domingo, 29 de noviembre de 2015

CARICATURAS, 29 de Noviembre de 2015,REPUBLICANO LIBERAL, DIARIO DE OPINION, RAFAEL RIOS Y/O EDUARDO SANTOS, HUMOR, DEL DÍA, FORMA ESPECIAL DE OPINAR, RECOPILACION, MAS RECIENTES, VENEZUELA,
















Rafael Rios
rariga2@gmail.com

Eduardo Santos
eduardosantos211@gmail.com

@rariga

@edsantos211

MARÍA TERESA ROMERO, EL USO CHAVISTA DE LA VIOLENCIA POLÍTICA ELECTORAL


No es nueva la utilización de la violencia política por parte del régimen chavista – aunque encubierta mediante grupos afectos- en las numerosas campañas electorales que se han desarrollado durante sus 16 años de (des) gobierno. Es una vieja y exitosa táctica de amedrentamiento utilizada por los gobiernos dictatoriales, especialmente por los de vocación comunista. Pero nunca la violencia había sido tan descarada y agresiva como en la actual campaña a la elección de una nueva Asamblea Nacional, el próximo 6 de diciembre.
Desde el pasado 13 de noviembre que se inició la campaña electoral hasta el momento de escribir estas líneas, la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha denunciado unos ocho casos de ataques violentos en contra de líderes opositores, resultando el más reciente con la muerte del secretario general del partido socialdemócrata Acción Democrática (AD) en el estado Guárico de Venezuela, Luis Manuel Rodríguez, quien fue asesinado mientras se encontraba en una tarima en un acto proselitista junto a Lilian Tintori, la reconocida esposa del dirigente opositor Leopoldo López, preso ilegalmente en una cárcel militar desde hace un año.
En este caso, el asesinato se perpetró a balazos desde un carro y a apenas horas de haber sucedido, la Fiscalía se apresuró a asegurar – sin investigación mediante- que tan sólo se trataba de un ajuste de cuentas entre bandas rivales, argumento posteriormente utilizado por el presidente Nicolás Maduro y el actual presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, quienes han negado enfáticamente las acusaciones opositoras.
A este espiral de actos violentos que son difíciles de probar y por tanto de atribuir legalmente al gobierno de Nicolás Maduro y su Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en virtud de que para evadir la censura nacional e internacional no son realizados por las fuerzas militares y policiales del régimen sino por militantes de ese partido y/o por grupos armados pro oficialistas denominados “Colectivos”, cabe sumar los discursos cada vez más agresivos de los funcionarios gubernamentales.
El propio Maduro viene amenazando desde mediados de año -y con mayor énfasis durante las recientes semanas- en lanzarse a la calle junto al “pueblo” para “defender la revolución” en caso de una victoria de la oposición en las elecciones parlamentarias. Sin tapujo alguno el jefe del Estado habla de una guerra civil si el oficialismo pierde poder.
Esta insolente y creciente violencia verbal y física, no hace sino evidenciar la desesperación gubernamental ante la posibilidad cada vez más probable de que pierda la mayoría parlamentaria, como indican la mayoría de las encuestas de opinión pública nacionales. Se trata de un último intento por producir una abstención popular significativa el día de las elecciones porque pareciera que el ventajismo, el abuso y demás triquiñuelas electorales que viene utilizando en los comicios pasados, ya no le son suficientes para obtener la mayoría de los votos.
Es difícil predecir hasta qué punto esta arremetida violenta surtirá el esperado efecto de desmovilización de una buena parte del electorado venezolano, o si más bien será contraproducente y producirá más hartazgo y activación ciudadana. Pero más allá de que suceda una u otra cosa, y que gane o pierda el gobierno la mayoría del Parlamento, sí es posible afirmar desde ya que esta embestida le está causando al régimen mayor descrédito, desconfianza y presión nacional e internacional en su contra. Así lo evidencia la respuesta inmediata y dura de algunos actores hemisféricos a la encubierta violencia política oficialista.
El más reciente comunicado del secretario general de la OEA, Luis Almagro, es lapidario. Aunque sin decirlo expresamente, el jefe del aún principal ente regional responsabilizó al gobierno de Maduro de la violencia al refutarle que el asesinato del dirigente opositor no fue un episodio aislado –como aseguró un vocero gubernamental- “sino que se da conjuntamente con otros ataques realizados contra otros dirigentes políticos de la oposición en una estrategia que procura amedrentar a la oposición”. También al exigirle “actuar ya” para que las elecciones “no sean un ejercicio de fuerza, violencia y miedo”; que “haya las garantías más absolutas para todos”; y a “poner fin a los discursos cargados de amenazas, de pronósticos oscuros y a desarmar a cualquier grupo civil armado, especialmente aquellos que dependen del gobierno o del partido de gobierno” .
Y aun cuando el régimen de Maduro haga caso omiso al descrédito, la desconfianza y la presión nacional e internacional en su contra, ellas contribuyen a despojarle la pátina democrática que aún le interesa mantener especialmente cara al exterior, y además le restan en estabilidad y gobernabilidad política, elementos éstos esenciales para mantenerse en el poder hasta el final de su mandato.
Maria Teresa Romero
matero1955@hotmail.com
@mt_romero

Caracas – Venezuela

@EFENOTICIAS, HINTERLACES: OPOSICIÓN SACA 30 PUNTOS DE VENTAJA AL CHAVISMO FUENTE HTTP://WWW.2001.COM.VE

La oposición ganaría las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre con más de 30 puntos de ventaja sobre el chavismo, según un sondeo publicado, aunque esa brecha se ha reducido en el último mes, de acuerdo a otra empresa demoscópica y sería mínima en algunos estados.
Oscar Schémel, presidente de la encuestadora Hinterlaces, detalló que en septiembre pasado la brecha entre el chavismo y la oposición se ubicaba en 30 puntos a favor de la oposición pero "se ha venido reduciendo".
Schémel pronosticó que en algunos estados del país la diferencia será "mínima" (entre el 3 y el 6 por ciento) el día de las elecciones, aunque estimó que "difícilmente el chavismo logre mayoría parlamentaria".
El analista señaló que el escenario más probable es que la oposición alcance la mayoría simple, no más de 100 diputados de los 167 de la Asamblea Nacional.
Por otro lado, según la encuesta de la empresa Keller y Asociados, hecha publica y correspondiente al cuarto trimestre de 2015 un, 59 por ciento de los consultados votaría a la oposición, mientras que un 25 por ciento lo haría por las candidaturas chavistas.

Un 11 por ciento de los consultados votaría por otras candidaturas "independientes" y el 6 por ciento no contestó, indica el mismo estudio.
Ante la pregunta "¿qué es lo más probable que ocurrirá en estas elecciones?", el 51 por ciento cree que la oposición obtendrá la mayoría, tanto en votos como en diputados.
Además, el estudio señala que el recuerdo positivo del presidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013) perdió 18 puntos este año y se ubica en 49 por ciento, mientras que, en el mismo periodo, la popularidad del actual jefe de Estado Nicolás Maduro perdió 8 puntos y se sitúa en un 25 por ciento.
El 74 por ciento opina que Maduro no está capacitado para resolver la crisis que vive Venezuela, según la encuesta.

Un 69 por ciento de los encuestados opinó que es necesario que Maduro abandone el poder antes de que concluya su mandato en 2019.
Sobre los problemas que agobian a los venezolanos, un 88 por ciento consideró que la delincuencia ha empeorado, un mal que junto al costo de la vida, la economía y la corrupción representan las principales preocupaciones de los ciudadanos.
El 95 por ciento de los encuestados consideraron que en el país existe escasez de productos de primera necesidad, de la que la mayoría (52 por ciento) responsabilizó al Gobierno, un 26 por ciento a los "bachaqueros" (revendedores), un 7 por ciento a los fabricantes y un 5 por ciento a los comerciantes.
El sondeo se realizó con cobertura nacional (urbana-rural), por medio de 1.200 entrevistas en hogares, entre mayores de 18 años, de ambos sexos y de todos los estratos socioeconómicos, del 5 al 15 de noviembre de 2015, para un error muestral máximo del 2,89 por ciento y un nivel de confianza del 95,5 por ciento.
http://www.2001.com.ve/en-la-agenda/116636/hinterlaces--oposicion-saca-30-puntos-de-ventaja-al-chavismo.html

ROGELIO NÚÑEZ, VENEZUELA: UNA AMENAZA EN CIERNES PARA LA ESTABILIDAD REGIONAL


El progresivo deterioro político, institucional y socioeconómico de Venezuela puede derivar en una crisis generaliza en el país, que las elecciones legislativas del 6 de diciembre incluso acabaría profundizando. De ocurrir, Venezuela pasaría a transformarse en una amenaza para la estabilidad regional.
Todo apunta a que la crisis política puede acabar siendo también institucional y que la economía camina por la cuerda floja: en realidad no ha estallado únicamente porque hay elecciones legislativas a la vista. De hecho, el régimen sostiene que el ajust vendrá tras los comicios.
Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, ha señalado que el desequilibrio de la economía corre el riesgo de ir acompañado, en breve, por inestabilidad política: “Preocupa mucho que después de las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre se agregue a los problemas de la economía una crisis política institucional de enfrentamiento de poderes, que no se logre construir los consensos necesarios. Tenemos que ver cómo van a leer el resultado de las elecciones tanto el Gobierno como la oposición porque sus distintos grupos pueden entrar en conflicto, no se trata de bloques homogéneos. Y además falta observar la reacción que tendrá el sector privado porque si bien estamos ante un quiebre histórico creo que se trata de un ciclo que no será rápido ni libre de costos”.
La vía venezolana hacia el colapso venezolano
El cocktail venezolano, por lo tanto, empieza a ser explosivo se mire por donde se mire.
En primer lugar, Venezuela es una sociedad fracturada y polarizada donde el rival es enemigo antes que altenativa.
El chavismo vs antichavismo divide desde 1999 en dos polos irreconciliables a la ciudadanía.
Las elecciones legislativas pueden provocar que el país se sumerja, además, en un choque de trenes institucional entre un presidente chavista y una Asamblea donde la primera minoría sería opositora.
Leonel Fernández, Representante Especial de la misión de acompañamiento electoral de la Unasur, ha alertado de que “sería muy útil que pueda producirse un diálogo político porque al final en democracia se requiere tener gobernabilidad. Lo que se requiere, tal vez, es que haya un mediador. La polarización es un componente emocional y la única forma de superarlo es la búsqueda del elemento en común. Señaló que con la descalificación del que piensa distinto no se logra nada y recomendó “buscar maneras de ir bajando el tono”.
En segundo lugar, el país carece de un liderazgo con capacidad de encauzar las tensiones y con fortaleza para afrontar la actual coyuntura. Nicolás Maduro está lejos de ser respetado por los propios chavistas y mucho menos es un presidente legítimo para los opositores.
Maduro carece de la magia que poseía Hugo Chávez y ya en enero pasado, Luis Vicente León, director de Datanalisis, recordaba que el presidente enfrenta su peor momento de popularidad, con una aprobación de tan solo 22,6% según una encuesta de su firma consultora: “Es una encuesta que muestra un deterioro muy severo en la percepción del país sobre la economía, y ya se ve claramente el costo político sobre la evaluación de gestión del presidente”.
Y en tercer lugar, la deriva autoritaria y represiva del régimen chavista está tensionando a la sociedad. Como prueba: las detenciones de Leopoldo López, Antonio Ledezma y Manuel Rosales. El último incidente, el asesinato de Luis Manuel Díaz profundiza aún más la deriva violenta y autoritaria.
 “Yo sí pienso que la oposición puede ganar. Ahora, cómo va a administrar ese triunfo el Gobierno, ahí está el problema. Quieren presentar la alternancia democrática como un delito. El chavismo no se da cuenta de que fracasó en su intento de imponer su modelo. La única salida posible de los venezolanos es aceptar nuestra complejidad, superar la mediocridad que representa la polarización. No hay posibilidad de hacer país si no contamos los unos con los otros. Se equivocan los que creen que la historia es un interruptor y que vamos a volver a 1998, antes de que Chávez llegase al poder”, señala Alberto Barrera en el diario El País.
Esta coyuntura ya claramente irrespirable desde el punto de vista político, se mezcla con una situación económica delicada y con tintes de convertirse en alarmante.
Esta golpea a la sociedad, en especial a las clases medias (desabastecimiento) y hasta las clases populares vía inflación.
Venezuela es el país con mayor inflación del mundo (cerrará 2015 con una subida de precios en torno al 150%, muy por delante de Ucrania, que no llegará al 40%) así como el que se ve afectado por una mayor recesión económica (la caída del PBI será de en torno al 7%) y un desabastecimiento que ronda el 50%.

El régimen lleva un quinquenio de retraso a la hora de poner orden en la economía. Primero por al enfermedad de Chávez (2011-12), luego por la muerte del líder bolivariano y las elecciones presidenciales (2013) y en 2014 por la oleada de protestas opositoras.
En 2015 el régimen optó por medidas paliativas antes de por llevar a cabo un ajuste en toda regla porque había elecciones. Y mientras eso ocurría, la economía no deja sino de dar señales de decadencia: desde que en 2006 el país creció al 9,4% la ralentización (2007, 2008) y la crisis (2009, 2010, 2014 y 2015) se han ido sucediendo.
La economista Tamara Herrera apunta que “hay una alta probabilidad de que vayamos hacia una hiperinflación sea cual sea la discusión sobre el nivel. Venezuela tiene todos los ingredientes que han llevado a la hiperinflación a otros países: un shock de oferta muy importante, políticas de corte populista, inflación creciente, la falta del más mínimo respeto por la noción de equilibrio fiscal y financiamiento del gasto con creación de dinero”.
Además, el Estado se ha quedado sin recursos para atender las crecientes exigencias sociales y calmar la situación. La cotización del petróleo venezolano cerró la semana pasada a 34,46 dólares por cada barril de crudo. Se trata del precio más bajo para el crudo venezolano desde diciembre de 2008, cuando tocó un piso de 28,2 dólares por barril en medio de una profunda crisis económica global.
Venezuela, quinto exportador mundial de crudo, produce alrededor de 3 millones de barriles de petróleo diarios y exporta unos 2,5 millones, en su mayor parte a Estados Unidos y China. El petróleo proporciona más del 90% de las divisas que recibe el país y financia buena parte del presupuesto nacional.
Un problema regional en ciernes
Y como colofón, Venezuela parece una evidente penetración del narcotráfico que en caso de llegar a ser un Estado colapsado y sin recursos no haría sino empeorar.
En estas circuntancias, Venezuela puede transoformarse un problema para la estabilidad regional.
Una Venezuela colapsada afectaría a todos sus vecinos (Colombia y Brasil en especial) ya que se transformaría en una plataforma ideal para el crimen organizado (para las Bacrim colombianas, por ejemplo), el narcotráfico (los cárteles mexicanoa) y un lugar propicio para el crecimiento y desarrollo de las mafias que ya copan el estado chavista.
De hecho, el secretario de Estado adjunto de EE.UU. para Narcóticos y Seguridad Internacional, William Brownfield, señaló a comienzos de 2015 que “desde hace más de diez años, ha habido pruebas de que ciertos individuos dentro del Gobierno de Venezuela han sido corrompidos o penetrados por organizaciones narcotraficantes”.
Brownfield llegó a afirmar que, a lo largo de la última década, “las organizaciones de narcotráfico han visto a Venezuela como una oportunidad” debido a “la interrupción de cooperación entre el Gobierno venezolano y otros Gobiernos en la región” en la materia.
 “Durante más de diez años, hemos visto las pruebas de esto, a medida que el rastro de los radares aéreos y marítimos demostraba un número sustancial de vuelos sin licencia desde Venezuela a otras regiones”, concluyó Brownfield.
Así pues, la deriva actual venezolana, de no detenerse, puede acabar con Venezuela sumida en un estado fallido, o pseudofallido, lo cual se convertiría en un problema de alcance regional, de difícil solución y acompañado de un fuerte coste, y no solo material.
Fuente: http://www.infolatam.com/2015/11/26/venezuela-una-amenaza-en-ciernes-par...
Rogelio Núñez
España

ANTONIO VALE, HENCUESTA HERCON, EL 65,1% CREE QUE LA OPOSICIÓN GANARÁ LAS ELECCIONES PARLAMENTARIAS, FUENTE PATILLAZOS,

Si estos datos no se tuercen en una semana por el influjo de los regalos de los candidatos oficialistas, pues entonces la suerte ya está echada. La particularidad es que el Gobierno no tiene suficiente reales para complacer a la mayoría de los venezolanos. ¡Qué de saludable sería para la democracia que el PSUV y sus aliados fueran oposición en la Asamblea Nacional! Saludable para el país y para los mismos militantes rojos, a ver cuántos de verdad es que lo son por motivos doctrinarios y no crematísticos. Saludos!




Publicado en: DestacadosNacionalesPatillazos
 348
 2

HerconCreenciaGanador

Ante la pregunta “¿ Para usted quien ganará las elecciones parlamentarias el próximo 6D?” el 65,1% contestó que la MUD, el 27,5% que el oficialismo y el 7,3% no contestó, en un estudio muy reciente de opinión pública nacional realizado por la empresa Hercon Consultores. Se confirma así la creencia mayoritaria, que también muestran otros estudios de opinión, que el oficialismo es una minoría nacional.
El estudio de opinión pública de Hercón se realizó mediante 1.200 entrevistas en hogares entre mayores de 18 años inscritos en el CNE, con cobertura urbano-rural en todo el territorio nacional, con trabajo de campo del 10 al 25 de noviembre, para un error máximo admisible de +/- 2,37%.
Entre los que se declararon oficialistas (base 342 encuestas), también es mayoría la creencia que la oposición ganará la mayoría de la Asamblea Nacional. Entre ellos, el 51,9% cree que la oposición ganará, el 39,5% cree que el oficialismo y el 8,6% no contestó.
En cuanto a la intención de voto para las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, el 60,1% expresó que lo haría por la “oposición”, el 31,6% por “los candidatos de Chávez” (oficialismo) y el 8,2% no contestó.
El 86,0% considera importantes las próximas elecciones parlamentarias y el 79,1% expresó estar “muy seguro” de ir a votar.
La gestión del gobierno nacional

HerconResponsables
Para el 3,1% de los encuestados, la “empresa privada” es responsable de la crisis económica, mientras que el 65,5% señala  al gobierno de Nicolás Maduro y el 10,0% al Socialismo del Siglo XXI.
Ante la pregunta “En términos generales, ¿Usted cree que las cosas en Venezuela van por buen camino?”, el 86,2% contestó que por “mal camino”, el 12,3% que por “buen camino” y el 1,4% no contestó. Comenta la empresa Hercon que “la mayoría de los entrevistados se muestran escépticos de la recuperación del país mientras este la revolución Bolivariana”.
Se preguntó que “Si le tocara evaluar la gestión gobierno de Nicolás Maduro, ¿Usted diría que es …?.” y el 84% la evaluó de manera “negativa”, el 14,0% “positiva” y el 1,7% no contestó.


http://www.lapatilla.com/site/2015/11/28/el-651-cree-que-la-oposicion-ganara-las-elecciones-parlamentarias-encuesta-hercon/

Enviado a nuestros correos por
Antonio Vale
angelvenus88@gmail.com
@AntonioBriceo1
Caracas - Venezuela

GABRIEL S. BORAGINA, LA RECONSTRUCCIÓN, CASO ARGENTINA

La Argentina emprende un nuevo camino que -se espera- sea una vía de renovación. Horrorosamente la llamada *herencia* que deja el gobierno que se va, será un lastre tremendo para el gobierno que viene, quien -a no dudarlo- deberá asumir los costos de una dilatada gestión fracasada, mediante la cual se procuró sistemáticamente, a lo largo de tres larguísimos gobiernos de dos personas (los Kirchner), saquear los recursos de la nación con el único propósito de llenar sus bolsillos a más no poder, y los de la banda de secuaces que instalados en prácticamente todos los sectores del estado nacional, los medios de comunicación y difusión, las universidades, escuelas, colegios, llegando inclusive a tratar de infiltrarse en las familias, provocando graves disensos, enfrentamientos y divisiones, marcaron una política caracterizada por el peculado y la rapacidad, de una manera que los registros históricos no reconocían desde hace decenios.

La tarea del presidente Macri será pues ingente y no exenta de dificultades. Máxime si se tiene en cuenta que las hordas del FpV, que soñaron seriamente con el poder eterno, y que durante muchísimo tiempo vivieron a costa de la ciudadanía, sobre todo la trabajadora, la realmente productora de bienes y servicios cuyo destino -las mas de las veces- no fue otro que el de las inagotables alforjas del gobierno, no se van a resignar fácilmente a verse forzados a vivir honestamente. La honestidad es, a esta altura, algo que visiblemente han perdido, fruto de tantos años usufructuando la maquinaria del poder en el sólo y exclusivo beneficio propio.
La sociedad argentina que votó por el cambio deberá estar no sólo consciente de estos desafíos, sino y por sobre todas las cosas, dispuesta a acompañar a su presidente en la difícil tarea de reconstrucción que tiene por delante. Pero, al mismo tiempo, ello implica resistir las fuerzas de la reacción de quienes apañados por el poder y la impunidad que creyeron el mismo les daba, se encuentran decididos a sabotear la labor de reedificación de un país que Macri recibe literalmente en ruinas. En algunas cosas, hay -sin duda- que comenzar desde cero, y en muchas otras, desde bajo cero.
Antes de la experiencia nefasta del gobierno del FpV, los diferentes gobiernos habidos desde el segundo gobierno de Perón hacia acá, debían concentrar sus esfuerzos en rectificar el rumbo económico, y aledañamente, corregir otros aspectos colaterales que, si bien eran importantes, no resultaban medianamente prioritarios. Todo ello, con mayores aciertos o errores, pero más o menos en ese orden de preferencia.
No se había vívido hasta ese entonces la devastadora demolición de todo lo que había en pie que provocaran los Kirchner y su banda, que arrasaron primero con las instituciones, para seguir con la moral, la ética, la educación, los valores republicanos y -por último- con la economía como un todo. El daño que infringieron fue enorme, y los costos, a esta altura, todavía resultan incalculables. Difícilmente pueda encontrarse en la historia reciente argentina una situación de decadencia similar a la que dejan los Kirchner. Ilustrativamente, un conocido ex fiscal de la nación que tuvo a su cargo la acusación a los jefes de la junta militar que gobernó de facto el país en la década del 70, dijo (parafraseándolo) que ni siquiera los militares se atrevieron a tanto como los Kirchner se atrevieron.
Por nuestra parte, desde el ascenso mismo al poder del FpV, hemos venido sosteniendo que, a partir de dicha fecha, se había instalado en el país un gobierno que devendría en totalitario más tarde o más temprano. Y lo decíamos en medio de una fenomenal incredulidad de nuestro entorno (cercano y no tanto) en nuestros vaticinios. Fuimos una de las pocas voces que advertimos lo que sucedería y que finalmente ocurrió. Sólo hacia el final del imperio del FpV muchos vieron lo que a nosotros (y otros pocos más) siempre nos pareció evidente. Y no es que estuviéramos dotados de facultades especiales, ni paranormales que nos permitieran presagiar lo que para los demás no era indudable. Simplemente que reparamos en rasgos, gestos, actitudes, palabras, silencios, etc. que más tarde se iban transformando en concretas medidas de gobierno que, lamentablemente, marchaban paulatinamente apuntando en la dirección que nos temíamos y que anunciábamos aquel momento en vano- como una voz que clama en el desierto. Pero éramos muy pocos los que veíamos venir el desastre o, al decir de un querido amigo, el Titanic dirigiéndose, lenta pero inexorablemente, hacia el iceberg.
Finalmente, el Titanic de la Argentina, al mando de los *capitanes* Kirchner, colapsó contra el iceberg, y aun cuando más del 75% u 80% del barco se halla sumergido, todavía hay esperanzas de reflotarlo, esta vez de la mano del nuevo *capitán* al mando de la nave, el Ingeniero Mauricio Macri. Tarea -como indicábamos al comenzar- para nada simple, pero tampoco para nada imposible.
La diferencia en este caso a cambio de gobiernos anteriores es, como expresábamos, que ningún otro gobierno anterior asoló el país como lo hizo este. Por lo que seriamos muy ingenuos si esperáramos la producción de milagros por parte del nuevo gobierno. En materia política y económica -parece redundante decirlo- no existen los milagros. Y hemos de ser conscientes que la Argentina necesita poco menos que de eso para poder salir a flote. Sin embargo es posible, si se dan dos condiciones que, a primera vista, nos parecen básicas: 1º Neutralizar las fuerzas destructivas del FpV. Hay que tener en claro que esta secta no será un simple partido de oposición, sino que será (en caso de subsistir) lo que ha sido desde su ascenso al poder: un torrente de destrucción. 2º Acompañar las medidas de cambio del nuevo gobierno siendo conscientes de que requerirán esfuerzo y sacrificios, en la exacta medida del esfuerzo y sacrificio que exige para una familia que encontró su casa tomada, saqueada y destruida por una banda de ladrones, restaurar todo lo perdido una vez que pudo recuperar su hogar. Este es, análogamente, el estado en que la ciudadanía descubre al país luego de esta amarguísima experiencia de más de una década de latrocinio K. Y por supuesto, nada de esto significa resignar la dirección hacia el cambio votado. El apoyo ha de comprometerse en la medida que se observe que el nuevo gobierno da pasos efectivos hacia el cambio prometido.
Gabriel Boragina
gabriel.boragina@gmail.com
@GBoragina
Acción Humana

Buenos Aires- Argentina

ENRIQUE GUILLERMO AVOGADRO, VIOLENTA IN-TRANSICIÓN, CASO ARGENTINA

"Quien es piadoso con los crueles acaba por ser cruel con los piadosos". Talmud
La noche del domingo los argentinos recuperamos la libertad después de la larga noche kirchnerista. Mucho se ha dicho sobre el fraude que se habría producido en el escrutinio provisorio que, por cierto, carece de efecto legal, ya éste queda reservado al definitivo que se conocerá en pocos días. Las encuestas "boca de urna" que se difundieron durante la jornada electoral, que arrojaban márgenes en favor del candidato de Cambiemos que iban desde 8 hasta 16 puntos, generaron dudas cuando el dato final fue un escasísimo 2,8, producto del éxito de la campaña del miedo oficialista.

Con esa pequeña diferencia y por lo mucho que conozco al kirchnerismo, me formulé una pregunta: ¿por qué Scioli reconoció su derrota tan temprano, a las 21:36, y con sólo 50% de las mesas escrutadas? El viernes, respondió que temía que la situación se saliera de cauce por la agresiva presencia de Quebracho, La Cámpora, Miles, la Tupac Amaru y el Movimiento Evita en la Plaza de Mayo.

Se confirmó ahora que el oficialismo prepara una gigantesca concentración para el 9 y el 10 de diciembre, para despedir a la Presidente e impedir que la ciudadanía acompañe a Macri en la asunción. La machacante recomendación de la imitadora local de Nicolás Maduro a sus militantes "empoderados" para que defiendan "en la calle" las supuestas conquistas y las incitaciones a la violencia de la "soñadora" Hebe Bonafini y Fernando Esteche, a sueldo de la ex-SIDE, pronostican incidentes complicados pero no deberá temblar la mano que ordene la represión de eventuales hechos antidemocráticos.

Por su parte, María Eugenia Vidal, Gobernadora electa de la Provincia de Buenos Aires, alertó sobre la posible generación de saqueos a fin de año, e instó firmemente al kirchnerismo -al cual responsabilizó- a desactivarlos.

Lo descripto, más el vergonzoso trato de la Presidente a Macri y, en especial, la bochornosa sesión en Diputados del jueves, en la cual fueron aprobados casi cien proyectos del Ejecutivo que, de transformarse en leyes, costarán al Estado la friolera de US$ 1.600 millones, justifica el título de esta nota; la esencial e imbécil colaboración de la izquierda para lograr el quorum, me recordó un artículo de José Enrique Miguens, "Darse cuenta", que está disponible en Internet. El kirchnerismo, siempre canalla, continuará sembrando bombas para intentar, hasta el último día, impedir que la próxima administración tenga éxito y, así, permitirse soñar con retornar al poder.

La Corte Suprema, por su parte, también salió a reafirmar su poder y, después de largos años de injustificado atraso, decretó la inconstitucionalidad de la ampliación del Consejo de la Magistratura, y falló en favor de las provincias en su reclamo por la cesión de coparticipación federal; ambas sentencias, sin dudas, son correctas pero no se puede decir lo mismo del momento elegido para dictarlas. La injustificable demora en la primera cuestión permitió los avances de Cristina contra la Justicia, y las consecuencias de la otra agravarán, aún más, el frágil panorama financiero del Estado.

Mauricio Macri ha designado un gabinete de lujo, quizás -como él mismo ha dicho- uno de los mejores de la historia, y su mejor gesto político fue la ratificación de Lino Barañao como Ministro de Ciencia y Tecnología. Confío en el profesionalismo y en la vocación altruista de todos sus integrantes, muchos de los cuales han resignado importantes cargos en la actividad privada, para superar la grave crisis que, a contramano de las mentiras y de falsedades del discurso agotador de la Presidente, deberemos enfrentar.

Los problemas financieros, que por cierto no son menores, quizás resultarán más simples que los demás por la muy favorable acogida internacional que tuvo el resultado del domingo. Pero la confrontación social, la pobreza, la salud, la educación, el narcotráfico, la inseguridad, los irracionales subsidios, la falta de energía, la obsoleta infraestructura, la insensata ubicación geopolítica regional y mundial, la colonización del Estado en todos sus niveles, la independencia de la Justicia, la revisión de las sentencias írritas, los derechos humanos de todos  y, sobre todo, la implacable persecución a los corruptos de todo linaje, deberán concentrar los mayores esfuerzos de ese grupo de notables.

Por lo demás, confío en que el Frente Renovador y el peronismo federal ejercerán una oposición inteligente y responsable y colaborarán con el Ejecutivo otorgando a sus proyectos el respaldo político y legislativo que nos permita evitar el abismo que estas demenciales conductas intencionalmente han generado; solo así sus nuevos líderes podrán transformarse en una verdadera alternativa a la hora de la indispensable alternancia, ya que habrán atravesado el Jordán y lavado en él sus pecados de juventud.

Nuevos vientos han soplado y los argentinos hemos cambiado, en pocos días, nuestra imagen; hemos dejado atrás la cris-pasión y el pesimismo, y eso se nota en la calle. Pero para eso se convierta en un decidido respaldo a la gestión del Mauricio Macri, éste deberá tratarnos como adultos y, el mismo día de su asunción, hacer el inventario de la real situación del país y convocarnos a todos a poner el hombro, aunque esto implique, como dijo Churchill, sangre, sudor y lágrimas.

Así, el futuro nos pertenecerá. Habremos enderezado el rumbo y recuperado los laureles que. en un pasado lejano, supimos conseguir; entonces, los libres del mundo podrán genuinamente responder "al gran pueblo argentino, salud".

Enrique Guillermo Avogadro
ega1@avogadro.com.ar
@egavogadro

Argentina

JESÚS MATHEUS LINARES, LA SENSATEZ FRENTE AL ENGAÑO MESIÁNICO

Con el triunfo de Mauricio Macri en Argentina, la década de gobiernos populistas en Ecuador, Bolivia, Brasil, Venezuela y la propia Argentina, cierra un ciclo que ayudada por el coletazo mundial de la economía, de los malos manejos administrativos y corrupción, la ha hecho sucumbir, y ahora de nuevo retorna el criterio liberal a ordenas las economías locales, abre otra posibilidad a atender la cosa pública.

Esta situación de cambio, estuvo a punto de comenzar con Aecio Neves, en Brasil, que se vislumbraba ganador frente a una Dilma Rousef, pero a último hora Lula Da Silva, echo mano al proselitismo populista en apenas dos semanas cambio las encuestas e hizo ganar a su pupila. Pero, nunca segundos mandatos han dado resultados positivos. Ahí está Dilma con una oposición que día a día la quiere defenestrar por los manejos turbios, de corrupción en Petrobras, durante la gestión de su antecesor.

Su rival opositor Aecio Neves se crece más en las encuestas y aprovecha la recesión económica del "coloso" del sur. Ha aumentado el desempleo y el costo de la vida va en aumento.

En Ecuador, pese a la dolarización impuesta por Correa, tampoco está en su mejor momento. A Correa se le acusa de cercenar los medios de comunicación privados para impedir que los ecuatorianos demuestren su descontento. Pese a tener una economía aparentemente controlada, hay temor que la barrera se desborde y pase lo inevitable. El presidente ecuatoriano ya ha anunciado que no irá nuevamente a la reelección.

En Bolivia, Evo Morales juega a sus cartas en La Habana, Managua y Caracas, pero ya también "la tronera" de la oposición le está creciendo.

En Venezuela  los indicadores económicos nos son nada halagadores. Con una inmensa riqueza recibida por el súbito ingreso de los precios petroleros, que llegaron a 140 dólares el barril, donde el país recibió más de dos billones de dólares, hoy los venezolanos salen a diario a hacer colas para lograr un mendrugo de alimento para llevar a su familia, la delincuencia se ha triplicado y el narcotráfico pareciese ser el agente controlador de la economía, aunado a una descarada corrupción a todos los niveles.

El populismo no ha dejado nada sembrado en lo que llamamos la economía productiva. Ese modelo económico del llamado "socialismo para la Patria grande" ha sido un total fracaso.

Todos los ciudadanos son seres productivos y como tal deberán ahora rediseñar su futuro inmediato. La clarinada vino desde Colombia, en la Alcaldía de Bogotá, donde un grupo de ciudadanos, ajenos a las ideologías políticas partidistas, se dio un gobierno decente.

Pareciera que los valores de la decencia, la honradez, la pulcritud, la sensatez, y la austeridad le están ganado terreno a "los mesianismos", los narcos y derrochadores corruptos del erario público. Así están las cosas. Chile, Uruguay y Paraguay junto a Perú observan con cautela a sus vecinos. En el caso venezolano el grueso de la población espera darle una contundente respuesta al oficialismo el próximo 6 de diciembre, cuando cambie el nuevo parlamento venezolano, con nuevos actores y nuevas formas de hacer política. Amanecerá y veremos.

Jesús Enrique Matheus Linares
jmateusli@gmail.com
@UranioMomoy

Caracas - Venezuela

PACIANO JOSÉ PADRÓN VALLADARES, PERLITAS: LO LEÍ, NO ME LO CONTARON (Nº 459)

v “El venezolano decidió cambiar”, y un pueblo puesto en marcha es río crecido que no respeta conuco.
v “No hay que ser sicoanalista para saber que el ‘ganamos como sea’ es la confesión a priori de la derrota”. Están ponchaos.
v “El estadista presidente de Venezuela: Luis Almagro es una basura, con perdón de la basura”. Bravo Nicolás, “así es que se gobierna”.
v “Faltan 3 vacunas esenciales en hospitales de Carabobo”, y a Venezuela le falta una vacuna fundamental que le será suministrada el 6-D.
v “Averías de la CANTV pueden durar hasta un año”. El gobierno de Nicolás podría durar hasta menos. Renuncia.
v “Maduro ha apoyado a sus candidatos en 48 actos por televisión”, 48 y más veces ha violado la ley. Fuera Nicolás.
v “Estudiantes exigen eliminar la reelección indefinida”, ella es fuente de continuismo y perversión.
v “La paz requiere madurez”. Lo que es imposible cuando el Maduro es inmaduro, además de inepto y violento.
v “Ultimaron otro mototaxista en Petare para robarle la moto”. El crimen es lo más común en este régimen sin sentido común.
v “Otro diferimiento de la audiencia de los narcosobrinos en EE.UU.”, quienes siguen pidiendo prórroga y cantando como canarios.
v “Tintori responsabiliza a Maduro de las muertes y las agresiones”, el cogollo diosdadomadurista patalea la derrota.
v “Almagro: El asesinato de un político nos deja más vulnerable, todos somos víctimas reales”. “El gobierno debe actuar ya”.
v “El Parlamento Europeo ratifica envío de misión a Venezuela del 3 al 7-D”. Dijeron, “Ahora más importante desde el asesinato del dirigente de A.D.
v “Rondón, Rector del CNE: Invitamos hacer denuncias de violaciones de normas electorales”. Luis Emilio, lo que está a la vista no requiere anteojos. Actúa.
v “El triunfo de la oposición es irreversible”, mientras el gobierno ataca y mata para generar miedo. Contra el miedo votaremos el 6-D.
v “Oposición se blinda en circuitos vulnerables a fraudes”. El blindaje más efectivo está en el voto masivo.
v “Productores de pollo y carne no trabajarán a pérdida”. Este gobierno es pura pérdida.
v “Los niños están en riesgo por el bajo consumo de proteínas” y, como si fuera poco, el mago Nicolás desapareció los huevos.
v “Salvemos la universidad, formadora de profesionales con conciencia ciudadana”. El 6-D es una buena fecha.
v “El Papa censura uso de Dios para crear terror”. Tiene razón Francisco, Dios es amor.
Paciano José Padrón Valladares
pacianopadron@gmail.com
@padronpaciano

Miranda - Venezuela