martes, 3 de marzo de 2020

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, MARTES 03/03/2020

TATIANA MARROQUIN DE MARTINEZ: ¿QUÉ HACE UN TERAPEUTA DE LENGUAJE?

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 10 minutos
Dedicado a algunos diputados de la Directiva de la Asamblea Nacional de Venezuela Los Terapeutas del Lenguaje diagnostican, evalúan y tratan diversos trastornos comunicativos (habla, fluidez, lenguaje y voz) y de deglución (al masticar, tragar o engullir y comer). Para poder ejecutar su labor, les brindan servicios de asesoría y educación a los pacientes y a sus familias, por ejemplo, se dedican a enseñarles cómo controlar la lengua para que pueda incrementarse el nivel de claridad en su voz. Asímismo, gran parte de estos profesionales instruyen en lenguaje de señas y en la lectura... más »

JUDITH AULAR : TIEMPO DE CUARESMA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 16 minutos
Hoy, es necesario recobrar ese sentido puro que nos imparte las Sagradas Escrituras, desde las diferentes casas de estudios, los liceos y los colegios del país, para que surja una nueva sociedad Este 26 de febrero, con el "Miércoles de cenizas", se da inicio a la Cuaresma, periodo litúrgico tradicionalmente de 40 días que antecede al Jueves Santo. Esta duración de 40 días hace referencia a diversos episodios de la Biblia como los 40 días que pasó Jesús en el desierto de Judea, los 40 días del Diluvio, los 40 años de la marcha del pueblo israelita por el desierto y las 40 décadas qu... más »

MARYCLEN STELLING: LA ESCATOLOGÍA A SUS ANCHAS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 21 minutos
Escatología y política se funden en un abrazo mortal y nos arrastran en su lamentable contradependencia. Escatología, tiene dos acepciones. La primera se refiere al “Conjunto de creencias y de doctrinas relacionadas con la vida de ultratumba.” La segunda, de uso más frecuente, alude al “Conjunto de expresiones o manifestaciones groseras y relacionadas con excrementos, suciedades e inmundicias.” El lenguaje y/o comportamiento escatológico, remite a lo vulgar, soez, chabacano, procaz y obsceno. Políticos, comunicadores y cibernautas se han especializado con absoluto descaro, impudi... más »

LEANDRO AREA PEREIRA: TIEMPO, VIRUS Y PODER

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 25 minutos
Cómo definir el tiempo que nos toca vivir: ¿descoyuntado, miserable, gris, preocupante? La percepción que tengamos de él tendrá un profundo impacto sobre nuestras actitudes y conductas, y por lo tanto sobre la valoración de lo propio, de lo próximo y de lo ajeno. Toda realidad se construye en consideración a esa conciencia, en todo caso vivencia, que pudiera ser falsa o equivocada o impuesta pero que nos invade y con la cual invadimos a su vez a los que nos rodean. Ello es válido desde la noción del mundo que tengamos, del país en que vivimos, de la opinión de quienes nos rodean má... más »

NOEL ÁLVAREZ: LA MENTIRA POLÍTICA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 29 minutos
El escritor irlandés Jonathan Swift , conocido universalmente por la obra “Los viajes de Gulliver“, es considerado como uno de los grandes maestros de la literatura satírica. En esta novela, el clérigo-escritor afirmó que la inmersión en el mundo de la política requiere el aprendizaje de la insolencia, la mentira y el soborno, y, en concomitancia con ello, que el discurso político se caracteriza por el hecho de que nunca dice una verdad sino con intención de que se tome como mentira, ni una mentira sino con el propósito de que se tome como verdad. El descubrimiento por parte d... más »

CARLOS ALBERTO MONTANER: BERNIE SANDERS Y EL “SÍNDROME DEL PROGRE”

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 33 minutos
“Quien no es socialista a los 20 años no tiene corazón. Quien lo sigue siendo a los 40 no tiene cerebro”. La frase nunca la dijo Churchill, pero se le atribuye tercamente. No es verdad. Esos personajes tienen cerebro, pero han sido abducidos por el “síndrome del progre”. La palabra “progre”, con cierta carga peyorativa, surgió en España. El “síndrome del progre” consiste en la relativización enfermiza del juicio crítico cuando se juzga algún fenómeno social en el que quepa una visión socialistoide. Lamentablemente, Vox ha desvirtuado en España la significación original de ese voca... más »

10 de marzo con el pueblo en la calle por @goyosalazar

aperturaven en Apertura Venezuela - Hace 5 horas
Por Gregorio Salazar Con demasiada frecuencia nos restallan los tímpanos con el bárbaro “¡No volverán!”, la grosera proclama chavista según la cual sólo ellos tienen el privilegio de gobernar a Venezuela, si es que lo que han hecho con este país teniendo el control absoluto del poder se puede llamar así. Es el equivalente al “Ana karina rote aunico paparote…etc, etc…” de los indios caribes, que Chávez con su memoria de elefante resentido se solazaba en recitar íntegramente, seguido de la traducción, que venía al pelo con su desempeño desde las alturas del poder: “Sólo nosotros s... más »

TATIANA MARROQUIN DE MARTINEZ: ¿QUÉ HACE UN TERAPEUTA DE LENGUAJE?

Nota de la redacción: Dedicado a algunos diputados de la Directiva de la Asamblea Nacional de Venezuela

Los Terapeutas del Lenguaje diagnostican, evalúan y tratan diversos trastornos comunicativos (habla, fluidez, lenguaje y voz) y de deglución (al masticar, tragar o engullir y comer). Para poder ejecutar su labor, les brindan servicios de asesoría y educación a los pacientes y a sus familias, por ejemplo, se dedican a enseñarles cómo controlar la lengua para que pueda incrementarse el nivel de claridad en su voz. Asímismo, gran parte de estos profesionales instruyen en lenguaje de señas y en la lectura de labios.

De igual modo, gran parte de estos profesionales trabaja con niños; sin embargo, también pueden atender pacientes de todas las edades, dado que las dificultades del lenguaje pueden ser secuelas de apoplejías o derrames cerebrales, enfermedades neurológicas, cáncer de boca o garganta y lesiones en la cabeza. En virtud de ello, son comúnmente contratados en hospitales, centros de salud públicos o privados, centros de rehabilitación y en instituciones educativas. Asimismo, hay Terapeutas del Lenguaje que prefieren dedicarse a la práctica privada de su labor.

Funciones principales

A continuación, las funciones más comunes de un Terapeuta de Lenguaje:

· Asesorar, educar y aconsejar a pacientes y sus familiares.
· Realizar exámenes de diagnóstico para determinar trastornos del discurso, la voz, la resonancia, el lenguaje, cognitivo-lingüístico y de deglución.
· Desarrollar, planificar, implementar y hacer seguimiento de los programas de diagnóstico en función de los resultados de las evaluaciones realizadas con el propósito de determinar un tratamiento para los trastornos antes mencionados:
- Identificar las necesidades y objetivos de cada paciente y esforzarse por lograr que ellos trabajen por lograrlos.
- Suministrar, según sea requerido, un tratamiento ajustado a cada caso en un formato extendido, semi-intensivo o intensivo.
- Coordinar un plan de tratamiento con el paciente, la familia y demás miembros del equipo.
- Llevar un registro de la evaluación y desarrollo de los pacientes, en donde se deje asentado el nivel de efectividad, a los fines de realizar los ajustes que puedan ser necesarios.
- Referir a los pacientes a otros servicios médicos o educativos de ser necesario (Médicos, Psicólogos, Psiquiatras, Ortodoncistas y Trabajadores Sociales).
· Hacer el seguimiento que sea requerido a los pacientes y preparar tanto los emteriales, como las actividades que sean pertinentes.
· Monitorear al personal escolar, a los fines de fijar las sesiones de evaluación que sean necesarias.
· Investigar sobre los trastornos comunicativos, además del desarrollo y diseño de los procedimientos para realizar su diagnóstico:
- Asistir a rondas interdisciplinarias, reuniones e iniciativas relevantes en Terapia del Lenguaje y en demás programas de salud que estén relacionados al área.
- Realizar recomendaciones, completar análisis y realizar el registro de protocolos.
· Supervisar los recursos y herramientas que hayan sido seleccionadas, tales como bibliografía, equipos y demás materiales ubicados en el consultorio u oficina o sala de espera.

Tatiana de Martínez
@tatiterapeuta
Desde El Ecuador
https://neuvoo.com.mx/neuvooPedia/es/terapeuta-del-lenguaje/

JUDITH AULAR : TIEMPO DE CUARESMA

Hoy, es necesario recobrar ese sentido puro que nos imparte las Sagradas Escrituras, desde las diferentes casas de estudios, los liceos y los colegios del país, para que surja una nueva sociedad

Este 26 de febrero, con el "Miércoles de cenizas", se da inicio a la Cuaresma, periodo litúrgico tradicionalmente de 40 días que antecede al Jueves Santo. Esta duración de 40 días hace referencia a diversos episodios de la Biblia como los 40 días que pasó Jesús en el desierto de Judea, los 40 días del Diluvio, los 40 años de la marcha del pueblo israelita por el desierto y las 40 décadas que duró la esclavitud de los judíos en Egipto.

Sin duda este tiempo es para el rescate de los valores, para la reflexión, buscar el perdón de nuestros pecados y profundizar en el propósito de ser mejores cada día.

En nuestros jóvenes, es preciso rescatar aquel versículo bíblico que está en el libro de Proverbios: "El principio de la sabiduría, es el temor a Jehová; los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza" (Pr. 1:7).

Este precepto, que en latín "Initium Sapientiae Timor Domini", también es el lema de nuestra hermana Universidad de Los Andes (ULA), representa la búsqueda del respeto, la admiración de Dios, esos valores que en el ser humano han sido desplazados por la banalidad del mismo mundo en el que nos encontramos.

Hoy, es necesario recobrar ese sentido puro que nos imparte las Sagradas Escrituras, desde las diferentes casas de estudios, los liceos y los colegios del país, para que surja una nueva sociedad con valores espirituales y cristianos.

La Cuaresma, como la Navidad es la época que nos invita a hacer una introspección de cada uno. Lleguemos a nuestros amigos y familiares con humildad y acciones meritorias, venciendo la dureza del odio para que la victoria del amor inunde a las comunidades, a cada creyente de este tiempo de gracia, de misericordia y de corazones fuertes, vigilantes y generosos que comparten el ideal cristiano de hacer caridad sin esperar recompensa alguna.

Al iniciar el camino litúrgico que nos lleva a la Pascua, a la pasión, muerte y redención de Cristo, en la Parroquia Universitaria San Juan Crisóstomo y San Juan Pablo II nos unimos en plegaria por Venezuela y pedimos por la paz y la renovación del amor cristiano en cada rincón de nuestro hermoso país, para que la aspereza de los corazones ceda al amor entre hermanos, sin odios ni divisiones.

También rogamos por nuestros jóvenes, que la sabiduría divina los colme para la prosecución de sus estudios y sus sueños tan anhelados y pedimos por nuestra familia universitaria para que la unidad y el compromiso con nuestra ilustre Universidad del Zulia se mantengan en estos tiempos difíciles y podamos seguir adelante sosteniendo nuestra Alma Mater.

Judith Aular de D.
judith.aular@viceacademico.luz.edu.ve
@JudithAulardD
Vicerrectora Académica de LUZ 

MARYCLEN STELLING: LA ESCATOLOGÍA A SUS ANCHAS


Escatología y política se funden en un abrazo mortal y nos arrastran en su lamentable contradependencia.


Escatología, tiene dos acepciones. La primera se refiere al “Conjunto de creencias y de doctrinas relacionadas con la vida de ultratumba.” La segunda, de uso más frecuente, alude al “Conjunto de expresiones o manifestaciones groseras y relacionadas con excrementos, suciedades e inmundicias.” El lenguaje y/o comportamiento escatológico, remite a lo vulgar, soez, chabacano, procaz y obsceno.

Políticos, comunicadores y cibernautas se han especializado con absoluto descaro, impudicia e impunidad en escatología excremental sin despreciar la de ultratumba. Suerte de competencia política que incluye vocabulario, relatos y narrativas; uso de imágenes y asuntos relacionados con excrementos, conducta, gestos escatológicos y, en menor medida, creencias y expresiones de ultratumba. Atención aparte merece la conducta excrementicia de ciertos políticos, quienes acuden a la estrategia bélica-escatológica de bajarse los pantalones y mostrar partes íntimas a sus enemigos. Igualmente podemos calificar de escatológicas algunas gestiones públicas locales. La ciudadanía se habitúa a este ejercicio político excremental y de ultratumba, con su consecuente falta de sensibilidad y el conformismo.

Escenario político escatológico donde pululan los muertos del odio, la rabia y el rencor; extraviadas almas en pena que, cual zombis, vagan sin sentido atrapadas en cementerios políticos; apariciones fantasmagóricas, defensoras de promesas, programas y políticas muertas. Seres del más allá abocados al ejercicio de una escatología excrementicia y de ultratumba.

No hay que despreciar el importante papel de las redes, espacios informales de conversaciones cotidianas a la vez que de potente activismo político. Poder transmediático que, desde un claro posicionamiento político, favorece la participación del ciudadano común, alberga la nostalgia y denuncias de una supuesta decadencia moral; lleva la discusión política al nivel de chisme; ampara la rabia, agresividad y manifestaciones de odio en combinación con acoso escatológico y linchamientos políticos.

Progresiva guerra política excremental y de ultratumba a la venezolana, que procura la muerte escatológica del adversario político.

Maryclen Stelling
maryclenstelling@gmail.com
@maryclens
@UNoticias

LEANDRO AREA PEREIRA: TIEMPO, VIRUS Y PODER

Cómo definir el tiempo que nos toca vivir: ¿descoyuntado, miserable, gris, preocupante? La percepción que tengamos de él tendrá un profundo impacto sobre nuestras actitudes y conductas, y por lo tanto sobre la valoración de lo propio, de lo próximo y de lo ajeno.

Toda realidad se construye en consideración a esa conciencia, en todo caso vivencia, que pudiera ser falsa o equivocada o impuesta pero que nos invade y con la cual invadimos a su vez a los que nos rodean. Ello es válido desde la noción del mundo que tengamos, del país en que vivimos, de la opinión de quienes nos rodean más de cerca y por supuesto del ser íntimo que somos, que creemos o que queremos ser.

Pero lo cierto es que puedo suponer que para una inmensa mayoría son tiempos estos confusos en los que la experiencia acumulada no termina de ser útil para comprenderlo pues se construyó de pasado, de memoria, mediante ensayo y error, de «como decía mi abuela», y pareciera ya no aplica a situaciones como las que el mundo nos está haciendo vivir.

Estamos secuestrados de y por la incertidumbre. El presente, cual Heliogábalo fanático, se despacha en un tris pasado y futuro al mismo tiempo. Carpe diem vale hoy más que nunca en su sentido más metafórico, es decir irónico. Presente que se agota en sí mismo.

La Primera Guerra Mundial la segunda, la caída del Muro de Berlín en paralelo a la desintegración de la Unión Soviética, el ataque terrorista a las Torres Gemelas, especie de Pearl Harbor en tiempos de globalización, constituyen críticos momentos de la historia en los últimos 100 años.

El presente y su deslave no pueden ser entendidos sin tomar en consideración estos eventos y la marea de sucesos y procesos socioeconómicos, políticos por supuesto, científicos, tecnológicos y culturales que ellos provocaron. Centenaria curva irregular y aparatosa de cambios incontrolables unos, novedoso y sorpresivos otros, auspiciosos también y tantos, y tortuosos los demás y más rotundos contra la condición humana.

Ahora aparece otro inesperado visitante, el nuevo coronavirus, que con prepotencia de  posible pandemia tiene desequilibrado el frágil transcurrir de la seguridad sobre la que antes paseábamos silbando distraídos y tan campantes.

No hay imperio gigante que valga para virus tan microscópico. Nunca más cierta aquella afirmación según la cual el poder tiene los pies de barro y lo político y lo económico y lo más inmune de nuestras tan crecidas veleidades humanas ni se diga.

En Venezuela el tiempo transcurrido se ha encargado de descubrir, otra vez, el virus que nos agobia y que nace cuando se juntan la pobreza y la incultura de la sumisión consentida con una desmedida y tantas veces ególatra y perversa ambición de poder.

En esa relación permanente, que ni dictadura alguna ni los 40 años de democracia pudieron superar, se fue incubando la larva, hoy en plena epidemia, que se muestra sin rubor por todos los rincones del planeta sin antifaz ni mascarilla tapa boca desechable posible que la esconda.

Tiempo, virus y poder, tres desafíos en tiempo de vorágine.

Leandro Area Pereira
leandro.area@gmail.com
@leandroarea

NOEL ÁLVAREZ: LA MENTIRA POLÍTICA

El escritor  irlandés Jonathan Swift , conocido universalmente por la obra “Los viajes de Gulliver“,  es considerado como uno de los grandes maestros de la literatura satírica. En esta novela, el clérigo-escritor afirmó que la inmersión en el mundo de la política requiere el aprendizaje de la insolencia, la mentira y el soborno, y, en concomitancia con ello, que el discurso político se caracteriza por el hecho de que nunca dice una verdad sino con intención de que se tome como mentira, ni una mentira sino con el propósito de que se tome como verdad.   

El descubrimiento por parte de Gulliver de países imaginarios, integrados, por ejemplo, por seres minúsculos, Lilliput o gigantes, Brobdingnag, le sirve al autor para lanzar una sátira aguda e inmisericorde sobre la política y las relaciones sociales de su época, de un tono negativo rayano en la misantropía. Swift criticaba en lo más profundo de sus pensamientos los regalos de los gobiernos de su época a grupos pequeños para que no sabotearan sus aspiraciones por mantenerse eternamente en el poder.   

En otro de sus trabajos, El arte de la mentira política, Swift sostiene que, si los políticos usan la mendacidad para afirmar su autoridad, es razonable que el pueblo use las mismas armas para defenderse y derribarlos. Así, el embuste aparece entonces como subterfugio que el ciudadano, afirmado en las formas y negado en la práctica, puede emplear ocasionalmente para hacer frente a los abusos del poder.  

En los tiempos del clérigo anglicano se decía que la mentira política “da y devuelve cargos, preside los comités electorales, hace agua cristalina de la ciénaga, convierte al ateo en santo y al libertino en patriota. Se confía a los ministros extranjeros y hace subir o precipitarse el crédito de la nación. Quién fue el primero que hizo de la mentira un arte, y la aplicó a la política es algo que la historia no aclara. Pero algunos políticos modernos han aportado grandes mejoras con la tecnología al aplicar este arte también para hacerse con el poder, conservarlo, y vengarse cuando lo han perdido. 

Por otro lado, los mentirosos tienen sus lectores, el más grande de los mentirosos tiene sus crédulos. La falsedad vuela, mientras la verdad se arrastra tras ella, de suerte que cuando los ciudadanos se desengañan, lo hacen un poco tarde.  Considerando la natural propensión del hombre a mentir y de las muchedumbres a creer, confieso que me cuesta lidiar con esa máxima tan mentada que asegura que la verdad acaba imponiéndose. Mientras tanto, la verdad sobre cualquier acuerdo político que beneficie al país entero parece estar enterrada bajo un arsenal de piedras.  

La sátira de aventuras en Los viajes de Gulliver tiene un mensaje muy actual. Habla de cómo las sociedades juzgan al diferente, que puede ser un político o un individuo común y corriente. La moraleja del cuento es que no se debe juzgar a las personas de manera superficial, basándose en las diferencias en vez de buscar lo que los une como seres humanos. Un refrán inglés dice: You Can't Judge a Book by the Cover”. traducido al castellano: “No puedes juzgar un libro por la portada”  

A pesar de haber sido creado en el siglo XVIII, en plena época de “las luces”, lo que escribió Swift no ha perdido vigencia, tal como lo demuestra la práctica de la política contemporánea.  Algunos analistas de la obra del irlandés dicen que se soborna para buscar apoyos políticos cuando se tiene el agua al cuello. Era el siglo de las luces y mientras en Francia se intentaba cambiar el mundo preparando la Revolución de 1789, en Inglaterra se aplicaba la ironía pensando en su revolución de 1688, que construyó el estado moderno sin romper las viejas tradiciones y recogiendo aquellos aspectos del pasado que podían ser aprovechados.  

La patraña política se vive en todos los tiempos, sistemas y países. La mentira política tiene efectos devastadores porque se engaña a toda la sociedad. Crea desconfianza, distanciamiento y desasosiego. La mentira y la política suelen caminar juntas, son inseparables compañeras de viaje y no se estorban entre sí. Pues, como dice Swift en su acerado ensayo El arte de la mentira política: “la mentira política es el arte de hacer creer al pueblo falsedades saludables y hacerlo a buen fin”.  

Noel Álvarez
Noelalvarez10@gmail.com  
@alvareznv  
Coordinador Nacional del Movimiento Político GENTE 

CARLOS ALBERTO MONTANER: BERNIE SANDERS Y EL “SÍNDROME DEL PROGRE”

“Quien no es socialista a los 20 años no tiene corazón. Quien lo sigue siendo a los 40 no tiene cerebro”. La frase nunca la dijo Churchill, pero se le atribuye tercamente. No es verdad. Esos personajes tienen cerebro, pero han sido abducidos por el “síndrome del progre”. 

La palabra “progre”, con cierta carga peyorativa, surgió en España. El “síndrome del progre” consiste en la relativización enfermiza del juicio crítico cuando se juzga algún fenómeno social en el que quepa una visión socialistoide. Lamentablemente, Vox ha desvirtuado en España la significación original de ese vocablo calificando con él a todo el que no comulgue con la ideología nacionalista del grupo.  

Los “progres” saben de la existencia de los gulags pero los justifican con el argumento de que siempre hay personas inconformes con las causas más nobles. Esconden la represión bajo el manto de las buenas intenciones. Desean que se les juzgue por lo que pretenden, no por lo que logran. 

Es lo que hace Pablo Iglesias en España. No ignora que el Irán de los ayatolás es una teocracia asesina y la Venezuela de Chávez y Maduro una corrupta narcotiranía manejada desde Cuba, pero les sirven para su juego político y como fuente de financiamiento y olvida la esencia del asunto.  

También los "progres" saben que Israel es la única democracia del Medio Oriente, y el único país de la región en el que se respetan a las mujeres árabes, pero como las señas de identidad de la izquierda "iliberal" hoy en día incluyen el antisemitismo, en 58 municipios en los que mandan en España Podemos, el PSOE o Izquierda Unida, han dictado bandos francamente antijudíos.   

El problema de Bernie Sanders no es que se hubiera entusiasmado con la revolución cubana en 1959. (El que no estuvo feliz con la derrota de Batista que tire la primera piedra). El problema es su equivalencia moral entre los miles de presos políticos y fusilados, y las campañas de alfabetización y la extensión de la sanidad para el conjunto de la sociedad.  

Como Sanders padece el síndrome del progre, no le importa el infeliz destino de una revolución que se hizo en procura de la libertad, pero desde el comienzo fue una tiranía militarizada que vive de vender su expertise represivo a Venezuela, o de negociar a los “esclavos de bata blanca”, médicos a los que les confiscan prácticamente el 90% de los salarios con la complicidad de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). 

Veinte años después de su enamoramiento con la revolución cubana, en 1979, le tocó el turno a la pasión nicaragüense. Ocurrió lo mismo: todos, los nicas y los no-nicas aplaudimos el derrocamiento de Somoza, pero muy pronto se vio el sesgo totalitario del sandinismo.  

Con maestros como “los cubanos” enseguida llegó la barbarie, la represión, la escasez y la inflación. Era inevitable. A mediados de la década de los ochenta ya eran cuatro mil los presos políticos. A Sanders no le importaba. Era alcalde de Burlington (Vermont). Fue el único funcionario estadounidense en Managua en contemplar un desfile militar sandinista.  

Se cantó el himno. Una de las estrofas decía: “Los hijos de Sandino / ni se venden si se rinden / luchamos contra el yankee / enemigo de la humanidad”. La música y la letra habían sido compuestas por Carlos Mejía Godoy. Bernie Sanders ideológica y humanamente estaba mucho más cerca de Daniel Ortega que de Ronald Reagan, el presidente de su país. Reagan no era un adversario político. Era un enemigo de clase. 

A las dos décadas Sanders reincidió en el amor revolucionario. Parece que se le revuelven las tripas cada 20 años y entra en celo. Sin cancelar sus devociones primeras con Cuba y Nicaragua, se encandiló con Hugo Chávez, padre y maestro de Nicolás Maduro. Era 1999 y el coronel, gobernado desde La Habana por Fidel Castro, su titiritero, comenzaba su mandato.  

Es probable que el “síndrome del progre” no tenga cura. El Bernie Sanders que hoy es el precandidato demócrata es el mismo de siempre. El de 1959 en La Habana. El de 1979 en Managua. El de 1999 en Caracas. No cambia. Donald Trump se frota las manos. 

Carlos Alberto Montaner 
montaner.ca@gmail.com
@CarlosAMontaner. 

El último libro de CAM es Sin ir más lejos (Memorias). La obra fue publicada por Debate, un sello de Penguin-Random House. Se puede obtener por medio de Amazon Books.