sábado, 21 de septiembre de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, SABADO 21/09/2019

BEATRIZ DE MAJO: ¿QUIÉN ENTIENDE A EUROPA?

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 5 minutos
Parto de la suposición de que cuando la Alta representante para las Relaciones Exteriores de la Unión Europea se traslada en viaje oficial lo hace en nombre de organización de la cual es Vicepresidente. De allí que supongo, igualmente, que cuando Federica Mogherini acudió a Colombia a visitar sus autoridades y cuando lo hizo a Cuba en las pasadas semanas atendía propósitos relacionados con su función oficial. Si me equivoco, retiro de antemano, los comentarios que haré a continuación. En su discurso de partida la alta comisionada hizo mención de los temas que unen a Colombia y ... más »

GABRIEL BORAGINA:MECÁNICA DE LA RACIONALIDAD

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 13 minutos
Respecto a la cuestión de si hay un egoísmo racional y -por contrapartida- otro irracional podemos aceptar esta distinción con las siguientes puntualizaciones: entendemos el racional como aquel que beneficia tanto al sujeto actuante como a quienes interactúan con él. Por contrapartida, el irracional lo definimos como el que lo perjudica a él y a sus semejantes. Como dijimos, asumimos que nadie toma decisiones pensando que lo hace irracionalmente, en el mejor de los casos esa irracionalidad se descubre a posteriori de la acción consecuencia de la decisión. Una persona –por ejemplo- ... más »

CARLOS PADILLA: UNA DISTRIBUCIÓN NORMAL. LA REVELADORA CAMPANA DE GAUSS.

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 28 minutos
En estadística y probabilidad se llama distribución normal, distribución de Gauss, distribución gaussiana o distribución de Laplace-Gauss, a una de las distribuciones de probabilidad de variable continua que con más frecuencia aparece en estadística y en la teoría de probabilidades. La Campana de Gauss es una representación gráfica de la distribución normal de un grupo de datos. Éstos se reparten en valores bajos, medios y altos, creando un gráfico de forma acampanada y simétrica con respecto a un determinado parámetro. Se conoce como curva o campana de Gauss o distribución norm... más »

LUIS UGALDE: ASALTO A LA UNIVERSIDAD

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 36 minutos
Me impresiona cada día más el terco empeño del dictador en borrar la trágica realidad nacional con mentiras, invento de guerras e invasiones, atentados, drones asesinos, milagros económicos, próximas cosechas ubérrimas y supuestos entusiasmos revolucionarios de gente acarreada. ¿No hay sensatez ni capacidad para reconocer la muy dolorosa verdad y abrir puertas para rehacer el país? Aunque no puedan encabezar la reconstrucción democrática, al menos permitirla y no dejar la cárcel cerrada botando la llave. Entre los últimos golpes desesperados han utilizado a la Sala Constitucional ... más »

HÉCTOR FAÚNDEZ: CRÍMENES Y FOTOS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 44 minutos
En su edición del 13 de septiembre de este año, el periódico El Mundo, de España, difundió un informe de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA), indicando que, en el año 2005, el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó “combatir a Estados Unidos inundándolo de cocaína”. Según dicho reportaje, luego de una primera reunión en la residencia oficial del jefe del Estado, se habrían realizado reuniones mensuales, con el propósito de adoptar las medidas indispensables para ejecutar esa orden. Para este efecto, de manera coordinada con las FARC, que sería la que sumini... más »

CARLOS CANACHE MATA: LA GRAN PREGUNTA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 51 minutos
Los venezolanos nos preguntamos por qué, a pesar de su fracaso de dimensiones galácticas, aún sobrevive el régimen que se instaló en nuestro país hace más de 20 años. No ha faltado la protesta interna, materializada en las calles de Caracas y de las principales ciudades, como se pudo evidenciar en las grandes manifestaciones populares que hemos presenciado. No ha faltado la presión internacional que reclama, a los que actualmente detentan el poder, la vuelta a la democracia. Una suerte de extraña acrobacia política ha impedido la caída. La crisis es general. Estamos trepando el se... más »

BEATRIZ DE MAJO: ¿QUIÉN ENTIENDE A EUROPA?

Parto de la suposición de que cuando la Alta representante para las Relaciones Exteriores de la Unión Europea se traslada en viaje oficial lo hace en nombre de organización de la cual es Vicepresidente. De allí que supongo, igualmente, que cuando Federica Mogherini acudió a Colombia a visitar sus autoridades y cuando lo hizo a Cuba en las pasadas semanas atendía propósitos relacionados con su función oficial. Si me equivoco, retiro de antemano, los comentarios que haré a continuación.   

En su discurso de partida la alta comisionada  hizo mención de los temas que unen a Colombia y a la Unión Europea y lo cierto es que si son muchos. Todo hace ver que se trata de una alianza que fortalece a los hermanos de al lado. Dos temas son notorios: desde el acuerdo comercial suscrito con la Unión, hace 6 años, las exportaciones agrícolas de Colombia han aumentado 45%. Este 45% alcanzó a más de 3000 millones de dólares  en el año 2018 y ello es un buen logro. También es notorio que los europeos son en la actualidad los mayores inversionistas extranjeros en Colombia en industrias productivas, lo que crea empleos y promueve riqueza.    

Europa, por otro lado, en palabras de su Vicepresidenta, donde se las juega a favor de Colombia es en el tema de la paz: “El proceso de paz sigue siendo el núcleo del compromiso de la Unión Europea en Colombia, tanto en términos políticos…, como financieramente”, dijo la jefa de la diplomacia del viejo continente. Hablando en números, de parte de Bruselas hay armado un Fondo para la Paz que tiene 137 millones de dólares y el Banco Europeo de Inversión ha puesto a disposición cerca de 575 millones de dólares. Ello es digno de encomio. Sobre la parte política del tema, por el contrario, antes de pronunciarnos sobre el irrestricto apoyo a la Paz de Santos, debemos esperar a que la misma haya rendido frutos, nada más justo.   

Pero veamos el resto. Son muchos países en el mundo los que se inquietan no solo por el reciente movimiento de la disidencia de las FARC que de nuevo le declara la guerra a Colombia, sino porque lo hace de la mano con el gobierno usurpador de Venezuela. Las palabras de Mogherini en torno a este tema, al despedirse de Colombia, le restaron importancia a tal exabrupto al afirmar que han “condenado enérgicamente el anuncio de un pequeño grupo de disidentes de las FARC de tomar las armas”. Ni una palabra de referencia a la concomitancia con el gobierno del país vecino.  

Y sí, Mogherini, se refirió al tema de Venezuela al terminar si visita y, es justicia destacarlo, comentó haber destinado fondos para la ayuda a Colombia con el drama de la diáspora venezolana. No son poca cosa 130 millones y otros nuevos 30 millones de euros dirigidos a la identificación de migrantes y su integración socioeconómica. Por ello va un aplauso. Pero era necesario ir mucho más lejos y armar para su continente una visión más integral de lo que se juega en ese eje geográfico, además de  poner de relieve el caos que la colaboración de Maduro con el terrorismo desatará en el continente. Para la emisaria de la Unión Europea, hasta ahora, el problema parece ser solo uno de carácter humanitario. Mientras celebramos la real apuesta por Colombia que hace la autoridad europea en cuestión y la ayuda financiera que ella anuncia, es preciso remarcar que su escasez de visión en otros terrenos no es explicable.  

¿Cómo entender esta concordancia total de Europa con los esfuerzos colombianos por labrarse un sólido futuro en paz y no percatarse de que la causa eficiente de medio siglo de guerra, mortandad  y droga en Colombia se ha trasladado a Venezuela?. ¿Cómo no percatarse de que el descalabro producido por el gobierno de Maduro es la causa única de una migración a suelo neogranadino que alcanza ya a dos millones de venezolanos?.  

Si alguien tiene la respuesta a esta posición de Europa en torno al eje colombo- venezolano, espero me lo pueda explicar, y que igualmente explique cómo es que la jefa de la Diplomacia europea  al poner pie en suelo cubano hizo gala de un irrestricto espíritu colaboracionista con  uno de los regímenes que más pisotea los derechos ciudadanos en el planeta y el artífice, en muy alta medida, del desastre humanitario que ella misma observó en Colombia.   

Beatriz de Majo
@beatrizdemajo1

GABRIEL BORAGINA:MECÁNICA DE LA RACIONALIDAD

Respecto a la cuestión de si hay un egoísmo racional y -por contrapartida- otro irracional podemos aceptar esta distinción con las siguientes puntualizaciones: entendemos el racional como aquel que beneficia tanto al sujeto actuante como a quienes interactúan con él. Por contrapartida, el irracional lo definimos como el que lo perjudica a él y a sus semejantes. Como dijimos, asumimos que nadie toma decisiones pensando que lo hace irracionalmente, en el mejor de los casos esa irracionalidad se descubre a posteriori de la acción consecuencia de la decisión.

Una persona –por ejemplo- puede tomar un camino que a priori considera el mejor, el más rápido y despejado (elección racional) sea porque lo transitó antes en otra ocasión o porque una fuente confiable (un amigo o un periodista en el noticiero) así se lo aseguró, y, solamente después, cuando toma ese camino elegido -y se encuentra en medio de un descomunal embotellamiento de tránsito- se da cuenta de lo irracional de la determinación adoptada. Entonces, tanto la racionalidad o irracionalidad real de la resolución primera, sólo puede ser conocida a posteriori de la elección adoptada, es decir con su ejecución. Ahora bien, lo resuelto no deja de ser racional por el hecho de descubrir -una vez tomado el camino- que la vía no era expedita, sino que se vuelve irracional en la medida que (pudiendo ir por otras rutas) el sujeto en cuestión persista en continuar en la atascada. Lo irracional no depende de la existencia de situaciones adversas a la efectivización de la determinación adoptada, sino de la voluntad del agente y su reacción ante aquellas.

En otros contextos, no es necesaria la ejecución personal del acto, sino que puede y de hecho se descubre su irracionalidad con la realización de actos análogos por parte de otros. Alguien puede concluir racionalmente –por ejemplo- no drogarse o alcoholizarse, no porque ya lo haya hecho antes y advirtió sus efectos malsanos, sino porque conoce las consecuencias negativas de y en otras personas que si ejecutaron tales actos. La decisión racional, en su respecto, es abstenerse de realizar esas acciones.

Hay circunstancias, sin embargo. donde la irracionalidad de la elección se conoce a priori, por ejemplo, la del ladrón que planeando un atraco opta por llevarlo a cabo aun sabiendo que existe un altísimo porcentaje de ser atrapado. O la determinación -en otro ejemplo- de escalar un pico elevado siendo consciente de que se carecen de las aptitudes y conocimientos necesarios para el alpinismo, o la del que resuelve cruzar un rio a nado sin saber nadar, son todas elecciones que comienzan siendo irracionales y terminan de la misma manera. Y deberíamos incluir aquí los supuestos de apariencia de racionalidad que hemos esbozado antes.

Es cierto que los del párrafo anterior son escenarios minoritarios, pero es bueno considerar que existen. El ejemplo del automovilista que elige un camino creyendo ser el mejor y resulta ser el peor, es el de una decisión que comienza siendo racional y se transforma en irracional por su resultado contrario al esperado al adoptarla, cuando pudiendo elegir rutas alternativas se persiste en continuar en la atascada. A alguien le podría gustar mucho cursar la carrera de física sin tener ni las condiciones, ni aptitudes necesarias para aprobar las materias que la componen. Quien persiste en un trabajo, estudios o profesión para los cuales ha demostrado su más absoluta incompetencia es un egoísta irracional que, en el caso de nuestra definición, se perjudica a sí mismo y colateralmente puede estar perjudicando a otros (familiares y aun a sus potenciales clientes o empleadores en la presunción de que hubiera elegido otra carrera para la cual si se es apto).

Este podría considerase el caso más frecuente, dado que al tomar una decisión no conocemos el estado que tendrán todos los factores que van a intervenir en su ejecución. Y también es bastante probable que ni siquiera podamos tener conciencia de cuales serían esos factores, o sólo la tengamos en parte. Puede ser racional elegir una carrera que nos gusta y comenzar a estudiarla, pero pueden sobrevenir circunstancias que impidan continuar cursándola que no pudimos calcular en el momento de iniciarla (mudanzas repentinas, cierre del único instituto donde esa carrera se imparte, problemas personales o familiares, viajes, etc.). como en el ejemplo del automovilista y la ruta, la actitud posterior que se asuma respecto de esas barreras determinará la racionalidad o irracionalidad de la decisión y su consecuente acción.

En esta línea se enmarca la de tomar un trabajo que -a primera vista- luzca atractivo o interesante, pero que nos desfavorezca por razones familiares, de distancia, tiempo y/o costos en lugar de otro. Se trataría de un asunto de apariencia de racionalidad o de egoísmo irracional directamente, habida cuenta que, creyendo beneficiarnos la decisión, en realidad, terminará perjudicándonos a nosotros y -transitivamente- a otros. Es irracional auto sumarse costos cuando se tiene la posibilidad de bajárselos.

Llegados a este punto, debemos recordar las aclaraciones que Friedrich A. von Hayek hizo en su momento respecto de los varios significados de la palabra egoísmo sobre lo que nos hemos referido anteriormente[1]. Resumidamente, la palabra egoísmo tiene dos sentidos, uno amplio y otro restringido. Por el amplio, incluye todo lo que interesa al individuo (su propia persona, su familia y amigos) y restringidamente, exclusivamente a él y a nadie más. Esto tiene algún parecido con lo que Ayn Rand (en la cita que hicimos antes) llama egoísmo racional en la primer hipótesis, e irracional en el segundo. Pero -como hemos señalado también- Rand y Branden utilizan diversos calificativos para el término egoísmo. Branden, por ejemplo, en su artículo citado en la nota ¡Error! Marcador no definido. llega a hablar también de "egoísmo genuino" (presumiblemente refiriéndose al racional).

Todo lo cual parecería indicar que las discusiones en torno al polémico vocablo egoísmo son más que nada -y se reducen en el fondo- a una cuestión terminológica que conceptual. Será inevitable al aludir a la palabra, aclarar en cada contexto en qué sentido se la pretende utilizar.

[1] Ver nuestra nota "Individualismo vs. egoísmo" y sobre todo en la titulada "Los significados del egoísmo" no publicada actualmente, pero que el lector podrá solicitarnos escribiéndonos a nuestra casilla de correo personal.

Gabriel S. Boragina 
gabriel.boragina@gmail.com
@GBoragina 

CARLOS PADILLA: UNA DISTRIBUCIÓN NORMAL. LA REVELADORA CAMPANA DE GAUSS.

En estadística y probabilidad se llama distribución normal, distribución de Gauss, distribución gaussiana o distribución de Laplace-Gauss, a una de las distribuciones de probabilidad de variable continua que con más frecuencia aparece en estadística y en la teoría de probabilidades.   

La Campana de Gauss es una representación gráfica de la distribución normal de un grupo de datos. Éstos se reparten en valores bajos, medios y altos, creando un gráfico de forma acampanada y simétrica con respecto a un determinado parámetro. Se conoce como curva o campana de Gauss o distribución normal. 

En lo que se refiere a las posiciones políticas de la población venezolana es innegable que esa distribución indica dos colas minoritarias y un centro que va tomando forma de campana hasta alcanzar una cúpula.  

En los extremos están dos minorías:  

Por un lado, la minoría que todavía acompaña a la oligarquía de los quinientos maduristas que se reparten el presupuesto nacional a su leal y particular interés, conjuntamente con sus transitorios y circunstanciales aliados. .  

Al otro extremo están los guerreristas que son partidarios de la salida violenta de la crisis que maltrata a la población que aún se queda en el país.  

En el centro de la Distribución Normal se ubica una innegable mayoría: 

Se aglomeran en el centro gradualidades de quienes son partidarios de una salida pacífica, democrática, constitucional y electoral para liberar al país de los males que lo acogotan.  

Esa es la realidad venezolana desde el punto de vista político que refleja la verdad sobre cualquier especulación que pueda hacerse. No desechamos cualquier intento de hacer mermar cualitativa y cuantitativamente los extremos que se polarizan. Unos por mantenerse en el disfrute del poder y la otra de desbancarlos violentamente sin importar otras consecuencias adversas.  

Los que nos ubicamos en las gradualidades del centro debemos hacer esfuerzos por presentar unitarias propuestas consensuadas para evitar la consumación del apocalipsis que nos envuelve con el galopar de los cuatro jinetes que sentimos ya presentes: guerra, hambruna, enfermedades y muerte. 

Por ahora los labios de la realidad parecen están cerrados para quienes no quieren oír las verdades o se niegan a aceptarlas.

Carlos Padilla
@carpa1301

Para la realización del presente trabajo hemos recurrido a varias fuentes de información que validan las afirmaciones que aquí se hacen. 

LUIS UGALDE: ASALTO A LA UNIVERSIDAD

Me impresiona cada día más el terco empeño del dictador en borrar la trágica realidad nacional con mentiras, invento de guerras e invasiones, atentados, drones asesinos, milagros económicos, próximas cosechas ubérrimas y supuestos entusiasmos revolucionarios de gente acarreada. ¿No hay sensatez ni capacidad para reconocer la muy dolorosa verdad y abrir puertas para rehacer el país? Aunque no puedan encabezar la reconstrucción democrática, al menos permitirla y no dejar la cárcel cerrada botando la llave.

Entre los últimos golpes desesperados han utilizado a la Sala Constitucional del TSJ para decretar unas ilegítimas elecciones en las universidades autónomas (Sentencia del 27-8-19 en plenas vacaciones del poder judicial). Refuerzan el ridículo -no sabemos si por error o por rabia- incluyendo en la sentencia a la UCAB, con otro modo legítimo y aprobado de elegir y de nombrar autoridades.

Nadie en su sano juicio puede pensar que de la nueva ilegal fórmula electoral venga la solución de los gravísimos problemas que vive la Universidad, arrastrada por el cerco sectario y por la ruina del desastre nacional. Si la dictadura creyera en la fórmula electoral que quiere imponer para las autónomas, hace años que la hubieran aplicado en Cuba, suplantando el dedo castrista que impone rectores; también la hubieran implantado en las “universidades experimentales” en Venezuela, donde sin elecciones el Ejecutivo pone rectores a dedo para formar "revolucionarios “serviles.

Las reacciones no se han hecho esperar con razones jurídicas contundentes. Mencionaré solo el excepcional comunicado de las ocho Academias Nacionales unidas que denuncian la anticonstitucional suspensión de tres artículos de la Ley de universidades, “en franca violación de la autonomía universitaria y pretensión de establecer “un inconstitucional régimen”. Todo ello “usurpando las funciones de la legítima Asamblea Nacional”, para imponer un absurdo e inviable sistema electoral cambiando los integrantes de la comunidad universitaria reconocidos en la Constitución.

No es la primera vez en nuestra República que los dictadores quieren asaltar la Universidad arrancando de raíz su autonomía, es decir el derecho y el deber de desarrollar el libre pensamiento y la responsabilidad intelectual en una universidad clave para el desarrollo democrático del país.

Logros de la Universidad democrática (1958-1998)

Cuando moría el dictador Gómez no llegaba a 1.000 el número de estudiantes universitarios; al amanecer del 23 de enero de 1958 eran menos de 8.000, incluidas las dos privadas y el Pedagógico. Con la democracia la educación superior se extendió por todo el país con una gran variedad de instituciones y en 1998 el número de estudiantes era ampliamente superior al 1.000.000. Esa universidad en democracia fue una maravillosa oportunidad de ascenso social; se formaron universitarios en centenares de miles de familias que salían de la Venezuela rural y analfabeta para responder a la rápida urbanización e “industrialización sustitutiva” que demandaba millones de profesionales. La autonomía se respetó incluso en los años sesenta cuando varias universidades eran el epicentro de la lucha armada; muchos de los que querían imponer el modelo cubano fueron autoridades y gozaron de generosas becas en el extranjero pagadas por los gobiernos que ellos querían derrocar. Con tensiones y problemas… pero la autonomía no pereció.

Cuando el Régimen actual vio que electoralmente no podía ganar las universidades libres y autónomas, intentó rendirlas por hambre y por imposición de autoridades. Los presupuestos en términos reales fueron reduciéndose, en reparto con las improvisadas y numéricamente infladas universidades bolivarianas y militares, semilleros de “revolucionarios” clientelares. El asedio a las universidades autónomas fue apretando con un empobrecimiento presupuestario alarmante. Hasta que hace un año -más por incapacidad que por intención programada- les estalló la hiperinflación quitando todo estímulo al trabajo y a la producción nacional y vaciando la universidad de profesores, investigadores, empleados, estudiantes, trabajadores… Simplemente no se puede vivir con 2, 10 ó 20 dólares al mes y los jóvenes no ven futuro en el país para sus estudios. A pesar del asedio no pudieron tomarla, ni rendirla por hambre. Ahora con esta decisión esperpéntica y anticonstitucional, anuncian el asalto final, pero lo que queda de universidad resistirá sabiendo que el futuro de la universidad libre y autónoma (como deben ser todas) necesita la liberación del régimen usurpador para que el país y la universidad vuelvan a ser viables. Es imprescindible la salida del dictador y el cambio de régimen.

El régimen sabe que esta sentencia no va a ser acatada por las universidades y en ella anuncian la verdadera intención: en ese caso el Poder Ejecutivo “designará a las autoridades que les parezca, sin participación alguna de la comunidad universitaria”. Total fraude para tomar por asalto las universidades autónomas, luego de haberlas vaciado con un presupuesto que no llega al 10 % de las necesidades. Pero no van a poder. 

SJ. Luis Ugalde
lugalde@ucab.edu.ve
Caracas - Venezuela
@LaMujica
fernandamujica@gmail.com

HÉCTOR FAÚNDEZ: CRÍMENES Y FOTOS

En su edición del 13 de septiembre de este año, el periódico El Mundo, de España, difundió un informe de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA), indicando que, en el año 2005, el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó “combatir a Estados Unidos inundándolo de cocaína”. Según dicho reportaje, luego de una primera reunión en la residencia oficial del jefe del Estado, se habrían realizado reuniones mensuales, con el propósito de adoptar las medidas indispensables para ejecutar esa orden. Para este efecto, de manera coordinada con las FARC, que sería la que suministraría la droga, se estudiaron las rutas terrestres y marítimas para el traslado de dicha droga a Estados Unidos, se acordó la forma en que se repartirían las ganancias y, como compensación adicional, se dispuso el suministro de armas a la guerrilla colombiana. El referido informe indica los nombres de quienes habrían participado en esas reuniones, todos ellos políticos relevantes, que continúan teniendo importantes cargos en la cúpula que hoy rige los destinos de Venezuela.

A pesar de la gravedad de estas acusaciones, que provienen de un órgano técnico encargado de combatir el tráfico de drogas, y que parecen estar suficientemente sustentadas en pruebas testimoniales y documentales, hasta el momento, no ha habido una reacción oficial de Maduro o de quienes le rodean. Ninguno de aquellos altos funcionarios de gobierno que estarían involucrados en estos delitos se han dado por enterados. Nadie del oficialismo ha intentado proporcionar alguna explicación razonable en relación con los hechos antes referidos, y nadie ha renunciado a su cargo, como es usual que ocurra en cualquier gobierno responsable.

No obstante tratarse de un hecho noticioso, que supone la realización de diversas actividades criminales valiéndose del aparato del Estado, este reportaje tampoco encontró eco en los medios de comunicación controlados por el régimen. Después de todo, para eso es para lo que se quería “la hegemonía comunicacional”; para controlar el tipo de información a la que podemos tener acceso, silenciar cualquier información que pueda poner en duda la honorabilidad de los que mandan, y controlar el debate político sobre lo que se está haciendo en nombre de la nación.

La Fiscalía General de la República, que ha acusado a estudiantes y opositores políticos por el mero hecho de protestar, tenía muchos elementos para haber ordenado una inmediata investigación sobre los hechos referidos en el informe de la DEA. Pero ya sabemos que no tenemos nada que esperar de una institución secuestrada por el chavismo y al servicio de sus intereses políticos. No esperábamos que, sin una investigación previa, se dieran por ciertos hechos tan graves como estos; pero no ha habido ninguna declaración del fiscal general manifestando siquiera su “profunda preocupación” por estas graves acusaciones, y ordenando realizar las investigaciones correspondientes. No es que tengamos confianza en la seriedad de la Fiscalía General para investigar supuestos delitos cometidos por el régimen, y menos si se trata de delitos cometidos nada menos que por “el comandante eterno”. Ya sabemos en lo que concluyeron las “investigaciones” ordenadas para averiguar las circunstancias de la muerte del concejal Fernando Albán o del capitán Acosta Arévalo; también sabemos cómo han terminado todas las denuncias de corrupción en contra de “la revolución bonita”. Pero el fiscal general podía disimular un poco, tratando de presentarse ante el mundo como un funcionario digno y responsable, dispuesto a hacer respetar el imperio de la ley.

No pasó nada de lo que, frente a un informe tan demoledor, podía pasar en cualquier país con instituciones sólidas, independientes e imparciales. Como única respuesta, al día siguiente de ese reportaje de El Mundo (reproducido en otros medios internacionales), se publicó un par de fotografías de Juan Guaidó, tomadas en Colombia, el 23 de febrero pasado, cuando éste fue a recibir la ayuda humanitaria enviada a Venezuela; en dichas fotografías, Guaidó aparece junto a unas personas que pertenecerían a grupos paramilitares colombianos, y que estarían involucradas en el narcotráfico. No es agradable ver a un defensor de la democracia fotografiado con unos delincuentes; pero no se ha aportado ninguna evidencia indicando que Guaidó estaba advertido de los antecedentes de esos personajes. En todo caso, después de haber guardado esas fotografías durante más de seis meses, la pregunta es: ¿no tenían nada mejor para tratar de desviar la atención del informe de la DEA y las órdenes que habría dado Hugo Chávez para inundar de cocaína un país cualquiera? El hecho de aparecer en esas fotografías, que no constituye prueba de ningún delito, ¿es comparable a tener tratos con un grupo narcotraficante y a proporcionarle armas a quienes iban a entregar la cocaína con la que se pretendía inundar a los Estados Unidos? Posar para una foto no es lo mismo que conspirar para cometer graves delitos; el fiscal general debería saberlo.

Héctor Faúndez L.
AVEDI
@asovedi·
https://www.elnacional.com/opinion/crimenes-y-fotos/

CARLOS CANACHE MATA: LA GRAN PREGUNTA

Los  venezolanos nos preguntamos por qué, a pesar de su fracaso de dimensiones galácticas, aún sobrevive el régimen que se instaló en nuestro país hace más de 20 años. No ha faltado la protesta interna, materializada en las calles de Caracas y de las principales ciudades, como se pudo evidenciar en las grandes manifestaciones populares que hemos presenciado. No ha faltado la presión internacional que reclama, a los que actualmente detentan el poder, la vuelta a la democracia. Una suerte de extraña acrobacia política ha impedido la caída.

La crisis es general. Estamos trepando el sexto año de recesión económica y el segundo de hiperinflación. Somos el país más pobre del continente, con un salario mínimo mensual de 40.000 bolívares, es decir, menos de dos dólares (es sabido que, tanto el dólar oficial como el dólar paralelo, están por encima de los 20.000 bolívares), inclusive por debajo de Haití, que tiene un salario mínimo de 78 dólares mensuales, y de Cuba, que tiene un salario mínimo de 16 dólares mensuales. De las más de 14.000 empresas industriales que había antes de que los modernos Atilas arribaran al poder, solo quedan unas 3.000. El sector primario ha ido declinando en el abastecimiento de la demanda de alimentos: en el año 2017 atendía el 30% del consumo nacional, en  el año 2018 bajó al 25 %, y este año 2019 cerrará con un 10 %. Más hambre a la vista. La industria petrolera ha sido destruida, macabra faena que comenzó en el 2002-2003 con el despido de más de 20.000 trabajadores y expertos petroleros; actualmente, según la OPEP, estamos produciendo apenas 712.000 barriles diarios, y José Toro Hardy pronostica que “Venezuela está desapareciendo como país petrolero”. Todo eso explica por qué, según el indicador de riesgo-país de J. P. Morgan, “Venezuela representa el peor riesgo de inversión posible en este momento”.

Los servicios públicos están en el piso. En materia de educación, se ha informado que en las escuelas públicas se cumplió apenas el 70 % del calendario previsto en el año escolar 2018-2019 como consecuencia de la crisis económica y la deserción de maestros y alumnos. Según el Sindicato Venezolano de Maestros, en el año escolar 2018-2019, los estudiantes del tramo de la mañana solo recibieron 71 días de clases, en vez de los 200 días que establece la ley para el calendario escolar, en tanto que el turno de la tarde fue de 56 días, lo cual representa “más del 30 % de inasistencia”; pero tiempo sí hay para la ideologización consignada en los textos de la colección “bolivariana” y para la exaltación de la “obra” realizada por el régimen. En materia de salud, la Federación Médica Venezolana (FMV) ha informado que, como consecuencia de la crisis económica y humanitaria que atraviesa el país, “de los hospitales se han ido más de 53 % de los médicos, y de las clínicas y centros de salud privados cerca de 50 %”, y que la dotación de medicinas en los hospitales no llega al 3 %, por lo que los familiares de los pacientes tienen que conseguirlas fuera del hospital; además, han repuntado epidemias que habían prácticamente desaparecido, como la malaria, que ocasionaba en los primeros años del siglo XX una de cada tres muertes registradas en el país, pero que gracias a la gestión del ministro Arnoldo Gabaldón en la era democrática fue enfrentada exitosamente.

En el orden político, presenciamos la muerte de la democracia, pero vuelvo a la pregunta inicial de estas líneas, ¿por qué se han mantenido en el poder sus sepultureros? La respuesta será tema de otro artículo.

Carlos Canache Mata
@CarlosCanacheMa