domingo, 12 de mayo de 2019

ACTUALIZACIÓN, "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, DOMINGO 12-05-2019,

MIBELIS ACEVEDO DONÍS, EL CASTIGO DE LA SORPRESA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 22 minutos
Que se cocinaban “sorpresas” llegamos a escuchar, sin dar mucho crédito a la especie. Pero en efecto, sorpresa hubo, y una difícil de tramitar, como el aviso de un parto prematuro. El 30A nos madrugaron las movidas de lo que parecía el ensayo de una insurrección: un ejercicio que nunca cobró forma, que no dibujó propósitos nítidos, que no ocultó el azoramiento de sus actores. Al término de la inescrutable jornada, tras noche sacudida por la expectativa de que “algo” ocurriría y visto el saldo trágico del día siguiente, la sorpresa tuvo más que ver con el barrunto de que el voluntar... más »

ELIDES J. ROJAS L., EL DÓLAR ES LA BASE DEL SISTEMA CHAVISTA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 37 minutos
El líder intergaláctico mantuvo una especie de orden verbal repetido hasta el cansancio en la que delineaba la gran mentira que estaba construyendo con la mafia de mantenidos cubanos y sus colegas militares venezolanos, aliñados con un corte ideológico de izquierda que viene a ser, a fin de cuentas, el disfraz del fraude que es en realidad la llamada revolución chavista. Prometía a gritos el fallecido eterno, en cadenas de medios o en discursos de calle, en entrevistas o en giras internacionales, que estaban construyendo la Venezuela potencia, la patria grande, el renacer de la izq... más »

ALEJANDRO A. TAGLIAVINI, LIBERTAD HAY UNA SOLA: LA LIBERTAD

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Los humanos no creemos en la libertad, decimos que sí… pero con límites que, por cierto, son los que a cada uno se le antoja y que justifica con argumentos “razonables” siendo el más utilizado el de que “la libertad no puede ser absoluta”. Discusión bizantina. Efectivamente, en los hechos la libertad no es absoluta, nadie puede hacer todo lo que quisiera, no puede, por caso, lanzarse desde un edificio y pretender volar como un pájaro. Pero que la libertad no sea absoluta no da derecho a que cada uno le ponga límites “razonables” y los fuerce con violencia, ya sea personal, policia... más »

CARLOS PADILLA, UNA INEQUÍVOCA POSICIÓN EDITORIAL

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Como editor de El Republicano Liberal desde su primera edición ocurrida el 13 de enero de 2007, hace 12 años, definimos cual sería nuestra línea editorial, absolutamente ceñida a nuestro pensamiento liberal de dar cabida a todo testimonio que se encuadre en el campo de la democracia, sea esta opinión expresada por un socialista, social demócrata, social cristiano, de cualquier orientación política o independiente que promulgara de alguna manera los valores propios de la democracia, y de la libre expresión del pensamiento sin otra limitante que la expresada. Personalmente, en lo do... más »

CARLOS ALBERTO MONTANER, VENEZUELA Y EL PELIGROSO MODELO NICARAGÜENSE

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Están a punto de meter en la cárcel a Juan Guaidó. Nicolás Maduro y los servicios cubanos lo están sopesando. La detención de Edgar Zambrano, Primer Vicepresidente de la Asamblea Nacional, es un ensayo general para la aprehensión del presidente Guaidó. Tientan el terreno. Maduro y Raúl Castro han llegado a la conclusión de que no es posible controlar el poder con otro foco de autoridad suelto en Venezuela. No menciono al “presidente” cubano Miguel Díaz-Canel porque es el chico de hacer los mandados. Se proponen destruir totalmente la Asamblea Nacional acusándola de “traición a la... más »

GIOCONDA CUNTO DE SAN BLAS, CON LA PATRIA A CUESTAS

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Escribo estas líneas en la oscurana de una noche más a la luz de una linterna, sumergida en un silencio profundo solo quebrado por el cri-cri de los grillos en el jardín, alborotados por la pertinaz llovizna de este día. Rescato ese arte olvidado de escribir borradores a mano, como quien lleva un diario (¿habrá hoy quien lo haga?), obligada por la circunstancia de vivir en esta tierra devastada, con apagones diarios de largas horas de duración, que nos han regresado a los penumbrosos ambientes medievales donde escribidores a la luz de las velas copiaban e iluminaban manuscritos en ... más »



MIBELIS ACEVEDO DONÍS, EL CASTIGO DE LA SORPRESA

Que se cocinaban “sorpresas” llegamos a escuchar, sin dar mucho crédito a la especie. Pero en efecto, sorpresa hubo, y una difícil de tramitar, como el aviso de un parto prematuro. El 30A nos madrugaron las movidas de lo que parecía el ensayo de una insurrección: un ejercicio que nunca cobró forma, que no dibujó propósitos nítidos, que no ocultó el azoramiento de sus actores. Al término de la inescrutable jornada, tras noche sacudida por la expectativa de que “algo” ocurriría y visto el saldo trágico del día siguiente, la sorpresa tuvo más que ver con el barrunto de que el voluntarismo y la improvisación hacían de las suyas. Otra vez. 

A merced del secretismo, del vistazo a estrategias que “existen, pero que no se pueden revelar”, la perplejidad no nos abandona. Junto a la maña del régimen para torear el imprevisto, algo que habla no de invulnerabilidad y sí de una suerte de “anti-fragilidad”, como sugiere Francisco Contreras, la falta de claridad respecto al contenido/destino de empresas como la “Operación Libertad” –¿movilización masiva, catártica; toma periódica de calles, demostración simbólica de fuerzas sin mención de demandas concretas…?- amenaza con socavar la confianza. 

Y es que lejos de disminuir, claro, las preguntas cunden en medio del marasmo. ¿Qué espera la dirigencia de una ciudadanía sin fuerza militar, pero resteada con la necesidad de cambiar un modelo que nos arrastra al peor de los sótanos? ¿Cuál es el rol de ese ciudadano a la hora de empujar salidas que, según anuncio original, transitarían la ruta pacífica y democrática? Mientras nos embarcamos en el “suspense” del ensayo y error, en la calle ciega del “sí o sí”, ¿cuántos podrán aguantar el salvaje deterioro de la calidad de vida? A falta de resultados tangibles en términos de la consecución del objetivo de finiquitar la usurpación, ¿no es lógico insistir en el ajuste de la ruta o examinar la pertinencia de ciertos métodos, antes de ser víctimas de una praxis recurrente y suicida? 

No basta pedir fe. Para desbrozar el enmarañado terreno de las expectativas y definir el alcance de la adhesión ciudadana al menú de opciones “sobre la mesa”, habrá que recordar que la agenda del bloque democrático representado en la AN -y a sabiendas de que la lucha asimétrica contra el autoritarismo terminó haciendo de esta institución un bastión opositor- responde en primer término al interés nacional. El voto de 14 millones de venezolanos avaló la legitimidad de un desempeño, una auctoritas reconocida además por la mayoría de países democráticos del mundo. En ese sentido, cualquier política que dimane del parlamento debería ser lo más amplia y plural posible, fruto del respeto y la proliferación de ideas divergentes, capaz de prever recursos para gestionar el conflicto, no para atizarlo en función de agendas personales o partidistas, por más justas que parezcan. 

Tras lo visto el 30A surgen motivos para la suspicacia. Las tercas señas de la ruta insurreccional que en 2014 y 2017 impusieron los promotores de “La Salida”, salen de nuevo al paso, con el descaro de la vieja arruga que no se disimula tras el refreshing. En las antípodas de una negociación en curso (“pecado” que el mismo Bolton hizo público) la natural desesperación ofrece coartada para vender soluciones “definitivas” que van desde una salida de Maduro forzada por la FAN, hasta una intervención extranjera, la guerra-que-no-es-guerra sino operación rápida, sin costos, a tono con el siglo XXI, como la pinta un risueño Brownfield. Absurdo puro: así la defensa de la violencia, el “¡no a la paz!” trueca en imperativo “moral”, y el discurso de sectores extremistas (enemigos de la política y de la propia AN) cobra cuerpo, animado por la dilución de esa identidad democrática que las circunstancias ponen a bailar sobre la cuerda floja. 

¿Habrá explicación para tanto déja-vù? Quizás sea que el error no se percibe como tal, que aparezca como visión refractaria a cualquier modificación porque al margen de la evidencia, lo que allí impera es el sesgo de confirmación: solamente se presta atención al dato que refuerza la propia creencia. Penosamente, el dislate que no pasa por el cedazo de la consciencia no dejará cicatriz ni lecciones. Bastará entonces pedir “borrón y cuenta nueva” para bregar con la ocasional espinita; pero cuando haya otra oportunidad de equivocarse, allí estaremos, auto-engañados y prestos a remozar consignas para justificar el mismo traspié. 

Al tanto de ese uróboros, lo justo es librarse del castigo de la sorpresa perenne. No se podrá culpar a la ciudadanía de “perder la fe” cuando lo que intenta es apelar al pesimismo de la inteligencia y superar el atasco crónico, el círculo infernal. De allí la pertinencia de una crítica revigorizada y autónoma, de iniciativas como el documento de Provea para exigir lo que nunca debimos dejar de exigir: cooperación internacional virtuosa, (el caso de la UE-GIC) entendimiento, elecciones, alternabilidad. Todo eso de lo que toca reapropiarse, urgentemente. 

Mibelis Acevedo D.
@Mibelis

ELIDES J. ROJAS L., EL DÓLAR ES LA BASE DEL SISTEMA CHAVISTA

El líder intergaláctico mantuvo una especie de orden verbal repetido hasta el cansancio en la que delineaba la gran mentira que estaba construyendo con la mafia de mantenidos cubanos y sus colegas militares venezolanos, aliñados con un corte ideológico de izquierda que viene a ser, a fin de cuentas, el disfraz del fraude que es en realidad la llamada revolución chavista. Prometía a gritos el fallecido eterno, en cadenas de medios o en discursos de calle, en entrevistas o en giras internacionales, que estaban construyendo la Venezuela potencia, la patria grande, el renacer de la izquierda latinoamericana, la igualdad de todos los venezolanos, cero hambre, sistema de salud de primer mundo, educación gratuita y de excelencia, trabajo productivo y de calidad para todos, justicia social, oportunidades sin discriminaciones, un sistema judicial verdaderamente justo y rápido. La eliminación de cuajo de la corrupción y los privilegios. Producción agrícola suficiente hasta para exportar. Y, tal vez lo mejor de la suprema lenguarada, el difunto fue constante en eso de alcanzar un alto poder adquisitivo para toda la población. Y el impelable cuento de la soberanía y el nacionalismo por amor a la patria. Eso lleva a la promesa mayor: tenemos patria. Y no tenemos moneda. El bolívar no lo quieren los chamos ni para jugar Ludo. 

La verdad verdadera: un fraude enorme, gigantesco. Eso es el chavismo. Eso es la revolución. ¿La prueba? Está al frente de todos. No es necesario entrar en debates profundos ni en complicados razonamientos ideológicos. Veamos la realidad, la realidad que sufrimos. La vida de cualquier venezolano en el sistema chavista. Veamos. 

Papeleo e identificación. Los pasaportes no existen para los ciudadanos comunes. Solo para militares, altos enchufados o ciertas agrupaciones amigas. De resto bajarse de la mula es la opción. En dólares y bien feo. Lo mismo, pero más barato aplica para otros instrumentos como la cédula, por ejemplo. Obtener copias certificadas de actas de nacimiento o actas de matrimonio en dólares. Antecedentes penales en dólares. Legalizar y apostillar también se cotiza en dólares. Notarías y registros mercantiles o inmobiliarios tienen el siguiente mecanismo de operación. Reciben el documento, pero le dirán que estará asentado dentro de dos meses. No obstante, para esta misma semana, en dólares. ¿Quiénes son los jefes de estas mafias? El régimen seguro lo sabe con toda claridad. 

Entrada y salida del país. El problema no es tanto ingresar o dejar el país. El verdadero rollo está con el chequeo del Seniat. Su equipaje, que seguramente tendrá mayormente medicinas, alimentos, productos de baño y cosméticos es la clave para que aparezca la palabra mágica: dólares. Todo entra con dólares. Un maletero cobra alrededor de 15 dólares por llevar las maletas hasta el estacionamiento en Maiquetía. Mire que son dólares. Un taxi cobra 20 dólares por bajar de Caracas al aeropuerto. Dólares para consumir dentro del aeropuerto. La revolución de los dólares. 

Licores y bebidas. El dólar es la unidad de cambio para bebidas del tipo Whisky. Todo lo importado se paga en dólares. 

Comida. Muchísimos automercados y pequeños abastos trabajan en dólares desde hace rato.

Grandes mafias. Contrabando de gasolina, extracción de oro, explotación de minerales y metales raros, salida ilegal de comida comprada en el exterior con dólares preferenciales. La mafia que controla las carreteras y autopistas revisando hasta coches de bebés para ver que se les pega o, como es de esperar, cobra en dólares para dejar circular la mercancía. Droga y estimulantes, una de las más poderosas y peligrosas. Secuestro y extorsión manejado desde las propias cárceles. Malandros trabajando con los mismos equipos policiales y militares cuando se trata de reprimir a los ciudadanos que protestan desarmados. 

Solo por mencionar algo. Lo demás lo verá usted en las calles cada día. Desde un atraco delante de todo el mundo hasta un carro a toda velocidad pasando en luz roja sin pena ni miedo a nada. Y ni hablar de la gente comiendo basura en franca competencia con los perros.
Venezuela chavista. Pele el ojo.

Elides Rojas
elidesr@gmail.com
Twitter: @ejrl

ALEJANDRO A. TAGLIAVINI, LIBERTAD HAY UNA SOLA: LA LIBERTAD

Los humanos no creemos en la libertad, decimos que sí… pero con límites que, por cierto, son los que a cada uno se le antoja y que justifica con argumentos “razonables” siendo el más utilizado el de que “la libertad no puede ser absoluta”. Discusión bizantina. 

Efectivamente, en los hechos la libertad no es absoluta, nadie puede hacer todo lo que quisiera, no puede, por caso, lanzarse desde un edificio y pretender volar como un pájaro. Pero que la libertad no sea absoluta no da derecho a que cada uno le ponga límites “razonables” y los fuerce con violencia, ya sea personal, policial o militar. 

Dos periodistas de Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, pasaron año y medio en la cárcel por violar la ley de secretos oficiales cuando investigaban una matanza militar de rohingyas en Birmania, investigación que les valió el Pulitzer. Condenados a 7 años, salieron de prisión gracias a una amnistía que benefició a 6520 presos. 

Todo muy “legal”, a criterio de los mandantes del momento, tanto que el Tribunal Supremo rechazó el último recurso de apelación de los reporteros. Irónicamente, según Human Rights Watch, desde que la “muy respetable” Aung San Suu Kyi -premio Nobel de la Paz por defender los derechos humanos- accedió a la dirección política del país, tras ganar los comicios de 2016, el número de periodistas detenidos creció hasta 43. 

Sucede que la Información es la mejor solución contra la violencia. Si nos “defendemos” con armas corremos el riesgo de salir heridos o herir a inocentes. En cambio, con información suficiente podemos adelantar al agresor y resguardarnos. De modo que los violadores necesitan controlar la información porque la violencia solo es posible con desinformación. Por caso, nada puede el ejército más poderoso contra un niño solo si éste puede anticiparlo y escapar. 

Según un informe de Reporteros sin Fronteras -que podría ser ideológicamente ubicada en la centroizquierda- el número de países seguros para los periodistas disminuyó en 2019. Muchos gobiernos autoritarios están fortaleciendo su control sobre los medios de comunicación. 

Este ranking de Libertad de Prensa en el mundo, que incluye a 180 países, empieza con Noruega, Finlandia y Suecia. Luego, entre los que mejoraron figuran Uruguay hoy en el puesto 19, España 29, Gran Bretaña 33, Dominicana 55, Panamá 79, Perú 83, Colombia 129, México 144, Eritrea 178 y Corea del Norte 179. 

Entre los que no variaron figuran Costa Rica en el puesto 10 y Guatemala en el 116. Finalmente, entre los que cayeron están Chile en el puesto 46, EEUU. 48, Argentina 57, Ecuador 97, Brasil 105, Bolivia 113, Nicaragua 114, Honduras 146, Venezuela 148, China 177 y, el último de la lista, Turkmenistán 180. 

Ahora al comparar esta lista con la de Libertad Económica de la conservadora The Heritage Foundation comprobamos que, considerando las diferencias ideológicas, ambas tienen un destacado grado de coincidencia: en general, los países con mayor “libertad económica” gozan de más “libertad de prensa”. Lo que resulta lógico, ya que “ambas libertades” están íntimamente relacionadas -de hecho, es la misma libertad- ya que para coartar ambas hace falta la misma fuerza de la violencia estatal directa, o indirecta como en los países donde algunas drogas muy dañinas están prohibidas por el Estado, y surgen bandas de narcos que asesinan periodistas, en México por caso. 

Alejandro Tagliavini
Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California 
@alextagliavini 
www.alejandrotagliavini.com

CARLOS PADILLA, UNA INEQUÍVOCA POSICIÓN EDITORIAL

Como editor de El Republicano Liberal desde su primera edición ocurrida el 13 de enero de 2007, hace 12 años, definimos cual sería nuestra línea editorial, absolutamente ceñida a nuestro pensamiento liberal de dar cabida a todo testimonio que se encuadre en el campo de la democracia, sea esta opinión expresada por un socialista, social demócrata, social cristiano, de cualquier orientación política o independiente que promulgara de alguna manera los valores propios de la democracia, y de la libre expresión del pensamiento sin otra limitante que la expresada. 

Personalmente, en lo doctrinario, somos republicanos y libertarios porque creemos en un país cuya máxima autoridad y representatividad pública sea elegida periódicamente por los ciudadanos. Porque profesamos el credo de la independencia de los poderes públicos y de su sinergia. Porque entendemos que nos hay otra riqueza distinta a la que es fruto del trabajo, porque hacemos nuestro los principios fundamentales de la constitución que defienden la igualdad de las personas ante la ley, los derechos de propiedad, la libre empresa y el estado de derecho. Porque creemos en la federación y en la descentralización ya que el gobierno más eficaz, responsable y sensible es aquel que se encuentra más cerca del pueblo. Porque no queremos que nos gobierne ni represente una casta basada en la sucesión, en ideologías caducas ni en los privilegios del poder o en la exclusión de un sector de la población por otro. Porque, al fin y al cabo, nos oponemos a cualquier dictadura que enfrente al concepto "República" y no proteja los valores y derechos de la familia, la religión, la moral y la ética. Por ello nos proponemos lograr un país de propietarios con un gobierno limitado y una Venezuela que viva con bienestar y libertad excluyendo todo intento populista.

Personalmente, en lo político, tenemos un compromiso con una salida pacífica, constitucional, democrática y electoral de la crisis que nos castiga. Todo ello dentro de la ruta indicada por los auténticos caminos democráticos, garantías electorales firmes,  salvaguarda del secreto del voto, actualización del padrón electoral y certificación internacional. 

En relación a quienes de manera voluntaria y sin costo alguno nos hacen llegar sus opiniones o testimonios, por las diferentes redes sociales, páginas web o correos a nuestras cuentas, no les exigimos ni solicitamos que piensen como nosotros pues como libertarios, comprometidos con la libertad individual, respetamos las diferentes maneras de pensar con la expectativa de ser un medio de encuentro ciudadano. A nuestros apreciados lectores los exhortamos a que enriquezcan las opiniones publicadas con sus comentarios que siempre serán bienvenidos,

Hacemos el esfuerzo diario, junto con los twitteros que nos apoyan, de hacer llegar nuestro medio de comunicación especializado en divulgar opiniones a nuestros potenciales lectores salvo en las oportunidades que nos vemos limitados por la ausencia de electricidad o la caída de las redes.

Damos las gracias a nuestros colaboradores sin cuyo aporte nos sería imposible cumplir con nuestro objetivo de entregar públicamente sus esfuerzos creativos hijos de su preocupación por el país y de la situación internacional que nos son pertinentes.


Un cordial saludo libertario,
Carlos Padilla
@carpa1301
carpa1301@gmail.com
carpa.carpa@outlook.es
https://www.facebook.com/elrepublicanoliberal
http://elrepublicanoliberalii.blogspot.com/

CARLOS ALBERTO MONTANER, VENEZUELA Y EL PELIGROSO MODELO NICARAGÜENSE

Están a punto de meter en la cárcel a Juan Guaidó. Nicolás Maduro y los servicios cubanos lo están sopesando. La detención de Edgar Zambrano, Primer Vicepresidente de la Asamblea Nacional, es un ensayo general para la aprehensión del presidente Guaidó. Tientan el terreno. Maduro y Raúl Castro han llegado a la conclusión de que no es posible controlar el poder con otro foco de autoridad suelto en Venezuela. No menciono al “presidente” cubano Miguel Díaz-Canel porque es el chico de hacer los mandados.  

Se proponen destruir totalmente la Asamblea Nacional acusándola de “traición a la patria”. Al madurismo no le importa que nadie le crea. El juego consiste en elaborar coartadas paralelas para “explicar” el desastre. Hay hiperinflación por culpa de Venezuela Today, una página web manejada por “los enemigos de la patria”. Hay escasez de alimentos y medicinas debido al embargo de los americanos. Hay cortes de luz y falta el agua potable porque John Bolton lo decidió y personalmente dirigió los estropicios. Los venezolanos escapan del paraíso confundidos por el canto de sirena de los adversarios capitalistas. La verdad no importa. Sólo el relato.   

El régimen cubano está desesperado, pero elabora su estrategia para mantenerse a flote. Raúl teme a motines callejeros producto de las carencias. Necesita el subsidio venezolano como Drácula necesitaba la dosis de sangre de sus víctimas. El “aparato” de inteligencia de La Habana cree, a estas alturas, que Donald Trump es un perro ladrador, pero no mordedor. Por eso lo tratan con guantes de seda y se reservan las baterías más gruesas contra Marco Rubio, Mike Pompeo, John Bolton y Elliot Abrams. El núcleo duro que respalda a Guaidó. Esos son los enemigos que deben maniatar. Son los “mordedores”, aunque carezcan de fuerza para utilizar el peso de las armas americanas.       

La conclusión a que ha llegado la inteligencia cubana con respecto a Trump tiene cierta lógica. Si quiere retirarse del Medio Oriente, ¿qué sentido tendría que metiera las tropas en Venezuela? Si es capaz de debilitar a la OTAN o a la Unión Europea, porque está persuadido de que su país paga la parte del león y no se beneficia en lo absoluto, ¿por qué en América Latina jugaría el rol de “cabeza del mundo libre” cuando los principales afectados son los propios latinoamericanos? Si el gordito de Corea del Norte unas veces es el rocket many otras un muchacho confiable, ¿por qué temerle al inquilino de la Casa Blanca? Ya saben que están frente a un vendedor que dice cualquier cosa, y amenaza y patalea, pero no recurre al garrote.   

No obstante, Nicolás Maduro huele a pasado. Eso Cuba lo comprende. Llegó al poder de contrabando. A principios del 2013, cuando murió Hugo Chávez, el régimen cubano lo eligió no por sus virtudes, sino por sus debilidades. Le “tocaba” a Diosdado Cabello, pero era un bribón demasiado independiente que no seguía órdenes de nadie. Maduro, en cambio, era obediente y mantendría vigente lo único que a La Habana le interesaba: el suministro de petróleo y el dinero nonsancto que se repartían las nomenclaturas de ambas dictaduras, como aquel “negocio” glorioso por medio del cual una “empresa” cubana le alquiló en un millón de dólares diarios a PDVSA una plataforma para extraer petróleo del lago Maracaibo. La factura real era medio millón todos los días de Dios, pero al triangular los costos desde La Habana se duplicaban mágicamente. 

Maduro debe salir del juego para salvar los intereses cubanos. Maduro está de acuerdo. Ya todos saben que el nuevo hombre de Cuba es el general Vladimir Padrino López, jefe de las Fuerzas Armadas, y la persona que hizo abortar el golpe del 30 de abril y engañó a los servicios de inteligencia enemigos. Pero ¿cómo lograr dar el cambiazo? Una posibilidad es convencer al Grupo de Lima, a Estados Unidos y a la propia oposición de la necesidad de solucionar la crisis mediante el “modelo nicaragüense”. 

¿Qué es eso? En 1990 la dictadura sandinista se sometió a unas elecciones pensando que las ganaría, como casi todas las encuestas indicaban, incluso las que ordenó Washington. Pero ocurrió lo impensable: ganó Doña Violeta Chamorro por un margen enorme, como me había vaticinado D. Oscar Arias tras ver la encuesta de Borge y Asociados, una modesta empresa tica que acertó plenamente. 

En ese punto, los sandinistas tenían en contra a la mayoría de la población y a los Estados Unidos, pero conservaban el aparato militar, de manera que hicieron una proposición indecorosa que todo el mundo acabó aceptando para salir de aquel avispero. Los sandinistas admitirían la derrota en las urnas a cambio de quedarse al frente de las Fuerzas Armadas sin que el nuevo gobierno pudiera controlarlas. En el periodo previo a la toma de posesión eliminarían a los peores adversarios. Fue entonces cuando asesinaron a decenas de jefes de la “Contra”. 

La Habana piensa que la salida de Maduro puede darse de igual forma con una variante: unas elecciones impecables en las que el chavismo seguramente sería derrotado, pero Padrino López quedaría al frente de las fuerzas armadas y se respetaría el acuerdo de petróleo por médicos, vital para Cuba, y el regreso al dulce clima entre los dos países de la época de Obama, so pena de desatar sobre Estados Unidos otro Camarioca, otro Mariel, otro “balserazo”, dado que a la Isla le sobran los presuntos emigrantes ansiosos de llegar a Estados Unidos y la crisis económica se agrava con cada vuelta a la tuerca de la ley Helms-Burton. 

Ojalá que eso no suceda y los demócratas venezolanos no lo admitan. Es pan para hoy y hambre para mañana. Treinta años después de las elecciones de 1990 Daniel Ortega y el sandinismo continúan gravitando sobre Nicaragua, mientras el Socialismo del Siglo XXI se mantiene en ese país, en Venezuela y en Bolivia orquestado por La Habana. Padrino no es sólo el jefe de las FFAA, como era el general Humberto Ortega en Nicaragua. Es el protector de un narcoestado aliado de los terroristas del Medio Oriente. El problema no se soluciona con parches, sino con medidas drásticas. Es la hora de los cirujanos de hierro, no de las “curitas”.

Carlos A. Montaner
@CarlosAMontaner   

GIOCONDA CUNTO DE SAN BLAS, CON LA PATRIA A CUESTAS

Escribo estas líneas en la oscurana de una noche más a la luz de una linterna, sumergida en un silencio profundo solo quebrado por el cri-cri de los grillos en el jardín, alborotados por la pertinaz llovizna de este día. Rescato ese arte olvidado de escribir borradores a mano, como quien lleva un diario (¿habrá hoy quien lo haga?), obligada por la circunstancia de vivir en esta tierra devastada, con apagones diarios de largas horas de duración, que nos han regresado a los penumbrosos ambientes medievales donde escribidores a la luz de las velas copiaban e iluminaban manuscritos en monasterios construidos sobre riscos escarpados, para asegurar el aislamiento y la contemplación de los monjes.

Contemplar, eso hago. Contemplar esta patria, nuestra patria, desgarrada tras dos décadas de destrucción sistemática de la institucionalidad, empobrecidos hasta la indigencia, imposibilitados de atención médica apropiada o de educación cabal, es un ejercicio que nos mueve a la acción para intentar una y otra vez, las veces que haga falta, el desalojo de la casta usurpadora que permita retomar la ruta de ascenso al progreso y al desarrollo.

Andamos “con la patria a cuestas”, como bien lo expresa la tuitera @CacaitoPuro. Es verdad; cual via crucis moderno hemos transitado 14 estaciones, faltando solo la última, la de la resurrección que dé paso a ese país que soñamos, renacido de las cenizas en que la ha convertido una revolución que eso prometió: “no renunciaremos al poder, pero si hubiera que hacerlo, dejaríamos al país en cenizas”.  ¡Vaya prueba de amor por esta tierra y sus habitantes!

Cenizas estructurales como las ya mencionadas, las hay de sobra; cenizas morales, también. La semilla de la discordia, sembrada por el régimen para dividirnos y disminuir nuestro poder de lucha y convocatoria, ha estado dando algunos frutos. “Divide y vencerás”, esa vieja pero siempre eficaz conseja, a la orden para intentar disolvernos. Somos cerca del 90% de la población adversando al régimen. No obstante, la instalación de un pensamiento radical, atizado por grupos minoritarios dedicados a predicar el desconcierto, hace ruido entre quienes nos manifestamos opositores al régimen. 

Pareciera que todo vale para tensar la pugnacidad entre nosotros. Si no pienso igual que tú, me descalificas. Si tú planteas un punto de vista diferente al mío, te bato contra el suelo tuitero. La concordia y el entendimiento se han ido de paseo entre quienes debemos tener un único adversario común, el que está enfrente, no a los lados. Todo o nada. Blanco o negro. “Puros” contra “indignos”. Nada de matices, parece ser la consigna. El chavismo radical, como manera de ser, se ha instalado en el corazón de muchos demócratas. Así será difícil levantar el país de la postración en que está.

Sería apropiado en este punto recordar el decálogo que alguna vez escribió el Prof. José María Cadenas, recientemente fallecido, a  manera de orientación sobre los pasos a seguir en circunstancias difíciles como las actuales: 1) Respeta las ideas de otros, así como quieres que respeten las tuyas;  2) Defiende tus ideas con ideas, no con armas; 3) Convivir con otros no es renunciar a ideales ni a posiciones;  4) Dividir a los semejantes en buenos y malos propicia la violencia;  5) Tienes adversarios, no enemigos;  6) Rechaza la violencia porque al fin te hará daño;  7) La paz es el respeto al otro;  8) Lucha por tus ideas, pero lucha en paz;  9) Defiende tus derechos por medios pacíficos;  10) La democracia es la paz.

La democracia no se legitima con fusiles sino con votos, clamaba hace poco A. Barrera Tyszka, a la vez que alertaba sobre la inevitabilidad de negociaciones para salir del autócrata, una vez definido cómo hacerlo, con quiénes, bajo qué condiciones. Un camino pacífico hacia la democracia, mensaje central del Presidente (e) Juan Guaidó, que asegure una transición en convivencia para beneficio de los habitantes de este dolido terruño. 

TUITEANDO

1.- Samuel, Yosner, Jurubith, Yoifre, jóvenes entre 14 y 26 años, son algunos de los fallecidos en las manifestaciones del 30 de abril y 1º de mayo, abatidos por las balas de cuerpos represivos del estado. ¿Hasta cuándo tantas pérdidas? 

2.- Por orden de Conatel, la emisora Radio Caracas Radio 750 AM ha salido del aire, por ahora. Mucho demoraron. RCR 750 ha sido un ejemplo indeclinable de valentía en defensa de la democracia y la libertad a lo largo de estos 20 años. 

3.- Rechazamos la toma del edificio rectoral de la Universidad de Oriente por parte de grupos afectos al régimen y su pretensión de destituir a la Rectora Milena Bravo.

Gioconda San Blas
@davinci1412