lunes, 4 de noviembre de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, LUNES 04/11/2019

MERCEDES MALAVÉ: GOLPE DE TIMÓN

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 59 minutos
Hace cuatro años veíamos con optimismo el surgimiento de alternativas al populismo apoyadas por mayorías electorales. Circulaban mapas de América Latina ilustrando el cambio del color rojo al azul. Soñábamos con que, de ahora en adelante, se implementarían medidas necesarias para combatir la inflación, el despilfarro, el gasto público, etc., para conducir a los países hacia un desarrollo económico integral, sostenible y hasta ecológico. Hoy debemos entender que implementar políticas adecuadas en materia macroeconómica requiere de mayores consensos sociales. No basta ganar una elecc... más »

CARLOS ALBERTO MONTANER: ACUÉSTENSE, QUE VIENE EL NEOLIBERAL A DEVORARLOS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Diario de Cuba le contó a Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, 22 faltas de dicción en su discurso de 17 minutos ante los “No-alineados”. Es cierto: habla “con un tabaco en la boca”, aunque no fuma puros, como algunos villaclareños, y trastoca la erre y la ele, algo habitual en ciertas zonas de Andalucía y el Caribe. Pero más grave fue lo que destacara 14 y Medio, otra publicación de la oposición: un garrafal disparate en el terreno de la homofonía o paronimia. Díaz-Canel confunde los verbos “propiciar” y “propinar”. El mandatario cubano felicitaba a Alberto Fernández y Cristin... más »

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: LA SOCIEDAD DEL CANSANCIO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Se subrayan las dificultades para comprender lo que ocurre en Chile, pero están principalmente dentro de nosotros, más en lo real-pensado que en lo real-concreto, diría Kosik, porque sobre los hechos hay suficiente iluminación. La tradición nos acostumbró a nuestra insignificancia ante fuerzas ciegas que nos controlan. En la Edad Media éramos marionetas de Dios, después de la Ilustración, de la historia y la sociedad. Las ciencias sociales suprimieron al sujeto que decide su vida y opta dentro para retar al destino. Si alguien comete delinque es porque se crió pobre o mami lo pell... más »

ROBERTO MALAVER: ESPERANDO EL PERNIL

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Cuando Juancho Alfinger Pérez escuchó al presidente Nicolás Maduro aprobar 11 millones 800 mil euros para comprar 13 mil 500 toneladas de pernil, se puso de pie de su sillón Luis XVI, procurando no dañarle la piel donde está la marca del mueble, y llamó a su señora esposa: —Eufrasia. Eufrasiaaaaaaaa. La señora estaba en la cocina -como siempre- preparando la cena. Abandonó por un momento el sartén y las ollas y se fue a la sala a atender a su esposo. —Dime Juanchón. —Llámate al compadre Pancho, que es el único chavista al que le dirijo la palabra, para ver si nos anota desde ya, ... más »

JESÚS GONZÁLEZ BRICEÑO: HOMO HOMINI LUPUS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Desde que el hombre, la familia y el clan se organizaron en sociedades firmes y estables deben acordarse reglas para la convivencia desechando la jungla animalesca para dar lugar a una conglomeración de ciudadanos, una especie de polis en que se respetan los derechos individuales y se erigen los comunes o colectivos que deben ser respetados por todos para sobrevivir en paz, armonía y tolerancia Tito Marcio Plauto, a.C, ´ prolijo comediante latino acuñó por primera vez esa locución latina que posteriormente hizo famoso el inglés, filósofo y estadista, Thomas Hobbes qued... más »

LUIS FUENMAYOR TORO: LOS ÚLTIMOS ACONTECIMIENTOS EN LA AN

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
En la última reunión de la Asamblea Nacional surgieron dos situaciones que es necesario analizar, como forma de saber “por dónde van los tiros”, como decimos los venezolanos. Hasta ese momento, las fracciones de diputados del gobierno y de Cambiemos, partido dirigido por Timoteo Zambrano, habían venido actuando en función de incorporar en las agendas de las reuniones de la Asamblea, el inicio del proceso para la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE). Esta estrategia iba orientada a presionar a los diputados de la franquicia opositora a asumir dicho proceso, pues d... más »

MERCEDES MALAVÉ: GOLPE DE TIMÓN

Hace cuatro años veíamos con optimismo el surgimiento de alternativas al populismo apoyadas por mayorías electorales. Circulaban mapas de América Latina ilustrando el cambio del color rojo al azul. Soñábamos con que, de ahora en adelante, se implementarían medidas necesarias para combatir la inflación, el despilfarro, el gasto público, etc., para conducir a los países hacia un desarrollo económico integral, sostenible y hasta ecológico. Hoy debemos entender que implementar políticas adecuadas en materia macroeconómica requiere de mayores consensos sociales. No basta ganar una elección basados en un discurso de crítica al contrario, promoción de escándalos y denuncias de corrupción. Es necesario establecer dinámicas de acuerdos, comunicación recíproca y aprobación de abajo hacia arriba. Que nazcan de la misma sociedad organizada y que sus demandas sean escuchadas desde el primer momento.

La alternativa

Pienso que América Latina reclama gobiernos de centro, altamente comprometidos con el interés nacional; que coloquen las demandas de los ciudadanos y su fuerte reclamo de equidad social por encima de intereses económicos, variables macroeconómicas y recetas foráneas. Cada país debe encontrar sus propios mecanismos de diálogo social, y los partidos políticos han de impulsarlo con la misma fuerza con la que completan sus cuadros electorales. Necesitamos políticos de centro que no se dejen llevar de planteamientos extremistas, bipolares y mucho menos injerencistas; que reclamen por el respeto a los pueblos latinoamericanos, a sus tradiciones ideológicas y a la libre determinación de su destino que bastantes guerras nos ha ocasionado.

El año que viene Venezuela tiene el gran desafío de salvaguardar dos instituciones democráticas, garantes de la libertad y el cambio en paz: las universidades autónomas y el parlamento nacional. Debemos preguntarnos con sensatez e inteligencia de qué han servido actitudes como la abstención y el desconocimiento de sentencias judiciales. Hemos de reconocer que las grandes victorias de las fuerzas democráticas han sido electorales, pese a la ausencia de condiciones, violaciones sistemáticas a la ley de procesos electorales y al ventajismo grosero. Nada obsta para que una fuerza electoral masiva y contundente no se lleve todo por delante como un tsunami.

Rectificar

Es necesario evaluar la estrategia que la Asamblea Nacional se planteó desde enero de este año. La directiva del parlamento nacional es el primer responsable de emprender las rectificaciones pertinentes, como voceros más importantes de la oposición. Hoy en día, líderes del mundo y del hemisferio dan ejemplo de aceptar errores y enmendarlos en primera persona. No iría en detrimento del liderazgo de los diputados que encabezan la Asamblea Nacional asumir la decisión de abrir su liderazgo a la representación de todas las fuerzas democráticas venezolanas, en lugar de seguir actuando como un dudoso apéndice del Departamento de Estado.

Vengo de recorrer el estado Mérida y no hay palabras para describir las penurias que están atravesando. El problema de la gasolina afecta a los productores: 80% de la producción de frutas y hortalizas del país se produce en la zona baja de la cordillera andina y no hay gasolina. Productores pierden cosechas porque no hay quien las distribuya. Colas entre 4 y 6 días mantiene a los transportistas en un paro técnico. En la Universidad de Los Andes la deserción estudiantil es altísima: estamos hablando de aulas de 60 y 80 alumnos que hoy sólo tienen entre seis y diez. Hay un importante número de jóvenes que no asisten a la universidad porque no hay transporte ni tienen qué comer. La situación de los servicios básicos es deplorable. A la solución de esos enormes padecimientos nos debemos, y hasta ahora la estrategia de poder dual no ha sido útil excepto para hacer propaganda, sosteniendo decretos y consignas de autoayuda.

Mercedes Malavé
@mercedesmalave

CARLOS ALBERTO MONTANER: ACUÉSTENSE, QUE VIENE EL NEOLIBERAL A DEVORARLOS

Diario de Cuba le contó a Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, 22 faltas de dicción en su discurso de 17 minutos ante los “No-alineados”. Es cierto: habla “con un tabaco en la boca”, aunque no fuma puros, como algunos villaclareños, y trastoca la erre y la ele, algo habitual en ciertas zonas de Andalucía y el Caribe.  

Pero más grave fue lo que destacara 14 y Medio, otra publicación de la oposición: un garrafal disparate en el terreno de la homofonía o paronimia. Díaz-Canel confunde los verbos “propiciar” y “propinar”. El mandatario cubano felicitaba a Alberto Fernández y Cristina Kirchner y escribió en Twitter: "Merecido triunfo que “propicia” (sic) una derrota al neoliberalismo”. Supongo que quería decir “propina”. 

Tampoco sabe que el “neoliberalismo” no existe. Es una etiqueta vacía utilizada por los socialistas de todo pelaje para descalificar a sus adversarios. Ricardo López Murphy, un brillante economista argentino, amenaza a sus nietos con esa pavorosa fabricación: “acuéstense o viene el neoliberal a devorarlos”. El fantasmagórico neoliberal es la versión moderna del “hombre del saco”. 

Lo que existe son algunas medidas económicas sensatas que defendemos los liberales, aunque vaya por delante que el liberalismo es, primero, una convicción moral; en segundo término, una cuestión legal; y, por último, ciertas propuestas económicas surgidas de la experiencia. Por ejemplo, controlar la inflación (el más devastador fenómeno contra los pobres), contar con una baja presión fiscal, limitar el gasto público y el número de funcionarios al nivel de los ingresos, y tener pocas regulaciones (las indispensables), dado que la experiencia nos indica que ésa es la hendija por la que suele colarse la corrupción.

No se trata de que desaparezca el Estado, sino que haga bien las tareas que le hemos encomendado. Fundamentalmente, que proteja la seguridad de los individuos y sus propiedades; que los crímenes y las violaciones de la ley no queden impunes, incluidos los destructores encapuchados y los saqueadores; y que tutele y estimule imparcialmente la presencia de mercados abiertos absolutamente hospitalarios con los emprendedores. 

En cuanto a la salud y la educación, es muy importante potenciarlas como un esfuerzo conjunto de la sociedad, pero sin colocarlas directamente bajo el control del Estado. Es preferible pagar esos servicios mediante “vouchers” para que las familias elijan el mejor hospital y escuela, como hacen en Suecia desde el fracaso del estatismo a principios de los años noventa, para conseguir que las instituciones compitan y no se duerman sobre los laureles. 

Ésa es la verdadera distinción entre liberales y socialistas. Los liberales pensamos que los individuos son capaces de tomar mejor las decisiones personales, mientras los socialistas están seguros de que es preferible que esa selección la haga el Estado. 

Los trabajos del Premio Nobel de Economía James M. Buchanan debían haberle puesto punto final a esa eterna discusión. Buchanan y sus discípulos demostraron con sus estudios (Escuela de Virginia) que los funcionarios y los políticos, como cualquier hijo de vecino, toman sus decisiones en procura de sus propios beneficios electorales y económicos y no en aras de un hipotético “bien común”. [The Calculus of Consent: Logical Foundations of Constitucional Democracy por James M. Buchanan y Gordon Tullock].  

Por eso son mil veces preferibles las cuentas privadas de capitalización y ahorro para las pensiones (por ejemplo, las 401k norteamericanas o las AFP chilenas) que los fondos públicos, siempre al alcance de la “contabilidad creativa” de políticos y funcionarios deshonestos interesados en fomentar la clientela con el dinero de otros.  

Esto no quiere decir que los individuos tomen siempre las decisiones correctas. Los argentinos llevan setenta años equivocándose sistemáticamente. Los cubanos aplaudimos delirantemente la llegada de Fidel Castro al poder. Los venezolanos lo hicieron mayoritariamente con Hugo Chávez y, más tarde, con Nicolás Maduro. Los dictadores Daniel Ortega de Nicaragua y Evo Morales tienen el respaldo de al menos el 20% del censo nacional. Errar es de humanos, pero mucho más humano es persistir en el error. [©FIRMAS PRESS] ­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­

*El autor publica muy próximamente Sin ir más lejos, sus memorias personales. Editorial Debate, un sello de Penguin-Random House.

Carlos Alberto Montaner 
montaner.ca@gmail.com
@CarlosAMontaner   

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: LA SOCIEDAD DEL CANSANCIO

Se subrayan las dificultades para comprender lo que ocurre en Chile, pero están principalmente dentro de nosotros, más en lo real-pensado que en lo real-concreto, diría Kosik, porque sobre los hechos hay suficiente iluminación. La tradición nos acostumbró a nuestra insignificancia ante fuerzas ciegas que nos controlan. En la Edad Media éramos marionetas de Dios, después de la Ilustración, de la historia y la sociedad. Las ciencias sociales suprimieron al sujeto que decide su vida y opta dentro para retar al destino. 

Si alguien comete delinque es porque se crió pobre o mami lo pellizcaba. En otro caso se debe a la crianza de niño rico malcriado, o un tercer caso, que lo hace por ser producto de una clase media frustrada en sus objetivos. Pero todos en el fondo son buenandros víctimas del entorno, sin responsabilidad personal (“¡es que no me tienen paciencia!”). Para los marxistas en el socialismo, al derogar la injusticia social, seremos felices, obreros en la mañana, arquitectos en la tarde y poetas borrachos en la noche.

La dedicación al trabajo, al estudio, a producir, la austeridad, la bondad, la abnegación, las virtudes weberianas, la calidad y voluntad personales son factores secundarios e incluso rechazados por los marxistas. Así Shakespeare y Cervantes son productos necesarios del ambiente, como los hongos y si no hubiera nacido Winston Churchill, otro ocupara su lugar. Los hooligans, pirómanos en Santiago, expresan desarreglos, desigualdades sociales, aunque se argumente mil veces que eso pasó igual en las urbes más humanas del planeta. 

El dildo y el fusil

Lo padecieron NY, Montreal, Los Ángeles, París, Londres, Estocolmo, Amsterdam, Barcelona. Misteriosamente los que argumentan que el levantamiento chileno tiene causas sociales, no las ven en Barcelona con apenas días de diferencia. La clase media saqueaba televisores, tabletas, DVDs y los arrojaba a las piras incendiarias, se autosodomizaban para repudiar la dictadura sexual, mientras otros se declaraban “hijos del Che”. Un gran reclamo era derogar los impuestos al libro. 

En síntesis un perfecto aquelarre de grupos con necesidades básicas cubiertas, como en el mayo francés de 1968, en una sociedad que los cansa. Los mapuches, cuya vida se ha humanizado y sus ingresos se multiplicaron por miles en la democracia, desfilaron para expresar su descontento. Marchaban con sus atavíos coloridos, pulcros y planchados, al estilo de una escola de samba, y no harapientos, famélicos y malolientes, como en el viejo Chile o Perú de los 80, condenados a la miseria. 

Quienes destruyeron el metro no lo necesitan mucho, en protesta más propia de una sociedad posmoderna que de una moderna. Hay una razón de fondo de la izquierda global para sacar partido de lo ocurrido en Chile. Cuando el socialismo se derrumbó en todas sus formas durante los 80, inventaron rápidamente el esperpento del “neoliberalismo” para desviar la atención de su fracaso y calificaron así los titánicos esfuerzos de los bomberos para recoger los escombros y ponerle sensatez a las economías. Con el descrédito del socialismo XXI, necesitan degradar el modelo chileno.

Boberías ilustradas

El portentoso tratado de Ronald Inglehart, Modernización y postmodernización en 43 sociedades (Princeton, Paperbacks: 2010), que debiera ser obligatorio en todas las facultades de ciencias sociales, da claves. Una es esta violenta paradoja: mientras la expectativa de vida de un africano pobre puede ser de 38 años y muere de hambre (no puede incinerar una TV de 60 pulgadas) la de un ciudadano de país desarrollado (o un chileno) casi llega a ochenta años y muere de sobrealimentación (infarto, ACV, diabetes, obesidad). 

Mientras en países atrasados o en proceso de modernización, la angustia de 80% de los encuestados es recibir mayores ingresos o mejorar su situación económica, en naciones posmodernas un porcentaje parecido declaraba que las suyas son la conservación del medio ambiente, el bienestar animal, el desarrollo espiritual, religioso, la soledad y la falta de afecto. Apenas a la minoría le interesaba ganar más dinero. A Piñera lo quieren destituir porque no resuelve los problemas existenciales de los ciudadanos. 

También hay un pensamiento bobo de la posmodernidad y mencionaremos uno proverbial. El filósofo coreano-alemán Byung-Chul Han, escribió, entre otros, La sociedad del cansancio (Barcelona, Herder: 2010) un pequeño libro muy leído que tal vez nos ayude a comprender, no por su análisis del asunto, sino como síntoma. Dice que los conceptos con los que vivimos fueron pensados para una sociedad disciplinaria de sujetos en el entorno de fuerzas externas que explotaban el trabajo, pero ahora las garras opresivas son internas, el sujeto es su propio esclavo (¿) 

El demonio al servicio del mercado es el FMI que da dinero a cambio del alma y su forma extrema es la flexibilidad laboral que permite tiempo libre para que el hombre se auto explote y se esclavice al narcisismo en las redes, “su libertad es una condena a la auto explotación”. Explica que en el siglo pasado las enfermedades eran bacterianas “pero ahora son producto de el exceso de afirmación, porque la gente puede hacer lo que le da la gana”. Eramos pocos. 

Carlos Raúl Hernández
@CarlosRaulHer

ROBERTO MALAVER: ESPERANDO EL PERNIL

Cuando Juancho Alfinger Pérez escuchó al presidente Nicolás Maduro aprobar 11 millones 800 mil euros para comprar 13 mil 500 toneladas de pernil, se puso de pie de su sillón Luis XVI, procurando no dañarle la piel donde está la marca del mueble, y llamó a su señora esposa:

—Eufrasia. Eufrasiaaaaaaaa.

La señora estaba en la cocina -como siempre- preparando la cena. Abandonó por un momento el sartén y las ollas y se fue a la sala a atender a su esposo.

—Dime Juanchón.

—Llámate al compadre Pancho, que es el único chavista al que le dirijo la palabra, para ver si nos anota desde ya, con unos perniles para diciembre.

—¿Y eso Juanchón?

—El presidente de verdad, que no es el nuestro, o sea Guaidó, acaba de anunciar la compra de un montón de toneladas de pernil para esta Navidad, así que por muy de oposición que uno sea, no va a pelar ese boche. Eufrasia.

—¿Y cuántos cochinos irán a matar para tener esa cantidad de perniles, Juanchón?

—Eso no es nuestro problema, Eufrasia. Nuestro problema es conseguir por lo menos dos perniles bien gordos con el compadre Pancho.

—Lo malo es que uno no está inscrito ni el Clap, ni en las Ubch, ni en las Comunas, ni en ese montón de cosas chavistas que han creado. Así que lo veo difícil, Juanchón.

—Eso lo soluciona el compadre Pancho, que para eso lo pusimos compadre.

Y, viendo que no tenía más armas de destrucción masiva que utilizar contra su esposo, Eufrasia salió a llamar al compadre Pancho.

Al rato, después de lograr comunicarse con el compadre Pancho, Eufrasia volvió a la sala y le dijo a Juancho.

—El compadre nos anotó en una lista.

—¿Cómo es eso? -Le preguntó Juancho.

—Me dijo que ya tenía muchos anotados y que estábamos en una lista de pre-inscritos pro el pernil.

—Ese compadre sí es, después de viejos venir a ponerlo a uno en la lista de pre-inscritos, como que uno estuviera buscando cupo en la universidad.

Y desde ya, Juancho y Eufrasia están a la espera de ese cupo.

Roberto Malaver
@robertomalaver

JESÚS GONZÁLEZ BRICEÑO: HOMO HOMINI LUPUS

Desde que el hombre, la familia y el clan se organizaron en sociedades firmes y estables deben acordarse reglas  para la convivencia desechando la jungla  animalesca para dar lugar a una conglomeración de ciudadanos, una especie de  polis  en que  se respetan los derechos individuales y se erigen los comunes o colectivos que deben ser respetados por todos para sobrevivir en paz, armonía y tolerancia 

Tito Marcio Plauto, a.C, ´ prolijo    comediante latino acuñó por primera vez  esa locución latina que posteriormente  hizo famoso  el inglés, filósofo y estadista, Thomas Hobbes  quedando para siempre  en la   memoria de la ciencia sociología y  política por cuanto  la sociedad se ha debatido entre la libertad y la tiranía, a  lo que no escapa muchas naciones  en  nuestros  días por el   fortalecimiento  de la arbitrariedad, el despotismo, persecución y muerte por  el desacato   de las normas de convivencia social  entre gobernantes y gobernados, súbditos y ciudadanos que hicieron   vida en mundo   del ayer y  también el  contemporáneo. 

Hobbes patentizó  esta frase el Hombre es el Lobo del Hombre  para  restablecer  la paz y armonía  por la desavenencia y  la desconfianza  entre los ciudadanos de una nación o ciudad, en que el  estado  se ve obligado a implantar tiranía absoluta  y omnipotente para restablecer la  convivencia humana. 

La Infantilada   hobbsoniana secundada  por  la feroz doctrina marxista, han conducido a los pueblos  por la ruina y la desconfianza de  la mayoría de sus ciudadanos Muchas naciones  caídas   en esta trampa de la libertad, igualdad  y la eterna felicidad sin  prevenir su falsía y su   desgracia, No parecen tener escapatoria, no es  fácil salir de ella después de  llevarlos  por un largo proceso de angustia, desesperación y muerte, aprovechando la ocasión  para imponer su hegemonía en las reglas de conducta, la  economía un desastre, el éxodo imparable  de diásporas millonarias de hombres, mujeres y niños buscando la solución de una lucha fratricida, mientras  mandatarios,  jerarcas y magistrados viven en  abundancia y confort, hambre se muere la gente, en prisión o de la mano de funcionarios en armas.  No es posible expresar su voluntad por  el voto universal, justo, secreto y  virtuoso cartas fundamentales, leyes y costumbres violadas sin estupor. Hobbes no se equivocó al escribir esta  INFANTILADA del régimen devorador  del acervo  cultural,  alguna  vez de una nación sometida  por  él poder tiránico  de las armas de parte de un LOBO FEROZ y   nacionales  y extranjeros, gente de su misma   calaña, devoradores de hombres y   sociedades, convertidos en esclavos de un  régimen dictatorial.  Tendrán  que levantarse con sus voces y sus brazos, con piedras  y con garrotes sufrirán    graves consecuencias de maldad, odio  y persecución.No hay otro expediente para resolver la cuestión,  Si no quieren vivir  por décadas, sumisos  de la revolución seudobolivariana, 

“Si la naturaleza se opone, lucharemos contra ella y  haremos que nos obedezca”, así lo dijo Simón. Y otro del que se copió.   

Rousseau y Marx se contradijeron en sus teorías sociales y dialécticas, al  ser el segundo de ellos el que desarrolló su materialismo histórico al  pregonar la destrucción total de su acerbo material y espiritual para construir su socialismo comunista  devolver la felicidad lo que no ha conseguido desde 1917 hasta el día de hoy, porque en vez de bien  ha sembrado el odio, la muerte y la destrucción social e individual de sus concédanos. La lucha  fratricida pregonada como  la razón de ser para imponer  el pensamiento único y el Hombre Nuevo, desata la ferocidad entre sus propios conciudadanos, HOMO HOMINI LUPUS, la hecatombe total,   Mientras que  el  pensamiento rusoiniano, al contrario, pregonaba la bondad del hombre  siendo la sociedad que lo corrompe, anteponiendo  la libertad, el orden la justicia, virtud, el trabajo… para edificar la democracia en la que el Voto Universal, Secreto y  Voluntario es la forma de expresar su libre albedrío  y el gobierno que se quiere dar para lograr su bienestar y progreso, dentro del pluralismo propio de la diversidad individual y social. 

Jesús González Briceño
jesusrafael768@gmail.com
@jesusgonzalezbr  

LUIS FUENMAYOR TORO: LOS ÚLTIMOS ACONTECIMIENTOS EN LA AN

En la última reunión de la Asamblea Nacional surgieron dos situaciones que es necesario analizar, como forma de saber “por dónde van los tiros”, como decimos los venezolanos. Hasta ese momento, las fracciones de diputados del gobierno y de Cambiemos, partido dirigido por Timoteo Zambrano, habían venido actuando en función de incorporar en las agendas de las reuniones de la Asamblea, el inicio del proceso para la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE). Esta estrategia iba orientada a presionar a los diputados de la franquicia opositora a asumir dicho proceso, pues de lo contrario sería declarada una omisión legislativa y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se encargaría de dicha designación.RI

Curiosamente, el punto fue incorporado a la agenda asamblearia por la fracción de Guaidó y no por las fracciones que lo venían manejando. Cabría preguntarse: ¿Acaso las intervenciones de los diputados dialogantes convencieron al extremismo opositor de tomar la política con seriedad? ¿Decidió por fin la franquicia opositora, asumir las negociaciones para cumplir la obligación constitucional de designar un nuevo CNE? Sería iluso si respondiera afirmativamente. Las declaraciones de Guaidó no dejan lugar a dudas de que no es ése el caso, por lo menos por ahora. Pareciera que lo que se quiere es seguir impulsando las líneas fracasadas, mediante el refuerzo de la política de constitución de un gobierno paralelo.

Tendríamos dos presidentes, dos asambleas, dos TSJ, dos fiscales y ahora dos CNE, pues la AN designaría uno con su supuesta mayoría de los dos tercios sin un acuerdo de consenso con el gobierno, que entonces recurriría a dejar el CNE existente o a cambiarlo en el TSJ por uno previamente acordado con la oposición democrática de la mesa nacional de diálogo. Esto último sin duda sería una mejora cualitativa en relación a la situación que hoy existe, pero no sería completamente aceptado por todos los sectores políticos del país ni reconocido por quienes internacionalmente hoy apoyan a Guaidó. De darse una elección de AN en estas condiciones, la abstención se reduciría pero nunca en una proporción imposible de ser negada.

La otra situación sobrevenida fue la reacción de los diputados del PSUV a la propuesta ya explicada de los opositores extremistas. En lugar de apoyar una propuesta similar a la que ellos mismos venían haciendo, se sorprendieron, se confundieron y procedieron a no aceptar participar en la designación del comité de postulaciones y a abandonar el hemiciclo. No sin antes reafirmar que la AN no había salido del desacato y que ellos designarían el nuevo CNE en el TSJ. Esa actitud es contradictoria con su incorporación a la AN y con la conformación de la mesa nacional de diálogo. Es meridianamente claro de esta actitud la existencia de serias contradicciones entre el gobierno de Maduro y el PSUV.

Aunque las confusiones surgidas y las disputas se pudieron resolver en pocas horas, por lo que el proceso para nombrar un nuevo CNE en la AN continuará con participación de todos, es claro que ambos sectores enfrentados parecen estar convencidos de que no llegarán a un acuerdo de consenso en esta materia o, incluso, de que no desean alcanzar ningún consenso. El gobierno parece desear que se produzca la omisión legislativa de la AN y ya está listo para que sea el TSJ quien haga las designaciones. Los extremistas opositores se alegrarían también de la falta de consenso en la AN y estarían listos para designar un CNE a su imagen y conveniencia.

Sin embargo, que todos acepten que sea la AN el organismo que intente designar al CNE, para lo cual será necesario mucho diálogo y negociaciones, es indiscutiblemente un avance, a pesar de que unos ya estén preparando abortar el posible acuerdo y otros se preparen para cuando esto ocurra. De lo que no debe quedar duda ninguna es que en 2020 toca constitucionalmente elegir a una nueva AN y eso no puede diferirlo nadie. Es cuestión de escoger si se hace con el actual CNE o se hace con un nuevo CNE escogido de consenso por todos.

Luis Fuenmayor Toro
lft3003@gmail.com
@LFuenmayorToro
Caracas-Venezuela