Nacional, Édgar Zambrano, no solo se erige como un acto indigno, ilegal y atroz, sino que deja en claro que dan vueltas en círculos, buscando a los cercanos antes de llegar a Guaidó. No se han atrevido a sabiendas que encarcelar a este nuevo líder revestiría una condena de las más de 50 naciones que lo consideran el presidente verdadero, además de que se pulsaría inmediatamente el botón enfebrecido de la irrupción militar internacional.

Las bocanadas de injusticia de la dictadura no sorprenden. Siempre dejan el mal sabor de aliarse con la inconciencia y de parecerse del todo a una burla circense. Montan su espectáculo deplorable y meten como calzador sus leyes en desorden. Hoy a todo trapo tratan de luchar por no vestirse de presidiarios. Y desdigo a quienes impávidos, creen que la lucha se disminuye, que la presión continúa y cada vez conocemos más de la intrincada combinación para abrir la caja de las libertades.

Desde el pasado 30 de abril los contactos de los Estados Unidos con los militares venezolanos han aumentado. También la nación norteña ha lanzado amenazas estrepitosas para cualquier compañía local o extranjera, que haga negocios con sectores de defensa y seguridad de Venezuela, pues serán objeto de sanciones. Igualmente han enseñado los dientes contra 25 magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.

Por cada movimiento que efectúen los malhechores de la tiranía venezolana, recibirá su dosis de presión y atosigamiento norteamericano. Por eso el quitarles la inmunidad parlamentaria a 10 diputados e iniciar una persecución de “gato caza ratón” deja en claro al planeta, que el apego de Maduro a las leyes es inexistente.

Veo con desazón cómo los legisladores se esconden por temor a ser rastreados por esta perversidad gubernamental. Les allanan sus viviendas. Los señalan de conspiradores. Es una lucha intestina de estos hombres de bien por no desvanecerse ante la opinión pública y cumplir con este momento determinante para la historia del país.

Los ciudadanos quieren que la resolución definitiva pase por las armas. La desconfianza es creciente, pues es Miraflores se atrinchera una panda de sanguinarios. La última encuesta de Meganálisis reveló que 89.7 por ciento de los venezolanos aspiran una ayuda militar y no creen en ningún tipo de diálogo, pues estiman que viven un genocidio por la carencia de alimentos, medicinas y libertades.

Un tuit nos llenó de asombro, esperanza y comprimió un tanto las emociones hasta de los más incrédulos. El jefe del Comando Sur manifestó hallarse a la espera de la invitación de Guaidó para dar apoyo a la restauración del orden constitucional en Venezuela.

Utilizó las redes sociales con conocimiento de causa, pues es la mejor vía en estos tiempos, para llevar su anuncio espectacular. Craig Faller redactó su mensaje en dos idiomas. Con un inglés preciso y un español si faltas ortográficas, sentenció: “¡Estamos listos!”. Tampoco descartó su apoyo a aquellos líderes de la Fuerza Armada venezolana que tomen la decisión correcta.

El presidente interino está muy claro de esta alternativa concluyente. Lo ha esbozado casi entre dientes y con el valor dominante de saber lo que hace. Este proceso tiene sus plazos. Muchos se han adelantado y otros, por falta de humanismo y buenos modos del régimen, se han rezagado. Ya los países empiezan a comprender que no se puede esperar compasión de los despiadados.

Sin mediar mucho y con el pensamiento proyectado en el futuro, el pasado fin de semana nos comunicó que había ordenado a Carlos Vecchio, reunirse con el Comando Sur para coordinar la cooperación internacional.

Guaidó no sufre de despistes. Sus palabras tienen algo de mansedumbre y confianza. No lo perturban ni lo sacan de su concentración decisiva, las maldades y opresiones de la usurpación. Ha dicho con una visión clara que “tenemos el apoyo del mundo. La dictadura está en su peor momento, llena de desconfianza, traición y conspiración”.

Imaginé a Guaidó con los mismos juicios para su llamado, así como ve el comisionado Gordon al teléfono rojo para convocar a Batman. Esta vez la llamada tendrá cobro internacional y no requerirá de justicieros enmascarados. A pesar de seguirse en el intento de apretujar con sanciones, obstáculos financieros e incomodidades políticas las gestiones del régimen, resulta ya probable que se llegue a las decisiones bélicas para sacar a estos retorcidos de poder.  

José Luis Zambrano Padauy
zambranopadauy@hotmail.com
@Joseluis5571

JESÚS ELORZA G., 08 DE MAYO “DÍA NACIONAL DEL ENTRENADOR DEPORTIVO” 1975-2019

Durante la primera semana del mes de Mayo en 1975, la Huelga de los Entrenadores, marcó un hito en la historia deportiva no solamente nacional sino internacional porque era la primera manifestación, de ese tipo, que se daba en el sector de los trabajadores del deporte a nivel mundial. Además, debemos destacar que la referida acción, en procura de reivindicaciones laborales contó con el apoyo solidario de las distintas organizaciones gremiales y sindicales que hacían vida en la Venezuela de ese momento, así como también la de padres, representantes, atletas y docentes de todo el territorio nacional. Es loable mencionar en este momento la presencia de Isaac Olivera como presidente de la Federación Venezolana de Maestros, los periodistas deportivos que unidos todos en su organización gremial Colegio Nacional de Periodistas, Círculo de Periodistas Deportivos y el Sindicato de Trabajadores de la Prensa brindaron un apoyo irrestricto a la huelga de los entrenadores. Así como las distintas organizaciones gremiales y sindicales de los distintos sectores laborales del país representados por la Confederación Venezolana de Trabajadores C.T.V.

El 8 de Mayo quedó establecido oficialmente como el “Día del Entrenador Deportivo” en reconocimiento a la gesta que se había librado durante toda esa semana y en esa fecha alcanzó la solución a las demandas laborales requeridas por los entrenadores en ese momento.

Los logros gremiales alcanzados quedaron plasmados en el contrato colectivo denominado “Las Bases Normativas” Las cláusulas de importancia contenidas en ese documento laboral fueron múltiples y variadas. En primer lugar, el reconocimiento del derecho a de los entrenadores a tener una contratación colectiva con el patrón del Instituto Nacional de Deportes, la indexación salarial en base a los índices inflacionarios que mostrara el Banco Central de Venezuela, es decir, anualmente el salario de los trabajadores del Instituto se iba a mover de acuerdo a las escalas inflacionarias señaladas por el mencionado Banco, esta cláusula pasó a ser un punto de referencia obligatorio en los contratos colectivos de Venezuela.

También se contempla la clasificación del personal, en unas escalas previamente señaladas, en un Manual de Clasificación de Cargos de los Entrenadores Deportivos que se desempeñan en la Administración Pública Nacional. Este manual es un elemento de vital importancia porque le dio jerarquía a este sector laboral con una fisonomía propia dentro de la administración pública venezolana.

Jesús Elorza Garrido
jesuselorza@hotmail.com 
@jesuselorza 

DANIEL HERNANDEZ, LA CORRUPCIÓN ES SU DIVISA

Cuando asumió el poder de la República el acomplejado truhan barinés, se posó una especie de anatema sobre nuestro territorio, convirtiendo en desgracia todo a su paso.

La corrupción, el odio y el racismo, enfermedades del espíritu, comenzaron a hacer metástasis dentro de las instituciones públicas como en las Fuerzas Armadas.

Aquel noble pensamiento de Bolívar, “Moral y luces son nuestras primeras necesidades”, quedó en segundo plano, y la límpida flama de la decencia y educación exhortadas por El Libertador, fueron consumidas por el ejército en un pito de marihuana.

El honor del que tanto hacían alarde los castrenses como una de las tradiciones más antiguas, fue cambiado sin pudor por la degradación ética.

Hoy la imagen inmoral que proyectan los represores no concuerda con la apreciada hace 30 años, en la cual, llevar de indumentaria un uniforme, inspiraba respeto y admiración en la sociedad.

La Guardia Nacional, conocida anteriormente como Fuerzas Armadas de Cooperación, sólo sirve para “cooperar” pero en la consumación de delitos contra la nación y sus ciudadanos.

Cada comando fue convertido en una casa de citas por donde pasean sonrientes las más complacientes meretrices, luego de mojarse las manos en los respectivos negocios ilícitos tratando de conseguir el pez gordo.

Estos analfabetas semi funcionales usan la ley a su antojo para encubrir las fechorías a las que recurren habitualmente, como si se tratase de un trapo sucio con el que limpian alguna parte de su nauseabundo cuerpo.

Ya está bueno de ambiciones y complacencias descabelladas. Nuestro tricolor se ha teñido de rojo intenso por la cantidad de inocentes caídos en esta lucha por la libertad, y cada una de las estrellas de la franja azul, dejaron de ocupar su lugar para irradiar con luz el camino a seguir.

Retomen la vía de la cordura y honren a la patria. La milicia debe retomar su condición apolítica restaurando la democracia ya.

El honor, más que una palabra ambigua o en desuso, es un arma usada por ciudadanos que valientemente se sumaron al cambio de conciencias que necesita el país para salir del atolladero.

Recuerden soldados que cuando los principios se imponen, la dignidad no se negocia. 

Daniel Hernández Luengo
dahlpahg@gmail.com
@danielovtsky

LUIS FUENMAYOR TORO, GOLPE FALLIDO

Que una acción política, incluida las de naturaleza violenta, fracase en el momento en que se la realiza, no significa que no tenga efectos inmediatos, favorables o no, ni que no los pueda tener a largo plazo. El intento de López y Guaidó del 30 de abril pasado pareció y sigue pareciendo una tentativa bufa, sin real planificación, sin posibilidades de éxito y justificativa de una serie de acciones represivas contra diputados, dirigentes y partidos, que debilitan grandemente a la Asamblea Nacional (AN), organismo ya muy debilitado por el famoso e inconstitucional desacato a que ha sido sometido. Las declaraciones de Guaidó y de altos funcionarios estadounidenses así lo ratifican; hubo fallas muy graves. Los señalados serían efectos negativos inmediatos de la insurgencia, lo que no niega que a largo plazo pudiera este hecho incidir positivamente a favor de sus planificadores.

El golpe de Chávez y su movimiento militar el 4 de febrero de 1992 fue un rotundo fracaso. Los golpistas (no eran sino eso) no obtuvieron el apoyo militar que quisieron desencadenar, ni tampoco el apoyo de un pueblo que estuvo casi totalmente al margen de aquellos acontecimientos. Otro tanto ocurrió con la continuación de las acciones golpistas el 27 de noviembre de ese mismo año. No se trató de una “gesta cívico militar heroica”, ni de una insurrección popular respaldada por militares revolucionarios; eso sólo está en la imaginación trasnochada de algunos o en la demagogia de la cúpula gobernante, que desde Chávez quiso hacer de un fracaso en todos los sentidos: militar y político, una hazaña libertaria que nunca existió. Fue un burdo y patético golpe de Estado, que nunca puso en peligro al régimen de Carlos Andrés Pérez.

Sin embargo, el líder de aquel golpe fallido terminó siendo el candidato presidencial victorioso 6 años después, por lo que se pudiera decir que en el largo plazo el golpe tuvo un efecto que favoreció a los golpistas. No fue empero una línea causal directa de la victoria electoral de Chávez. De hecho, en los inicios de la campaña electoral de 1998, la popularidad de Chávez estaba en el 2 por ciento del electorado e Irene Sáez, exitosa exalcalde de Chacao, quien no había dado ningún golpe, tenía casi un 30 por ciento de respaldo popular. Por lo que podríamos decir que la influencia del alzamiento en el voto del electorado “no es de escopeta pun”, para utilizar un dicho popular. Pero bien podríamos considerar la posibilidad de un efecto positivo a más largo plazo, de la intentona golpista para Voluntad Popular, Leopoldo López y Juan Guaidó.

Pero hasta ahora no parece haber nada importantemente positivo en los hechos que narramos. Todo lo contrario. Han sido apresados varios diputados, entre ellos el primer vicepresidente de la AN; son perseguidos otros, algunos se han refugiado en embajadas, por lo que el Poder Legislativo venezolano, asiento de la oposición hasta ahora mayoritaria, ha quedado más debilitado y con su dirección muy golpeada. Pero el efecto negativo más

importante es el que ha sido reseñado por medios estadounidenses, que dejan entrever una diferencia sustancial entre Trump y sus funcionarios en el enfrentamiento de la situación. Pareciera que el Presidente se siente engañado por los comisionados en quienes delegó la planificación de las acciones contra Maduro. Pareciera también, por informaciones diversas de distinto origen, que esos funcionarios expertos fueron engañados por quienes en Venezuela tenían que hacer su tarea.

Un observador a quien no conozco, al parecer dijo, según me refirió mi amigo Enrique Ochoa Antich, que el problema surgió por falta de comunicación entre los venezolanos opositores y sus jefes gringos. Estos últimos no han vivido lo suficiente en Venezuela para entender que significa cuando un venezolano dice “eso esta listo”. Seguramente preguntaban si había apoyo militar para el golpe y obtenían como respuesta: “eso está listo”. Cuando inquirían si habría el necesario apoyo popular, les respondían: “eso está listo”. Con esta información decidieron “darle play”, como también se dice en Venezuela. Una última información muy asombrosa es que el SEBIN tenía infiltrado a los golpistas y permitieron hasta reuniones con militares leales al gobierno de Maduro, para darles la impresión de que todo iba sobre ruedas.

En todo caso, lo ocurrido y la respuesta del gobierno constituyen un escalamiento violento del proceso de enfrentamientos políticos, lo que puede lamentablemente llevar a una muy peligrosa profundización de la violencia.

Luis Fuenmayor 
lft3003@yahoo.com
@LFuenmayorToro