miércoles, 6 de marzo de 2019

ACTUALIZACIÓN, "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, DEL MIÉRCOLES 06-03-2019,

OSCAR ARNAL, A LA CORTE PENAL INTERNACIONAL

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 8 minutos
El Grupo de Lima está llevando al máximo tribunal las pruebas para que se dicten los autos de detención que justifican cualquier acción internacional para hacer cumplir la orden. Durante los últimos días distintos medios de comunicación y ONGs han denunciado que van al menos 4 pemones asesinados, más de 9 desaparecidos y una decena de aborígenes heridos por armas de fuego. Se ha desatado una persecución contra miembros del pueblo indígena Pemón, incluyendo al alcalde de la Gran Sabana, Emilio González, y los capitanes generales de la comunidad. Con la masacre de Santa Elena de Ua... más »

JOSÉ LUIS ZAMBRANO PADAUY, EL MAPA DE LAS MIL Y UNA POSIBILIDADES SAINETE EN CÁPSULAS

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 22 minutos
Un grupo incuantificable de seguidores le esperaba a las afueras de su reunión con Macri en Argentina. Los rostros se iluminaron al verlo con la mansedumbre acostumbrada y su buena voluntad para dar aliento. Le gritaron: “¡Queremos regresar!”, como una súplica enfebrecida y esperando una respuesta acorde para no debilitar las esperanzas entrañables en este proceso. Guaidó, un soñador de cuerpo entero y con la sapiencia de haber asumido de buen grado su papel en la historia, nos les defraudó y prometió con una certeza casi bajada del cielo, que pronto llenarían sus equipajes con la ... más »

JESÚS ELORZA G., PESADILLA OLÍMPICA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 32 minutos
A la carrera y toda nerviosa entró la secretaria a la oficina del Presidente del Comité Olímpico Venezolano (COV) ¡¡¡Señor Eduardo, señor Eduardo, están llamado desde Lausanne Suiza!!! -Coño ¿Quién será? dijo Eduardo. Aló, aló, con quien tengo el gusto de hablar. Soy Thomas Bach, Presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) -Pre… pre, presidente en que puedo servirle. Nos ha causado suma extrañeza a todos los miembros del Comité Ejecutivo, que no nos hayas llamado para ver en que podíamos ayudar a tu país frente a la grave crisis social-política y económica por la cual están... más »

CARLOS BLANCO, POR AHORA LOS OBJETIVOS NO FUERON LOGRADOS…

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 42 minutos
Un capital político fundamental que tienen las fuerzas democráticas es la figura de Juan Guaidó. Colocado en una encrucijada de la historia, cuando tantas voces vacilaban en su juramentación, echó hacia adelante y se consagró súbitamente como el eje de una nueva ofensiva contra el régimen de Maduro; tanto, que decenas de países lo reconocen como Jefe de Estado. Su popularidad ha volado hasta niveles inimaginables. Sin embargo, hay que saber que esa resonancia no emana de un espectacular trabajo político y obra realizada sino de su buen sentido estratégico y de la esperanza exaspera... más »


NOEL ÁLVAREZ, TIRANOS Y CENSORES

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 51 minutos
"A ningún periodista se le dice lo que debe escribir, pero se le prohíbe escribir lo que en nuestra opinión pueda ser malo para la moral o el progreso del país". Esto dijo el dictador Marcos Pérez Jiménez en una entrevista publicada por la revista Time, en febrero de 1955. Así piensan y actúan los tiranos en contra de quienes respetan y defienden las libertades públicas. El dictador tenía un censor nacional, llamado Vitelio Reyes, quien controlaba todos los medios de comunicación de Caracas. Este personaje contaba con un grupo de acólitos que replicaba sus desmanes, en las regione... más »

BERNARD HORANDE, LOS 3 PELIGROS QUE ENFRENTA GUAIDÓ

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
No, no me voy a referir al peligro evidente que supone para el Presidente Encargado Juan Guaido el regresar a Venezuela. Es obvio que ese peligro existe. Tanto lo que podría ser una detención por parte del régimen, como algo más allá y más grave. Ya sabemos de lo que hablamos. O que algún espontáneo, grupo o individuo, se le ocurra atentar contra él. Estos son peligros latentes. Desde el primer día que Guaidó asumió el reto. Más bien me voy a referir a otros peligros. El primero lo llamo “La Desesperación”. Sí, la desesperación que podría comenzar a darse entre los venezolanos a... más »

OSCAR ARNAL, A LA CORTE PENAL INTERNACIONAL


El Grupo de Lima está llevando al máximo tribunal las pruebas para que se dicten los autos de detención que justifican cualquier acción internacional para hacer cumplir la orden.



Durante los últimos días distintos medios de comunicación y ONGs han denunciado que van al menos 4 pemones asesinados, más de 9 desaparecidos y una decena de aborígenes heridos por armas de fuego. Se ha desatado una persecución contra miembros del pueblo indígena Pemón, incluyendo al alcalde de la Gran Sabana, Emilio González, y los capitanes generales de la comunidad. Con la masacre de Santa Elena de Uairén se elevó a 254, el número de venezolanos que han perdido la vida en manifestaciones, desde que Maduro llegó al poder en 2013 según Provea. El desgobierno tiene sus manos ensangrentadas.

El Observatorio Venezolano de Prisiones envió una denuncia a la alta comisionada de los Derechos Humanos, y al relator especial sobre Independencia de Jueces y Abogados, Diego García Sayan, de la ONU, por el traslado de 30 presos de la cárcel de Santa Ana, estado Táchira, al puente Las Tienditas, en la zona fronteriza con Colombia, donde se registraron los sucesos violentos con motivo del ingreso de la ayuda humanitaria el pasado 23. Se usaron a los procesados, a los colectivos, paramilitares y a grupos irregulares para agredir a quienes pretendieron trasladar la ayuda humanitaria.

Por otro lado el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa dijo el pasado martes que en lo que va de 2019 ha contabilizado al menos 30 detenciones de periodistas y personal de medios, tras denunciar que un reportero de Telemundo fue “incomunicado” por 8 horas por el Servicio de Inteligencia.

En el mismo orden de ideas la “Coalición por los DDHH y la Democracia” informó que en la frontera de Venezuela con Colombia hubo 349 heridos, 28 detenidos y al menos 2 fallecidos. En la frontera con Brasil contabilizaron 285 heridos, 51 detenidos y 8 fallecidos. Hubo 51 detenciones arbitrarias en la frontera con Brasil y 28 en la frontera colombiana.

Por otra parte un documental de la BBC de Londres narró como el Helicoide se ha convertido en un centro de horribles torturas y tratos inhumanos. Todos estos acontecimientos se suman al expediente de los principales funcionarios del régimen en la Corte Penal Internacional. El Grupo de Lima está llevando al máximo tribunal las pruebas para que se dicten los autos de detención que justifican cualquier acción internacional para hacer cumplir la orden.

Oscar Arnal
@OscarArnal

JOSÉ LUIS ZAMBRANO PADAUY, EL MAPA DE LAS MIL Y UNA POSIBILIDADES SAINETE EN CÁPSULAS


Un grupo incuantificable de seguidores le esperaba a las afueras de su reunión con Macri en Argentina. Los rostros se iluminaron al verlo con la mansedumbre acostumbrada y su buena voluntad para dar aliento. Le gritaron: “¡Queremos regresar!”, como una súplica enfebrecida y esperando una respuesta acorde para no debilitar las esperanzas entrañables en este proceso. Guaidó, un soñador de cuerpo entero y con la sapiencia de haber asumido de buen grado su papel en la historia, nos les defraudó y prometió con una certeza casi bajada del cielo, que pronto llenarían sus equipajes con la sonrisa inigualable de la libertad.

Han sido unos días casi impertinentes en torno al cambio anhelado. Las redes sociales y los comentarios presurosos en los grupos de WhatsApp, no daban a más ilusiones y solo hablaban de una derrota en todo el accionar de este nuevo líder. Los vértigos por la decepción fueron incontables.

Llovían los comentarios insaciables sobre la carencia de valentía para asumir las variantes. Las contrariedades han sido el plato de los últimos días. El dolor más profundo era ver especular sobre la inexistencia de un plan B al no poder entrar la ayuda humanitaria y escuchar los importunos graznidos de felicidad de los malhechores de Miraflores.

Muchos se creyeron estar abandonados a su suerte cuando las declaraciones diversas de los países involucrados en el Grupo de Lima eran para descartar una intervención militar. Pero no hace falta ser un erudito indiscreto para no ver la intención por parte de los EEUU, en resolver estos quebrantos con una acción conjunta, acompañada por una coalición de naciones que no abandonen el empeño por restituir la democracia en Venezuela.

En esa reunión hubo un secreto debajo del mantel de la mesa de discusiones de los cancilleres y Mike Pence. El hecho que los yanquis ofrecieran ese mismo día, 56 millones de dólares a los países aliados, también se estarían depositados en el mismo saco de dudas de que todo se ha perdido.

Debemos entender que Maduro no es un simple majadero empecinado con el poder. Detrás se halla todo un aparataje de discordia e intereses de muchos. Por eso el continuar con la estrategia de congelar activos y aislar financieramente a los trúhanes del régimen, va haciendo mella en los cimientos del sistema y permite seguir mermando en sus propias alternativas.

Es incuestionable que el vicepresidente norteamericano fue a eso a Bogotá. Se necesita una acción militar conjunta y evitar los señalamientos posteriores sobre el irrespeto a la autodeterminación de los pueblos y la violación de los territorios independientes. Esa carga, por ahora, no la quieren asumir los gringos de manera solitaria. Este hecho lo saben todos los representantes de los países involucrados, por eso se adelantaron para descartarla.

Pero las palabras de Pence dejan entrever la determinación sólida por cambiarle la realidad a los venezolanos. Mientras, con una fortaleza ignota y una claridad infranqueable, afirmaba que estaba 100 por ciento con Venezuela y que esperaba una transición pacífica hacia la democracia, también volvió a refirir la visión drástica del presidente Trump: “todas las opciones están sobre la mesa”.

No hace falta ser un facultado, con premoniciones admisibles, para entender que existe un esfuerzo decidido para forjar la democracia y reestablecer el Estado de Derecho. Tampoco escarbar en el ánimo para complicar la ruta. Debemos calarnos de buenos atuendos emocionales para comprender esta inédita ocasión. Era un cometido inalcanzable el año pasado y hoy nos reviste de una posibilidad altamente probable.

Guaidó tuvo la templanza de recorrer la semana pasada, gran parte del mapa sudamericano. Compartió su inagotable inquietud de libertad en Colombia, Brasil, Paraguay, Ecuador y Argentina. Se quedó corto en descripciones sobre las complicaciones nacionales y no dejó de levantar una polvareda de esperanzas que estaban a punto de perderse.

Anda pivoteando por estas naciones con el convencimiento de los grandes estrategas. No suelta su vocablo certero para hacer concebir en las mentes más incrédulas, que estamos frente a un momento único y que no debe desaprovecharse. No se ve temeroso. No le tiemblan los sueños de liberación ni se le escapan pensamientos incorrectos. Está centrado en que su destino arropará a un país estremecido por sus propias desgracias e incógnitas.

Se le ve corpulento en liderazgo. Le ha nacido por los acontecimientos trasnochados y los momentos en que parece la oportunidad escapársele de las manos. Su periplo internacional buscó corroborar el respaldo necesario para las nuevas decisiones.

Una irrupción militar futura está sobre la mesa. Pero no será asumida todavía. Mucho menos descartada. Esta cruzada continúa y no será ubicada en un rincón polvoriento. Lo vemos en que EEUU volvió a enviar más toneladas de ayuda humanitaria, sumándose ahora Honduras. También en la dimisión de más de 600 funcionarios militares, que siguen llegando a Colombia. 

No nos van a defraudar. El presidente interino llega esta semana con la valentía de siempre y sus conceptos bien claros. No se detendrá en preámbulos ni cambiará la ruta. Zanjará la deuda con la historia, no cabe la menor duda.

Sabe que una posible detención al llegar a Venezuela por parte del gobierno, detonaría las acciones más extremas de los norteamericanos y la coalición. Por eso esta lucha intestina debe ir acompañada de paciencia. El tiempo es el mayor enemigo de la dictadura y solo nos resta esperar para ver la alborada de la independencia, que iluminará pronto nuestras ventanas.

José Luis Zambrano Padauy
zambranopadauy@hotmail.com
@Joseluis5571

JESÚS ELORZA G., PESADILLA OLÍMPICA


A la carrera y toda nerviosa entró la secretaria a la oficina del Presidente del Comité Olímpico Venezolano (COV) ¡¡¡Señor Eduardo, señor Eduardo, están llamado desde Lausanne Suiza!!!

-Coño ¿Quién será? dijo Eduardo. Aló, aló, con quien tengo el gusto de hablar.

Soy Thomas Bach, Presidente del Comité Olímpico Internacional (COI)

-Pre… pre, presidente en que puedo servirle.

Nos ha causado suma extrañeza a todos los miembros del Comité Ejecutivo, que no nos hayas llamado para ver en que podíamos ayudar a tu país frente a la grave crisis social-política y económica por la cual están pasando en estos momentos.

-Un sudor frío comenzó a aflorar por todo el rostro de Eduardo. No encontraba como responderle al presidente del COI. 

Queremos expresarle al pueblo venezolano la solidaridad olímpica frente a la crisis. En tal sentido, hemos decidido por unanimidad en el Comité Ejecutivo del COI, sumarnos al grupo de países que apoyan y reconocen al Diputado Juan Guaidó como Presidente de Venezuela. Además, desarrollar un programa para atender la situación de “Emergencia Humanitaria Compleja” que están viviendo en este momento. Estamos conscientes que Venezuela es el primer caso en América Latina en el cual la asistencia humanitaria no es para atender a la población afectada por un desastre natural o por un conflicto armado, sino por una crisis alimentaria y de salud de grandes proporciones generada por un gobierno despótico y la inexistencia de un estado de derecho,

-Los ríos de sudor fueron acompañados de fuertes cólicos intestinales. No encontraba como responderle a Thomas Bach.

Eduardo, en la fase inicial de nuestro programa de solidaridad humanitaria, explicaba el presidente del COI, vamos a enviar un primer contenedor con toneladas de suplementos nutricionales altos en proteínas, insumos médicos, alimentos procesados y no perecederos como harinas, arroz, pastas, leche en polvo, cereales, enlatados, bebidas proteínicas, sopas instantáneas, entre otros. Esta ayuda estará destinada para atender a los atletas que en diferentes categorías conforman “Las Esperanzas Olímpicas” que representan al país en los eventos internacionales.

En una segunda fase, enviaremos recursos económicos para atender los programas Deporte para Todos, Paralímpicos y Juegos Nacionales

En la tercera fase del programa, suministraremos recursos que garanticen o hagan posible la presencia del país en los eventos del Ciclo Olímpico: Centroamericanos 2018, Panamericanos 2019 y Juegos Olímpicos 2020.

-Al escuchar los detalles del plan de “Emergencia Humanitaria Compleja” del COI, Eduardo estaba al borde del desmayo. Que le digo a Thomas. Si le respondo como militante del Psuv, tengo que mandarlo p’al carajo y mantener la posición de mi camarada Maduro (corriendo el riesgo de una olímpica mentada de madre) de no aceptar limosnas …. y lo más arrecho es que no voy a manejar los dólares que van a enviar.

-Si acepto la ayuda, Aristóbulo no me perdonaría esa vaina y seguro que habilitaran al camarada Tarek para que me someta a juicio por traición a la patria.

Eduardo, que te parece nuestro programa de asistencia humanitaria, preguntaba Thomas Bach.

-Aló, aló, aló, coño se cayó la llamada, fue la excusa que buscó Eduardo para no responder y tratar de ganar tiempo para ver como hacía para estar bien “con Dios y con el diablo”. …los cólicos se hicieron más intensos…y en ese momento escuchó que le decían: Despierta mi amor, despierta que tienes una horrible pesadilla, estás bañado en sudor y tienes unos gases horribles.

-A la mañana siguiente, ya recuperado del susto onírico, le comentó a Mujiquita (su fiel compañero) lo que había soñado.

Tranquilo, le dijo Mujiquita, pensemos en un control de daños, para ver que nos conviene si ese sueño se hace realidad: En primer lugar, sacrifica tú aspiración de ser nuevamente ministro del deporte y le respondes afirmativamente al Presidente del COI.

-¿Y Aristóbulo?

Olvídate de él. Si cesa la usurpación, te acoges a la Ley de Amnistía y sigues en la presidencia del COV y bienvenidos sean los billetes verdes de la ayuda olímpica. Para asegurar este juego, concluyó Mujiquita, me moveré en los círculos políticos con cara de “Yo no fui” a ver si me enchufo en el ministerio del deporteetaria a la oficina del Presidente del Comité Olímpico Venezolano (COV) ¡¡¡Señor Eduardo, señor Eduardo, están llamado desde Lausanne Suiza!!!

Jesus Elorza G.
@jesuselorza

CARLOS BLANCO, POR AHORA LOS OBJETIVOS NO FUERON LOGRADOS…


Un capital político fundamental que tienen las fuerzas democráticas es la figura de Juan Guaidó. Colocado en una encrucijada de la historia, cuando tantas voces vacilaban en su juramentación, echó hacia adelante y se consagró súbitamente como el eje de una nueva ofensiva contra el régimen de Maduro; tanto, que decenas de países lo reconocen como Jefe de Estado. Su popularidad ha volado hasta niveles inimaginables.

Sin embargo, hay que saber que esa resonancia no emana de un espectacular trabajo político y obra realizada sino de su buen sentido estratégico y de la esperanza exasperada del pueblo venezolano; subió como la espuma y como suele ocurrir en liderazgos súbitos, como la espuma puede bajar. Por esta razón, a Guaidó hay que preservarlo física y políticamente; preservarlo del sectarismo al cual lo confinan algunos asesores, preservarlo del desgaste y desde luego, preservarlo de la saña criminal del régimen.

El 23 de febrero se plantearon dos objetivos centrales: la fractura del Alto Mando Militar y la entrada “sí o sí” de la ayuda humanitaria. Ninguno de esos objetivos fue alcanzado y no se pueden edulcorar los resultados.

Una porción fundamental del país y de los aliados internacionales actuaron como si Maduro iba a salir ese día o en los dos o tres días siguientes. Es posible que se haya hecho creer tal especie para entusiasmar a los ciudadanos y atemorizar al régimen; sin embargo, se dejó colgados de la brocha a gobernantes y pueblos que creyeron que tales objetivos eran alcanzables, además se aguó el Grupo de Lima.

¿Hubo elementos positivos al lado de ese fracaso? Sí; los hubo y los hay: Maduro desplegó su crueldad en vivo y directo hacia el mundo; presidentes, embajadores, dirigentes políticos y sociales de todo el mundo, periodistas, y ciudadanos de a pie, vieron las urgencias y el agobio de los venezolanos sin que nadie se los contara; vieron, estupefactos, a un régimen homicida quemando comida y otros elementos indispensables para ciudadanos hambreados y humillados; vieron a militares y grupos paramilitares en sus tareas asesinas; también percibieron a militares yendo a Colombia y colocándose a las órdenes de Guaidó, lo cual evidencia el descontento militar (¿debilita los movimientos de rebeldía internos?).

¿Maduro se ha fortalecido? No. Ha demorado su salida; pero no se ha fortalecido. La presión de EEUU, Brasil y Colombia, a lo cual Guaidó como Presidente Encargado ha contribuido en forma decisiva; las sanciones económicas e individuales de Trump; la efervescencia militar creciente; la descomposición de los cuadros del régimen con una moral bajísima; y la furia ciudadana siempre presente, aunque oscile entre la esperanza y el desencanto, debilitan la estructura del régimen.

Ahora, a diseñar mejor, con amplitud, porque Maduro está débil y un buen empujón, masivo, externo e interno, finiquita la tarea.

Carlos Blanco G.
@carlosblancog

NOEL ÁLVAREZ, TIRANOS Y CENSORES

"A ningún periodista se le dice lo que debe escribir, pero se le prohíbe escribir lo que en nuestra opinión pueda ser malo para la moral o el progreso del país". Esto dijo el dictador Marcos Pérez Jiménez en una entrevista publicada por la revista Time, en febrero de 1955. Así piensan y actúan los tiranos en contra de quienes respetan y defienden las libertades públicas.

El dictador tenía un censor nacional, llamado Vitelio Reyes, quien controlaba todos los medios de comunicación de Caracas. Este personaje contaba con un grupo de acólitos que replicaba sus desmanes, en las regiones. Ese comité decidía lo que se podía, o no, publicar. De esa dura tiranía quedó esta frase pronunciada por el censor que fue publicada por algunos medios de la época: “General Pérez Jiménez, hoy le censuré tres artículos a El Nacional. A ese Otero Silva, hay que sacarlo del país, porque tiene a la prensa embochinchada”.

El diario La Esfera intentó publicar una broma sobre Pedro Estrada, y Vitelio se lo impidió, luego se lo reportó al dictador: “Figúrese mi general, esos comunistas mamándole gallo a Don Pedro Estrada con este chiste: esos restos que encontraron en una casa que demolieron para construir la avenida Bolívar y que los pendejos de la Academia de la Historia dijeron que podían ser los de Diego de Lozada, alrededor del tema se armó una discusión y algún enemigo del régimen dijo, que se los enviaran a Don Pedro, que con tan buenos métodos que tiene para hacer hablar a los adecos, seguro que en menos de una hora, hace que los huesos confiesen”.

Los regímenes tiránicos lo primero que hacen es controlar todo el aparato comunicacional. La censura es su instrumento para tapar las violaciones a los derechos humanos. La persecución a los medios de comunicación y la restricción de la información conforman una degradante ecuación que les permite ocultar la violación de los derechos más elementales. Así actuó Pérez Jiménez cuando su régimen estaba herido de muerte. Hoy, además de la persecución directa utilizan otros mecanismos, tales como: demandas ante tribunales serviles, control de asignación de papel a través de corporaciones censoras, hasta llegar a los mecanismos más sofisticados que permiten bloquear el acceso a redes sociales.

Pareciera que los tiranos tienen un patrón común de actuación, cuenta la historia que cuando Hitler ascendió al poder, le preguntó al ministro de información y propaganda, Paul Josep Goebbels ¿Cuántas emisoras de radio hay en Alemania? 350, Führer, fue la respuesta. A partir de mañana, hay una sola, sentenció Hitler. Y ¿cuántos periódicos y revistas circulan en el país? 90, apreciado líder. “A partir de mañana circulará un solo medio de comunicación controlado por nosotros. Los demás no tendrán papel, tinta, ni anuncios y si se atreven a salir a la calle, asalten sus talleres, destrocen su maquinaria, quemen sus oficinas y a los dueños y periodistas llévenlos presos y si se resisten, mátenlos”.

Napoleón Bonaparte acuñó esta frase: “Tres diarios adversos son más temibles que mil bayonetas”. El problema de la libertad de expresión es una epidemia mundial con una cantidad de países en los que no hay libertad de prensa. En el siglo pasado, cada político tenía su periódico, ahora cada Gobierno tiene sus propios medios de comunicación y a los demás, solo los dejan vivir en una “pseudolibertad”, en donde el control es total. La censura suele ser el recurso más utilizado por las naciones que viven bajo los designios de una tiranía, por eso, todo lo que tiene que ver con el ejercicio del periodismo y las distintas formas que adopta el arte, son el foco de atención de los organismos que tienen asignada la tarea de controlar sus contenidos.

Durante la dictadura de Pérez Jiménez, las rockolas que funcionaban en casi todos los botiquines de Venezuela, tenían un disco 45 rpm, “especie de bambuco”, enviado por la Seguridad Nacional, cuya letra comenzaba diciendo: “Coronel Marcos Pérez Jiménez, presidente constitucional, elegido por el pueblo…”. Al régimen usurpador no se le han ocurrido ideas como esta, pero, debido a su escasa popularidad, no dudo que seguirá implementando mecanismos diversos para penetrar el subconsciente de los indecisos.

Noel Álvarez
Coordinador Nacional del Movimiento Político GENTE
Noelalvarez10@gmail.com
@alvareznv 

BERNARD HORANDE, LOS 3 PELIGROS QUE ENFRENTA GUAIDÓ


No, no me voy a referir al peligro evidente que supone para el Presidente Encargado Juan Guaido el regresar a Venezuela.



Es obvio que ese peligro existe. Tanto lo que podría ser una detención por parte del régimen, como algo más allá y más grave. Ya sabemos de lo que hablamos.

O que algún espontáneo, grupo o individuo, se le ocurra atentar contra él.

Estos son peligros latentes. Desde el primer día que Guaidó asumió el reto.

Más bien me voy a referir a otros peligros.

El primero lo llamo “La Desesperación”. Sí, la desesperación que podría comenzar a darse entre los venezolanos al no ver resultados concretos de lo avanzado. Que se comience a percibir que el régimen de Maduro toma un nuevo aire.

Que las expectativas que se han ido generando no sean cubiertas. Que los apoyos se vuelvan tibios. Que la excesiva diplomacia domine la escena. Que los hechos esperados vayan siendo sustituidos por palabras huecas.

La crisis venezolana no admite retrasos. Todos los días mueren compatriotas por falta de comida o medicinas. A cada instante la situación se complica más y más.

Pronto estaremos en escenarios de mayor gravedad. La gasolina va a escasear. El efectivo también. Y en general todos los bienes.

En Venezuela, la urgencia no es un lujo.

El segundo de los peligros lo denominaría “La Piñata”. En cifras gruesas, la dirigencia democrática lleva más de 20 años en oposición.

Seamos realistas: a excepción de algunas gobernaciones y alcaldías ganadas así como diversos tipos de contribuciones conseguidas de variadas maneras, los políticos opositores han estado fuera del poder y fuera del alcance de recursos para desarrollar sus actividades.

Para algunos, increíblemente ha resultado un buen negocio estar en la oposición. Pero para la mayoría no.

De tal manera que ahora se presenta quizá la mejor oportunidad que se haya tenido de salir de esta pesadilla. Muchos están haciendo sus cálculos. Algunos comienzan alegremente a repartir cargos.

De los muchos venezolanos que se han visto en la necesidad perentoria de tener que irse al exilio perseguidos, hay algunas – pocas afortunadamente – alimañas muy dañinas que ya están haciendo sus maletas para regresar. Afortunadamente, estos siniestros personajes están identificados.

Guaidó debe cuidarse mucho de esto. La aspiración lógica de cualquier venezolano de servir a su país desde un cargo o desde algunos de los sectores que hacen vida en el país, es perfectamente legítima. Nadie la puede objetar.

Pero algunos episodios recientes nos indican que hay que estar pendiente del tema.

Esto no es una piñata o una rebatiña. Aquí estamos hablando de la reconstrucción de un país. No sólo se trata de recuperar a Venezuela sino hacer que esa Venezuela sea muy superior a aquella que dejamos en 1998.

Finalmente, el tercer peligro podría llamarlo “El Aislamiento”. Un fenómeno que suele darse con frecuencia entre los dirigentes políticos con mucho poder. Los Presidentes, por ejemplo.

Juan Guaidó no proviene de una carrera típica de un dirigente nacional, jefe de partido, conocido en todo el país e internacionalmente.

No. Guaidó es lo que se llama un ‘outsider’. Un dirigente con arrastre local que llega a una posición en la Asamblea Nacional y que poco a poco venía forjando una carrera política.

Gracias al típico caso de “estar en el momento correcto y en el lugar correcto”, le toca asumir una responsabilidad de dimensiones siderales: ser el líder del 90% de la gente de un país y el intérprete de sus aspiraciones, frente a un régimen altamente sanguinario, criminal y mafioso, en un momento decisivo. Nada más y nada menos.

En estas circunstancias, es relativamente fácil que alguien pueda estar mediatizado. Tanto por el círculo de los máximos dirigentes de su partido, como por allegados que lo han protegido, promovido y ayudado anteriormente.

Y es muy factible quedar aislado. No tener la oportunidad de escuchar a otros, de recibir a otros. De sopesar diferentes alternativas. Sabiendo que nunca la verdad está en un solo lado.

Hasta ahora, Juan Guaidó lo ha hecho bien. Muy bien. Diríamos que muchísimo mejor de lo que las expectativas iniciales podían pronosticar.

Guaidó tiene particulares y positivas características como dirigente. Le llega a la gente. Se ha sabido manejar estupendamente.

Desde un punto de vista estrictamente de marketing político, me atrevo a afirmar que es un tremendo producto con cualidades de primera en muchos sentidos.

Juan se ha convertido en un hueso duro de roer para este régimen. Pero debe cuidarse. Y no confiarse.

Quizá su mejor herramienta sea su propio instinto.

Un instinto que le permita manejar la creación y cumplimiento de expectativas, y al propio tiempo mantener a raya inteligentemente a quienes pueden dar al traste con la gran oportunidad que tenemos esta vez por delante los venezolanos.

Que Dios lo guíe.

Bernard Horande
@BHorande