lunes, 29 de abril de 2019

ACTUALIZACIÓN, "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, LUNES 29-04-2019,

GUILLERMO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ, VENEZUELA SUFRE LA MAYOR INFLACIÓN DEL PLANETA.

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 6 minutos
En Venezuela sufrimos la mayor hiperinflación en curso en el planeta. Los revolucionarios crean dinero de base que ni siquiera llegan a imprimir y contraen el crédito en socialista depresión hiperinflacionaria, o inflación primitiva por medios más avanzados. Para entender algo así primero hay que estudiar los daños del inflacionismo mucho antes de esas últimas consecuencias. Los gobernantes se financiaban con inflaciones antes del papel moneda de curso legal y la banca moderna. El colapso económico ocasionado por el Augusto Diocleciano y las quiebras nacionales de los Habsburgo son... más »

ANDRÉS OPPENHEIMER, JUAN GUAIDÓ DENUNCIA INTERVENCIÓN DE RUSIA EN VENEZUELA,

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 16 minutos
El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, quien ha sido reconocido por más de 50 países como el presidente interino de Venezuela, me dijo en una entrevista que la reciente llegada de personal militar ruso a su país es una flagrante intervención militar extranjera. “Es muy grave, porque ingresaron aviones a suelo venezolano sin autorización del parlamento, que es el único que puede autorizar misiones militares de cualquier característica o de cualquier rango en Venezuela”, me dijo Guaidó, refiriéndose a la Asamblea Nacional de Venezuela que él preside. Dos av... más »

HEISY MEJÍAS, EL MINISTERIO DE LA VERDAD

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 24 minutos
En tiempos totalitarios o con tendencia a dicho sistema, la cuestión sobre la verdad está rodeada de mucha oscuridad, aún más de la que normalmente está, por algo la filosofía se ha encargado de este tema. En un mundo "normal" la verdad es un constructo social, en totalitarismo es la “verdad absoluta” que está determinada por el poder dominante y que se disemina y distribuye como panfleto politiquero en todo el aparataje mediático. Dado que es una cuestión de absolutismos, las dudas están demás y su mínima aparición ya es peligrosa para el sistema de pensamiento que se pretende i... más »

JOSÉ LUÍS MÉNDEZ LA FUENTE, EL SUICIDIO DE UN PRESIDENTE

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 37 minutos
El suicidio de quien fuera dos veces presidente del Perú, Alan García, ha dejado estupefacta a buena parte de la sociedad peruana, indiferente a otra parte y seguramente contenta a la que reúne a muchos de sus enemigos. Buscar adjetivos para calificarlo como un acto de heroicidad o cobardía, no tiene mayor sentido y, en todo caso, debemos dejarle esa tipificación a los sociólogos que, como Durkheim, por ejemplo, estuvieron años estudiando el suicidio desde el punto de vista de las causas externas de desequilibrio social, más que de otras internas relativas al desequilibrio ps... más »

LUIS FUENMAYOR TORO, ¿QUÉ PASARÁ EL PRIMERO DE MAYO?

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 47 minutos
La oposición de la Asamblea Nacional (AN), cuyo jefe y único vocero es el diputado Juan Guaidó, ha convocado a una manifestación para el próximo primero de mayo, a la que muchos le han venido asignando un carácter definitorio en relación con la terminación del régimen dictatorial de Nicolás Maduro. Se la ha descrito como “la marcha más grande del mundo” y el propio Guaidó la ha señalado como la continuación de la vía para el “cese de la usurpación”. El ambiente alrededor de esta movilización se caldea en la medida que se acerca la fecha, situación perfectamente lógica en el escenar... más »

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ, EL CADÁVER ARTILLADO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 57 minutos
Vale sospechar que cuando algún personaje emprende campañas moralizadoras, estamos más bien ante un redomado bribón con fines distintos al bien público, como lo vivimos con los notables en Venezuela y los gobiernos antipolíticos desde 1993. Las cruzadas éticas recuerdan demasiado la turbidez de la inquisición. Los jueces se quedaban con las propiedades de las enjuiciadas por brujas y se ha analizado la perversidad sexual en los procesos y las sesiones de tortura. En Perú hoy ha aparecido un tribunal de inquisición que confiesa “No nos enfrentamos solo al poder del dinero, sino… a l... más »



GUILLERMO RODRÍGUEZ GONZÁLEZ, VENEZUELA SUFRE LA MAYOR INFLACIÓN DEL PLANETA.

En Venezuela sufrimos la mayor hiperinflación en curso en el planeta. Los revolucionarios crean dinero de base que ni siquiera llegan a imprimir y contraen el crédito en socialista depresión hiperinflacionaria, o inflación primitiva por medios más avanzados. Para entender algo así primero hay que estudiar los daños del inflacionismo mucho antes de esas últimas consecuencias.

Los gobernantes se financiaban con inflaciones antes del papel moneda de curso legal y la banca moderna. El colapso económico ocasionado por el Augusto Diocleciano y las quiebras nacionales de los Habsburgo son buenos ejemplos. Pero sus primitivos métodos de envilecimiento de la moneda son poca cosa ante los mecanismos inflacionistas del dinero estrictamente fiduciario como base monetaria del circulante ampliado por una banca de reserva fraccionaria.
    
La extrema elasticidad de la oferta monetaria actual es consustancial a nuestro frágil sistema bancario contemporáneo. Sin dinero fiduciario de curso legal, bancos centrales y crédito ampliado, las inflaciones se detendrían mucho antes de los extremos hiperinflacionarios que permiten un dinero cuyo coste de emisión es insignificante.

No obstante, sin bancos centrales muchos bancos surgirían en auges y quebrarían en recesiones cíclicas. Por eso existen. Con una banca que se endeuda a la vista para prestar a plazo, un prestamista de última instancia capaz de comprar toda la deuda a plazo necesaria para dotar a la banca de la liquidez para hacer frente a sus obligaciones resulta indispensable. También resulta indispensable que tal banco pueda hacer de curso legal su propia emisión fiduciaria para estar en capacidad de cumplir su papel.

En consecuencia, las tasas de interés no son el precio del dinero en el tiempo, sino una decisión política del banco central. Bajar artificialmente las tasas es incrementar artificiosamente la inversión. La consecuencia es la reducción del ahorro junto al incremento de la inversión. Como la diferencia tiene que salir de alguna parte, sale de la ampliación del circulante. Inevitablemente, un dinero incrementado en cantidad valdrá menos en bienes que no se incrementarán en tal cantidad a la misma velocidad. De ningún bien o servicio se puede incrementar la oferta a la velocidad que se puede incrementar la del circulante.

La oferta no puede ser un antecedente causal de la demanda y la inversión no puede ser previa al ahorro. Aunque responde a la demanda que prevé, la producción siempre deberá ser anterior al consumo. En términos lógicos, la demanda sería previa a la producción únicamente en potencia. Con tasas de interés artificialmente bajas y mayor cantidad de circulante, el dinero para invertir es más barato y el dinero para consumir abundante pero de menor poder de compra, –y eso no es evidente de inmediato– habrá mayor demanda de algunos bienes y servicios –que depende tanto de dónde ingrese primero el circulante como de la forma en que afecte las valoraciones subjetivas de los individuos– que alzará sus precios e incrementará las inversiones en su producción y comercialización.

Esto último tendería a bajar los precios, la posibilidad de incrementar la producción de bienes y servicios nunca será suficientemente rápida para alcanzar a la velocidad que con se puede incrementar el circulante, de una u otra forma. Los precios entonces subirán más rápido que la producción que intenta alcanzarlos mediante el crédito barato sin éxito. Y consecuencia de tal diferencia temporal, tenemos un impacto inflacionario sobre la generalidad de los precios que exigirá un incremento de la tasa de interés con la que el auge artificial estimulado por la política monetaria expansiva se derrumbara llegando las quiebras, reorientaciones de inversión, y crecimiento negativo hasta que se reasigne completamente el capital corrigiendo los errores producto de tasas de interés artificialmente bajas desorientando ahorristas, inversionistas, productores y consumidores.

Cuando identificamos al dinero como institución evolutiva emergente surgida de relaciones intersubjetivas (institución que a su vez entendemos como clave del orden espontáneo de mercado) entendemos lo que explica Gabriel Zanotti: “no es lo mismo la moneda en la Antigua Roma y en el Washington actual. Sin embargo, ambas situaciones históricas tienen ‘algo en común’: la naturaleza, la esencia, el sentido, de la relación intersubjetiva en cuestión. Cuando Mises define moneda como una mercancía que demandamos no para consumo directo, sino para intercambiar por otras mercancías que sí demandamos directamente consumir, está haciendo una definición fenomenológica, universal, de la relación intersubjetiva que llamamos ‘cambio indirecto'».

Con esto, lo concluiremos que cuando una nueva categoría de relación surgió de la intersubjetividad que la evolución del orden espontáneo institucionalizó, ese proceso evolutivo nos entregó una categoría teórica universal que, una vez identificada como tal, podremos emplear en el campo de la teoría pura y aplicar a cualquier manifestación circunstancial de la misma en cualquier realidad histórica concreta.

Sabemos un precio regulado exige la regulación de otros al punto que finalmente todos habrían de regularse. La interferencia arbitraria sobre cualquier característica de lo que en la evolución competitiva emergió como medio de intercambio indirecto de universal aceptación, conduce fatalmente a similares interferencias sobre todas sus características, incluyendo la arbitraria interferencia en todas las instituciones relacionadas con el dinero. Y con ello, a la distorsión recurrente de la información clave del mercado, creando artificiales escenarios de oportunidad puramente aparentes.

Únicamente una adecuada correspondencia entre la teoría del dinero y el crédito con la teoría de la estructura dinámica del capital por etapas, en el marco de la teoría del orden espontáneo permite una teoría del ciclo económico internamente coherente y adecuadamente aplicable. Pero antes de ello, nos permite entender la inflación como lo que es: un problema de velocidades relativas entre la emisión de dinero y la producción de bienes y servicios y una distorsión de las valoraciones subjetivas de todos y cada uno.

Guillermo Rodríguez González 
@grgdesdevzla

ANDRÉS OPPENHEIMER, JUAN GUAIDÓ DENUNCIA INTERVENCIÓN DE RUSIA EN VENEZUELA,

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, quien ha sido reconocido por más de 50 países como el presidente interino de Venezuela, me dijo en una entrevista que la reciente llegada de personal militar ruso a su país es una flagrante intervención militar extranjera.

“Es muy grave, porque ingresaron aviones a suelo venezolano sin autorización del parlamento, que es el único que puede autorizar misiones militares de cualquier característica o de cualquier rango en Venezuela”, me dijo Guaidó, refiriéndose a la Asamblea Nacional de Venezuela que él preside.

Dos aviones militares rusos aterrizaron en Venezuela el 24 de marzo, con unos 100 militares y 35 toneladas equipos. El asesor de seguridad nacional de los Estados Unidos, John Bolton, dijo el 29 de marzo que esto era una “amenaza directa a la paz y la seguridad internacionales en la región”.

Guaidó me dijo que el dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, “muchas veces denunció la injerencia e intervención (de Estados Unidos), y resultó siendo Maduro el que facilitó no solamente la llegada de esos dos aviones, sino tambien la presencia cubana a nivel de inteligencia y contra inteligencia”.

Cuando le pregunté cuántos cubanos cree que hay en su país, Guido dijo que su número ha variado entre 20,000 y 40,000, incluyendo entre 2,000 y 2,500 que “son solo destinados al seguimiento y persecución de las fuerzas armadas” en Venezuela.

Guaidó me dijo que vislumbra tres opciones en Venezuela a corto plazo.

La primera es forzar a Maduro a dejar el poder a través de protestas masivas. Guaidó ha convocado para el 1 de mayo lo que denominó “la movilización más grande” de la historia venezolana”.

La segunda opción que citó Guaidó sería un levantamiento militar para restablecer el orden constitucional, como el que forzó la salida del dictador Marcos Pérez Jiménez en 1958.

La tercera opción que mencionó sería una que tenga lugar “con un respaldo o cooperación internacional”. Guaidó dijo que “todas las opciones están sobre la mesa y están siendo evaluadas responsablemente”. Cuando lo presioné sobre la tercera opción, dijo que “intervención ya existe hoy en Venezuela” producto de los rusos y cubanos.

Al elaborar sobre la mega-marcha del 1 de mayo, Guaidó me dijo que buscará atraer empleados públicos y familias de militares. No descartó que sea la primera manifestación masiva que pudiera dirigirse hacia el palacio presidencial, o hacia una guarnición militar.

Maduro está contra la pared, afirmó Guaidó. La economía de Venezuela se ha derrumbado, la tasa de inflación es más del 10 millones por ciento al año, el salario mínimo se ha derrumbado a unos 4 dólares por mes, y hay una escasez generalizada de alimentos y medicamentos.

Mientras tanto, las sanciones petroleras estadounidenses contra Venezuela están comenzando a surtir efecto. Y ni Rusia ni China le están prestando dinero fresco a Maduro, ya que solo están refinanciando créditos impagos, agregó.

Mi opinión: Guaidó tiene razón en gran parte de lo que dice, pero la tragedia de Venezuela es que tanto Maduro como Guaidó están contra las cuerdas.

Aunque la dictadura de Maduro se está quedando sin fondos, la oposición liderada por Guaidó puede perder impulso si pasan los meses y Maduro sigue en el poder.

La atención mundial puede girar hacia otra parte del mundo, y millones más de venezolanos pueden perder las esperanzas y huir del país, como ya lo han hecho al menos 3.4 millones de personas.

Tal como sucedió en Cuba, la clase media se irá del país, y Maduro se quedará con menos bocas que alimentar, más dólares de remesas familiares que envían los venezolanos en el exterior, y una masa de gente empobrecida que podrá controlar a través de raciones alimenticias entregadas por el gobierno.

Es por eso que la manifestación del 1 de mayo convocada por Guaidó puede ser un momento decisivo en la crisis de Venezuela.

Puede que la presencia rusa y cubana en Venezuela atraigan cierta atención internacional, pero nada como una manifestación sin precedentes contra Maduro revitalizará el apoyo interno y externo a la causa de la restauración de la democracia en Venezuela. Está en vuestras manos, venezolanos! 

 Andrés Oppenheimer
@oppenheimera

HEISY MEJÍAS, EL MINISTERIO DE LA VERDAD

En tiempos totalitarios o con tendencia a dicho sistema, la cuestión sobre la verdad está rodeada de mucha oscuridad, aún más de la que normalmente está, por algo la filosofía se ha encargado de este tema. En un mundo "normal" la verdad es un constructo social, en totalitarismo es la “verdad absoluta” que está determinada por el poder dominante y que se disemina y distribuye como panfleto politiquero en todo el aparataje mediático.  

Dado que es una cuestión de absolutismos, las dudas están demás y su mínima aparición ya es peligrosa para el sistema de pensamiento que se pretende imponer. Nadie critica ni debe hacerlo, "#AquíNoSeHablaMalDeChávez" es el lema de quiénes asumen que los sujetos políticos, es decir, gente que convive con otra gente, son una especie de dioses a los que jamás se les deba someter a juicio.  

Estos espacios fungen como centros de lavado cerebral (si es que es posible eso y la gente no tuviera autodeterminación y discernimiento), que facilitan la aceptación paulatina de la sociedad al violento cambio simbólico por el que estamos pasando. Acaso nos preguntamos por qué Maduro es imagen de una harina de maíz o por qué en todo claustro ministerial o instituciones gubernamentales -incluyendo bancos- las primeras imágenes no son sobre la rama a la que se dedican sino los íconos de Bolívar (el nuevo), Chávez y Maduro, con la anterior afirmación en la que niega la posibilidad de desmontar al difunto como productor general de la tragedia venezolana. 

Escenarios del Ministerio de la Verdad (Miniver) hay muchos, todos los ministerios están adheridos a este sistema. Todos marchan, todos uniformes, todos votan y todos deben estar al pie del cañón cuando su actuación anti política sea necesaria. No importa si son eficientes o no en su trabajo, si saben o no lo que hacen en las labores. Aquí lo más importante es la lealtad que se tenga al sistema. Por ello, más de un compañero ha amenazado a otro por no parecer "demasiado revolucionario" y así, más de uno ha sido acusado, perseguido y botado por no apoyar a la causa.  

La "derecha endógena" que criticaba en espacios de la "izquierda", era mal recibida entre chavistoides descerebrados que obviamente se niegan a sí mismos como izquierdistas. Tampoco importan mucho las ideologías ni los estudios antropológicos, históricos o filosóficos sobre el caso. Hemos visto cómo doctores y cum laudes han erigido columnas inamovibles en torno a LA VERDAD totalitaria del régimen chavista-madurista. Consiguen una justificación -aunque sea absurda y fantástica- para argumentar los desastres de una pésima gestión. Quizás porque los mismos no sean productos del "se me salió de las manos, la injerencia nos afecta" sino de un macabro plan totalitario que busca menoscabar nuestra dignidad humana y reducirla a la miseria más grande de la historia venezolana; por algo somos el país más miserable del mundo por tercer año consecutivo. 

De igual forma, como dije anteriormente, la verdad es una construcción social que deviene de nuestra visión del sistema-mundo. Ellos podrán decir misa, pero al fin y al cabo, somos nosotros lo que determinamos qué pensamos y cómo lo pensamos y en definitiva, qué decimos y cómo lo decimos y aunque muchos no puedan manifestar su descontento abiertamente, siempre les quedará el espacio de la consciencia para desnaturalizar lo que a fuerzas pretende ser normalizado.

Heisy Mejías
@HeisyVisionaria

JOSÉ LUÍS MÉNDEZ LA FUENTE, EL SUICIDIO DE UN PRESIDENTE


El suicidio de quien fuera dos veces presidente del Perú, Alan García, ha dejado estupefacta a buena parte de la sociedad peruana, indiferente a otra parte y seguramente contenta a la que reúne a muchos de sus enemigos. 

Buscar adjetivos para calificarlo como un acto de  heroicidad  o  cobardía, no tiene mayor sentido y, en todo caso, debemos dejarle esa tipificación a los sociólogos que, como Durkheim, por ejemplo,  estuvieron años estudiando el suicidio desde el punto de vista de las causas externas de desequilibrio social,  más que de otras internas relativas al desequilibrio psíquico. Principalmente ahora, cuando ido de este mundo Alan García, hay quienes insinúan, sin ser  siquiatras o psicólogos, que  el hombre tenia problemas mentales. Como igualmente carecen de sentido, las voces que confunden el respeto al hombre en vida, con el que se le debe al hombre muerto, y piden detener la investigación que la fiscalía peruana lleva en contra de todos los expresidentes y demás funcionarios involucrados en el caso  Odebrecht. 

El suicidio fue una práctica común de la nobleza en  la Grecia y Roma antiguas, mediante la cual la persona sentenciada a una sanción de ejecución pública, podía optar suicidarse.  Con ello ganaba, dependiendo del caso y la época, no ser deshonrado públicamente e incluso el derecho a que su familia heredase su patrimonio. Tal vez debido  a que  pasó ya el tiempo de los viejos patricios romanos y la clase política actual abandonó esa vieja costumbre, es que se dificulta encontrar, hoy en día, ejemplos de suicidio como consecuencia de alguna acusación penal, entre nuestros políticos latinoamericanos, algo que es extrapolable a otras latitudes. De hecho la conclusión más resaltante es que los políticos actuales no suelen suicidarse por causas de ese tipo y cuando lo han hecho es debido principalmente a  una enfermedad o una coyuntura política, en todo caso. 

Con excepción del suicidio delante de las cámaras del legislador de Pensivania, Budd Dwyer, en enero de 1987, un día antes de que se dictara la sentencia en el juicio que se le seguía por corrupción, similar por lo mismo, en su motivación y la forma pública en  que  lo hizo, al de Alan García, no encontramos otro caso  parecido en el continente americano.  Por otros motivos no relacionados con la corrupción o las enfermedades, sobresalen en América latina, por su impacto político, al tratarse de presidentes que ocupaban el cargo,  los casos de Salvador Allende en Chile, aunque una pequeña parte de la opinión publica aún piensa que fue asesinado, y el de Getúlio Vargas, el 24 de agosto de 1954, un suicidio en extrañas circunstancias, dentro de un conato igualmente singular, de golpe de estado, que ha  dado pie a la leyenda urbana de que no se suicidó. Una teoría conspirativa que también ha estado presente en el suicidio de García, cuando  algunos  medios  peruanos y  redes sociales se han prestado,  para explotar la posibilidad  de que no esté muerto y todo haya sido un acto trucado al mejor estilo de Houdini.

Lo que no cabe duda es de que se trató de una decisión consciente, pensada, y planificada, como también lo fueron los suicidios de Dwyer y Vargas, no obstante como ya se aclaró, que el de este último no estuvo envuelto en investigaciones o acusaciones por corrupción y lo llevó a cabo en privado.

El contagio en el suicidio, como instrumento, como respuesta personal o, incluso, la imitación del medio a utilizar o de la ceremonia que lo ejecuta son corrientes. En un mundo como el actual, es más que probable, aunque no lo podamos asegurar, que Alan García estuviese en conocimiento de lo que hizo Dwyer; pero  de lo que no cabe duda  es  de que conocía el caso de Getúlio Vargas, el líder mas popular del Brasil después de gobernarla cuatro veces y uno de los mas reconocidos del continente. Si la determinación de suicidarse delante de terceros fue copiada del primero, no es posible, por lo mismo, comprobarlo, aunque si quizás suponerlo. De  lo que si podemos estar completamente seguros es que la carta que escribió, fue inspirada en la aquella otra que dejara Getúlio Vargas, hace sesenta y cinco años, como testamento político. El estilo, el tono, la intención del lenguaje utilizado y hasta el contenido son semejantes.

En la misma, Vargas hace una especie de recuento breve de la situación en la cual encontró el país y de su lucha contra intereses económicos y fuerzas nacionales e internacionales opuestas al pueblo, para impulsar su  desarrollo. Que lo atacan a él porque él es la voz del pueblo que quieren apagar,  pero que lo hacen insultándolo, difamándolo, pero sin combatirlo, ni acusarlo, para que no pueda defenderse. Dice que no ha hecho más que seguir lo que el destino le ha impuesto; que lo ha dado todo por los desposeídos, por los humildes  y que lo único que le queda es dar su sangre a las aves de rapiña y no continúen, de ese modo, chupando la del pueblo. A quienes piensan que le derrotaron les responde con su victoria. Concluye, afirmando que luchó con el pecho abierto para acabar con las privaciones en el Brasil. Que las calumnias y las infamias no doblegarán  su ánimo; que les dio su vida y ahora les ofrece su muerte y se despide asegurando que sale de la vida  sereno, sin miedo, para entrar en la historia.

José Luís Méndez La Fuente
@xlmlf

LUIS FUENMAYOR TORO, ¿QUÉ PASARÁ EL PRIMERO DE MAYO?

La oposición de la Asamblea Nacional (AN), cuyo jefe y único vocero es el diputado Juan Guaidó, ha convocado a una manifestación para el próximo primero de mayo, a la que muchos le han venido asignando un carácter definitorio en relación con la terminación del régimen dictatorial de Nicolás Maduro. Se la ha descrito como “la marcha más grande del mundo” y el propio Guaidó la ha señalado como la continuación de la vía para el “cese de la usurpación”. El ambiente alrededor de esta movilización se caldea en la medida que se acerca la fecha, situación perfectamente lógica en el escenario de lucha política beligerante existente actualmente en el país. Recordemos que la política no es otra cosa que el arte de la lucha por la toma del poder, y en Venezuela este proceso ha excedido las formas democráticas socialmente creadas, para soluciones pacíficas entre grupos y sectores aspirantes.

El ambiente establecido y los discursos beligerantes alrededor de la marcha convocada pueden ser, simplemente, un paso más en la lucha de la AN por sustituir al gobierno existente, en ese proceso lógico de acumulación de fuerzas necesario en todo enfrentamiento político. No tendría la movilización en este sentido nada de extraño, pues sería la continuidad de esta nueva fase de la lucha iniciada a partir del 10 de enero, con una hoja de ruta de tres puntos u objetivos: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Se trataría de una presión social multitudinaria y de gran fortaleza para lograr el “cese de la usurpación”. La beligerancia puede también ser una

simple actividad propagandística, para reforzar el carácter combativo y consecuente de la dirigencia política opositora y enfrentar la desesperanza que parece estar creciendo en dicho campo, al no cumplirse las expectativas creadas en estos casi cuatro meses de instrumentación de la hoja de ruta señalada.

Existe sin embargo una tercera posibilidad, y es la de instrumentar con los manifestantes ya en la calle, si estos son muy numerosos y muy combativos y si se ha obtenido un apoyo militar importante, algo similar a lo que se hizo con la gigantesca manifestación del 11-4-2002: dirigir la marcha hacia Miraflores, generar un número importante de víctimas, para dar paso a un pronunciamiento militar que termine con la Presidencia de Nicolás Maduro. Ya hay experiencia con esta práctica, la cual resultó inicialmente exitosa hace 17 años, aunque a un costo de vidas humanas, de heridos y detenidos muy grande. Es, sin embargo, una práctica política entendible y posible, sin que sepamos su grado de probabilidad. Las últimas declaraciones de Abrams no parecen ir en la dirección de una intervención militar extranjera, pero no descartan el pronunciamiento de la FANB deponiendo a Maduro, lo que significa que se podría presentar el caso referido.

A diferencia de abril de 2002, el gobierno está preparado y pendiente de este tipo de desenlace, por lo que hará todo lo que esté en su favor para prevenirlo, enfrentarlo y yugularlo. Esta conducta tampoco es de extrañar. Recordemos que se está luchando por el poder, por lo que las consideraciones distintas de las políticas no tienen cabida en el razonamiento de los sectores enfrentados.

Podríamos estar entonces ante una situación decisiva para el gobierno y para la oposición liderada por la AN. Pero también, una acción como la descrita, si no produce los resultados deseados pero tampoco derrota las intenciones opositoras, podría dar paso a un diálogo y una negociación que le dé por fin salida a la crisis política actual. Eso fue lo que terminó ocurriendo en 2002, cuando se estableció un proceso de negociaciones que finalizó con un nuevo CNE y la organización del referendo revocatorio presidencial de 2004.

Luis Fuenmayor Toro
@LFuenmayorToro 

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ, EL CADÁVER ARTILLADO

Vale sospechar que cuando algún personaje emprende campañas moralizadoras, estamos más bien ante un redomado bribón con fines distintos al bien público, como lo vivimos con los notables en Venezuela y los gobiernos antipolíticos desde 1993. Las cruzadas éticas recuerdan demasiado la turbidez de la inquisición. Los jueces se quedaban con las propiedades de las enjuiciadas por brujas y se ha analizado la perversidad sexual en los procesos y las sesiones de tortura. En Perú hoy ha aparecido un tribunal de inquisición que confiesa “No nos enfrentamos solo al poder del dinero, sino… a la clase política peruana” (El País, 21/04/19). Prepárese que viene la revolución. 

La ofensiva de terrorismo judicial es mucho peor que la que tuvimos aquí hace 28 años. El Torquemada de turno, el fiscal Rafael Vela, explica claramente su plan. Lo mismo planteaban Escovar Salom, Uslar Pietri, Maíz Vallenilla y otros de aquellos repúblicos que demolieron el prestigio del liderazgo, a los que debemos la destrucción de la democracia y el ascenso del chavismo. Cuenta el Santo Oficio del Virreinato Perú con la esencia del procedimiento inquisitorial, anterior al derecho acusatorio moderno: la prisión preventiva, nada menos que por tres años, es decir, una sentencia previa por sospecha, sin juicio y sin derecho a la defensa. 

Así están presos el expresidente PPK, enfermo cardíaco, a sus 82 años una condena a muerte, y su anterior rival, Keiko Fujimori, también hasta ahora sin pruebas. Estuvo año y medio en la cárcel el matrimonio Humala Heredia. Pensaban hacer lo mismo con el expresidente Alan García, pero ocurrió lo imprevisible. El kamikase blandió como arma blanca su muerte y se las clavo en la garganta. Tal vez el escándalo mundial amaine ese terrible peligro de un país donde los presidentes desde Fujimori a nuestros días, todos los de los últimos 27 años están acorralados por el sistema judicial, menos el que voló sobre el nido del cucú. 

Los tribunales del odio

El terrorismo judicial logró que Fujimori siga preso para que se muera, después de pagar larga pena y recibir un indulto legítimo. La carta de Alan García estremece, sobre todo porque la escribió semanas antes, y su decisión y serenidad recuerdan a Getulio Vargas cuando hizo lo mismo en 1954. También Salvador Allende se suicidó en la ruina política, la destrucción y curiosamente varios Allende lo hicieron: su hermana y una de sus hijas. La diferencia es que García reivindica con razón su triunfo, en el segundo periodo tal vez el mejor presidente que tuvo Perú. 

Clava una frase de bronce, shakespereana, en su testamento. Dejo mi cadáver en señal de desprecio. El fiscal Rafael Vela se queja de no haber podido encerrar más indiciados porque tienen dinero y pueden contratar buenos abogados, un contratiempo. Dice el héroe que “estamos enfrentando no solamente a toda la clase política del país (toda) sino… espaldas financieras muy grandes… personas de alto perfil tienen mucho dinero para pagar defensas técnicas muy calificadas” (idem). 

Si el fiscal es capaz de decir que toda la clase política es corrupta, ya sabemos de qué se trata. En la misma página de semejante testimonio apareció el artículo habitual de Vargas Llosa, quien tan merecidamente tiene ganado respeto universal y por eso esperamos de él sensatez y sentimiento. Pero esta vez Don Mario se olvidó del Premio Nobel, se bajó del caballo y declaró como un peruano sacudido por la política de su país, del que sabemos que nunca ocultó su ojeriza a García. Por eso afirma cosas que no cuadran con las dimensiones del escritor. 

Voto de pobreza

La estructura subyacente del artículo es esta: ciertamente al sospechoso, pese al alud de investigaciones, no le han podido comprobar nada… pero intuyo su culpa, porque no es como Belaúnde que salió más pobre de la Presidencia que al entrar. Don Mario despoja el acto final de García de cualquier dignidad y lo atribuye al remordimiento o la culpa. Otelo y no Antonio. Es incomprensible que alguien como él, un cultor de Tirante el blanco la novela de caballería de Joanot Martorell, y de Don Quijote, reste importancia al sacrificio supremo, caballeresco de dar la vida por una causa, por la honra. 

Entregar el físico no es cualquier cosa como sabemos todos, pero nadie mejor que Don Mario que ha leído todas las novelas y dramas. Desconcierta que un liberal moderno y culto acepte que hay culpables sin pruebas. Tanto como exigir voto de pobreza a un político exitoso con cincuenta años de carrera y dos veces Presidente de la República. Tal vez los peruanos, y su Premio Nobel, deberían comenzar a preocuparse por el destino de esta marcha de la locura judicial y por el rumbo del país impulsado por la Vela del fiscal. 

Una experiencia memorable y que debiera servir de ejemplo, en la que un juez en la lucha contra la corrupción se sintió ungido y quiso cambiar el mundo fue la de Antonio Di Pietro, el mani puliti, protagonista de la razzia contra dirigentes políticos y empresariales a comienzos de los 90 en Italia que se llamó la tangentópolis. El resultado no fue un nuevo sistema político de manos limpias sino la liquidación de los partidos históricos y el advenimiento de la antipolítica, que tomó cuerpo nada menos que en Berlusconi.

Carlos Raúl Hernández
@CarlosRaulHe