jueves, 12 de septiembre de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, JUEVES 12/09/2019

MARTA DE LA VEGA: EL CRIMEN ORGANIZADO TRANSNACIONAL EN EXPANSIÓN

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 14 minutos
El manifiesto del 29 de agosto de 2019, difundido para anunciar que comenzaba una segunda “Marquetalia” y un grupo de antiguos guerrilleros empuñaba otra vez las armas, que leyó Luciano Marín, alias Iván Márquez, rodeado de 8 jefes de las guerrillas narcoterroristas de las FARC como “El Paisa”, “Romaña”, “Jesús Santrich” y otros desertores de la civilidad, al parecer desde algún territorio venezolano, es un desafío al proceso de paz y a la seguridad nacional en Colombia. Es una declaración de guerra contra el Estado y contra los llamados “enemigos del pueblo”, que en la jerga comun... más »

CARLOS BLANCO: PODRÍAMOS IR BIEN…

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 23 minutos
1.- La convocatoria del Órgano de Consulta del TIAR tiene inmensas repercusiones. Es el reconocimiento de que “algo hay que hacer” en el caos de Venezuela. La Corporación Maduro ha producido la internacionalización de hecho de la tragedia nacional; ahora viene una internacionalización de derecho con la discusión del instrumento interamericano para “la asistencia recíproca”, ante la presencia de tropas extranjeras (cubanas, rusas, guerrilleras, terroristas) en el territorio nacional. 2.- Esta convocatoria hace que ese muerto andante, el diálogo de Oslo-Barbados, deba recogerse en su... más »

ELIDES J. ROJAS L.: SIEMPRE AL BORDE DEL COLAPSO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 32 minutos
Es una de las principales cualidades del chavismo: siempre está al borde del colapso, de la caída definitiva, del desborde situacional; pero siempre consigue la manera de sobrevivir y mantenerse a flote; aunque cueste hambre, sangre, sudor y lágrimas a los venezolanos que todavía andan por esta tierra. No importa que la gente quede en la inopia, que se destruya algún pilar institucional, que se violen leyes o normas. Nada de eso importa. No hay límites para el chavismo a la hora de sobrevivir. No tiene problemas morales o éticos al momento de aplicar medidas sean de carácter económ... más »

SADIO GARAVINI DI TURNO: EL RÉGIMEN HA DEBILITADO LA RECLAMACIÓN DEL ESEQUIBO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 36 minutos
La falta de profesionalismo y la irresponsabilidad de los gobiernos de Chávez y Maduro han llevado a que dos secretarios generales de la ONU, Ban Ki-moon y Antonio Guterres, alegando sus atribuciones en el Acuerdo de Ginebra (1966), hayan decidido llevar la controversia por el Esequibo a la Corte Internacional de Justicia, lo que siempre fue la alternativa preferida por Guyana. Los crasos errores de comisión y omisión nos han llevado a este resultado. La memoria histórica venezolana no podrá olvidar que, en marzo del 2004, Chávez declaró que Venezuela no se oponía a que Guyana otor... más »

JORGE V. ORDENES-LAVADENZ: LO QUE NOS CREEN ES DISTINTO A LO QUE SOMOS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 46 minutos
Que “Su Excelencia” vuelva a ser candidato a presidente cuando se le dijo que no electoralmente demuestra que los bolivianos no hemos avanzado, aprendido mejor dicho, quizá porque nadie ha enseñado, desde la traumática revolución de 1952, pasando por las reformas agarradas de los cabellos, los campos de concentración, los exilios, Roca y Coronado, la Gulf, la calle Harrington, Ñankahuazú, Teoponte, el narcotráfico, el gas, el contrabando, la Haya, el Tipnis, las confabulaciones regionalistas y los incendios provocados adrede, et. al., y todo “administrado” por gobernantes patoteros ... más »

CARLOS ALBERTO MONTANER: UNA VACUNA CONTRA LA “VOLVEDERA”

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 55 minutos
Creo que la palabra “volvedera” la acuñó el novelista peruano Alfredo Bryce Echenique. Le preguntaron por qué regresaba a Perú después de tantos años en Europa. Se quedó meditando un instante y respondió: “no sé, me dio la “volvedera”. Y se quedó felizmente instalado en una Lima que cada día es más habitable y hermosa. Otro que volvió a sus orígenes fue mi amigo el escritor Plinio Apuleyo Mendoza. Plinio había pasado su juventud en París. Regresó a Bogotá varias veces, pero siempre para coger impulso y escapar de nuevo. En una de esas volteretas acabó en La Habana, en Prensa Latin... más »

MARTA DE LA VEGA: EL CRIMEN ORGANIZADO TRANSNACIONAL EN EXPANSIÓN

El manifiesto del 29 de agosto de 2019, difundido para anunciar que comenzaba una segunda “Marquetalia” y un grupo de antiguos guerrilleros empuñaba otra vez las armas, que leyó Luciano Marín, alias Iván Márquez, rodeado de 8 jefes de las guerrillas narcoterroristas de las FARC como “El Paisa”, “Romaña”, “Jesús Santrich” y otros desertores de la civilidad, al parecer desde algún territorio venezolano, es un desafío al proceso de paz y a la seguridad nacional en Colombia.

Es una declaración de guerra contra el Estado y contra los llamados “enemigos del pueblo”, que en la jerga comunista son empresarios, ganaderos, compañías transnacionales, integrantes de las fuerzas armadas y la policía que no se pongan del lado del “pueblo” y todos aquellos que no se plieguen a sus propósitos de “redención social” impuestos con prácticas paramilitares y acciones criminales como medios de coacción y sometimiento de la población.

La proclama de Iván Márquez no solo ratifica su incumplimiento a lo pactado con rango constitucional, sino una sublevación o golpe de Estado contra la República

Peor aún: con la coordinación y alianza operativa que esperan organizar con los grupos del ELN, que mantienen el control de varias regiones de Venezuela, sobre todo en el Arco Minero con la explotación ilegal de minerales muy codiciados, el resurgimiento de este movimiento subversivo amparado por el régimen tiránico de Maduro y los militares que lo sostienen, se convierte en amenaza crítica a la lucha por la restauración de la democracia venezolana.

Marquetalia surgió como grupo agrario de campesinos de ideología comunista en el departamento de Tolima, bajo el liderazgo de Pedro Antonio Marín Marín, alias Manuel Marulanda Vélez o “Tirofijo”. Acusados del robo de 200 cabezas de ganado por José María Oviedo, alias “Mariachi”, bandolero que se consideraba a sí mismo de las guerrillas liberales, Isaías Pardo, otro de los jefes, le contestó: “las tomamos porque el gobierno no nos ha cumplido las promesas”. Para “arreglar” el asunto, el 11 de enero de 1960 “Mariachi” invitó a alias “Charro Negro”, Jacobo Prías Alape, al que asesinó. La reacción de Tirofijo fue reorganizar a sus hombres y tomar las armas. Así, un crimen y una venganza fueron el inmediato origen de las llamadas FARC.

Hoy sorprende la similitud en la justificación de Iván Márquez para “el nacimiento de una nueva guerrilla”: “los incumplimientos del Gobierno del Acuerdo de Paz”. Su discurso pareciera estimular la venganza social, el odio, el resentimiento, un Estado ausente que no responde a las demandas de sus ciudadanos. Pareciera proponer una nueva modalidad operativa para encubrir las prácticas criminales del secuestro y la extorsión. Pareciera pretender un nuevo Pacto Político de carácter binacional bolivariano.

Es claro que no son ideales de justicia social y altruismo ni razones ideológicas los que parecen estar detrás de su iniciativa bélica, sino la necesidad de asegurar las ganancias y el lucro de la economía paralela vinculada al crimen organizado transnacional que desarrollaron cuando aún se consideraban fuerzas revolucionarias.

El presidente Iván Duque afirmó tajante: “se trata de una banda de narcoterroristas” para reorganizar sus actividades criminales y sus negocios ilícitos.

También el partido de las FARC que se acogió al proceso político de reinserción para abandonar la violencia, ha sido contundente en su rechazo a la conducta de los reincidentes

El presidente de esta organización, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, puso en evidencia la cruel y utilitaria voluntad de poder de sus antiguos compañeros cuando afirmó: “No hay una causa política en la decisión de volver a las armas”, en cumbre convocada el 30 de agosto por distintas organizaciones de la sociedad civil para hacer un balance acerca de la implementación y cumplimiento del Acuerdo Final para la paz.

La comunidad internacional democrática, los organismos transnacionales y de derechos humanos, en un contexto geopolítico cada vez más tenso, requieren actuar ante la impunidad creciente del régimen usurpador de Maduro y su gobierno criminal

Solos no podemos. Urge el cese de la usurpación, para que haya gobierno de transición y elecciones libres.

Marta de la Vega
@martadelavegav

CARLOS BLANCO: PODRÍAMOS IR BIEN…

1.- La convocatoria del Órgano de Consulta del TIAR tiene inmensas repercusiones. Es el reconocimiento de que “algo hay que hacer” en el caos de Venezuela. La Corporación Maduro ha producido la internacionalización de hecho de la tragedia nacional; ahora viene una internacionalización de derecho con la discusión del instrumento interamericano para “la asistencia recíproca”, ante la presencia de tropas extranjeras (cubanas, rusas, guerrilleras, terroristas) en el territorio nacional.

2.- Esta convocatoria hace que ese muerto andante, el diálogo de Oslo-Barbados, deba recogerse en su tumba de una vez, porque, como era previsible, no fue más que una pantomima desafortunada dada la naturaleza esencial del régimen.

3.- No va a haber invasión con tropas norteamericanas, colombianas o brasileñas; pero, las opciones contempladas, incluidas las militares, son variadas. El artículo 8 del TIAR distingue: “El retiro de los jefes de misión; la ruptura de las relaciones diplomáticas; la ruptura de las relaciones consulares; la interrupción parcial o total de las relaciones económicas, o de las comunicaciones ferroviarias, marítimas, aéreas, postales, telegráficas, telefónicas, radiotelefónicas o radiotelegráficas, y el empleo de la fuerza armada”. Un ejemplo de medida militar que no requiere tropas en el suelo es la creación de zonas de exclusión aérea, que significa prohibición de vuelos sobre todo o parte de un territorio.

4.- Este proceso internacional requiere absoluta claridad y transparencia en la política doméstica para que las acciones hacia el mundo puedan ser tomadas con toda la seriedad requerida. Lo primero es que se tenga por cierto y sin dudas que Juan Guaidó es presidente de la República encargado y no un candidato presidencial. Como presidente es responsable de conducir al país a la salida del régimen, encabezar un gobierno efectivo de transición que conduzca a elecciones libres y limpias. No puede ni debe ser candidato presidencial a menos que renuncie a su condición de presidente de la transición. Los que le están calentando la oreja no le hacen un favor. Debiera declarar inequívocamente cuál rol prefiere jugar.

5.- La discusión sobre si él va a presidir en enero otra vez la Asamblea Nacional ya sugiere que Maduro no se va este año, lo cual es darle más tiempo al régimen. Pero como la discusión se ha planteado es absolutamente claro que Guaidó es presidente encargado por ser presidente de la AN, lo cual sugiere que si la tragedia continúa hasta enero, podría ser reelecto en la AN dadas las especialísimas circunstancias del país. Pretender que puede seguir como encargado sin ser el titular de la AN es en extremo riesgoso.

6.- Si estos temas internos se clarifican, los de afuera caminarán mejor y más rápido. Recordemos que la avaricia rompe el saco.

Carlos Blanco  
@carlosblancog  

ELIDES J. ROJAS L.: SIEMPRE AL BORDE DEL COLAPSO

Es una de las principales cualidades del chavismo: siempre está al borde del colapso, de la caída definitiva, del desborde situacional; pero siempre consigue la manera de sobrevivir y mantenerse a flote; aunque cueste hambre, sangre, sudor y lágrimas a los venezolanos que todavía andan por esta tierra.

No importa que la gente quede en la inopia, que se destruya algún pilar institucional, que se violen leyes o normas. Nada de eso importa. No hay límites para el chavismo a la hora de sobrevivir. No tiene problemas morales o éticos al momento de aplicar medidas sean de carácter económico, social o militar. Y menos si se trata de reprimir o perseguir. La leña vendrá. Y las consecuencias siempre han sido duras y graves para todos, menos para el régimen y su cúpula. Veamos algo.

En diciembre del año 2002 la oposición de la época se jugó una carta muy pesada para intentar salir de Chávez: un paro nacional al comienzo que luego pasó a ser la paralización de la industria petrolera nacional y un hachazo enorme a Pdvsa, asumiendo que había muchos elementos de carácter político de legalidad internacional que atarían de manos al chavismo. Pues nada de eso. En diciembre el mismísimo Chávez anunció el contrataque basado fundamentalmente en tomar por asalto a Pdvsa despidiendo a más de 20 mil trabajadores y a lo mejor del recurso humano de la empresa le sonó el pito mientras le daba la gran patada y, por si fuera poco, le entregó los tanqueros y las operaciones de la compañía a fuerzas extranjeras, expertos de afuera. Hasta iraníes se montaron en los tanqueros. El chavismo para febrero del 2003 ya había derrotado a la oposición que quedó al borde de la quiebra. Y Pdvsa comenzó el tránsito hacia su muerte. 15 años después no hay producción petrolera, no hay ni siquiera plata para que el chavismo siga saqueando como le gusta, pero el régimen está en el poder sobre una tumba de país y un féretro gigante de industrias privadas y oficialistas. Al borde del colapso, pero no les importa. Para eso están los rusos y chinos que ponen plata y protección geopolítica. Y los cubanos que ponen al servicio del régimen toda la sapiencia de los criminales del Caribe para mantenerse mandando y esclavizando. Para los cubanos el aporte, a cambio de petróleo y muchos dólares, es pródigo en seguridad y represión. Nada más.

El sistema eléctrico, por mencionar otro sector vital, está técnicamente muerto. Con la ayuda de los rusos lo tienen dándole mucha fuerza a Caracas, la mimada, y racionamiento general al interior del país. En provincia destaca el Zulia en el ámbito de la sobrevivencia paupérrima. Pero a la cúpula chavista esta miseria no le importa. Que la gente sufra es lo de menos. Lo importante es que los jefes del chavismo sigan montados en el coroto y asegurando su impunidad. Lo demás es tontería.

Con todo pasa lo mismo. Hay control de cambio eterno y supremo, pero permiten que la gente compre con dólares que recibe de remesas de venezolanos que el propio chavismo obligó a irse. Es decir que en Venezuela el que come y vive depende de una economía diferente a la chavista donde hay un venezolano que trabaja y vive, pero en otro país. Mientras, el chavismo sigue tranquilo, a pesar de que la mayoría no cuenta con remesas. Cuenta con hambre y las migajas del otro negoción del chavismo: las cajas Clap. Ahí lo que hay es plata pareja. El casi colapso, con sobrevivencia incluida, pasa por medicinas, colegios, educación oficial, universidades, sistema de transporte, el metro de Caracas, repuestos para industrias y vehículos. Todo está al borde del colapso, pero con el aire suficiente para que el chavismo siga de cadena en cadena respirando y hablando bolserías todos los días como método único de trabajo.

Hasta la muerte de Chávez la superaron. Para peor, pero salieron de tremendo golpe natural, aunque se empeñen en decir que vive y vive. La verdad es que está muy muerto, pero el miedo a perderlo todo hace rato está superado. Con Maduro al frente nada más y nada menos.

Ciertamente, Venezuela, cuando la ves desde afuera, da lástima. Y adentro la sufres. El chavismo puso al país en el último escalón del colapso y así lo mantendrá. Es la fórmula para no caer. Y por lo que se ve, no caerá.

El colapso como forma de gobierno. Ni más ni menos.

Elides J. Rojas L.
elidesr@gmail.com
Twitter: @ejrl

SADIO GARAVINI DI TURNO: EL RÉGIMEN HA DEBILITADO LA RECLAMACIÓN DEL ESEQUIBO

La falta de profesionalismo y la irresponsabilidad de los gobiernos de Chávez y Maduro han llevado a que dos secretarios generales de la ONU, Ban Ki-moon y Antonio Guterres, alegando sus atribuciones en el Acuerdo de Ginebra (1966), hayan decidido llevar la controversia por el Esequibo a la Corte Internacional de Justicia, lo que siempre fue la alternativa preferida por Guyana. Los crasos errores de comisión y omisión nos han llevado a este resultado.

La memoria histórica venezolana no podrá olvidar que, en marzo del 2004, Chávez declaró que Venezuela no se oponía a que Guyana otorgara unilateralmente concesiones y contratos a compañías transnacionales en el Esequibo, si esto favorecía el desarrollo de la región, con lo cual acabó con casi 40 años de diplomacia venezolana y entregó unilateralmente y, a cambio de nada, una de nuestras pocas armas de negociación. Para colmo, en febrero del 2007, afirmó que la reactivación de la reclamación venezolana sobre el territorio Esequibo en 1962, por parte del Gobierno de Rómulo Betancourt, fue producto de la presión de los Estados Unidos, supuestamente interesados en desestabilizar el gobierno autónomo de izquierda (pero todavía no independiente) del Primer Ministro de la entonces Guayana Británica, Cheddi Jagan. Lo cual es una absoluta falsedad histórica, que, en privado y me consta, no se la creen los mismos guyaneses, además con esta afirmación poco seria, para no decir irresponsable, se deslegitima la misma reclamación venezolana.

Cuando Guyana en el 2014 manifestó que el proceso de los Buenos Oficios, a través de un Representante del Secretario General no había dado ningún resultado en 25 años de vigencia y proponía al Secretario General optar por la CIJ, el gobierno Maduro insistió negligente y tercamente en continuar los Buenos Oficios, en cambio de proponer otro de los medios de solución, como la Mediación, por ejemplo. Guyana desde hace tiempo ha estado preparándose para enfrentar el complejo proceso que implica defender su posición ante la CIJ, para lo cual ha contratado al experto jurista internacional canadiense-iraní el Dr Payam Akhavan y al muy respetado ex Canciller de Guyana y ex Secretario General del Commonweath, Sir Sridath Ramphall. Recordemos también que en la Secretaría General de Ban Ki-moon trabajaron en estos años dos altas funcionarias guyanesas: Valerie Moss, Sub Secretaria General para Asuntos Humanitarios y Catherine Pollard, Secretaria General Asistente para la Asamblea General. Mientras tanto ¿qué hacía el gobierno de Venezuela? Ni siquiera nombró un negociador a tiempo completo apoyado por un equipo de funcionarios. El encargado oficial, el Embajador Roy Chaderton, tuvo al mismo tiempo, por años, otros cuatro cargos que ejercer. Y en cuanto a la asesoría, extraoficialmente me han informado que los asesores internos son unos respetables profesores de Derecho Penal y sólo más recientemente, por tanto tardíamente, se ha contratado al jurista español Antonio Remiro Brotons que ha asesorado a Bolivia en su enfrentamiento con Chile en la CIJ. El gobierno Maduro, al no respetar la decisión del Secretario General pagará costos políticos relevantes en la comunidad internacional , ya que será acusado, con razón o sin razón, de violar el Acuerdo de Ginebra y el principio del “Pacta sunt servanda”.

Las ridículas recientes acusaciones de Maduro contra Guaidó de querer entregar el Esequibo, basadas en una grabación ilegal de una conversación informal entre dos asesores de Guaidó, que expresaban sólo sus opiniones, olvidando en cambio las posiciones oficiales de la Asamblea Nacional al respecto, demuestran una vez más la falta de seriedad del régimen y la intención de crear una burda cortina de humo para tratar de ocultar la amenaza a la paz y la seguridad del hemisferio, que representa la presencia en territorio venezolano de grupos terroristas como el ELN y las FARC disidentes.

Sadio Garavini Di Turno
@sadiocaracas

JORGE V. ORDENES-LAVADENZ: LO QUE NOS CREEN ES DISTINTO A LO QUE SOMOS

Que “Su Excelencia” vuelva a ser candidato a presidente cuando se le dijo que no electoralmente demuestra que los bolivianos no hemos avanzado, aprendido mejor dicho, quizá porque nadie ha enseñado, desde la traumática revolución de 1952, pasando por las reformas agarradas de los cabellos, los campos de concentración, los exilios, Roca y Coronado, la Gulf, la calle Harrington, Ñankahuazú, Teoponte, el narcotráfico, el gas, el contrabando, la Haya, el Tipnis, las confabulaciones regionalistas y los incendios provocados adrede, et. al., y todo “administrado” por gobernantes patoteros y propensos a culpar al cúmulo de vicisitudes históricas de los pueblos de Bolivia entre las que se destaca la reciente no declaración de desastre nacional… y la increíble negación de ingreso a bomberos de Argentina. 

Digo “pueblos” porque una sola actitud vital… que piense parecido y hable el mismo idioma… simplemente y hasta hoy… no ha habido… ni hay en Bolivia. Lo de “plurinacional” resume la anomalía. Y el remedio pasa por eliminar lo “pluri” y hacer un todo Nacional ante la ley producto de un parlamento decentemente electo. Con solo canchas de fútbol, aeropuerto en El Chapare, algo de caminos y de servicios de agua, escuelas sin maestros, museos de reverencia, teleféricos, gastos superfluos y sembradíos de coca, et. al., jamás llegaremos a nada que sea Nacional. Por eso no avanzamos en pos de mancomunarnos para hacer un país que empiece a serlo sobre todo estudiándose… lo que quiere decir compenetrándose.

Los que sí somos es pluri-idiosincráticos aunque todos nos inclinamos ante la tricolor (varios ante la whipala española), el himno nacional y el folclore, poco más nos une aunque las que deberían unirnos son las leyes. No todos estamos de acuerdo en que las universidades estatales, pagadas con nuestros impuestos, no enseñen redacción del castellano… ni ofrezcan licenciaturas en historia, literatura y geografía de Bolivia cuando, de enseñarlas,  los nuevos ciudadanos empezarían a enterarse quienes son y de dónde vienen, qué pisan, cómo y por qué… que harta falta hace sobre todo, pero no solamente, en el occidente del país donde todavía ¿se desvive? la mayoría de la población sobre todo rural y minera. Yo creo que vive bien desde hace miles de años. Ofrécele educación y salud y permanecerá en el terruño repleto de sus memorias, dioses e historia. No había lugares más apetecidos para trabajar y vivir bien que Catavi, Llallagua y Siglo XX antes de 1952.

Tampoco sirve prolongar la angustia nacional del llamado “juicio del siglo” que hace quedar mal a Bolivia por más de diez años. Al respecto, el trabajado libro Labrado en la memoria, del laureado periodista boliviano Harold Olmos, está siendo leído en el exterior como un retrato detallado y cruel de las abyecciones de la injusticia nacional.

En pos de pensamiento extranjero que tanto atrae a algunos gobernantes bolivianos que enaltecen a Cuba, Venezuela y Nicaragua, cito al teorista francés de centro-izquierda, Pierre Bourdieu, que en su libro El campo político, (Plural, 2001, p. 135) escribió en los años 1960: “El éxito de la política racional supone que sea comprendida y admitida por la mayoría. Cuando se pretende producir transformaciones profundas, uno no puede apoyarse solamente en la disciplina elemental del tiempo de combate, hay que convencer y persuadir, es decir, dialogar y enseñar.” Hoy, muchos bolivianos pensantes no tienen dónde invertir sus esperanzas… lo que viene a ser no solamente desgraciado sino… ¡nefasto!

Jorge V. Ordenes-Lavadenz
@JvordenesV  

CARLOS ALBERTO MONTANER: UNA VACUNA CONTRA LA “VOLVEDERA”

Creo que la palabra “volvedera” la acuñó el novelista peruano Alfredo Bryce Echenique. Le preguntaron por qué regresaba a Perú después de tantos años en Europa. Se quedó meditando un instante y respondió: “no sé, me dio la “volvedera”. Y se quedó felizmente instalado en una Lima que cada día es más habitable y hermosa. 

Otro que volvió a sus orígenes fue mi amigo el escritor Plinio Apuleyo Mendoza. Plinio había pasado su juventud en París. Regresó a Bogotá varias veces, pero siempre para coger impulso y escapar de nuevo. En una de esas volteretas acabó en La Habana, en Prensa Latina, y se trajo a Cuba a García Márquez, su amigo “Gabo”.  

El contacto con la realidad cubana (los fusilamientos y otros datos asquerosos) comenzó a curarle la rubeola ideológica. Hasta que en 1971, tras el lamentable “caso Padilla”, la venda cayó del todo. La Isla era una satrapía estalinista. Años después regresó a Europa como embajador en Italia y Portugal. Finalmente, le dio la “volvedera”, se instaló en la bonita zona norte de Bogotá, rodeado de “cachacos” y con un tráfico endemoniado, pero mucho mejor que la ciudad que él había abandonado varias décadas antes. 

El escritor Néstor Díaz de Villegas acaba de publicar un libro en el que demuestra por qué es un error volver a Cuba. De alguna manera, la obra es una vacuna contra la “volvedera” de los nostálgicos cubanos que llevan toda una vida en el destierro. La obra, prodigiosamente escrita, se titula De donde son los gusanos y lleva un subtítulo aclaratorio: “Crónica de un regreso a Cuba después de 37 años de exilio”. 

En 1974 Néstor fue condenado a varios años de cárcel porque le “ocuparon” unos poemas “contrarrevolucionarios”. Era un muchacho que cursaba el onceno grado. La policía política lo sacó de la clase de Historia. Seis años más tarde, en 1979, estaba en el campo de concentración de Ariza, cuando Fidel Castro, magnánimamente, le “regaló” tres mil presos políticos a Jimmy Carter siempre que se los llevara de la Isla.  

El presidente de los gringos, débil y con una inflación de dos dígitos en el país, inútilmente intentaba arreglar las diferencias con un régimen envalentonado por sus victorias en África y los triunfos diplomáticos de Castro. Fidel era el presidente de los No-alineados, pese a su subordinación total a la URSS. Ese fue el año, 1979, en que Fidel le profetizó al historiador venezolano Guillermo Morón que algún día se pasearía triunfante por un Washington sometido a Moscú.  

En medio de ese tumulto, Néstor llegó a Estados Unidos. En Los Ángeles, poco a poco, se transformó en uno de los grandes cronistas en español. Pero en el 2014 el presidente Barack Obama, decidido, como Jimmy Carter, a arreglarse con los díscolos vecinos, rompió sigilosamente todas sus promesas de mantener las presiones comerciales mientras el régimen de la Isla no mostrara señales de cambio y restableció los vínculos diplomáticos.  

Fue entonces cuando a Néstor Díaz de Villegas le dio la “volvedera”, acaso víctima de esa maniobra oscura del cerebro que emborrona nuestros recuerdos negativos y nos hace creer que los cambios ocurridos (todas las sociedades algo se modifican) y pudiera ser que la Isla albergara esperanzas. 

El autor confirmó, desde el aeropuerto, que Cuba era prácticamente inhabitable. Mientras todas las capitales de América Latina en los últimos sesenta años habían dado un salto a la modernidad y el progreso, unas más que otras, Cuba había involucionado, como consecuencia de la incapacidad de un sistema que sólo crea riquezas para la pequeña cúpula de militares que lo dirige. 

El grueso del perfil urbano es desolación, destrucción, hedor y pobreza. Los funcionarios son indolentes. La policía política continuaba apaleando a las gentes. No hay casi nada que indique que se intenta rectificar. El régimen continúa anclado en la vulgata leninista de un partido único y unas ideas únicas que inexorablemente han conducido el país al desastre. 

Una última confesión: al cabo de mi vida, con 76 años de edad y 57 fuera de Cuba, secretamente me había dado la “volvedera”. Leer De donde son los gusanos me convenció que ese país nada tiene que ver conmigo o con mi familia. Prefiero recordar la Cuba que dejé, a vivir en el infierno en que se ha convertido mi país. Es triste, pero es así.  

Carlos Alberto Montaner 
montaner.ca@gmail.com
@CarlosAMontaner