viernes, 15 de febrero de 2019

ACTUALIZACIÓN, DE "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, DEL VIERNES 15-02-2019,


TRINO MÁRQUEZ, MISILES ANTIAÉREOS CONTRA LA AYUDA HUMANITARIA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 31 minutos
La ayuda humanitaria se convirtió en una aspiración nacional de la que no puede librarse el régimen. De nuevo Maduro y su gente desestimaron a la oposición y al país. Siguen creyendo que viven en el mundo idílico en el que gobernó Hugo Chávez durante los primeros años de su era, cuando disfrutaba de 80% de aceptación, y sobre esa base adulteraba la realidad. Su heredero se mueve en los bajos fondos de la popularidad. Es repudiado por un porcentaje mayor al que, en su mejor momento, respaldaba al fallecido caudillo. Se encuentra aislado y desprestigiado. Las imágenes en el puente La... más »

ALFREDO M. CEPERO, LA IZQUIERDA FANÁTICA QUE REELEGIRÁ A TRUMP,

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 39 minutos
Cegados por el fanatismo están creando las condiciones para la reelección de quien califican como su irreconciliable enemigo. En el verano de 1972 me encontraba de vacaciones en Miami Beach con Conchita y los tres hijos que nos habían nacido hasta ese momento. Esto era parte de mi peregrinación anual para visitar a mis padres y disfrutar de las playas y de la comida cubana que no tenía en mi casa del estado de Virginia, donde residí durante 15 años. Nadie en su sano juicio habría roto el encanto de unas idílicas vacaciones para ocuparse de temas políticos. Pero los viejos hábitos s... más »

ORLANDO VIERA-BLANCO, ESCENARIOS. ASÍ ACABARÁ ESTA HISTORIA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 49 minutos
“La miseria no sólo llegó a la conciencia y alma fatigada de civiles, sino también ha minado lo conciencia y el estómago de nuestras FFAA. Hoy en Venezuela ¡hasta el hampa quiere ser libre!…” Venezuela entra en una espiral resolutoria sumamente interesante. Discúlpenme por adjudicarle un epíteto cientista [interesante], al delicado momento que vivimos. Pero lo que quiero significar es que nunca habíamos experimentado desde la conquista un proceso de restitución grupal, ciudadana, social y de convivencia como el que se está gestando en Venezuela. Los escenarios… *LO BUENO SE HACE E... más »

CARLOS BLANCO, PEDREGOSO CAMINO HACIA LA LIBERTAD

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 58 minutos
En Venezuela hay una situación de equilibrio inestable entre el poder que nace y el poder que muere. Este balance puede ser roto por algún acontecimiento imprevisto que desencadene el desmoronamiento final del régimen de Maduro; al momento de escribir estas líneas no ha ocurrido, pero tal vez esta tarde, en la madrugada, algo puede pasar que cambie de una vez el destino de la República. De un lado está la mayoría determinante de los ciudadanos, civiles y militares; la mayor parte de los países que cuentan en el planeta tierra y en nuestro vecindario; una crisis económica brutal que... más »



PEDRO ALCALÁ, CARTA ABIERTA AL SEÑOR NICOLA MADURO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Señor (no le puedo decir presidente porque no lo es, ni conciudadano, por la misma razón) Nicolás Maduro. Caracas.- Me tomo la libertad de escribirle esta corta nota, intentando sumar mi granito de arena a una salida rápida y lo menos traumática posible a la situación actual del país. ¿Pana, que estas esperando? ¿De verdad crees que vas a poder salir bien parado de esta situación? Si lo que estas es contando con la FAN para aferrare como nigua al poder, pues déjame decirte lo que ya sabes: que esos a los que llamas generales y almirantes te van a vender apenas puedan concretar un... más »

GIOCONDA CUNTO DE SAN BLAS, 60 AÑOS DEL IVIC

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Mayo de 1967. Recién graduada de Licenciada en Química en la Universidad Central de Venezuela, soñaba con venir al IVIC, el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, un instituto que apenas con ocho años de fundado, hijo de la democracia naciente, ya se colocaba como una nueva promesa en el universo de instituciones científicas de América Latina. Llena de ilusiones juveniles, llegué a esa montaña, Altos de Pipe, un día frío, hermosamente nublado, un instituto suspendido entre nubes. Eran pocos los edificios, apenas los de medicina, virología, unos galpones para arqueolog... más »

TRINO MÁRQUEZ, MISILES ANTIAÉREOS CONTRA LA AYUDA HUMANITARIA


La ayuda humanitaria se convirtió en una aspiración nacional de la que no puede librarse el régimen. De nuevo Maduro y su gente desestimaron a la oposición y al país. Siguen creyendo que viven en el mundo idílico en el que gobernó Hugo Chávez durante los primeros años de su era, cuando disfrutaba de 80% de aceptación, y sobre esa base adulteraba la realidad. Su heredero se mueve en los bajos fondos de la popularidad. Es repudiado por un porcentaje mayor al que, en su mejor momento, respaldaba al fallecido caudillo. Se encuentra aislado y desprestigiado. Las imágenes en el puente Las Tienditas con los obstáculos levantados por el régimen para bloquear el acceso de la ayuda, han recorrido el planeta. Maduro ha sido comparado con Pol Pot y con Mao, dos verdugos que provocaron la muerte de millones de sus  compatriotas.

Para negar y oponerse a la ayuda humanitaria -gestionada con éxito por la oposición y asumida con entusiasmo por numerosos países y organismos de la comunidad internacional-, Maduro apela a fórmulas  cínicas. 

Dice que se trata de “migajas”. Que Venezuela no es un país de mendigos. La extravagancia mayor: señala que esa ayuda pretende “envenenar” a los venezolanos porque los productos son “tóxicos”. Estas acrobacias argumentales han servido para que periodistas bien informados, como Orla Guerín, de la BBC de Londres, en una entrevista reciente, lo haya descolocado hasta el punto de dejarlo en ridículo.  No sabía que el salario mínimo apenas alcanza para comprar un kilo del queso más barato. La comunicadora extranjera se lo informó.

Negar la existencia de la emergencia humanitaria resulta insólito por el nivel de desprecio a la realidad que manifiesta. Las últimas encuestas Encovi reflejan, sin lugar a apelaciones, el deterioro global de la calidad de vida de los venezolanos. Cerca de 60% de la población come una o dos veces al día. En ese consumo no aparecen las proteínas de origen animal.

La dieta está conformada básicamente por carbohidratos. Harinas. El nivel de desnutrición en niños menores de 2 años supera 40%. Omar Meza, director del Cendas e incansable estudioso del comportamiento de la cesta básica y de la cesta alimentaria, informa cada principio de mes de la brecha creciente entre el salario mínimo y el costo de esas dos canastas. Venezuela cuenta con el menor salario mínimo de todo el continente y, probablemente, del planeta, aunque el precio del crudo sigue cotizándose muy por encima del precio más alto que se obtuvo durante los cuarenta años de democracia. Migajas las que reparte el gobierno: sueldo y pensiones miserables, misiones paupérrimas, bonos en metálico que no alcanzan para nada. Asistencialismo con extorsión. Para eso idearon el carnet de la patria.

La escasez de medicamentos supera 85% en algunas medicinas de consumo masivo. Un tratamiento con antibióticos por una semana, dependiendo del principio activo prescrito, representa dos o tres veces el salario mínimo. La Encuesta Nacional de Hospitales, dirigida por el doctor Julio Castro, muestra con detalles el nivel de calamidad en el cual se hallan los centros de salud venezolanos. ¿Cómo negar, entonces, la emergencia humanitaria? Maduro lo hace.

La acusación acerca del peligro que representan los productos “tóxicos” que se pretende introducir, resulta aún más desconcertante. La plantea el mismo clan que vendía comida podrida a través de Pedeval (pudreval). Las mismas personas que han traído de Cuba millones de dólares en medicinas vencidas y que importan de México y otros países, leche, entre otros productos, de tercera calidad, aunque reciben dólares preferenciales  para traerlos de primera. Productos tóxicos, de pésima calidad, envenenados, los que ellos han importado a través de las redes delictivas que construyeron para enriquecerse a costa de la precaria salud y alimentación de los pobres del país. Esos delitos han quedado impunes. No hay ningún preso por haber comprado comida en mal estado o medicamentos vencidos. Ningún detenido por  haberse enriquecido de forma obscena con el hambre y la salud de la gente.

La ayuda humanitaria  no ha sido politizada por los promotores de la iniciativa, sino por el gobierno, quien convirtió el tema en un arma para atacar a sus adversarios.  La obsesión por evitar reconocer su fracaso y por impedir que la dirigencia opositora obtenga unos merecidos laureles, llevó a Maduro a la cumbre del delirio: decir que la prioridad en este momento reside en comprar modernos misiles antiaéreos para armar la población civil. ¡En qué mundo vive! Los pocos millones de dólares que pueda invertir en esa transacción serían totalmente insuficientes para librar un conflicto que se resolvería con la tecnología militar más moderna del mundo, de la cual militares y civiles venezolanos no tienen ni la menor idea.

Lo único real, prioritario y urgente es que al país ingrese una ayuda que servirá para aliviar la situación de millones de compatriotas que viven en la extrema miseria. Armas, no; medicinas y comida, sí.

Trino Márquez Cegarra
@trinomarquezc

ALFREDO M. CEPERO, LA IZQUIERDA FANÁTICA QUE REELEGIRÁ A TRUMP,


Cegados por el fanatismo están creando las condiciones para la reelección de quien califican como su irreconciliable enemigo.

En el verano de 1972 me encontraba de vacaciones en Miami Beach con Conchita y los tres hijos que nos habían nacido hasta ese momento. Esto era parte de mi peregrinación anual para visitar a mis padres y disfrutar de las playas y de la comida cubana que no tenía en mi casa del estado de Virginia, donde residí durante 15 años. Nadie en su sano juicio habría roto el encanto de unas idílicas vacaciones para ocuparse de temas políticos. Pero los viejos hábitos son difíciles de reprimir. Además, con unas elecciones presidenciales en menos de seis meses, no pude resistir la tentación de ver en su totalidad la Convención Demócrata de aquel año. Esa noche, el partido postuló al Senador George McGovern como candidato que se enfrentaría en noviembre al entonces vituperado Richard Nixon. Esa misma noche le dije a mi esposa: "Ya Richard Nixon ha sido reelecto".

El senador por Dakota del Sur era por entonces el vocero más elocuente de la izquierda dentro del partido. Sus credenciales principales eran su oposición acérrima a la guerra de Vietnam y su ostensible simpatía por un enemigo jurado de los Estados Unidos llamado Fidel Castro. Y aunque Richard Nixon se encontraba bajo el ataque concentrado del Washington Post por su encubrimiento del escándalo de Watergate, propinó a Mc Govern una soberana pateadura. Nixon ganó 49 estados y obtuvo el 61 por ciento de los votos populares. McGovern obtuvo el 38 por ciento de los votos populares y ganó solamente su estado de Dakota del Sur y ese tradicional epicentro del pantano que es el Distrito de Columbia, donde viven todos los zánganos que victimizan al pueblo norteamericano.

Es cierto que, desde el punto de vista político, nos encontramos a una distancia sideral del año 1972. No es menos cierto que nos queda un largo camino por recorrer para llegar a las elecciones presidenciales de 2020. Pero es evidente que Donald Trump está conduciendo una campaña al estilo de Richard Nixon. Concentra su artillería pesada sobre sus adversarios y se proclama campeón de un segmento de la población que se ha cansado de no ser tomado en cuenta por el establecimiento político de Washington. Lo que Nixon llamó "la mayoría silenciosa", Donald Trump ha bautizado como "los hombres y mujeres olvidados de América". Y esa gente ha dado muestra de estar dispuesta a seguirlo hasta el mismo borde de cualquier abismo.

Sin embargo, el número de estos incondicionales no sería suficiente para reelegirlo. Trump sabe que necesita votos dentro del 40 por ciento de los norteamericanos que se declaran independientes y de los demócratas moderados que se sienten incómodos con los rumbos izquierdistas de la base del partido. Esa fue la gente a quienes Trump habló durante su reciente y brillante discurso sobre el estado de la unión. Por otra parte, la izquierda fanática que está determinando la agenda y dividiendo al Partido Demócrata está creando las condiciones para una repetición de la pateadura de 1972. Cegados por el fanatismo están creando las condiciones para la reelección de quien califican como su irreconciliable enemigo.

Estos guerreros de la izquierda fanática han cambiado la naturaleza y las metas tradicionales del Partido Demócrata. Lo han convertido en un partido de anarquistas que propone la eliminación de fuerzas del orden como ICE. Un partido de apátridas que pone los intereses de los inmigrantes por encima de los derechos de los americanos nativos. Un partido de infanticidas que asesinan niños capaces de vivir por si mismos fuera del seno materno. Un partido de socialistas empeñados en proporcionar asistencia financiera a holgazanes que se niegan a trabajar. Un partido de antisemitas que hacen causa común con los vándalos que quieren desaparecer del mapa al estado de Israel.

Para colmo de males, una imberbe de 29 años, ignorante de historia, economía y geografía, que por un tiempo se ganó la vida como "bartender" y con menos de dos meses en la Cámara de Representantes se aparece con la osadía de pretender ser la "voz cantante" de la agenda demócrata. Y lo peor es que sus apandillados le tienen miedo y le siguen la corriente. El "Nuevo Trato Verde" propuesto por Alexandria Ocasio- Cortéz es un adefesio político que parece ser producto de la pesadilla de un borracho incurable. Su conducta nos confirma el innegable fenómeno de que el excesivo consumo de alcohol embota los sentidos y altera el juicio.

Los promotores de este "Nuevo Trato Verde" se proponen erradicar todo vestigio de combustibles fósiles tales como el petróleo y el gas natural. Irónicamente se oponen a la generación de energía atómica, la forma  más limpia de producir energía. Su plan implicaría convertir en chatarra los aviones y los automóviles, reacondicionar todas las edificaciones del pais y hasta eliminar la producción de carne de res dando muerte a las vacas que contaminan la pureza ambiental con las ventosidades que emiten las damas por su parte trasera. Si no fueran tan devastadoras sus consecuencias esto parecería un chiste de mal gusto. Lamentablemente es una realidad que no podemos ignorar si queremos seguir siendo ciudadanos libres de una republica constitucional y evitar convertirnos en un rebaño de ovejas domesticadas como los pueblos de Cuba y Venezuela.

Otra prueba de lo descabellado de este "Nuevo Trato Verde" es su costo astronómico de 7 MILLONES DE MILLONES de dólares, que deja pequeños a otros proyectos gigantescos llevados a cabo con anterioridad por esta nación. El Programa Apolo--1960-1973-- que puso a Neil Armstrong en la superficie de la Luna costó 19 MIL MILLONES DE DÓLARES. El financiamiento total de la Segunda Guerra Mundial --1941-1945--que salvó a Europa de la pesadilla del nazismo ascendió a 3.3 MILLONES DE MILLONES EN DÓLARES DE 2009, menos de la mitad de lo que costaría la borrachera verde de Alexandria Ocasio-Cortéz.

Pero la verdadera dimensión del peligro de esta izquierda vitriólica para el partido y para los Estados Unidos se hace patente en su poder de intimidación de otros políticos demócratas. Ninguno de los candidatos que aspiran a la presidencia por el Partido Demócrata se ha atrevido a denunciar esta barbaridad. De hecho, aunque algunos sugieren cambios cosméticos, todos dicen apoyar la idea como un camino hacia la pureza ambiental.

A mayor abundamiento, las malas noticias siguen abatiendo al Partido Demócrata y reduciendo las probabilidades de éxito de sus candidatos en las presidenciales de 2020. Hace un par de semanas, el estado de Virginia sufrió el equivalente de un terremoto político cuando su gobernador demócrata, Ralph Northam, formuló declaraciones favorables al aborto en el tercer trimestre de embarazo. Acto seguido, alguien le endilgó el terrible adjetivo de racista por haberse pintado la cara de negro en una fiesta en la que participó durante sus días de estudiante de medicina.

En una conducta extraña para los demócratas, sus colegas del partido le pidieron su renuncia inmediata. La premura se debió a que, renunciando Northam, ascendería a la gobernación el Teniente Gobernador Justin Fairfax, un joven negro carismático que mantendría a Virginia en el campo demócrata para las presidenciales de 2020. La fiesta se echó a perder cuando Fairfax fue acusado de violación por dos mujeres también negras y también demócratas. Para no quedarse atrás, el Fiscal General de Virginia, el demócrata Mark Herring confesó haberse pintado la cara de negro en años de su juventud. Sin embargo, tomando una página del libro de trampas y descaro de Bill Clinton, los tres se han negado a renunciar.

Todo esto es una gran noticias para el Presidente. La continuada presencia de estos tres hipócritas en sus cargos limitará la capacidad y la credibilidad de los candidatos demócratas para acusar de racista y de mujeriego a Donald Trump en las próximas elecciones. Jeffrey Bloodworth, un prestigioso historiador que en su libro Losing the Center: A History of American Liberalism, ha denunciado los excesos de la izquierda, dijo hace solo unos días: "Si los demócratas se convierten en el partido de quienes, en vez de escucharlo de pie, se arrodillan cuando es interpretado el himno nacional, serán víctimas de la misma pateadura que recibió McGovern en 1972".

Alfredo M. Cepero
Director de www.lanuevanacion.com
@AlfredoCepero

ORLANDO VIERA-BLANCO, ESCENARIOS. ASÍ ACABARÁ ESTA HISTORIA


“La miseria no sólo llegó a la conciencia y alma fatigada de civiles, sino también ha minado lo conciencia y el estómago de nuestras FFAA. Hoy en Venezuela ¡hasta el hampa quiere ser libre!…”

Venezuela entra en una espiral resolutoria sumamente interesante. Discúlpenme por adjudicarle un epíteto cientista [interesante], al delicado momento que vivimos. Pero lo que quiero significar es que nunca habíamos experimentado desde la conquista un proceso de restitución grupal, ciudadana, social y de convivencia como el que se está gestando en Venezuela. Los escenarios…

LO BUENO SE HACE ESPERAR

No ocultemos el sol con un dedo. Existen estilos de diplomacia que distan diametralmente unos de otros pero al final, el camino, la misión y los objetivos son los mismos. Por un lado es notoria la agenda frontal, catalítica, suma cero, determinada a lograr los fines propuestos, mediando o no una negociación. En este escenario se concederán oportunidades de salidas y soluciones pre-establecidas, pero sin “hacer sombra”. Es una ruta no necesariamente larga pero supone el agotamiento de una serie de sucesos persuasivos, acciones de impacto y alertas que deben agotarse.

Sin duda es la estrategia que está experimentando la diplomacia americana acompañada del G-Lima, desde lo cual hay que saber comprender que no es necesariamente Panamá, Grenada o Kosovo. Es un plan restitutivo, bien pensado, institucional, enmarcado en el Derecho Internacional Público y en el principio de la Responsabilidad Proteger; gradual y acompañado de una coalición internacional.

Establecer una estrategia de desgaste, consumo y salida permite que todos remen hacia una misma dirección. La buena noticia de estas estrategias meta-gol, una vez agotadas las fases programadas conducen a un éxito final. Lo que sabemos-no resulta alentador-es que este esquema no se ejecuta de un día para otro. Vale decir: lo bueno [agregaría lo justo], se hace esperar. ¡Pero llega!

UNA CHISPA EN LA PRADERA

Un segundo escenario es que durante el proceso de ejecución del denominado plan de desgaste y salida, surja súbitamente una chispa que le de combustible a la elevada carga de penurias e impaciencias que desbordan al pueblo venezolano. Las movilizaciones ahora no son de un estilo únicamente libertario o lírico. La gente que ahora vuelve a la calle está invadida de un inquebrantable sentimiento de cambio, donde la voluntad va a ritmo de vencer o morir. La gente está dispuesta a darlo todo. No hay mañana. El pueblo ya no tiene a donde irse. Ha visto la muerte muy de cerca y ha visitado a muchos [la muerte], que ni lograron nacer y seguir en este mundo. Nuestras madres que han perdido a sus vástagos, son también esposas, hermanas, hijas, parientes, vecinas de jóvenes soldados o milicias.
La miseria no sólo llegó a la conciencia y al alma fatigada de los civiles, sino también ha minado la conciencia y el estómago de nuestras FFAA. Hoy en Venezuela ¡hasta el hampa quiere ser libre!. Y este factor de encendida ansiedad por acabar con un Estado miserable y un modelo de poder tiránico, puede convertirse en el chispazo que ruede como pólvora y catalice desenlaces. Es un secreto “en voz baja”, sotto voce, que Maduro perdió el mando en los cuerpos medios de las Fuerzas Armadas…Y ese quiebre sigue en pleno avance.

UN FINAL FELIZ

El tercer escenario-como sucede en toda situación binaria-es el ecléctico. A la par del proceso de fatiga y desgaste de un régimen deslegitimado-externa e internamente-la desobediencia sistémica de las fuerzas represivas propicia un desplome de lealtades tanto de las FFAA, como de las estructuras de anillamiento y seguridad del régimen de Caracas. La ayuda humanitaria es un clamor de un pueblo depauperado que no puede esperar. Quizás no tengamos un chispazo súbito porque tampoco es fácil movilizar la desgracia humana cuando está atada al chantaje, el hambre y el miedo…Pero quiero insistir en que los tiempos obran a favor de este interesante proceso restaurador y salvador que vive Venezuela. Todo apunta que un final sin violencia y sin desbordado sufrimiento, viene. Un proceso transicional bizarro, sin diálogo pero sin balas; sin intervención forzosa pero con quiebre de mando e insubordinación humanitaria y republicana; sin bombardeo ni guerra pero con desbordamientos y masa crítica…por cierto, cada vez menos reprimida por las fuerzas del “orden” del régimen. En fin: una dinámica caótica pero determinada, asistida de un nuevo liderazgo político con capacidad de inspirar bases populares, que encontrará y dará con el objetivo, esto es, salir de esta locura devastadora, que es tanto más elocuente describirlo así que llamarla simplemente dictadura…

Calma y cordura. Cesión de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Los tiempos son nuestros. Los factores sociales, políticos, militares, psico-grupales, internacionales e incluso espirituales (creer), están alineados. Un liderazgo joven, indetenible e intocable está al frente. Y una voluntad colectiva que volvió a levantarse y volvió a creer, está resteada. No le quedará más a los hombres el fusil que levantar su rodilla en tierra, y ponerse firme del lado de la historia. El mundo y la agenda internacional dijeron no más. La coalición interna y externa sigue hasta llegar punto ideal. EL cese. La partida. Ya no es sólo un punto retorno. Es el punto de encuentro, de llegada. ¡Vamos extraordinaria e indeclinablemente bien!

Orlando Viera-Blanco
ovierablanco@vierablanco.com
@ovierablanco 

CARLOS BLANCO, PEDREGOSO CAMINO HACIA LA LIBERTAD


En Venezuela hay una situación de equilibrio inestable entre el poder que nace y el poder que muere. Este balance puede ser roto por algún acontecimiento imprevisto que desencadene el desmoronamiento final del régimen de Maduro; al momento de escribir estas líneas no ha ocurrido, pero tal vez esta tarde, en la madrugada, algo puede pasar que cambie de una vez el destino de la República. De un lado está la mayoría determinante de los ciudadanos, civiles y militares; la mayor parte de los países que cuentan en el planeta tierra y en nuestro vecindario; una crisis económica brutal que ahoga al 99% del país; las sanciones internacionales en contra de los personeros del régimen y la asfixia financiera del Estado. Todos estos factores presionan la salida de Maduro.

Del otro lado están las escopetas controladas por los mandos militares leales (hasta ahora) a Maduro; los grupos armados paramilitares; las FARC, el ELN; las mafias mineras y del narcotráfico; así como gobiernos e instituciones que buscan otro nuevo diálogo que le dé tiempo al régimen, sea porque son sus cómplices, sea porque no entienden la naturaleza del conflicto o estén orientados por los “odios estratégicos” (Rómulo Betancourt dixit) en contra de EEUU, país que ha asumido una posición de vanguardia en este conflicto.

Este equilibrio inestable se va a romper en algún momento. Las mayores probabilidades son que ocurra a favor de la libertad y la democracia, lo cual requiere un manejo diestro por parte de la dirección política del proceso. En este sentido, sugiero considerar dos temas: el primero es el de las operaciones de guerra psicológica que están en marcha. Es obvio que Maduro y la banda presidencial están, hacia afuera, en la línea del falaz discurso por la paz y el diálogo, y, hacia adentro, con la tesis de galvanizar al pueblo para enfrentarse “al imperialismo”. Por su lado, quienes dirigen la acción de lado de Guaidó también desarrollan diestras operaciones psicológicas sobre la inminencia de acontecimientos. Sólo observaría no crear expectativas sobre situaciones que, de no darse, puedan resultar contraproducentes.

El segundo tema es la oferta de EEUU a los militares de Maduro: si lo abandonan, les suspendemos las sanciones. Confieso que me parece una aproximación equivocada. Gente que ha participado por 20 años en la “revolución”, además de tener dinero mafioso puede tener una posición ideológica para la cual el trueque propuesto no funciona. Tal vez funcione cuando algún ofertado tenga la pijama anaranjada, pero no antes.

Maduro está condenado a salir de Miraflores porque la situación se le ha hecho insostenible. Sin embargo, no hay que olvidar que la situación se les ha hecho insostenible a todos los actores de nuestra tragedia.

Carlos Blanco García
@carlosblancog

PEDRO ALCALÁ, CARTA ABIERTA AL SEÑOR NICOLA MADURO


Señor (no le puedo decir presidente porque no lo es, ni conciudadano, por la misma razón)
Nicolás Maduro.

Caracas.-

Me tomo la libertad de escribirle esta corta nota, intentando sumar mi granito de arena a una salida rápida y lo menos traumática posible a la situación actual del país.

¿Pana, que estas esperando? ¿De verdad crees que vas a poder salir bien parado de esta situación?

Si lo que estas es contando con la FAN para aferrare como nigua al poder, pues déjame decirte lo que ya sabes: que esos a los que llamas generales y almirantes te van a vender apenas puedan concretar un acuerdo en el que los beneficios superen los costos. Es más, lo harán apenas salgan ras con ras.

No tienes ningún apoyo externo real (hasta la Unión Africana se sacudió). Los rusos están negociando con los gringos garantías para cobrar sus deudas y los chinos ya se están sentando con el equipo de Guaidó para lo mismo.  ¿Los cubanos? Bien sabes que ni por el chorizo van a arriesgar la frágil apertura con los gringos por ti. Dios, hasta un redomado comunista como el papa francisco te mando a paseo.

Ya no tienes acceso al dinero del petróleo y ni sueñes con lograr algún crédito, así sea en la cantina de miraflores. ¿Cómo piensas sostener a ese montón de sanguijuelas de las que te has rodeado y que te “apoyan” solo por el dinero que les permitías robar?

¿Apoyo político interno? ¿Del psuv? Lo mismo que con los militares. Todos los integrantes de las cuatro bandas entre las que dividiste tu gobierno están peleando por su vida. Y en ese empeño van a vender hasta a sus padres e hijos, si logran encontrar quien se los acepte, a cambio de un chance de salvar el pellejo.

¿Apoyo popular? ¿Es un chiste? Desde el 23 de Enero pasado el país se ha reencontrado en las calles, donde con una mentada de madre a todo pulmón, en todo el país y cada rato, te ha dejado bien claro que no solo te desprecia profundamente, sino que ya no te temen, ni a ti  ni a ninguno de los tuyos. Ni siquiera  a tu fan, que ha mantenido una muy prudente distancia (¿por aquello del rabo de paja?).

El tiempo apremia, y no hay nada que haga pensar que podrá mejorar ningún aspecto de tu estado de cosas actual. Guaidó ha mantenido firmemente la iniciativa y todos los días gana terreno. ¿Recuerdas a Bonaparte?: “Se puede perder velocidad subiendo al poder, pero nunca bajando de él”.

Desde el 23 de Enero no has hecho más que defenderte de manera errática y torpe de cada movimiento de Guaidó, lo que demuestra que no tienes ningún plan o estrategia para sobrevivir (¿sacar presos de las cárceles para que te defiendan?). Lo que estás haciendo es esperar un milagro, y esos, no existen. Al menos no en este mundo, no para ti.

Y olvídate que en La Tiendita vas a reproducir  la batalla del Puente de Stirlin. Cuando se aproximen los camiones con la ayuda humanitaria con escolta militar (de los de verdad) acompañada de un rio de venezolanos que la necesitan urgentemente, la fan se retirara y dejara pasar el material… ese y todo el que le seguirá en diferentes puntos de nuestra vasta frontera. Y olvídate de ordenar una masacre como la de Amritsary, porque quien ose siquiera tirar un triquitraque será barrido por una turba incontrolable (¿mil milicianos francotiradores expertos?), y ningún oficial subalterno se convertirá en criminal por un usurpador que esta caído. Te recomiendo que te leas las Historias Extraordinarias de Edgar Allan Poe, particularmente  La verdad sobre el caso del señor Valdemar. Allí el escritor  describe fielmente lo que te está pasando: Estas muerto y no lo sabes aun.

Ahora mismo solo tienes tres opciones: 1.- Negociar YA tu salida hasta algún país que te acepte y salir de inmediato del país (agárrala antes que cese la oferta, el cuello no retoña). 2.- Esperar en miraflores a que te saquen, lo que inevitablemente sucederá. Si eso pasa, muy probablemente terminaras tus días en unas muy largas vacaciones en Cuba (pero no en La Habana) y 3.- Esta es la favorita de tu entorno: Tratarán de hacer de ti un mártir (no se para qué, habría que preguntarles), como los castro hicieron con allende, y no te veo en ese plan (tu ni te acercas a Antonio Ricaurte).

Antes de despedirme deseo pedirte que le hagas un favor a este país que te recibió cuando saliste de Colombia siendo un infante junto a tu mama y tus dos hermanas. Un favor para este país  que te crio, te dio trabajo en el Metro (que bien carrero eras allí) y que hasta te dio el chance de ser su presidente, y que aun así, lo odias tan profundamente que te has hecho el firme propósito de destruirlo hasta reducirlo a cenizas: Sea lo que sea que decidas hacer, APURATE. Ya no aguantamos más.

Solo me queda decirte una cosa: Me alegra haber podido vivir para ver tu caída.
Quisiera despedirme con un saludo cortes, pero creo que es inapropiado.
Vae victis.

Pedro Alcalá
Vice-presidente nacional de Solidaridad Independiente en el exilio
Montreal-Canada
pa2a@hotmail.com
@tazzio1956

GIOCONDA CUNTO DE SAN BLAS, 60 AÑOS DEL IVIC


Mayo de 1967. Recién graduada de Licenciada en Química en la Universidad Central de Venezuela, soñaba con venir al IVIC, el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, un instituto que apenas con ocho años de fundado, hijo de la democracia naciente, ya se colocaba como una nueva promesa en el universo de instituciones científicas de América Latina. Llena de ilusiones juveniles, llegué a esa montaña, Altos de Pipe, un día frío, hermosamente nublado, un instituto suspendido entre nubes. Eran pocos los edificios, apenas los de medicina, virología, unos galpones para arqueología y el reactor nuclear que hospedaba a química y física, residencias e instalaciones de servicio, nada más. Y un grupo pequeño pero creciente de personal científico y estudiantes, que junto con un reducido personal administrativo y obrero, ayudaban en la misión de apoyar la investigación que ahí se hacía. 

Era un IVIC bullente. Actividades por doquier, investigaciones, reuniones científicas, visitas de colegas nacionales y extranjeros, de ministros, diplomáticos, embajadores, un instituto que entonces señalaba un rumbo en aquella Venezuela que despertaba a la civilidad y se codeaba con instituciones nacionales y foráneas en intercambio fructífero. Objeto de admiración era el concierto entre investigación científica de calidad medida con estándares internacionales y el arte que aparecía aquí y allá en medio de la neblina. 

Por un lado, proyectos experimentales, muchos de ellos centrados en la resolución de problemas nacionales: investigaciones sobre microbios patógenos, pruebas genéticas de paternidad, estudios nutricionales, física nuclear aplicada a la esterilización de equipos hospitalarios, proyectos en petróleo, pruebas diagnósticas novedosas surgidas de sus laboratorios y tantos otros programas exitosos también en formación de recursos humanos de alto nivel, en prueba de aporte al país; por el otro lado, Jesús Soto, Marisol Escobar, Alejandro Otero, Carlos Cruz Diez, Lía Bermúdez… y sus magníficas obras de arte, acompañándonos en nuestro discurrir académico, mudos testigos de alegrías y tristezas. 

Había problemas, sin duda. El paraíso no existe sino en libros y sueños. Pero cuando comparo aquello con la cotidianidad actual, siento que el nirvana lo tuvimos cerca, sin notarlo. 

Hoy en el IVIC aparecen de vez en cuando las mismas nieblas de hace medio siglo. Pero el ambiente es otro porque el país es otro. Del IVIC estudioso y pujante queda todavía gente valiosa que trabaja y se esfuerza por salir adelante en laboratorios carentes de recursos, gente que tozudamente insiste en mantener vivo al IVIC a pesar del deterioro institucional representado en magros presupuestos para investigación, y en numerosas vacantes surgidas del alejamiento de un personal altamente calificado que ha abandonado sus mal remunerados cargos en busca de un futuro mejor, casi siempre fuera del país, huyendo de la miseria circundante. Un personal remanente ahora más dedicado, como es natural en estos tiempos tormentosos, a sobrevivir en medio de la penuria nacional, sin que quede tiempo ni energía para cumplir con la misión fundamental. 

También sufren Soto, Cruz Diez, Escobar… cubiertos de maleza y suciedad, perdido el brillo de épocas pasadas, huérfanos de las miradas cómplices de quienes se acogían a su sombra para contarles sus cuitas y explicarles sus hallazgos. Ya no hay tiempo para ellos. La dureza de la vida venezolana bajo la revolución fallida nos ha cegado a las bellezas del entorno, nos impide disfrutar de los atardeceres magníficos que de vez en cuando desparraman sus colores en nuestra montaña, nos hace sordos al sonido del viento entre las hojas. Solo hay tiempo para escarbar en las necesidades básicas de la vida diaria para sobrevivir. 

Por los momentos, el encanto del quehacer científico y su armonía con la poesía del paisaje circundante parecen remotos. Pero regresarán, seguro que sí, y el IVIC volverá un día ojalá cercano a resplandecer con sus jardines cuidados, las obras de arte valoradas y una actividad científica rutilante, cuando este país, nuestro país, retome la senda de la civilidad hacia un destino mejor, muy pronto.

Feliz 60º aniversario, querido IVIC.

*Este artículo es una versión modificada de un texto interno escrito en ocasión de un aniversario anterior del IVIC.

TUITEANDO

Dice el usurpador: “Hoy celebramos la creación de la Universidad Experimental del Transporte (UNET) a partir de la transformación del IUT Federico Rivero Palacios”.

Y respondo: El IUT, alguna vez un instituto de alta factura creado hace 48 años en 1971 con el asesoramiento del gobierno francés, muere así en manos de la ignorancia y de quienes hayan colaborado para destruirlo. Triste noticia.

Gioconda Cunto De San Blas
@daVinci1412 ‏