miércoles, 13 de marzo de 2019

ACTUALIZACIÓN, "EL REPUBLICANO LIBERAL II”, MIÉRCOLES 13-03-2019,


GINA MONTANER, JUAN GUAIDÓ ES EL ROSTRO DE LA ESPERANZA PERO ÉL SOLO NO PUEDE GENERAR EL CAMBIO

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 14 minutos
La llegada el pasado lunes 4 de marzo del presidente interino de Venezuela Juan Guaidó al Aeropuerto Internacional de Maiquetía estuvo cargada de emoción. Después de días llenos de incertidumbre en los que muchos debatían de qué modo el líder de la oposición lograría regresar a su país, sencillamente lo hizo tal y como algunos habían apuntado: pasando por la aduana como el resto de los pasajeros que arribaron del extranjero en un vuelo comercial. El propio agente que lo recibió, según relató Guaidó, le dio la bienvenida con una sonrisa. Para la historia quedan las imágenes de esa ... más »

ORLANDO VIERA-BLANCO, EL REGRESO ÉPICO DE GUAIDÓ

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 26 minutos
Volvió…Contra todo pronóstico el Presidente interino Juan Guaidó Márquez regresó al país desafiando todas las amenazas del ex gobierno del Sr. Maduro y sus cooperantes. Sin duda el arrojo y valentía que significó esta épica marcará la diferencia para lograr los objetivos propuestos y el cese de la usurpación. Y ahora sin luz, sumidos en la tragedia de energía, el desenlace será antes… *El impacto de la coalición internacional * En las últimas semanas hemos cumplido un nuevo periplo entre América, Europa y Canadá. En Madrid y Barcelona estuvimos en algunas actividades y citas dipl... más »

JOSÉ RAFAEL AVENDAÑO TIMAURY, F.F.A.A.N.N

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 35 minutos
Aproveché las ya casi desaparecidas festividades carnestolendas para releer con fruición la serie completa de “Militares en Democracia”, publicada en 2002 por la Fundación Konrad Adenauer de Venezuela. Deseo referirme, en lo particular, a lo planteado por el Coronel Bischof, miembro de la Reserva del ejército alemán. Se trata de la concepción de “Conducción de la Bundeswer” (Fuerza Armada Alemana) bajo el sugestivo título de “Conducción Interna* en Venezuela”. (Tomo 5, marzo de 2002). Señala el autor que la actual constitución más liberal de la historia alemana establece ... más »

OSCAR ARNAL, DESGOBIERNO SIN LUCES

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 54 minutos
Las últimas horas han sido duras. Entre las consecuencias del apagón está la incomunicación nacional e internacional. Estuvimos gran parte del tiempo sin teléfono e internet y además sin agua. En tres días de falla, cinco veces ha vuelto y se ha ido la luz. Las noticias sobre niños y ancianos fallecidos y las carencias hospitalarias nos llenan de dolor. Se nos informa que decenas de personas han fallecido desde el pasado jueves. Entre los muertos hay sobretodo pacientes neonatales, ancianos y adolescentes que no pudieron ser atendidos en las emergencias. Al momento de escribir este ... más »

ERNESTO GARCÍA MAC GREGOR, CUERDA DE INÚTILES

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
Con el grotesco incidente nunca visto en otra parte del mundo, en el cual, todo un país quede sin electricidad durante casi una semana por negligencia, se confirma definitivamente la incapacidad total de la dictadura. En cualquier país civilizado el gobernante dimite voluntariamente ante tal bochornoso despliegue de ineptitud. El continuismo sería un acto de sadismo por parte de los inútiles dirigentes y de masoquismo por parte de un pueblo noble y sano a quien se le colmó la paciencia. Para los que se encuentran fuera de Venezuela, para los que no vivieron en carne propia la trag... más »

BERNARD HORANDE, ¿QUIÉN SERÁ EL ÚLTIMO QUE APAGUE LA LUZ?

EL REPUBLICANO LIBERAL en EL REPUBLICANO LIBERAL II - Hace 1 hora
*¿Qué causó el megapagón?* ¿La ineficiencia de quienes quedaron manejando el sistema eléctrico? ¿La falta de mantenimiento que es característica principal de este régimen? ¿Un incendio? ¿La corrupción de miles de millones de dólares? ¿La iguana? ¿El fantasioso sabotaje? ¿Un macabro plan orquestado por el castrismo cubano? *¿O todos los anteriores?* Hoy Venezuela es ejemplo en el mundo. Ejemplo de lo que no hay que hacer con un país. Nuestro caso ya debe estar entrando velozmente en los libros de textos de colegios y universidades. El perfecto manual para llevar a la quiebra un paí... más »

GINA MONTANER, JUAN GUAIDÓ ES EL ROSTRO DE LA ESPERANZA PERO ÉL SOLO NO PUEDE GENERAR EL CAMBIO


La llegada el pasado lunes 4 de marzo del presidente interino de Venezuela Juan Guaidó al Aeropuerto Internacional de Maiquetía estuvo cargada de emoción.

Después de días llenos de incertidumbre en los que muchos debatían de qué modo el líder de la oposición lograría regresar a su país, sencillamente lo hizo tal y como algunos habían apuntado: pasando por la aduana como el resto de los pasajeros que arribaron del extranjero en un vuelo comercial. El propio agente que lo recibió, según relató Guaidó, le dio la bienvenida con una sonrisa.

Para la historia quedan las imágenes de esa llegada triunfal tras el frustrante episodio del intento de ingresar en territorio venezolano la ayuda humanitaria que el gobernante Nicolás Maduro prefiere quemar o deshacerse de ella antes que entregársela a una población que vive sumida en la miseria y sufriendo apagones masivos.

Rodeado de una multitud entregada, Guaidó pronunció un discurso claro y sin las estridencias propias del chavismo, lamentable estilo que impuso Hugo Chávez y que imita Maduro.

Juan Guaidó pertenece a una nueva generación que se aparta del modelo histriónico de la tradicional clase política del país. Su mensaje es transparente y no oculta en ningún momento que la lucha por salir del sistema fallido que instauró Chávez es difícil y cuesta arriba.

Es cierto que cuenta con un amplio respaldo internacional y que, como indica una reciente encuesta de Datanálisis, si hoy se celebraran unas elecciones limpias, le ganaría con amplia ventaja a Maduro. Un dato que no debe sorprender, pues la mayoría de los venezolanos está hastiada de una grave crisis social y económica que los ha llevado al abismo.

Sin duda Guaidó representa el cambio y detrás de la fuerza que lo acompaña como una suerte de Luke Skywalker combatiendo el Imperio del Mal, se encuentra el andamiaje de un bloque opositor que, dejando atrás las divisiones, arropan a este dirigente de Voluntad Popular, cuyo líder, Leopoldo López, continúa silenciado bajo arresto domiciliario.

Tanto López como María Corina Machado, Henrique Capriles y otras tantas figuras que llevan dos décadas buscando la manera de desarmar un régimen autoritario hoy se unen en aupar a este joven político del que apenas sabíamos nada hace unos meses, antes de que fuera elegido presidente de la Asamblea Nacional y tomara la antorcha de la resistencia.

Guaidó no está solo y cada uno de sus movimientos (los acertados y también los traspiés) están guiados en conjunto por una oposición que en esta ocasión hila muy fino la estrategia del acoso y derribo del chavismo.

En la delicada labor de desmontar para facilitar la transición está todo el entramado del apoyo internacional que se cocina principalmente en Washington y produce las alianzas que se vieron en Maiquetía, con la presencia de los embajadores, entre otros, de España, Francia, y Alemania, dispuestos a validar al presidente interino frente al “usurpador”. No en balde el dirigente chavista Jorge Arreaza no tardó en nombrar persona non grata al diplomático alemán.

Es evidente que Maduro y su entorno están más débiles que nunca, cercados por las crecientes sanciones, el repudio internacional, las movilizaciones callejeras y el contraste tan dramático entre la imagen de Guaidó —un demócrata con talla de estadista— y Maduro, un caudillo tropical que baila salsa en la tribuna mientras la gente hurga en los basureros en busca de comida. Sin embargo, como suele suceder con los autócratas, el actual gobernante se aferra al poder y apura la maquinaria que sostiene el enriquecimiento del generalato que hasta ahora lo secunda.

Por otro lado, tal y como ha señalado el economista Luis Vicente León, al frente de Datanálisis, el regreso de Guaidó sin mayores contratiempos a pesar de las amenazas que pesaban sobre él, indica que podría haber contacto entre el gobierno, la oposición y hasta intermediarios internacionales para encontrar salida a la crisis. Nada de lo que ocurrió el pasado lunes fue producto del azar o de un acto misericordioso con la oposición.

El presidente interino insiste en que el camino a seguir es pedregoso y la distancia por recorrer no es una carrera de pocos metros.

Al cabo de 20 años muchos en Venezuela y también en la diáspora no ocultan su impaciencia, pero sería festinado colocar sobre los hombros de un solo hombre el monumental peso que conlleva generar el cambio.

Hoy por hoy Juan Guaidó es el rostro de la esperanza. Se lo está ganando a pulso.

Gina Montaner
@ginamontaner.

ORLANDO VIERA-BLANCO, EL REGRESO ÉPICO DE GUAIDÓ


Volvió…Contra todo pronóstico el Presidente interino Juan Guaidó Márquez regresó al país desafiando todas las amenazas del ex gobierno del Sr. Maduro y sus cooperantes. Sin duda el arrojo y valentía que significó esta épica marcará la diferencia para lograr los objetivos propuestos y el cese de la usurpación. Y ahora sin luz, sumidos en la tragedia de energía, el desenlace será antes…


El impacto de la coalición internacional

En las últimas semanas hemos cumplido un nuevo periplo entre América, Europa y Canadá. En Madrid y Barcelona estuvimos en algunas actividades y citas diplomáticas. Marchamos en diferentes concentraciones de ayuda humanitaria. No sólo el entusiasmo ha retornado a la diáspora sino pudimos testimoniar como al mundo democrático no le queda la menor duda que el legítimo Presidente de Venezuela es Juan Guaidó, tanto por un entendimiento y acatamiento de orden constitucional como por ser quien representa la dignidad y decencia de un país.

España atrapada en su propio laberinto entre izquierdas y derechas, y una diatriba política muy pobre, no fue la excepción de la regla. Ninguna simpatía le sobrevive al Sr. Maduro. La debacle de Podemos tiene su origen en el separatismo irascible de Cataluña, y en la opacidad que se desprende de su pútrida alianza Chavista-Madurista (a la que ahora busca desmarcarse tardíamente). La solidaridad con Guaidó y la causa de restitución democrática en Venezuela va desde el propio Presidente Pedro Sánchez y Casa Real pasando por el PP, Ciudadanos y partidos minoritarios hasta llegar a VOX y Podemos. El mundo gira en esa misma dirección. No muy bien le ha ido a la Sra. Franca Mogherini-Alta Representante de la Unión Europea-jugando a darle tiempo al tiempo cuando Venezuela languidece sin luz y agua.

Desde Washington los tonos altos de la Secretaría de Estado y de los más elevados funcionarios y actores de la política norteamericana han apelado abiertamente a las más conspicuas posibilidades. Sin duda citar la doctrina Monroe [América para los americanos], o advertir sobre serias reacciones en caso de afectar la integridad de Juan Guaidó, no significa otra cosa en diplomacia que lo hecho por Monroe y otros como Kissinger, Condoleezza Rice o Albright en su momento: intervenir preventiva o ejecutivamente en aras de proteger los intereses norteamericanos y hemisféricos. Con esta camisa de fuerza es muy difícil que se desaten las locuras sin enfrentar respuestas.

Canadá: Diplomacia e inversión
Hemos participado en la Conferencia PDAC [Prospectors and Developers Associaton of Cánada] con los inversionistas en el área de minería más importantes del mundo. Chile, Perú, Colombia y Brasil lideran la captación de esos inversionistas en LATAM. Igual Colombia. Me complace comentar que Venezuela vuelve a estar en la mira de estos inversionistas por el potencial mineral, acuífero y energético que siempre hemos tenido. Aprendimos que la devastación amazónica proviene de la minería ilegal y depredadora apadrinada por el ex gobierno garimpeiro de Maduro, y también conocimos que fue en manos de las más serias e importantes corporaciones y consorcios Canadienses, americanos y venezolanos como se llevaba realmente una exploración y explotación adecuada de la minería, esto es, respetando la normativa de protección y restitución ambiental. Todo Chavez y Maduro lo lanzaron por al cesto de la basura. Y ahí están la decisiones de la CIADI. Hoy el proyecto Hidroeléctrico más importante de Latinoamérica, Caroní Alto y Bajo (Guri), quedó hecho chatarra por la negligencia de un mando depredador. Y Venezuela a oscuras entre la vida y la muerte.

El interés renovado por invertir en Venezuela combina con los avances diplomáticos exhibidos por el gobierno de Canadá. No sólo han sido suspendidas las deportaciones de los venezolanos en Canadá a Venezuela y han suspendido relaciones comerciales con el ex gobierno de Caracas, sino que se está trabajando firmemente en darle solución a los problemas migratorios y de ayuda humanitaria. También nos han ratificado como Embajador. Canadá igualmente alertó al ex gobierno de Maduro de las serias consecuencias que podría suponer poner a riesgo la integridad del Presidente Interino Venezolano. A la par de tener una fuerte intervención en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con Alemania nos confirmaron abogar por el cese de la usurpación y el proceso de restitución republicana de nuestro país.

Dos grandes conclusiones: 1.- Juan Guaidó Márquez no puede ser amenazado, agredido o privado de libertad sin que ello suponga una reacción a ritmo de desalojo por parte de la Comunidad Internacional. 2.- La Comunidad Internacional no sólo espera restituir la libertad y la democracia en Venezuela sino quiere participar del boom de recuperación que se avecina en nuestro país.

Despido esta nota haciéndome eco de la tragedia que vive el país a oscuras. De la perdida de vidas de niños y pacientes por la irresponsabilidad de un ex gobierno indolente. Al escribir reproduzco la intención de Guaidó de decretar el Decreto de Alarma. Vienen tiempos de auxilio internacional. Es parte del proceso. Los catástrofe social se teme y cataliza. El régimen se desploma. Es inevitable… Guaidó regresó para no marchar hasta el cese del usurpador, el fin de esta negra era y la restitución de la libertad.

Orlando Viera-Blanco
@ovierablanco

JOSÉ RAFAEL AVENDAÑO TIMAURY, F.F.A.A.N.N


     Aproveché las ya casi desaparecidas festividades carnestolendas para releer con fruición la serie completa de “Militares en Democracia”, publicada en 2002 por la Fundación Konrad Adenauer de Venezuela. Deseo referirme, en lo particular, a lo planteado por el Coronel Bischof, miembro de la Reserva del ejército alemán. Se trata de la concepción de “Conducción de la Bundeswer” (Fuerza Armada Alemana) bajo el sugestivo título de “Conducción Interna* en Venezuela”. (Tomo 5, marzo de 2002).

     Señala el autor que la actual constitución más liberal de la historia alemana establece dos principios esenciales que la acuñan y que denomina como: “principio estructural y principio ético”. Sustenta la división de poderes como premisa fundamental y hace énfasis en que estos deben estar genuinamente separados. Habla de la .importancia de “suministrar una protección ante el eventual abuso de poder por parte del Estado, sobre todo a las personas que se encuentran en una relación particular de servicio al Estado (por ejemplo, soldados, policías). Estas directrices estructurales también reflejan el principio ético que rige nuestra constitución. Nuestra concepción desea hacer comprensible y claro el sentido de la misión militar y transmite al soldado el hecho de que protege activamente los derechos y las obligaciones que a la vez disfruta. Como defensor nato del Estado, el soldado es  el ejemplo y la imagen modelo del demócrata proactivo; presto a servir el soldado es corresponsable de la protección de los derechos humanos y sabe, que no existe la dignidad humana sin libertad”…  “Las diferencias existentes entre las relaciones internas de las Fuerzas Armadas y el entorno civil deben reducirse a la medida necesaria para el cumplimiento de la misión, y deben hacerse comprensibles”. (Ibídem).

     En Venezuela la perversa distorsión del rol del componente militar es apabullante y se aleja, cada día más, de los preceptos constitucionales establecidos. Por ello se hace necesario insistir que nuestro componente militar está configurado bajo los preceptos inequívocos de dignidad y del Estado de derecho. Por ello es necesario que el Ordenamiento Interno de las Fuerzas Armadas esté debidamente ajustado, sin restricciones de ninguna naturaleza, a las previsiones establecidas en el Capítulo III, (referido a la Fuerza Armada Nacional) de nuestra Carta Magna. El cabal acatamiento de estos principios constitucionales por parte de la misión castrense requiere de soldados capaces y dispuestos a cumplirla.

     Sabemos que el ejército está estructurado de manera jerárquica. Por su parte, la sociedad –la ciudadanía y la población- hacen gala de ser pluralistas. La formación de voluntades funciona de arriba hacia abajo. En el régimen republicano funciona, a su vez, de abajo hacia arriba. La Fuerza Armada constituye el símbolo de la concentración del poder. Por lo contrario, una sociedad democrática se nutre del debido e irrenunciable control del poder. Los aspectos contradictorios descritos constituyen per se una preponderancia absoluta. Sin embargo, la Fuerza Armada, debe estar siempre sometida a los preceptos establecidos en la CN. Los que conforman de manera global al Estado. Este es el rol que la ciudadanía desea y quiere ver cumplida por parte de sus Fuerzas Armadas. De la oficialidad se espera que comprenda, reconozca, acate y respete los valores republicanos que determinan su servicio y actuación. “…El oficial según nuestra concepción, sin embargo, siempre debe tener presente que su poder y su facultad de emitir órdenes vinculantes están acopladas a un sistema jurídico democrático y que tales competencias no le proveen de una respuesta de obediencia incondicional ni absoluta por parte de terceros. Al emitir órdenes, está vinculado al derecho y a la ley... El oficial, por todo ello, debe poder soportar, conjuntamente con sus soldados, las cargas exigidas y, sobre todo, mostrar presencia y liderazgo en los momentos en que la situación se torna difícil, exigente, crítica... (Ibidem).

     El estamento militar debe estar claro de que tienen límites en el campo de los principios fundamentales. ¡Siempre inalienables! Tales como el control parlamentario, el respeto a los derechos humanos, la formación política y doctrinaria acorde con los preceptos constitucionales desarrollados por una auténtica doctrina militar coherente vinculada indisolublemente a la democracia. Les están vedados trasgredir los límites establecidos en el régimen de órdenes y de obediencia. Todos hilvanados y concatenados con el ordenamiento jurídico nacional (También en el ámbito internacional). Ya el vetusto concepto de “acatar órdenes superiores” a todo evento es obsoleto e inaplicable.
      En los últimos años, nuestras  Fuerzas Armadas han experimentado cambios de roles y disciplina muy marcados. Negativos desde todo punto de vista. Al asumir tareas sobrevenidas que no les son consustanciales a su espíritu, propósito y razón. Por ello la concepción de la llamada “Conducción Interna”, (Entendida ésta en los aspectos anteriormente descritos) signada a nuestro aparato castrense ha afectado de manera inequívoca el rol fundamental acreditado y asentado diáfanamente por la Constitución Nacional. Enmendar estos errores es tarea esencial a brevísimo plazo.

     Se hace necesario replantear nuevamente todo lo concerniente al liderazgo militar. A las situaciones éticas de límite en el despliegue operacional. Trato a los representantes de los medios de comunicación. La cabal concientización de los objetivos políticos y geopolíticos diseñados por el Estado. El cabal conocimiento de los trasfondos recurrentes de los conflictos sobrevenidos. Consciencia jurídica…

     El ejército alemán tuvo la innegable virtud de “autocomponerse” (con aporte ductor del Estado) en 1918 y en 1945. De igual modo se integró armónicamente (en la llamada “década de los ochenta”) a nivel nacional a raíz de la caída del Muro de Berlín… El Coronel Bischof concluye su interesante disertación con una máxima aleccionadora: “El ciudadano en uniforme es: 1 una persona (lidad) libre. 2 actúa como ciudadano consciente de sus responsabilidades, 3 se mantiene presto a servir a la misión”.

     La integración de las Fuerzas Armadas dentro del Estado venezolano está suficientemente establecida por la constitución. Las interpretaciones torticeras emanadas en los últimos años por parte de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia no corresponden ni son producto de un auténtico análisis jurídico y constitucional serio. Por lo contrario, responde a una interpretación sui géneris; revestida de consideraciones “meta jurídicas”. Producto de simple, bochornosa y ventajista parcialidad partidista ejercida por tinterillos de oficio en su desbocado afán de congraciarse, por obsecuentes, con Maduro y su Combo. Estas sentencias también deben ser objeto de rectificaciones. La misión de defensa (interna o externa) asignada a las Fuerzas Armadas por la Constitución es diáfana. En anterior artículo señalé que la propia FAN puede ejercitar una sana “autocomposición” tendente a rectificar todos los errores cometidos. La mayoría de ellos provenientes de las erróneas interpretaciones ilegítimas asumidas por el TSJ. Son, por consecuencia, ilegales. ¡Nulas de nulidad absoluta!

     Una Fuerza Armada que no proteja a su población, sino que la domine e incluso reprima, pierde su contacto con ella y se sitúa en una posición beligerante en contra de la población en general y de su sociedad. Invirtiendo y distorsionando ex profeso sus funciones y atribuciones principales. Sea propicia la oportunidad para señalar y ratificar y recordar que cualesquier militar que cometa un delito tipificado por el Código Penal, se debe enfrentar –sin duda alguna- con el Tribunal Penal Ordinario competente. De manera paralela podría serle impuesta al infractor medidas disciplinarias aleatorias. Es hora de abordar, sin complejo alguno, todo lo concerniente a la jurisdicción militar en sus justos términos. No hacerlo pudiere ser interpretado como cohonestar un privilegio ilegal de las Fuerzas Armadas contradictorio con el auténtico espíritu de igualdad republicano.

     Pudiéramos resumir entonces que las Fuerzas Armadas están integradas y ajustadas dentro del orden democrático, jurídico (auténticamente republicano) que conforma al Estado.  Cuando la ciudadanía y la población  en general tienen la plena convicción y seguridad de que sus Fuerzas Armadas están allí para su defensa y la de sus derechos; y no (por todos los casos extremos conocidos) para actuar en su contra. Los venezolanos podemos tener esta plena seguridad si nuestras Fuerzas Armadas están bajo el mando centrado y absolutamente limitado por los parámetros legales debidamente ejercidos por un gobierno constitucional elegido por el pueblo y respetuoso de la división de poderes. Sólo si a través de los efectivos e irrenunciables controles parlamentarios que abarquen la vida global del estamento es transparente. Solo si los derechos de los ciudadanos y de los miembros de las Fuerzas Armadas -de manera concomitante- están limitados según lo requiera y así lo estipulen las normas constitucionales y legales pertinentes. Y si, por último, las Fuerzas Armadas no posean ni detenten -ad hoc- una  falaz perspectiva de absurdos privilegios pretorianos. Privilegios contradictorios e irreconciables dentro del orden jurídico general. Por todo ello, sería un contrasentido intentar convertirla en una “casta” de baja ralea; con “patente de corso”, para cometer y propiciar todo tipo de indignidades, desafueros y delitos dentro del Estado.

José Rafael Avendaño Timaury
Cheye36@outlook.com 
@CheyeJR

OSCAR ARNAL, DESGOBIERNO SIN LUCES


Las últimas horas han sido duras. Entre las consecuencias del apagón está la incomunicación nacional e internacional. Estuvimos gran parte del tiempo sin teléfono e internet y además sin agua. En tres días de falla, cinco veces ha vuelto y se ha ido la luz. Las noticias sobre niños y ancianos fallecidos y las carencias hospitalarias nos llenan de dolor. Se nos informa que decenas de personas han fallecido desde el pasado jueves. Entre los muertos hay sobretodo pacientes neonatales, ancianos y adolescentes que no pudieron ser atendidos en las emergencias. Al momento de escribir este artículo, varios estados como Zulia, Lara y regiones de los Andes y Oriente continúan presentando problemas. El portal siglo XXI informó que en Monagas murieron 19 recién nacidos y otras 15 personas expiraron por falta de diálisis. En Caracas reportaron que plantas eléctricas no funcionaron por falta de combustible. En las minas de Baruta, San Martín, la Florida, Santa Cruz del Este, en Maracaibo y Anzoátegui se informó sobre intentos de saqueos. La tripulación de Air Europa sufrió un intento de atraco y a periodistas como la de El País de España le robaron su cámara. Se acusa a colectivos, haciendo de las suyas.

Es lamentable que el desgobierno no tenga un plan para las contingencias y las situaciones imprevistas. Es la improvisación permanente.

En los mercados populares reinó la preocupación por el estado de los quesos, el pescado, la carne y el pollo, que necesitan refrigeración. La mayoría ni siquiera abrió. El poco efectivo que se tiene y la imposibilidad de conexión de los puntos de ventas hacen inviable los pagos. Ni hablar del caos del transporte.

El desgobierno sin presentar pruebas acusó una vez más al imperialismo de ser el responsable de la debacle y de haber inflingido ciberataques reiterados. Expertos atribuyen la crisis a falta de mantenimiento y a que se robaron millones de dólares comprando plantas inoperativas. Más del 50% del sistema instalado está inactivo. De la misma manera es absurdo que más del 70% del sistema eléctrico dependa del Gurí.

Tenemos 20 años perdidos en materia de generación eléctrica. La República Civil democrática dejó obras y un superávit que ahora han revertido de manera lamentable. Se le fue la luz a un desgobierno sin luces.

Oscar Arnal
@OscarArnal

ERNESTO GARCÍA MAC GREGOR, CUERDA DE INÚTILES


Con el grotesco incidente nunca visto en otra parte del mundo, en el cual, todo un país quede sin electricidad durante casi una semana por negligencia, se confirma definitivamente la incapacidad total de la dictadura. En cualquier país civilizado el gobernante dimite voluntariamente ante tal bochornoso despliegue de ineptitud. El continuismo sería un acto de sadismo por parte de los inútiles dirigentes y de masoquismo por parte de un pueblo noble y sano a quien se le colmó la paciencia.

Para los que se encuentran fuera de Venezuela, para los que no vivieron en carne propia la tragedia, no es fácil imaginarse este apocalipsis. No se trata del rutinario apagón que ocurre hasta ocho veces por día y que quema artefactos eléctricos. Ni tampoco de los famosos racionamientos diarios de fluido eléctrico que duran 4 a 6 horas sin horario anunciado. Esto es otra cosa. Es peor que una guerra, porque las indolentes autoridades ni siquiera se preocuparon por informar lo que estaba ocurriendo, salvo la estupidez del sabotaje.

Sin electricidad, sin luz, sin CANTV, sin Internet, sin Movilnet, sin recarga para laptop y celulares cuyas plataformas no estén caídas. Sin medios de comunicación en noches donde el tedio abruma, ni siquiera se consigue hielo en toda la ciudad. Sin protección eléctrica en los hogares y establecimientos comerciales, sin gasolina (aparte de la escasez normal, las bombas no funcionan). Como no hay bancos ni efectivo circulante, los pocos locales comerciales con punto de pago se atiborran de kilométricas colas.

La falta de agua nos ha hecho antihigiénicos, nauseabundos y hasta trasmisores de enfermedades. La comida se pudre y la que se compra probablemente ya esté en período de descomposición. Edificios con personas, pacientes y ancianos atrapados en sus pisos altos. Además estamos aislados del mundo, con fronteras cerradas por caprichos de niño malcriado.

A esta paralización total del país el tirano agrega el asueto populista. Quien se enferme de gravedad en estos días se muere. Las clínicas privadas tienen sistemas de emergencia, que son precisamente eso, de contingencia para unas horas pero no para días, aparte de que no todos los sistemas sofisticados funcionan con plantas de emergencia. O renuncia o que lo renuncian. Que oiga quien tiene oídos…

Ernesto García Mac Gregor
@GarciaMacGregor 

BERNARD HORANDE, ¿QUIÉN SERÁ EL ÚLTIMO QUE APAGUE LA LUZ?


¿Qué causó el megapagón?

¿La ineficiencia de quienes quedaron manejando el sistema eléctrico? ¿La falta de mantenimiento que es característica principal de este régimen? ¿Un incendio? ¿La corrupción de miles de millones de dólares? ¿La iguana? ¿El fantasioso sabotaje? ¿Un macabro plan orquestado por el castrismo cubano?

¿O todos los anteriores?

Hoy Venezuela es ejemplo en el mundo. Ejemplo de lo que no hay que hacer con un país. Nuestro caso ya debe estar entrando velozmente en los libros de textos de colegios y universidades.

El perfecto manual para llevar a la quiebra un país inmensamente rico en todos los sentidos.

Probablemente pase algún tiempo hasta que tengamos “la” explicación sobre lo ocurrido con el megapagón. La verdad.

Pero por lo pronto los venezolanos vivimos una de las peores calamidades que sociedad alguna en el mundo moderno podía experimentar.

Los autores de esta catástrofe difícilmente saldrán ilesos. Es cuestión de tiempo. Estos criminales, hoy todavía en el poder, serán (mal)recordados por décadas. Ya han pasado a ocupar parte de las páginas más oscuras de la historia venezolana. Deben recibir un castigo ejemplar.

Mientras tanto, el restablecimiento completo del servició eléctrico en Venezuela es altamente improbable a corto plazo. De eso debemos estar ya alertados. Por supuesto, con el régimen asesino en el poder, menos.

Los venezolanos estamos aguantando una de las más difíciles pruebas que pueblo alguno pueda sufrir en el mundo moderno. Quisiera uno pensar que es el preludio a la solución definitiva. Ojalá.

Una pregunta que está en el tapete es: ¿podemos salir solos de este malandraje enquistado en el poder? La respuesta cada vez más clara es: no.

La otra pregunta es: ¿cuánto tiempo podremos aguantar hasta que se produzca una solución favorable…. o hasta sucumbir? Respuesta: poco tiempo. Cada vez menos.

El pleno apoyo al presidente interino Juan Guaidó sigue adelante. Su predicamento, sus acciones y su comportamiento hacen que el voto de confianza continúe. La hoja de ruta de los tres pasos también está vigente.

Pero justamente por ello se hace imprescindible que no se retrasen acciones que ya parecen absolutamente necesarias.

Una, la invocación del artículo 187, numeral 11 de la Constitución venezolana : “Corresponde a la Asamblea Nacional…. Autorizar el empleo de misiones militares venezolanas en el exterior o extranjeras en el país”.

A buen entendedor, pocas palabras.

¿Significa que invocarlo puede crear expectativas ante la población? Probablemente sí. ¿Es una solución milagrosa? No. Pero si coincidimos en que solos los venezolanos no podemos salir de este desastre, pues es necesario buscar ayuda.

¿Dónde? Afuera. Porque va siendo cada vez más claro que con la de adentro no podemos contar. Al menos hasta ahora ha sido así.

Estemos claros: si usted desea algo, lo pide. Porque si no lo pide será difícil que por arte de magia le llegue.

La otra acción claramente se refiere a la Responsabilidad de Proteger (R2P o RtoP). Un compromiso apoyado por todos los Estados miembros de las Naciones Unidas conducente a prevenir el genocidio, crímenes de guerra, limpiezas étnicas y crímenes de lesa humanidad.

Es decir: lo que está pasando en Venezuela hoy mismo.

En este caso, le corresponde a la ONU, y a su Consejo de Seguridad en específico, involucrarse debidamente y de cabeza en el caso venezolano.

Ya sabemos que allí hay países con derecho a veto. Pero adelantar ya el tema allana caminos, define posiciones y cubre instancias necesarias.

Lo cierto es que nos corresponde a nosotros, y al Presidente Guaidó como el representante y vocero que es y que reconocemos, adelantar estas peticiones. Solicitar estas ayudas. Ya.

Antes que logren apagarnos la luz.

Bernard Horande
@BHorande