martes, 3 de diciembre de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, MARTES 03/12/2019

LINDA D'AMBROSIO: EN PRO DE LA TRANSPARENCIA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 7 minutos
Si hay algo que me agobia en particular, es el secretismo. Siempre he pensado que es la fuente de numerosos problemas y malentendidos. Cierto es que la prudencia debe imponerse sobre todo aquello que se dice, que hay momentos oportunos para que ciertas informaciones salgan a la luz, que hay detalles que es responsabilidad de otras personas divulgar, , o que hay datos que pueden ser dolorosos e inútiles para quien los recibe, pues no puede hacer nada al respecto. En suma: convengo en que a veces es adecuado callar, pero no debe ser la norma. Estoy convencida de que pocas cosas son t... más »

FRANCISCO POLEO:LA JAULA DE LOCOS DE PUTIN

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 18 minutos
“Señores, voy a serles franco: estoy hasta los cojones de todos nosotros”. La frase se le atribuye a Estanislao Figueras, el efímero presidente de la efímera Primera República Española, por allá en 1873. Luego de eso, Figueras cogió sus bártulos y se exilió en Francia. Antes de Figueras, España estuvo al mando del rey Amadeo de Saboya, un importado italiano. Duró tres años en el trono. Al despedirse, lo hizo también con una frase memorable: “Ah, per Bacco, io non capisco niente. Siamo una gabbia di pazzi”. Es decir, “Ah, por Baco, no entiendo nada. Esto es una jaula de locos”. ¡Cóm... más »

DOMINGO A. RANGEL: CALDERÓN DESPEDIDO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 34 minutos
Nada nuevo: Tal como es norma esta semana nos enteramos de otro escándalo cometido por el autojuramentado o alguno de sus favoritos. Despiden al embajador Calderón Berti y protestan algunos acuciosos de la historia: Pero antes de exponer vale la pena aclarar quién es ese señor y de dónde viene. Sucede que para la mayoría del país son fechas casi geológicas aquellas correspondientes a cuando el geólogo y experto petrolero Humberto Calderón presidio Pdvsa o se juramentó como ministro de energía… durante los gobiernos de Luís Herrera Campins y Carlos Andrés Pérez. Tal lejanía permite ... más »

CAROLINA JAIMES BRANGER: DAR GRACIAS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 45 minutos
El jueves pasado los estadounidenses celebraron, como todos los últimos jueves de noviembre, el Día de Acción de Gracias. Una tradición que los lleva a todos a casa, mucho más que cualquier otra fiesta. Me gusta esa costumbre de dar las gracias, porque la gratitud nos ennoblece. En estos momentos cuando los venezolanos nos hemos vuelto tan escépticos, cuando dudamos de todo y de todos y el pesimismo nos arropa, sería bueno que encontráramos razones para agradecer, como parte de una “terapia de aguante” hasta que este régimen caiga. Voy a empezar yo, pero con la idea de que ustedes ... más »

NOEL ÁLVAREZ: BORRACHO Y SORDO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 52 minutos
En el mundo de la literatura, hace poco me encontré con el escritor y periodista español Ramón Chao en su libro, En Conversaciones con Alejo Carpentier, donde el escritor cubano habla sobre los tres tipos de dictadores en América Latina; el general de pistola y fusta, conocido como el caudillo despiadado; el dictador a secas y el tirano ilustrado, este último es el dictador más complejo y capaz de cometer actos tan terribles como los del primer dictador. Carpentier, entre otros libros, escribió la novela El recurso del método, allí abordó el tema de las dictaduras desde un nuevo... más »

OMAR ÁVILA: LOS “POLÍTICOS” EN SU SALSA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
El lema de la oposición se agotó con el llamado “cese de la usurpación” que día a día cobra mayor parecido a los supuestos perniles que viene ofreciendo Nicolás Maduro desde hace tres años, que nunca llegan o llegan mochos. Cese de la usurpación que ninguno de los que lo pregona, dice cómo se va a lograr, simplemente porque no lo saben; ahora, en lo que si son unos expertos, es en descalificar a quienes planteamos rutas distintas, viables, realizables; es decir, propuestas claras que vayan a favor de los más necesitados. Urge que cese el sectarismo, el protagonismo, individualismo... más »

LINDA D'AMBROSIO: EN PRO DE LA TRANSPARENCIA

Si hay algo que me agobia en particular, es el secretismo. Siempre he pensado que es la fuente de numerosos problemas y malentendidos. Cierto es que la prudencia debe imponerse sobre todo aquello que se dice, que hay momentos oportunos para que ciertas informaciones salgan a la luz, que hay detalles que es responsabilidad de otras personas divulgar, , o que hay datos que pueden ser dolorosos e inútiles para quien los recibe, pues no puede hacer nada al respecto. En suma: convengo en que a veces es adecuado callar, pero no debe ser la norma.

Estoy convencida de que pocas cosas son tan valorables como la transparencia. Es inútil fingir, correr un velo de silencio sobre algunas situaciones que, para colmo, a veces son tan evidentes que resulta vergonzoso negarlas. Y es que hay un estrecho margen entre el secreto y la mentira, y a menudo la una es hija dilecta del otro. Una patraña se urde tras otra para explicar aquello que no puede ser explicado sin recurrir a lo que estamos ocultando, y en nuestro interior crece el temor a ser descubiertos, a revelar algún detalle que no concuerde con nuestra versión original, y a que se constate, en fin, que somos unos mentirosos. El hallazgo de la verdad puede dar al traste con nuestra credibilidad y lesionar permanentemente la confianza que se tiene en nosotros. 

Pero ¿cuál es la necesidad no solo de callar, sino también de hacer uso de cualquier subterfugio para mantener ocultas ciertas verdades? Lo que me conduce a esta reflexión es el hecho de constatar cuán a menudo el secreto está dirigido a encubrir aquello que no nos parece adecuado en nuestra propia conducta o en nuestros sentimientos. La causa de que haya un secreto es, a menudo, la vergüenza y, consecuentemente, la culpa: pensamos que aquello que ocultamos puede ocasionar sufrimiento y queremos proteger a las posibles víctimas. Y queremos protegernos a nosotros mismos de tener que cargar con ese peso sobre nuestra conciencia, o intentamos eludir el juicio que otras personas puedan hacer de nosotros.

Deberíamos actuar de modo tal que nunca tuviéramos que avergonzarnos, es decir, que ocultar cosas. La alternativa no puede ser engañar, insultar la inteligencia de otros o falsear la realidad, exponiéndolos a un peligro aun mayor: descubrir la verdad y, además, ver su fe mancillada.

Tal vez subestimamos la capacidad de comprensión y la empatía de los otros y, en el peor de los casos, subvaloramos también su capacidad de elaborar sus duelos para sobreponerse al embate de lo que ocultamos. Preferimos proteger a los demás manteniéndoles en una fantasía, confinados a una situación ficticia que ni remotamente se parece a la realidad. 

Pero peor aun es autocondenarnos a vivir en esa dualidad, negando parte de nosotros mismos. En psicología se llama disonancia cognoscitiva: la tensión que experimenta una persona cuando tiene dos pensamientos que están en conflicto, o cuando su conducta no concuerda con sus ideas.

Nadie lo expresaría como Serrat en la letra de Sinceramente tuyo: “nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio”. Falsear los hechos lo que hace es postergar un desenlace que con frecuencia sobreviene de todos modos y de manera más traumática, cuando salen a la luz las verdades ocultas, hiriendo adicionalmente a nuestro interlocutor con la sorpresa de cuán poco sabe de nosotros y de cuán poco merecíamos su confianza. Y, sobre todo, debemos evitar autoengañarnos, traicionarnos a nosotros mismos. “Preferiría, con el tiempo, reconocerme sin rubor”, prosigue Serrat en otro punto de la canción. Y es que, quizá, la clave de la felicidad es la coherencia.

Linda D´ambrosio
linda.dambrosiom@gmail.com
@ldambrosiom
@ElUniversal

FRANCISCO POLEO:LA JAULA DE LOCOS DE PUTIN

“Señores, voy a serles franco: estoy hasta los cojones de todos nosotros”. La frase se le atribuye a Estanislao Figueras, el efímero presidente de la efímera Primera República Española, por allá en 1873. Luego de eso, Figueras cogió sus bártulos y se exilió en Francia.

Antes de Figueras, España estuvo al mando del rey Amadeo de Saboya, un importado italiano. Duró tres años en el trono. Al despedirse, lo hizo también con una frase memorable: “Ah, per Bacco, io non capisco niente. Siamo una gabbia di pazzi”. Es decir, “Ah, por Baco, no entiendo nada. Esto es una jaula de locos”. ¡Cómo sería el ambiente que un italiano lo calificó de locura!

Yo tampoco entiendo nada de España, ni de la Unión Europea. Ni de Venezuela, ni de América Latina. Y de Estados Unidos… no me toquen ese vals. Entonces, los que no estamos tan locos, ¿a dónde nos vamos con nuestros bártulos? El mundo se nos ha convertido en una gran jaula de locos, Amadeo. Por Baco que sí. Porque por mundo entendemos este, el nuestro, el occidental. Esta civilización que hemos construido sobre el principio de la libertad y defendido con la espada Democracia. ¿Qué ha pasado? ¿Cómo se nos ha ido entre las manos? Puede ser que tengamos, precisamente, un problema de principios. Ya no buscamos como fin de nuestra existencia la libertad sino el lucro, el lucro voraz, a veces representado por el Estado y a veces por las corporaciones. Se nos movió nuestro centro y perdimos el equilibrio, dando paso a una desestabilización incentivada por los enemigos existenciales de nuestra forma de ver la vida.

Independientemente de sus andanzas políticas actuales, el parlamentario estadounidense Devin Nunes, entonces presidente del Comité de Inteligencia del Congreso de Estados Unidos, dijo una dolorosa verdad en 2017. “Nuestra incapacidad para predecir las intenciones del régimen de Putin han sido nuestro mayor fallo de inteligencia desde el 11 de septiembre”. Richard Lourie, uno de los expertos occidentales que mejor conoce la forma de actuar ante la vida de los rusos, explica en su libro sobre el todopoderoso presidente Vladimir Putin la razón por la cual no terminamos de comprender a qué nos enfrentamos. “Hay muchas razones por las cuales Putin se burla constantemente de América. Las categorías de pensamiento americanas acerca de Rusia son muy claras y transparentes. Para el pensamiento americano, el gobierno, el crimen, los negocios, y la policía secreta son cuatro cosas muy distintas. En Rusia, se confunden entre ellas fácilmente y se puede decir que, en varias ocasiones, Putin ha tenido sus manos sobre todas ellas”. Cambien América por Occidente y americano por occidental. El resultado es el mismo.

Esa manera gangsteril de ejercer el poder, en donde más vale la voluntad de un hombre que la de todo un pueblo, no es propia de los occidentales. Sin embargo, poco a poco, sin que nos demos cuenta, ha ido entrando en el ecosistema, dinamitando hasta nuestro paradigma político basado en las categorías de izquierda y derecha. Putin lo mismo se aprovecha de un gobierno ultra-conservador que de un gobierno ultra-progresista. Como ven, lo fundamental es que sean ultras, porque eso los ubica en los extremos, campo donde no crece la flor de la razón, otro de los pilares de nuestra civilización.

“Para Putin, el juego del poder sólo tiene tres reglas: conseguir, mantener, retener. Todo lo demás es un sin sentido y una simulación”, explica Lourie. A eso nos enfrentamos con el falso progresismo y el falso conservadurismo. Si los dejamos conseguir el poder, su manual indica que deben hacer lo imposible por mantenerlo y retenerlo. Como nuestro ADN social no nos permite acometer medidas drásticas y autoritarias como prohibir la existencia de esos grupos, debemos revitalizar con un vigor nunca antes visto al centro político para recuperar nuestro equilibrio existencial.

Lo principal para eso es cambiarnos el chip. No es la lucha a la que estamos acostumbrados, la de izquierda versus derecha. Una cosa es la izquierda y otra el autoritarismo de izquierda. Una cosa es la derecha y otra el autoritarismo de derecha. Como se ha configurado el mundo, las categorías de izquierda y derecha pasan a un segundo plano para dar paso a las de autoritarismo y democracia.

La lucha existencial es contra el autoritarismo, para dejar de estar hasta los cojones de esta jaula de locos en la que, periódicamente, nos convertimos.

Francisco Poleo
@FranciscoPoleoR
@enpaiszeta

DOMINGO A. RANGEL: CALDERÓN DESPEDIDO

Nada nuevo: Tal como es norma esta semana nos enteramos de otro escándalo cometido por el autojuramentado o alguno de sus favoritos. Despiden al embajador Calderón Berti y protestan algunos acuciosos de la historia: Pero antes de exponer vale la pena aclarar quién es ese señor y de dónde viene.

Sucede que para la mayoría del país son fechas casi geológicas aquellas correspondientes a cuando el geólogo y experto petrolero Humberto Calderón presidio Pdvsa o se juramentó como ministro de energía… durante los gobiernos de Luís Herrera Campins y Carlos Andrés Pérez.

Tal lejanía permite que quienes hoy elevan sus protestas contra el autojuramentado por el despido de Calderón Berti… pasen por alto que hace 30 años o más esas mismas personas descalificaban al embajador hoy despedido por Guaidó, porque al terminar un gobierno como Presidente de Pdvsa… de inmediato se integró como directivo de la petrolera Kuwaití que es competidora nuestra.

No obstante, a Humberto Calderón se le reconoce la decencia con que sirvió como embajador de Guaidó en Bogotá… a pesar de que entre los que el autoproclamado recomendó para apoyar el trabajo quien no es pillo es delincuente. Pero el caso no es unirme a la protesta por la destitución de un burócrata honesto. El caso es que en Colombia Guaidó necesitaba un delincuente como embajador… y el antecedente de Monómeros lo evidencia.

La empresa cae en manos de la pandillita de Guaidó… y lo primero que hacen los conjurados es poner una directiva descarada… capaz de declarar Monómeros que controlaba el 40 % del mercado de fertilizantes en un país agrícola… “en desmembramiento”. Como Presidente de la nueva directiva colocó Guaidó a Jon Bilbao de Gente del Petróleo… un vasco integral. Cuando Jon acepta el cargo -estaba desempleado- el gobierno venezolano lo acusa por “traición a la patria”.

Los problemas comienzan cuando a Jon le exige Guaidó que venda a sus compinches… como chatarra a Monómeros… y el vasco se niega. Guaidó “destituye” a Bilbao y el vasco queda sin empleo en Colombia y sin poder volver al país por el juicio. La botada de Calderón tiene que ver con este tipo de corrupción… eso explica que entre los sustitutos del embajador… suene el nombre del diputado Superlano (a) Burundanga.

Sucede que para la mayoría del país son fechas casi geológicas aquellas correspondientes a cuando el geólogo y experto petrolero Humberto Calderón presidio Pdvsa o se juramentó como ministro de energía… durante los gobiernos de Luís Herrera Campins y Carlos Andrés Pérez. Tal lejanía permite que quienes hoy elevan sus protestas contra el autojuramentado por el despido de Calderón Berti… pasen por alto que hace 30 años o más esas mismas personas descalificaban al embajador hoy despedido por Guaidó, porque al terminar un gobierno como Presidente de Pdvsa… de inmediato se integró como directivo de la petrolera Kuwaití que es competidora nuestra.

No obstante, a Humberto Calderón se le reconoce la decencia con que sirvió como embajador de Guaidó en Bogotá… a pesar de que entre los que el autoproclamado recomendó para apoyar el trabajo quien no es pillo es delincuente. Pero el caso no es unirme a la protesta por la destitución de un burócrata honesto. El caso es que en Colombia Guaidó necesitaba un delincuente como embajador… y el antecedente de Monómeros lo evidencia.

La empresa cae en manos de la pandillita de Guaidó… y lo primero que hacen los conjurados es poner una directiva descarada… capaz de declarar Monómeros que controlaba el 40 % del mercado de fertilizantes en un país agrícola… “en desmembramiento”.

Como Presidente de la nueva directiva colocó Guaidó a Jon Bilbao de Gente del Petróleo… un vasco integral. Cuando Jon acepta el cargo -estaba desempleado- el gobierno venezolano lo acusa por “traición a la patria”. Los problemas comienzan cuando a Jon le exige Guaidó que venda a sus compinches… como chatarra a Monómeros… y el vasco se niega. Guaidó “destituye” a Bilbao y el vasco queda sin empleo en Colombia y sin poder volver al país por el juicio. La botada de Calderón tiene que ver con este tipo de corrupción… eso explica que entre los sustitutos del embajador… suene el nombre del diputado Superlano (a) Burundanga.

Domingo Alberto Rangel
doalra@yahoo.com
@DomingoAlbertoR
@UNoticias

CAROLINA JAIMES BRANGER: DAR GRACIAS

El jueves pasado los estadounidenses celebraron, como todos los últimos jueves de noviembre, el Día de Acción de Gracias. Una tradición que los lleva a todos a casa, mucho más que cualquier otra fiesta. Me gusta esa costumbre de dar las gracias, porque la gratitud nos ennoblece.

En estos momentos cuando los venezolanos nos hemos vuelto tan escépticos, cuando dudamos de todo y de todos y el pesimismo nos arropa, sería bueno que encontráramos razones para agradecer, como parte de una “terapia de aguante” hasta que este régimen caiga. Voy a empezar yo, pero con la idea de que ustedes se unan y hagan sus propios agradecimientos:

Doy gracias por mis hijas. Porque están sanas, tienen amor y son felices. Porque son mujeres echadas pa´’lante (me horrorizan las mujeres inútiles, moscas muertas y víctimas). Doy gracias por los padres que tuve. Porque tengo sus ejemplos de decencia presentes cada día de mi vida. Por la educación que me dieron, que me permitió ser independiente. Doy gracias por mi pareja, porque estoy con el amor de mi vida. Doy gracias por el papá de mis hijas, porque él tiene la mitad del crédito del éxito de ellas. Doy gracias por mis hermanos, porque están bien y estamos unidos. Doy gracias por mis amigas, porque los momentos con ellas son todos de compañerismo, solidaridad y cariño. Doy gracias por las personas que me han tendido la mano cuando lo he necesitado porque nunca esperaron nada a cambio. Doy gracias por quienes han ayudado a mis hijas. Doy gracias por mi trabajo, porque amo lo que hago. Por mis empleadores y clientes, porque confían en mí. Doy gracias por mis alumnos, fuentes de tantas satisfacciones.

Doy gracias por haber nacido en Venezuela. Amo este país con toda mi alma. Doy gracias por este clima maravilloso, por el Ávila, por el azul claro de nuestro cielo y el azul profundo de nuestro mar. Por el verde eterno. Doy gracias por la gente de mi patria porque me encanta por su desenfado, su alegría y su creatividad. Doy gracias por la música, por los chocolates y por mi cámara de fotos, mis mayores aficiones. Doy gracias porque existen el optimismo, el amor y la esperanza. Y doy gracias porque lo único material en esta lista es el chocolate. Eso me demuestra una vez más que lo más importante en mi vida, no tiene precio.

Carolina Jaimes Branger
carolinajaimesbranger@gmail.com
@cjaimesb
@ElUniversal

NOEL ÁLVAREZ: BORRACHO Y SORDO

En el mundo de la literatura, hace poco me encontré con el escritor y periodista español Ramón Chao en su libro, En Conversaciones con Alejo Carpentier, donde el escritor cubano habla sobre los tres tipos de dictadores en América Latina; el general de pistola y fusta, conocido como el caudillo despiadado; el dictador a secas y el tirano ilustrado, este último es el dictador más complejo y capaz de cometer actos tan terribles como los del primer dictador.   

Carpentier, entre otros libros, escribió la novela El recurso del método, allí abordó el tema de las dictaduras desde un nuevo enfoque. “Tenemos aquí, dice, al dictador ilustrado y a su contraparte en El Estudiante. El Primer Magistrado puede ser cualquier dictador de América Latina y en El Estudiante se depositan los ideales de la juventud, la toma de conciencia y el deseo de terminar con las autocracias que hasta ahora parecen no tener fin”.   

El recurso del método, comienza en París, donde el tirano disfruta las caricias de una alegradora, justo en el momento en el que uno de sus generales se levanta en armas. Luego de sofocar la rebelión, El Mandatario tiene que encarar una constante inestabilidad, producto tanto del hervor social de su tierra como de los vaivenes de la política y la economía mundial. Astuto, el Primer Mandatario sabe aprovechar la coyuntura de la guerra mundial para enriquecerse, declarándose parte de los aliados y enemigo de los alemanes. Sin embargo, no tiene la visión de aprovechar la bonanza que trajo la conflagración en beneficio de su pueblo, pues una vez que llega la paz, su país cae en una profunda crisis.   

Invariablemente, con la miseria llegan los levantamientos. El dictador permite que su hija vacíe las arcas nacionales al tiempo que ordena masacres de opositores. Todo tiene un límite, incluso las tiranías, y El Mandatario lo rebasa. A partir de allí, sus incondicionales aliados comienzan a verlo como un riesgo para sus inversiones y promueven el restablecimiento de la democracia en el país, objetivo que logran gracias a los empeños del Estudiante, de la oposición unida en beneficio del país y de un traidor de palacio.   

En la novela, la picardía es un elemento vital, pues existen pasajes que producen risa; por ejemplo, cuando los ayudantes del Magistrado van a registrar la biblioteca en búsqueda de los libros rojos, es decir que aluden al comunismo, pero el encargado les propone que se lleven La Caperucita Roja, mostrando así su ignorancia.   

El Primer Magistrado reside en París y admira la cultura francesa, siempre menosprecia las tradiciones de Nueva Córdoba, pues le parecen poco civilizadas, aunque es curioso que siempre lleva con él una hamaca para sentirse cerca de su patria, incluso en su lecho de muerte pide a su hija Ofelia que deposite tierra de Nueva Córdoba en su tumba. El Estudiante también reflexiona sobre la esperanza del eterno cambio, “tumbamos a un dictador” dijo El Estudiante. “Pero sigue el mismo combate, puesto que los enemigos son los mismos”.    

Aunque algo ha cambiado, han quitado del poder al Primer Magistrado, el nuevo presidente está adoptando la forma de actuar del Magistrado. El Estudiante, al igual que el dictador, carece de un nombre propio, y es en su figura en la que Carpentier deposita la esperanza de un verdadero cambio, las reflexiones del estudiante llenan de esperanza al lector, pues en él se ve un cambio de ideología y la toma de conciencia. Conforme avanza la acción, USA va cobrando importancia, incluso en las escuelas se comienza a inculcar el idioma inglés y el festejo de navidad estadounidense.  

En el Estudiante están depositadas las ilusiones de un despertar de conciencia, porque solo eso puede cambiar la situación de los gobiernos en América Latina. Los movimientos armados que desembocaron en golpes de estado han servido para derrocar a un dictador para que otro lo sustituya. A través del relato, el autor revela los excesos y estupideces de la camarilla en el poder, las masacres del gobierno, la revuelta intelectual, la traición que ocasiona que el Mandatario abdique y, finalmente, su ocaso en el exilio parisino.  

El final de su mandato es narrado con una afilada ironía: “el Primer Magistrado, beodo de poder y sordo ante el clima político de su país, es depuesto por obra y voluntad de los norteamericanos, quienes lo desechan en cuanto deja de serles útil. Apenas si puede huir, ayudado por el cónsul, disfrazándose de herido”. El tirano, a través de toda la obra, es mostrado como un personaje multidimensional; bruto y sanguinario, pero al mismo tiempo, humano. El Recurso del Método es una profunda reflexión acerca de la realidad política latinoamericana,  a través de la cual, el autor nos advierte que, si nos descuidamos,  El Mandatario podría regresar.  

Noel Álvarez
Noelalvarez10@gmail.com 
@alvareznv
Coordinador Nacional del Movimiento Político GENTE 

OMAR ÁVILA: LOS “POLÍTICOS” EN SU SALSA

El lema de la oposición se agotó con el llamado “cese de la usurpación” que día a día cobra mayor parecido a los supuestos perniles que viene ofreciendo Nicolás Maduro desde hace tres años, que nunca llegan o llegan mochos. Cese de la usurpación que ninguno de los que lo pregona, dice cómo se va a lograr, simplemente porque no lo saben; ahora, en lo que si son unos expertos, es en descalificar a quienes planteamos rutas distintas, viables, realizables; es decir, propuestas claras que vayan a favor de los más necesitados. 

Urge que cese el sectarismo, el protagonismo, individualismo, los egos exacerbados, los ataques y descalificaciones entre los que nos oponemos al régimen y que nos escuchemos entre todos, pues la solución a los problemas del país no es solo competencia de un grupito de 4, donde llevan dos décadas de fracaso tras fracaso mientras los ciudadanos se hunden junto con el país en la ruina, el hambre y la miseria, y solo ese minúsculo grupo, su cuenta bancaria emerge como la espuma. 

La gente ante la falta de unidad, de criterio, de ver que esta dirigencia sigue sin tener claro que el enemigo es el gobierno, que primero está el país, que nada hacen en beneficio de los ciudadanos, y que frente a los constantes enfrentamientos de la oposición peligrosamente ayuda a que continúe perdiendo terreno la “esperanza de cambio”. Por ello, hay que acabar con ese “todos contra todos”, y colocarse del lado de la ciudadanía, no más incoherencias. 

El tema no puede seguir siendo de los “políticos” cocinándose en su propia salsa, no puede ser que la “dirigencia” siga estando más pendiente de matarse entre ellos, que por ejemplo unirse a las protestas ciudadanas, que por cierto en el mes de noviembre, hubo más manifestaciones que el mes que lo antecedió. 

Las continuas manifestaciones de los diferentes gremios que agrupan trabajadores de la salud, educación, entre otros, que protestan solicitando reivindicaciones salariales y contratos colectivos. Pero está también esa protesta ciudadana que vemos a diario a lo largo y ancho de toda nuestra Venezuela, reclamando por la falla de los servicios públicos (agua, luz, gas), la inseguridad, la falta de gasolina, el alto costo de la vida, etc, y aunque estas no son garantía de cambio, urge darle dirección y organización real a las mismas. 

Hay que tener claro que toda protesta es política, simplemente porque estas constituyen una demanda a quienes ostentan el poder; que no sea partidista, es otra cosa. Y debemos tener claro, que no hay que partidizarlas. Por ello nosotros desde Unidad Visión Venezuela, continuaremos acompañando la justa protesta contra las miserables condiciones de vida que impone Maduro y su régimen, porque la vivimos y sufrimos también desde adentro, no la imaginamos como hacen muchos desde sus mansiones –dentro o fuera del país- comiendo salmón, langosta y caviar. 

La gente aspira y espera que nos pongamos de acuerdo, para que le demos solución a sus problemas, que le hablemos claro, con la verdad por muy dura que sea, porque el inmediatismo y las presuntas soluciones mágicas lo que han hecho y siguen haciendo es que continúe aumentando la diáspora y frustración, y que con ella se aleje -cada vez más- la posibilidad de lograr el cambio, atornillando al régimen, a pesar de este tener más de 80% de rechazo, producto de la mayor división existente que hayamos tenido a lo largo de estas dos décadas. 

Hay que recordar, que todos llegamos a la Asamblea Nacional electos por la manito de la UNIDAD, pero al día siguiente comenzaron a armarse fracciones de partidos, que día a día continúan aumentando las mismas, lo que hizo perder toda posibilidad de poder construir un poder real desde el Parlamento. Hay que asumir los errores cometidos con humildad, pero además es vital no solo reconocerlos, sino corregirlos, si es que queremos mantener la mayoría del Poder Legislativo. Desde ya podemos avanzar, poniéndonos de acuerdo para nombrar un nuevo Poder Electoral, y que prive la cordura, la sensatez y por ejemplo la discusión sobre el proyecto de ayuda al sector eléctrico que hace unas semanas introdujo el Grupo de Boston, tenga el apoyo absoluto por el bien de nuestro pueblo. 

En definitiva, debemos concentrarnos en nuestro pueblo, y para ello una vez más hacemos un llamado a la sensatez, en que logremos la agrupación de todas las fuerzas democráticas, para poder retomar la ruta electoral. Y para poder tener éxito, debemos lograr una estructura política que congregue a todos los descontentos.

Omar Avila
oavila1973@gmail.com
@omaravila2010
Diputado a la AN
Miranda - Venezuela