sábado, 23 de febrero de 2019

ACTUALIZACIÓN, DE "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, DEL SÁBADO 23-02-2019,

LUIS MARÍN, TRES PARADOJAS Y UN EPÍLOGO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 48 minutos
La Cátedra Pío Tamayo y el Centro de Estudios de Historia Actual de la UCV han propuesto un foro para debatir qué pasará el próximo 23 de febrero y si esto será el preludio de una guerra mayor. Para tratar de despejar una situación tan confusa proponemos algunas aporías que hacen la situación tan incomprensible e intentamos una conclusión. Primera, la paradoja del público, que por un lado repudia a la MUD al punto que la da por enterrada; pero por el otro, si no venera a la Asamblea Nacional, varias veces declarada en mora legislativa, por lo menos termina siguiendo sus lineamiento... más »

MONSEÑOR MARIO MORONTA, DIRIGE CARTA PÚBLICA A LOS MILITARES DE LA FANB

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Monseñor Mario Moronta pide a militares que “no levanten las armas contra sus hermanos” El obispo de San Cristóbal, monseñor Mario Moronta, dirigió una carta pública a los militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), a quienes pidió no levantar las armas contra los venezolanos. La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) publicó la carta, este lunes 18 de febrero, en la que Moronta expresa que “les pido en el nombre del mismo Dios en el que la inmensa mayoría de ustedes creen que nunca levanten ni la voz ni las armas en contra de sus hermanos”. El obispo les recordó qu... más »

ALBERTO BENEGAS LYNCH, ASALTOS EN NOMBRE DEL CAPITALISMO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Como he consignado antes la expresión “capitalismo” no es la que más me entusiasma puesto que remite a lo material y la sociedad libre se base en valores que van mucho más allá de lo crematístico. Se base ante todo en principios éticos. Por eso prefiero la tan atractiva e ilustrativa palabra “liberalismo” que como lo he definido hace tiempo en uno de mis primeros libros es el respeto irrestricto por los proyectos de vida de otros. De todos modos autores como Michael Novak derivan de caput la idea de capitalismo en el sentido de creatividad, iniciativa, emprendimientos, imaginación ... más »

CARLOS PADILLA, VENEZUELA ENCARCELADA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Bajo este título escribió, en agosto de 2017, Javier Contreras. En su primer párrafo afirmaba: “Desde hace varios años nuestro país vive, o intenta sobrevivir, en una atmósfera de prisión colectiva, teniendo como carcelero al gobierno nacional, quien ha ido designando gendarmes cuya única misión es la de multiplicar el miedo, la violencia y hasta la muerte, de ser “necesaria”, para que los reos (todos los ciudadanos) no olviden su condición, y mucho menos tengan la osadía de exigir sus derechos.” (http://revistasic.gumilla.org/2017/venezuela-encarcelada/) Esa verdad expresada en el... más »

OSCAR HERNÁNDEZ BERNALETTE, LA ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Cuando los países concentran sus energías sociales, económicas y laborales en las mejores prácticas existentes, comprobadas a través de los años y con un rendimiento que se convierte en crecimiento y desarrollo sustentable, entonces podemos concluir que los países están recorriendo el camino de la prosperidad. Por el contrario, cuando una nación se enfrasca en la diatriba, en el conflicto, en el manejo de herramientas políticas que con el tiempo han demostrado rechazo, ineficacia y generación de pobreza, entonces estamos ante el retroceso, la desesperanza y la pérdida de oportunid... más »

ROMÁN IBARRA, AMERICA LIBRE DE COMUNISMO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Tuve la ocasión de ver por televisión el discurso del Presidente Trump en Miami, dedicado por entero a Venezuela, haciendo énfasis en la profundidad de la crisis de nuestro país creada por estos 20 años ininterrumpidos de asfixia comunista, militarista y corrompida, denominada socialismo del siglo XXI. Explicó con detalles los mecanismos usados por los dirigentes del régimen de Maduro y sus aliados internacionales para someter a la población por hambre, y bajo condiciones de miseria extrema, a través de la destrucción del aparato productivo, así como de la infraestructura hospitala... más »

LUIS MARÍN, TRES PARADOJAS Y UN EPÍLOGO


La Cátedra Pío Tamayo y el Centro de Estudios de Historia Actual de la UCV han propuesto un foro para debatir qué pasará el próximo 23 de febrero y si esto será el preludio de una guerra mayor. Para tratar de despejar una situación tan confusa proponemos algunas aporías que hacen la situación tan incomprensible e intentamos una conclusión.

Primera, la paradoja del público, que por un lado repudia a la MUD al punto que la da por enterrada; pero por el otro, si no venera a la Asamblea Nacional, varias veces declarada en mora legislativa, por lo menos termina siguiendo sus lineamientos, a pesar de ser hija única y dilecta de la MUD. Si se trata de los mismos personajes haciendo lo mismo. ¿Por qué habría de resultar algo diferente? ¿Qué cambió en tan corto tiempo?

Esto nos lleva a la segunda, la paradoja interna. No se ponen de acuerdo para designar a un presidente encargado, aunque invocan al artículo 233 y hasta pretenden que toda la AN asuma el interinato; por lo que Juan Guaidó tiene apelar a una suerte de popularis invocation para juramentarse, se lanza temerariamente solo, para sorpresa de todos.

Luego claman que es sólo por 30 días porque sino también él sería un usurpador, aunque el artículo que invocan dice textualmente: “Mientras se elige y toma posesión el nuevo presidente se encargará…”, lo cual puede ocurrir antes o después, no en 30 días.

Todo para naufragar en un Estatuto que rige la transición, donde escriben que la AN “podrá ratificar” al presidente encargado después de los 30 días si no cumple el cometido; pero se deslizan como sin advertirlo de encargado a provisional, para regir un “Gobierno Provisional de Unidad Nacional” con un nuevo plazo de doce meses.

A todo evento, no se sabe qué ocurrirá con el “cese de la usurpación” en todo ese tiempo, porque es evidente que los otros dos elementos de la hoja de ruta, gobierno de transición y elecciones libres, ya fueron postergados en ese Estatuto.

En caso de duda, se culmina con una norma residual o de clausura, el artículo 39, que dice que todo lo no previsto en la normativa anterior “será resuelto por la Asamblea Nacional”, además de todas las ataduras que le prodigan al ejercicio del presidente del gobierno provisional, que es un gobierno de la AN.

En resumen, se opone la línea de “apaciguamiento y contemporización” de AD, UNT, parte de PJ, AP que son chavistas opositores, junto al chavismo light, que quieren transición con el régimen, contra parte de VP, ABP y VV que la quieren saliendo del régimen.

La tercera es la paradoja externa: ninguno de estos actores vota por Donald Trump, incluso hacen lobby con los demócratas, archienemigos de DT, que quieren no solo echarlo de la Casa Blanca sino internarlo en un hospital psiquiátrico.

Mucho menos han visitado a Jair Bolsonaro ni antes ni después de ser electo. Con mucha más inquina odian a Álvaro Uribe e ignoran olímpicamente que es el autor de la victoria de Iván Duque contra Juan Manuel Santos y las FARC.

Estos actores de la MUD son devotos de Obama, como creían en los llamados diálogos de La Habana y no quieren que se les retrate con Bolsonaro, el modelo de Henrique Capriles es Lula Da Silva y nunca se ha arrepentido de esa declaración, en su mayoría están inscritos en la Internacional Socialista y militan en la “nueva izquierda”.

Irónicamente ahora quieren que “la derecha” les saque las patas del barro, lo cual no es raro ni es la primera vez que ocurre en la historia, pero no deja de añadirle un elemento de sarcasmo ver a políticos taimados en una posición que nunca hubieran querido pero a la que se han visto arrastrados por imposición de circunstancias que ellos no controlan.

Y esto no lleva al epílogo de la guerra mayor, hoy denominada “Guerra Híbrida”, que se libra en el ciberespacio, con ejércitos de hackers, fábricas de noticias falsas y agentes que las divulgan, propaganda, conciertos de rock como los Rolling Stones en La Habana, información pero sobre todo mucha desinformación, lo que no impide que al final truenen los cañones aunque opacados por el ruido de la música.

La cuestión esencial es que siempre rondan elementos imponderables, desde Maquiavelo que lo llamaba Fortuna al azar que Lenin quería poner a su favor a fuerza de organización; pero todo puede irse de las manos y prolongarse en una conflagración de proporciones bíblicas. Y Venezuela, desafortunadamente, los tiene todos.

Ejércitos públicos y encubiertos, desde los muy disciplinados soldados y policías cubanos, hasta los menos controlables de las FARC y el ELN; los estrictos guardias republicanos iraníes, más fanáticos de Hezbollah, Hamas y otros islamistas; académicos de Podemos con psicópatas de la ETA y otros independentistas españoles, todos ansiosos de una guerra civil que realice sus sueños revolucionarios y la ilusión de que ellos “hacen la Historia”.

Del otro lado nadie sabe, sino ellos, cuáles podrían ser los planes de El Pentágono para lidiar con estas contingencias.

Para mayor ironía de la Historia, la fecha límite es el día anterior al referendo aprobatorio la constitución castrista de Cuba: De te fabula narratur!

Quizás esa es la Constitución que va a regir nuestro futuro.

Luis Marín
@lumarinre 

MONSEÑOR MARIO MORONTA, DIRIGE CARTA PÚBLICA A LOS MILITARES DE LA FANB


Monseñor Mario Moronta pide a militares que “no levanten las armas contra sus hermanos”

El obispo de San Cristóbal, monseñor Mario Moronta, dirigió una carta pública a los militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), a quienes pidió no levantar las armas contra los venezolanos.

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) publicó la carta, este lunes 18 de febrero, en la que Moronta expresa que “les pido en el nombre del mismo Dios en el que la inmensa mayoría de ustedes creen que nunca levanten ni la voz ni las armas en contra de sus hermanos”.

El obispo les recordó que aun cuando han prestado juramento de defender la patria, eso no significa “servir a una parcialidad política”.

“Es cierto que deben mantener y sostener el orden. Pero, al hacerlo han de respetar las leyes y el ordenamiento jurídico de la nación. Dicho juramento apunta a defender la dignidad, el protagonismo y los derechos de todos los ciudadanos del pueblo venezolano. Cumplan con sus obligaciones, pero sin olvidar que son miembros del pueblo al cual sirven. Nunca olviden esto”, les dijo Moronta.

Además los llama a ser “constructores de paz” y no olviden sus orígenes ni el difícil momento por el que atraviesan los venezolanos.

“No se olviden de donde vienen: de sus hogares, de sus familias, de sus vecinos y compañeros, de sus amigos. ¿Cómo quedaría la conciencia de ustedes si le dispararan al pueblo, cuándo lo atropellan con el abuso de autoridad? Acá podrán creerse superiores… pero un día deberán presentarse ante el juicio de Dios y allí estarán desnudos con su conciencia y ante un Dios que todo lo sabe y conoce”.

Moronta añadió que antes de defender a las autoridades deben hacerlo con el pueblo.

Hoy hay que escuchar la voz del pueblo que, sencillamente, está clamando por que se le escuche, porque sea atendido, porque sea dignificado.

“Es cierto el juramento de fidelidad a la constitución, de reconocimiento de sus autoridades… pero ese juramento también y sobre todo va dirigido a su pueblo. No dejen de sentirse pueblo, no dejen de acompañarlo, no dejen de protegerlo…. Para eso hicieron de verdad el juramento como militares, policías, autoridades. Actúen en el nombre de Dios. En ese mismo nombre acompañen a su pueblo que quiere, repetimos, ser escuchado y que necesita una ayuda humanitaria que también les favorecerá a ustedes mismos con sus familias y cercanos”.

Conferencia Episcopal Venezolana (CEV)
@CEVmedios

Monseñor Mario Moronta
@mmorontar ‏

ALBERTO BENEGAS LYNCH, ASALTOS EN NOMBRE DEL CAPITALISMO


Como he consignado antes la expresión “capitalismo” no es la que más me entusiasma puesto que remite a lo material y la sociedad libre se base en valores que van mucho más allá de lo crematístico. Se base ante todo en principios éticos. Por eso prefiero la tan atractiva e ilustrativa palabra “liberalismo” que como lo he definido hace tiempo en uno de mis primeros libros es el respeto irrestricto por los proyectos de vida de otros. De todos modos autores como Michael Novak derivan de caput la idea de capitalismo en el sentido de creatividad, iniciativa, emprendimientos, imaginación y conceptos equivalentes.

En cualquier caso lo que intento demostrar en esta nota periodística es que resulta esencial comprender que el capitalismo definido como la libertad contractual y la consiguiente preservación de los derechos de las personas, comenzando con su propia vida y siguiendo con la libertad de expresar sus ideas y usar y disponer de lo adquirido legítimamente, se contrapone en el sentido más riguroso a cualquier alianza entre el poder político y mal llamados empresarios (mal llamados porque no compiten en mercados abiertos sino que apuntan a mercados cautivos al efecto de esquilmar a sus semejantes).

En este sentido tienen razón los críticos del capitalismo cuando observan que en su nombre se cometen todo tipo de asaltos a los miembros de la comunidad. Por las razones expresadas, la crítica se dirige a un blanco equivocado puesto que no se trata de capitalismo sino de un aparato infame de intervencionismo estatal y una lesión grave a los procesos de mercado y a los marcos institucionales civilizados.

Ya Adam Smith proclamó en 1776 en su libro más conocido que “Siempre está en interés del comerciante ampliar su mercado y reducir la competencia. La ampliación del mercado es frecuentemente del agrado del público, pero reducir la competencia es contrario a sus intereses y sólo sirve para que los comerciantes aumenten sus ganancias sobre lo que naturalmente hubieran sido así imponer, para su propio beneficio, un impuesto absurdo sobre el resto de sus compatriotas”. Y más contundente aun en la misma obra Smith declara sobre el empresario prebendario “tiene generalmente interés en engañar e incluso en oprimir al público y que por ello lo han engañado y oprimido efectivamente en muchas ocasiones”.

En la actualidad, en pleno siglo xxi, tal vez el libro más gráfico sobre lo dicho sea Bought and Paid For de Charles Gasparino, periodista que escribe en el Wall Street Journal, en Newsweek y comentarista senior de Fox News. En este libro se detallan con nombre propios las empresas y los ejecutivos que reiteradamente se alían con el poder de turno en Estados Unidos para sacar tajada a expensas de su prójimo y tejer los más sucios negociados, algo que no puede menos que definirse como un pantano hediondo en perjuicio de los trabajadores que no tienen poder de lobby. Transcribo de esta obra una de las conclusiones más relevantes del autor: “Me he dado cuenta que a menos que algo cambie (y pronto), a menos que el contribuyente estadounidense - el votante ordinario- actúe para revertir la expansión sin precedentes del gobierno que está convirtiendo lo que solía ser el bastión del capitalismo en un estado intervencionista, a menos que esto ocurra el presente siglo no será el siglo estadounidense”.

Algo está muy podrido en Dinamarca diría Shakespeare. En la medida en que se generalice esta alianza infernal las bases de la sociedad libre se carcomen a pasos agigantados y, como queda dicho, se desdibuja y se confunde el capitalismo con su opuesto. Es realmente bochornoso que se critique el capitalismo en un mundo donde no solo avanzan los ladrones de guante blanco mal llamados comerciantes donde se incrementa la deuda estatal, se hacen más pesadas las cargas tributarias, se manipula la moneda, se eleva el gasto público a niveles elefantiásicos y se incrementan las regulaciones en proporciones insostenibles.

Sin duda que todas las críticas no son inocentes, en muchos casos lo que se pretende es debilitar aun más el sistema que resulta claro hace agua por los cuatro costados debido al avance de las ideas socialistas.

En este último sentido, es del caso subrayar que el método más eficiente para la penetración socialista es el sistema fascista que significa que se permite el registro de la propiedad pero usa y dispone el gobierno, a diferencia del socialismo más abierto que usa y dispone la propiedad directamente el gobierno sin atajo alguno. El fascismo hace de precalentamiento y prepara el camino a la socialización total. Esto es así no solo porque resulta en general más digerible para la gente la manipulación desde el gobierno respecto a la expropiación lisa y llana, sino que frente a los desaguisados que provoca el sistema el gobierno se escuda en el hecho de que los responsables son los titulares aunque se deba al intervencionismo.

Esto del fascismo puede aparecer como una receta alejada pero está encima nuestro diariamente. Veamos los sistemas educativos en los que las denominadas instituciones privadas en verdad están privadas de decidir en su totalidad la estructura curricular que debe ser aprobada por ministerios de educación y similares. Veamos algo tan pedestre como los taxis en la mayor parte de las ciudades: el color con que están pintados, los horarios de trabajo y las tarifas están determinadas por los gobiernos con lo que la propiedad es otra vez nominal y así sucesivamente en los sectores y áreas más importantes.

Mi libro titulado Las oligarquías reinantes, que lleva un muy generoso prólogo de Jean-François Revel que subraya la tesis que expongo, está prácticamente dedicado a las componendas de estos barones feudales y sus socios para el saqueo de sus semejantes con la careta del empresariado. A continuación voy a reproducir parte de un pequeño relato de este libro al efecto de ilustrar el tema grave que estamos comentando.

Estaba caminando por un terragal en Chichicastenango, era un día de feria de modo que incluso las calles alejadas estaban abarrotadas (casi más turistas que locales). En Guatemala cada pueblito tiene sus atuendos particulares. Los más vistosos y atractivos son los huípiles, una especie de poncho de largo variado con coloridos y dibujos trabajados cuidadosamente en telares caseros y que usan las mujeres en combinación con faldas más bien lisas. En el huípil de Chichicastenango predomina el violeta, matizado con verdes fuertes y un negro retinto con algunos bordados de pájaros de la zona. Algunos turistas recalcitrantes los ponen en bastidores y los cuelgan en sus livings iluminados por las consabidas dicroicas.

El aire en ese lugar es de una pureza que acaricia los pulmones, probablemente debido a la altura y, en esa época del año, el cielo está casi siempre azul sin nubes a la vista. La temperatura acoge a los transeúntes con la más amable de las hospitalidades. En realidad estaba yo en busca de un San Juan Bautista tallado en un palo de procesión. Pero no logré mi cometido, puesto que ni siquiera llegué a la plaza principal donde se desplegaban las largas mesas con los cachivaches de la feria (mucho más adelante mi María me consiguió lo que ese día andaba buscando).

Confieso que el turismo más bien me disgusta y que los tumultos me trasmiten una mezcla de desconcierto y de temor irrefrenable. En cualquier caso, me llamó la atención la cara de un hombre mayor que estaba conversando con un chiquito en una de las maltrechas veredas del lugar por donde se filtraba pasto y algún arbusto que tozudamente se abría paso empujando piedras y otros materiales de construcción evidentemente colocados sin escuadra y, aparentemente, sin mucho esmero. No soy muy afecto a la conversación con extraños (incluso en mis viajes en avión si me toca de vecino un entusiasta de lo cotorril, de inmediato alego problemas en las cuerdas vocales), pero en este caso no sé si por la mirada tierna de esta persona o por la gracia que me hizo el chico, el hecho es que me detuve frente a la solicitud del anciano para que lo atendiera. Hablaba un español por momentos atravesado con su dialecto maya (Chomsky dice que la diferencia entre un dialecto y una lengua estriba en que esta última es impuesta por las armas).

No soy bueno para calcular edades pero tendría poco más de ochenta primaveras sobre los hombros. Pude constatar un cuadro de situación que no es nuevo pero al recibirlo de primera mano se torna más patético. Más dramático resultaba el cuento cuando uno miraba los profundos y significativos surcos cincelados por una vida ruda en el rostro de este indito anciano y anfitrión de la jornada.

Según parece este personaje, en sus épocas mozas, trabajaba mediodía en casa de un conocido empresario en la ciudad. Por ese entonces no vivía en Chichicastenango sino a unos diez kilómetros al sur de Guatemala. Tenía otros compinches que hacían diariamente el mismo recorrido. Todos en bicicleta. Entre algunos pobladores estaba muy generalizado este medio de locomoción. Si mal no recuerdo, las bicicletas costaban poco menos de ciento veinte quetzales hasta que se produjo el desastre para esta gente laboriosa y cumplidora: los rodados de ese tipo subieron a bastante más del doble del precio. Al principio las reposiciones se fueron estirando con arreglos en general precarios, pero finalmente la situación se hizo insostenible especialmente para las nuevas generaciones que debían trabajar y no les resultaba posible mudarse a la ciudad. Aquel instrumento de trabajo se tornaba inaccesible. Antes de la abrupta suba, las bicicletas eran en su mayoría importadas de Taiwan. Ahora una de las cámaras locales de empresarios convenció al gobierno que prohibiera la importación a los efectos de permitir que los guatemaltecos abastecieran sus propios requerimientos y así “promover la industria nacional y el pleno empleo”.

Además se recurrió al anzuelo envenenado al argüir que de ese modo el país podría contribuir a su independencia y, pasado un tiempo, después de acumular experiencia, la industria local podría mostrar su competitividad y consolidar beneficios para todos.

¿Cuáles beneficios? Si antes compraban un artículo más barato y de calidad superior evidentemente estarán peor. Si había empresarios que consideraban que podían mejorar la marca, nada les impedía poner manos a la obra y si la evaluación de ese proyecto mostraba que habría pérdidas en los primeros períodos que serían más que compensadas en los siguientes, debieron darse cuenta que nada justifica que los referidos quebrantos sean trasladados, a través de aranceles, sobre las espaldas de los consumidores ajenos al negocio. Lo que sucede es que resulta más cómodo que buscar socios para financiar el emprendimiento y más provechoso contar con un mercado cautivo que facilita las más ambiciosas aventuras, ya que si se toma como parámetro la rentabilidad frecuentemente resulta en un cuento chino (con perdón de los chinos).

Ocurre que para esos fantoches como los de nuestra historia -acotada para esta nota periodística- resulta más atractivo explotar a los demás que servirlos en competencia. Esta acrobacia verbal de la que hacen alarde estos pseudoempresarios está en alguna medida sustentada por algunos ingenuos capaces de tragarse cualquier sapo y por quienes despliegan ideas que con desfachatez llaman “proteccionistas”.

Aquel tipo de empresarios requiere de estos apoyos, puesto que sería insostenible la argumentación basada en que necesitan mejores mansiones, automóviles más confortables y adornar con joyas a sus mujeres o amantes. El apoyo logístico es indispensable. Los intereses creados tienen que escudarse en presentaciones de apariencia filosófica para poder prosperar. Sin duda que allí donde se ofrecen privilegios habrá largas filas para solicitarlos. De lo que se trata es de producir cambios institucionales de características tales que imposibiliten o por lo menos obstaculicen en grado sumo la dádiva. Para ser ecuánimes debemos cargar más las tintas en el clima de ideas que hace posible el mercado cautivo que en la voracidad empresarial que sólo responde a los accionistas quienes no demandan filosofía sino retorno sobre la inversión, en este caso mal habido.

Esta parte del relato que estampo en el mencionado libro muestra apenas un rincón de los avatares de los bandidos que se refugian en la figura del empresario que nada tiene que ver con el significado del empresario en una sociedad libre donde cada uno debe esforzarse por atender a su prójimo y si da en la tecla obtiene ganancias y si yerra incurre en quebrantos, siempre sin privilegio alguno. Es obligación moral de todos desenmascarar aquellos filibusteros que arruinan nuestras vidas aunque el costo resulte alto porque como ha dicho José Martí con volcánica temperatura moral: “mas vale un minuto de pie que una vida de rodillas”.

Alberto Benegas Lynch (h)
@ElIndependent

CARLOS PADILLA, VENEZUELA ENCARCELADA


Bajo este título escribió, en agosto de 2017, Javier Contreras. En su primer párrafo afirmaba: “Desde hace varios años nuestro país vive, o intenta sobrevivir, en una atmósfera de prisión colectiva, teniendo como carcelero al gobierno nacional, quien ha ido designando gendarmes cuya única misión es la de multiplicar el miedo, la violencia y hasta la muerte, de ser “necesaria”, para que los reos (todos los ciudadanos) no olviden su condición, y mucho menos tengan la osadía de exigir sus derechos.” (http://revistasic.gumilla.org/2017/venezuela-encarcelada/)

Esa verdad expresada en el texto citado se hace más patente ahora que el régimen de la oligarquía madurista ha cerrado todas las fronteras, - marítimas, aéreas y terrestres – para impedir el ingreso y/o salida de seres humanos de la gran prisión en la que han venido convirtiendo a Venezuela para tratar de mantener un poder omnímodo ilegítimamente usurpado y tratando de impedir la entrada de una ayuda humanitaria que está siendo necesitada por toda la población venezolana.

Hoy, más que nunca, se hace necesario demoler los muros en que nos han encerrado mediante una acción colectiva, a lo Fuente Ovejuna, que nos permita tener una patria abierta a los demás países del planeta, sean estos de la ideología que quieran tener sus pobladores, para pertenecer realmente a la colectividad terráquea a la cual por nacimiento nos incumbe y disfrutar de la libertad de vivir con bienestar y libertad en una patria en comunicación con nuestros semejantes. 

Lo venimos diciendo insistentemente necesitamos habitar en una auténtica república en la cual se respeten los derechos humanos, la libertad individual y en un Estado regido por la ley en el cual tengamos acceso a los bienes y servicios que se precisan para una vida sana y fructífera de acuerdo con nuestras posibilidades de productividad.

Carlos Padilla
@carpa1301

OSCAR HERNÁNDEZ BERNALETTE, LA ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO


Cuando los países concentran sus energías sociales, económicas y laborales en las mejores prácticas existentes, comprobadas a través de los años y con un  rendimiento que se convierte en crecimiento y desarrollo sustentable, entonces podemos concluir que los países están recorriendo el camino de la prosperidad. Por el contrario, cuando una nación se enfrasca en la diatriba, en el conflicto, en el manejo de herramientas políticas que con el tiempo han demostrado rechazo, ineficacia y generación de pobreza, entonces estamos ante el retroceso, la desesperanza y la pérdida de oportunidades.

 Esta antesala tiene como objetivo introducirme en un tema no tan trillado, pero ya suficientemente evaluado, como es el de la economía naranja. Genialmente, en contraposición a las manufacturas la denominan “mentefacturas”. Esta no es otra que aquellas actividades que estimulan que las ideas, las iniciativas, los hallazgos y las observaciones en el marco del tiempo y del espacio se transformen en bienes y servicios culturales. En otras palabras, como diría Descartes “Pienso luego existo”, aquí estamos ante la opción de piensa, crea una idea y estamos ante la creación y la generación de riqueza.

La reproducción de valor la define la propiedad intelectual. Los especialistas en industrias creativas afirman que “el valor de los bienes y servicios se fundamentan precisamente en la propiedad intelectual”.

 Muchos creadores, artistas, arquitectos, cineastas, diseñadores de moda y editores, así como la industria de juegos, moda, música, publicidad, software, TV y radio tienen poca conciencia de que pertenecen a la economía naranja y que su contribución al crecimiento económico es fundamental en estos tiempos. Sus antecedentes están en la “economía creativa” como la definió John Howkins en un famoso texto de principios del milenio sobre cómo se transforman las ideas en beneficios.

Tal como lo explica uno de los expertos en este tema  Felipe Buitrago, en una excelente presentación del BID, esta economía está compuesta   tanto por la economía cultural,  las industrias creativas y las áreas de soporte para la creatividad. Más de un lector se debe preguntar ¿por qué  naranja? Pues el color que se asocia a la creatividad. Mediciones nos indican que si esta economía del conocimiento fuera un país, sería la cuarta economía detrás de Estados Unidos, China y Japón; el noveno mayor exportador y la cuarta fuerza laboral con más de 144 millones de trabajadores. No es cualquier cosa.

No son pocas las buenas experiencias que se asocian a esta realidad. Modelos infinitos. En términos de generación de empleo son millones de personas en todo el mundo que se benefician. El Cirque du Soleil emplea  más de 5.000 personas y reporta ventas que superan los 800 millones de dólares anuales. Netflix, el video club por correo físico y virtual, tiene más de 33 millones de suscriptores y comercializa anualmente 3.600 millones de dólares por año. El Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá,  el Carnaval de Río son buenos ejemplos. Tal como lo indica el documento La economía naranja. Una oportunidad infinita “mas de 100 horas de video son subidas cada minuto a Youtube. En agosto de 2013 acumuló 6.000 millones de horas de video visitadas por más de 1.000 millones de personas.  Allí están otros retos para nuestra región”.

Oscar Hernández Bernalette
@bernalette1

ROMÁN IBARRA, AMERICA LIBRE DE COMUNISMO


Tuve la ocasión de ver por televisión el discurso del Presidente Trump en Miami, dedicado por entero a Venezuela, haciendo énfasis en la profundidad de la crisis de nuestro país creada por estos 20 años ininterrumpidos de asfixia comunista, militarista y corrompida, denominada socialismo del siglo XXI.

Explicó con detalles los mecanismos usados por los dirigentes del régimen de Maduro y sus aliados internacionales para someter a la población por hambre, y bajo condiciones de miseria extrema, a través de la destrucción del aparato productivo, así como de la infraestructura hospitalaria, y el secuestro de las instituciones del estado para usarlas a su servicio y subyugar a la ciudadanía inerme frente al atropello y la fuerza.

Dijo además, estar contento por la determinación del pueblo venezolano, junto a la dirigencia de la unidad democrática encabezada por el Presidente de la AN, y Presidente interino de la República Juan Guaidó, para continuar la lucha por reconquistar la democracia, y ratificó su reconocimiento de manera plena a este esfuerzo mayoritario de la sociedad venezolana.

Advirtió que ayudará en todo cuanto pueda para alcanzar la recuperación de la democracia en nuestro país, y adicionalmente prometió colaborar en el mismo sentido para que países como Cuba, y Nicaragua, también se libren del comunismo que los destruye; creo que le faltó Bolivia, pero ya habrá tiempo. Dijo para finalizar que América será un continente libre de comunismo.

Lo cierto es que la lucha por la defensa de los principios democráticos en América Latina viene avanzando de manera significativa con los triunfos de Duque en Colombia; Piñera en Chile; Bolsonaro en Brasil; Macri en Argentina, entre otros, todos antiguos reductos del populismo, y comunismo disfrazados. Desde luego, nuestro país tiene una importancia descomunal desde el punto de vista geopolítico, por lo cual, se hace impostergable derrotar al comunismo y sus aliados del narcotráfico, guerrillas de las FARC y ELN, el fundamentalismo musulmán, todos entronizados en nuestro territorio, por la necesidad de preservar la democracia y la paz de la región.

Está llegando la hora para la democracia venezolana, y como paso previo dentro de la estrategia se diseñó la recolección y distribución de ayuda humanitaria para socorrer a los venezolanos más vulnerables, y está previsto que entre a Venezuela el día 23 de febrero, a pesar de la actitud miserable de Maduro y sus secuaces del régimen queriendo impedirla.

Tienen la palabra los militares, toda vez, que son ellos quienes cumplen el papel de resguardo y custodia de las fronteras. No obstante, el ministro de la defensa ya adelantó opinión, y advirtió que la ayuda humanitaria  ̈tendrá que pasar por encima de los cadáveres del alto mando militar ̈ en abierta parcialidad con el usurpador Maduro. Veremos.

Es bueno recordar a los militares y a sus jefes del régimen que impedir la entrada de ayuda humanitaria comporta un delito de lesa humanidad, esta vez, en grado de exterminio, que no prescribe. De manera que tienen que pensar qué es lo que van a hacer.

Y para los necios que andan diciendo que lo que viene es una invasión de los gringos, debemos decirles que dejen los nervios y la tontería, pues la única invasión que está por llegar es la de medicinas y alimentos que tanto necesita la población.
Continúa avanzando la estrategia diseñada por la unidad democrática, y el Presidente Guaidó para garantizar el cese de la usurpación; gobierno de transición, y elecciones libres. Todos debemos colaborar en ese sentido.

Con la consecución de estos objetivos, también haremos de América un hemisferio libre de comunismo, Dios mediante.

Román Ibarra
@romanibarra