lunes, 19 de agosto de 2019

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, LUNES 19-08-2019

MERCEDES MALAVÉ: JACOBO ÁRBENZ, UN MÁRTIR DE LA CIA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 12 minutos
Seguimos por las redes sociales el tuit de la cuenta oficial del Departamento de Estado de EEUU invitando a los seguidores a exponer su opinión sobre el Plan País. De esta manera, la Embajada de EEUU hace propaganda abierta al proyecto de nación de uno de los sectores que intenta negociar la paz bajo la mediación de Noruega. Después de tantos años presenciando el desinterés de otros países ante las denuncias de la oposición venezolana sobre la destrucción institucional y económica llevada a cabo por Chávez y continuada por Maduro, algunos agradecerán este apoyo incondicional y sin... más »

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: EL HUEVO DE LA SERPIENTE

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 21 minutos
Al leer sobre atrocidades del pasado, genuinamente sentimos asombro y nos decimos “¡de la que nos salvamos… qué suerte haber nacido en esta época!”. Pero si vivir en la Era de la penicilina y de los analgésicos, quedar extasiados ante paisajes culturales como Les Halles o la Quinta Av. son bendiciones en la feria de la razón y la tecno-ciencia, a cada rato descubrimos que la política está siempre al borde de volver a la era oscura, la irracionalidad, la superstición y el mito. Ante los mil quinientos fusilados por el Che Guevara en La Cabaña, incluso con su propias manos, o de las... más »

ENRIQUE G AVOGADRO: PROPUESTA INDECENTE

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 33 minutos
"Por fortuna, los optimistas seguían trabajando en lugar de lamentarse". Agustín Etchebarne Sólo seis días antes del aniversario de la muerte del General José de San Martín, la República sufrió el domingo pasado un golpe demoledor en Cancha Rayada, comparable a aquél que, en marzo de 1818, casi termina con el Ejército de Los Andes; el destino quiso que los lugartenientes patriotas consiguieran rescatar grandes contingentes del desastre y, pocos días después, en Maipo, el Libertador derrotó definitivamente a los realistas en Chile. La historia de la humanidad está repleta de ejem... más »

OMAR ÁVILA: ENTÉRATE, LA SOBERANÍA RESIDE EN EL PUEBLO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 42 minutos
Nicolás Maduro cada día está más aislado del mundo, pero sigue atornillado al poder, lo cual garantiza que el sufrimiento de los venezolanos seguirá aumentando. Un pueblo hambriento, necesitado, pero que a pesar de todas las penumbras, se mantiene firme en la lucha por lograr el cambio que le de la calidad de vida que perdimos gracias al peor gobierno que hayamos tenido en la historia de nuestra Venezuela. Nuestro pueblo está claro que el poder está en sus manos, y el mejor ejemplo -a pesar de la censura y del miedo que sigue tratando de infundir el régimen en todos los sectores... más »

HUMBERTO MARCANO RODRÍGUEZ: SOCIALISMO DE ESTADO

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 52 minutos
Es una verdadera vergüenza después de todos los fracasos en el mundo de este llamado socialismo de estado, y en el caso preciso de Venezuela tenemos de ejemplo los 40 años de democracia con la excepción de lo intentado por Carlos Andrés Pérez en su segundo gobierno, bloqueado entro otros por su propio partido AD al ver sus dirigentes que se le escaba el control de las comisiones y la rapiña de la que estaban acostumbrados a través de los contratos de obras, con el ingreso en el Gabinete de figuras independientes y tecnócratas sin filiación polí... más »

ALBERTO BENEGAS LYNCH (H): LOS LIBERALES ESTAMOS EN DESVENTAJA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Debido a que no hay de todo para todos todo el tiempo, es decir, los recursos son escasos en relación a las necesidades, se hace necesario asignar derechos de propiedad al efecto de que se coloque en las manos más eficientes para atender los requerimientos del prójimo. Quienes dan en la tecla obtienen beneficios y quienes yerran incurren en quebrantos. Los patrimonios y las rentas no son posiciones irrevocables, deben ser convalidadas permanentemente en el mercado abierto. Dada esta situación, naturalmente habrá quienes tienen más éxito que sus vecinos lo cual se traduce en desigu... más »

MERCEDES MALAVÉ: JACOBO ÁRBENZ, UN MÁRTIR DE LA CIA

Seguimos por las redes sociales el tuit de la cuenta oficial del Departamento de Estado de EEUU invitando a los seguidores a exponer su opinión sobre el Plan País. De esta manera, la Embajada de EEUU hace propaganda abierta al proyecto de nación de uno de los sectores que intenta negociar la paz bajo la mediación de Noruega. 

Después de tantos años presenciando el desinterés de otros países ante las denuncias de la oposición venezolana sobre la destrucción institucional y económica llevada a cabo por Chávez y continuada por Maduro, algunos agradecerán este apoyo incondicional y sin dobleces de la potencia americana. Sin embargo, la historia reciente de la región latinoamericana debería ponernos en guardia contra los riesgos de permitir ingenuamente que la resolución de nuestros problemas se decida en el tablero de la geopolítica mundial. 

El caso Arbenz 

Guatemala, 27 de junio de 1954. El presidente Jacobo Árbenz Guzmán, obligado a renunciar, se despide a las 9 de la noche del pueblo guatemalteco a través de un discurso en cadena nacional en el cual manifestó haber soñado con “transformar a Guatemala de una nación dependiente con una economía semicolonial, en un país económicamente independiente; transformar a Guatemala de país atrasado con una economía predominantemente feudal, en un país capitalista moderno; y proceder de manera que esto asegure la mayor mejoría posible del nivel de vida de las grandes masas de nuestro pueblo”. 

Diez días antes había empezado la invasión a Guatemala desde Honduras en una operación dirigida por Estados Unidos y la CIA, denominada PB Success. Este golpe de estado puso fin a la llamada primavera democrática, periodo entre 1944 y 1954 en el que se llevaron a cabo proyectos de modernización del Estado y reformas agrarias que favorecían a los más pobres, pero que suponían importantes pérdidas económicas para la multinacional estadounidense que tenía el monopolio de la fruta en Guatemala, la United Fruit Company (UFCO), y para los terratenientes locales. 

Los buenos contra los malos 

La operación PB Succes fue la culminación de una campaña orquestada contra Jacob Árbenz, acusado por los lobbies de la UFCO en los círculos de los gobiernos de Truman y de Eisenhower, de ser un comunista al servicio del Bloque Soviético. Árbenz llevó a cuestas el estigma de estas acusaciones por muchos años de su exilio durante los cuales varios países se negaron a recibirlo, entre ellos Suiza la nación de su padre. Se exilió en Checoslovaquia, la Unión Soviética, China y en Cuba, todos ellos países comunistas. Tuvo que soportar las humillaciones de Fidel Castro, quien lo ponía en sus discursos como ejemplo de cobardía al prometer que él nunca abandonaría al pueblo cubano sin luchar, como había hecho Árbenz en Guatemala. 

El golpe de estado de junio de 1954 no sólo hizo de Árbenz un mártir de la CIA, empeñada en acusarlo de comunista a quien había emprendido una reforma agraria necesaria con ideas de carácter progresista para introducir a su país en un modelo moderno, de equidad y justicia social. 

También, según muchos historiadores, abrió las puertas para la Guerra Civil de Guatemala, largo conflicto bélico que empezó en 1960 y terminó en 1996, con el doloroso saldo de 250.000 muertos y 50.000 desaparecidos. 

El bien contra el mal, buenos contra malos, dignos contra indignos, santos contra pecadores. La guerra fría quedo atrás, pero en el tablero donde se juegan ahora intereses de las grandes potencias mundiales, no estamos a resguardo de caer en trampas maniqueístas e injustas que se llevan por delante personas con ideales buenos, justos y patrióticos como es el caso de Jacobo Arbenz. Y con ellos se sacrifica el futuro de naciones enteras en crisis. 

Mercedes Malavé
@mercedesmalave

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ: EL HUEVO DE LA SERPIENTE

Al leer sobre atrocidades del pasado, genuinamente sentimos asombro y nos decimos “¡de la que nos salvamos… qué suerte haber nacido en esta época!”. Pero si vivir en la Era de la penicilina y de los analgésicos, quedar extasiados ante paisajes culturales como Les Halles o la Quinta Av. son bendiciones en la feria de la razón y la tecno-ciencia, a cada rato descubrimos que la política está siempre al borde de volver a la era oscura, la irracionalidad, la superstición y el mito. 

Ante los mil quinientos fusilados por el Che Guevara en La Cabaña, incluso con su propias manos, o de las desapariciones y muertes por Videla en Argentina, nos tranquilizaba el regazo femenino de la democracia y veíamos aquellos acontecimientos tan remotos como la Inquisición o los pogromos, no podíamos intuir que en cualquier momento se franquea la delgada línea roja (o negra) y vuelve la pesadilla. Y Venezuela lo hizo. 

El país latinoamericano con mejores y más extendidos servicios de agua, electricidad, viviendas populares, aeropuertos, medios de comunicación, institutos de educación popular, desarrollo institucional, actividad cultural. De ingreso per cápita, en 1980 varias veces superior al de algunos países europeos, abandonó la política de la razón para retroceder al pasado siniestro del mito y el caudillismo. Las desfasadas y ciegas élites decidieron que vivían en una sentina y había que cambiarlo todo. 

El error atribuye lo mítico a las masas, pero comenzó a partir de los años noventa, como siempre precisamente en los más instruidos, que transmutaron los valores para crearlo. La hazaña del Pacto de Puntofijo se convirtió en puntofijismo, no teníamos democracia sino partidocracia. El Congreso, las legislaturas y los concejos municipales eran atajos de vagos, corruptos y analfabetas, que no bastaba un río para lavar su procacidad. La descentralización y la reforma económica, neoliberalismo. 

Auto Circe

Izquierda y derecha se dieron la mano para acabar la democracia, para unos burguesa y para otros “quincallera”, y ahora lo hacen para destruir el país en su conjunto y que no quede piedra sobre piedra. El caudillo cambió nombres a diestra y siniestra porque entendió el poder como destrucción de símbolos. Por eso Waraira Repano, la Av. Teherán, Misión Milagro para desacreditar sus odiados médicos, el ALBA, “los blanquitos”, asfixiar los productores con importaciones, regalar petróleo. 

Un dislate tras otro convirtieron a Venezuela en tiempo récord en un país de cuarto mundo. Hoy varios grupos de poder parecen coaligados para llevarla a Somalia, y si ya no lo es se debe a que la infraestructura construida en la democracia mantiene la fisonomía de país moderno. Circe amaba apasionadamente a Ulises y transformó sus marineros en cerdos para impedirle que siguiera viaje a Itaca, pero fue terrible vivir y sufrir el espectáculo de verlos aquí transformarse a sí mismos. 

Intelectuales y sub intelectuales (sobre los segundos recordemos la abyección de Por estas calles), empresarios, políticos, curas, comunicadores, despertaron el cadáver del hombre fuerte mítico, el caudillo que los hizo postrarse ante él (el documento para recibir a Fidel Castro en 1989 fue una premonición). Sanear ese establo de Augías mal llamado democracia requería pervertir todo, la Constitución, la Ley, la Justicia y cualquier bajeza como hizo la Corte Suprema para crear un Estado paralelo. El mandamás no aceptaba leguleyismos. 

Al Congreso, una Asamblea Constituyente “supraconstitucional”, al Poder Judicial, una junta interventora. Y quien criticara era sospechoso de servir a tenebrosos intereses. Mientras en la democracia hasta los grandes líderes, Betancourt, C.A. Pérez, tuvieron legiones, no de críticos sino de detractores, el caudillo trajo el bozal. Hoy el ejército de Blancanieves, la deriva génica después de treinta años, exige silencio ante cada añagaza o trapisonda que comete. Es la herencia oscura. 

La ética se castiga

La cultura democrática agoniza y hay que rescatarla porque de ella depende que no evolucione el huevo de la serpiente. Cuando se pone el dedo en la herida, salta la liebre cómplice que acusa fines ocultos, financiamientos contaminados, mala intención o desamor. Como en una novela policial, estamos obligados a participar en el crimen en calidad de observadores. Pero el deber de la razón, como ha sido siempre, es develar las debilidades de su tiempo. 

Enfrentar el chantaje contra la libertad de pensamiento, el autoritarismo y la arrogancia, no tolerar pasivamente la soberbia ni la insolencia. Recordar siempre que los medios justifican el fin y que como escribió Kant, de madera torcida no puede salir nada recto. De no ser por la ética en el ejercicio de la libertad no existirían ni la ciencia ni la filosofía, sino solo el error, la estupidez y la desvergüenza. 

Como él mismo enseña, la ética no es una realidad sino un objetivo. No es consustancial al Hombre sino entrenamiento y dolorosa autoconstrucción, de los más duros que puede emprender el espíritu. Y mientras más equivocada esté una sociedad, y mayor sea la turbulencia, mayor la obligación de razonar libremente sobre sus errores, por encima de bajas pasiones. Según Kant el imperativo categórico nos exige actuar como si cada una de nuestras decisiones va a ser ley general.

Carlos Raúl Hernández
@CarlosRaulHer

ENRIQUE G AVOGADRO: PROPUESTA INDECENTE

"Por fortuna, los optimistas seguían  trabajando en lugar de lamentarse".  Agustín Etchebarne 

Sólo seis días antes del aniversario de la muerte del General José de San Martín, la República sufrió el domingo pasado un golpe demoledor en Cancha Rayada, comparable a aquél que, en marzo de 1818, casi termina con el Ejército de Los Andes; el destino quiso que los lugartenientes patriotas consiguieran rescatar grandes contingentes del desastre y, pocos días después, en Maipo, el Libertador derrotó definitivamente a los realistas en Chile. La historia de la humanidad está repleta de ejemplos similares. 

Aún en estado de estupor por los números finales de las PASO, lamento enormemente que, pese a mi ruego final del sábado pasado, todos las previsibles repercusiones de una marcada diferencia a favor de la fórmula Fernández², explicable matemáticamente por la unión de todo el peronismo detrás de ella, se hayan transformado en trágicas realidades y, sobre todo, que Dios no se haya conmovido por la suerte de los argentinos; ahora, que todo parece perdido y que la incorporación de Miguel Angel Pichetto al binomio oficialista demostró no rendir los frutos esperados, sólo me queda apelar a la capacidad de resiliencia de todos quienes preferimos vivir en una verdadera democracia representativa, y no en una delegativa. 

A riesgo de ser calificado como maníaco inventor de conspiraciones, deberíamos estudiar el rol de la empresa cubano-venezolana SmartMatic, encargada del escrutinio, y vigilar con atención la conducta de los famosos "punteros" ladrones de urnas y organizadores de "cadenas de votos" y, principalmente, defendernos contra los hackers que ingresaron en las bases del Ministerio de Seguridad, de las fuerzas federales y contra quienes atentaron contra las redes de fibra óptica en varios puntos del país o cortaron la electricidad en algunas escuelas de La Matanza cuando se debían enviar las planillas al centro oficial de cómputos. Nada de todo ello, aclaro desde ya, puede explicar toda la enorme distancia -15,6%- que medió entre los principales precandidatos del domingo, pero tal vez sí justificar tantos inmensos errores en los pronósticos de las encuestas previas. 

Sin duda, el esfuerzo principal deben hacerlo ahora aquéllos que tienen funciones en el Gobierno. En un ejemplo absolutamente extremo y quizás hasta desaconsejable, si Juntos por el Cambio pensara que es imposible remontar lo sucedido, tal vez quiera preguntarse: ¿qué pasaría si Mauricio Macri y Miguel Angel Pichetto priorizaran salvar la ropa del espacio político y renunciaran a sus postulaciones presidenciales? 

Los efectos serían inmediatos, puesto que dejarían de ser, en esta tan áspera coyuntura económica, competidores políticos (facilitando así el diálogo con la oposición) y -en el caso del primero- tranquilizarse y dedicar todo su tiempo a ejercer exclusiva y eficientemente el Poder Ejecutivo hasta el 10 de diciembre. En la Provincia de Buenos Aires, así y con boleta corta, es probable que María Eugenia Vidal lograra dar un giro copernicano a la tan extrema diferencia que benefició a Axel Kiciloff. 

Si fuera necesario inspirarlos para realizar esta hazaña, deberemos recordar a Leónidas en el paso de Las Termópilas, tratando de detener, con sólo 300 hombres, la masiva invasión persa, cuando pidió a un caminante: "Extranjero, ve a Esparta y dile que aquí hemos muerto por defender sus leyes". 

La pregunta, que puede sonar a derrotista, resulta pertinente ya que un triunfo en el principal bastión del kirchnerismo, que se sumaría a la victoria segura en la ciudad de Buenos Aires y probables en Córdoba y Mendoza, permitiría conservar un enorme poder en el nuevo ciclo que se avecina, que sigo imaginando como muy peligroso para la salud republicana por la recuperación de las mayorías en ambas cámaras del Hº Aguantadero y, consecuentemente, en el Consejo de la Magistratura, con todo lo que ello implica para el correcto funcionamiento del Poder Judicial. 

Ya, pese a ser solamente candidatos, los ganadores de las PASO han propuesto desplazar a miembros de la Corte y remover a los jueces que se atrevieron a procesar y detener a los principales exponentes de la corrupción, dejar inmediatamente libres a todos ellos y archivar las causas. Demás está decir que, a partir de ahora, la ilusión de recuperar al menos parte del sideral botín que Cristina Fernández y sus cómplices se llevaron al exterior se habrá disuelto. 

Todavía estamos a tiempo de dar vuelta la situación, pero lograrlo requerirá de un monumental esfuerzo de todos y cada uno de nosotros, que deberemos hacernos cargo de vigilar, con mayor intensidad y profesionalidad, el correcto resultado de la voluntad popular. Es indispensable que quienes pensamos en el bien de la República salgamos a la calle a convencer, uno a uno, de concurrir en octubre a quienes se abstuvieron de votar el domingo pasado, y a nuestros amigos que residen en el exterior a hacerlo en los respectivos consulados. 

Como sugerencia a los equipos electorales del oficialismo, recomiendo que quienes ejerzan la función de fiscales generales en las escuelas del Conurbano, sean aguerridos y jóvenes abogados, capaces de responder legalmente a cada una de las situaciones conflictivas que se presenten, y a no dejarse intimidar por las actitudes patoteriles que tanto se vieron el domingo; además, se deberá duplicar su cantidad, pues si sólo hay uno por escuela, le resultará imposible controlar la totalidad de las mesas cuando, además, deberá ocupar un lugar en ellas cada vez que uno de sus fiscales lo necesite. 

Los fiscales de mesa, dos por cada una el día completo, deberán ser preferiblemente vecinos de la zona, para facilitar el trato con los votantes, tal como hicieron los "colegas" del Frente para Todos y de la izquierda, y más jóvenes que los que trabajaron el domingo, para evitar el natural cansancio que afectó a los mayores. Y el equipo de abogados "circulante" por los distritos, deberá ser escogido entre los de mediana edad, duchos en lides electorales, y con el coraje personal necesario para superar los climas hostiles que, seguramente, deberán soportar. 

Nada se ha perdido aún, y el proceder del Padre de la Patria, que hoy conmemoramos, debe transformarse en un ejemplo concreto para quienes estamos seguros de estar librando "el buen combate", tal como lo describió Paulo de Tarso, con su misma fe.

Enrique G Avogadro
@egavogadro
Argentina BsAs, 17 Ago 19

OMAR ÁVILA: ENTÉRATE, LA SOBERANÍA RESIDE EN EL PUEBLO

Nicolás Maduro cada día está más aislado del mundo, pero sigue atornillado al poder, lo cual garantiza que el sufrimiento de los venezolanos seguirá aumentando. 

Un pueblo hambriento, necesitado, pero que a pesar de todas las penumbras, se mantiene firme en la lucha por lograr el cambio que le de la calidad de vida que perdimos gracias al peor gobierno que hayamos tenido en la historia de nuestra Venezuela. 

Nuestro pueblo está claro que el poder está en sus manos, y el mejor ejemplo -a pesar de la censura y del miedo que sigue tratando de infundir el régimen en todos los sectores de la sociedad-, es que no hay estado en el país que pase un día sin una protesta ciudadana espontanea, y contra eso no hay represión, ni persecución que valga, ya que no hay peor tortura que la que tenemos que vivir a diario todos los venezolanos sin distingo de raza, ideología o clase social para poder sobrevivir. 

Situación de la que no escapan los militares, por ello para salir de este sufrimiento, es necesario rescatar la soberanía secuestrada por intereses externos que solo quieren nuestras riquezas. Rusia, China, Turquía y Cuba quieren nuestro petróleo y nuestro oro como forma de pago para mantener a Maduro y su entorno en el poder. 

En cuanto a las protestas, estas crecen y ahora son reclamando calidad de vida, esa a la que tenemos derechos como lo establece la Constitución y convenios internacionales. Esta clase de manifestaciones son una constante, independientemente de lo que haga el régimen para que no se sepa. Ese malestar sigue activo, y por ello estamos convencidos desde Unidad Visión Venezuela que las debilidades de Maduro se irán haciendo cada vez más intensas. A eso hay que sumarle las desavenencias internas que continúa creciendo silenciosamente, y que no se ve en grandes movilizaciones, sino en esos múltiples focos de descontento a lo largo y ancho del país. 

Por ello, nuestro llamado es a la legalidad, a ese deber ser democrático y constitucional. 

Urge demostrar con hechos que existe la voluntad política necesaria para derrotar a Nicolás y su entorno; porque aun cuando Maduro dice que hay varias oposiciones -y por ahora tiene en parte razón- no es menos cierto que existe un reconocimiento internacional al Poder Legislativo, como único poder legítimo, además que desafortunadamente para él y su entorno no cuentan con el apoyo popular. 

Por otro lado, y es igualmente una realidad, que hay varios grupos dentro del gobierno, llámese madurismo, cabellismo, chavistas originarios, arrepentidos,  los enchufados que quieren sacrificarlo para salvarse ellos e incluso están los militares, que aunque no todos están representados en la mesa de negociación, están también conversando. Y en eso también está claro Nicolás y su entorno. 

Estoy claro que nuestra prioridad debe ser poder lograr un consenso en la ruta a seguir, y no hay mejor forma que dialogando entre nosotros mismos, por ello nuestra insistencia desde Unidad Visión Venezuela a que Guaidó convoque a un Encuentro Nacional de Oposición.

Volviendo al tema militar, Maduro reprime a su ejército para mantenerse en el poder. Lo peor de todo es que son los propios militares quienes lo hacen, cumpliendo sus órdenes.  

Militares venezolanos que persiguen, amenazan, encarcelan, juzgan, sentencian y torturan a sus propios compañeros de armas para defender a Nicolás y su entorno para mantenerlo en el poder. El ejemplo más reciente es el del Capitán de Corbeta Rafael Acosta Arevalo. 

Pero además, Maduro usa a los tribunales militares para sentenciar a civiles. El caso más reciente es el del sindicalista Rubén González. 

Finalizo recordando que la soberanía reside en la gente según el artículo 5 de nuestra Carta Magna. Y es el pueblo, con base en esa soberanía, quien  otorga a los militares el monopolio de la violencia para defender la soberanía que reside en el pueblo, por lo tanto para proteger al pueblo. 

Y esto no es posible cuando los militares se politizan y usan las armas que les entregó el pueblo, contra el propio pueblo, donde realmente reside la soberanía, no en su territorio. Por lo tanto, los militares se deben a los venezolanos y son garantes del ejercicio de sus libertades, no represores de las mismas.

Omar A. Ávila H.
Diputado a la Asamblea Nacional
Teléfonos: 04125999733 // 04166065484
Twitter: @OmarAvilaVzla
 Instagram: @omaravila2010

HUMBERTO MARCANO RODRÍGUEZ: SOCIALISMO DE ESTADO

Es una verdadera vergüenza  después  de todos  los fracasos   en el mundo de este  llamado  socialismo de estado, y en el caso  preciso  de Venezuela tenemos  de  ejemplo los  40  años  de  democracia  con la  excepción de lo intentado por Carlos Andrés Pérez  en su  segundo gobierno,  bloqueado  entro otros  por  su propio  partido AD al ver  sus  dirigentes  que  se le escaba  el control de las  comisiones y la rapiña  de la  que estaban acostumbrados a través  de los  contratos  de obras, con el  ingreso  en el Gabinete  de  figuras independientes y tecnócratas sin filiación política  sino con el   solo deseo  de sacar adelante  a Venezuela, y  luego  tras el  desbarajuste  del gobierno de  Caldera  nos  cayeron  estos  maléficos  20  años  de este  llamado  socialismo  del siglo XXI que  no ha  sido más  una  continuación  súper  agravada de lo ya existente, pero  donde  se ha  multiplicado por mil la corrupción, el robo descarado,  la contratación  de grandes obras  que se pagan y no se  ejecutan, producto todo   de cuando  el estado  se  convierte  en el rector  único, cuando  se persigue la propiedad privada, se paralizan  miles  de  empresas apropiándose  de  ellas y llevándolas  a la quiebra, cuando  se expropian  cuatro millones  de hectáreas  en plena producción  agropecuaria  y terminan convirtiéndolas  en eriales, haciéndose  lo  que  se llama  tabla rasa   tanto  con el campo  venezolano   como  con las  zonas industriales, con el dantesco  espectáculo existente  de  que  habiendo  sido  exportadores de tantos productos  hoy  seamos importadores  de los mismos, pero  con el agravante  que cada día  hay menos  divisas  para  comprar en el exterior y  que nadie   le  está dándole  crédito  a este régimen maula que  hasta  el mayor banco comercial de Turquía, nación  aliada de este régimen    haya roto  relaciones  con el BCV.

La  situación de Venezuela producto  de este  socialismo de estado  es tan crítica  que  FEDECAMARAS  a través  de la Cámara de Comercio del  Zulia ha publicado  un  trabajo  de investigación de campo que ha dado por resultado, que  el costo  de la cesta  alimentaria  para una familia  de  cinco personas ha llegado  a la astronómica cifra de 3.780.252 bolívares, lo  que  se traduce  que  esa  familia necesita  para obtener esa  cesta  alimentaria  contar con un ingreso de 94,5 salarios mínimos  con este  miserable  sueldo actual, sueldo  que  al cambio del momento del  dólar es  de apenas 2,30  dólares, pero lo aberrante  de  todo esto, es  que mientras mantenemos  a Cuba, los  cubanos  tienen un sueldo mínimo de 35 dólares y una bolsa de comida mensual  por familia  totalmente  gratuita, donde  se incluye  carne y tres  kilos  de caraotas negras y tres kilos  de  arroz y un litro  de  aceite  entre otros productos.

Lo hemos  dicho en anteriores  escritos y  ahora lo ratificamos, Venezuela  para salir  adelante del caos  económico  existente, no puede  ni debe  continuar transitando en este fracasado   socialismo de estado y vil populismo,  centro  de todo tipo de  corrupción, se necesita implementar una verdadera política de ECONOMÍA  DE  ESTADO, donde   éste en el menor tiempo posible  se  desprenda de  todo el  pesado lastre  que  significa  cargar  con tantas  empresas innecesarias e improductivas,  actualmente todas sin excepción deben pasar a manos  del sector privado, incluidas las empresas básicas de Guayana,  la petrolera, comunicaciones,  eléctricas y transporte (todas  son y seguirán  siendo en el  sistema actual, en mano  del estado,  nidos  de  corrupción), en el  escrito  anterior   se puso  como ejemplo, los  casos  de Alemania y Japón  después  de la  segunda guerra mundial, ahora   deseo nombrar Singapur, Nueva Zelanda y  Georgia, estos países  dieron un gran paso  de importancia, al implementar grandes  reformas y acogerse  a la totalidad de una verdadera ECONOMÍA  DE CAPITAL,  respetando por  sobre todas las cosas la propiedad privada,  con una clara legislación  de protección  que  permite  el ingreso  de capitales  inversores  tanto nacionales como extranjeros y la mínima intervención  del estado,  hoy  son grandes  potencias  económicas e industriales, que proporcionan  seguridad a los inversores,   grandes  fuentes  de trabajo para  sus nacionales y millonarios  ingresos  por  concepto  de impuestos para  el fisco nacional de esos  países que  a la vez    son invertidos  en su mayoría en educación, salud e infraestructura vial.

No es  este el  caso  de Venezuela, en ningún momento hemos visto  que la gente  que rodea  a Guaidó se  exprese  en este tenor, sus ideas  son  contrarias, siguen aferrados a políticas  económicas caducas porque esa  al fin y al cabo es  su mentalidad, solo  piensan  en  sus cuotas de poder partidistas, tanto  a nivel nacional como estadal y municipal, para  ello  lo importante  es  que el estado  mantenga  todos  estos controles, porque  es  allí  donde  están  sus negocios, sus contratos  y  sus comisiones, contratos   de obras  que  se pagan y no se  ejecutan o se  ejecutan  a medias,  y están  consientes que en una verdadera  economía de capital ellos están  de  sobra, tienen que trabajar,  tienen que invertir y  acogerse  a las  reglas  claras  del juego, los   contratos  de obras  se  han de regir  por  licitaciones  públicas y abiertas es por  eso  que todos  esos  partidos  actuales giran  en la órbita  del  socialismo, Venezuela  necesita una  fuerte  economía  de mercado, una verdadera  economía capitalista, con una acertada  legislación  al respecto, abandonando  de una buena  vez  ese  socialismo  de estado y el populismo.

Por eso creo  sinceramente que el legítimo Presidente encargado Juan Guaidó ha resultado un fraude, llenó  en su momento una gran expectativa, pero a los  meses  transcurridos, los  grandes fracasos productos  de una verdadera  falta de planificación en ellos ( Lo del 23  de  febrero y el 30 de abril ) su empeño desmedido de  andar detrás  de Maduro  en una fracasado diálogo que  se  ha convertido en escenas carnavalescas, no vamos  a  dialogar, si vamos  al diálogo se ha consumido ocho meses de este  año, es   que están  ciegos, no han  terminado  de  entender que  todo el interés  de Noruega en el tal dialogo  solo  se  centra  en  que Maduro  se  mantenga detentando  el poder y  que  esto tendrá  un pago, que no es otro  que  la concesión de explotación  gasífera  como  sucedió  en Colombia con las  grandes extensiones  petrolíferas  que  Juan Manuel Santos  le  concedió a las  empresas petroleras noruegas.

Guaidó de este  año  ya ha consumido  ocho meses y hay que  recordar  que  los  Diputados de la Asamblea  Nacional  se les  vence  el período legal  en diciembre y para  entonces ¿Qué  va  a  suceder?, ¿Hasta  cuando se puede  seguir  aguantando? ¿Cuántos  muertos  más  se necesitan?, es  que no  duele  el hambre y las  necesidades y la falta de medicinas, para tantos niños  y  ancianos  que  diario  son mueren  por  culpa  de  este régimen narco –terrorista de traidores  a la patria y violadores  de los derechos humanos.

Humberto Marcano Rodríguez: 
@Hmarcanor   

ALBERTO BENEGAS LYNCH (H): LOS LIBERALES ESTAMOS EN DESVENTAJA

Debido a que no hay de todo para todos todo el tiempo, es decir, los recursos son escasos en relación a las necesidades, se hace necesario asignar derechos de propiedad al efecto de que se coloque en las manos más eficientes para atender los requerimientos del prójimo. Quienes dan en la tecla obtienen beneficios y quienes yerran incurren en quebrantos. Los patrimonios y las rentas no son posiciones irrevocables, deben ser convalidadas permanentemente en el mercado abierto. 

Dada esta situación, naturalmente habrá quienes tienen más éxito que sus vecinos lo cual se traduce en desigualdades de resultados, indispensables para el logro de los objetivos señalados de abastecer a los demás y al premiar a los más eficientes para tal fin se abren las puertas para maximizar las consecuentes inversiones que dan lugar a las mayores tasas de capitalización posibles que, a su turno, son las únicas causas de incrementos en salarios e ingresos en términos reales. Lo relevante en toda sociedad no es el delta entre pobres y ricos sino la mejora de todos, al fin y al cabo, como queda dicho, las desigualdades de rentas y patrimonios son consecuencia directa de los plebiscitos diarios en el mercado con las compras y abstenciones de comparar de cada cual. Por eso resulta una torpeza mayúscula que los políticos impongan “redistribuciones” puesto que significan volver a distribuir por la fuerza la distribución pacífica y voluntaria de las gentes cotidianamente en el supermercado y afines. 

Habiendo dicho esto, ahora es menester dar otro paso en nuestro análisis para comprobar que debido a que la gran mayoría no se ha adentrado en el proceso a que acabamos de aludir, no se conforman con mejorar sino que pretenden estar al nivel patrimonial de los más eficientes sin exteriorizar los talentos y las condiciones de aquellos. Sobreviene entonces la envidia que no es el sentido de la sana emulación sino el deseo irrefrenable de arrancarle recursos a los mejores. Como no pueden ganar legítimamente los recursos adicionales a que aspiran, entonces pugnan por el manotazo y como saben que el asalto a mano armada está condenado y penado, pretenden que los aparatos estatales hagan la faena por ellos. No solo esto sino que hay empresarios con complejo de culpa por sus ganancias sin entender tampoco el proceso de mercado competitivo. 

Asimismo, los políticos al recibir tamaño mensaje incorporan a sus plataformas electorales diversas maneras de expropiación para ganar las elecciones y así asumir el poder (y cuando aparece alguien disfrazado de semi-liberal resulta que era para ocultar otras derivaciones o para fabricar negociados). Es cierto que, como se ha indicado en reiteradas oportunidades, la democracia para ser tal demanda renovados límites al poder para que no se convierta en mayorías ilimitadas que arrasan con los derechos de las minorías en abierto conflicto con la misma esencia de la democracia, pero de todos modos en mayor o menor medida está siempre latente el riesgo señalado. Por otro parte, no hay alternativa puesto que en esta instancia del proceso de evolución cultural la otra posibilidad es la dictadura lo cual entierra todo vestigio de respeto a las autonomías individuales. 

Entonces solo queda el camino de la educación en valores y principios compatibles con la sociedad abierta. Pero aquí surge otro obstáculo que subraya las desventajas en las que se encuentra el liberalismo ya que como, entre otros, ha escrito el premio Nobel Friedrich Hayek todo lo referido a los fundamentos de la libertad “resulta contraintuitivo”, es decir, lo primero que se infiere está mal y necesita digerirse y meditarse cuidadosamente. Esto último acentúa la desventaja de marras puesto que si bien los debates centrales se llevan a cabo en las aulas, las personas están naturalmente  inclinadas a promover medidas inconvenientes para el funcionamiento de la sociedad libre debido a lo contraintuitivo del caso. Esta desventaja es aun mayor cuando los gobiernos manipulan la educación.

Tremendo desafío entonces el de los liberales que parten en la carrera con marcadas desventajas. Una lucha desigual que, sin embargo, debe darse como única salida al marasmo estatista y autoritario del momento. Es sumamente alentador observar la muy gratificante reacción de alumnos cuando tienen la posibilidad de estar expuestos a tradiciones de pensamiento habitualmente poco exploradas. Estas reacciones constituyen una gran esperanza para el futuro que contrarresta la envidia a la que nos referimos más arriba que habitualmente se base en la errada noción de la suma cero sin percatarse que la riqueza no es algo estático sino dinámico y cambiante según sean las necesidades de la gente. 

Antes he aludido al libro más conocido de Thomas Piketty en el contexto de las críticas más contundentes como son las de Anthony de Jasay, Thomas Sowell y más recientemente la de Steven Pinker. En esta ocasión pensamos que ilustra la desventaja de los liberales (ilustra el embrollo en que estamos). Se trata de comentar nuevamente  una obra menos conocida de Piketty titulada La economía de las desigualdades. Como implementar una redistribución justa y eficaz de la riqueza. 

Abre este nuevo escrito con una oda a la justicia social como eje central de su análisis, sin percatarse que esa expresión en el mejor de los casos constituye una grosera redundancia puesto que no está presente el concepto de justicia en el reino vegetal, mineral o animal donde no hay responsabilidad individual. En el peor de los casos significa lo opuesto a la idea de justicia según la definición clásica de “dar a cada uno lo suyo”. Piketty recurre al término en  este último sentido con lo cual da por tierra con la noción de justicia para abrir cauce a las arbitrariedades de los burócratas de turno. Por su parte, Hayek agrega que el adjetivo “social” seguido de cualquier sustantivo lo convierte en su antónimo, como, por ejemplo, es el caso del constitucionalismo social, la democracia social, los derechos sociales, etc. 

A continuación incurre en otro equívoco de proporciones al sostener que la “desigualdad en el empleo” fue una de las mayores causas de la desigualdad de resultados, desconociendo que el desempleo involuntario (el voluntario no es el problema) se debe exclusivamente a la imposibilidad de concretar arreglos contractuales libres como consecuencia de las mal llamadas “conquistas sociales” que imponen salarios superiores a los del mercado, es decir, superiores a los que las tasas de capitalización permiten (sin embargo, Piketty sugiere hacer esto). En otras palabras, si la desigualdad se conecta con el desempleo la solución estriba en liberar el mercado laboral de trabas e impuestos al trabajo que justifican la existencia de la economía informal al efecto de poder emplearse y no estar condenado a deambular por las calles y eventualmente morirse por inanición  por no encontrar trabajo en ninguna parte. 

Sorprende en grado sumo su aseveración en cuanto a que la compilación de estadísticas es una faena complicada “respecto a la desigualdad que existió en los países comunistas, porque había muchos beneficios en especie que son difíciles de cuantificar desde el punto de vista monetario”. Las cursivas son nuestras para destacar lo de los “beneficios” en el sistema del Gulag en los que se liquidó a millones de personas por hambrunas espantosas y por fusilamientos y purgas varias, nos suena tan disparatado como hablar de los “beneficios” que se otorgaban a las víctimas de los hornos crematorios de los sicarios nazis. 

Concluye que “Para Marx y los teóricos socialistas del siglo XIX, aunque no cuantificaban la desigualdad de la misma manera, la respuesta no dejaba lugar a dudas: la lógica del sistema capitalista es amplificar incesantemente la desigualdad entre dos clases sociales opuestas, capitalistas y proletarios”. A esta altura de la evolución cultural, sorprende este razonamiento puesto que todos los análisis serios han puesto en evidencia el esparcimiento de la riqueza ya desde la aparición de las sociedades por acciones y los mercados de capitales, además del incremento notable de salarios debido precisamente a los aumentos en las inversión per capita a lo que debe agregarse la improcedencia de la confrontación “de clases” en lugar de ver la antedicha cooperación entre las tasas de capitalización al efecto de incrementar salarios e ingresos en términos reales. 

Encomillamos la expresión “de clase” porque si bien es ampliamente utilizada, es desafortunada ya que clase proviene del marxismo que sostenía vía el polilogismo que el proletario y el burgués tienen una estructura lógica distinta, a pesar de que ningún marxista haya explicado concretamente en que consisten esas diferencias respecto de la lógica aristotélica. 

Lo que si es sumamente dañino y peligroso es la alianza reiterada entre supuestos empresarios y el poder lo cual se traduce inexorablemente en la explotación de los que no tienen poder de lobby. Esto que nunca menciona Piketty nos retrotrae al antiguo régimen en el que los ricos nacían y morían ricos independientemente de su capacidad para servir al prójimo y los pobres nacían y morían pobres y miserables con total independencia de su capacidad para atender las demandas de los demás, por lo que la movilidad social se torna indispensable. 

Y es en este sentido que el autor que comentamos reitera su recomendación de establecer gravámenes altos y progresivos, lo cual, como dijimos antes altera las posiciones relativas en el mercado (contradice las indicaciones de la gente con sus compras y abstenciones de comprar), al tiempo que introduce una concepción fiscal regresiva al afectar la inversión que repercute especialmente sobre los ingresos más bajos y, por último, no solo significa un castigo a la eficiencia sino que privilegia a los más ricos que se ubicaron en el vértice de la pirámide patrimonial antes del establecimiento del tributo progresivo que bloquea la mencionada movilidad social. 

Piketty se pregunta “¿Por qué los individuos que heredan un capital deberían disponer de unos ingresos vedados a quienes sólo heredaron su fuerza de trabajo. En ausencia de toda eficiencia de mercado, esto bastaría en amplia medida para justificar una redistribución pura de las ganancias del capital de las ganancias del capital hacia los ingresos del trabajo […] ¿Acaso la desigualdad de la distribución del capital entre individuos y entre países no solo es injusta sino también ineficaz?”. 

La herencia de bienes obtenidos legítimamente es el componente de mayor peso en el proceso económico puesto que incentiva en grado sumo la producción con la idea de trasmitir lo producido a las próximas generaciones. El aplicar la guillotina horizontal en este campo mina esos potentes incentivos. En el mercado resulta del todo irrelevante en nombre y el apellido de quienes poseen recursos, lo relevante y decisivo es la forma en que se administran. En la medida de la aptitud o ineptitud de los herederos incrementarán o dilapidarán lo recibido. 

En esa misma cita Piketty incluye la redistribución a nivel internacional. Henos aquí un tema sobre el que han escrito profusamente autores como Peter Bauer, Melvyn Krauss, Doug Bandow y James Bovard apuntando a que los dólares sacados compulsivamente del fruto del trabajo ajeno no solo han generado subsidios cruzados sino que han facilitado que los gobiernos receptores continúen con políticas estatistas y corrupciones que provocaron los problemas de la fuga de capitales y la huída de personas en busca de horizontes mejores. 

Otra vez en este libro de Piketty se pretenden adornar afirmaciones con estadísticas, algunas irrelevantes y otras mal tomadas tal como lo han señalado economistas de la talla de Rachel Black, Louis Woodhill, Robert Murphy, Hunter Lewis y Mathew Rognlie que han detectado nuevos errores gruesos en las estadísticas de Piketty. En esta línea argumental, el antes citado Pinker formula una crítica demoledora a un error más bien de colegial en la obra original de Piketty quien escribe que “La mitad más pobre de la población mundial es tan pobre en la actualidad como lo era en el pasado, con apenas el 5% de la riqueza total en 2010, al igual que en 1910”. A continuación dice Pikety con una lógica implacable responde: “Pero la riqueza actual es infinitamente mayor que en 1910, por lo que si la mitad más pobre posee la misma proporción, es mucho más rica, no igual de pobre”. 

En todo caso esta es solo una muestra de los problemas conceptuales que deben enfrentar los liberales en esta batalla cultural tan desigual por las razones expuestas en un contexto donde se interpreta equivocadamente la riqueza como algo estático sujeto a la suma cero. Así y todo el esfuerzo debe redoblarse en vista de los notables progresos realizados en varios frentes intelectuales y en vista de las grandes mejoras logradas en el pasado por sociedades en la medida en que se extendía la libertad. Es del caso enfrentar con rigor los nacionalismos que hoy invaden el mundo ahora liderados por el gobierno de Estados Unidos, pero es como ha escrito Albert Camus: “quiero demasiado a mi país como para ser nacionalista”

Alberto Benegas Lynch (h).
@abenegaslynch_h 
https://www.elcato.org/los-liberales-estamos-en-desventaja