martes, 18 de junio de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, MARTES 18-06-2019

SOFÍA TORRES: LA OPOSICIÓN REQUIERE DE UN DIÁLOGO INTERNO. ENTREVISTA A DANIEL SANTOLO.

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 8 minutos
En las negociaciones debe haber una sola voz que diga al país hacia dónde vamos Tras seis meses de la implementación de una política que buscaba "dar al traste" con el gobierno de Nicolás Maduro por parte de un sector de la oposición, ahora solo queda una alternativa, una consensuada para un acuerdo que conduzca a elecciones en la que participen todos los factores políticos. Este planteamiento corresponde a Daniel Santolo, especialista en procesos y sistemas electorales, quien señala que surgen nuevas propuestas provenientes de organizaciones y partidos políticos, que atienden a l... más »

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: EL ANTI-MIDAS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 17 minutos
Se impone repasar las costuras de la oposición, aceptar que haya puntos de vista distintos, que eso no es un crimen y que, por el contrario, es la de quienes defendieron a ultranza la vía pacífica Admirables movilizaciones populares, un hombre querido por las muchedumbres y de una relación cálida con ellas en toda Venezuela. Tiene condiciones favorables para que nazca un líder. Ser querido, bien plantado y emocionar a Y la gente, ayuda mucho a la comunicación en los procesos políticos, siempre que se esté conduciendo un proceso político. De Gásperi, Churchill, o Stalin, no podían ... más »

CARLOS ALBERTO MONTANER: EL PODER POLÍTICO JAMÁS SE ENTREGA POR LAS BUENAS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 29 minutos
José Guerra y Tomás Guanipa han sido inhabilitados como parlamentarios. Guerra es un eminente economista. Fue una decisión del Tribunal Supremo de (In) Justicia que preside Maikel Moreno en Venezuela. Moreno, antes de hacerse abogado era policía de la DISIP y fue guardaespaldas del presidente Carlos Andrés Pérez. La DISIP se transformó durante el chavismo en la siniestra SEBIN. En época de la democracia Moreno fue acusado de dos asesinatos, pero sus vínculos con la policía lo sacaron de la cárcel y decidió estudiar Derecho. Parece que trepó al poder por su amistad con Cilia Flores... más »

OMAR ÁVILA: URGE SALIR DE LOS EXTREMOS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 40 minutos
Mientras unos opositores continúan en su insistencia de aniquilar al contrario, en una posición igual a los que aún continúan en el poder, pelean además porque “nunca permitirán que el chavismo vuelva”, como si ya se hubiesen ido, otros se dedican a insultar a todo aquel que no comparte su visión, y otros mandan instrucciones a la Asamblea Nacional y su presidente Juan Guaidó -sin arriesgar jamás ellos ni un pelo-,el Tribunal Supremo Justicia de Maduro continua arremetiendo contra colegas diputados, y la policía política contra dirigentes opositores. La verdad es que esto ya parece... más »

HUMBERTO MARCANO RODRÍGUEZ: UNA GRAN MENTIRA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 50 minutos
Uno de mis asiduos lectores me escribe, tratando de refutar mis planteamientos sobre el hecho de que nosotros solos no podemos salir de este régimen narco terrorista sin una ayuda de intervención extranjera, alega el lector que hay ejemplos que deben seguirse como es el caso de Chile y bien podía ser aplicado en Venezuela, esto en realidad es una gran mentira, que han manejado algunos politiqueros que pretenden que aquí a la larga todo siga igual porque es lo que más conviene a sus intereses personales a fin de mantener sus negociados, la gran ... más »

JOSÉ LUIS MÉNDEZ LA FUENTE: UNA NEGOCIACIÓN POR VENEZUELA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 59 minutos
Al experimento de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela le quedan seis meses para alcanzar el éxito o el fracaso definitivo. Pero ¿qué se pudiera considerar como uno u otro? Cualquier logro, como por ejemplo que haya un llamado a elecciones, sería un resultado positivo. Pero, ¿entraría en el rango de exitoso? Si se considera que las expectativas eran sacar a Maduro y restablecer el orden constitucional, según consta en el Acuerdo de la Asamblea Nacional, sobre la Declaratoria de Usurpación de la Presidencia de la República por parte de Nicolás Maduro Moros y el Res... más »

SOFÍA TORRES: LA OPOSICIÓN REQUIERE DE UN DIÁLOGO INTERNO. ENTREVISTA A DANIEL SANTOLO.

En las negociaciones debe haber una sola voz que diga al país hacia dónde vamos

Tras seis meses de la implementación de una política que buscaba "dar al traste" con el gobierno de Nicolás Maduro por parte de un sector de la oposición, ahora solo queda una alternativa, una consensuada para un acuerdo que conduzca a elecciones en la que participen todos los factores políticos.

Este planteamiento corresponde a Daniel Santolo, especialista en procesos y sistemas electorales, quien señala que surgen nuevas propuestas provenientes de organizaciones y partidos políticos, que atienden a la petición de la ciudadanía: resolver el conflicto "fatídico", a través de una nueva ruta.

El también doctor en Ciencias Políticas y profesor de postgrado de la UCV, considera que hay dos temas de fundamental importancia para "desatar el nudo" que debe ser resuelto en una mesa de negociación. El primero, la rehabilitación de la Asamblea Nacional, que incluye la eliminación del desacato vía TSJ y la reincorporación de la fracción integrada por el Psuv y el Polo Patriótico. Y el segundo, la conformación de un nuevo CNE, como lo estipula la Constitución.

"Si mañana Maduro renuncia y se convoca a elecciones en 30 días, con ese órgano comicial que responde a una línea partidista, no habrá garantías para participar".

Una prédica, un mantra 

"Debemos recordar cuando el diputado Stalin González presentó un cronograma en la AN para realizar un proceso electoral, se habló de 10 meses a partir del cese de la usurpación. Pero la estrategia, llamada el mantra de Guaidó, no cumplió su cometido, el gobierno no renunció, ni hubo golpe de Estado, ni invasión militar."

Santolo asegura que hay una prédica del cese de la usurpación, mientras la gente se pregunta cómo es eso, cómo se logra y en cuánto tiempo. Agrega que hay quienes creen que ya es momento de enseriar las discusiones y poner en el tapete las necesidades del venezolano para resolverlas.

La contraoferta electoral   


Unas elecciones presidenciales deben pasar por un acuerdo -indica el politólogo- aunque no es tan fácil proponerlas, porque la oposición no tiene la fuerza para hacerlo y no están dadas las condiciones debido a la conflictividad política en el país.


Por otro lado, explica que unas elecciones generales no son viables, ya que se juegan demasiadas instancias de poder. Y rememora que ese proceso jamás se ha realizado en Venezuela, y cuando se hizo el intento, fracasó porque no hubo la capacidad técnica.

"La contraoferta del gobierno se centra en unas elecciones parlamentarias. La oposición pudiera aceptarlas si se efectúan igualmente unas presidenciales. Sin embargo, eso pasa por un acuerdo, que amerita definir cómo será la organización, quién las regirá y si se abrirá el Registro Electoral.".

El analista hace hincapié en que una solución consensuada lleva tiempo, es posible casi un año de conversaciones. Advierte que el gobierno no va a asistir a una mesa de diálogo a entregar la presidencia, las gobernaciones y alcaldías, "pero hay que tener claro que en una negociación no se gana todo pero tampoco se pierde todo".

"La oposición tiene que llegar a un acuerdo político para fijar objetivos comunes y una estrategia antes de asistir a una negociación. Necesita un diálogo interno. El llamado de varios dirigentes ha sido precisar qué se quiere y cuál será la ruta, para sentarse con el gobierno, que sí tiene su estrategia clara: no ceder espacios de poder".

¿Qué se va a negociar? ¿las elecciones presidenciales? ¿el cambio del CNE? ¿la reinstitucionalización del país? ¿cuánto tiempo se le darán a las conversaciones? Para Santolo esas son parte de las preguntas que la oposición debe hacerse.

Sofía Torres
@soficarol21

Daniel Santolo
@Daniel_Santolo

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: EL ANTI-MIDAS

Se impone repasar las costuras de la oposición, aceptar que haya puntos de vista distintos, que eso no es un crimen y que, por el contrario, es la de quienes defendieron a ultranza la vía pacífica

Admirables movilizaciones populares, un hombre querido por las muchedumbres y de una relación cálida con ellas en toda Venezuela. Tiene condiciones favorables para que nazca un líder. Ser querido, bien plantado y emocionar a  Y la gente, ayuda mucho a la comunicación en los procesos políticos, siempre que se esté conduciendo un proceso político. De Gásperi, Churchill, o Stalin, no podían competir en carisma con Mussolini, Hitler o Trotsky, pero ganaron porque sabían conseguir los objetivos, ver las dificultades con antelación y virar sin pruritos cuando era necesario. Pero el carisma vale oro. 

Cuando alguien logra objetivos públicos, estamos en presencia de un líder. Churchill, por ejemplo, fue por años objeto de burla en la Cámara de los Comunes porque sistemáticamente alertaba sobre los nazis. Al extremo que cuando comenzaba a intervenir en las sesiones, algún diputado le preguntaba cosas como “Winston: ¿le pusiste el termómetro a Adolfo?... ¿es verdad que tiene gripe?”, mientras le lanzaban bolitas de papel. Al final la genialidad de su filling político se hizo de culto. Betancourt decidió ir a las elecciones lopecistas “con el pañuelo en la nariz” contra los abstencionistas vintage. 

Chávez despachó al MBR-200 abstencionista para crear el PSUV e ir al proceso electoral de 1998. Con esos golpes de timón estratégicos se tragó la historia y la historia no se lo tragó a él. Las impactantes declaraciones de Elliott Abrams dan la hora de un viraje de ciento ochenta grados en la política nacional ya que EEUU lo hizo en la suya hacia Venezuela, con gran efecto en otros países. De allí se desprende que la insurrección desde 2014, 2016 y 2017, crear un frente abstencionista en 2018 y el putchismo de la llamada intervención militar democrática, con guinda de invasión extranjera en 2019, fueron boberías trágicas. 

Maduro jefe de la oposición

Tan fatales que Trump las arrojó con grima al basurero (y atornillaron a Maduro, quien ya no debería ser presidente sino el jefe de la oposición) ¿Habrán entendido el mensaje los activistas locales? Abrams dice con un sentido de la realidad que ya quisiéramos, lo contrario de aquél saco de ilusiones fermentadas. La vía es pacífica, electoral, negociada y que “como todos los ciudadanos del país, los chavistas deberán desempeñar un rol en la reconstrucción de Venezuela”. El planteamiento nos permite pensar que EEUU, la UE, el Grupo de Lima, China y Rusia, tienen en sus manos la posibilidad de torcer el rumbo al Estado fallido. 

EEUU ha sido nuestro principal aliado histórico, amigo, soporte de la democracia y su ayuda en esta dirección será esencial para reconstituirla. Falta ahora que gobierno y oposiciones estudien su propuesta con ojos mayores de dieciocho años. No los hemos tenido y por tanto lo que ocurre y ocurra es y será responsabilidad nuestra y no de EEUU ni de ninguno de los aliados. Grupos internos desorientados pagaron un desmesurado lobby para vender baratijas e ilusiones en la comunidad internacional y crearon un espejismo. 

El jefe de la CIA, Mike Pompeo ante la comunidad judía de N.Y expresó deliberadamente para que se filtrara, su juicio sobre las fracturas de la oposición que impiden derrotar al gobierno. Y como mandado a hacer por él mismo, ocurre el mefítico incidente de las elecciones estudiantiles de la UCV. En ellas un multimillonario aparato de descrédito con base en Bogotá aplasta dos jovencitas opositoras que aspiraban dirigir la FCU. Ese aparato de matones comunicacionales, por cierto, se dedica a desacreditar gente de otros partidos y tendencias que no le gusten al capo.

Lustay y Sairam 

Manejado por una especie de anti- Midas que todo lo que toca lo convierte en escoria, ametralló a un grupo de muchachos fogueados en dura lucha de años contra el gobierno, simplemente porque no comparten sus posiciones. Por cierto que Midas es uno de los mitos de la cultura occidental que evidencia el peligro de la bobería con poder. El agalludo pidió a Zeus que se convirtiera en oro cualquier cosa que tocara y murió de hambre ¿Qué podrá comer quien lo que toca se hace escoria? Cualquier acusación canalla circuló por ese desaguadero comunicacional. 

Así despellejaron a Lustay Franco y Sairam Rivas, y a los jóvenes que no cuentan con los millones de su agresor. Qué aprendan a soportar al carroñero. Alguien que tenga sentido de la justicia, honradez y algo de pudor, sí pudiera, impediría tal gansterismo. Hay tareas inmediatas sugeridas por aliados como Abrams y Pompeo. En primer lugar continuar las negociaciones de Oslo pero no como quien se roba la limosna, sino con honradez, como hizo Santos con FARC. Cada vez que se descubre un engaño a la opinión pública, arrecia el desencanto y el desprecio por la política. 

Habría que aprender a jugar limpio y perdimos esa costumbre, pero es un aprendizaje necesario. Se impone repasar las costuras de la oposición, aceptar que haya puntos de vista distintos, que eso no es un crimen y que, por el contrario, la nueva tesis asumida por la comunidad internacional, sin lobby, es la de quienes defendieron a ultranza la vía pacífica, los “inmovilistas”, “apaciguadores”, los “fundamentalistas del voto” como los llamaron. Si no, ocurrirá lo impredecible. 

Carlos Raúl Hernández
@CarlosRaulHer

CARLOS ALBERTO MONTANER: EL PODER POLÍTICO JAMÁS SE ENTREGA POR LAS BUENAS

José Guerra y Tomás Guanipa han sido inhabilitados como parlamentarios. Guerra es un eminente economista. Fue una decisión del Tribunal Supremo de (In) Justicia que preside Maikel Moreno en Venezuela. Moreno, antes de hacerse abogado era policía de la DISIP y fue guardaespaldas del presidente Carlos Andrés Pérez. 

La DISIP se transformó durante el chavismo en la siniestra SEBIN. En época de la democracia Moreno fue acusado de dos asesinatos, pero sus vínculos con la policía lo sacaron de la cárcel y decidió estudiar Derecho. Parece que trepó al poder por su amistad con Cilia Flores, la esposa de Nicolás Maduro. 

El plan de Maduro es bastante obvio y fue perfilado por sus asesores cubanos en diciembre de 2015 cuando la oposición obtuvo dos tercios de los diputados, porcentaje que le permitía cambiar a los magistrados venales al servicio del oficialismo. 

Maduro, a partir del 2016, asustado, decidió gobernar por medio del obediente poder judicial y, en consecuencia, eliminó a tres diputados indígenas de la Amazonía mediante un pretexto baladí. Esos tres diputados hacían la mayoría calificada que la oposición necesitaba para adecentar el poder judicial. No pudieron o quisieron sostenerlos.  El TSJ declaró en desacato a la Asamblea Nacional (AN) hasta que cedió y los diputados admitieron la primera poda.

En el verano de 2017 Maduro, siempre bajo instrucciones de los cubanos, creó otro cuerpo 
deliberativo llamado la Asamblea Nacional Constituyente. El objeto era promulgar una nueva Constitución sin recovecos liberales.  A principios del 2018 los chavistas se retiraron de la Asamblea Nacional (AN) pretextando una violación del reglamento. Siguió, entonces, el desafuero de los diputados demócratas. Había comenzado cuando eliminaron a los tres diputados de marras. Ya son una veintena. Cuando haya menos parlamentarios demócratas que chavistas, Maduro probablemente hará regresar a sus huestes a la AN con el objeto de maniatarla, callarla o disolverla definitivamente. 

A partir de ese punto gobernará con una nueva Constitución calcada del modelo cubano, que a su vez sigue de cerca la que Stalin hizo promulgar en 1935. Allí se dirá, como en la Carta Magna de la Isla, que cualquier regla o legislación estará subordinada al modelo “socialista” y a las autoridades del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). 

Cuba confía en que, con el tiempo, cambiará el panorama internacional adverso que hoy predomina, y Venezuela, como le sucedió a la Isla, deje de ser una anomalía y todos se acostumbren a la presencia de un narcoestado corrupto del que haya escapado el 20 o 25% de la población. Ya lo ha hecho un 15%.

La oposición, hoy mayoritariamente dirigida por Guaidó, aunque cuenta con el 85% de apoyo popular, tiene poco margen de maniobra. De nada le vale pedir una intervención militar o humanitaria si previamente no está pactada. Su mejor baza es pedirle ayuda a Estados Unidos 
--como sugiere el experto nicaragüense Humberto Belli-- para iniciar la lucha armada con el concurso de los más de mil militares exiliados en Colombia. Al fin y al cabo, Venezuela cuenta con tres importantes fronteras terrestres: Colombia, Brasil y Guyana, y una frontera marítima asomada al Caribe en la que hay islas holandesas y británicas. 

Ante la negativa de Maduro a someterse a unas elecciones realmente libres y transparentes, el presidente Guaidó, invocando el artículo 350 de la Constitución vigente, puede reclamar el derecho a la beligerancia y terminar con la fantasía de unas elecciones libres y transparentes. Y si Washington fue capaz de crearle a Guaidó el respaldo diplomático de casi sesenta países, muy bien puede darle el espaldarazo para que los propios venezolanos conquisten con las armas el destino democrático y libre que les niegan La Habana y Maduro.

En todo caso, es suicida que los latinoamericanos se crucen de brazos ante la inmensa tragedia de los venezolanos. Ya han escapado del país más de cuatro millones de personas y es muy posible que se desate una hambruna que mate a otros tantos. Maduro y sus cómplices no van a entregar la autoridad sólo porque la sociedad lo demande. Fidel se lo dijo a Chávez repetidas veces: “El poder político jamás se entrega por las buenas, muchacho”. Hay que conquistarlo a cañonazos. 


El último libro de CAM es una revisión de Las raíces torcidas de América Latina, publicada por Planeta y accesible en papel o digital por Amazon


Carlos Alberto Montaner
@CarlosAMontaner

OMAR ÁVILA: URGE SALIR DE LOS EXTREMOS

Mientras unos opositores continúan en su insistencia de aniquilar al contrario, en una posición igual a los que aún continúan en el poder, pelean además porque “nunca permitirán que el chavismo vuelva”, como si ya se hubiesen ido, otros se dedican a insultar a todo aquel que no comparte su visión, y otros mandan instrucciones a la Asamblea Nacional y su presidente Juan Guaidó -sin arriesgar jamás ellos ni un pelo-,el Tribunal Supremo Justicia de Maduro continua arremetiendo contra colegas diputados, y la policía política contra dirigentes opositores. La verdad es que esto ya parece una pesadilla que nunca va a acabar.

En lo personal me solidarizo con los colegas diputados Tomás Guanipa y José Guerra, ante esta nueva arremetida por parte del régimen, e igualmente con las dirigentes de Caracas Liliana Hernández y Viczuly Mejías a quienes les allanaron sus viviendas.

Lo cierto es que mientras unos se enfocan en peleas viscerales y destruir la unidad, el régimen aprovecha para continuar con su arremetida contra la oposición.

Y es que se puede criticar algunas acciones del presidente Guaidó. Nosotros desde Unidad Visión Venezuela hemos venido exponiendo argumentos y proponiendo un Encuentro Nacional de la Oposición, para dialogar entre nosotros y definir una sola estrategia, tratar de destruir solo porque no comparten su visión solo ayuda al régimen.

Sobre la misiva pública de María Corina Machado, Antonio Ledezma y Diego Arria, debo decir que es inconveniente, además de populista. Pero además es rarísimo, que los mismos que criticaron hace poco una carta firmada por más de 500 personas pidiendo una salida pacífica “por no ser representativa del país”, ahora alaban una comunicación suscrita solo por ellos tres, hablando de una salida de fuerza.

No quieren escuchar lo que ha planteado toda la Comunidad Internacional, sobre la necesidad de lograr el cese de la Asamblea Nacional Constituyente y que los diputados del PSUV vuelvan al Parlamento Nacional, que es el único poder legítimo que tenemos en este momento en Venezuela, para poder construir entre todos la salida del actual régimen. Igualmente sería importante que se pasearan por ejemplos de transiciones, como lo fue el caso chileno, donde Pinochet, formó parte del gobierno de transición y luego fue que salió definitivamente del poder y con él los pinochetistas. Fue lo más inteligente que hicieron los chilenos para poder salir del tirano sin costos en vidas. Privó la inteligencia, coherencia y sindéresis, esa cordura que hoy más que nunca necesita recuperar gran parte de la dirigencia política. En resumen necesitamos rescatar el voto como instrumento de cambio. Con nuevo Consejo Nacional Electoral, que se depure el Registro Electoral Permanente, garantizar el voto de los venezolanos en el exterior, con observación internacional calificada, sin inhabilitaciones, ni presos políticos, así como con la participación de todos los partidos políticos que fuimos ilegalizados inconstitucionalmente.

Para destrancar este juego, por el bien del país y lograr lo que la mayoría de los venezolanos queremos, urge salir de los extremos, del todo o nada, por un lado el “vete ya” y el no reconocer que sigue habiendo una división en la alternativa democrática que dificulta avanzar de manera definitiva para el cambio político que cada día reclama con más fuerza la mayoría de nuestro pueblo, pero por otro lado también tenemos al régimen que sigue sin reconocer la grave crisis, lo que sin lugar a dudas continua obstaculizando la solución, lo que obstaculiza reconstruir la Unidad porque no se puede remediar lo que no se admite.

Omar A. Ávila H.
dip.omaravila@gmail.com
@OmarAvilaVzla

HUMBERTO MARCANO RODRÍGUEZ: UNA GRAN MENTIRA

Uno de mis  asiduos lectores  me escribe, tratando  de refutar mis planteamientos  sobre   el hecho de  que nosotros  solos  no podemos  salir  de  este régimen narco terrorista sin una  ayuda  de intervención extranjera, alega  el lector  que hay  ejemplos  que  deben seguirse  como es  el caso  de Chile y bien podía  ser aplicado  en Venezuela, esto en realidad es una gran mentira, que han  manejado  algunos politiqueros que  pretenden  que  aquí  a la larga todo  siga igual porque es lo  que más  conviene  a  sus  intereses  personales a fin de mantener  sus negociados, la gran realidad es  que la mayoría  de  los llamados  directivos políticos opositores no desean un cambio total  que ponga a  descubierto de  cómo han estado metidos  en negocios turbios, en cuanto  al ejemplo  de  Chile y de la salida  de la dictadura de Pinochet hacia   el sistema democrático actual, existe una  abismal  diferencia  con lo  que  sucede  aquí  en Venezuela.

Chile, era un país  democrático y  bastante  desarrollado  con una  economía  muy fuerte, y democráticamente  después  de varios intentos llego  a la presidencia el comunista, disfrazado  de  socialista  Salvador  Allende, quien en apenas tres  años   destruyó la floreciente  economía  de  ese país, estableciendo reglas comunistas dictadas por  el régimen de Fidel Castro,  quien se convirtió en su mentor político, de  hecho pasaba largas temporadas en Chile y prácticamente era  el  que mandaba  allí, de igual manera a lleno a Chile  de cubanos, estableció  programas  de expropiaciones  sin pagar lo expropiado y de  estatización  de empresas,   de la banca, los  seguros y el transporte entre otros, la moneda (el peso) se desvalorizo  de una manera increíble, trayendo una tremenda ola  de desempleo, de hambre y de miseria, y una  no vista  nunca inflación  golpeando en sus cimientos  a la vigorosa clase  media  existente, por  suerte no pudo  llegar a corromper  a las FAN, pero existía una  ola  tremenda  de inseguridad y de persecución política contra  los opositores, existía  en Chile una brutal dictadura comunista  con la total injerencia  de los cubanos en todos  los aspectos  de la vida chilena, menos en lo militar, las  cosas  aunque  duelan  para muchos  hay  que  decirlas, si bien es cierto  que en  el gobierno militar establecido  por  el General Augusto Pinochet, se  cometieron muchos  asesinatos, estos  es  su total mayoría  fueron contra   comunistas que  estaban destruyendo  al país bajo la dirección de Fidel Castro y se lo tenían casi entregado  a régimen  de Cuba, Pinochet y es to es histórico y reconocido  levanto  la economía  en una forma prodigiosa, devolvió  a  sus legítimos  dueños  todas las  propiedades    confiscadas y las  estatizadas  volvieron a la administración  privada, cuando Pinochet  entregó  el gobierno, Chile  era  uno  de los primeros  países de  América  en cuanto a  crecimiento  económico y de  mayor  industrialización, con un  bajísimo índice  de criminalidad  y el más  bajo índice  de inflación del mundo, un vigoroso  sistema  educativo y  de  salud. Una  cosa de vital importancia  fue la conservación de la institucionalidad de  las Fuerzas Armadas Chilenas al igual  que la Policía  Nacional (Los  Carabineros) a los cuales  a pesar de los intentos  de Allende no pudo corromper ni poner  bajo  control  de  su partido  socialista y  que en varias oportunidades Pinochet  en  su condición de Ministro  de la Defensa  se negó a recibir   Fidel Castro, Durante  el régimen militar  de Pinochet  se canceló la deuda externa e interna  de Chile. ( La  policía nacional  de  Chile, los  carabineros  por  su condición para -militar y los grados  militares  que  detentan están bajo la tutela  del Ministerio de la Defensa)

 Venezuela  para  el  año 1998 era  uno de los países más prósperos  de Latinoamérica, con una  pujante industria en total crecimiento, una  fuerte clase media con una  casi total independencia  alimentaria, éramos  exportadores  no  solo de petróleo, gas , electricidad ( le  vendíamos  electricidad a Colombia y Brasil) asfalto, productos petroquímicos, cemento, hierro, acero, carbón, aluminio, café , arroz y azúcar entre otros,  veinte  años  después gracias  a  este régimen narco- terrorista, “socialista”, nada  de lo  anterior  se  está  exportando al contrario  todo lo estamos importando, somos  un país  destruido en su totalidad, de  tres millones y medio de barriles  de petróleo  que  se  producían diariamente, apenas  se  llega  ahora  a medio millón, Todo  lo  que este régimen “socialista”   produce, es  escasez, hambre, miseria, desempleo, inflación, mendicidad, inseguridad y persecución   contra  los opositores  y como la fresa  de la torta, según los datos ofrecidos por la Agencia   de la ONU para los refugiados AGNUR, actualmente  hay CUATRO MILLONES  DE VENEZOLANOS  EN EL EXTERIOR Y SE  ESPERA  QUE ESTA  CIFRA PARA DICIEMBRE DE ESTE AÑO LLEGUE  A SEIS MILLONES, una  diáspora gigantesca, jamás visto en país  alguno, según la AGNUR  la salida  de venezolanos  es  de  aproximadamente SIETE MIL  PERSONAS DIARIOS, situación  que está  produciendo un caos terrible en  países  como Colombia, Perú, Ecuador y Chile.

Pero  no  solo  en esto  se marca  la diferencia, el más  grave problema  es  que en Chile  no  habían   bandas  en el régimen  militar de narco  traficantes, la corrupción administrativa  estaba en cero, los  servicios   públicos   funcionaban, ¿Que  existe  actualmente en Venezuela?  un país  dominado por  el crimen globalizado, un régimen narco terrorista con implicaciones  internacionales,  no existe ninguna  separación de poderes, todos  conculcados  por  Maduro y  sus secuaces, un régimen usurpador  desconocido  por  setenta países,  una corrupción  a todos  los niveles que solo ha traído una total  descomposición social, el usurpador  del Poder Ejecutivo, los Ministros, casi todos los miembros  del TSJ, el Fiscal y el Contralor  General investigados     en Tribunales  Federales  Estadounidenses, por  tráfico  de drogas,  lavado  de divisas, corrupción, violación de  los derechos  humanos,    actos  criminales y acusados  muchos  de  ellos  comenzando  por Maduro  ante el Tribunal Penal Internacional, y  a  esto le tenemos  que  sumar como es sabido, la presencia  activa   del  ejército invasor  de Cuba  en todos los  aconteceres nacionales,  comenzando  por  su intromisión en la FAN, las  bandas terroristas  armadas y  protegidas por  el régimen los  llamados  colectivos, los  de la FARC, el ELN y los  islamitas   todos  metidos en el tráfico  de  estupefacientes,  haciendo  de Venezuela un estado forajido, por  ser  puente  del gran tráfico internacional  de  drogas.

En un país  azotado  por  el hambre, la  escasez  de  alimentos y  medicinas, la  miseria y el  desempleo, donde  niños  y ancianos   mueren por desnutrición, donde las personas  con cáncer, diabetes,  enfermedades renales, esperan con resignación  la muerte ya  que no se les  aplica tratamiento  alguno, por  falta de medicinas, insumos médicos y equipos en los hospitales, niños  que  mueren por  falta de un trasplante  de medula ósea, aún así se  empeñen en seguir  hablando  de diálogo o mediación  como lo denomina  el  gobierno  de Noruega. ¿Cuántos  muertos  más  se necesitan?

Pretender  dialogar con un régimen de criminales  narcos terroristas, violadores  de  los derechos humanos, es  a todas luces un suicidio, los integrantes  de ese régimen se saben acorralados, buscan tiempo, que es lo que se les está dando y en ese tiempo se van afianzando, cada día  que pasa  en esta incertidumbre Maduro habla  y actúa con más fuerza y determinación, acaba  de  decretar descaradamente 2.000 millones de bolívares con cargo  al tesoro nacional para reforzar  un partido político  madurista,  el  llamado contralor  general  se calla ya que le corresponde  acatar  las órdenes,  Maduro se burla públicamente  de la llamada oposición, y aún   se  sigue insistiendo  en diálogo y lo más  grave,   ya casi no se habla  del fin de la usurpación, menos  del gobierno de transición,  solo  se habla  de  elección  y nadie  menciona  salir  d este  ilegal y corrupto CNE ni de  crear un nuevo y creíble  Registro Electoral Permanente.

Sigo opinando que esto ya no es un problema  sólo nuestro, es un caso  de seguridad internacional, que cada día está más  en juego la democracia  en el Continente Americano, allí está Diosdado Cabello en Cuba, en  su condición  de  vicepresidente  del PSUV organizando  la próxima  asamblea  del grupo internacional comunista  El Foro de Sao Paulo, donde  se  determinaran líneas  de actividad para la expansión  del comunismo   a través  de Venezuela, Bolivia, Nicaragua  y Colombia y  aquí   en Venezuela  los  llamados  líderes opositores  siguen  mirando  para el cielo y hablando  de diálogo y  elecciones y soñando  en ser presidentes, como ya lo  dijo públicamente Mike  Pompeo, el Secretario de Estado (Canciller)  de  USA.

Humberto Marcano Rodríguez
hjmrodriguez@gmail.com     
@Hmarcanor

JOSÉ LUIS MÉNDEZ LA FUENTE: UNA NEGOCIACIÓN POR VENEZUELA

Al experimento de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela le quedan seis meses para alcanzar el éxito o el fracaso definitivo. Pero ¿qué se pudiera considerar como uno u otro? Cualquier logro, como por ejemplo que haya un llamado a elecciones, sería un resultado positivo. Pero, ¿entraría en el rango de exitoso?  

Si se considera  que las expectativas eran sacar a Maduro y restablecer el orden constitucional,  según consta  en el Acuerdo de la Asamblea Nacional, sobre la Declaratoria de Usurpación de la Presidencia de la República por parte de Nicolás Maduro Moros y el Restablecimiento de la Vigencia de la Constitución, así como en el Estatuto que rige la transición para la defensa y el restablecimiento de la vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ambos aprobados a principios de este año,  es evidente que no. Y si lo decimos tan categóricamente es debido que en dichos documentos se toma como punto de partida la innegable realidad de que Maduro debe entregar el poder o irse, antes de entrar en la siguiente fase de esa ruta de transición en la cual se designaría un gobierno provisional de compromiso con el fin de convocar unas elecciones libres y realmente democráticas. La ayuda internacional para paliar la emergencia social y humanitaria que viven los venezolanos es otro de los objetivos allí señalados.

Hasta ahora los dos grandes momentos del experimento fueron los vividos el 22 de febrero en la ciudad colombiana de Cúcuta con el llamado “Venezuela Aid Live” y el martes 30 de abril en las inmediaciones de la base aérea militar de La Carlota. Sin embargo, en ninguno de los dos se cumplieron las metas más importantes como era la entrada al país de la ayuda social y humanitaria, así como el fin del gobierno de Maduro; no obstante que el concierto con los artistas internacionales en la frontera colombo venezolana consiguió sus objetivos y que en el segundo evento se logró la liberación, para sorpresa de todos, de Leopoldo López.

Al día de hoy, nada de lo planificado en esa hoja de ruta por la Asamblea Nacional se ha podido hacer realidad de la manera planeada y mucho menos en el tiempo previsto. Esto último sumamente importante dada la interinidad que tiene Guaidó y que afecta por lo mismo la vigencia del reconocimiento de su cargo hecho por cerca de cincuenta gobiernos de la comunidad internacional.  

Ante tales circunstancias y vista la posición de retroceso asumida por el gobierno del señor Trump en las últimas semanas, a la cual nos hemos referido en artículos anteriores, cualquier otro resultado posible va a depender de las negociaciones en curso, actualmente en Suecia, y que hasta hace unos días tuvieron a la capital de Noruega como escenario. Pero ya nada es igual. No solo la ruta ha cambiado, pues ya no es la originalmente trazada, sino también las metas y el modo de implementar los objetivos o llevarlos a la práctica.   Y es que no es lo mismo una convocatoria a elecciones con Maduro en el poder, aunque se hagan algunas concesiones a la oposición para democratizar un poco el proceso electoral, a que se convoquen sin Maduro en el gobierno. O que se hagan con Maduro fuera de Miraflores pero con el mismo Consejo Nacional Electoral tutelándolas. O que Maduro o alguno de los miembros del actual régimen sancionados internacionalmente, puedan participar como candidatos en esa elección presidencial, o alguna otra posterior a realizarse para llenar una plaza pública. Y así pudiéramos enumerar una lista enorme de puntos en los cuales su materialización cambiaría radicalmente dependiendo de la participación o no que el chavismo gobernante pueda tener en su implementación y grado de influencia en los resultados.

Por eso el único resultado positivo posible en la nueva hoja de ruta, asimilable a un logro exitoso es una negociación donde no se hagan concesiones a la justicia, y las elecciones presidenciales se efectúen sin la presencia de Maduro o algunos de las personas señaladas por corrupción dentro del chavismo con expedientes penales abiertos actualmente en los Estados Unidos, España o cualquier otro país. Con un periodo de transición para depurar el padrón electoral y el CNE; determinar unas reglas comiciales claras que faciliten el sufragio, y fundamentalmente, establecer condiciones igualitarias de participación, recursos y medios para todos los candidatos, sin ventajas para ninguno.  

Solo de esa manera cualquier negociación que se efectué puede calificarse de algo más que positiva. Pero obtener sin dar a cambio, no es precisamente lo que conforma la esencia de una negociación o un acuerdo entre posiciones antagónicas.  

En estos momentos, cuando amenazas como: “todas las opciones están sobre la mesa”, ya están descoloridas y nadie cree en ellas, la coyuntura en la cual se dan las negociaciones igualmente ha cambiado, pues las condiciones no son las mismas de antes y fortalecen la posición, en la mesa, del gobierno de Maduro.  

Una negociación por Venezuela, que pudiera significar un giro de ciento ochenta grados para sentar las bases del inicio de una auténtica transformación del país. O, por el contrario, de trescientos sesenta grados, con un simple cambio de rostros y de estilo, pero no de intenciones ni de propósitos abyectos, que nos colocaría, en un muy poco tiempo, en el mismo lugar donde estamos ahora.  

José Luis Méndez La Fuente
@xlmlf