martes, 20 de noviembre de 2018

MARIA CORINA MACHADO Y VALENTINA QUINTERO INFLUYENTES VENEZOLANAS

Dos venezolanas están en el ranking de 100 mujeres más influyentes del mundo de la BBC, edición 2018: la dirigente María Corina Machado y la periodista Valentina Quintero. La enumeración del listado, según indicaron sus creadores, se efectuó por orden alfabético.

    ********ACTUALIZACIÓN HOY MARTES 20-11-2018 ********             
EL REPUBLICANO LIBERAL 
Promoción  mediante mail list, twitter y Facebook
http://elrepublicanoliberalii.blogspot.com/
Al retwittear  aumentas tu número de lectores
"Hay dos maneras de difundir la luz, ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja”

UN RECONOCIMIENTO MUY ESPECIAL A QUIENES NOS ENVÍAN  SUS DECIDORES ARTÍCULOS Y A LOS QUE NOS ESTÁN APOYANDO ECONÓMICAMENTE 
PARA SU APORTE  COMUNICARSE CON carpa.carpa@outlook.es 

FERNANDO OCHOA ANTICH, ¡NUESTRA SOBERANÍA ESTÁ EN GRAVE RIESGO!

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Javier Tarazona, presidente del Colegio de Profesores de Venezuela, en el programa “Primera Página” de Globovisión del pasado 14 de noviembre, analizó detalladamente la dramática realidad que viven nuestras fronteras, lo cual corrobora que en nuestra Patria, en estos veinte años de desgobierno chavista y madurista, no sólo se ha comprometido gravemente la libertad y el bienestar de nuestro pueblo sino que se ha puesto en grave riesgo la soberanía nacional. El profesor Tarazona describió como los diferentes grupos armados de la subversión colombiana y del crimen organizado, el ELN,... más »

CAROLINA GÓMEZ-ÁVILA, RESISTENCIA, PARLAMENTO Y PARTIDOS POLÍTICOS,

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 2 horas
“Las acciones de resistencia previstas en la Constitución de 1999 (…) implican, no una ruptura del orden constitucional existente, sino su precisa aplicación con base a la primera fuente de legitimidad que son los principios y valores constitucionales”. Nunca hubiera leído este texto si Gerardo Blyde no hubiera publicado un interesante tuit al respecto, el 17 de junio de 2017. Digo interesante porque, además del contenido, destacó que pertenece al libro “La Constitución de 1999”, autoría de Hermann Escarrá. Reconozco el destello republicano, dígalo quien lo diga. Eso por una parte... más »

OMAR ÁVILA, EL PODER DEL VOTO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 2 horas
Las elecciones de la Universidad de Carabobo muestran que la tiranía se está afincando, y que no respeta ni las elecciones estudiantiles. Hay que celebrar que unos jóvenes que no conocen otra cosa que vivir en “revolución” estén tan convencidos y decididos a recuperar la democracia. La lección de los estudiantes de la UC es clara y tajante: Votando siempre se gana. No hay evento como las elecciones para movilizar, moralizar y organizar. Los comicios de la UC evidencian claramente que voto, bota a cualquier intento del régimen. Los jóvenes están claros en que el regreso a una Venez... más »

JOSÉ RAFAEL AVENDAÑO TIMAURY,BORRELL

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 2 horas
El Ministro para asuntos exteriores de España ha anunciado: “La negociación que todo el mundo reclama entre el gobierno y oposición venezolanos tenga realmente lugar”. Pareciera que en lo genérico, tal deseo y/o apreciación por parte del gobierno socialista ibérico no tendría otra razón –acotaríamos nosotros,- que “obras son amores que no buenas acciones”. El diplomático ha estado emitiendo diversas declaraciones que tienen que ver con la Crisis Nacional venezolana. De todas ellas me permito contrastar ésta última con una anterior suya donde resaltaba que el presidente venezol... más »

MIBELIS ACEVEDO D., ESE RUIDO, ESA FURIA,

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 2 horas
El odio atraviesa la sala con pies enfangados, deja nítido rastro de su paso. A merced del caos y la degradación, muchos reivindican su derecho a restregarlo, como si ser víctimas recurrentes los librase del sentido de responsabilidad. La ofuscación bloquea la razón, la inutiliza; pero al rabioso, al ganado por sus propios demonios, poco le importa. "La vida es una sombra en marcha; un mal actor que en escena se arrebata y contonea y después no vuelve a saberse de él: un cuento contado por un necio, lleno de ruido y de furia, que nada significa", dice Macbeth al enterarse del apare... más »

CARLOS ALBERTO MONTANER UN EJÉRCITO EUROPEO O EL COMIENZO DE OTRA ERA

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 2 horas
No se ocurre otro tema más importante. Dijo Ángela Merkel, la primer ministro alemana, que está de acuerdo con Emmanuel Macron, el presidente francés, en que debe crearse un ejército europeo. Cuando eso suceda habrá terminado, realmente, el siglo XX y el mundo de la postguerra. Macron y Merkel desconfían de la firmeza de Trump. Tienen razón para ello. Al presidente norteamericano le incomoda el artículo quinto del Tratado de la OTAN. Ése que obliga a todos los miembros de la Alianza a defender, incluso con las armas, a algún miembro de la Alianza que haya sido atacado por otra nac... más »




FERNANDO OCHOA ANTICH, ¡NUESTRA SOBERANÍA ESTÁ EN GRAVE RIESGO!


 Javier Tarazona, presidente del Colegio de Profesores de Venezuela, en el programa “Primera Página” de Globovisión del pasado 14 de noviembre, analizó detalladamente la dramática realidad que viven nuestras fronteras, lo cual corrobora que en nuestra Patria, en estos veinte años de desgobierno chavista y madurista, no sólo se ha comprometido gravemente la libertad y el bienestar de nuestro pueblo sino que se ha puesto en grave riesgo la soberanía nacional. El profesor Tarazona describió como los diferentes grupos armados de la subversión colombiana y del crimen organizado, el ELN, disidentes de las FARC, el Ejército Popular de Liberación, Los Rastrojos, Los Boliches,  Las Aguilas Negras, Los Urabeños, las Autodefensas gaitanistas de Colombia…, operan con absoluta libertad por nuestro territorio y ejercen control sobre la población y el territorio en diferentes áreas de nuestra geografía, con la seguridad de que las autoridades civiles y militares, por ser sus cómplices, no actuarán en su contra..


Ese control sobre nuestro territorio lo ejercen los grupos guerrilleros no sólo por la fuerza, sino utilizando métodos psicológicos muy bien orientados con la finalidad de ir sembrando ideas “revolucionarias” en  niños y  adolescentes que faciliten su reclutamiento como combatientes apenas tengan una edad suficiente para empuñar el fusil. Igualmente, les permite reemplazar en algunos municipios fronterizos a las autoridades venezolanas, por inexistentes o ineficientes, en sus funciones de gobierno, resolviendo infinidad de aspectos administrativos como la reparación de obras de infraestructura, entre ellas escuelas y liceos, llegando hasta transformarse en garantes del orden y la justicia.   Ese tipo de acciones lo acompañan con un control rígido de la educación que dictan en las escuelas y liceos,  acompañados de regalos de todo tipo, entre ellos  útiles escolares, revistas para colorear, libros de edición bolivariana. Para ello cuentan con el dinero proveniente de sus actividades delictivas.

El profesor Tarazona afirmó que le había informado al general Vladimir Padrino López la ubicación de los asentamientos guerrilleros y paramilitares, recordándole que él había garantizado su expulsión. De igual forma sostuvo que en el Táchira opera el frente Gustavo Villamizar, el cual tiene control sobre varias zonas, incluyendo los municipios García de Hevia, Panamericano, Ayacucho y Lobatera. Además señaló que el ELN reparte las cajas CLAP “la guerrilla llega con miembros y carros del Gobierno. Pareciera que existe un acuerdo bilateral entre la guerrilla y el gobierno de Maduro para esta distribución que ocurre cada 22 días”. También señaló  que el ELN tiene en funcionamiento, desde hace varios años, diferentes emisoras: Antorcha Stereo, 96.7; FM, La Voz de la Libertad, 95.5 FM, y Antorcha Elena, 90.1 FM. y recientemente salieron al aire: 105.5 FM y 94.7 FM. Exigió que la Comisión Nacional de Comunicaciones las bloqueara. Estoy convencido que no lo harán.

La presencia de irregulares colombianos se ha expandido en nuestro territorio al pasar de la frontera occidental, Táchira y Zulia, a la frontera Sur, Apure y Bolívar, para obtener ilegales beneficios de la criminal explotación contra el medio ambiente,  de oro, diamante y coltán en el área que el gobierno madurista ha denominado “Arco Minero”. Las mafias venezolanas, colombianas y brasileras han empezado una fuerte lucha por el control de ese territorio… La reciente emboscada en contra de la Guardia Nacional, con el doloroso saldo de 3 guardias nacionales muertos los sargentos Alfredo Guevara, Robert Artahona y José Martínez y 10 guardias nacionales heridos en el sector Picatonal del estado Amazonas así lo indica, como también la detención del colombiano Luis Ortega Bernal, peligroso cabecilla del ELN en la zona. Es sorprendente que hasta el presente no se haya ordenado una operación militar de la envergadura necesaria, con la misión de capturar y someter a la justicia al grupo irregular causante de esa acción militar.

Esta actitud complaciente de la dictadura madurista con la guerrilla colombiana, establecida como estrategia  por Hugo Chávez, desde el inicio de su gobierno,  al reconocer como fuerza beligerante a las  FARC y afirmar que Venezuela limitaba no con Colombia sino  con un territorio controlado por dichas fuerzas guerrilleras, se ha mantenido invariable en estos últimos años.  La firma del acuerdo de paz entre las FARC y el gobierno colombiano desplazó el respaldo del gobierno madurista al ELN, el cual ha utilizado ampliamente nuestro territorio, inicialmente, como zona de alivio para poder atacar unidades militares colombianas y recientemente para cometer delitos de diversa índole en suelo venezolano y obtener beneficios por la explotación ilegal de nuestros minerales preciosos. El liderazgo democrático de ese país ha denunciado  permanentemente la existencia de esta creciente amenaza a la estabilidad de sus instituciones, señalando que esos grupos guerrilleros han abandonado totalmente su visión ideológica para transformarse en grupos armados al servicio del crimen organizado.

En verdad, al hecho de que Venezuela se ha constituido en santuario para los grupos irregulares que actúan en contra de las instituciones colombianas, se agrega la tragedia humanitaria que sufre nuestro país gracias al desastroso gobierno de Nicolás Maduro y que ha traído como consecuencia una gigantesca diáspora que se ha transformado en una amenaza, más grave que la misma subversión, para la estabilidad de diferentes países de la región, pero comprometiendo especialmente la de Colombia. En ese contexto no es de extrañar que el gobierno colombiano critique permanentemente al régimen bolivariano y propicie su final. Hasta ahora esas diferencias se han mantenido en el campo diplomático. Sin embargo, no se puede descartar que eventualmente, en virtud del agravamiento de la crisis, Colombia decida considerar una acción militar. 

En esa indeseable circunstancia, Colombia contaría con el apoyo político y militar de los Estados Unidos y Brasil y el apoyo diplomático de Argentina, Perú, Chile y Paraguay por coincidir sus intereses nacionales; Venezuela, con el respaldo político de Rusia, China, Irán, y Turquía, cuyas Fuerzas Armadas  no estarían en capacidad de ofrecer un apoyo militar por lo  lejano del teatro de operaciones. Igualmente, sus posibles aliados latinoamericanos, Bolivia, Nicaragua y Cuba, no tendrían suficiente capacidad para tomar parte en un conflicto militar de esa magnitud. Esa es la razón por la cual considero que es una gran irresponsabilidad someter a Venezuela a ese tipo de tensiones internacionales. Comprometer nuestra soberanía, como lo viene haciendo Nicolás Maduro con la dolorosa anuencia de la Fuerza Armada Nacional,  es un acto de traición a la Patria.

Fernando Ochoa Antich
fochoaantich@gmail.com.
fochoaantich

CAROLINA GÓMEZ-ÁVILA, RESISTENCIA, PARLAMENTO Y PARTIDOS POLÍTICOS,


“Las acciones de resistencia previstas en la Constitución de 1999 (…) implican, no una ruptura del orden constitucional existente, sino su precisa aplicación con base a la primera fuente de legitimidad que son los principios y valores constitucionales”. 

Nunca hubiera leído este texto si Gerardo Blyde no hubiera publicado un interesante tuit al respecto, el 17 de junio de 2017. Digo interesante porque, además del contenido, destacó que pertenece al libro “La Constitución de 1999”, autoría de Hermann Escarrá.

Reconozco el destello republicano, dígalo quien lo diga. Eso por una parte. Por la otra, no hay mejor cuña que la del mismo palo. Así que lo traigo a colación hoy para unas pocas reflexiones sobre la resistencia.

La República exige “poderes independientes que se controlen recíprocamente”. En nuestra actual situación, el único Poder Público que podría ofrecer control -puesto que está políticamente dispuesto a hacerlo; es decir, es el único que se opone al resto de los poderes- es el Legislativo.

*Lea también: Una Feria de derechos humanos, arte y juventud, por Nelson Freitez

En este desequilibrio flagrante no es posible ofrecer resistencia sin dar apoyo irrestricto a la Asamblea Nacional. Pero dar apoyo al Parlamento, dar apoyo a los diputados en tanto representantes electos hasta 2021, no significa dar apoyo a los individuos. Nadie pretende eso. Lo que se pretende es que discernamos entre el ciudadano, el diputado en la curul y la institución misma.

Si se les llama parlamentarios no se puede esperar que su acción fundamental sea distinta de hablar, declarar, conversar, tratar puntos de vista diferentes y llegar a acuerdos. Esto contiene una curiosa implicación: pide parlamentar quien se considera vencido o en la imposibilidad de vencer y le responde quien se considera convencido o en capacidad para convencer. Así que parlamentar implica diálogo y negociación desde una posición no necesariamente ganadora.

Con esto encuentro explicación a la campaña de difamación a los diputados y a la, más perversa aún, campaña de desprestigio de la actividad parlamentaria, que se apuntala en un par de conclusiones tácitas: que la Asamblea Nacional no puede acometer acciones propias del Poder Ejecutivo ni de la Fuerza Armada Nacional

Pienso que estamos ante una operación de opinión para entrampar a la población. Percolar estos errores, permitir que subyazcan, hará que la población desprecie, por considerarlo inútil, todo lo que se relacione con el sistema republicano y la democracia. Por resultado, a ese pueblo le será fácil tolerar, aceptar de buen grado o pedir una acción de fuerza para instaurar otra dictadura que actúe con la eficacia que sólo los tiranos tienen.

La contraoperación debería mostrar que por el solo hecho de ser mayoritariamente opositor, el Poder Legislativo es la única cortapisa institucional para la tiranía; que a pesar de maniatado, violado y vejado, sigue siendo nuestra única voz y mecanismo de acción y que en ello vale la pena perseverar.

Para lograrlo, la Asamblea Nacional debería ser la institución a la que los medios de comunicación social traten con mayor esmero. Sin olvidar que representa su posibilidad de libertad de prensa y, para el pueblo, de libertad de expresión.

Pero esta campaña de descrédito no va sólo contra la institucionalidad sino que también ataca al sistema de partidos múltiples. El descrédito de quienes se dedican a la actividad político-partidista, a partir de difamaciones que si no son falsas es prácticamente imposibles de probar, recae en los partidos políticos robándoles el prestigio y favor popular y, como quiera que usted lo entienda, no hay democracia sin partidos políticos.

La resistencia claudica cuando se desdeña la actividad parlamentaria “por inútil” y la actividad político-partidista “por colaboracionista”. No opone resistencia quien le quita poder a las dos únicas instituciones que pueden ayudarnos a salir de esta pesadilla. No hay otra que nos pueda representar.

Carolina Gómez Ávila
@cgomezavila

OMAR ÁVILA, EL PODER DEL VOTO


Las elecciones de la Universidad de Carabobo muestran que la tiranía se está afincando, y que no respeta ni las elecciones estudiantiles.

Hay que celebrar que unos jóvenes que no conocen otra cosa que vivir en “revolución” estén tan convencidos y decididos a recuperar la democracia.

La lección de los estudiantes de la UC es clara y tajante: Votando siempre se gana. No hay evento como las elecciones para movilizar, moralizar y organizar.

Los comicios de la UC evidencian claramente que voto, bota a cualquier intento del régimen. Los jóvenes están claros en que el regreso a una Venezuela prospera y democrática, solo lo vamos a lograr ejerciendo nuestros derechos.

Con su participación masiva desnudaron al gobierno en su deriva totalitaria. Contra el voto masivo no pudo la represión.

El éxito del voto en las elecciones de la UC nos demuestra que la abstención no es una opción.

Desde Unidad Visión Venezuela invitamos a seguir el ejemplo de los estudiantes

Es propicio citar a María Corina Machado cuando dijo: “Felicitaciones a los valientes estudiantes de la UC quienes, a pesar de su brutal represión, lograron la victoria de la Federación de Centros Universitarios (…) A Marlon Díaz y a todo su equipo, el respeto de toda Venezuela! Así se lucha! Bravo muchachos!”. Ojala, esto sea un signo de rectificación de la compañera María Corina.

Esto es lo que hemos venido diciendo y promoviendo desde Unidad Visión Venezuela, la participación por encima de las condiciones… No es quedarnos de brazos cruzados esperando soluciones mágicas.

A nuestro juicio hay varios mensajes que recoger, la unidad de 25 movimientos en un solo candidato es posible, la represión del oficialismo puede ser neutralizada y nuestro potencial de votos puede llegar al 85%.

En la dinámica de la polarización solo van quedando el régimen y un sector opositor cada vez más minoritario, lo que ratifica, una vez más, que ambos están desconectados de la realidad nacional.

Esta elección demuestra además, que el voto es letal para el régimen y que la abstención es letal para la oposición y la democracia. ¿La ruta para lograr un cambio es difícil, lenta y dolorosa? ¡Si!-, pero, al menos, nos permite ir avanzando.

Gracias estudiantes, una vez más, gracias, demostraron que el voto sigue siendo un arma poderosa para combatir al adversario. Con tenacidad, estrategia, perseverancia, acción y unión, se puede lograr. El voto masivo y su defensa es la verdadera ruta de quiebre.

Omar Ávila
@OmarAvilaVzla

JOSÉ RAFAEL AVENDAÑO TIMAURY,BORRELL


     El Ministro para asuntos exteriores de España ha anunciado: “La negociación que todo el mundo reclama entre el gobierno y oposición venezolanos tenga realmente lugar”. Pareciera que en lo genérico, tal deseo y/o apreciación por parte del gobierno socialista ibérico no tendría otra razón –acotaríamos nosotros,- que “obras son amores que no buenas acciones”. El diplomático ha estado emitiendo diversas declaraciones que tienen que ver con la Crisis Nacional venezolana. De todas ellas me permito contrastar ésta última con una anterior suya donde resaltaba que el presidente venezolano perdería su condición de legitimidad a partir del venidero 10 de enero. Ya me había referido a ésta apreciación en otro escrito publicado en El Nacional. Señalaba que había “sustraído de su chistera” tal apreciación, (la legitimidad) obviando la opinión generalizada tanto a nivel nacional como internacional. ¡Maduro es ilegítimo desde hace mucho tiempo! Así lo demuestran diversos hechos consumados: Elección de una Asamblea Nacional Constituyente írrita por inconstitucional; y, el adelanto de la elección presidencial con casi un año de anticipación. Con el añadido de la peculiar apreciación de la Sala Constitucional del TSJ en el sentido de que el nuevo período comenzaría a partir del 10 de enero de 2019. Basta con estos dos ejemplos para hacer ostensible la ilegitimidad. (No hablaremos del golpe de Estado continuado desde hace más de un lustro, ni de la supresión de hecho de la Asamblea Nacional en su condición de único representante del Poder Legislativo del Estado venezolano.


     También señalaba en aquel escrito que el aserto del canciller español comprometía al gobierno socialista de Sánchez. Tal apreciación pasó de manera casi inadvertida. Luego del “jalón de orejas” impartido –me imagino que así fue por parte del jefe de Estado, a requerimiento del gobierno totalitario venezolano- ha venido -por cuenta gotas- enmendando su aserto inicial. Sin embargo la contradicción entre ambas posturas es más que evidente.

     Si asumimos como cierta la postura global del Estado del reino de España; Maduro, por ahora y solamente hasta el 10 de enero de 2019, es legítimo. Lo cual le permite, -de acuerdo a ésta incuestionable lógica- que la solicitud de entablar una nueva negociación política a realizarse entre la oposición y la dictadura debería ser hecha en los últimos 43 días antes del próximo 10 de enero. La intervención del gobierno español como mediador o facilitador de buena fe estaría circunscrito a la inobjetable condición de que Maduro y su Combo propiciaría una “transición” mediante elección popular con nuevas autoridades electorales y debidamente supervisadas por órganos legítimos y probos de la comunidad internacional como garantes. ¡Estas serían las condiciones en líneas generales! Ahora bien; para no pecar de ingenuos, ni creer en “pajaritos en dulce espera”, nos preguntaríamos: ¿Estaría el totalitarismo venezolano en disposición de aceptar esa premisa? La respuesta es obvia. ¡Por supuesto que no! Ya hemos dicho hasta el cansancio que la única intención de la dictadura es ganar tiempo. De tal manera que la hipótesis constituye algo más que un contrasentido.

     Por tales circunstancias no resulta difícil concluir que la pretendida  (absurda y desfasada) negociación enunciada y propiciada por el gobierno español no es sincera ni procedente. Además (repetimos) es contradictoria. ¡Significa que los socialistas y aliados del gobierno hispano están dispuestos a darle el espaldarazo de rigor a un gobierno ilegítimo? Pareciera, a todas luces, que así será. Lo que no está suficientemente claro es la decisión definitiva de la comunidad europea al respecto. Por ahora, pareciera también, que no hay unanimidad. Tampoco está definida la posición de otros gobiernos y organismos multilaterales. Lo único cierto es que la connotación como tal del totalitarismo venezolano -en el concierto internacional- es casi unánime con algunas variantes. Estas interpretaciones semánticas han logrado su cenit con la ladina explicación del socialista español Felipe González. (Se incorpora resueltamente al trío de Los tres mosqueteros ladinos con José Luis Rodríguez Zapatero y Josep Borrell). Su enjundiosa disquisición de cátedra acartonada -con aroma pestilente- entre las diferencias entre dictadura y tiranía o regímenes autoritarios son de antología. ¡Para bailarla a ritmo de zarzuela!

     Concluimos la semana pasada con la experiencia derivada de las accidentadas elecciones estudiantiles en la Universidad de Carabobo. Como aún persiste en un sector de la oposición venezolana la apreciación de que sólo mediante votos se combate a las dictaduras; resulta apropiado referirnos, a vuelo de pájaros, con las resultas de la elección carabobeña. Lo primero a resaltar fue la violencia generalizada propiciada por el envalentonado (“guapo por apoyado”) gobernador. “Lacava de poner la torta nuevamente”. Profusión de bombas lacrimógenas a granel con la idea de impedir el acto cívico y sustraer las urnas electorales. El requerimiento de las autoridades rectorales de la universidad solicitando a la FANB la protección ante la esperada violencia sin obtener, como de costumbre, respuesta alguna. Por último, la declaración del fastidioso “Trucutú” -el del inefable mazo- anunciando el triunfo de la candidata oficialista. Seguramente el ministerio de elecciones del gobierno y la Sala Electoral del TSJ emitirán sendas decisiones para avalar el fraude. Sin olvidar que ya un partido opositor cuyo jefe es oriundo de ese Estado, reivindica para sí el “apoteósico triunfo”.

     Continuando con la “onda electorera” (en las actuales circunstancias) llama la atención la propuesta emanada por un editor en el exilio, donde llama a realizar de inmediato unas elecciones internas –una especie de primarias- para decidir quién será candidato de la oposición en las elecciones que habrá de realizar Maduro en diciembre de 2025. ¡La patología es crónica! y la práctica dialéctica y babosa del onanismo electorero está  generalizada…

José Rafael Avendaño Timaury
cheye@cantv.net
@CheyeJR

MIBELIS ACEVEDO D., ESE RUIDO, ESA FURIA,


El odio atraviesa la sala con pies enfangados, deja nítido rastro de su paso. A merced del caos y la degradación, muchos reivindican su derecho a restregarlo, como si ser víctimas recurrentes los librase del sentido de responsabilidad. La ofuscación bloquea la razón, la inutiliza; pero al rabioso, al ganado por sus propios demonios, poco le importa.

"La vida es una sombra en marcha; un mal actor que en escena se arrebata y contonea y después no vuelve a saberse de él: un cuento contado por un necio, lleno de ruido y de furia, que nada significa", dice Macbeth al enterarse del aparente suicidio de la reina, arpía despedazada al final por el sonambulismo y la culpa. Ruido y furia, en ello se nos va la vida a buena parte de los venezolanos, presas de la frustración que no pudo exorcizarse, como era previsible, a fuerza de renombrar compulsivamente a la realidad.

Desarmados por la política-ficción que cunde en redes, recluidos allí en suerte de Babel opinática, (vale evocar la desconcertante polifonía a la que apeló Faulkner en su novela “El ruido y la furia” para contar la decadencia de los Compson, espejo de ese petrificado “deep south” estadounidense que lidiaba con los tajos de la Guerra Civil) la rabia nos hace cebo del radicalismo. “¿Y qué tiene de malo ser radical, volver a la raíz, la “razón primera” de las cosas?”, dirán algunos mientras se apuran en publicar listas de diputados “traidores” para que después, en pulcra transición gestionada por ungidos, puedan ser descabezados con fines “profilácticos”. La respuesta es simple: pues ante la anomalía no se censura la pertinencia de reformas de fondo -un histórico reclamo de los movimientos demócratas radicales del s.XVIII y XIX, por cierto, que abogaban por conquistas liberales- sino la intransigencia retrógrada, la defensa de principios que enarbolan como cláusula la desaparición del otro; noción adversa no sólo a la vida, también a la civilizada posibilidad de convivencia. Adversa, por ende, a la política y su obligación de tasar la decisión en función de la realidad, siempre cambiante.

Más afín al fundamentalismo, un radicalismo político que en vez de abrazar la integración y el progreso plantea cosmovisiones excluyentes, acaba invocando al fanatismo. He allí la marca de Caín que espeluzna al entusiasta de la libertad. El odio enfocado hacia determinados grupos, el resentimiento implícito en tales movidas hace inviable la pluralidad y tolerancia que deben sellar el pulso del hablar y actuar juntos.

Concebir la opinión (sea de afectos u opositores al gobierno) como entidad monolítica, volverla deslucida manifestación de un pensamiento aplanado y sin matices; asfixiar la irrupción de lo individual, recurrir al profundo desprecio como nexo de identidad colectiva, traducirlo en asco casi físico por el distinto-a-mí y encima tratar de convencer de que la construcción de lo nuevo sólo pasa por la demolición total de lo existente, remite a las recetas autoritarias de siempre. Hay que estar atentos: a contrapelo de cruzadas en nombre de la redención moral, tras toda esa tirria confundida con verdad, el pelaje “libertario” pareciera barajar el apego por aquello que Umberto Eco llamó el “fascismo eterno”.

No hay demasía en la advertencia. En tanto “colmena de contradicciones” el término va más allá del que disparaba la vulgata stalinista. Unido al llamado de nuestra íntima tribu, el Ur-Fascismo “está a nuestro alrededor”, dice Eco, “a veces vestido de paisano”. Sabiendo que en otras latitudes las democracias funcionales forcejean a duras penas con su envión, el panorama no luce leve para un país cuyo ethos ha vivido tanto tiempo sumido en los modos bastos de la autocracia, dislocado por la desinstitucionalización.

Afloran rasgos de ese fascismo vinculado a un populismo cualitativo, por ejemplo, en la apología reaccionaria y anti-modernidad que algunos hacen de “dictaduras virtuosas”. En el castigo al pensamiento crítico y la diversidad, en el impulso por tildar de traidor a quien manifieste su desacuerdo. En el culto a la homogeneidad en torno a ideas o figuras (“el heroísmo es la norma”) o la manía por apartar al impuro, el intruso. En la supresión de la secular lucha por la vida en aras de la épica “vida para la lucha”, que repudia el apaciguamiento como solución; en el aprovechamiento de la frustración y su revelación como antipolítica. “Cada vez que un político expresa dudas sobre la legitimidad de un parlamento porque ya no representa la Voz del Pueblo, podemos oler Ur-Fascismo”, corona Eco. El reflejo aturde.

No se trata de atacar al radicalismo por gusto, sino de tomar partido ante su dudoso designio. Está visto que un germen deletéreo se agazapa tras ese ruido, esa furia que los “macarras de la moral” (Serrat dixit) estrujan a su favor sin entender cabalmente la política, en la cual igual irrumpen, gruñendo y desbarrando. Eso es lo insostenible. Habrá que vacunarse, pues, contra tal tarasca, si interesa no arrimar más sombra y sinsentido a la tragedia.

Mibelis Acevedo Donís
@Mibelis

CARLOS ALBERTO MONTANER UN EJÉRCITO EUROPEO O EL COMIENZO DE OTRA ERA


No se ocurre otro tema más importante. Dijo Ángela Merkel, la primer ministro alemana, que está de acuerdo con Emmanuel Macron, el presidente francés, en que debe crearse un ejército europeo. Cuando eso suceda habrá terminado, realmente, el siglo XX y el mundo de la postguerra. 

Macron y Merkel desconfían de la firmeza de Trump. Tienen razón para ello. Al presidente norteamericano le incomoda el artículo quinto del Tratado de la OTAN. Ése que obliga a todos los miembros de la Alianza a defender, incluso con las armas, a algún miembro de la Alianza que haya sido atacado por otra nación. 

El abono del pago de los gastos de la OTAN, que Trump reclama con energía a los países atrasados –un 2% del PIB de las naciones que la integran- parece ser una coartada del presidente norteamericano. Realmente, le gustaria salirse de una Alianza en la que no cree, como buen y genuino nacionalista “antiglobalización”.  

El problema se hizo evidente tras el ingreso de la República de Montenegro en la OTAN. Montenegro es un pequeño país de los Balcanes, la antigua Yugoslavia, con apenas 630 000 habitantes, carente de cualquier clase de interés, salvo que allí nació Milovan Djilas, el autor de La nueva clase. Se integró recientemente a la OTAN para librarse de un zarpazo de Rusia. El periodista Tucker Carlson de Fox News le hizo la pregunta clave a Trump: 

--¿Por qué nuestros hijos tendrían que pelear o morir por defender a Montenegro? 

Trump dijo que él se cuestionaba lo mismo, calificó de muy agresivos a los montenegrinos, y los asoció a una hipotética tercera guerra mundial. 

Fueron estos truenos los que despertaron a Macron. Aunque el artículo quinto del tratado sólo ha sido invocado una vez, y fue por George W. Bush tras el ataque a las Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001, los líderes de Europa saben que es cuestión de tiempo que la Alianza con Estados Unidos se debilite hasta, primero, la insignificancia, y luego la extinción. 

Esto dejaría a Europa al alcance de Rusia o China, salvo que exista un elemento disuasor creíble: un ejército lo suficientemente poderoso que tendría dos consecuencias fundamentales, por una punta, impediría que Rusia o China se atrevieran a atacar o extorsionar a los europeos, y por la otra mantendría a los militares ocupados y sin tentaciones de ocupar las casas de gobierno. 

Esto último es muy importante. Ortega y Gasset dijo y repitió que “España es el problema y Europa la solución”. Especialmente cuando las dos cabezas, Francia y Alemania, se unen para defender un común propósito: impedir la guerra y preservar el sistema de la “democracia liberal” que tan buen resultado le ha dejado al Continente. 

No debe olvidarse que en Europa radica no sólo el origen de las libertades, los derechos humanos y la revolución industrial. Las querellas más sangrientas de la historia se han librado en suelo europeo. La devastadora "Guerra de los Treinta Años"(1618-1648) se riñó allí y costó ocho millones de muertos que se entremataron en nombre de Dios con cuchillos, lanzas y precarias armas de fuego. La de "Sucesión" (1701-1714), por el trono de España, anduvo por los casi dos millones. Ambas guerras fueron “mundiales”, con diversos contendientes y ramificaciones internacionales. 

¿Para qué seguir? Son innumerables los conflictos bélicos que han encharcado a Europa. Entre otros, la Guerra de los Nueve Años, la de los Siete –remoto punto de partida de Estados Unidos, aunque entonces nadie pareció advertirlo-, las napoleónicas, hasta llegar a los mataderos de la Primera y la Segunda Guerras mundiales. 

Fue esta certeza histórica, unida a los horrores de la Segunda Guerra mundial, lo que llevó a Roosevelt-Truman a abandonar el tradicional aislacionismo norteamericano (recomendado nada menos que por George Washington), y a decidirse a encabezar al “mundo libre”, resolución que se tradujo en los acuerdos de Bretton Woods, la OTAN, el Plan Marshall, la CIA, la OEA y el resto de los mecanismos que hoy languidecen tras varias décadas de eficacia decreciente. 

Desde luego, la tarea de crear ese ejército europeo será muy difícil, pese a que Francia domina el arma nuclear y Alemania, junto al resto de la UE, poseen el músculo económico para llevarlo a buen puerto. Ojalá se consiga, pese a todo. La frase de Ortega pudiera extenderse a todos los países del Viejo Continente. El problema es cada uno de ellos. Europa es la paz y la solución. Trump es el síntoma de unos vínculos políticos que se debilitan. Lo mejor es admitirlo, como han hecho Merkel y Macron. Era mucho más fácil y barato sobrevivir bajo la tutela americana, pero parece que eso pronto no será posible. Otra era llama a las puertas.

Carlos Alberto Montaner
montaner.ca@gmail.com