jueves, 17 de octubre de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, JUEVES 17/10/2019

AIXA LÓPEZ: VIOLENCIA CONTRA LOS VENEZOLANOS, ANALICEMOS JUNTOS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 11 minutos
Basta de xenofobia contra nuestros hermanos venezolanos que han huido del país por las penurias y calamidades que vivimos. El Aeropuerto Internacional Simón Bolívar y el puente Internacional Simón Bolívar son el triste reflejo de la diáspora venezolana. Pensando en el pasado, era precisamente el puente Simón Bolívar la vía de escape de los colombianos hacia nuestro país como consecuencia de la violencia del conflicto armado interno y ahora somos nosotros quienes huimos del colapso social, económico e institucional de Venezuela. La diáspora venezolana viene ocasionada por la escase... más »

MARYCLEN STELLING: DESPERTARES

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 17 minutos
La conflictividad y el descontento en la región se expresan a través de diferentes manifestaciones, protestas, revueltas, conductas políticas y electorales, dependiendo de la realidad y las crisis que viven los diferentes países. Múltiples causas y variadas expresiones dan cuenta de norte a sur de una crisis política en combinación con otras manifestaciones críticas de carácter económico, institucional y de credibilidad, que ponen en cuestionamiento la legitimidad de la democracia. Independientemente de su propia realidad, en cada país se fue imponiendo una desconexión de los gob... más »

INDIRA URBANEJA: VENEZUELA ¿VAMOS BIEN?

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 25 minutos
La respuesta dependerá de a quién usted le dirija la pregunta. Los más de 4 millones de venezolanos que han dejado su tierra en la migración forzada, los zulianos con meses sin agua ni luz, los que ven morir a su gente por falta de una medicina, los que no tienen ningún cargo al lado de Maduro o Guaidó, los que no viven de la política, los que batallan contra la crisis inclemente; ellos le dirán: ¡Vamos muy mal! Quienes conforman el “gobierno interino” son más optimistas, pues esgrimen como victorias el hecho de que más de 50 países han reconocido a Juan Guaidó como presidente, la ... más »

RAFAEL SIMÓN JIMÉNEZ: UNIRSE PARA SALIR DEL RÉGIMEN, TIEMPO DE VERDADES

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 33 minutos
Veinte años de destrucción, saqueo y depredación han generado en Venezuela una auténtica sensación de hostinamiento y caos. El ciudadano común, que a diario sufre y padece las consecuencias económicas, sociales y humanitarias de esta tragedia se hace una pregunta cuya respuesta resulta cada vez más urgente y pertinente: ¿CUÁNDO SALDREMOS DE ESTO? A ratos la irresponsabilidad, la pasión o la desesperación con que se enjuicia nuestra calamitosa realidad lleva a conclusiones sin fundamento, como aquella que pretende descargar sobre el pueblo venezolano las culpas de la prolongación d... más »

WILFREDO VELÁSQUEZ: ELECCIONES Y CANDIDATURAS 2020

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 40 minutos
Difícil lectura, la del momento político actual. Pareciera a simple vista que la confrontación fuera entre Nicolás Maduro y Juan Guaidó, sin embargo, detrás de NM, aparece una larga fila, tirando de la cuerda socialista. Aparecen fortachones como Vladímir Putin, Xi Jinping, Hasán Rouhaní, Recep Erdoğan, Bashar al-Ásady el enclenque de Raúl Castro, además del Grupo de Contacto Internacional. Del lado de Guaidó, tiran de la cuerda democrática, Donald Trump, los pesos medios de la Unión Europea, el Grupo de Lima, todos partes del grupo de 56 países que respaldan el interinato de Juan... más »

ARIEL PEÑA: EN EL MES DEL ARTISTA DESDE COLOMBIA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 46 minutos
Estamos en Octubre Mes del Artista, que también se podría denominar de los trabajadores del arte y la cultura, que con su labor crean y producen una diversidad de expresiones que buscan la recreación, mediante la estética, en donde los sentimientos de los seres humanos están presentes interpretando su diario vivir y el entorno, que incluye relaciones familiares, sociales, morales, sentimentales, profesionales, económicas y políticas, entre otras. Con la Economía Naranja que es la industria de la cultura, creativa y de la felicidad, que en Colombia representa cerca del 4% del Pi... más »

AIXA LÓPEZ: VIOLENCIA CONTRA LOS VENEZOLANOS, ANALICEMOS JUNTOS

Basta de xenofobia contra nuestros hermanos venezolanos que han huido del país por las penurias y calamidades que vivimos.

El Aeropuerto Internacional Simón Bolívar y el puente Internacional Simón Bolívar son el triste reflejo de la diáspora venezolana. Pensando en el pasado, era precisamente el puente Simón Bolívar la vía de escape de los colombianos hacia nuestro país como consecuencia de la violencia del conflicto armado interno y ahora somos nosotros quienes huimos del colapso social, económico e institucional de  Venezuela.

La diáspora venezolana viene ocasionada por la escasez, la violencia y el hambre, un común denominador inconfundible en la desesperación colectiva en este tipo de tragedias. La escasez de alimentos y oportunidades, así como el colapso total de los servicios públicos son las causas de la migración masiva que no se detiene. Miles de venezolanos se ven obligados a cruzar cada día la frontera para sobrevivir, generando impactos humanitarios diversos tanto en la protección de las personas, en sus derechos, en sus necesidades más básicas, en su futuro y en la esperanza que dejan sembradas en cada familiar.

Lo preocupante de la diáspora venezolana a otras latitudes es la forma como estamos siendo recibidos y como nos tratan en los países a los cuales decidimos ir en busca de un mejor futuro. Esa actitud tan mala nota da rabia, ira e indignación. Como ejemplo de esa actitud está nuestro país hermano Perú. Es reprochable el trato denigrante que reciben nuestros hermanos, así como en Panamá donde por el solo hecho de tocar suelo panameño el trato es deplorable. Solo menciono dos países, pero es la misma constante en las naciones donde van nuestro connacionales.

Entendemos la preocupación de las autoridades de cada país por la migración masiva venezolana, que se convierte en un grave factor de inestabilidad política y social. Esa migración representa un gasto, ya que deben asistirlos en sus necesidades; pero no es razón para recibir trato cruel y violento.

Nuestro país siempre fue  hospitalario. Siempre recibimos con las manos abiertas a todo inmigrante que llegó a nuestras tierras. Los recibimos sin odio. Les tendimos la mano. Y gracias a esa inmigración Venezuela tiene un gran mestizaje. Nos jactamos de tener las mujeres más bellas gracias a esa unión entre nuestro pueblo con ese inmigrante que llegó. Qué tristeza ver cómo nos tratan, a sabiendas de la dura y triste realidad que padecemos.

Somos tan nobles que en ninguna parte hay grupos tratando de buscar  revancha por la persecución y abuso a nuestra gente. Aquí no ha salido nadie a sacar de sus casas a los peruanos, ni a los ecuatorianos, ni a los bolivianos, ni a los colombianos por esa xenofobia encendida. Aquí los acogimos y acogemos como hermanos y los respetamos; pero también exigimos reciprocidad para nuestros hermanos que decidieron buscar un mejor presente y futuro. ¡Hermanos entren en razón y abran sus manos!

Aixa López
@aixacaracas

MARYCLEN STELLING: DESPERTARES


La conflictividad y el descontento en la región se expresan a través de diferentes manifestaciones, protestas, revueltas, conductas políticas y electorales, dependiendo de la realidad y las crisis que viven los diferentes países.


Múltiples causas y variadas expresiones dan cuenta de norte a sur de una crisis política en combinación con otras manifestaciones críticas de carácter económico, institucional y de credibilidad, que ponen en cuestionamiento la legitimidad de la democracia. Independientemente de su propia realidad, en cada país se fue imponiendo una desconexión de los gobiernos con la sociedad en general. Suerte de brecha entre gobernantes y gobernados, que se perciben como “abandonados a su suerte”. Situación que, desde una perspectiva más amplia, convoca al cuestionamiento de las formas tradicionales e institucionales de hacer política.

Independientemente de las características específicas y la realidad política de cada país, se observa en la región un despertar de los pueblos que tira por tierra cualquier hipótesis sobre desafección política. Condición emocional que alude a sentimientos difusos tales como decepción, desconfianza, desconexión, desinterés y extrañamiento del sistema político. Sensación de falta de poder y privación de recursos políticos que influye directamente en la percepción de las capacidades para entender la política e incidir en ella.

Hay quien se sorprende con el nivel de compromiso político y el despertar de pueblos informados, impulsados por sus convicciones profundas e implicados con su propio destino. Emerge con fuerza una ciudadanía responsable y comprometida en la búsqueda de soluciones, que pide cuentas a los gobiernos y demanda participación, cambios, castigos… Suerte de juicio público que anuncia el fortalecimiento y consolidación de la democracia en la región. Democracias vivas y sometidas a un necesario debate público…que oscila entre el progresismo y el neoliberalismo, armado de recetas fondomonetaristas.

Esa aparente conformidad y pasividad va dando paso a movimientos sociales, manifestaciones, expresiones de resistencia y la construcción o fortalecimiento de una subjetividad regional desalienada. Y de ello da cuenta el lema que legitima las demandas en Ecuador: “El movimiento indígena y el pueblo ecuatoriano somos uno solo”.

Maryclen Stelling
@maryclens

INDIRA URBANEJA: VENEZUELA ¿VAMOS BIEN?

La respuesta dependerá de a quién usted le dirija la pregunta.

Los más de 4 millones de venezolanos que han dejado su tierra en la migración forzada, los zulianos con meses sin agua ni luz, los que ven morir a su gente por falta de una medicina, los que no tienen ningún cargo al lado de Maduro o Guaidó, los que no viven de la política, los que batallan contra la crisis inclemente; ellos le dirán: ¡Vamos muy mal!

Quienes conforman el “gobierno interino” son más optimistas, pues esgrimen como victorias el hecho de que más de 50 países han reconocido a Juan Guaidó como presidente, la aplicación de sanciones y el aumento de la presión internacional; ellos dicen: ¡Claro que vamos bien!

Maduro y compañía han logrado sobrevivir a Guaidó, a la comunidad internacional, a la inflación, al colapso petrolero, al informe de Bachelet y de Duque, a la convocatoria del TIAR, a los tweets de Bolton; conservan su representación en la ONU y, como si fuese poco, aspiran a un asiento en el Consejo de Derechos Humanos. Ellos dicen: ¡Nosotros sí vamos bien!

A los cubanos les comenzó a ir mejor.Hace unas semanas el primer ministro ruso visitó la isla para llevarles oxígeno con un “no se preocupen que aquí estamos”. Como ya lo he advertido en mis columnas anteriores, ha sido un error táctico de Washington querer resolver Cuba y Venezuela al mismo tiempo; las últimas medidas de presión que estaban dejando sin combustible a los isleños, sirvieron de escenario para estrechar la relación Cuba-Rusia.

Los chinos ¡van muy bien! Tienen el control del corazón de nuestras empresas básicas, Ferrominera del Orinoco; también decidieron entenderse con Diosdado Cabello, no por nada personal contra Maduro, sino porque, aunque usted no lo crea, él tiene una particularidad que muchos desconocen: cuando da su palabra la cumple y no tiene medias tintas.

¿Seguimos bien?

Los norcoreanos, como buenos amigos, le van a prestar el examen a Maduro para que copie las respuestas; en su buena camaradería le compartirán el “Manual de buenas prácticas para evadir sanciones”.

El gobierno de Trump ha invertido dinero, tiempo y capital político en una estrategia que, luego de 10 meses, no ha podido desalojar a Maduro del poder; principalmente porque Washington olvidó que su compromiso es con la democracia venezolana y no con un sector de la política de Venezuela. Colocaron todas sus apuestas en un solo caballo; sin embargo, continúa teniendo la última palabra y la carta que obliga a Maduro a pensar en una negociación, las sanciones.

Un cónclave chavista celebrado hace poco dejó como resultado una conclusión: el chavismo necesita sobrevivir a Maduro y para ello intentan moverse a una especie de “perestroika”; pero para eso, como diría mi profesor de análisis político, deben darle sepultura al Plan de la Patria, ¿tendrán el valor? En todo caso, una reforma política que incluya la liberación de presos, cambios en el modelo socioeconómico y la recomposición de la democracia a través de unas elecciones le resuelve el problema a Maduro y al chavismo, pero no a los testaferros que tienen problemas para disfrutar su dinero, ni a los funcionarios sancionados y sus familias, allí sigue quedando un reducto de resistencia para un posible quiebre.

Juan Guaidó, en estos momentos, es la esperanza en descenso. Sus primeros golpes fueron directos y acertados hasta que asumió la idea de que “salir de Maduro era tan fácil como pedir pizza”. El universo puso en sus manos todas las condiciones para lograr el cambio; nunca la OEA o la región habían brindado tanto apoyo a una causa, pero quienes acompañan a Guaidó basaron su plan en premisas falsas, escucharon muy poco y la soberbia los embriagó.

En un giro magistral se ha puesto en la mesa una propuesta a la cual, aparentemente, no quieren darle importancia; me refiero a la oferta que hizo la oposición en las negociaciones de Noruega y posteriormente ratificada por Juan Guaidó el 8 de octubre en una sesión de la AN. Allí se plantea que tanto él (Guaidó) como Maduro, deben separarse de sus cargos para avanzar en la conformación de una especie de Consejo de Estado y convocar a elecciones libres.

Sobre este tema ha recaído un silencio sepulcral; ni los medios de comunicación ni los centros de debate político están hablando de ello. Desde mi opinión, es una salida inteligente que ayuda a Guaidó a preservarse para el futuro, él perdió el momentun político y se avecinan dos eventos que lesionarían de muerte su presidencia interina, la posible pérdida de Citgo y la probabilidad de que el reacomodo interno de la oposición, fuera del G4, impida que continúe como presidente del Parlamento, lo cual comprometería el apoyo de países aliados, principalmente europeos.

Guaidó podrá tener más puntos en las encuestas que Maduro, pero políticamente están en el mismo nivel: sobreviviendo. Sus estrategias están agotadas y estancadas; sin embargo, un Diosdado diplomático parece estar ganando terreno, está generando estrategias, soluciones y compromisos con los aliados.

El PSUV y Somos Venezuela se preparan para unas elecciones, primero parlamentarias y luego presidenciales en diciembre de 2020, tiempo que les permitirá hacer algunos cambios para llegar en mejores condiciones, al menos esa es la promesa que le han hecho a China y a Rusia.

Como verán, los únicos que no “van bien” son los venezolanos. Venezuela sigue sumida en una crisis inhumana; la desesperanza de quienes asumen que el régimen no cambiará y la oposición no tiene cómo darles una pronta solución, es el principal motivo que continúa desterrando, día a día, a miles de víctimas.

Indira Urbaneja 
@indiurbaneja

RAFAEL SIMÓN JIMÉNEZ: UNIRSE PARA SALIR DEL RÉGIMEN, TIEMPO DE VERDADES

Veinte años de destrucción, saqueo y depredación han generado en Venezuela una auténtica sensación de hostinamiento y caos. El ciudadano común, que a diario sufre y padece las consecuencias económicas, sociales y humanitarias de esta tragedia se hace una pregunta cuya respuesta resulta cada vez más urgente y pertinente: ¿CUÁNDO SALDREMOS DE ESTO?

A ratos la irresponsabilidad, la pasión o  la desesperación con que se enjuicia nuestra calamitosa realidad lleva a conclusiones sin fundamento, como aquella que pretende descargar sobre el pueblo venezolano las culpas de la prolongación del actual régimen por su supuesta pasividad o resignación ante la trágica realidad que lo acogota, como si la ciudadanía pudiera por sí solo generar respuestas y estrategias para resolver una situación tan grave y compleja.

Es al liderazgo, o al menos a quienes dicen o pretenden serlo a quienes corresponde la tarea de organizar, movilizar y darle direccionalidad a las luchas democráticas. En la historia de la humanidad las grandes transformaciones y cambios que han marcado su progreso han tenido como protagonistas a hombres y mujeres que han sabido legitimar su predominio en el ánimo y la confianza colectiva con asertividad, patriotismo, responsabilidad y desprendimiento, colocándose al frente de los movimientos sociales y políticos y llevándolos a la victoria.

Lo primero que se necesita para poner término a este régimen terrible es construir una unidad amplia, sólida, profunda, inclusiva, que agrupe al conjunto de la nación que confronta al gobierno; que sume organizaciones políticas, movimientos sociales, disidencias del chavismo, universidades, gremios, trabajadores, jóvenes, mujeres, campesinos, empresarios. Para ello es indispensable una política aglutinante que tenga un solo propósito y una sola consigna: la salida del régimen por vías pacíficas, electorales y democráticas sin otros apellidos, ni condiciones y que renuncie a los viejos y repudiados vicios del  personalismo, el sectarismo, el reparto burocrático, las aspiraciones y rivalidades desfasadas y extemporáneas. Una unidad muy diferente a un exclusivo club de cuatro partidos, que de manera excluyente pretenden monopolizar el ejercicio de la conducción opositora.

Lo segundo tiene que ver con la estrategia y los movimientos coyunturales que de ella derivan. Toda estrategia tiene que partir de una visión y una valoración adecuada de la realidad, sin desviaciones subjetivistas, maximalistas o voluntaristas, es decir, trazarse los objetivos que se correspondan con las fuerzas reales de que se dispongan y con las posibilidades reales de alcanzarlos. Una línea flexible, heterodoxa, ágil,  capaz de adecuarse a los cambios que vaya determinando la realidad. Aferrarse a consignas o propósitos,  que se hacen   inviables, demuestra estrechez de miras y poca inteligencia y lo peor están condenados al fracaso.

La pregunta obligada que se hacen los venezolanos cansados de sufrir: ¿CUÁNDO SALIMOS DE ESTO? tiene solo una respuesta. Cuando el liderazgo legitimado por la gente actúe con amplitud, responsabilidad, patriotismo y desprendimiento; cuando se construya un amplio movimiento nacional que vaya mucho más  allá del micro mundo de un cuarteto de partidos, y que se consolide una estrategia inteligente, flexible Y  realista.

¿CUÁNDO SALIMOS DE ESTO? Cuando con profundo sentido de autocrítica y rectificación se  deje a un lado protagonismos, deseos de prevalecer, intereses sectarios y banderizos, aspiraciones extemporáneas e impertinentes, y nos centremos en un solo objetivo: sacar del poder a quienes han saqueado y destruido a Venezuela.

Rafael Simón Jiménez   
@rafaelsimon57

WILFREDO VELÁSQUEZ: ELECCIONES Y CANDIDATURAS 2020

Difícil lectura, la del momento político actual.

Pareciera a simple vista que la confrontación fuera entre Nicolás Maduro y Juan Guaidó, sin embargo, detrás de NM, aparece una larga fila, tirando de la cuerda socialista.

Aparecen fortachones como Vladímir Putin, Xi Jinping, Hasán Rouhaní, Recep Erdoğan, Bashar al-Ásady el enclenque de Raúl Castro, además del Grupo de Contacto Internacional.

Del lado de Guaidó, tiran de la cuerda democrática, Donald Trump, los pesos medios de la Unión Europea, el Grupo de Lima, todos partes del grupo de 56 países que respaldan el interinato de Juan Guaidó, además del muy cohesionado, pero débil Grupo de Lima.

En esta confrontación, NM, utiliza la deuda contraída con China y Rusia, para garantizarse su apoyo como garantía de pago.

Por su lado, los rusos y chinos ven por encima del hombro, del espigado Nicolás, el horizonte futuro del polo mancomunado, que están construyendo en contraposición, al grupo occidental que representan Estados Unidos y la Comunidad Europea.

Los intereses geopolíticos que concurren en Venezuela, superan con creces las condiciones de estadistas de JG y NM.

Entender que Venezuela es, coyunturalmente, parte de un juego de intereses mundiales, donde dos grupos de países, se juegan la supremacía, nos lleva a pensar en lo difícil de la situación.

Para los rusos y los chinos poco importa el tinte ideológico del gobierno. Ni China es tan comunista como la pintan, ni Rusia tampoco lo es.

Lo que sí es cierto, es que ambos países entienden que por sí solos no pueden enfrentar al polo occidental, que, aunque no declarado explícitamente, están conformando EE UU y la UE, como representantes del mundo democrático.

No sabemos todavía las características del colonialismo postguerra fría, que se está gestando desde Rusia y China, pero ya vemos sus primeras manifestaciones en Crimea y Hong Kong.

China está penetrando al tercer mundo mediante préstamos e inversiones directas, con el propósito de garantizarle materias primas y alimentos a su creciente población, la Federación Rusa de Putin, genera y apoya cuanto conflicto surge en el mundo para expandir su industria militar. En Venezuela tenemos una gran deuda con China y hemos recibido armamento y apoyo militar ruso, que nos compromete por un largo tiempo con ambos países.

La arruinada economía nacional, cercada mundialmente, sin posibilidades de recuperar la industria petrolera y el resto del aparato productivo, le hace imposible a NM, honrar los citados compromisos, a menos que termine de entregarles el país y nos convierta en una moderna colonia rusa o china.

Guaidó, pareciera tener a su favor, que, de producirse la salida del chavismo, podría conseguir financiamiento multilateral y las nuevas inversiones que permitan la recuperación de nuestra economía.

Para que la salida del chavismo sea viable, debe el futuro gobierno, garantizar a los eclécticos Xi Jinping y Putin, que se respetaran los compromisos contraídos, y ofrecer una relativa neutralidad ante el juego geopolítico, en que el chavismo introdujo al país sin ticket de regreso, de lograrse esa negociación, sería posible tener, en el segundo semestre del 2020, las elecciones para las que ya se están preparando, como lo evidencia la abierta campaña que adelanta JG y a la que tanto teme NM.

Si bien NM, no se muestra partidario de unas elecciones presidenciales o generales, otros sectores del chavismo, ven en ellas una posibilidad de reacomodo interno, una estrategia de supervivencia y la oportunidad de recuperación inmediata, en ese sentido ya están evaluando posibles candidaturas, diferentes a la de NM.

Dado que el chavismo no tiene liderazgos destacados que le permita rebasar el 13 % que representa su militancia, los capitales afectos al gobierno, se ven obligados a pasar a los posibles candidatos, por el tamiz mediático, del programa líder del mediodía, allí se aprecia una clara inclinación por el más joven de los gobernadores de los estados centrales, el cual han venido deslastrando del “legado" y mostrándolo como un gerente efectivo y un líder inclusivo y proactivo.

En este sondeo mediático, también estuvieron presentando, al carabobeño, pero parece, que lo desecharon por tener los colmillos muy largos.

En esta lectura del momento político, considero que de adelantarse las elecciones presidenciales, NM, no sería el candidato del chavismo, en cuanto a la oposición, el sector mayoritario mantendría la candidatura de Juan Guaidó, la Mesa de Diálogo Nacional , junto a algunos factores del Polo Patriótico, apoyarían a Henry Falcón, María Corina Machado lanzaría su candidatura, el pastor también participaría como candidato, y de lograr el gobierno la división de AD, tendríamos también la candidatura de Edgar Zambrano, lo que en unas elecciones libres y democráticas podría darle alguna posibilidad al chavismo, si lanzaran la candidatura de Héctor Rodríguez.

Wilfredo Velásquez
@wilvelasquez

ARIEL PEÑA: EN EL MES DEL ARTISTA DESDE COLOMBIA

Estamos en Octubre Mes del Artista, que también se podría denominar de los trabajadores del arte y la cultura, que con su labor crean y producen una diversidad de expresiones que buscan  la recreación, mediante la estética, en donde los sentimientos de los seres humanos están presentes interpretando su diario vivir  y el entorno, que incluye relaciones familiares, sociales, morales, sentimentales, profesionales, económicas y políticas, entre otras.  

Con la Economía Naranja que es la industria de la cultura, creativa y de la felicidad, que en Colombia representa cerca del 4% del Pib y  el 6% del empleo, se demuestra que los trabajadores del arte deben tener un importante protagonismo  por ser titulares de la actividad cultural en los diferentes  ramos, enmendándose así la deuda social que el Estado tiene con los artistas, por lo que hay que estar atentos, esperando el cumplimiento de las reivindicaciones prometidas para los creadores y gestores culturales.  

UTRECOL(unión de trabajadores colombianos del espectáculo y la comunicación) que hace parte de La CGT, en octubre de 1977 conjuntamente con ACOTV(asociación colombiana de televisión) sindicato que agrupaba a los trabajadores del desaparecido Instituto Nacional de Radio y Televisión-INRAVISION, proclamaron a octubre como el mes del Artista Colombiano, buscando principalmente la dignificación de una profesión en donde solamente se veía por parte del gobierno los “homenajes póstumos”, de la misma manera la seguridad social de los trabajadores del arte todavía sigue siendo una ilusión, al incumplirse los artículos 70 y 71 de la Constitución Nacional, que ordena estímulos por parte del Estado a personas que ejercen esa actividad.

De acuerdo a la Conferencia General de 1980 de  la UNESCO en su 21 reunión, se reconoce que los artistas son trabajadores, y que los Estados les deben brindar la protección social requerida, con lo cual en el mes del Arte Nacional Colombiano como también se le denomina de acuerdo a la ley 881 de 2004, se debe reflexionar profundamente sobre la difícil situación social y económica de la mayoría de exponentes de nuestra cultura que han dedicado su vida en favor de las expresiones musicales, escénicas, plásticas y literarias,  para que se cumpla con la pensión vitalicia de los artistas al llegar a la edad de jubilación, con los recaudos de la estampilla Procultura y recursos públicos, beneficiando a la totalidad de creadores y gestores, pues ello es un acto de elemental justicia, ya que se debe materializar plenamente  el decreto número 2012 del 30 de noviembre de 2017.  

Arte y cultura jamás deben de estar al servicio de regímenes totalitarios como:  el fascismo, el nazismo y el comunismo, quienes  los  han utilizado para sacar   provecho político, ignorando su  condición libre, independiente, creativa y espontanea, y por ello no se pueden  convertir en apéndice de partido o movimiento político alguno, porque la manipulación burocrática   rompe con el encanto de la belleza en  la expresión espiritual artística, que   busca la comprensión, la tolerancia y la hermandad entre los pueblos, aspirando a  un mundo mejor  contrario a la dictadura y la violencia  practicadas  por la patraña comunista del marxismo leninismo que envilece a las naciones.  

El  arte y la cultura  han sido en muchas ocasiones doblegados por el mercantilismo desde hace siglos, pero,   por ello no se puede ignorar su condición libre, mostrando de manera nítida la estética  como una expresión noble del ser humano que añora  la felicidad mediante la generosidad de su creación, y al igual que el científico, el artista al realizar su obra le da a las personas  alegría y bienandanza.  

La monserga marxista acerca de que  todo tiene su sello de clase, es una invención para engañar incautos, ya que hay que reiterar que las clases  se encuentran  en los animales y plantas, pues  los seres humanos somos únicos e irrepetibles y  lo que existe  son  niveles socioeconómicos, por lo tanto el arte y  la cultura no son patrimonio político de nadie, ya que la libertad es su condición sagrada, porque su humanismo le trae esperanzas a la tierra al repudiar con su  acción creativa a la xenofobia, el racismo y la  homofobia,  lastres que todavía existen desgraciadamente, pero que tendrán que superarse mediante el trabajo de la  ciencia, el arte y la cultura. 

 La mayoría de las organizaciones sindicales del arte, la cultura y el espectáculo en el país, se encuentran afiliadas a la Confederación General del Trabajo-CGT, entidad de tercer grado que siempre ha dado muestras de solidaridad con los trabajadores de un sector que  ha sido olvidado por los gobiernos, pero sin embargo aspira más temprano que tarde a lograr sus reivindicaciones, comenzando por la dignificación de su profesión mediante la seguridad social, acorde con quienes han sido los mejores representantes de la identidad nacional, que indiscutiblemente  son los artistas.  

Ariel Peña 
@arielpenaG