viernes, 17 de mayo de 2019

ACTUALIZACIÓN, "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, VIERNES 17-05-2019,

MIBELIS ACEVEDO DONÍS, FINAL FELIZ

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 9 minutos
*"Algún día, no lejano, se escribirá esa gran novela tolstoyana” sobre “la heroica lucha del pueblo venezolano” ha escrito Vargas Llosa; “y el final será, por supuesto, un final feliz”. * ¡Qué mejor cosa puede desear cualquier venezolano sufriente que ver cumplido el augurio del ganador del Premio Nobel de Literatura! Pero eso no depende del solo deseo, nos consta. Aunque por momentos la política aparece iluminada por la épica de lo literario, los ecos de “Guerra y paz”, lo regular es que encuentre en el deslucido charco, en los recovecos que no muchos quieren sondear, en el error ... más »

CARLOS BLANCO, OPERACIONES PSICOLÓGICAS

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 21 minutos
La guerra internacional que se libra en Venezuela tiene una dimensión a la que se banaliza con frecuencia que es la de las operaciones psicológicas, componente esencial de la guerra asimétrica. Tal vez sea el espacio en el cual el régimen ha sido más efectivo, donde gasta más recursos y emplea con mayor eficacia la tecnología que le brindan sus apoyos internacionales. Nadie duda de que la corporación criminal a cargo de Miraflores mata, persigue, tortura, encarcela, enjuicia y exilia. Es la dimensión más gozosa de los batracios de la represión y las escopetas; sin embargo, no es la ... más »

CARLOS VILCHEZ NAVAMUEL , ¿EXISTE UNA FLOTA ESPACIAL SECRETA EN ALIANZA CON ETS?

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 29 minutos
Desde hace muchos años hemos escuchado visto y leído una serie de informaciones sobre unos programas secretos relacionados con inteligencias extraterrestres, en esta oportunidad comentaremos sobre un programa espacial llamado en inglés “Solar Warden” que -algunos aseguran- estaría construido con tecnología extraterrestre. Para comprender mejor todo esto, debemos unir una serie de informaciones que han ido saliendo al público poco a poco, un sitio de Internet denominado conspiracy-corner nos explica que “El Programa Espacial Secreto (SSP) es una operación clasificada bajo la Fuerza ... más »

IBSEN MARTÍNEZ, GUAIDÓ Y LA OLIGARQUÍA ARMADA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 56 minutos
Sin la aquiescencia de la cúpula militar, sin su participación activa en el saqueo de la industria petrolera y de la minería no es posible dar cuenta del hambre y la angustiosa miseria que asolan Venezuela Bien vista, la premisa estratégica mayor de la Operación Libertad, liderada por Juan Guaidó, consiste en suplicar —conmover y rogar— a los patrióticos militares venezolanos que por favor vuelvan a nosotros sus ojos misericordiosos y por vidita suya nos concedan la gracia de algo que al cabo es lo único que saben hacer, aparte de violar la Constitución, robar al erario público y a... más »

TRINO MÁRQUEZ, DESPUÉS DEL 30: REFLEXIONAR Y CORREGIR

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
El escenario de la oposición después del experimento fallido del 30 de abril cambió. El ascenso vertiginoso que se produjo después del 5 de enero cuando Juan Guaidó se juramentó como Presidente de la Asamblea Nacional y luego como Presidente encargado, se detuvo. Si la dirigencia política no se mueve en la dirección adecuada, podríamos regresar al estadio en el que nos encontrábamos a finales de 2018, cuando la nota dominante era el pesimismo. Encontrar ese camino que permita recuperar la confianza y el optimismo no resulta sencillo. En el madurismo, a los grupos extremistas, con en... más »

ELIDES J. ROJAS L., VENEZUELA BIPOLAR.

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Definición: El trastorno bipolar, también conocido como trastorno afectivo bipolar (TAB) y antiguamente como psicosis maníaco-depresiva (PMD), es un conjunto de trastornos del ánimo que se caracteriza por fluctuaciones notorias en el humor, el pensamiento, el comportamiento, la energía y la capacidad de realizar actividades con cierta regularidad y consistencia. El trastorno bipolar no es un estado de ánimo pasajero o un estado donde pueda pasarse de una emoción a otra en un corto lapso. Este trastorno afecta al individuo durante meses o años por etapas, donde la calma y el compor... más »



MIBELIS ACEVEDO DONÍS, FINAL FELIZ

"Algún día, no lejano, se escribirá esa gran novela tolstoyana” sobre “la heroica lucha del pueblo venezolano” ha escrito Vargas Llosa; “y el final será, por supuesto, un final feliz”. 

¡Qué mejor cosa puede desear cualquier venezolano sufriente que ver cumplido el augurio del ganador del Premio Nobel de Literatura! Pero eso no depende del solo deseo, nos consta. Aunque por momentos la política aparece iluminada por la épica de lo literario, los ecos de “Guerra y paz”, lo regular es que encuentre en el deslucido charco, en los recovecos que no muchos quieren sondear, en el error recurrente y dolorosamente elaborado, su primer y terminante borrador. 

El “final feliz”, entonces, no será fruto de una elipsis que omita el paseo por esos fondos. La brega con la realidad a menudo tiene poco de heroicidad y mucho de atreverse a fallar. Fallar “responsablemente”, eso sí, y sabiendo que eso exige beber de la fuente de enseñanzas que brinda el error.

Cargando con el propio talego de vergüenzas que en 1915 le dejó, por cierto, su desastroso plan de desembarco en el estrecho de los Dardanelos durante la batalla de Gallipoli, el mismo Churchill -referente que ahora colamos como aliño en cualquier sopa que el debate político nos ponga enfrente- juzgaba el éxito como “la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”. Acerca de caer en baches auto-forjados, el “gusano de luz” sabía bien de lo que hablaba. Claro, la clave para corregirlos es diseccionar con tenaz disposición lo que ocurrió antes y después de cada estropicio, aún avistando el hollín que saltará en la operación. Es transitando esos no siempre pulcros interines donde el talento del político para aprender y reinventarse encuentra ocasión de prosperar. 

Por lo tanto, ser un “genio en política” de ningún modo se trata de no equivocarse y sí de descifrar la lógica de los hechos y sus avisos, de desarrollar en consecuencia el sentido de responsabilidad, esa comprensión de los efectos que acarrean las decisiones del liderazgo. Se trata de virtú, que implica conocimiento y sagacidad, no presunción; osadía y destreza, no temeridad. No hay ciencia exacta en ello y sí cavilación y dudas, aunque la Historia o la estadística ofrezcan jugosas pistas. No hay modo de adivinar cuál será el método infalible para curar una dolencia tan compleja como la que abate a Venezuela, por ejemplo, ni de precisar las vueltas del futuro en atención al puro ordenamiento sistemático de antecedentes; así que toca echar mano de lo que el presente y sus idiosincrasias aportan, y entrever arreglos que, por encima de todo, detengan el daño. 

El problema surge cuando el casorio con la propia creencia evita distinguir el error, cuando este es aprisionado en cápsula de dogmas imposibles de traspasar. ¿Tropezar no dos, sino muchas veces con la misma piedra acaso no nos estaría indicando algún perverso apego al impedimento, un “amor que mata” (y a gran escala); una valoración de la pifia que es del todo arbitraria y peligrosa? 

La mala noticia: estudios recientes dirigidos a medir la plasticidad neuronal -esa disposición del cerebro para cambiar y adaptarse a los cambios a partir de la experiencia- hablan de cierta resistencia de las neuronas para sincronizarse con el proceso de aprendizaje cuando el sujeto comete un error, al revés de lo que ocurre cuando acierta. A eso sumemos el sesgo personal, la impronta de lo cultural. Con más razón, reconocer la limitación antropológica obliga a la práctica amplia, rigurosa y consciente de evaluación de resultados, impone estar en guardia respecto al dato que nuestro cerebro posiblemente desechará. Necesario entonces es dudar, repasar, contrastar, rectificar. La mala decisión que afecta a miles de personas no puede darse el lujo de permanecer inalterable.

Atrapado por la cárcel de los principios (a veces un enclenque parapeto que deja tobillos y obsesiones al aire) el liderazgo que niega la realidad, que subestima el fallo, que no se flexibiliza en función de los efectos calamitosos de sus acciones, corre el riesgo de auto-anularse. Un avispero que no ignoró Mandela, por cierto, quien tras sentenciar que el opresor, no el oprimido, es el que determina el formato de la pelea, fue capaz de retractarse cuando advirtió el desenfreno de la lucha armada en Sudáfrica. En aras del progreso de la negociación en curso y a nombre del ANC, accedió en 1987 a renunciar a esa violencia invocada “en defensa propia”, y separarse del Partido Comunista Sudafricano. 

El miedo a la incertidumbre a menudo lleva a creer que admitir la equivocación es un rasgo de debilidad. Pero la historia da fe de lo contrario, que es más bien prueba de inteligencia práctica, y un ejercicio de libertad. Conscientes de que el “final feliz” dependerá de la plasticidad para reconocer la mácula y remediarla, conviene superar esa intransigencia que en “La Ilíada” Apolo imputa a un soberbio, ofuscado, “pernicioso Aquiles”, que “concibe pensamientos no razonables y alberga un ánimo inflexible…”
 .
Mibelis Acevedo D.
@Mibelis

CARLOS BLANCO, OPERACIONES PSICOLÓGICAS

La guerra internacional que se libra en Venezuela tiene una dimensión a la que se banaliza con frecuencia que es la de las operaciones psicológicas, componente esencial de la guerra asimétrica. Tal vez sea el espacio en el cual el régimen ha sido más efectivo, donde gasta más recursos y emplea con mayor eficacia la tecnología que le brindan sus apoyos internacionales.

Nadie duda de que la corporación criminal a cargo de Miraflores mata, persigue, tortura, encarcela, enjuicia y exilia. Es la dimensión más gozosa de los batracios de la represión y las escopetas; sin embargo, no es la más eficiente.

Los ciudadanos tienen la certera intuición de que hay una mano que mece la cuna por algún lado, con invasión de noticias que no tienen fundamento, con fotos trucadas y videos forjados. Se sabe que eso ocurre y que las pezuñas mugrosas de Maduro andan por allí. Por el lado del estatus opositor también se emplean estos mecanismos, pero a escala más reducida, con espontáneos e incondicionales de la extinta MUD y de sus expósitos varios.

Esta situación ha creado una burbuja en la cual se entreveran las operaciones psicológicas con la participación genuina y desenvuelta de los ciudadanos; es una opinión pública en la que no hay verdad alguna sino estados muy fluidos, con masas de creencias gelatinosas que se baten unas contra otras y dependen de la multiplicidad de insumos que allí se mezclan.

El régimen tiene un aparato sofisticado que es más que el G-2 cubano, algo mucho más tenebroso. Rusos, venezolanos, cubanos y tal vez sujetos de otras nacionalidades, colocados en muchos casos a miles de kilómetros del país, son parte de este andamiaje perverso, con tecnología de punta que ha sido hasta capaz de afectar la política de Estados Unidos.

La especialidad de esa máquina en Venezuela es la de impedir la caída del régimen. Con la apelación a:

El terror. Sabemos qué haces, con quién te reúnes, qué dices; sabemos todo y un día, si nos da la gana, te llevamos a ti y a toda tu familia. De allí la tortura y la muerte. Tal vez no sea solo para sacar alguna confesión sino para que se sepa que el terror te puede despertar en la madrugada con la Gestapo en la puerta;

El desarme moral. La idea que transmiten es que hagas lo que hagas; digas lo que digas; pienses lo que pienses; no podrás con Maduro; y

El desarme del liderazgo: El objetivo más importante es anular a los líderes, convirtiéndolos en timoratos administradores de los escenarios A, B, C,…n; incapaces de audacias porque requieren, al final, tantas seguridades que cuando llega la hora están todavía en la hoja de cálculo.

Es posible que se deba prestar más atención al sentimiento ciudadano que pasa por otros registros que al deseo de tener todos los números de la lotería en la mano.

Carlos Blanco
@carlosblancog

CARLOS VILCHEZ NAVAMUEL , ¿EXISTE UNA FLOTA ESPACIAL SECRETA EN ALIANZA CON ETS?

Desde hace muchos años hemos escuchado visto y leído una serie de informaciones sobre unos programas secretos relacionados con inteligencias extraterrestres, en esta oportunidad comentaremos sobre un programa espacial llamado en inglés “Solar Warden” que -algunos aseguran- estaría construido con tecnología extraterrestre.

Para comprender mejor todo esto, debemos unir una serie de informaciones que han ido saliendo al público poco a poco, un sitio de Internet denominado conspiracy-corner nos explica que “El Programa Espacial Secreto (SSP) es una operación clasificada bajo la Fuerza Aérea de los EE. UU. y la autoridad de las Naciones Unidas, que ha estado operando desde 1980. También se sabe que tienen vínculos con muchas sociedades secretas. El nombre en código es “Solar Warden”

Mente alternativa nos informa también que “Según testimonios de informantes, insiders y políticos de alto rango de diferentes nacionalidades, una flotilla espacial secreta con el nombre clave “Solar Warden” (Guardián Solar) ha estado operando de manera encubierta en los cielos de la Tierra y las afueras del sistema solar al menos desde el año 1980”

Podríamos decir que para unos cuantos despiertos las sospechas empezaron con aquella Iniciativa de Defensa Estratégica (del inglés: Strategic Defense Initiative, SDI), un programa propuesto por el presidente de los Estados Unidos Ronald Reagan el 23 de marzo de 1983 conocido popularmente como Guerra de las Galaxias que dio mucho de qué hablar en aquel momento. Este proyecto fue supuestamente disuelto en 1993 o se le cambió el nombre. En aquel momento la mayoría de las personas no entendían el por qué desarrollar un programa de ese tipo, pocos sabían que algo estaba ocurriendo en el espacio que no era de origen terrestre.

El mismo sitio menciona que en el libro “The Reagan Diaries, escrito por el mismo ex-presidente estadounidense escribió entre otras cosas que él estaba enterado de la existencia de Solar Warden. En un registro del martes once de junio de 1985 (página 334) Reagan escribe: “Almuerzo con cinco científicos espaciales de alto nivel. Fue fascinante. El espacio verdaderamente es la última frontera y algunos de los avances en astronomía, etc. son como la ciencia ficción, pero reales. Aprendí que según nuestra capacidad de transporte podríamos poner a 300 personas en órbita”.
https://www.mentealternativa.com/programa-espacial-secreto-solar-warden/

Otra cita famosa y polémica se hizo en 1993, cuando el CEO de Lockheed Skunk Works, Ben Rich dijo: "Ya contamos con los medios para viajar entre las estrellas, pero estas tecnologías están encerradas en proyectos negros y se necesitaría un Acta de Dios para sacarlas en beneficio de la humanidad ... Cualquier cosa que puedas imaginar, ya sabemos cómo hacerlo”.
"https://www.disclose.tv/a-secret-space-fleet-code-named-solar-warden-has-been-covertly-operating-in-our-skies-313562"  HYPERLINK "https://www.disclose.tv/a-secret-space-fleet-code-

Pero no fue hasta el 2001 cuando un administrador de sistemas, Gary Mckinnon, descubrió sin querer algo que al parecer confirmaría que en efecto existe una flota espacial secreta. 

El sitio de Internet denominado horizontesperdidos.com nos informó hace años que “Gary Mckinnon intentó con éxito introducirse en el servidor de la NASA para obtener información sobre ovnis. Burlando la seguridad informática, logra acceder a unos archivos que cree, podrían contener información confidencial. Encuentra un archivo que contiene una foto en la que se revela una especie de nave espacial alargada, sobrevolando el hemisferio norte. Otro de los archivos que abre es el de una tabla de cálculo en excel con el título de “Oficiales no Terrestres”, en los que figuraban una serie de nombres y rangos como no pertenecientes a la raza humana. En otro, una relación de suministros de nave a nave y de flota a flota, poniendo en evidencia la existencia de una flota espacial estadounidense encubierta. Estos descubrimientos podrían tener relación con el programa espacial secreto llamado Solar Warden, una flota espacial creada para dominar el espacio militarmente y que usa tecnología antigravedad. La tapadera de la NASA como agencia espacial civil para obtener financiación, esconde a la verdadera agencia espacial oculta existente, que desarrolla programas espaciales militares y tecnología de altísimo nivel, bajo un manto de secretismo total”. http://horizontesperdidos.com/tag/flota-espacial-secreta/

El sitio mencionado anteriormente conspiracy-corner explica que “hay aproximadamente ocho naves nodrizas con forma de cigarro (cada una más larga que dos campos de fútbol de punta a punta) y 43 pequeñas "naves exploradoras". La Flota Espacial Solar Warden opera bajo el Comando Espacial de la Fuerza Aérea. Hay al menos 300 personas involucradas en esta instalación formado por contratistas de proyectos aeroespaciales de los EE. UU., Con algunas contribuciones de partes y sistemas de Canadá. También Reino Unido, Italia, Austria, Rusia y Australia. También se dice que el programa se prueba y opera desde bases secretas de la Fuerza Aérea como el Área 51 en Nevada, EE. UU. https://conspiracy-corner.com/solar-warden-secret-space-program/

A la par de estas informaciones, han aparecido una serie de personas que afirman haber estado involucrados en proyectos secretos como el que hemos mencionado aquí y otros más que se relacionan con todo este tema, para aquellos que quieran investigar a esas personas mencionaremos entre otros a Laura Eisenhower, Andrew Basiago, Randy Cramer, Dan Sherman, Clifford Stone, William Tompkins, Bob Lazar, Emery Smith y Corey Goode, cada uno de ellos tienen una historia que puede sorprenderles. De la misma forma recomendamos buscar la información sobre proyectos secretos relacionados con los alienígenas. Según el Dr. Steven Greer hay más de 950 militares que han dado testimonio de este tipo de proyectos.  Nosotros intentaremos comentar algunas de ellas en el futuro.

Recomendamos también estudiar los escritos de un hombre que se ha dedicado a estudiar este tema y que por sus atestados lo tomamos muy en cuenta, nos referimos a Michael E. Salla PH.D., un erudito, reconocido en el ámbito de política internacional en resolución de conflictos y política exterior estadounidense y pionero en el desarrollo de la “exopolítica”, el estudio de los principales actores, instituciones y procesos políticos asociados con la vida extraterrestre. Salla ha escrito varios libros, entre ellos; La Diplomacia Galáctica en 2013, Insiders Reveal Secret Space Programs y Alianzas Extraterrestres en 2015, Programa Espacial Secreto de la Armada de los Estados Unidos y la Alianza Extraterrestre Nórdica en 2017 y se dedica a dar conferencias por todo el mundo.

Todo esto nos lleva a preguntarnos ¿Qué hay de cierto en todas estas declaraciones? ¿Existe o no el proyecto Solar Warden? ¿Conoce la NASA sobre estos proyectos? ¿Acaso nos están dando a cuenta gotas lo que en verdad está pasando para que la masa no se asuste? Terminamos este comentario diciéndoles a los lectores de que, si en verdad usted está interesado en todo esto, investigue cada nombre de las personas y proyectos aquí citados, cierto que se necesitarán muchas horas, pero estamos seguros de que encontrarán una historia totalmente diferente a la conocida hasta ahora.

Carlos Vilchez Navamual
@carlosvilchezn

IBSEN MARTÍNEZ, GUAIDÓ Y LA OLIGARQUÍA ARMADA

Sin la aquiescencia de la cúpula militar, sin su participación activa en el saqueo de la industria petrolera y de la minería no es posible dar cuenta del hambre y la angustiosa miseria que asolan Venezuela

Bien vista, la premisa estratégica mayor de la Operación Libertad, liderada por Juan Guaidó, consiste en suplicar —conmover y rogar— a los patrióticos militares venezolanos que por favor vuelvan a nosotros sus ojos misericordiosos y por vidita suya nos concedan la gracia de algo que al cabo es lo único que saben hacer, aparte de violar la Constitución, robar al erario público y atropellar civiles. 

Algo que ha sido su especialidad desde que el Diccionario Polar de Historia de Venezuela alcanza a recordar: derrocar Gobiernos. Derrocarlos y enseguida entrometerse en la vida pública de la nación, claro, para hacerse ricos contra reloj. Se me dirá que no es eso lo que hoy se les pide, sino que regresen juiciosamente a la senda que traza la Constitución, retiren su apoyo al letal usurpador que es Maduro y se pongan a la orden de la legitimidad civil encarnada en Guaidó.

Sin embargo, 120 días no han sido suficientes y ello no ha ocurrido hasta ahora. La explicación más socorrida está en la sujeción de los altos mandos a la feroz contrainteligencia cubana. Vienen a demostrarlo las muchas decenas de oficiales opositores de todos los rangos que, vigilados por el protervo Sebin del G2, han sido apresados y acusados de sedición. Todo el horror del Estado policial no aminora el importante papel que juega la innata corrupción de la dictadura chavista en la indiferencia de la mayoría de los oficiales. La inconcebible corrupción que en menos de 20 años ha dejado en bancarrota al país más rico en reservas petrolíferas del mundo lleva uniforme verde oliva y boína roja.

Sin la aquiescencia del top brass de las FANB, sin su participación activa en el saqueo de la industria petrolera y de la minería no es posible dar cuenta del hambre y la angustiosa miseria que asolan Venezuela.

Los militares venezolanos —incluyo al generalato opositor en retiro—, no han ganado una guerra exterior desde 1824. A cambio de ser por completo superfluos a la historia militar del planeta —ni un Trafalgar ni un Waterloo ni una playa de Omaha— , su irrupción en la vida pública nos ha costado a los civiles casi 200 años de muertes, prisiones y destierros. Y el incesante asalto a mano armada —nunca mejor dicho— a las arcas públicas.

Sin embargo, y a sabiendas de ello, miles de venezolanos salen a las calles, a instancias del carismático e inatrapable Guaidó, en la certeza de que sus manifestaciones pacíficas serán atacadas a tiros por hordas de delincuentes motorizados. Arrostran detenciones ilegales, desapariciones forzosas en mitad de una hambruna sin precedentes ni solución a la vista. Todo esto ocurre al mismo tiempo de un colapso generalizado de la energía eléctrica, del suministro de agua y todos los servicios de salud, sujetos los ciudadanos a la censura telemática que acompaña una implacable persecución de periodistas. Todo este sacrificio ha sido hasta ahora por completo inconducente.

Así llegamos al 30 de abril, episodio que se ha revelado como una conjura de testaferros de decenas de altos rangos militares y figuras civiles —digámoslo así— del régimen en un endeble pacto la facción opositora que ha logrado, con audacia, determinación, influencias internacionales y astucia, allegar considerable control sobre el futuro de los activos petroleros de la nación.

Nadie en la oposición activa ha desmentido hasta hoy el muy bien averiguado relato, brindado por el integérrimo portal investigativo Armando.info, de las tortuosas conversaciones que luego de meses desembocaron en aquella jornada y que la reacción de John Bolton vino a confirmar.

Igual que el tango Cambalache del gran Discépolo, se trata de factores de oposición y de la dictadura “ revolcaos en un merengue y en el mismo lodo todos manoseaos”, a saber: generales carceleros y torturadores que, tras videograbar lloriqueantes arrepentimientos en el horrísono español hablado de nuestros militares, hoy son aliviados por EE UU de las sanciones que pesaban sobre sus dineros mal habidos y recibidos como héroes de las Termópilas por cierta oposición.

En franca inteligencia con los de más arriba, participaron en las conversaciones celebérrimos “empresarios” del salvaje capitalismo de amiguetes chavista y hasta el mismísimo presidente del Tribunal Supremo de Maduro. Sus interlocutores fueron líderes de oposición exiliados y viajeros frecuentes, líderes bajo régimen de prisión domiciliaria, líderes que vienen desde hace tiempo abogando por el fin de la usurpación, la conformación de un gobierno de transición y elecciones libres.

El abominable Maikel Moreno, por boca de un emisario, entra en tratos con Julio Borges quien, para el chavismo puro y duro, es no menos abominable y, junto con el general Vladimir Padrino, ponen secretamente en marcha un proceso que los lleva a invitar a John Bolton a la mesa. ¿Quién dijo que no es posible el diálogo?

Faltaría solo sacarlo de la trastienda a ver qué pasa.

Ibsen Martinez
@ibsenmartinez

TRINO MÁRQUEZ, DESPUÉS DEL 30: REFLEXIONAR Y CORREGIR

El escenario de la oposición después del experimento fallido del 30 de abril cambió. El ascenso vertiginoso que se produjo después del 5 de enero cuando Juan Guaidó se juramentó como Presidente de la Asamblea Nacional y luego como Presidente encargado, se detuvo. Si la dirigencia política no se mueve en la dirección adecuada, podríamos regresar al estadio en el que nos encontrábamos a finales de 2018, cuando la nota dominante era el pesimismo.

Encontrar ese camino que permita recuperar la confianza y el optimismo no resulta sencillo. En el madurismo, a los grupos extremistas, con enorme poder de coacción, no les importa gobernar un país arruinado y desolado. No les importa que la gente huya, y que quienes se queden vivan en la indigencia. Eternizarse en el poder pasa por madar en medio de los escombros. Advertirles que las sanciones aplicadas por Estados Unidos, la Unión Europea y el Grupo de Lima harán que el país avance hacia la destrucción, que ellos serán los culpables de lo que ocurra y que pagarán por ello, resulta inútil. Sería parecido a amenazar a un fanático suicida islamista con la pena de muerte. Nada los conmueve, ni los lleva a rectificar. Prefieren vivir el apocalipsis, antes que propiciar la atmósfera que abra las puertas del entendimiento hacia un cambio democrático pacífico.

El extremismo madurista está dirigiendo la escalada represiva contra los dirigentes opositores que forman parte de la Asamblea Nacional. Como no pueden eliminar la presión externa, buscan anular los factores internos que ejercen fuerza sobre ellos. Sin dirigentes autóctonos, la comunidad internacional carecerá de un interlocutor válido que eleve el esfuerzo realizado por los países y organismos internacionales que apoyan la democracia venezolana. Al silenciar los dirigentes y los partidos en los cuales militan, se sofoca la presión interna. Solo queda el frente internacional, al que puede encararse sin las molestias causadas por atender las exigencias y denuncias formuladas por los parlamentarios democráticos.

El ariete de esa estrategia  ha sido el TSJ y la Asamblea Constituyente. Maduro y su carnal Cabello se han afincado en esos organismos con el fin de darle cierto revestimiento legal a los abusos que cometen. La justificación política la han obtenido del fracaso de la rebelión del 30-A. Según el régimen, el intento de ‘golpe de Estado’ frustrado que se produjo ese día, resulta suficiente argumento para decapitar la oposición. La arremetida ha sido feroz y continuará siéndolo mientras Maduro reciba apoyo inequívoco de Rusia, China, Irán y Turquía, unido al tradicional respaldo de Cuba. Maduro se convitió en una figura retadora. Arrogante.  El soporte que recibe de todos esos gobiernos autoritarios anula las amenazas y reconvenciones provenientes de  los aliados democráticos. Los asume como ladridos de perro echado.
La dirigencia opositora debería evaluar con serenidad el momento actual. Hay que evitar el voluntarismo. El activismo frenético. Que la gente salga continuamente a la calle de ningún modo significa que estemos bien. Cuando las movilizaciones se rutinizan, se vuelven cansonas y tienden a generar frustración porque por sí mismas no generan los cambios esperados. Las grandes concentraciones constituyen signos de vitalidad cuando se inscriben en una estrategia coherente y exiotosa. Deben constituir la excepción, no la norma.
Juan Guaidó, líder indiscutible de esta cruzada y quien merece plena confianza, tendría que dialogar con la nación en la actual coyuntura. Tendría que presentar un balance global que incluya los aciertos y errores cometidos durante esta etapa. Indicar lo que significa para el régimen el espaldarazo que recibe de las dictaduras más oprobiosas del planeta. De países donde se violan de forma sistemática los derechos humanos, no existe libertad de prensa, se persigue a los opositores y se proscriben los partidos políticos y las organizaciones sociales independientes.
Conviene hablar con el país acerca de la complejidades de la relación con los militares y de los graves problemas que azotan a los ciudadanos. La hiperinflación, la escasez de alimentos y medicinas, la crisis humanitaria, el problema de la electricidad, el agua y el transporte público, el éxodo de los venezolanos y su impacto nacional, por la descapitalización de recursos humanos tan acelerada y pavorosa que está provocando.
Todos esos temas conviene ventilarlos de cara al país. Diagnosticar, analizar y proponer soluciones  concretas y nuevas orientaciones para continuar la lucha por recuperar la democracia y la nación, pueden resultar más eficaces que convocar concentraciones frente a cuarteles o en plazas públicas, prometer soluciones utópicas o incurrir en aventuras desesperadas.
Después del 30 de abril debemos reflexionar y corregir.

Trino Márquez
@trinomarquezc

ELIDES J. ROJAS L., VENEZUELA BIPOLAR.

Definición: El trastorno bipolar, también conocido como trastorno afectivo bipolar (TAB) y antiguamente como psicosis maníaco-depresiva (PMD), es un conjunto de trastornos del ánimo que se caracteriza por fluctuaciones notorias en el humor, el pensamiento, el comportamiento, la energía y la capacidad de realizar actividades con cierta regularidad y consistencia. 

El trastorno bipolar no es un estado de ánimo pasajero o un estado donde pueda pasarse de una emoción a otra en un corto lapso. Este trastorno afecta al individuo durante meses o años por etapas, donde la calma y el comportamiento normal se intercalan entre los episodios maníacos y la depresión. 

La persona afectada por este trastorno alterna su estado de ánimo entre la manía o hipomanía —fase de alegría, exaltación, euforia y grandiosidad— y la depresión, con tristeza, inhibición e ideas de muerte. 

Uno de los más notorios bipolares de la historia reciente de la actual sede del mar de la felicidad, Venezuela, fue el líder intergaláctico, también jefe supremo y eterno del desastre actual, Hugo Chávez. Pero, hay suficientes indicios para sospechar que la cosa es más grave, que el mal afecta a todo el país. No se salva nadie. Con la ayuda de algunos expertos se pudieron identificar varias señales. Sin darle más vuelta pasamos a eso. Veamos. 

Simón Bolívar pasó de querido padre de la patria y libertador de la nación, a odiado y abandonado hasta su muerte. Los partidos políticos, de ser un ícono de liderazgo y estabilidad democrática cogieron tanto palo a finales de los 90 que justamente, entre otras razones, le abrieron las puertas al díscolo en jefe, Hugo Chávez. Mucho adeco y copeyano terminó con boina roja. El mismísimo líder de la revolución chavista pasó de ser la esperanza de los pobres y amado líder, a asumir el trono del rechazo y burla de sus discursos y obras. Ahora mismo es cuestionado ampliamente por todos los pobres, que son en realidad todo el país. Los ricos que existen son o militares o chavista de alto vuelo. El resto está hundido en la miseria o huido del país. 

Henry Ramos Allup, primer presidente de la nueva Asamblea Nacional, se trasladó desde el sitial de valiente dirigente que prometió sacar a Maduro en seis meses, a un montón de escalones más abajo que incluyen calificativos de desquiciado, hablador de paja y hasta incapaz. Henrique Capriles está ahora mismo sufriendo la más bestial paliza de opinión pública que se recuerde, cuando hace algunos años era la encarnación de la reconstrucción del país. A Leopoldo López lo tienen vuelto una sopa: si es porque se entregó y fue preso entonces es un bruto que no supo interpretarse a sí mismo ni a su pueblo: nadie se alzó y nadie fue a su rescate. Y si es porque se podría haber ido al exilio, entonces es porque era un cobarde. Sin escape y sin términos medios. Maduro, en realidad nunca ha sido apreciado más allá del mismo chavismo. Ya no. Hasta los más recalcitrantes rojos lo destruyen en público y donde sea, en todo caso el bipolar es el mismo Maduro, quien se conduce en televisión, de donde no sale, como si fuese amado por todo el mundo. Que camine por las calles para que sienta ese extraño amor que se está perdiendo. A Cabello le reconocen en voz baja, inteligencia y visión, pero igualmente tiene el muy dudoso honor de ser el dirigente oficialista más rechazado desde hace varios años. 

Cada vez que se presume alguna posibilidad de triunfo electoral o por protestas, la gente brinca en las calles. Cuando viene la inevitable derrota, la caída es tan brutal que ni una marcha o un cacerolazo tienen alguna opción. Ahora mismo, si no se notan avances en la gestión de Guaidó, en poco tiempo ni protestas, ni concentraciones. Al contrario, palo y palo contra Guaidó, los partidos y todo lo que huela a antichavismo. Y, claro, otros tres millones saliendo como locos del país. 

Hasta los gringos están pagando la lata. Pasaron de héroes a habladores de pistoladas en más o menos 90 días. 

Así somos. Qué se puede hacer. 

Elides J. Rojas L.
elidesr@gmail.com 
Twitter: @ejrl