martes, 25 de febrero de 2020

ACTUALIZACIÓN, EL REPUBLICANO LIBERAL II, MARTES 25/02/2020,

LINDA D'AMBROSIO: ¿SOLA, FANÉ Y DESCANGALLADA?

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 7 minutos
Milagros Socorro, quien transitó en el año 2000 por El Universal, siempre ha levantado la voz a favor de Venezuela, haciendo gala de su compromiso social, su sensibilidad, su sentido del humor y su clarividencia. No fue diferente en Madrid el pasado martes, cuando, a sala llena, presentó su más reciente libro, publicado por Kalathos Editorial. Figuras consolidadas en el campo de las letras, de las artes, de la gestión cultural y del periodismo venezolano convergieron en la librería Los Editores, que se vio desbordada por la concurrencia. Como interlocutor, la escritora contaría con... más »

AMÉRICO MARTÍN: APOSTANDO FUERTE

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 17 minutos
La OFAC advirtió que las sanciones no son permanentes y que están sujetas a los cambios de comportamiento de los involucrados para favorecer el “orden democrático en Venezuela”. Los poderosos del mundo no han alcanzado un acuerdo aunque, evidentemente, están interesados en lograrlo para una salida negociada de la crisis de Venezuela. Creo que, al final, la negociación tendrá éxito porque así lo aconsejan los enormes peligros que quizás expondrían al mundo a un inmerecido baño de sangre. Los protagonistas directos en la tensa pulseada son el presidente Trump, quien ha demostrado qu... más »

CARLOS ALBERTO MONTANER: LA BATALLA DIPLOMÁTICA DEL SIGLO EN AMÉRICA LATINA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 28 minutos
Se trata del control de la OEA y es muy importante. El uruguayo Luis Almagro tratará en marzo de reelegirse como Secretario General de la OEA. Ojalá lo logre. Es un abogado que procede de la izquierda. Fue canciller en el gobierno de “Pepe” Mújica. Esa circunstancia desmiente que sea un representante de la rancia derecha latinoamericana o un hombre al servicio de la CIA. Incluso, fortalece su posición frente a la dictadura de Nicolás Maduro, su defensa de los más de cuatro millones de exiliados venezolanos y sus denuncias contra la tiranía cubana y los asesinatos y la represión de ... más »

CARLOS E. AGUILERA A.: EL QUE SIEMBRA TORMENTAS, COSECHA TEMPESTADES

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 33 minutos
Era previsible, porque ya en anteriores ocasiones cuando el fallecido Chávez en sus encendidas arengas en asambleas, campañas y apariciones públicas, incitaba a tomar acciones que recurrentemente encendía la iracundia de sus seguidores, estos asumían y siguen asumiendo un comportamiento violento, cargado de odio, venganza y desprecio hacia sus semejantes por no comulgar con su lineamiento político. Maduro desde el inicio de su régimen, en una de sus afanosas y fastidiosas apariciones en cadena, “ordenaba al pueblo tomar los comercios que especularan”, porque había recibido inform... más »

LUIS FUENMAYOR TORO: SIGUIENDO LOS ACONTECIMIENTOS

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 38 minutos
En artículos anteriores señalé con claridad que el gobierno de Maduro, a diferencia de la oposición extremista que lo enfrenta, no se cierra ninguna vía de salida de la situación actual. Que actúa en varios escenarios, inclusive los que aparecen con tan bajas probabilidades de ocurrencia, que pudieran ser considerados imposibles de suceder. En este sentido, el gobierno busca la salida electoral con la Mesa Nacional de Diálogo, mediante un acuerdo para designar un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) estructurado de forma que ni ellos ni la oposición tengan posibilidades de contro... más »

JOSÉ LUIS ZAMBRANO PADAUY: AHORA LE TOCÓ A RUSIA

Unknown en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 41 minutos
Muchos se preguntan a diario si sirven de algo las sucesivas sanciones impuestas a los allegados al régimen. Si existe un propósito nítido para resolver el conflicto que tanto nos atañe. Aunque en la lucha todo es factible, hierve una necesidad angustiosa por darle caza a los culpables y acabar de tajo con el dolor extremo de nuestra nación. Imponer este tipo de bloqueo consensuado tiene un sentido práctico y verdadero. Es cierto que en Cuba no ha servido para nada, pero también resulta evidente el despropósito para acomodar a una isla paralizada en el tiempo. Pero ahora retumba u... más »


LINDA D'AMBROSIO: ¿SOLA, FANÉ Y DESCANGALLADA?

Milagros Socorro, quien transitó en el año 2000 por El Universal, siempre ha levantado la voz a favor de Venezuela, haciendo gala de su compromiso social, su sensibilidad, su sentido del humor y su clarividencia.

No fue diferente en Madrid el pasado martes, cuando, a sala llena, presentó su más reciente libro, publicado por Kalathos Editorial. Figuras consolidadas en el campo de las letras, de las artes, de la gestión cultural y del periodismo venezolano convergieron en la librería Los Editores, que se vio desbordada por la concurrencia.

Como interlocutor, la escritora contaría con una emocionada Karina Sainz Borgo, quien, además de formular los comentarios de rigor respecto a las bondades del libro, reconoció el influjo que había ejercido Milagros sobre su carrera. La autora de La hija de la española agradeció haber sido inducida, en sus tiempos de estudiante, a leer a Ida Gramko o Elisa Lerner, determinantes a la postre para reconocer su propia voz. 

Los 37 textos que constituyen el libro narran anécdotas protagonizadas por figuras públicas, lo cual hace muy amena la obra y resulta, las más de las veces, hilarante. Durante su intervención, Milagros dio lectura a uno de ellos, Sucre, escrito sobre una experiencia vivida en París por la fotógrafa Ana María Ferris, y que refleja la naturaleza cosmopolita y refinada característica del venezolano. 

Sin embargo, como tenía que suceder en un lugar en el que coincide un centenar de personas que se sienten exiladas, Milagros -una vez más- levantó la voz con dos ideas contundentes y, por cierto, bastante esperanzadoras.

En primer lugar, suplicó a los concurrentes que no se limitaran a proyectar en nombre de la denuncia, “una imagen harapienta de Venezuela”. Recordó que nuestro país no es solo un cúmulo de carencias que impactan en el ámbito social, sino, ante todo, un conjunto de personas que, a pesar de esas carencias, se yerguen para seguir produciendo, para seguir creando. “Uno no se da abasto para acudir a todos los eventos culturales que se producen en la ciudad”, afirmó. “Podría decirse que no tiene gran mérito, que se trata de una capital. Pero ese nivel de producción en un país donde falla la energía eléctrica, es todo un logro. Yo he visto obras iluminadas con celulares”.

Enfatizó que Venezuela no era la mujer derrotada y macilenta que describía el tango de Enrique Santos Discépolo, flaca, fané y descangallada, sino una mujer que se mantenía en pie, dando la cara, invencible, sobreponiéndose a todas las adversidades, y aun más: superándolas.

Y, a continuación, legó una segunda idea a los concurrentes: en al arte no hay subdesarrollo. Eso es lo que permite que la talla de un artista ingenuo africano pueda ser exhibida junto a una obra de Picasso, de modo que resulten explícitas todas las familiaridades y los puntos de contacto entre ambas. Es en virtud de esta posibilidad de seguir produciendo, de seguir creando, de seguir expresando aun en los entornos más desfavorables, a pesar de ellos y, más aun, gracias a ellos, que se puede y se debe generar cultura a espuertas. Invitó pues a que los creadores de revelasen y se rebelasen, “así, con las dos b”, diría.

Como viene sucediendo en los últimos encuentros de Kalathos, cabía esperar que, con protagonistas de esa talla, la presentación no se restringiera a un encuentro ligero, superficial, circunscrito exclusivamente a la literatura, sino que derivara también en reflexionar acerca de una nación que se sigue construyendo cada día, que se regenera cotidianamente, y de la que podemos afirmar sin ninguna duda: ni sola, ni fané, ni descangallada.

Linda D´ambrosio
linda.dambrosiom@gmail.com
@ldambrosiom
@ElUniversal

AMÉRICO MARTÍN: APOSTANDO FUERTE

La OFAC advirtió que las sanciones no son permanentes y que están sujetas a los cambios de comportamiento de los involucrados para favorecer el “orden democrático en Venezuela”.

Los poderosos del mundo no han alcanzado un acuerdo aunque, evidentemente, están interesados en lograrlo para una salida negociada de la crisis de Venezuela. Creo que, al final, la negociación tendrá éxito porque así lo aconsejan los enormes peligros que quizás expondrían al mundo a un inmerecido baño de sangre.

Los protagonistas directos en la tensa pulseada son el presidente Trump, quien ha demostrado que no habla por hablar, y la empresa Rosneft, plenamente apoyada por el presidente Putin, quien tampoco es precisamente un hombre de ánimo endeble.

Para que hayan llegado al extremo sugerido por el comunicado de la OFAC del Departamento del Tesoro de EEUU, tiene que ser demasiado atractivo lo que premiaría una persistencia que pareciera rayar con el suicidio. Y en efecto lo es.

Rosneft está exportando el 62% del petróleo venezolano; posee el 100% del vasto proyecto gasífero, por 30 años, de los yacimientos de Patao y Mejillones en la costa oriental de Venezuela y, por si fuera poco, ilimitadas exenciones arancelarias y de todo tipo. Maduro también pone en juego su pregonado nacionalismo como lo revelan las acusaciones que le ha disparado el medio digital argentino http://www.laizquierdadiario.com/, hasta ahora, aliado suyo.

Quizá la codicia pudo más que la prudencia, Rosneft debió haber pensado que el gobierno norteamericano no permitiría, por inadvertencia, su juego de manos. Es lo que nos tiene a todos al borde del precipicio. Solo podemos imaginar que alguien o algo cederá, o dan nuevos pasos en el camino de la confrontación para que asome su rostro la violencia o el desenlace sea el acuerdo, negociar en serio, preservando desde luego los intereses de tirios y troyanos, conseguir una solución electoral pacífica que garantice la recuperación democrática de Venezuela junto con su libertad, su prosperidad y la convivencia de todos los pensamientos.

De hecho, pese a la locura desatada por estos acontecimientos, asomaron opiniones sanamente políticas, entre las que cabe destacar la aclaratoria contenida en el epígrafe y la opinión de Leopoldo López recordándole a Rusia que, en una Venezuela libre y democrática, tendría buenas oportunidades como seguramente las tendrán todos los países y empresas que quieran invertir, con reglas claras, en el desarrollo de Venezuela.

Sería perfectamente lógico que estos asuntos ya estén siendo considerados por las partes, pero mientras más rápidamente se despeje un camino como este, rumbo hacia desenlaces nítidos, transparentes y negociados pacíficamente, la superación de la dramática situación vivida por Venezuela y las peligrosas tensiones que pueden llevarnos a una nueva guerra fría podrán ser dominadas por la inteligencia del liderazgo. La noche quedará atrás y los jefes políticos que así lo determinen ganarán un buen espacio en la historia.

La guerra no es opción, en todo caso sería una fatalidad desgraciada para todos los protagonistas y, en la era de la crisis energética, no sería una demasía decir que también para el mundo.

En Venezuela hay dos poderes enfrentados, más allá de legitimidades y reconocimientos universales. El punto es aprovechar las dimensiones de esta situación tal como ella es y no como quisiéramos que fuera para impulsar la consulta soberana e internacionalmente supervisada, depurándola de los factores que la enturbian y ponerle fin cuanto antes a esta tragedia interminable. La oposición debe reencontrar el camino de su unidad en la diversidad y Maduro comprender que es imposible postergar el cambio anhelado por los venezolanos.

Sin duda, la complejidad internacional ayudará a encontrar ese desideratum porque, tal como puede verse, los intereses de todos están en juego y de lo que se trata es de que la solución sea equitativa hasta donde pueda serlo. La respuesta está en manos del voto soberano y de la cabeza fría del liderazgo.

La lógica común vertida en una pregunta dejada correr en un programa televisivo no podría despacharse con respuestas no meditadas. ¿Cómo va a aceptar el poder en Miraflores ir a unas elecciones libres temiendo que por serlo se traduzcan en una segura derrota?

Esa inquietud no tiene suficiente base; primero, porque si los últimos restos de espíritu de venganza que sobrevivan en opositores y oficialistas no son desterrados, sería verdaderamente difícil salir adelante y segundo, porque la comunidad internacional, que con su presencia ha sido tan determinante, se volvería contra quienes quisieran encanallar el proceso en su momento más luminoso.

Americo Martin
amermart@yahoo.com
@AmericoMartin

CARLOS ALBERTO MONTANER: LA BATALLA DIPLOMÁTICA DEL SIGLO EN AMÉRICA LATINA

Se trata del control de la OEA y es muy importante.

El uruguayo Luis Almagro tratará en marzo de reelegirse como Secretario General de la OEA. Ojalá lo logre. Es un abogado que procede de la izquierda. Fue canciller en el gobierno de “Pepe” Mújica. Esa circunstancia desmiente que sea un representante de la rancia derecha latinoamericana o un hombre al servicio de la CIA. Incluso, fortalece su posición frente a la dictadura de Nicolás Maduro, su defensa de los más de cuatro millones de exiliados venezolanos y sus denuncias contra la tiranía cubana y los asesinatos y la represión de Daniel Ortega. 

Su más dura contendiente es la ecuatoriana María Fernanda Espinosa, nacida en 1964, ex canciller de Rafael Correa. Esta dama, graduada de la Universidad Católica de su país, es una ficha clave en la diplomacia del “Socialismo del siglo XXI” bajo la discreta tutela de La Habana. Como afirma el politólogo boliviano Carlos Sánchez Berzaín, es asombroso que quien maneja una parte sustancial de la OEA sea un país que desprecia a la organización y que no pertenece a ella.  

La señora Espinosa es la mujer de Eduardo Mangas, nicaragüense sandinista nacido en 1974, una década después de su esposa, e ideólogo de la secta. Graduado de la UCA en Managua –un vivero de la izquierda totalitaria y colectivista desovada por los jesuitas en Centroamérica- ha sido asesor de Ricardo Patiño, también canciller de Ecuador durante el largo gobierno de Correa.  

Patiño es un viejo y leal colaborador de los servicios cubanos. No puede ignorarse que Ecuador es de las naciones más penetradas por “los cubanos”, como describiera Enrique García cuando se exilió, ex oficial de inteligencia de La Habana destacado en ese país. Hubo un periodo en el que Cuba subsidiaba a prácticamente todas las grandes formaciones políticas de Ecuador, menos a los socialcristianos. 

No se trata, pues, de la competencia legítima entre dos diplomáticos con carreras parecidas respaldados por países que procuran el desarrollo de los pueblos de acuerdo con un modelo objetivamente probado. La disputa es entre dos concepciones absolutamente diferentes de la vida pública. En una de ellas el Estado está al servicio del individuo. En la otra, es el individuo el que está al servicio del Estado, de un Partido o de un líder supremo.    

Almagro es un hombre de izquierda que responde a los principios de la democracia liberal –transparencia, separación de poderes, honradez administrativa, mercados libres, elecciones plurales y periódicas y democracia representativa-, mientras Espinosa es cautiva de las supersticiones del Socialismo del Siglo XXI: gobiernos de mano dura, sujeción de los otros poderes a los dictados o caprichos del Ejecutivo, nada de respeto por los Derechos Humanos, el Estado como centro y objeto de las transacciones económicas, gasto público excesivo, controles de precios, inflación galopante y el resto de las señas de identidad de ese tipo de gobierno que, por cierto, nada tiene que ver con lo que sucede en los países escandinavos. 

Un dato muy revelador: mientras Almagro es respaldado por el Uruguay presidido por Lacalle Pou, pese a haber sido un funcionario prominente del Frente Amplio a Espinosa, en cambio, la rechaza Ecuador, que prefiere a Almagro. ¿Por qué? Acaso porque Lenin Moreno, el presidente del país, conoce muy de cerca al matrimonio Espinosa-Mangas y quiere ahorrarle a América la subordinación de la OEA a los dictados de Cuba, Venezuela y Managua. 

La Argentina de Fernández y Cristina, y el México de López Obrador –naturalmente- son los sostenedores de la candidatura de Espinosa, acompañados por varios de los islotes del CARICOM, mientras Estados Unidos, Canadá, Brasil, Chile y el resto de las naciones del Grupo de Lima (por ahora con la dubitativa excepción de Panamá), apoyan a Luis Almagro. Pero tal vez la clave del resultado electoral esté en las manos de Carlos Trujillo, embajador de Estados Unidos ante la OEA, abogado norteamericano de padres cubanos. 

Trujillo, que ha demostrado sus habilidades diplomáticas y cuenta con el apoyo de Mauricio Claver-Carone, Director del Consejo Nacional de Seguridad para el Hemisferio Occidental, y con el de Mike Pompeo, Secretario de Relaciones Exteriores de la Casa Blanca, tiene la obligación de hablar con cada una de las cancillerías involucradas en la votación para explicarle que estos comicios tienen consecuencias. 

Cada país tendrá que tomar su decisión y pechar con ella. Supuestamente, habrá recompensas y castigos, refuerzos positivos y negativos. En estas elecciones se juega algo extraordinariamente importante: la alineación del máximo organismo regional ante la disputa entre dos concepciones opuestas de la organización de la sociedad que están a punto de chocar. Por eso le han llamado la batalla diplomática del siglo. El asunto es muy serio. Muy importante.

Carlos Alberto Montaner 
montaner.ca@gmail.com
@CarlosAMontaner 

CARLOS E. AGUILERA A.: EL QUE SIEMBRA TORMENTAS, COSECHA TEMPESTADES

Era previsible, porque ya en anteriores ocasiones cuando el fallecido Chávez  en sus encendidas arengas en asambleas, campañas y apariciones públicas, incitaba a tomar acciones que recurrentemente encendía la iracundia de sus seguidores, estos asumían y siguen asumiendo un comportamiento violento, cargado de odio, venganza y desprecio hacia sus semejantes por no comulgar con su lineamiento político. 

Maduro desde el inicio de su régimen, en una de sus afanosas y fastidiosas apariciones en cadena, “ordenaba al pueblo tomar los comercios que especularan”, porque había recibido información del Sebin de que en las referidas empresas, se alteraron los precios, para que casi simultáneamente en Valencia, Punto Fijo y otras ciudades, comenzara a ocurrir un hecho que trajo a la memoria colectiva de los venezolanos, los trágicos acontecimientos del 27 de febrero en Guarenas. El saqueo de las tiendas, cuyos videos dieron la vuelta al mundo, y mostraba a hombres y mujeres destruyendo todo cuanto encontraban a su paso, hurtando como vulgares delincuentes, costosos artefactos electrodomésticos, televisores plasmas y demás. 

Desde entonces, se ha tornado recurrente este comportamiento de gente que pasa por encima de la ética y de la moral transgrediendo el Código Penal que castiga a quienes se apropian indebidamente de cosas provenientes de un delito Es la pregunta lógica que espera una respuesta igualmente lógica. Pero si observamos que este hecho es producto de otro delito perpetrado por quien amén de ser  la primera autoridad de la nación, violenta no solo la Constitución Nacional, sino también el Código Penal, cuyo Articulo 283 al 285 sanciona a quienes instigan a delinquir, estamos en presencia de un país en el que la anarquía, el desafuero y  la violencia se han constituido en el portaestandarte de quienes se ufanan de ser revolucionarios, socialistas y mal llamados bolivarianos.  

Por la circunstancias graves que confronta el país desde hace veinte años en su estamento social y político, rememoramos un concepto historiográfico que hace referencia a las transformaciones operadas durante la Crisis del siglo III y el Bajo Imperio romano, que a partir de 395 condujeron a un rápido deterioro del poder romano, y al hundimiento del Imperio de Occidente, cuyo último emperador efectivo, Rómulo Augústulo, fue depuesto por el caudillo hérulo Odoacro, empleado al servicio de Roma. 

Es necesaria esta referencia histórica  por las razones que originaron la decadencia y caída del Imperio romano, una de las cuestiones más debatidas y estudiadas de la Historia, pues  es considerada por algunos como "el mayor enigma de todos", y ha sido uno de los ejes del discurso histórico clásico desde san Agustín de Hipona. Los siglos. XX y XXI han visto multiplicarse el interés por este problema histórico, debido probablemente al hecho de que la civilización contemporánea tiene muchos rasgos comunes con la de la Antigüedad Tardía, y a que la cultura occidental está en un período de transición, como la Roma de los siglos III y IV. 

Para muchos parecerá una absurda comparación de este hecho histórico con lo que acontece en nuestro país, pero solo pretendemos mediante esta analogía comprender que no existe un poder supremo. Aún que a veces es inadmisiblemente tolerarlo por determinado tiempo, lo cual hace viable abrir las compuertas del dique de una crisis social, política y económica, por el descontento que genera a sus gobernados y no hay obstáculo alguno que `pueda frenar sus derechos, que como en el caso nuestro, lo contempla la propia Constitución en el artículo 350: “ El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticas o menoscabe los derechos humanos” 

La propia letra del artículo antes citado obliga a los venezolanos a hacer valer sus derechos  tan vulnerados por quienes llegaron al poder , mediante una fingida acción que los hizo pasar por auténticos demócratas , para al poco tiempo sacar las garras y mostrar los colmillos de la tan mentada revolución socialista del siglo XXI, hoy letra viva en vallas publicitarias, propaganda en las televisoras y emisoras del estado, afiches en las oficinas e instituciones  públicas y para colmo de los colmos, en los nuevos textos escolares entregado a párvulos que cursan la enseñanza primaria y también bachillerato. 

Solo un jaquetón, sustantivo masculino cuya analogía según el DRAE , significa : valentón, fanfarrón, perdonavidas, arrogante, baladrón, engreído, pedante, presumido y soberbio,  es capaz de haber llevado al país a los extremos que hoy día padece: miseria, hambre, desempleo, inseguridad, corrupción, nepotismo, alto costo de la vida, escasez de alimentos y medicinas, así como todas las penurias que la familia venezolana viene experimentando, desde que llegaron al poder DEMOCRATICAMENTE  los revolucionarios socialistas, marxistas y mal llamados bolivarianos, hace 20 años. 

Las graves consecuencias de esta debacle,  ha deteriorado no solo la calidad de vida de l@svenezolan@s, sino también ha generado dolorosas situaciones en el seno de muchas familias que han perdido, hij@s, herman@s, padres y parientes a manos de la delincuencia desbordada, que a todo lo largo y ancho del territorio nacional sigue haciendo de la suyas. A este martirio se suman la escasez en hospitales de medicinas e insumos, que imposibilita el tratamiento de pacientes, niños, hombres y mujeres con padecimientos coronarios, renales, diabetes, cáncer y otras enfermedades, que tienen que afrontar con dolor, impotencia y no bien disimulada rabia, como consecuencia de la negligente respuesta de un régimen que ha dilapidado en 20 años todos los recursos del erario nacional. Ni que decir de los casi 5 millones de compatriotas, que emigraron y hoy día muchos pasan penurias, sufrimientos y xenofobia en algunos países, lo cual imposibilita calmar la angustia y dolor de todo un pueblo, que ávidamente espera salir de esta terrible pesadilla. 

Carlos E. Aguilera A.
careduagui@yahoo.com
@_toquedediana
*Miembro fundador del Colegio Nacional de Periodistas (CNP.122)

LUIS FUENMAYOR TORO: SIGUIENDO LOS ACONTECIMIENTOS

En artículos anteriores señalé con claridad que el gobierno de Maduro, a diferencia de la oposición extremista que lo enfrenta, no se cierra ninguna vía de salida de la situación actual. Que actúa en varios escenarios, inclusive los que aparecen con tan bajas probabilidades de ocurrencia, que pudieran ser considerados imposibles de suceder. En este sentido, el gobierno busca la salida electoral con la Mesa Nacional de Diálogo, mediante un acuerdo para designar un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) estructurado de forma que ni ellos ni la oposición tengan posibilidades de controlarlo. Un CNE imparcial y realmente autónomo. Se ha hablado de dos miembros designados por el gobierno, dos por la oposición y un quinto de común acuerdo, que sería el fiel de la balanza. Su designación la haría el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), una vez declarada la omisión parlamentaria al no ser designado por la Asamblea Nacional. 

Pero existen otras opciones en cuanto al nombramiento del CNE, que pudieran ser mejores en relación con la aceptación del mismo por la mayoría de los actores políticos existentes e, incluso, por parte de los países que hasta ahora han mantenido una actitud de desconocimiento del presidente Maduro. La ideal sería designarlo en la AN, para lo cual las dos versiones existentes de Asamblea deberían reunirse en una plenaria, con participación de los diputados del gobierno, y proceder a efectuar la designación tal y como lo establece la Constitución. Sería éste un CNE que contaría con el apoyo de la casi totalidad del mundo político actual, quedando fuera solamente los más extremistas del campo extremista. Posiblemente gente como María Corina Machado, Antonio Ledezma, Julio Borges, Voluntad Popular y parte de Primero Justicia. 

Esta posibilidad la hemos calificado como la más improbable, lo cual no significa que sea imposible. Hace unos días hemos visto con extrañeza, pero con satisfacción, la ocurrencia de una reunión entre diputados de las dos asambleas señaladas y del gobierno, para discutir en el marco del Comité de  Postulaciones la designación de un nuevo CNE. Es decir, la hipótesis menos probable pareciera dar pasos en función de concertarse. Es difícil aventurarse a saber lo que ocurrirá, pues la política de Juan Guaidó y EEUU está sostenida sobre la tesis de que Maduro debe salir de la Presidencia (cese de la usurpación) antes de cualquier acuerdo de ningún otro tipo. El gobierno por su parte ha remarcado una y otra vez que la salida de Maduro no es negociable, lo que nos hace pensar que esta posibilidad sigue siendo muy improbable que ocurra, aunque sin duda ninguna sería la más conveniente a los intereses de la nación venezolana.  

Existen sin embargo otras opciones en el escenario político, que no han sido descartadas por el gobierno y a las que podría recurrir o impulsar, para abortar las que le parezcan inconvenientes. Podría estar “mareando” a la oposición con la reunión antes señalada, para que transcurrido el tiempo sin decisiones y entonces proceder a designar con urgencia al nuevo CNE en la Asamblea Nacional Constituyente. Podría también plantearse que los lapsos de las distintas etapas para la elección de la AN no permiten cambiar al CNE, por lo que las elecciones parlamentarias se harían con el CNE existente presidido por Tibisay Lucena. Pero esta táctica dilatoria puede ser también de la oposición. Guaidó y EEUU podrían estar “mareando” a todo el mundo, mientras ganan tiempo, impiden la elección del nuevo CNE en la AN y obligan al gobierno a tener que actuar en las formas alternas que hemos señalado, para continuar con su política de desconocimiento.  

Esto les permitiría continuar reforzando la tesis del cese de la usurpación como elemento primigenio de cualquier cambio, así como robusteciendo el apoyo internacional que les es vital para su subsistencia. Los partidos opositores de la Mesa Nacional de Cambio seguramente están atentos al desarrollo de estos procesos, a las contradicciones existentes en los sectores antagónicos, a sus “vivezas y sinvergüenzura”, de manera de no dejar frustrar una salida que por lo menos mejore la situación existente actualmente. Y que privilegie los intereses de la nación venezolana y la satisfacción de las necesidades de la gente.  

Luis Fuenmayor Toro
lft3003@gmail.com
@LFuenmayorToro

JOSÉ LUIS ZAMBRANO PADAUY: AHORA LE TOCÓ A RUSIA

Muchos se preguntan a diario si sirven de algo las sucesivas sanciones impuestas a los allegados al régimen. Si existe un propósito nítido para resolver el conflicto que tanto nos atañe. Aunque en la lucha todo es factible, hierve una necesidad angustiosa por darle caza a los culpables y acabar de tajo con el dolor extremo de nuestra nación.

Imponer este tipo de bloqueo consensuado tiene un sentido práctico y verdadero. Es cierto que en Cuba no ha servido para nada, pero también resulta evidente el despropósito para acomodar a una isla paralizada en el tiempo.

Pero ahora retumba una conciencia cierta con el caso venezolano. No es solo Estados Unidos y sus decisiones indómitas, sino el apoyo sincero de casi 60 naciones reconocibles y convencidas que en nuestro país no hay resquicio para más atropellos y dictámenes equívocos contra los ciudadanos.

 Por lo tanto, observo un empeño ejemplar, con golpe y porrazo legal, para enmendar nuestra realidad precaria. La gira de Guaidó terminó de reafirmar el rumbo y convencer a los aliados que el tiempo se agota. Por eso ya nadie da dos céntimos de madera por los negocios con Maduro y sus secuaces, pese a las riquezas que vienen explotando y casi ofreciéndole en las narices a cualquiera para recibir algún apoyo extraviado.

En España se ha generado una discordia terrible. Recordemos que en la Unión Europea se cumplen las leyes y no prevalecen las equivocaciones dispersas. No se pueden pasar por alto las prohibiciones por capricho y soltura. Por eso el gobierno de Sánchez pende de un hilo y la Casa Blanca le ha hecho reiteradas advertencias sobre lo que vendrá si no se pone al margen.

Entretanto, esta misma semana España volvió a ratificar a Guaidó como mandatario legítimo y sus representantes emitieron algunas declaraciones para desviar la metida de pata con el caso de Delcy Rodríguez. Recibirla a escondidas en el aeropuerto en estos tiempos tecnológicos en que todo se sabe, terminó por complicarle la posición contradictoria de los últimos meses.

Pero la verdadera piedra en el zapato es Rusia. En el Kremlin prevalece un interés desmesurado por continuar sus relaciones con la tiranía venezolana. Se habla de su intención en invertir más de cinco mil millones de dólares en la extracción de petróleo. Nada desdeñable a sabiendas de su también disposición a colocar mil millones más en la explotación minera de oro y diamante.

Esta realidad es reconocida y entendida por los EE. UU. Fue tema peculiar en las conversaciones entre el presidente interino y los diferentes representantes de los poderes norteamericanos.

El zarandeo con las sanciones secundarias será tema diario en los próximos meses. Penalizarán a toda empresa que adquiera crudo venezolano. Esta voluntad de amonestación se ha escuchado antes, pero ahora el ambiente tiende a ser más riguroso, pues los blancos están más que claros, así como la espera de unos resultados más concretos.

Esto generó que el Departamento del Tesoro norteamericano sancionara a la empresa petrolera rusa Rosneft Trading, con el sagaz argumento de proteger los recursos naturales de Venezuela. Actualmente esta organización tiene una licencia para explotar gas en nuestro país por 30 años y es una de las más fieles aliadas de Pdvsa. Expertos aseguran que dos tercios de la producción nacional es comercializada por ésta y que las implicaciones serán enormes para la industria.

Con esta medida percutora, la empresa perdió tres mil 500 millones de dólares en las dos primeras horas, cuyos efectos se verán enormes en los próximos 90 días. En pleno oropel de su fama, Rosneft en la compañía número 76, sancionada por Washington por sus relaciones con la dictadura venezolana.

Triturando sus alternativas y conocedor de la diminuta cartera de clientes con la cual cuenta en este momento Pdvsa, Maduro inmediatamente declaró emergencia energética de la industria de hidrocarburos en el país y conformó una comisión presidencial plenipotenciaria, comandada por Tareck El Aissami.

La lucha será a dentellada limpia. La economía rusa no se encuentra en su mejor momento. Los índices no son los mejores, por eso siempre corría un rumor detestable de que Maduro pondría en manos de Rusia toda la producción petrolera. Una privatización a ciegas y con el despecho de no perder su trono en Miraflores.  

Las guerras se emprenden con decisiones astutas y sus derivaciones certeras se obtienen de mover las piezas en el momento preciso. No es hablando con severidad e idealizando personajes, como se lograrán las victorias. Tampoco derribando los esfuerzos o teniendo la desesperanza como bandera aliada, podremos salir de este mal momento histórico. Sin alegorías innecesarias, creo que poco a poco se tomará de los pelos a los culpables. Son buenas las medidas y negarlas sin parpadear sería apostar al fracaso. Todo es un preludio a lo que vendrá; una predicción avistada con fe y con las palpitaciones auténticas de una libertad cercana.  

José Luis Zambrano Padauy
zambranopadauy@hotmail.com
@Joseluis5571
Ex director de la Biblioteca Virtual de Maracaibo “Randa Richani”