jueves, 7 de mayo de 2020

ACTUALIZACIÓN, NACIONALES, EL REPUBLICANO LIBERAL II, JUEVES 07/05/2020


JEANETTE ORTEGA CARVAJAL, DETRÁS DEL LIBRERO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 58 minutos
Igual que a muchos, la tragedia la condenó a estar encerrada. A tener miedo de salir y a dejar de vivir lo que le corresponde a cualquier adolescente de su edad. Debió, abruptamente, aceptar que solo podrá ir de una habitación a otra. Sin embargo aún tiene recuerdos frescos para refugiarse en ellos, como cuando de pequeña iba feliz a la escuela, donde a pesar de ser nueva había logrado hacer amigos. Ya no puede ver a sus compañeros de clases. Ya no tiene a quién prestar y pedir prestados lápices, colores ni cuadernos. Todo se terminó de un golpe. Su vida cambió. Sus sueños acabaron... más »

NESTOR SUAREZ, VENEZUELA NECESITA UNA ESTRATEGIA DE DESARROLLO ECONÓMICO PARA CREAR RIQUEZA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Para que Venezuela pueda Crear Riqueza e iniciar su despegue económico, lo primero que debe hacer un Gobierno de Transición es poner la casa en Orden. Todas las cosas están fuera de Orden, y tienen diferente intensidad, para mencionar algunas, el problema monetario, cual moneda utilizaremos? Como nos libraremos de la inflación o hiperinflación, del exceso de ceros generado por la inflación y que constituye un grave problema. Es una medida que en si misma no tiene un gran valor real, pero que es importante si va respaldada por otras serie de medidas destinadas a que la nueva unida... más »

CARLOS BLANCO, EL DESEMBARCO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
1.- Respeto de manera total a quienes desarrollan acciones para liberar el país. El caos existente se manifiesta en que las voluntades de libertad no son homogéneas ni adoptan una visión única; de allí que cada perspectiva que tenga el mismo objetivo –salir de la corporación criminal- merece respeto aunque se pueda diferir de su concepción estratégica. Más aún cuando quienes adoptan una posición arriesgan sus vidas, familias, empleos y futuro. Resultó lamentable la precipitación de quienes afirmaron que era un “montaje” del régimen, tesis desmentida por las muertes como en el caso ... más »

LUIS MARÍN, ¿BAJO CONTROL MILITAR?

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
“Venezuela: militares bajo control”, es el título de un artículo de Foreign Affairs Latinoamérica, que logró algo que parecía imposible en estos tiempos: generar cierta polémica en un ambiente empantanado entre cuarentena y falta de combustible. La razón, que intenta voltear de revés la hegemonía de la alianza “militar-civil” del bloque en el poder por su contrario, una novedosa “civil-militar” exactamente en sentido contrario. “Consideramos que el poder civil –con el PSUV como vehículo- infiltró al poder militar y anuló la posibilidad de que ahí surgieran mandos unificados que pud... más »

JESUS ALEXIS GONZALEZ PONCE, LOS CONTROLES LA RUTA SOCIALISTA HACIA EL HAMBRE

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
El presente artículo, hace referencia al caso de Venezuela, bajo la obvia premisa que el consumo de alimentos no es susceptible del denominado costo de oportunidad(dejar de comprarlos para dedicar los ingresos a otro uso). El referente ideológico contra la economía de mercado explota en 1998 con la llegada de H. Chávez al poder, quien con un discurso populista y la oferta de un indefinido “proyecto bolivariano” en aras de retornar al crecimiento económico interrumpido durante 1980-1990 hasta en un -16% del PIB Per Cápita. Vale recordar, que H.Chávez contó con la súbita elevación ... más »

OMAR ÁVILA, NI LOS UNOS NI LOS OTROS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Hace mes y medio cuando nos enteramos de la llegada coronavirus a Venezuela, decíamos que nos había agarrado el “catarro sin pañuelo” porque desde antes de la crisis de la pandemia, Venezuela transita por la recesión económica y asfixiante más larga de la historia contemporánea. En términos de mediciones modernas para el desarrollo, podemos decir que atravesamos por una catástrofe multifactorial, que nos ubica en el ranking de los países más vulnerables ante la sobrevenida pandemia del Covid-19, otras enfermedades contagiosas y por supuesto, un país con menos posibilidad de creci... más »

JEANETTE ORTEGA CARVAJAL, DETRÁS DEL LIBRERO

Igual que a muchos, la tragedia la condenó a estar encerrada. A tener miedo de salir y a dejar de vivir lo que le corresponde a cualquier adolescente de su edad. Debió, abruptamente, aceptar que solo podrá ir de una habitación a otra. Sin embargo aún tiene recuerdos frescos para refugiarse en ellos, como cuando de pequeña iba feliz a la escuela, donde a pesar de ser nueva había logrado hacer amigos.

Ya no puede ver a sus compañeros de clases. Ya no tiene a quién prestar y pedir prestados lápices, colores ni cuadernos. Todo se terminó de un golpe. Su vida cambió. Sus sueños acabaron recluidos en un espacio pequeño en donde vive junto a su familia y cuatro personas más. La casa de atrás se volvió su mundo, su espacio, su cárcel.

Las carreras en el parque, las risas libres que volaban al viento, el delicioso olor del pan fresco que la deleitaba al pasar frente a la panadería, la sensación de la hierba húmeda bajo sus pies descalzos, son cosas que no podrá olvidar.

Jamás pensó añorar las clases que dentro de un salón impartían sus maestros, a quienes directamente podía preguntar sus dudas o mostrarles algo que ella había escrito. Eso era lo que más disfrutaba. Su sueño es ser una gran escritora o una excelente periodista. No quiere ser olvidada. ¡Quiere publicar! Por eso escribe a diario. Lee hasta ya no poder más y quizás debido al encierro se da cuenta de que ella, con lápiz y papel, es Dios.

Descubrir su sinceridad y frases crudas llenas de verdades (desconocía que todo eso la habitaba por dentro) la sorprenden. A veces, la duda sobre cualquier cosa que llame su atención no la deja dormir y se hace preguntas. Incendia su raciocinio y progresivamente, una fisura que quema su alma la desgarra con sentimientos nuevos que, como si de un sendero de lava hirviendo se tratara, arden y la llenan de inquietud y esperanzas. Así de intensa es la pasión que empieza a sentir por las letras y por ese mundo de adultos que cuestiona y al que quiere pertenecer. Necesita triunfar. Algún día colocará dedicatorias y firmará sus propios libros, eso es parte de su ilusión.

Pero el tiempo de encierro se ha extendido más de lo que nunca nadie había imaginado y la falta de ingresos hace que la familia administre a conciencia los alimentos que aún tienen. No deja de escribir ni de analizar con el ingenio de su edad, todo tipo de pensamiento en cada minuto de confinamiento que ya comienza a entristecerla. Sus padres, para evitar que la quinceañera caiga en depresión, le dan valeriana en un intento de ayudarla a controlar sus nervios y atemperar sus ganas de salir para recuperar la vida.

Unos amigos les llevan alimentos porque para ellos es un peligro de muerte exponerse a salir. La joven es de contextura delgada porque se ha acostumbrado a comer poco. Su cabello al hombro y algo rebelde es tan negro que parece pintado al carboncillo y hace resaltar su piel pálida, que lleva tiempo sin recibir sol. Su semblante, delgado y dulce, es la prueba de que los ángeles saben dibujar la inocencia en el rostro de la juventud.

Su padre se llama Otto, trabaja por cuenta propia en la venta de hierbas y especies. Logró, no sin esfuerzo, iniciar una pequeña empresa para elaborar pectina, una sustancia que se extrae de ciertas frutas y se usa para dar consistencia a la mermelada. Pero la tragedia que ya conocemos hizo que la economía y sus proyectos de trabajo se vinieran al suelo. Se acabaron los ingresos. Su pequeña empresa, como la de tantos emprendedores, quebró.

La joven intenta que sus días de encierro corran sobre linderos de libros emancipando la prosa de sus textos escritos. Durante el tiempo de aislamiento, termina un cuaderno y varios más. Allí plasma lo que siente, piensa y ve. Sus cuentos y sus sueños los entrega a cambio de que el tiempo vuele y pueda recuperar su libertad. Incluso inició su primera novela y eso la llena por dentro. Ese es el trato que le ofrece a la vida ¡Sí! Pero… la vida parece negarse a pactar.

De pronto, no lo puede creer, el confinamiento llega a su fin. El encierro terminará pero no siente alegría sino miedo y sabe muy bien por qué.

Un comando de la policía entra violentamente a una habitación secreta detrás de un librero giratorio. Las 8 personas quienes en confinamiento convivieron ocultas durante 760 días, fueron arrestadas, interrogadas y trasladadas a campos de concentración.

No se supo nunca quién los delató, pero tres días antes de ser descubiertos la adolescente que nunca quiso ser olvidada había escrito por última vez. Su nombre, Ana Frank.

Jeanette Ortega Carvajal
@jortegac15
@ElNacionalWeb

NESTOR SUAREZ, VENEZUELA NECESITA UNA ESTRATEGIA DE DESARROLLO ECONÓMICO PARA CREAR RIQUEZA

Para que Venezuela pueda Crear Riqueza e  iniciar su despegue económico, lo primero que debe hacer un Gobierno de Transición es poner la casa en Orden. 

Todas las cosas están fuera de Orden, y tienen diferente intensidad, para mencionar algunas, el problema monetario, cual moneda utilizaremos?  Como nos libraremos de la inflación o hiperinflación, del exceso de ceros generado por la inflación y que constituye un grave problema. Es una medida que en si misma no tiene un gran valor real, pero que es importante si va respaldada por otras serie de medidas destinadas a que la nueva unidad monetaria conserve su valor, evitando así tener que reemplazarla por otra dentro de un par de años. 

Por otro lado hay que levantar los controles y regulaciones, es decir todo un paquete de medidas destinadas a eliminar los obstáculos que hoy se oponen al buen funcionamiento del mercado privado, y aquí ese Gobierno de transición tiene que reestructurar el Estado para reducir el déficit fiscal, quizás en algo no menos del 25% del PIB. 

Hay que modificar la actual ley del trabajo que es un obstáculo inmenso para el desarrollo de la actividad económica. En nuestra opinión la ley del trabajo actual no estimula el empleo, sino todo lo contrario. Es una ley que aumenta el desempleo. Para que Venezuela logre su desarrollo económico, es necesario que la empresa privada pueda crecer y absorber el desempleo o paro. 

Ello obligará a las empresas a asumir nuevos riesgos en nuevas formas de actividad. Tendrán que moverse en un marco más flexible, en el que sea posible contratar y despedir, en forma bilateral y libre, cualquier acuerdo entre dos personas. 

Esta al igual que en otros países devastados y destruidos, un ejemplo Alemania en 1948, ésta es la Gran Oportunidad venezolana para emparejar la Reforma Monetaria con una Reforma igualmente decidida de la economía, con el objeto de poner fin al desorden que los controles económicos y administrativos, que nos alejaron de la realidad. Solo así al igual que ocurrió en esos países se acabará el mercado negro, se estimulará la producción, veremos nuevamente humo en las Chimeneas de las fábricas, y por las carreteras de nuevo se verán como hormigas los camiones con  productos y alimentos para llenar los estantes en todas partes, ciudades y regiones, en lugar del silencio mortal, de las ruinas creada por este perverso sistema socialista, escucharemos de nuevo el estruendo de las máquinas de construcción y producción. 

No podemos equivocarnos de nuevo. La transición es clave para dar inicio al cambio del sistema. No podemos fallar, tenemos que pensar de otro modo, debemos considerar el sistema político de una forma diferente a como se ha hecho hasta ahora. Se hace necesario reestructurar el Gobierno y el Estado. El Gobierno tiene que ser transparente y debe cumplir con sus compromisos. Se debe desarrollar un nuevo marco institucional que reestructure la relación entre el sistema político, el sistema judicial y la economía. Las instituciones son fundamentales en el desempeño económico. Tenemos que lograr una economía eficiente para mantener un crecimiento económico sostenido en el largo plazo. 

Hay que Des estatizar y construir una economía de libre mercado y fortalecer la empresa privada. Una economía libre es aquella que elimina las barreras aduaneras demás restricciones al comercio internacional, que permite al ciudadano comprar donde cree poder hacerlo más barato y producir aquellos bienes que puede vender en el exterior al mejor precio. 

De modo que para obtener en Venezuela un desarrollo económico vigoroso es necesario fortalecer el sector privado eliminando obstáculos que afecten su productividad. Cuanto más rápido se fortalezca la economía de libre mercado más fácil será la transición. No debemos equivocarnos. Tenemos que pensar de otros modo, como si no tuviéramos petróleo ni tantos recursos naturales. 

Venezuela, antes del inicio del boom petrolero entre 1953 y 1973, los venezolanos tuvimos un pujante crecimiento económico, la tasa de inflación promedio fue de 1. 7%, mientras que el crecimiento del PIB fue de 6%. Antes del boom  petrolero la política económica tuvo una sólida base institucional. El boom petrolero cambió esas bases, el deterioro tomó más fuerzas con la reforma de la Ley del Banco Central. Facultaron al Banco Central de Venezuela para financiar los proyectos mediante la emisión de dinero y le otorgaron créditos directos a las empresas del Estado que son deficitarias. 

Esta fue una de las razones de la alta inflación que en el año 2013 llegó al 56%, de allí en adelante lo demás es historia. La transición es clave siempre y cuando tenga claro que debemos construir una economía libre y competitiva, abierta al mundo, eliminando la dependencia del petróleo y de cualquier otro recurso natural. Como lo han hecho los países que no han tenido recursos naturales y mucho menos petróleo. Necesitamos un Estado fuerte y eficiente en el cumplimiento de sus funciones propias inherentes a la naturaleza del Estado. Venezuela tiene todo para convertirla incluso en el centro financiero más importante de América Latina y uno de los más importantes del mundo. Como Dubái, Singapur, Taiwán, etc. 

La transición debe tener la fuerza, experiencia y sabiduría necesaria para acelerar ese proceso y superar el difícil período inicial, a fin de iniciar el despegue económico venezolano y preparar a Venezuela para crear riqueza. No podemos fallar.  La confusión nos ha impedido avanzar. La riqueza y prosperidad se produce, la función de producir ni es de los partidos ni de los gobiernos, es de la empresa privada en mercados libres y abiertos. El Gobierno tiene que ser Limitado para que tengamos Libertad.  

Nestor Suarez 
nsuarez07@hotmail.com
@NestorSuarezRB

CARLOS BLANCO, EL DESEMBARCO

1.- Respeto de manera total a quienes desarrollan acciones para liberar el país. El caos existente se manifiesta en que las voluntades de libertad no son homogéneas ni adoptan una visión única; de allí que cada perspectiva que tenga el mismo objetivo –salir de la corporación criminal- merece respeto aunque se pueda diferir de su concepción estratégica. Más aún cuando quienes adoptan una posición arriesgan sus vidas, familias, empleos y futuro. Resultó lamentable la precipitación de quienes afirmaron que era un “montaje” del régimen, tesis desmentida por las muertes como en el caso de Oscar Pérez.

2.- Los recientes desembarcos de militares y civiles con el propósito de apresar a Maduro tienen aristas desconocidas, y de las conocidas varias resultan difíciles de comprender como el insólito contrato firmado y las características de algunos de los voceros, así como por la calidad de las embarcaciones mostradas, además de lo que parece ser el grado de dominio de los espías del régimen sobre los lugares de desembarco. Ya se sabrá.

3.- En este instante hay muertos, heridos, torturados, presos y perseguidos. ¿Siguen algunos en las operaciones? ¿Dónde podrán resguardarse? ¿Fueron errores en el movimiento o, como dicen los voceros del régimen, una infiltración? Hay informaciones y apreciaciones que añaden confusión a la confusión y caos al caos.

4.- No parece ser que se esté en presencia de un escenario como el de playa Girón, en el cual una revolución ascendente enfrentó a un enemigo entrenado por la CIA y lo convirtió en un hito victorioso en su lucha contra Estados Unidos. Este desembarco criollo, que no parece tener la potencia del que tuvo lugar en Cuba, se hace en el momento más decadente del poder rojo. Es previsible que incluso derrotado debilite aún más el statu quo. No olvidar la derrota militar de Chávez en 1992 y su conversión posterior en victoria política.

5.- Esto plantea el dilema sobre si se construye una fuerza persuasiva para llevar al régimen a negociar su salida o si debe construirse una fuerza militar para enfrentarlo por las armas y obligarlo a rendirse en cruentas batallas.

6.- El régimen está suficientemente erosionado como para que una fuerza decisiva lo lleve a la puerta de salida. Las analogías que consigo son las de Pérez Jiménez el 23 de enero de 1958 y la de Chávez el 11 de abril de 2002. Sin embargo, no hay que descartar que la corporación criminal al observar que no tiene refugio en el mundo, prefiera la guerra dado que nadie le ofrece salidas verdaderas a gente comprometida con el narco, la violación de los derechos humanos, la corrupción y el terrorismo, todo al mismo tiempo.

7.- Estimo que sin una fuerza cívico-militar doméstica no habrá solución desde afuera, aunque los aliados democráticos internacionales deban acompañar solidariamente a los de adentro. Puede haber “acciones” con base en la aplicación del TIAR ya aprobado en la OEA y la posible y demorada aprobación del 187.11 por parte de la Asamblea Nacional, pero la fuerza principal debería ser doméstica, ¿o será verdad que las capacidades internas están vencidas?

Carlos Blanco
carlos.blanco@comcast.net
@carlosblancog

LUIS MARÍN, ¿BAJO CONTROL MILITAR?

“Venezuela: militares bajo control”, es el título de un artículo de Foreign Affairs Latinoamérica, que logró algo que parecía imposible en estos tiempos: generar cierta polémica en un ambiente empantanado entre cuarentena y falta de combustible. La razón, que intenta voltear de revés la hegemonía de la alianza “militar-civil” del bloque en el poder por su contrario, una novedosa “civil-militar” exactamente en sentido contrario.

“Consideramos que el poder civil –con el PSUV como vehículo- infiltró al poder militar y anuló la posibilidad de que ahí surgieran mandos unificados que pudieran rebelarse.” Añadiendo que: “Por eso la estrategia de inducir divisiones dentro de las fuerzas armadas para que una parte abandonara la coalición gobernante no funcionó”.

De manera que “no fue la bota militar la que menoscabó la democracia venezolana, sino el aparato ideológico civil que preparó el fin de unas fuerzas armadas profesionales y debilitó a una sociedad con aspiraciones democráticas”.

En conclusión: “El verdadero poder es civil y reside en el PSUV”. Cito in extenso porque los autores se refutan a sí mismos, ante cualquier observador imparcial; no obstante, vale la pena introducir algunos comentarios antes de otras citas textuales.

Lo primero que salta a la vista es lo tardío de la aparición del PSUV, fundado por Chávez en el 2008, cuando ya tenía 10 años en el poder, 16 de haber insurgido en el escenario político y otros innumerables de conspiraciones cuartelarias. Sus antecedentes fueron el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 y el Movimiento V República, de los que no puede decirse que fueran fuerzas civiles que cooptaron a las fuerzas armadas.

El PSUV considerado aisladamente, sigue privilegiando al factor militar sobre el civil. Fundado por el teniente coronel Chávez, organizado en “batallones, pelotones y escuadras”, su ideólogo fue el general de división Alberto Müller Rojas, militar en condición de activo, miembro del Estado Mayor Presidencial, quién además fue el primer vicepresidente del partido, detrás del propio Chávez.

Desde el principio Müller confesó que las fuerzas armadas estaban politizadas, declaró que no hay militar que no sea político y que lo de fuerzas armadas apolíticas y no beligerantes era, en su opinión, la mentira más grande que jamás se les hubiera inculcado.

La cuestión del papel de los civiles en la alianza ya había sido resuelta incluso antes de los golpes de estado de 1992, en los que las facciones civiles se quedaron esperando unas armas que nunca llegaron, por la desconfianza que los conjurados siempre les dispensaron.

Pero insisten los redactores de FAL en que “el chavismo civil ha desarrollado formidables capacidades de control sobre las fuerzas armadas venezolanas, especialmente por vía de transferencia de conocimientos y experiencias políticas del régimen cubano”.

Doble error sólo explicable por una de las taras del izquierdismo que siempre que habla de dictaduras militares agrega “del cono sur”, como si las del norte del cono no fueran también militares. Desde el principio, la alianza de Castro con Chávez fue una conjura militar (ambos eran caudillos militares) y la transferencia de conocimientos y experiencias opera entre aparatos armados, de inteligencia y contrainteligencia castrenses.

“Esta intervención del poder civil sobre el militar ha fragmentado el mando militar y le ha restado eficacia operativa a las fuerzas armadas (que) han sido larga y duramente intervenidas por el partido de gobierno con el fin de evitar rebeliones militares”.

La condición de país petrolero y la captura de la industria petrolera hicieron que “la cooptación de las fuerzas armadas haya pasado parcialmente desapercibida”. A raíz de los sucesos de abril de 2002 “el partido cooptó a los militares y las fuerzas armadas incorporaron la ideología del gobierno, adoptaron posteriormente el inconstitucional nombre de Fuerza Armada Nacional Bolivariana y los lemas del PSUV”, algo tanto más sorprendente visto que ese partido todavía no existía.

Hay un “poder civil sobre el militar”. Incluso, “la revolución es comandada por fuerzas civiles y ya no temen la injerencia militar sobre sus cuotas de poder ni el mando en Venezuela”. Así FAL nos propone su prisma renovado de “autoritarismo civil policíaco y no militar, con fuerza en la ideología, la propaganda y el control social estructural”.

“El nuevo papel de los militares en Venezuela es obedecer a ese poderío expresado en el PSUV”. Debe comprenderse el nuevo razonamiento de la FANB: “Guardiana del PSUV”.

En verdad, nunca los militares han tenido tanto poder como hoy que además de político es también económico, para lo que huelgan los ejemplos. En casi dos siglos de vida republicana este país ha sido gobernado siempre por militares, salvo el breve ínterin de José María Vargas en el siglo XIX, que naufragó en esas aguas y ahora hasta le quitaron el nombre a su estado, y los “40 años” del siglo XX de gobierno civil bajo tutela militar.

Sin embargo, vale la pena aclarar que el PSUV no tiene el ascendiente que afirma FAL. No es un partido de combate, forjado en la lucha por el poder, etcétera. Más bien es un partido gobiernero, que recuerda las Agrupaciones Cívicas Bolivarianas del General Eleazar López Contreras y a los Partidarios de las Políticas del Gobierno del General Isaías Medina Angarita que dieron origen al Partido Democrático Venezolano; o bien al Frente Electoral Independiente del General Marcos Pérez Jiménez.

Salvando las distancias, porque aquellos eran partidos conservadores y éste pretende ser un partido revolucionario, pero que está al final del proceso y no al principio, es de la fase de institucionalización, si se permite la expresión, cuando ya la insurgencia ha terminado.

En Venezuela se suele decir que más que un partido es una empresa del estado, porque su nómina la paga el gobierno. Su primer vicepresidente, el general de división Alberto Müller Rojas, repelía la caterva de oportunistas gritándoles que “quien no aguante dos charlas doctrinarias no puede entrar aquí”.

Su actual vicepresidente, el teniente Diosdado Cabello, que se esmera en superar los modales y el lenguaje sutil del anterior, no ha cambiado la impresión de que menos que militantes, simpatizantes y amigos, le siguen una cáfila de busca puestos.

En su dirección no hay ni rastro de “profundas raíces en la izquierda histórica, castrista, guerrillera, universitaria, intelectual, gremial, sindical y policial en el ejército y sus componentes”, como pretende el artículo de FAL, en cambio, pueden encontrarse militares golpistas, resabios adecos y copeyanos, saltimbanquis y volatineros.

Es absolutamente innecesario demostrar que los llamados chavistas originarios, centauros, juramentados del Samán de Güere o como se les llame, integran una logia militar que de tener alguna doctrina sería el “putschismo”, que inspira cada una de sus actuaciones.

El PSUV es su correa de transmisión, una herramienta y de civil no tiene ni la fachada.

Luis Marin  
lumarinre@gmail.com 
@lumarinre 

JESUS ALEXIS GONZALEZ PONCE, LOS CONTROLES LA RUTA SOCIALISTA HACIA EL HAMBRE

El presente artículo, hace referencia al caso de Venezuela, bajo la obvia premisa que el consumo de alimentos no es susceptible del denominado costo de oportunidad(dejar de comprarlos para dedicar los ingresos a otro uso).

El referente ideológico contra la economía de mercado explota en 1998 con la llegada de H. Chávez al poder, quien con un discurso populista y la oferta de un indefinido “proyecto bolivariano” en aras de retornar al crecimiento económico interrumpido durante 1980-1990  hasta en un -16% del PIB Per Cápita. 

Vale recordar, que H.Chávez contó con la súbita elevación del precio del petróleo desde unos 9$/b hasta 120$/b ( 2011-2013); hecho que le facilitó impulsar el control de las que Chávez calificó como “empresas privadas parasitarias no productivas” ; siendo que la ruta hacia el socialismo puede ubicarse en el año 2003 cuando el régimen fijó precio a ¡120 artículos! a la luz de una planificación centralizada (¿?) que se incorporó en el Plan de la Patria 2003-2007, al tiempo de crear (04/2003) la Misión Mercal (distribución de alimentos), e igualmente  fundar el mismo año la Comisión Nacional de Administración de Divisas (CADIVI). 

Luego en 2004, y bajo el supuesto de impulsar la soberanía alimentaria (realmente un sustento electoral con base  al ReferéndumRevocatorio Presidencial previsto para el 8/15/2004), se inició la puesta en marcha de múltiples Misiones tal como la Misión Che Guevara (instauración del modelo económico socialista comunal); la Misión Alimentación  (redes  para la distribución de alimentos); en íntima vinculación con la bastante promocionada Gran Misión Agro Venezuela (Comunas productiva ).

El tamaño del  régimen en el ámbito de los alimentos, se amplió con el Plan Integral de Desarrollo Agrícola 2008-2009 en el marco de un Plan de Batalla por la Soberanía Alimentaria 2006-2015 en aras de impulsar (señalaron) un modelo de producción agrícola-socialista (¿?) en torno a los  Fundos Zamoranos(sistemas de cooperativas de comunidades agrícolas).

Posteriormente ponen en marcha el Programa de la Patria 2013-19 en  pro de fortalecer un sistema de distribución directa de los insumos (¿?) mediante cadenas estatales, comunales y mixtos para atender un total de ¡¡22.000 Centros de Abastecimiento!! adscritos a Mercal; al tiempo de incorporar otros elementos de control tal como la tarjeta electrónica para consumo, captahuellas, registro biométrico, colas humillantes, y el ”bachaqueo” (“compra” de productos subsidiados para revenderlos más caros). Tal escenario, fue muy reforzado con la Ley Orgánica de Precios Justos (11/2015) donde se fijaron las normas (¿?) para la determinación de los márgenes de ganancia, al igual que las formas de comercialización y los tipos de control.

Un largo e improvisado peregrinaje, para apenas terminar implementando en abril 2016,  la distribución, de una Caja de Alimentos (CLAP) sustentada en criterios partidistas; que en la práctica se tradujo y se mantiene como un “eficiente” mecanismo dominación social, al ser superior al salario mínimo; al extremo que según el Informe Global sobre las Crisis Alimentarias 2020, Venezuela es el cuarto país con la peor crisis alimentaria del mundo (2019) ; a la luz de un sueldo promedio de  2$/mes mientras que la canasta básica promedia unos 300$/mes, y por tanto “tal salario” apenas permite cubrir el 6,6% del total; aunado a una caída acumulada del PIB (bienes y servicios) 2013-2019  que alcanzó un -75% (unas 3/4 partes).

En fin, se hace urgente que “reaparezca” la condición de ”bravo pueblo” en Venezuela para exigir  al amparo constitucional la  importante así como vital ¡¡soberanía alimentaria!! en el entendido que la ruta socialista constituyó un ¡¡rotundo fracaso!!

Econ. Jesús Alexis González.
jagp611@mail.com
@jesusalexis

OMAR ÁVILA, NI LOS UNOS NI LOS OTROS

Hace mes y medio cuando nos enteramos de la llegada coronavirus a Venezuela, decíamos que nos había agarrado el “catarro sin pañuelo” porque desde antes de la crisis de la pandemia, Venezuela transita por la recesión económica y asfixiante más larga de la historia contemporánea.  

En términos de mediciones modernas para el desarrollo, podemos decir que atravesamos por una catástrofe multifactorial, que nos ubica en el ranking de los países más vulnerables ante la sobrevenida pandemia del Covid-19, otras enfermedades contagiosas y por supuesto, un país con menos posibilidad de crecimiento y desarrollo debido al nefasto manejo macroeconómico por parte del régimen. 

Desde hace un mes, hemos visto distintos actores políticos del país, a pesar de las diferencias ideológicas e incluso personales, proponer la unidad de esfuerzos para superar el Covid-19 en Venezuela, exhortando firmemente a las partes del conflicto político venezolano a construir los acuerdos que estén a la altura de la emergencia, propuestas que desde Unidad Visión Venezuela hemos apoyado y vamos a seguir apoyando en pro de la unidad nacional para reconstruir la República. 

La crisis que vive Venezuela requiere de entendimientos, por ejemplo Juan Guaidó puede facilitar el acceso de las finanzas represadas en el extranjero, a nuestra República, y que esos recursos sean administrados de forma transparente; y por otro lado, los distintos actores políticos del país -incluida la sociedad civil- tengan acceso a la supervisión y contraloría de los mismos.  

Los venezolanos debemos entender, que en el marco de la actual crisis económica mundial, si la gente no trabaja, se muere de hambre; por lo tanto, urge activar protocolos prácticos y seguros para oxigenar la microeconomía.  

Para nadie es un secreto que la crisis política, social y económica que venimos padeciendo, cada vez con mayor fuerza, es producto de 28 meses en hiperinflación, de un PIB que se ha contraído en más de 70% en los últimos 3 años y en consecuencia, un tercio del país requiere de ayuda humanitaria. 

Ahora toca flexibilizar por sectores, con condiciones de bioseguridad para identificar los casos asintomáticos. Por ejemplo, el sector productivo alimentario, transporte, textil y sanitario deben incorporarse dentro de un esquema de contingencia funcional, para asistir a la sociedad venezolana. 

Desde el pasado 24 de marzo propusimos desde Unidad Visión Venezuela instalar una Mesa de Consenso entre demócratas, socialistas y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), sólo para abordar la crisis pandémica en Venezuela. Hasta el momento, no vemos la más mínima voluntad de parte de los convocados a dar un paso al frente para iniciar una tregua en beneficio de la mayoría del país, que en realidad, se encuentra padeciendo en medio de una pugna política bastante disfuncional y tóxica, pero bastante lucrativa para algunas individualidades políticas.

En vista de escasa iniciativa consensual, desde Unidad Visión Venezuela, hemos presentado a la opinión pública y a las fuerzas políticas en pugna, una propuesta con tres acciones fundamentales: En primer lugar, generar una directriz de operaciones humanitarias; en segundo lugar, solicitar un despliegue del Programa Mundial de Alimentos en el país; y en tercer lugar -y no menos importante- poder generar una plataforma de apoyo a emprendedores. Sin embargo, el elemento más importante es la liberalización: Hay que liberar de aranceles, impuestos y limitaciones la importación de materias primas alimentarias, agrícolas y agroindustriales (incluida maquinaria). Autorizar la importación privada de combustibles. Evaluar - Iniciar el concesionamiento de plantas inactivas de generación termoeléctrica. Reactivación del crédito bancario. 

El objetivo es generar confianza y condiciones favorables para el sector privado, entendiendo que poseen el capital, el arraigo, los medios de producción y libres de sanciones. 

En resumen, el venezolano común debe entender que la falta de consenso entre las fuerzas políticas que dominan al país, nos tienen sometidos en una recesión interminable, donde la mayoría sobrevive gracias a su fuerza de voluntad, recursos propios y la esperanza de un cambio de sistema en el mediano plazo. 

El pueblo debe entender que a punta de bonos (vengan de donde vengan) no se puede salir de la recesión. Aparte de ser una solución excluyente, populista y demagógica, en lugar de liberarnos, nos esclaviza cada día más. No necesitamos bonos, solo servicios públicos óptimos para generar condiciones de empleo, ocupación productiva, información, acceso a materias primas y recursos tecnológicos. En estos momentos, cuando los gobiernos fracasan, los ciudadanos deben empoderarse y tomar la rienda de su porvenir. 

El derecho a sobrevivir con dignidad no puede ser manipulado ni entorpecido por aquellos que detentan el poder; muy por el contrario, su éxito y permanencia se justifica en la medida en que son capaces de proporcionar los medios para mejorar nuestra calidad de vida. 

Omar A. Ávila H.
dip.omaravila@gmail.com
@omaravila2010 
Diputado a la Asamblea Nacional