lunes, 21 de octubre de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, LUNES 21/10/2019

CAROLINA GÓMEZ-ÁVILA: EL PROBLEMA DE LA IZQUIERDA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 9 minutos
Me pregunto si vamos a tener que comenzar a diferenciar entre la “oposición de izquierda” y la “izquierda opositora”. Me pregunto si será necesario añadir que la institucionalidad es la clave. Porque identifico a un grupo que aspira a un Gobierno de estructura republicana, con políticas socioeconómicas propias de esa tendencia. Entre ellos, algunos quieren el poder y otros sólo quieren vivir en él; a todos estos llamo la “oposición de izquierda”. Lo hago porque se oponen a la dictadura como sistema, admiten que es lo que vivimos en la actualidad y la adversan. También es cierto que... más »

NÉSTOR SUÁREZ: ¿PERO AQUÍ EN VENEZUELA, POR DÓNDE EMPEZAR?

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 17 minutos
Tenemos que salir del socialismo, del estatismo y populismo. Tampoco dar un salto al neoliberalismo que no tiene nada de liberal. El neoliberalismo es una nueva versión o ropaje del Estado interviniendo por otras vías. No podemos equivocar el objetivo. La receta a aplicar en Venezuela para salir de la crisis actual no es distinta a la que aplicaron los alemanes en 1948 después de la destrucción que vivió esa sociedad. El ministro de economía Ludwig Erhard lanzó un Plan Liberal partidario de la construcción de una economía libre, creó una nueva moneda como lo fue el Deutsche Mark. ... más »

AMÉRICO MARTÍN: ECUADOR, ENTRE PAZ TENSA Y VIOLENCIA.

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 27 minutos
El asesinato de Eloy Alfaro, probablemente a manos del general Leónidas Plaza, fue un parteaguas. Ambos eran liberales, aquél radical, éste moderado. “Alfaro vive”, es un lema que surge, desaparece y resurge a compás de la alternancia tensión-violencia, siempre acechantes en Ecuador. La amistad se rompió, Alfaro se alzó en armas contra su antiguo amigo y selló su destino. Por eso se cree que su asesino fue Plaza. Alfaro era hombre de guerra y de pensamiento. Enemigo de los conservadores dondequiera que gobernaran, fue uno de los artífices de una alianza liberal de fuerte vocación ... más »

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: EL TRISTE

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 43 minutos
*A Víctor Cadet * El conocimiento de la política y de su fiel compañera, la estupidez, se obtiene, como todos, en el ejercicio teórico y práctico, pero para ver sus entrañas, su humanidad, conviene leer a Bill Shakespeare, particularmente MacBeth, Julio César, Antonio y Cleopatra, y Tito Andrónico, entre otras de sus obras políticas. La primera es la radiografía sicológica y moral del tirano megalómano, como todos, sanguinario, seguro de su invulnerabilidad. Julio César y Antonio y Cleopatra conviene leerlos juntos porque enseña corazones desatados que deslíen el poder. Ambos gener... más »

LUIS FUENMAYOR TORO: AVANZA LENTO, PERO AVANZA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
La firma de un acuerdo entre el gobierno y la oposición democrática ha hecho que las aguas de la política, que se habían estancado luego del fracaso del diálogo impulsado por Noruega, hayan vuelto a agitarse y fluir en busca del mejor cauce para el bienestar futuro de Venezuela. Ya sólo esto debería ser considerado positivo, independientemente que no se sepa hacia dónde nos llevará el curso de los acontecimientos. La historia de la humanidad siempre ha estado signada por el movimiento y no por la parálisis, y así se comporta la política, pues lo que se mueve es lo susceptible de ca... más »

HUMBERTO RUIZ CALDERÓN: DE VALENCIA PA´ LLA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Hace muchos años un amigo que vino huyendo de la tragedia chilena de Pinochet y Cia. expresaba la tragedia del centralismo de muchos de nuestros países, con esta frase: “Dios está en todas partes, pero atiende en la capital”. Y, efectivamente, pese al deterioro de los servicios públicos en la capital de: agua, luz, aseo urbano, internet, teléfono… etc. La capital de Venezuela sigue siendo, frente al interior del país, como se le llamó en algún tiempo pasado: “la capital del cielo”.Ciertamente, sigue siendo casi otro país. El deterioro del resto de Venezuela se ve y se siente ... más »

CAROLINA GÓMEZ-ÁVILA: EL PROBLEMA DE LA IZQUIERDA

Me pregunto si vamos a tener que comenzar a diferenciar entre la “oposición de izquierda” y la “izquierda opositora”. Me pregunto si será necesario añadir que la institucionalidad es la clave.

Porque identifico a un grupo que aspira a un Gobierno de estructura republicana, con políticas socioeconómicas propias de esa tendencia. Entre ellos, algunos quieren el poder y otros sólo quieren vivir en él; a todos estos llamo la “oposición de izquierda”. Lo hago porque se oponen a la dictadura como sistema, admiten que es lo que vivimos en la actualidad y la adversan. También es cierto que no parecen tener un líder interesado en explicarnos cómo recobrar ese sistema de organización del Estado.

Pero por otra parte tengo muy vistos a los disidentes del chavismo que lo son, sólo con la condición de ser quienes sustituyan al régimen y, cada tanto, cuando no está clara esa oportunidad, operan para la continuidad del mismo. A estos llamo la “izquierda opositora”; quieren lo mismo que hay, pero con ellos al mando.

Es verdad que muy pocos han logrado convencernos de su deslinde del chavismo, pero a veces lo intentan. Lamentablemente su discurso es populista de izquierda y omiten pronunciarse sobre el tema institucional. Pero el problema que representa esta “izquierda opositora”, es que la “oposición de izquierda” se confunde y comienza a dar un giro de regreso al chavismo en sus opiniones y propuestas.

Así estamos presenciando el retroceso de quienes tienen años diciendo que son opositores por disidencia. Consideran que el chavismo es una opción preferible a cualquier otra que no ponga en el poder a uno salido de sus filas. O dicho de otro modo, su lema es “salgamos de la izquierda por la izquierda, o no salgamos”.

Es esta “izquierda opositora” la que fomenta la inquina por motivos fútiles contra la coalición democrática, la que juzga –con criterios de monja de clausura– los desaciertos menores de la dirigencia. Es la que quiere que creamos que la dictadura es un mal menor, un horror preferible, una opción tolerable, la del “quiero salir del chavismo pero la oposición no me deja”, cuando en realidad está consubstanciado con el origen de la tragedia que llamamos patria.

Lo hacen porque entienden que no cuentan con el apoyo de las masas y no toleran la posibilidad de someterse al cambio. No saben perder el poder, lo han tenido demasiados años.

A esta “izquierda opositora” debemos opiniones según las cuales, el régimen de Maduro logró los votos para formar parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, por incompetencia de la coalición democrática. Ni por error hablan del sistema de complicidades de los gobiernos autocráticos del planeta, no evalúan que Rusia y China movieron su maquinaria de triangulación del crudo venezolano y, enriqueciéndose grotescamente, invitaron a otros al festín. No, esas y otras razones igual de preocupantes, no entran en el menú de opciones de la bochornosa “izquierda opositora”.

Me preocupa la “oposición de izquierda”, me refiero a la que entiende esto y lo acepta pero, pudiendo ser honesta, calla por temor o por solidaridad con la “izquierda opositora”.

El problema de la “oposición de izquierda” es que no se da cuenta de que cada nueva deshonestidad nos aleja a todos de solucionar la emergencia humanitaria compleja y dificulta la paz social que vamos a necesitar. El problema de la “izquierda opositora” es que, cada vez que sabotea a la coalición democrática, en beneficio de la satrapía, se aleja más irremediablemente del poder.

Se ha convertido en un verdadero problema, la izquierda.

Carolina Gómez Ávila
@cgomezavila

NÉSTOR SUÁREZ: ¿PERO AQUÍ EN VENEZUELA, POR DÓNDE EMPEZAR?

Tenemos que salir del socialismo, del estatismo y populismo. Tampoco dar un salto al neoliberalismo que no tiene nada de liberal. El neoliberalismo es una nueva versión o ropaje del Estado interviniendo por otras vías. No podemos equivocar el objetivo. La receta a aplicar en Venezuela para salir de la crisis actual no es distinta a la que aplicaron los alemanes en 1948 después de la destrucción que vivió esa sociedad.

El ministro de economía Ludwig Erhard lanzó un Plan Liberal partidario de la construcción de una economía libre, creó una nueva moneda como lo fue el Deutsche Mark.  Lo mismo ocurrió en Chile. Sólo con un sistema económico basado en la libertad, con un elevado grado de eficiencia para adaptación a circunstancias cambiantes, y capaz de producir un crecimiento económico sostenido a largo plazo y una política social donde el crecimiento llegue a todos los participantes en la sociedad y con instituciones políticas, sociales y económicas sólidas que desarrollen un nuevo marco institucional con bajos costos de transacción en los negocios, empresas y mercados y una clara definición de los derechos de propiedad, para generar incentivos a todas las personas y actividades productivas, se logrará esto.     

Tenemos que darle un importante apoyo a la educación y la salud. El Estado debe desentenderse de las presiones de gremios que viven de subsidios, prebendas y privilegios porque no hay los recursos para ellos. Muchos activos del Estado tendrán que manejarse para pagar deudas y realizar inversiones para reestructurar y relanzar la economía. Hay que flexibilizar la parte laboral. Levantar controles y regulaciones. Derogar muchas leyes malas que obstaculizan el crecimiento económico y desestimulan la inversión.

Hay que cambiar el sistema y desestatizar. Hay que reducir y contener la inflación, su causa fundamental es la creación de dinero inorgánico con respecto a la producción.

Si se imprime mucho dinero para financiar todo lo que se le ocurra al gobierno, ese dinero no vale nada. Los gobiernos no están para producir, la función de producir es de la empresa privada en mercados libres y abiertos a la competencia.

En Venezuela la única fuente de protección de dinero es el gobierno, por eso el BCV (Banco Central de Venezuela) se ha convertido en un cartel de falsificación fiduciaria de papel moneda. Es como una gran imprenta. El déficit se financia imprimiendo papel moneda, por eso la fuente de la inflación es el financiamiento de ese déficit.

Necesitamos una nueva moneda dura e ingresos reales que posibiliten la formación de capitales en las familias y las empresas, a través del ahorro. Una gran Reforma monetaria para contener la inflación y una reforma fiscal expansiva para estimular la inversión y lograr un crecimiento económico sostenido.

¿Que necesitan los países de América Latina y en especial Venezuela para lograr el éxito de los países del Primer mundo y los asiáticos como Singapur, Japón, Corea del Sur, Taiwán, etcétera?               

Estabilidad política y Jurídica, parar la inflación y reducir el tamaño del Gobierno, bajar los impuestos, desestatizar, desregular, derogar las leyes que son obstáculos al desarrollo. El capitalismo de libre mercado y la construcción de una economía libre, es la única vía a la prosperidad y a la libertad plena.

El día que los venezolanos nos deslastremos del complejo con la izquierda y el socialismo, superaremos a todos esos países. Tenemos todos los recursos naturales y humanos para lograrlo, pero hay que cambiar el sistema y las recetas de Pobreza y atraso del tercer mundo. Tenemos que recuperar el tiempo perdido y buscar nuestro rumbo propio al primer mundo. La verdadera esperanza de los pobres es el #CapitalismoDeLibreMercado y no el socialismo.

Y cuya creación entorpece o impide, y termina como siempre destruyendo, porque su veneno socialista viene en dosis más concentradas. Pintan con negros colores el camino de reversa, descalificándonos como retrógrados y derechistas a sus proponentes.

Así atemorizan, impiden escuchar la otra campana, y vamos más abajo en pobreza, opresión, conflictos, desesperación, destrucción y una gran confusión. Por eso pienso que en algún momento muchos venezolanos debimos reunirnos y reaprender los conceptos de libertad, justicia, riqueza, ley, orden, democracia, recursos naturales, gasto público, libre mercado, capitalismo, etcétera,. Debimos quitarle al socialismo sus disfraces, resistirnos a las nacionalizaciones, construir en definitiva los contrapesos que eviten la destrucción por parte del socialismo.

¿Por qué Venezuela llegó a esta situación? ¿Qué pasó? 

Hace más de 20 años, muchos venezolanos debimos reunirnos, pero no lo hicimos. Un día a los venezolanos nos confundieron, y tomamos por riqueza lo que es un simple recurso natural. Nos creímos ricos, ignoramos que la riqueza se produce, y olvidamos y descuidamos sus condiciones de producción. Ese día llamamos al Estado a “repartir”, y confundimos así lo público con lo privado.

Ese día nos convertimos en colectivistas sin darnos cuenta. Erramos las señales y extraviamos el rumbo a la creación de riqueza, la prosperidad y la paz. Nos metieron por la izquierda, y ahí seguimos. Las ideas tienen consecuencias. De crucial importancia, aún cuando no se reconoce. Las ideas son verdaderas si son reales, y esas tienen buenas consecuencias. Pero conceptos y explicaciones irreales son falsos, y conllevan solo a malos resultados, incluso si la gente no es consciente de llevar premisas y conclusiones fallas en la cabeza, y nunca se detiene a pensarlas una a una y sin prisa.           

En 1975 el Gobierno estatizó el petróleo y Venezuela apuró el paso de la cuesta abajo, aunque la mayoría ni se enteró. Y aceleró en 1983, cuando en lugar de “remar para el otro lado” revertir la dirección equivocada, se optó por devaluar y seguir en la misma vía.

En 1989 y 1996 hubo simulacros de reformas, por supuesto con pésimos resultados. Y la situación fue desesperante. Es fácil hacer sopa de pescado, pero no rehacer el pescado y volverlo al mar. La vía izquierda es muy difícil para desandar porque: *Tras cada fracaso aparece otro grupo más radical, y toma el mando para cumplir de verdad, promete distribuir lo que no puede crear.

Nestor Suarez
@NestorSuarezRB

AMÉRICO MARTÍN: ECUADOR, ENTRE PAZ TENSA Y VIOLENCIA.

El asesinato de Eloy Alfaro, probablemente a manos del general Leónidas Plaza, fue un parteaguas. Ambos eran liberales, aquél radical, éste moderado.

“Alfaro vive”, es un lema que surge, desaparece y resurge a compás de la alternancia tensión-violencia, siempre acechantes en Ecuador. La amistad se rompió, Alfaro se alzó en armas contra su antiguo amigo y selló su destino. Por eso se cree que su asesino fue Plaza.

Alfaro era hombre de guerra y de pensamiento. Enemigo de los conservadores dondequiera que gobernaran, fue uno de los artífices de una alianza liberal de fuerte vocación internacional, de la que fueron activos dirigentes el venezolano Cipriano Castro, el ecuatoriano Eloy Alfaro, el colombiano Rafael Uribe, el cubano Antonio Maceo (llamado el titán de bronce) y el nicaragüense José Santos Zelaya. Corrían los primeros años del siglo XX y ya era fácilmente perceptible la fragua de violencia armada animada por Venezuela, Colombia y Ecuador, casualmente los tres Departamentos del gran sueño bolivariano de unidad hispanoamericana. La llamada gran Colombia, nostálgico recuerdo del Libertador, el tenaz y brillante visionario caraqueño.

Demás está decir que de todos aquellos liberales internacionalistas el general Cipriano Castro, dueño del poder en su país desde 1898, predominaba en parte porque sus compañeros lo consideraban conveniente y en parte por su cómico temperamento siempre lanzado a lo grandioso y grandilocuente.

Se fue deslizando la idea que ardía en el corazón de don Cipriano: si el gran proyecto de Bolívar se hacía realidad, el presidente del despertar gran colombiano sería él, el siempre vencedor jamás vencido, hasta que lo fue con poca gloria y mucha pena.

Ecuador, Colombia y Venezuela basculaban entre una paz tensa y una violencia disruptiva. Ecuador no ha salido del todo de doce días de ira inexplicable para quienes no descubran en su pasado las recónditas tensiones que acaban de poner en serio peligro al gobierno democrático de Lenin Moreno. Estos lodos vienen de aquellos polvos.

La cruenta crisis llegó al tope aunque su desenlace no colmado las esperanzas de sus enemigos, quienes empeñados en enrumbar aquel vasto sacudimiento social hacia el derrocamiento de Moreno, hicieron lo que estuvo a su alcance para lograr el premio mayor. El vigoroso activismo de las etnias pareció justificar las más intrépidas aspiraciones. Era de conocimiento público que el movimiento de las etnias ecuatorianas estaba entre los más desarrollados del continente.

En Ecuador como en Venezuela, el precio de la gasolina es irracionalmente reducido. Para justificar la renuencia a cotizaciones más altas se alega que por ser propiedad nacional sería moralmente injusto que el combustible fluyera en condiciones similares a las de los países no petroleros.

Populismo en estado puro, cierto es, pero también es una realidad viva que al final impuso el viraje. Con respaldo del FMI, Moreno derogó el decreto y organizó una mesa técnica muy participativa para elaborar un nuevo decreto de subsidios a combustibles.

La rápida intervención del presidente, según el diario El Comercio de Quito “parecía haber superado la era de las protestas capaces de acabar con la democracia.

Quizá siga la polarización. Dos figuras políticas la encarnan hoy: Rafael Correa y Lenin Moreno. Compartieron el poder hasta que la volcánica ambición de Correa lo llevó a las playas del socialismo siglo XXI. Aprovechó los días turbulentos para bailar en el proscenio mientras Moreno pisaba tierra firme con su inteligente viraje de pulso y sangre fría.

Conclusión: la razón parece haberse impuesto a la pasión desmadrada, la Política a la anti política y Moreno a Correa.

Américo Martín
@AmericoMartin

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: EL TRISTE

A Víctor Cadet 

El conocimiento de la política y de su fiel compañera, la estupidez, se obtiene, como todos, en el ejercicio teórico y práctico, pero para ver sus entrañas, su humanidad, conviene leer a Bill Shakespeare, particularmente MacBeth, Julio César, Antonio y Cleopatra, y Tito Andrónico, entre otras de sus obras políticas. La primera es la radiografía sicológica y moral del tirano megalómano, como todos, sanguinario, seguro de su invulnerabilidad.

Julio César y Antonio y Cleopatra conviene leerlos juntos porque enseña corazones desatados que deslíen el poder. Ambos generales estuvieron en la cima y en distintos momentos poseyeron la misma mágica mujer que arrebataba por su talento político, magnetismo, sensualidad, inteligencia e integridad. Ella cambió sus vidas. César, dueño del mundo murió con valor en una traición en parte urdida para castigarlo por Cleopatra. 

Tormentos atroces

Temerario ante el peligro enfrentó los idus de marzo (“César no se quedará en casa hoy por miedo/ El peligro sabe de sobra/que César es más peligroso que él”) Y Dante condena a los ruines asesinos a tormentos atroces en el noveno círculo. Shakespeare va a lo insondable y por eso Harold Bloom lo llama “inventor de lo humano” (La invención de lo humano titula su monumental estudio sobre el bardo). Otro lo llama “creador” del sicoanálisis. 

El carácter de Julio César le permite mantener con la irresistible reina egipcia una relación que no se fue de las manos ni perturbó el equilibrio político del imperio. Ella lo amó con coraje y entrega suficientes para abandonar su reino y mudarse a Roma, donde Calfurnia, la esposa, podía hacerla asesinar. Cleopatra acató, admiró y reconoció a César como su hombre y jefe. Antonio por el contrario, con quien se juntó a la muerte de César, carecía de autodominio frente ella, quien lo amaba intensamente, como demostró en su poético final. 

Tonto envanecido

Cleopatra con César se viriliza y Antonio con ella se feminiza. Egipto cae en manos de Octavio porque el general Antonio deserta del ejército en combate. En plena batalla la nave de Cleopatra se retira para resguardar el tesoro, él creyó que lo abandonaba, perdió los nervios y corrió detrás de ella, con el desconcierto de la tropa. Luego se suicida torpemente al creer que estaba muerta, mientras lo esperaba escondida. 

Julio César describe la traición del poder, Antonio y Cleopatra a un hombre cuya debilidad emocional lo destruye junto con su amante. Pero Tito Andrónico es la sandez política en estado puro, y pareciera que Shakespeare escribió la pieza para burlarse de su triste personaje y poner en evidencia a un soberbio, inflexible, sanguinario, castrense, engolado sujeto, que no sabe sobrevivir fuera del poder y sucumbe a su ineptitud. 

Anthony Hopkins lo hace ver lunático y Lawrence Oliver rígido e inseguro. El más poderoso de los generales, temido y respetado, regresa a Roma triunfante después de décadas de campañas en las que perdió veinte de sus veinticinco hijos. En la gloriosa entrada a la ciudad, comete un crimen monstruoso que lo retrata y da comienzo a la obra. Con sadismo, ordena lanzar vivo a la pira y descuartizarlo mientras se quema, al hijo de la prisionera reina bárbara Tamora. 

Ella implora inútilmente, desesperada y de rodillas a sus pies por la vida del muchacho. Indiferente se dirige a la aclamación por la plebe, el Senado, los tribunos y la aristocracia, rechaza la corona de emperador, y la cede a Saturnino, con el plan de descansar de la guerra. Su retiro hace temer una trama maligna, algo oscuro, como se decía de Julio César cuándo declinó la corona. 

Matar por pudor

“El poder que no se ejerce envenena”, escribió Maquiavelo. Los enemigos políticos ven conspiraciones detrás de ese acto. Y ya sin mando, inicia un via crucis en el que paga caros sus sandeces y crímenes. Intempestivamente en la coronación promete públicamente su hija Lavinia al emperador sin saber que era la amante del hermano de éste. Uno de sus hijos le hace saber el error y su soberbia reacción es matarlo. 

La situación pone en ridículo a Saturnino y la desgracia dibuja fatalidad, sobre todo porque éste se enamora locamente de Tamora, quien maquina su espeluznante venganza. Ordena a sus hijos violar a Lavinia, que le cercenen lengua y manos, asesinen a su marido y culpen a dos de sus hermanos, por eso sentenciados a muerte. Luego le prometen cruelmente que si se corta una mano los liberarían. Así lo hace y al día siguiente le envían las cabezas y su propia mano cortadas. 

Destruido humana y políticamente, el infeliz asesina a su hija mientras exclama “¡Muere, muere Lavinia y tu vergüenza contigo/ y con tu vergüenza, la de tu padre!”. Esta es tal vez la obra más polémica de el bardo por la profusión de sangre, y la triste figura del protagonista. Los críticos se debaten sobre si era una burla de Shakespeare al estilo de Marlowe su maestro y rival o si es la ridiculización extrema de los poderosos que quedan sin poder (El 27 de septiembre murió José José) 

Carlos Raúl Hernández
@CarlosRaulHer

LUIS FUENMAYOR TORO: AVANZA LENTO, PERO AVANZA

La firma de un acuerdo entre el gobierno y la oposición democrática ha hecho que las aguas de la política, que se habían estancado luego del fracaso del diálogo impulsado por Noruega, hayan vuelto a agitarse y fluir en busca del mejor cauce para el bienestar futuro de Venezuela. Ya sólo esto debería ser considerado positivo, independientemente que no se sepa hacia dónde nos llevará el curso de los acontecimientos. La historia de la humanidad siempre ha estado signada por el movimiento y no por la parálisis, y así se comporta la política, pues lo que se mueve es lo susceptible de cambio, aunque la dirección de la corriente pueda llevar transitoriamente a la generación de retrocesos, que a la postre siempre serán superados. Así ha sido hasta ahora y así lo seguirá siendo, sin que nadie pueda alterarlo.

Y también siempre han existido quienes asumen la responsabilidad de facilitar el desarrollo de estos procesos abriendo vías, que permitan el flujo de los acontecimientos hacia mejores destinos que los vividos. También, por supuesto, aparecen quienes prefieren el estancamiento al libre flujo social, pues se empeñan tozudamente en marchar contracorriente cuando las condiciones no lo permiten. Veinte años tienen, quienes se autodenominan oposición mayoritaria en Venezuela, recorriendo un camino que no les han podido y que los ha llevado fracaso tras fracaso. Desde 2001-2002, sus ensayos han sido frustrados y lo que han logrado es consolidar la posición del adversario enfrentado. Pero lo más insólito es que luego de tantos fracasos mantengan la misma conducta.

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, cosa que realmente no sé si será cierta, pero sin duda la dirigencia opositora, hoy ya tradicional, ha demostrado que tropieza no dos sino decenas de veces con la misma piedra. Los “vete ya”, las exigencias de renuncias, las “marchas sin retorno”, las “guarimbas”, los golpes de Estado, son una clarísima demostración de lo que afirmamos. Mantener este tipo de política sólo puede conducir a otro estrepitoso fracaso o a un desastre mucho mayor que el vivido en estos últimos 10 años. Quienes, dentro de esa oposición que se dice mayoritaria y única, tengan un poco más de raciocinio y experiencia política deberían comenzar a cambiar esa dañina conducta si realmente, en alguna parte de sus cerebros, tienen alguna consideración con el pueblo venezolano.

Del otro lado está el gobierno y sus graves conflictos internos, situación que no les permite actuar con la celeridad debida y con acciones concretas de mucho mayor envergadura. Allí también tiene que haber una lucha y una derrota de los grupos extremistas, de quienes quieren también seguir tropezando constantemente con la misma piedra. Tiene que producirse un deslinde con estos sectores si se quiere evitar el fracaso de la iniciativa actual, que avanza positivamente aunque en forma extremadamente lenta. Y una de las materias más sensibles, nacional e internacionalmente, es la de los presos políticos., en la que podría darse una demostración palpable del interés gubernamental de enfrentar los odios y regresar al estricto respeto de los DDHH y del debido proceso. Liberar y no sólo excarcelar, cumplir en forma estricta el debido proceso y respetar los DDHH, serían las metas.

O se lo entiende de esta manera, o el proceso de diálogo iniciado hace muy poco no superará los obstáculos que se le están poniendo en el camino. La ruta ya tenía nubarrones muy obscuros y dentro y fuera del país hay quienes le colocan más obstáculos. El éxito derivará de todo lo que se haga para despejar cielo y tierra y avanzar hacia un desenlace positivo.

Luis Fuenmayor Toro 
@LFuenmayorToro 

HUMBERTO RUIZ CALDERÓN: DE VALENCIA PA´ LLA

Hace muchos años un amigo que vino huyendo de la tragedia chilena de Pinochet  y  Cia. expresaba la tragedia del centralismo de muchos de nuestros países,  con esta frase: “Dios está en todas partes, pero atiende en la capital”. 

Y, efectivamente, pese al deterioro de los servicios públicos en la capital de: agua, luz, aseo urbano, internet, teléfono… etc. La capital de Venezuela sigue siendo, frente al interior del país, como se le llamó en algún tiempo pasado: “la capital del cielo”.Ciertamente, sigue siendo casi otro país. 

El deterioro del resto de Venezuela se ve y se siente amargamente. 

Hoy una dependienta de un negocio al que fuimos a comprar algunas cosas, nos comentaba  que su padre es de Guanare y que “a veces”  tiene que hacer cola para comprar gasolina. Pero luego tomó impulso en su análisis y afirmó rotundamente: Ese problema no existe de: “Valencia pa´… lla”. Es decir, en Caracas.

La situación de la gasolina en algunas entidades como Mérida es simplemente desesperante. Hay gente que dura varios días esperando que a su carro lo surtan para poder transitar. Ahora solo se puede comprar gasolina cada cuatro días, cuando hay. Pero eso es para quienes trabajan con su vehículo. Los demás, que la ahorramos miserablemente, rodando en neutro o hasta apagamos los carros cuando vamos en bajada, podemos pasar varias semanas economizando y luego debemos  hacer cola de varios días para surtir el bendito tanque. En Caracas no conocen aún esta situación. Para el interior y algunas zonas más que otras, es una realidad permanente. 

De tal manera que, la afirmación del amigo de que dios atiende en las capitales, parece ser cierta. Pero además, que esos dioses terrenales que manejan el negocio de la gasolina en Venezuela y que no creen en divinidades, sino en el cochino dinero y que se dan el gusto controlando este país,  prefieren tener al interior del país pasando calamidades antes que las sufran en la capital. ¡Qué democráticos, personajes!

Quienes se han dedicado a analizar la situación de la gasolina han expresado un juicio lapidario: “Los envíos de crudo a Cuba, la paralización de refinerías y estaciones de servicios, la falta de inversión y el contrabando de combustible son las causas de la grave crisis que tiene al país sin gasolina”.

Hace ya varios meses escribí nuestra experiencia sobre el negocio de la gasolina y el precio que se cobra “aparentemente”. Pues si se contabiliza el tiempo que Ud. invierte para surtirse de gasolina el precio es exorbitante. En esa oportunidad, recordaba que uno de los clientes en la cola me expresó sobre la situación: “Y lo que falta”. 

Creo que estamos llegando a la parálisis total en muchas partes del país por falta de gasolina y de muchos otros servicios públicos: la energía eléctrica es una de ellas. Son varias horas cada día. Y en eso Caracas esta casi excluida de dichos cortes, pero ya comienzan. Creo que los venezolanos nos merecemos otro país y por su puesto otros dirigentes gubernamentales.  ¡Qué piensan nuestros lectores!...

Humberto Ruiz Calderón
ruizch2@gmail.com
http://comoenboticadehumberto.blogspot.com
@Ruizhumberto