jueves, 16 de enero de 2020

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, JUEVES 16/01/2020

ADRIANA MORAN: NUESTRA VERDADERA FUERZA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 6 minutos
¿Cómo podremos construir ese país al que aspiramos si al mirarnos al espejo vemos la misma furia, el mismo gesto autoritario del que desde hace años nos aplasta, el mismo y feo rictus de la revancha? No hay forma de conseguir lo que queremos si el objetivo es derribar una puerta y esperar a que ellos derriben otra para seguir jugando un juego de fuerza bruta que al final ganará el más bruto pero no el mejor. Sin identificar la fortaleza que reside en las buenas aspiraciones de millones de habitar un lugar diferente que sea amable para todos, justo para todos, libre para todos, habr... más »

AMÉRICO MARTÍN: OPTIMISMO DE LA VOLUNTAD

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 13 minutos
La situación de Venezuela después de la trifulca parlamentaria fue casi inmediatamente calificada como un éxito de Guaidó. En efecto, así fue aunque no coincidan plenamente las razones que sostienen ese juicio. Un diputado de oposición más cercano a Maduro que a Guaidó –al menos en el zafarrancho parlamentario- al condenar en el fondo y la forma el manejo madurista del tema afirmó: lo que lograrán es convertir en héroe a Guaidó y fortalecer las reservas internacionales contra el oficialismo. Fue exactamente lo que ocurrió. Comentó con gracia y tino mi amigo Julio Castillo, que la c... más »

CARLOS BLANCO G.¡CUIDAOS LOS UNOS DE LOS OTROS!

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 15 minutos
1. En el país hay crisis de confianza. A Maduro y a su banda no les cree nadie porque, como dije alguna vez, mienten hasta cuando dicen la verdad. Si hablan es porque quieren ocultar algo; cada gesto es un engaño; cualquier saludo es para centrar la atención en la mano que se agita mientras se mete la otra mano en tu bolsillo. Ni siquiera las alzas de salario son creíbles porque se sabe que los precios se van arriba antes de llegar el aumento. El país no cree en quienes controlan el poder ni en su sangriento teatro. 2. Para su designio de control se han valido de todos los ... más »

MARYCLEN STELLING: UNA CUESTIÓN DE FE

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 17 minutos
El desventurado domingo 5 de enero 2020 marca un antes y un después en la historia política reciente de Venezuela. Espectáculo bufo y tragicómico montado por ciertos sectores afectos a la oposición, con graves consecuencias para el país. Profundiza la confrontación y la polarización, atentando contra las fuerzas sociales despolarizantes. Agrava la fragilidad político-institucional; exhibe la incoherencia política y debilidad de los liderazgos y consolida la complicidad del poder transmedia. Alimenta el desencanto, el desgaste de ideales y la pérdida de valores democráticos. Denunc... más »

OSCAR ARNAL: PARTICIPACIÓN, UNIDAD Y VICTORIA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 20 minutos
Según la Constitución vigente en el 2020 hay que elegir un nuevo parlamento. El actual será recordado en la historia por ser desacatado por los demás poderes secuestrados por el Ejecutivo. El desgobierno de Maduro nunca entendió que el Congreso en el mundo ejerce una labor de investigación, fiscalización y legislación que mantiene un balance y equilibrio entre todos los entes del estado. El régimen pasará a la historia por acabar con la independencia, separación y autonomía de los poderes públicos, asesinando la democracia y los derechos humanos. Para Maduro y la oligarquía gobern... más »

PEDRO ALCALÁ: ¿AN, PARA QUE SIRVE HOY A VENEZUELA?.LA SOCIEDAD VENEZOLANA Y SU LABERINTO.

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 22 minutos
El 09 de Enero de este nuevo año 2020, la dirigente del partido Vente Venezuela, María Corina Machado dio unas declaraciones que impactaron al país. Acá uno de los múltiples twetts que reportaron esas declaraciones https://twitter.com/VenteFalcon/status/1215431740736638976. En esas declaraciones, MCM expone que si se pierden las elecciones parlamentarias de este año, no cambiaría mucho el panorama político nacional, ni el internacional tampoco. Y esa afirmación, es la puerta de entrada de nuestro laberinto de hoy: Es indispensable la AN en la lucha contra el cartel de Miraflores?? ... más »


ADRIANA MORAN: NUESTRA VERDADERA FUERZA

¿Cómo podremos construir ese país al que aspiramos si al mirarnos al espejo vemos la misma furia, el mismo gesto autoritario del que desde hace años nos aplasta, el mismo y feo rictus de la revancha? No hay forma de conseguir lo que queremos si el objetivo es derribar una puerta y esperar a que ellos derriben otra para seguir jugando un juego de fuerza bruta que al final ganará el más bruto pero no el mejor. Sin identificar la fortaleza que reside en las buenas aspiraciones de millones de habitar un lugar diferente que sea amable para todos, justo para todos, libre para todos, habremos perdido lo mejor que tenemos, y peor aún, estaremos luchando por unos objetivos que nunca fueron los nuestros y que a fuerza de verlos y sufrirlos fuimos copiando. 

Hay millones de venezolanos soportando una crisis que no crearon y tratando de sobrevivir en medio de un fuego cruzado de dos extremos que en el fragor de la batalla los olvidaron. Sin la determinación firme de pensar en esas mayorías y de convertirlos en objeto de la lucha, nada valdrá la pena. Sin la convicción férrea de aspirar a un país libre y con justicia del que millones no tengan que abandonarlo todo para ir a buscar nuevos sufrimientos más allá de las fronteras, o en el que otros tantos no tengan que trabajar por salarios que no mitigan su hambre ni curan sus enfermedades, sin luz, sin agua, sin nada, ninguna puerta derribada tendrá sentido. 

Recuperar los espacios perdidos en nombre de esa nueva Venezuela que queremos requiere conectarse con esa inmensa mayoría que sufre y conminarlos a compartir ese sueño de un país bueno. Requiere hablar con la verdad, ajustar la propia fuerza a la realidad, hablar del trabajo necesario que está por hacerse para volver a ser una fuerza concentrada no en el músculo capaz de devolver el golpe, sino en el que es capaz de trabajar en conjunto para construir el país distinto. 

Esa asamblea nacional ganada con nuestros votos y con la que ahora contamos, debe ser defendida también con votos para usarla como punto de partida de la reconstrucción de una oposición que tendrá que reencontrarse con los objetivos buenos que la diferencien de los malos. La principal puerta que tenemos que derribar, es la que nos impide ver donde reside nuestra verdadera fuerza. 

Adriana Moran
@NuevaTec47
@FernandoMiresOl

AMÉRICO MARTÍN: OPTIMISMO DE LA VOLUNTAD

La situación de Venezuela después de la trifulca parlamentaria fue casi inmediatamente calificada como un éxito de Guaidó. En efecto, así fue aunque no coincidan plenamente las razones que sostienen ese juicio. Un diputado de oposición más cercano a Maduro que a Guaidó –al menos en el zafarrancho parlamentario- al condenar en el fondo y la forma el manejo madurista del tema afirmó: lo que lograrán es convertir en héroe a Guaidó y fortalecer las reservas internacionales contra el oficialismo. Fue exactamente lo que ocurrió.

Comentó con gracia y tino mi amigo Julio Castillo, que la causa de Guaidó ganó este round porque supo “abrir una puerta” bloqueada por la Guardia Nacional, hendedura o canal aprovechada por la fuerza parlamentaria opositora para fluir con ímpetu hacia la libertad.

Personalmente aprecio que el careo entre las dos mencionadas partes favoreció a la oposición no solo por el valor desplegado y el atrevimiento de desbordar a la Guardia, subir a la tribuna para saborear como un triunfo la nueva juramentación ¿frente a quién? Bueno, frente al cuerpo diplomático, los valerosos medios y el mundo atraído por estas justificadamente noticias virales. La supuesta directiva nombrada a dedo por el ejecutivo había abandonado la tribuna.

Dije entonces que el zafarrancho cristalizó en la conformación de un poder dual, doble poder. Visible en la existencia de dos Asambleas y dos presidentes. Un caso extraño pero no único en la historia. Y me permití acotar: la tensión que alientan hace de los poderes duales fenómenos de corta duración porque las dos partes tiran de la cuerda con el alma. ¡Todo el poder a los soviets! Clamó Lenin en abril de 1917. ¡Defendamos al gobierno democrático de Kerensky! Devolvieron las mayorías anti-bolcheviques sin poder contener la arremetida liderada por Lenin y Trotski.

El poder dual o doble poder se resolverá a favor de quien teniendo fuerza la conduzca con más inteligencia, sin olvidar el deber de ganar con razones y no con insultos y jactancias, el respaldo de la opinión pública, ¿la opinión pública? Sí, de esos terceros que suelen decidir batallas sin gastar pólvora ni subestimar al adversario.

Lea también: Maduro necesita controlar AN para profundizar liberalización económica, por Víctor Álvarez

No bien puse ese argumento en marcha recibí respuestas positivas y negativas. Gente inteligente invocó objeciones fundadas en la moral. No hay dos poderes sino uno solo, el legítimo, presidido por Guaidó quien adicionalmente ejerce la presidencia interina. Lo que creo una victoria notable: abrir un sistema separado en la estructura de poder, era tomado como una concesión o debilidad, como si fuera fácil sostener una Asamblea capaz de soportar presiones militares sin dejar de ampliar su red mundial de apoyos y levantar la fe colectiva interna tan dispuesta a premiar gestos bravíos y producir respuestas inteligentes, ingeniosas o sagaces. Recordemos que la torpeza siempre comienza o termina mal.

Decir que el adversario “no existe” porque sea inconstitucional, ilegal e ilegítimo supone olvidar que el cimiento del poder es la fuerza, tanto si se trata de un poder legítimo como si se habla de un poder ilegítimo. Las dictaduras totalitarias, que son poderes de hecho, no de derecho, se eternizan en la cúpula del mando.

El poder del oficialismo en nuestro país se apoya en la fuerza armada, grupos paramilitares y alianzas perceptiblemente en declive. La de la oposición democrática, en el sufragio, los partidos y asociaciones civiles y en el nada menguante, antes bien en rápida alza, respaldo internacional. Se dice y repite que mientras tenga consigo la fuerza armada y la posibilidad de sobornar, las fuentes civiles y planetarias que simpatizan con la democracia, no podrán cosechar la victoria.

Antonio Gramsci fue uno de los últimos grandes renovadores del marxismo cuyos densos argumentos a la postre contribuyeron a sepultarlo. Pero como ramas aun verdes en un árbol caído, hizo reflexiones muy válidas. “No disminuir al adversario –advirtió- alegando que si reprime es “por debilidad” o “para aparentar coraje”. Todo para auto convencerse que la solución sería fácil, si los políticos, en lugar de dialogar, usaran poder invasor de sus aliados. Eso es acomodar la realidad a los deseos en vez de exponerla como es, sin más, sin menos. Es el pesimismo de la inteligencia que al esclarecer la verdad, permite superarla.

Ante un adversario reducido a su realidad, viene la síntesis gramsciana: Pesimismo de la inteligencia y optimismo de la voluntad.

Américo Martín
amermart@yahoo.com 
@AmericoMartin
@DiarioTalCual

CARLOS BLANCO G.¡CUIDAOS LOS UNOS DE LOS OTROS!

1.     En el país hay crisis de confianza. A Maduro y a su banda no les cree nadie porque, como dije alguna vez, mienten hasta cuando dicen la verdad. Si hablan es porque quieren ocultar algo; cada gesto es un engaño; cualquier saludo es para centrar la atención en la mano que se agita mientras se mete la otra mano en tu bolsillo. Ni siquiera las alzas de salario son creíbles porque se sabe que los precios se van arriba antes de llegar el aumento. El país no cree en quienes controlan el poder ni en su sangriento teatro.

2.     Para su designio de control se han valido de todos los recursos, uno de los cuales es el lenguaje. Mediante su uso cínico moldean realidades a la carta. Así, la malvada operación de mayor empobrecimiento de la cual se tenga memoria en Venezuela se hace en función de la redención de los pobres; apresar a unos cuantos rojos disidentes en nombre de la lucha contra la corrupción es el velo que pretenden sobre el robo masivo de los dineros de la República; capturar unos kilos de droga es la socarronería que envuelve el tráfico impune. Muchas veces las torceduras del lenguaje envuelven a la oposición; basta pensar que algunos audaces e ignorantes creen que Chávez se ocupó de los pobres.

3.     La tenaz crisis de confianza también abarca a las variadas manifestaciones opositoras. En la oposición no hay unidad porque no hay acuerdo y una razón fundamental para que no haya acuerdo es que no hay confianza. La historia de los años recientes es que muchos de los aliados más cercanos no han cumplido sus compromisos mutuos y lo que sigue es cuidarse del cercano tanto como del contrario, porque a veces se está más próximo a la daga del vecino que a la escopeta enemiga. El elemento central de esa terrible y profunda crisis de confianza es la pérdida del valor de la palabra. Se asegura algo hoy, pero mañana se incumple.

4.     Esta pérdida de confianza es equivalente a la pérdida de certidumbre. Cuando no existen certezas mínimas y los destinatarios se sienten engatusados se produce la distancia, comienza el desamor y, finalmente, a nada de lo que provenga de las fuentes mendaces se le otorga aval alguno.

5.     Esa y no otra es la fuente de la crisis opositora. No es verdad que los ciudadanos se encuentren atrapados en el cuento de la salida rápida: en 20 años se aprende con el cuerpo y con el alma que las salidas no son rápidas. El problema es el de las ofertas engañosas. Haber trastrocado el “cese de la usurpación” por otros objetivos (diálogos, elecciones con el régimen, mamarrachadas como la del 30 de abril) produjo una irreversible pérdida de confianza.

6.     Los mismos actores en el mismo escenario no pueden recuperar la confianza muerta. Solo un escenario diferente y un arreglo diferente de actores puede no recuperar sino construir una nueva confianza. Otra. Eso sí, si se mantiene la palabra.

Carlos Blanco
@carlosblancog
@ElNacionalWeb

MARYCLEN STELLING: UNA CUESTIÓN DE FE

El desventurado domingo 5 de enero 2020 marca un antes y un después en la historia política reciente de Venezuela.

Espectáculo bufo y tragicómico montado por ciertos sectores afectos a la oposición, con graves consecuencias para el país. Profundiza la confrontación y la polarización, atentando contra las fuerzas sociales despolarizantes.

Agrava la fragilidad político-institucional; exhibe la incoherencia política y debilidad de los liderazgos y consolida la complicidad del poder transmedia. Alimenta el desencanto, el desgaste de ideales y la pérdida de valores democráticos. Denuncia el agotamiento de las reglas que permiten la convivencia ciudadana, quebranta la facultad de mandar y ser obedecido. En suma, violenta el ejercicio del poder.

Tragedia burlesca, extravagante e irracional, con escenas ilógicas y actores incoherentes, jugando a héroes y libertadores provistos de monólogos incomprensibles, en tanto parte del espectáculo. Cual teatro del absurdo, la tragedia y la angustia se fundieron con lo grotesco, atrapándonos en un falso dramatismo que pretendió disfrazarse de legitimidad democrática. Un solo país y una doble institucionalidad, cada una al servicio de una causa política. El absurdo del absurdo político-institucional en su máxima expresión.

Evidencia y consagra ese país bifronte en el que coexisten dos espacios políticos, dos fuerzas políticas dominantes y dos realidades políticas atrapadas en mundos paralelos.

Monstruo de dos caras o dos frentes que demuele cualquier posibilidad de convivir e interactuar. Situación que conduce a una ruptura de reglas, al debilitamiento de un orden y a la incoherencia político-institucional. Escenario que, “sin querer queriendo” y en consonancia con la polarización, nos entrampa en una duplicidad de poderes y conduce a la desintegración del poder político.

Suerte de enigma político de fe que puede resumirse en un misterio, un solo país y tres poderes dobles. Todo se reduce a un asunto de fe; a la seguridad o confianza en una persona, cosa, deidad, opinión, mantra; a la palabra que seda, promesa que se hace y goza de solemnidad o publicidad. La fe precede al ver y la fe no necesita razones. Estamos en presencia de una absurda cuestión de fe política o política de la fe que nos aleja del reencuentro, reconocimiento y dialogo.

Maryclen Stelling
@maryclens
@UNoticias

OSCAR ARNAL: PARTICIPACIÓN, UNIDAD Y VICTORIA

Según la Constitución vigente en el 2020 hay que elegir un nuevo parlamento. El actual será recordado en la historia por ser desacatado por los demás poderes secuestrados por el Ejecutivo. El desgobierno de Maduro nunca entendió que el Congreso en el mundo ejerce una labor de investigación, fiscalización y legislación que mantiene un balance y equilibrio entre todos los entes del estado. 

El régimen pasará a la historia por acabar con la independencia, separación y autonomía de los poderes públicos, asesinando la democracia y los derechos humanos. Para Maduro y la oligarquía gobernante lo único que importa es perpetuarse. Parece ni siquiera preocuparles el juicio de la historia, sino sólo las mieles del poder. 

 La crisis que vive Venezuela tiene entre sus causas más importantes, que no se controló a PDVSA. Donde a causa del robo y el clientelismo caímos de unos 3.700.000 de barriles diarios de petróleo que llegamos a producir con el presidente Caldera a sólo unos 700.000. Cuando Arabia Saudita produce unos 10 millones de barriles diarios y nosotros somos el primer país en reservas del globo. Lo mismo ocurre con la moneda, un Banco Central que nadie fiscaliza y que no tiene ninguna autonomía es el responsable de la hiperinflación al crear una inmensa cantidad de dinero sin respaldo alguno en bienes y servicios. Lo que se llama dinero inorgánico. 

 La ignorancia en materia constitucional es tal que parece que nunca se dieron cuenta que gobierno y estado son cosas diferentes. Según el artículo sexto de la Constitución el gobierno es democrático, plural, electivo, alternativo y de mandatos revocables. La administración pública, Pdvsa como ejemplo, se llenó de partidarios ideológicos o incondicionales con carnet que desplazaron a los profesionales y a la meritocracia. El resto fueron las empresas y fincas expropiadas, muchas inclusive no pagadas, que se quebraron y dejaron de producir. 

Lo definitivo, es que mientras no tengamos una solución de fondo habrá que participar en las parlamentarias y en toda elección para no dejar un vacío que llene el desgobierno. Cada diputado nacional, regional o local, gobernador o alcalde debe ser un soldado dispuesto a dar la pelea por la verdad, hasta que esto termine. Unidos invencibles. 

Oscar Arnal 
oscar.arnaln@gmail.com
@OscarArnal  

PEDRO ALCALÁ: ¿AN, PARA QUE SIRVE HOY A VENEZUELA?.LA SOCIEDAD VENEZOLANA Y SU LABERINTO.

El 09 de Enero de este nuevo año 2020, la dirigente del partido Vente Venezuela, María Corina Machado dio unas declaraciones que impactaron al país. Acá uno de los múltiples twetts que reportaron esas declaraciones https://twitter.com/VenteFalcon/status/1215431740736638976.

En esas declaraciones, MCM expone que si se pierden las elecciones parlamentarias de este año, no cambiaría mucho el panorama político nacional, ni el internacional tampoco.

Y esa afirmación, es la puerta de entrada de nuestro laberinto de hoy: Es indispensable la AN en la lucha contra el cartel de Miraflores??

Veamos, el artículo 187 de la constitución nacional, establece las funciones del estado que corresponden a la Asamblea Nacional. Entre muchas, las más importantes son la redacción de leyes, autorizar el presupuesto nacional y el endeudamiento, el control del funcionamiento de las otras ramas del estado, definir la sucesión presidencial del estado en caso de que haya ausencia del mismo,  y el nombramiento de las autoridades de los poderes estadales que no se eligen.

En la práctica su elección también sirvió para definir quiénes serían, del 2015 en adelante, los detentadores de la representación de la oposición venezolana. O sea, quienes serían los líderes de eso que yo llamo “la oposición oficial”.

Esa elección de una AN totalmente bajo control opositor, dio un impulso a la lucha contra el cartel de miraflores, ya que por fin podríamos no solo limitarlo y controlarlo, sino también, si se hacían bien las cosas, relevarlo del poder. A inicios de 2016 se respiraba ánimo y esperanza.

Pero esas esperanzas murieron a los pocos días de su instalación, cuando el 11 de Enero del 2016, el tsj ilegal que controla el cartel de miraflores, declara en desacato a la AN y sentencia que todos sus actos serán nulos mientras dure el desacato. Hasta ese día estuvieron vigentes las funciones de estado de la AN. La AN estuvo en ese limbo legal/institucional que la hacía inútil a todos los efectos de la lucha democrática, hasta Enero del 2019, cuando empieza a ser de utilidad no legal, pero si política. Utilidad política que es la única que tiene hoy día.

En Marzo del 2018 se habían efectuado unas elecciones presidenciales a las cuales no se presentó la oposición, quien declaró que maduro no podía ser reconocido como presidente electo porque esa elección no cumplía con los requisitos mínimos para ser reconocida como justa, libre y legal. O sea, fraudulenta. 

La AN declara el 06 de Enero del 2019 vacante el cargo de Presidente de la República. Luego, de acuerdo a lo estipulado en la constitución,  el 23 de ese mismo mes, se encarga al diputado Juan Guaidó de la Presidencia. Presidencia que es reconocida por cerca de 60 países, entre ellos, las democracias más sólidas e importantes del planeta. Es necesario establecer, que por motivo de la sentencia de Enero del 2016 del tsj ilegal, ese nombramiento de Guaidó no tiene ningún efecto práctico ni legal dentro del país, pero si tiene mucho en el extranjero, donde nombra embajadores reconocidos por múltiples países, recupera el control de algunos activos de la nación y se crean grupos de apoyo a la lucha democrática como el  llamado Grupo de Lima.

Estando en este punto, al que se refiere MCM en su declaración, en Enero del año que viene vence esta AN, por lo que este año deben efectuarse elecciones para renovarla. Esto tiene dos facetas de vital importancia: 1.- Para poder mantener el uso político de la AN y así poder avanzar en el trabajo con la comunidad internacional, hay que retener su control, y 2.- Para retener ese control, hay que ir a elecciones. Elecciones con el mismo sistema que se declaró fraudulento en Marzo del 2018. 

La situación es complicada, porque si no se va a elecciones, en Enero próximo  se perderá su control, porque según la constitución, la AN electa en 2015 ya no será válida. O sea, ninguno de los actuales diputados lo será más porque tendrán el periodo vencido. Y, amén de que no tiene oportunidad alguna de ganarla, la oposición no podrá ir a esa elección con un sistema electoral denunciado fraudulento en 2018, sin reconocer de facto la legitimidad de la elección de maduro, 

Eso significa que en Enero del 2021 Guaidó  ya no será presidente encargado, porque la nueva AN nombrará otro, con todo lo que eso implica.

Ahora, perder la AN  no implica el fin de la lucha, sino que daremos la lucha con otros instrumentos, en otro escenario. Pero con los mismos enemigos y los mismos aliados. Y si la lucha es apoyada por muchos países, instituciones y grupos internacionales, que Guaidó pierda su estatus de Presidente encargado no debería cambiar mucho el panorama, porque el apoyo no es a Guaidó, sino a la nación venezolana contra un régimen  miserable que es un peligro para el planeta entero. 

Ahora, sin la AN que defina a su directiva y sus integrantes como los legítimos representantes de la sociedad opositora venezolana, y ante la situación actual de desprestigio del favl y el g4, el riesgo de perder apoyo internacional es muy alto, porque no habría un interlocutor claro con el cual coordinar esfuerzos y recursos.

De modo que la conciudadana María Corina Machado tiene razón. 

Independientemente de lo que decida hacer la dirigencia oficial de la oposición, la AN se perderá en Enero del 2021, hecho que, si la dirigencia opositora es inteligente,  no incidirá mucho en la situación actual.

Y ante el acertado juicio de la conciudadana MCM, la salida de nuestro laberinto de hoy,  es crear una estructura unitaria, amplia, con claros objetivos  y en la cual TODA la oposición se sienta representada. Estructura que sustituya a la AN como organismo representativo y aglutinador de nuestra nación. La actual dirigencia oficial de la oposición debe dejar esa actitud parcelista, primitiva, monetarista y definitivamente estúpida que ha impedido  logar la unidad de la sociedad y los diferentes factores que la integran… partidos políticos incluidos. Hay que dedicarse plenamente a ese empeño si es que se quiere tener orden en la lucha. No hay un solo segundo que perder.

Si la dirigencia oficial de la oposición se mantiene en su actual conducta de querer representar la sociedad sin demostrar que realmente tiene su apoyo, y a menos que pase algo muy radical este año, estará orillando al país entero al caos (lo que está pasando en el sur del Estado Bolívar es un claro síntoma de ello), una guerra civil o una intervención militar. En tal situación, ésta última, ante las otras dos, suena la más racional porque al menos alguien tendría el control del país.

Es tiempo de líderes serios. Es momento para que la dirigencia oficial opositora entienda, que si no puede con el encargo debe entregarlo. Si no, Dios y la Patria se los reclamará. Que no quepa duda, y no será agradable.

Vae victis.

Pedro Alcalá
pa2a@hotmail.com
@tazzio1956
Vice-presidente nacional de Solidaridad Independiente  
Desde Canadá